Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 500, tiempo total: 0.036 segundos rss2

La Soledad

La soledad naufraga en su oleaje taciturno
cuando la embarcación ignora la placidez innata
que como cargamento de tono nada iracundo
lleva oronda, como la leche toda su nata.

Ella, siendo nada egoísta,
en cualquier momento sin tono ni voz
como gran patriarca nos regala su visita
y ya es cosa nuestra, si bien la aceptamos… o no.

Yo te digo, aprende a conocerla,
aunque su nombre no lo dice, ella compañía te hace,
y veras que entonces, querrás envolverla
porque si esto es, entonces el bien te nace.

Ella te enseña a meditar,
suceso gran que debes agradecer,
porque con el consigues encontrar
la forma aquella de mirar el reverdecer.

La soledad es aquella compañía
que para algunos incomprensible se torna
ya que de ella, lo que acepta es la melancolía
sin ver las virtudes que a esta adornan.

Gran descubrimiento hacemos de este inmenso favor
que nos hace aquel Infinito
al que nosotros llamamos Creador
cuando alcanzamos a verla como un don bendito.

Soledad, bendita toda ella,
que nos permite en su irónica compañía
develar sentimientos, como la noche descubriendo una estrella
que nos esconde su presencia durante el día.

Soledad, glorioso acontecimiento
que disfrutarlo todos debemos ya,
porque ella descubriendo nuestro tormento
nuestra vida de triste gozo arrollará.

En la turbulencia de tus apacibles aguas,
yo te digo: “Soledad inmensa, inmensa Soledad
que ante tu lluviosa presencia, me alejo de aquel paraguas,
porque tu orden es: Vuestros corazones arrebolad!

Rafa Puello
Barranquilla-Colombia.
leer más   
6
4comentarios 37 lecturas versoclasico karma: 82

Mi sentido Animal

Leona: para proteger de la amenaza a mis críos.

Oveja: humilde y obediente a la voz de mi señor.

Cabra montesa: para huir lejos a un recoveco de la gran montaña cuando
me rompan el corazón.


Camaleón: para pasar por desapercibida ante el peligro.

Osa: para darte un rico abrazo en el crudo invierno.

Petirojo: para cantarte una melodía en tu siesta del mediodía.

Gacela: para correr con agilidad cuando te vea cruzar el portal y con simpatía darte la bienvenida.

Delfín:para hacerte una fiesta de encanto cuando triste estés.

Murciélago: Mi radar en operación, para detectar a tiempo la calamidad. (ese me está fallando últimamente)

Hormiguita: pequeñita pero trabajadora para construir un hogar.

Colibrí: con ágil aleteo para llevarte buenas noticias.

Minino: para ronronearte cuando no puedas conciliar el sueño. (aunque este no le guste a Alejandro)

Caballito de Mar: Leal hasta siempre cuando mi amor verdadero llegue en un barquito por altamar.

Letizia Salceda,,,
leer más   
11
8comentarios 71 lecturas versolibre karma: 89

3 minutos

Tres minutos para llorar
tres minutos para sufrir
toda la vida para sentir
el infinito para soñar.

Tre minutos para cantar
tres minutos para escribir
tres minutos para existir
tres minutos para callar.

Tres minutos para aprender
a valorar el presente
y retener a la gente
que vale la pena querer.
leer más   
15
10comentarios 47 lecturas versolibre karma: 98

Cautivadora mujer

Quiero nacer de nuevo,
para poderte más tiempo conocer,
acercarme un poco a tu edad,
rejuvenecer.

Pero estaba dispuesto el cósmico encuentro,
así ha tenido que ser,
en un poema,
en la inicial mayúscula de la E.

Sé que tendría que luchar,
pelear por ti,
gallito bronco el primero,
acostumbrado a ganar.

Mas al puro paso de los años,
he aprendido algo más,
buscar la belleza,
océano por medio,
sondear otro continente,
en profundidad.

Esto me delata,
pero no lo voy a ocultar,
la poesía es bandera de fraternidad.

Cautivadora mujer,
no siempre un hombre acierta,
en su elección del ayer,
ni Cupido da a tiempo en la diana,
del alma gemela,
que debiera escoger.
leer más   
11
6comentarios 120 lecturas versolibre karma: 92

El cuento de la vida

Apenas tienen cinco años cuando se conocen. Es el primer día de colegio y sus madres los dejan en una clase llena de otros niños llamativos, pero menos. Menos niños no, menos llamativos los unos para los otros que como se atraían ellos entre sí.

Su historia empieza en una mesa verde llena de bolas de arcilla que, a diferencia de la plastilina, al quedarse seca se endurece, como la vida. Él moldea un unicornio, ella no sabe qué es. Él le explica que es un caballo mágico y ambos ríen ante aquella ocurrencia. Después da forma a un barco y le asegura que, cuando esté acabado, navegarán a bordo de él por el patio de recreo en los días de lluvia, y vivirán aventuras increíbles surcando lagos malditos, mares lejanos, el mundo entero. Ella sonríe con los ojos brillantes de ilusión.

Pasan los recreos siempre juntos, contándose historias imaginadas, cuentos recién inventados, fábulas en primera persona. Los demás niños los miran con recelo, observándolos a una distancia prudente, como si fuesen bichos raros que no conocieran. Aprenden a escribir juntos, a leer de la mano, a sumar y restar cantando... y cogen la costumbre de contarse el argumento de los libros en primera persona. Se disfrazan de los héroes de sus sueños, crecen dentro de sus mentiras, se abrazan de mentira, y se besan de mentira, como los novios de mentira.

Llega el último verano de colegio y ya no les quedan más septiembres. Se mienten, esta vez sin saberlo. Poco a poco, como planetas en distintas órbitas, se van distanciando irremediablemente. Siguen viéndose de manera casual por el barrio, pero cada vez conversan menos, se miran menos, se sonríen menos... hasta que el saludo se convierte casi en obligación.

Pasan los años de mentira y van conociendo a otros ellos. Llenan sus nuevas vidas de otras mentiras, aunque mucho menos cómplices, más mundanas, menos divertidas. Un día ella entra en una discoteca, ya decepcionada de esa nueva vida, y se lo encuentra. Entre tragos de alcohol recapacita: “de todos los que me han mentido, nadie me ha mentido como él”. Se acerca y le saluda. Al oído le confiesa que está en la discoteca porque el descapotable se le ha averiado, iba de camino a una cena con músicos, actores y gente del mundo de la moda. Él se ríe, se separa con los ojos brillantes, hace una pausa para mirarla. Se acerca a su oído y le miente. Así que ambos, mentidos de arriba abajo, salen a buscar al unicornio de arcilla, que con el tiempo ya está amaestrado, para que los lleve a la fiesta. Se besan y hacen el amor en un portal.

Siguen viéndose de vez en cuando para mentirse. Se mienten incluso sobre sus actuales parejas. Se van contando sus bodas programadas, los hijos que tendrán, sus viajes, sus mascotas... Poco a poco van dejándolo todo para mentirse con más frecuencia, hasta que ya casi se mienten en exclusiva. Y un día deciden irse a vivir juntos, para mentirse ya del todo. Es entonces cuando cada uno descubre todas las verdades del otro.

Salen por la mañana a trabajar a la ciudad, y vuelven corriendo por la tarde a mentirse en su reino recién conquistado, a lomos de su caballo mágico. Pero una noche ella se pone enferma, y acuden a un hospital muy falto de fantasía. Un doctor le diagnostica una enfermedad incurable, y le cuenta que apenas le quedan unas semanas de vida. Ella llora y maldice todas las verdades del mundo.

Él se quita los zapatos y se acurruca en la cama junto a ella, abrazándola con fuerza. Le aparta el pelo de la oreja para alimentarla de una última mentira. Le explica que ellos no existen, que son parte de un cuento, un relato nacido de la fantasía de un pensamiento. Le cuenta que son tan reales como los unicornios, y que al final del cuento no se muere, porque los cuentos no tienen final. Y le promete, sin más mentiras, esta vez ya de verdad, que puede estar segura de que vivirá para siempre en su recuerdo y su corazón.

Juanma
leer más   
11
10comentarios 198 lecturas relato karma: 90

Othar

El caballo ha aprendido,
A cabalgar sin temor.
Si esto es una carrera,
No seré el ganador,
Pero el darme por vencido
Tampoco es una opción.

Todo el pasto que alimenta
A aquellos que buscan mi mal,
Ahora esta empezando a arder
Como una hoguera de San Juan.
Se pudre bajo mis pies,
La hierba que se pudo salvar.

Sin ningún Atila que me monte,
Igualmente me siento Othar.
Mis cascos rompen el suelo,
Hacen al cielo temblar.
Desbocado, poseído ya sin freno
No me dejaré domar.
leer más   
9
2comentarios 60 lecturas versolibre karma: 91

¿Atrapado?

Pavadas en besos de hotel
un hombre que no mereció su parte
amores que no terminas de entender
lugares donde circula la sangre.

Mezcla de señales y volantazos
ahogados que no suelen manotear
aprenden a fuerza del desengaño
ganando y perdiendo la crueldad.

Peroratas del mundo carmesí
mirando con el ojo del diamante
astillas que dañan el cielo gris
ciudad de otros novatos amantes.
leer más   
7
sin comentarios 17 lecturas versoclasico karma: 84

Cielos Rotos

Vasto silencio.

Ya no hay cristal,
sus alas punzantes
desgarran mi mente
con risas que no entiendo, lejanas
que no existen en realidad.

Y hay tambores
que parpadean
al contacto con mis dedos.
Áspero escenario
y recuerdo entonces
por qué he despertado aquí.

Me has lanzado a la tierra
y ya ves, sobrevivo.
Hay un ave carbonizada
que sobrevuela las ruinas
y se alimenta del dolor descompuesto.
Me cubro.

Decido que puedo volar
y sé que hay lagos de luna
donde puedo danzar.
He aprendido a refugiarme
pero ya es hora de partir,
y empezar, y vivir.

Levito...
lentamente me elevo
para salir sigilosa
de esta coraza rudimentaria
que me he construido con cielos rotos.




Dee Dee Acosta
May.11/2018
leer más   
17
10comentarios 71 lecturas versolibre karma: 97

8 estrellas en peligro de extinción (2da Parte)

Lo importante en este pais es que los profesionales, técnicos y obreros lo logren;
es decir que, puedan lograr desarrollarse cada quién a su manera.
No haciendo rico al más rico, ni pobre al más pobre,
pero tampoco quitando oportunidades al que obtuvo una carrera.

Lo ideal entonces, es que cada quien tenga la misma oportunidad,
¡pero no como en el 2017!,
donde se había consolidado una imperdonable igualdad.
Y vez de obtener riquezas, las veíamos en forma decreciente.

Claro, ese es el objetivo del populismo;
hacernos todos iguales en pobreza,
y de paso, a obligarnos agradecer a un clientelismo
por darnos migajas para poner en nuestras mesas.

Y es que, una sociedad para ser desarrollada,
debe aprender a no dar las gracias cuando un gobierno la ayuda.
Pues ese, es su trabajo con políticas planificadas
para traer estabilidad a una nación sin emitir alguna duda.

¡Ojalá hayan entendido este mensaje!,
nosotros como sociedad debemos ser críticos y exigir más.
Pues el éxito ocurrirá al añadir complejidad a las demandas sociales,
y no conformarnos con techo y comida, eso lo debemos superar.

Verán, los países desarrollados no lo son por tener mucho dinero
o porqué tienen suficientes recursos naturales para la producción.
Estos lo son, por sus capacidades de exportar desde enero
hasta finales de año sus productos en buena dirección.

Es decir, se abren con lo que poseen al mercado internacional,
para que sus empresas compitan en el interior y exterior.
Logrando una producción óptima para el consumo nacional,
y generando altos ingresos constantes, como un país domador.

Por tal motivo, no sólo es el petróleo lo que debemos exportar,
es más, me atrevo a decir que ese recurso es nuestra maldición.
Pues generó una dependencia que no hemos podido solucionar
además que, es el culpable por el cual se acuda a la corrupción.

Enfoquémonos entonces en este siglo XXI;
existen otros recursos que tenemos en nuestro territorio físico.
Los cuales, nos darían altas ganancias en el cercano futuro
solo sí, empezamos a venderlos por el Océano Pacífico.

Tenemos corvina,
además de coltan,
uranio en un gran número de minas,
y los mejores productos agrícolas que se puedan encontrar.

Pero dirán: ¡no tenemos salida por el Pacífico!, y es la verdad;
por eso, Dios bendiga la diplomacia.
Debido a que cerquita de nosotros existe un canal
él cuál, podemos utilizar para venderle ahora a la gente de Asia.

El auge económico de los tigres asiáticos,
es una realidad en este siglo.
Vendámosle nuestros productos a esos nuevos actores mediáticos,
para quitarnos la dependencia de la venta del petróleo a los gringos.

Pero este plan requiere de inteligencia, astucia y dedicación
pues eso, mejoraría la situación económica de nuestro país.
¡Ah se me olvida, que para efectuarlo no debe existir corrupción!.
¡Qué lástima olviden todo, por eso este plan no será viable aquí!.

Por otro lado, ¿saben cuándo empezamos a amar la República?,
cuando hubo el éxodo masivo de habitantes de esta nación
hacia el país de al lado, buscando con desespero ayuda pública
además, de buscar a nuestras vidas una mejor solución.

Pero sólo en ese momento de angustia y dolor,
valoramos lo que una vez tuvimos y dañamos,
actuando con tanto libertinaje, y no teniendo amor
a un país que, nos dio todo y lo perdimos por actos crudos y amargos.

Tuvimos que esperar que otras naciones
nos trataran con xenofobia,
por no entender que con erróneas nociones
un país se destruye, y no se desarrolla.

Nociones de la vida y de la política que tuvimos, es que me refiero
pues decían: ¡actuemos sin ley!, a esto es que yo difiero.
Pues eso, trajo que esta nación fuera asesinada a balazos,
apoyando un clientelismo hasta que llegamos al fracaso.

¡Ojalá hayamos aprendido la lección!.
A no seguir con esa actitud que fue la que nos llevó a prisión.
Con prisión, me refiero a lo que se vive en el país con la crisis;
porque qué crisis tan horrible, sólo nos hace falta un ataque de ISIS.

Por ende, estos poemas se escribieron para que este país los leyera
y entre todos, pudiéramos reflexionar.
Saber que, como hemos venido actuando no es la mejor manera
pues al final, sólo hemos logrado decepcionar y hacer llorar.

¿Ó ustedes creen que nuestras madres no sufren
cuando ve partir a su cría
ya sea que, fuera asesinada por la inseguridad impune,
o cruzando la frontera buscando mejor vida?.

De verdad, es injusto que los jóvenes luchen por esta nación
pues cada acción, tiene una consecuencia y responsabilidad.
Y es qué, los que metieron la pata fueron de otra generación,
que trajeron y defendieron el populismo a cabalidad.

Pues no vamos a caernos a mentira,
hace dos décadas ustedes tomaron una decisión.
Los electores a finales de los 90', creyeron que por obra divina,
esas votaciones realizadas un diciembre nos traería solución.

Respeto la opinión de cada quien y la diversidad,
pero si en ese momento apoyaste, y ahora no estás de acuerdo
eres tu quien debe pagar,
luchando por tu error cometido, y no un joven fértil y cuerdo.

Saben muy bien a lo que me refiero,
pero ese es el problema de la población en este país.
Cometemos errores más grandes que el cielo,
y luego esperamos que otros me los resuelvan por mí.

Pero bueno... ¿ya que más se le va a hacer?,
Seremos nosotros los jóvenes quienes buscaremos una solución.
Te hablo a ti, joven dentro o fuera, y que aún no se deja someter
y él que para la década del 2020 debe cumplir con su misión.

La misión de mejorar esta nación;
de sacarla del atraso.
Por eso, estudia y fórmate en cualquier área que satisfaga tu razón,
porque tu deber es estar aquí, y solucionar nuestro futuro nefasto.

Pero no mediante guarimbas o violentos golpes de Estado.
Estamos en el siglo XXI
así que, utilicemos eso que tenemos al lado,
y hagamos uso de la tecnología, para no tener miedo alguno.

Vengamos con un proyecto de país bien pensado,
y con una ideología clara que lo acompañe;
pero nada retrógrado, como ciertas ideologías del siglo pasado,
sino llevando de la mano un desarrollo ilimitable.

Aprendamos de los errores, antes que la poca razón se pierda;
como creer que algunas coaliciones representan el mesianismo.
Razón tenía Hale: "La América Latina de derecha o izquierda,
termina creyendo en la corrupción, nepotismo y centralismo".

Por ejemplo, otro error cotidiano de mi sociedad,
es calarse una gran cola para ir a votar
y luego esperar que, el candidato que eligió
resuelva sus problemas por 4 o 6 años, para seguir con el vacilón.

¡Oh nación mía, sé que estas decepcionada,
por tener unos hijos tan mala conducta!;
pero tranquila, sé que algún día serás curada,
pues no pierdes la esperanza de que cambien de manera abrupta.

Sé que eso parece una misión imposible.
Pero quien quita que, después de esta crisis hayamos madurado;
que convirtamos ese conformismo en un acto invisible,
y empecemos a tener la conciencia ciudadana de nuestro lado.

Porque cuando yo imagino un país perfecto,
me refiero a que, en las cárceles no manden los pranes.
Sé que no puedo pedir que todos seamos honestos
pero tampoco es ver que, después de las colas se revendan los panes.

Y es que, eso es lo que tiene dañada esta sociedad,
creo que acabo de descubrir quién nos está llevando al abismo;
me refiero a los intermediarios que a todo le quieren ganar
un 1000% a los productos que obtuvieron debido al facilismo.

Lo malo es que, esos intermediarios comerciales
son así, porque alguien les dio el ejemplo.
Pues los primeros en realizar estas atrocidades
son los funcionarios políticos, ellos son los maestros.

Y quien no crea, investigue las "triangulaciones económicas".
Estas son acciones realizadas con una curiosa isla del caribe
en la cual, se cambiaban divisas por médicos de forma periódica,
y con ese dinero, la isla compraba productos de alto calibre.

Luego los productos se revendían nuevamente a nuestro Estado.
Así es estimados lectores, este país pagaba dos veces
por insumos que, pudimos adquirir más económicos y al contado;
pero no eran los planes de la corrupción, ni los que la obedecen.

Espero hayan entendido esa triste realidad,
por eso, no creamos lo que nos dicen los políticos generalmente.
Más bien, antes de apoyarlos pónganse a investigar;
bien dijo Humberto Eco: "En política no hay discurso inocente".

¿Quieren saber el mejor concepto del Poder en la ciencia?.
Aquél, que expresaría Thomas Hobbes a lo largo de su vida,
y es: "cautividad de entendimiento para lograr obediencia
allí, donde la obediencia es debida".

Y ese concepto del poder es el que nos han impregnado;
pues nos dominan desde nuestro subconsciente.
Ya sea con discursos, o dándonos algo cuando estamos necesitados,
es decir, a partir de ese momento dominan nuestras mentes.

Por eso, a veces nos comportamos como serpientes encantadas,
y nos arrastramos a un juego diabólico donde somos la carnada.
Tampoco quiere decir que, somos santos y nos dejamos alienar,
pues algo se busca obtener, ósea no tenemos fuerza de voluntad.

Eso se acabará el día que nuestra razón social
supere a nuestros intereses individuales.
¿Y eso cómo se podrá lograr?;
cuando seamos autosuficientes, y no creamos en falsedades.

Por eso antes de morir, yo debo ver como mi nación se despliega
hacia una democracia que no esté rota,
con una justicia que sea ciega,
y donde la motivación ciudadana por el desarrollo no se agota.

Si ya lo sé, hablo y hablo de desarrollo.
¿Pero a quién no la va a gustar,
vivir en este país sin depender tanto del petróleo,
y andar por las calles con cero inseguridad?.

Continuara...
leer más   
3
sin comentarios 26 lecturas versolibre karma: 38

Eras... tentación

Me atrapabas...
como hiedra que amarra y enreda el corazón.
Como seductor indiscreto y desatado,
asaltabas los montes de mis indecisiones,
conquistando mis quietudes.

Pude dejarme llevar por tierras ignotas.
Y sentirme invulnerable a la angustia de perderme.

Olvidar mi serena estabilidad,
mi centro seguro y palpable.
Jugarme en una mano la partida entera.

Apostarlo todo...
corazón, Alma y piel a cambio de nada.

Pero oculta y cubierta de musgo,
amilanada y recortada por recatos aprendidos,
ya no daba más de sí.

Cobardía que mide y sopesa,
que calcula y que frena.

Eras mi peligro, mi tentación.
Mi lobo en las noches de luna llena.
Indómito caballo de bellas crines,
que me lleva veloz
conquistando apasionadas locuras.

Y yo retuve las riendas.
Sin extensión posible
cerqué tu trote salvaje y te aparté de mí.

Ya no hay luna,
ni noche que arriesgar, ni montes que trepar.
Fuiste lo que quise que fueras,
tan sólo una sombra de lo que pudo ser.

Ahora... solo quedan recuerdos;
también reproches que no me perdono.

Y porque duele...
de mi memoria te tendré que arrancar.
16
16comentarios 95 lecturas versolibre karma: 95

Oda a la poesía

Sonríe en versos
cántame en rimas
aviéntate en soneto
Y grita de alegria

Vive conmigo poesía
siente mi alma en ti,
deja que llore en letras,
y no cuentes mi métrica.

Dale ritmo a mis versos,
revisa bien la cadencia,
Busca metáforas en ellas,
Y descubrirás mi lirismo.

A veces soy poesía maldita,
a veces una bucólica,
A veces sale haiku,
con el que te hago ver azul.

Otras soy más de onda,
pues trato de aprender oda,
El chiste es que escriba,
aunque Dario reviva,
al ver como la destrozo.

Creo que entre Neruda,
Juana Inés y Cervantes,
se han unido contra mi,
pues no me entra su arte.

En prosa te beso poesía,
en poema expresó mi locura,
Luego en tercetos encadenados,
y en décimas mal logrados.

Eres bella mi poesía,
pues tienes tantas manías,
que curan mis locuras,
y me haces luego,
que rompa esquema
En epigramas o
Caligramas
Mi fuerte es el alma
y lo que de ella emana

Y si pude plasmar
la manera que te amo
quizás me salga esta oda
Al que me gustó su forma,
Pues no le importa la rima
con tal que te diga
Que está poetisa te ama,
Y para ella eres su vida.

Las letras de mi alma.
leer más   
16
13comentarios 87 lecturas versolibre karma: 107

Sorpresa en San Valentín

María aparcaba el coche en frente del portal donde vivía con Juan, su marido. Por fin llegaba a casa después de ocho horas de duro trabajo. Subía en el ascensor y, al entrar en su hogar, se encontró con Juan en la cocina preparando la comida: unos canelones gratinados con queso, bacalao a la vizcaína y, de postre, una mousse de chocolate con fresas. Al verlo en la cocina, María se quedó con la boca abierta:

- Juan, ¿qué es esto? ¿tú cocinando? ¿quién te ha visto y quién te ve?
- Cariño, estoy haciendo la comida, ¿no lo ves? Te quería dar una sorpresa.-respondió Juan sonriendo.
- ¿Y quién te ha enseñado a cocinar si no agarrabas ni un plato?.-contestó María.
- Llevo unos meses haciendo un curso de cocina por Internet que me recomendó un amigo mío, Pedro, con el que tengo una gran amistad desde que éramos niños en el pueblo. -comentó Juan.
- ¿El que se había divorciado?
- Sí, el mismo. Le dejó la mujer porque era muy celosa y veía cosas donde no las había, por eso se divorciaron. Finalmente no tuvo otro remedio que aprender a cocinar. -le contaba Juan.
- Pero habrás cocinado ya en algún lugar, ¿no?
- Claro, en casa de Pedro. Me dio unas clases prácticas.
-¡Uy, Juan, qué alegría me has dado que estés aprendiendo a cocinar, menuda sorpresa! Ya sabes que tienes el colesterol y los triglicéridos altos, así que debes cuidarte para que no empeore tu salud, cielo.
- Veremos qué te puedo ir preparando.
- Bueno, poco a poco. No te preocupes. Te doy la libertad de hacer lo que quieras si no me quedas sin cocina.
- ¡Jajajajaja...! Tendré cuidado, mi amor.

María, al ver todo lo que había hecho Juan, le dio un beso y le dijo que le quería mucho. Juan le correspondió de la misma manera, recordándole que es la mujer de su vida y que ése era su regalo de San Valentín.



AUTORA: ALMAR.
Almudena del Río Martín.
DERECHOS RESERVADOS.
17/2/2018.
leer más   
4
sin comentarios 44 lecturas relato karma: 42

Me cansé

No pude decir adiós,
me dolía demasiado el corazón,
aunque lo que más me dolió
fue sentir su engaño.

Me cansé de ser
el que camina solo por la playa y se
que solo fui un juguete para su piel.
Me cansé también
de pasear su rostro en otro querer,
de caer cada día como si fuera ayer.

Quiero volver
a sentir el amor otra vez.
Quiero aprender
a no compararte con otra mujer,
a ser libre para querer.

Me cansé de ignorar
el reflejo de la luna en el mar,
de las aves su cantar,
de soñar con tu figura al despertar.

Quiero ser libre al fin
y volver a ser el que fui,
volver a tener ilusión
Y dar rienda suelta al corazón.
7
sin comentarios 36 lecturas versolibre karma: 79

Pequeño mensajero

Pequeño colibrí
que alegre bates tus alas al viento,
y a la ventana de mis días llegas,
rompiendo mi silencio ceniciento.
Traes color y aromas de romero;
hermoso colibrí
de mágicas plumas iridiscentes,
que mueves dibujando en un patrón
de infinitos deseos envolventes.
Mi alféizar iluminas,
y entrando directo en mis pensamientos
ya eres dueño de todos mis tormentos;
incumplidos deseos
devaluados en tristes gimoteos.
Mi pequeño adivino,
vuela con ellos hacia su destino.
Que si no he aprendido a decir "te quiero",
lo harás tú, mi adorado mensajero.
Y te entregaré el sueño;
tu victoria es mi empeño
que por mi cobardía en ti delego.
Dile por mí... "te quiero"




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/05/06/escribe-tu-relato-de-mayo-ii-la-periodist
21
27comentarios 130 lecturas versoclasico karma: 105

Poemas que matan

A oscuras en un día
en que los vientos azotaron
las lágrimas perdidas
por los besos olvidados,

a tientas, caminaba fría
por un fuego sofocado.
Reabriendo sus heridas...
reescribiendo su pasado.

Una simple poesía
rompería su cercado,
entraría en sus entrañas
destruyendo lo aprendido.

Como un mazo de patrañas
aplastando su sentido,
la empujó hasta las cañas,
las cruzó… y se tiró al río.
leer más   
11
6comentarios 72 lecturas versolibre karma: 104

Biografía

Suelo desprender mi alma de la cruel soledad que daña
suelo caminar sin miedo cuando todo está mal
suelo sonreír, aunque llore por dentro
aunque la tristeza quiera con mi vida acabar.

Soy fuerte y débil cuando es necesario,
soy ternura, fuego, a la hora de amar,
soy libre, de cadenas de hierro
que quieren atraparme en cárcel de maldad.

soy canción que se escucha cuando el alba empieza
soy paloma que vuela a encontrar libertad
pero de tu presencia siempre soy prisionera
y así quiero quedarme por la eternidad.

Soy amiga del viento, de la lluvia que llega
para regar el suelo donde el trigo se da,
soy amiga del cielo, el lucero y la estrella
del bosque donde el ave se esconde a trinar.

Amo las azucenas, las rosas y los versos
al anciano que historias no deja de contar
amo al niño que juega con su carrito viejo
y a la niña que llora cuando mamí no está.

Así soy yo, tengo mis sentimientos
intento dar a todos mi sincera amistad,
y quiero dar lo bueno que tengo en mi pecho
y quiero ver el mundo abrazando la paz.

He aprendido a perder cuando llega el momento
he formado un riachuelo con lágrimas de sal
he reído al saber que tengo privilegios
y en otras ocasiones he sabido ganar.
leer más   
13
12comentarios 75 lecturas versoclasico karma: 121

Juré...

entre los itsmos y el cielo
juré por Whitman y Poe,
todo el prisma de colores
aprender de su reflejo,
porqué los versos son blancos
como las aves de enero...
Migrando hacia el Rif azul
vi su fulgor de lucero
y encerrada en las canciones
para no perder el Sur
fui extraviando entre bemoles
este poema extranjero...
Rastreando cara norte
mi porción de cementerio
he hallado aún las palabras
para engalanar desiertos...
20
18comentarios 118 lecturas versolibre karma: 113

Lo prefiero a él

Lo prefiero a Él

Seguir los pasos de Cristo es lo más bello
Él nos acompaña y alumbra el camino
nos va enseñando que dicen sus preceptos
para saber cual es nuestro destino.

Somos sus niños y vamos aprendiendo
es una escuela mas no juego de niños
es su palabra que da el entendimiento
para alcanzar las promesas que nos hizo.

Es su palabra un bálsamo al pecho
y buen ungüento al cuerpo adolorido
es refrigerio al alma que en tormento
en esta tierra no ha encontrado alivio.

En ella esta su amor puro y eterno
cual en la tierra no hemos conocido
será mejor aferrarnos a su pecho
que perecer como errante peregrino.
leer más   
7
2comentarios 58 lecturas versolibre karma: 105

Prisas y más prisas

Que difícil es
contar la brisa
sobre gráficas de papel.

Prisas, prisas
y más prisas,
aceleras, stop,
al galope,
todos los días,
entre hojas sin estrofas,
subiendo y bajando
temperaturas
de difícil etiología.

Los aerosoles de exudados
han vaporizado mi cara.
Preparo hisopos
al ritmo marcado,
con los subes y bajas
de escaleras al galope
que montan los peldaños.

Sueño que estoy
en un baño galvanizado
de burbujas de ozono
en aguas sulfuradas.

He aprendido,
que las formas galénicas
están asociadas
a excipientes secretos,
que cuecen mafias.

No sé qué hacer,
con los principios activos,
con las nomenclaturas
y la atonía muscular,
Ay! Si me las como
me indigesto,
mejor las guardo
en el bolsillo con bozal,
o las amontono
con los glúcidos
y las grasas
y hacemos día festivo
de la obesidad.

Abro y cierro ,
en libro,
en abanico, en fuelle,
en fuelle y en pico.
Al final le estoy
cogiendo gustillo.

Angeles Torres
leer más   
15
16comentarios 104 lecturas versolibre karma: 124

El gran desván

Miles de frases
rotas por el tiempo
quedan ancladas en algún lugar
demasiado lejano para el recuerdo...
quedan flotando en las calles,
los semáforos,
las azoteas
esperando a que alguien repare en ellas
y puedan volver a ser
en sus momentos de realidad.

Miles de frases,
de suspiros y pensamientos
que partieron en dos la banalidad
para decorar un momento especial de juventud...

Miles de ideas
vestidas con hermosos colores
y excitantes perfumes
que creyeron cambiar el orden de las cosas
y dejaron sus huellas
en los posos del café
de aquellos rancios locales
en los que la luz era demasiado fría
y los besos demasiado calientes...

Y en un ir y venir
de frases aprendidas
y palabras malsonantes
se nos fue escapando el tiempo
y fuimos adentrándonos en un gran desván
que se estrechaba por momentos
a medida que nuestros pasos
se hacían más cortos...
un desván
en el que el único contacto con la vida
era una pequeña ventana
por la que solamente observábamos
imágenes de un pequeño paraíso
bañado de ficticia armonía
en el que ya nadie
sentía algo parecido al apego.
leer más   
15
9comentarios 85 lecturas versolibre karma: 106
« anterior1234525