Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 186, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Rosario Jade ( @marisa_bejar & @Transmisor_d_Sinestesias)

Ofrendo siete crisantemos
uno por pecado
latidos obscuros sellan las retinas
niebla espesa se respira
mientras corren entre los dedos
las cuentas lacrimales
de un rosario jade
las arenas de esta trampa
llegan al cuello
ahogan mil soles
deshojan mil tardes...

He perdido los esponsales del cielo.
Arrastro pasos aciagos y en lodo enmarañados.
Si oyes silabear al búho
es mi alma que brama acuartelada
en yelmo de sarna.
Esa mirada aguada
brocada en mal karma
sestea mi estancia.
¿Cómo zafarse del pictograma?

No hay escape...
El destino, ese pez del abismo
corta su espina el pecho
escama las retinas
vence al anzuelo de la suposición
no existe red
ni certeza...
Uno emerge
y muerde tus pies
rueda contigo
dentro de ese espasmo
ola en tu pecho
quiebra tu dorsal
come tus carnes...

Sí, el destino;
ese cordaje recalcitrante
oteador implacable
donde zancadillea mi paz exangüe.
Trampantojo de sueños
que desmadeja mi Ser
con hálito de hiel.
Estentóreas carcajadas fantasmales
descascarillaron el rosario de jade.
¿Mi llanto llega a algún serafín?

Inexorable...
Miguel y Gabriel aguardan...

Es la penitencia
quién ata a éste destierro temporal
Buscar ese templo interior
las aguas del edén
ese pacto sobre roca
arcoíris
ese santuario
donde los huesos no duelen
ni las astillas rompan capullo a luz de poro
ningún dolor hace llaga
donde uno no soporte
¡Que no tarden sus alas
y sus espadas No sean sordas a la súplica!

Oigo un resuello bajo mi cama
¡estereoscópico en drama!
Es un alma embreada
al infame duelo.

¡Desconexión!
Deambulo en una cueva
con tuétanos de ornamento.
El resuello guía mis pasos...
trastabilleo y caigo.
Lágrimas perlando mi vida,
la ciénaga es mi abadía.
El agua mugrienta me asfixia
y sólo veo calima.
Me destilo en ira,
forcejeo con la desidia
y emerjo.
¿Habito un nuevo reino?

Al salir del crisol
levita la sustancia
se precipitan sedimentos
La epidermis sobre la calma
en los glóbulos la melodía
Conexión interna
respiro la gardenia
halo solar mi pupila
¿El reino habita en mí?

Sí. ¿Ves la balaustrada argentada?
Allí se apoltrona la paz,
el viacrucis quedó atrás.

************************
Rosario Jade
Mesa Compartida
Marisa Béjar© &
Transmisor d Sinestesias©
leer más   
20
51comentarios 280 lecturas colaboracion karma: 112

Los puentes del camino...

Por caminos siderales de costas y asilos
penínsulas y colinas altas,
plazas de barrios, formas de endoso instruido
el mar de fondo suena los puentes del camino.

Con el impulso y la fuerza del joven Perseo
de guitarras cuerdas de metal cosido
la paloma viaja por la ruta del suicidio
donde Euclides asfixió el canto de un niño.

Hay ecos en el templo, el diezmo de Horus
pondré en la palestra todos los pecados
distraídos en orgías mentales y subversivas
veneno influido por el guardián
de las tumbas Anubis.

Caminos que nos impulsan al destino
por terrazas repletas de oro fino
por calles estériles y polvorientas
por espacios vacíos sin tiempo.

Por calendarios seniles y rotos
por insomnios que zumban en la mente
por todo eso y mucho más
atravieso los puentes del camino.

Y me retraigo en el perdón impúdico
en el hombre que se corrompe
y en la crisálida que teje su nido.

@rayperez
Enero 2016
Venezuela
leer más   
16
8comentarios 78 lecturas versolibre karma: 115

El tiempo

El tiempo juzga en un duelo que nunca duerme
inquietud,
la noche se sacude de la paz
roba la calma y el respiro.

Pareciera que pronto dejaré de respirar,
me despierto de súbito
nervioso,
jalando aire,desesperado.

Ahuyentando a la noche
para no morir de asfixia,
en un sueño que no se puede despertar,
ansiedad.

Historia de un mundo que lo tiene todo
que es perseguido por el miedo y sufrimiento
del propio rumor,
lasciva verborrea que escupe el odio de otro.

Quisieran que como una hoja seca
nunca cayera mi amor al suelo
nutriendo el abandono,
temerario de la saña de aquel que lo deja todo.

Risa burlona,
quieres humillarle,
que agache el rostro
buscando mi propio abandono.

Nunca dejaré que las grietas
sean una herida abierta,
con esfuerzo superé el frío de una madrugada
que quisiera llevarme con su eterno huir.

Tiempo,
el frío avanza con la madrugada,
la neblina baja muy astuta,
brillará con celo la luz y el sol.

El mute
09/09/2018.
21
12comentarios 138 lecturas versolibre karma: 117

Claro está (visionario)

Suelto de huesos
huyes
de cielos espejismos

suicidamente
regresas cerrojo el corazón
y esa traición que te contiene

claro está
a cierta distancia de tu sombra
te abandonas

olvidas el amanecer más dulce
debajo de un colchón viejo

y porque atrapas noches y ese miedo
por así decirlo

amaneces sin ti entre dos luces

antes de la seis

te asfixia
nudo
que evoca vidrios rotos del alma
y el óxido de tu carne

¡En el incendio de una multitud despertarás!
leer más   
10
1comentarios 56 lecturas versolibre karma: 108

Mi mariposa de colores...

Mi mariposa de colores
vuela,
gira,
atraviesa
y pinta
el bosque de amarillo intenso.
Raya las paredes con azul cielo
y traza de rojo el fuste acanalado
del más hermoso arco iris
susurro del viento.

Mi mariposa de colores
ya no revolotea
en su morada de algodón
lejos de casa,
más allá del asfixiante sol
arremete
contra los insondables abismos.

Mi mariposa de colores
ya no regresa
al retablo de los sueños;
Jardín de rosas
cortadas en invierno
y vegeta en sus alas
Almas gemelas
sutiles miniaturas.

Mi mariposa de colores
vaga en silencio absorto,
como errante perdida
camina por el mar del ignoto viajero
que zarpó de castilla la vieja
a surcar los océanos
y encontró en el nuevo mundo
el descanso eterno;
el más perfecto paisaje
contemplado por el señor de los trópicos: VENEZUELA


@rayperez
Septiembre 2018
Venezuela
leer más   
14
12comentarios 106 lecturas versolibre karma: 129

apilo...

apilo memòries
com qui fa mudances,
els dubtes com sempre
fent bony a les caixes...
la tapa de llenques
em deixa entreveure
estigmes i anhels
que han congriat
les paraules

reblerta la pell
de serrines corbades
tant llimar fent volves
i flocs d'encenalla!
quan algun record
romancer se m'encalla
es llavors l'asfixia
qui em canvia...
la cara
12
sin comentarios 57 lecturas catala karma: 106

Querubines de la vaguada

Somos querubines

distorsionando el amperio del excelso arte

de amarse,

socialmente adulterado

por arritmias y farsas cívicas

que asfixian la autoestima.



Querubines de la vaguada,

juntos alcanzamos laderas irisadas

donde queda embarrada

la agorera espera.



Querubines de la vaguada

viviendo en un reino sin cerbatanas.

Nirvana bajo las alas…

¡Esa concavidad abraza las almas!

Donde se extingue la herrumbre

y el pasado son bufonadas

escanciadas en la nada.



Yacemos en un vergel de satén,

reverencial piel: dintel de placer.

Saciamos la hambruna

en nuestras texturas,

desfalleciendo si no hay encuentro

y el susurro muere en el cortejo del averno.

Somos poleas de seda

deslizándonos en nuestra propia esfera.



Marisa Béjar, 31/01/2018
leer más   
13
9comentarios 110 lecturas versolibre karma: 131

Barcos de papel

Tocan a rebato en las torres de la iglesia.

Con incertidumbre charlan los badajos
de los imperios que decaen,
como en deflagración violenta,
en la narración misteriosa de los mudos.

Hacen que llueva sobre nuestros corazones
un millar de astillas grises,
abarcan con migajas angustiadas
adustos cielos de plomo,
desprenden hasta nuestras almas
ristras de aullidos tristes,
nos atan a aristas de adoquines
regados por la sangre de inocentes.

Son las calles tablero en blanco y negro,
peones los viandantes
movidos por las manos torpes
de taimados reyezuelos
convencidos por sus adjetivos
y por verbos con sílabas y acentos
de tardes pecadoras y corto recorrido.

Han enrarecido de despotismo el aire
los que se camuflan de patriotas,
nos asfixian con su pánico,
crean laberintos en los que despistarnos,
queman con el azufre de su aliento
el recuerdo y la humildad de los ancianos.

Como la madrastra que regala
manzanas contaminadas de ponzoña
nos envuelven con promesas de rosas secas
en un soleado Domingo imaginario,
y nos hacen creer que somos cual Alicia,
felices en un país que no es maravilloso,
país de ciudadanos coronados
que determinan con órdenes secretas
el cadalso donde decapitar la tolerancia
y con la sinrazón ajusticiar el pensamiento.

A nosotros corresponde ejercitar la libertad,
arrancar hojas de viejos libros sabios
para hacerlas renacer en abanicos de palabras,
y en barcos de papel
con los que transportar clemencias
sobre los ríos y los mares,
-que aún no han sido destruidos-,
disolver el marasmo que dormita
en la escoria que prometen los tramposos.

A nosotros nos empuja el devenir
de cómo subvertir sus normas
desde la fe de no dañar ni ser dañados,
de no herir ni con hechos ni con frases,
de arañar despacio los espacios
con nuestra mirada limpia,
con la paz en nuestro hablar,
humanos entre la humanidad tranquila
desde el ministerio de las manos calmas.
14
11comentarios 86 lecturas versolibre karma: 113

Aparento

Aparentando ser quien no soy para que nadie vea mis debilidades: serio, distante, desprovisto de ganas de conocer nuevas personas pero tengo metas que debo cumplir. Por lo tanto, debo hacerlo. Si me preguntasen entre ser querido o ser temido sin dudar escojo lo segundo pues alguien que te quiere podrá herirte consciente o inconscientemente, pero la segunda no podrá por temor a represalias. Aclararé que vengativo no soy y no porque algún cabrón no se lo haya merecido, no lo soy exclusivamente porque sería otorgar el control de mis impulsos y emociones a algún irrespirable e infame personaje. Lo cual, ya lograron con anterioridad y solo conseguí acoger y forjar cúmulos de sentimientos corruptos y cancerígenos además de desfigurar hasta lo grotesco la visión propia. Por ello, solo busco escamondar lo corrupto de mi ser y salir del bache convertido en hoyo por mis propias manos. Pues, abracé la negatividad y ésta como arena movediza me asfixió en lo más profundo de mis pensamientos, transmutándolos y maximizando todos y cada una de las más negras vivencias mías. Ahora voy precavido y desconfiado siendo calculador con las palabras que gasto. Por eso suelo aparentar más seriedad de la que estoy dispuesto a esforzarme en reflejar.
leer más   
5
4comentarios 73 lecturas relato karma: 66

Despertar en el pasado

Desperté en el pasado
entre la esperanza y el odio
entre el amor y el recelo
entre la primavera y la espesura de un olvido.

Encontré la miseria, no importó, seguí cantando
la muerte es oscura, dulce su abrazo
la ira me tiene guardada una flecha ausente
en su gloriosa morada que a todos nos hiere.

Fui testigo mudo de la huida más infame,
en el funesto descrédito perdí la esperanza
nunca fue una inocencia constante
una pureza vencida y rancia.

Soy humano,
por eso regresé del futuro con un montón de preguntas triste y derrotado, sin ninguna respuesta,
solo con un presente que agobiante asfixia.

Que difícil es querer,
es como una canción que quiere ser oída,
es más fácil odiar,
solo basta con incendiar un poco la envidia.

Es complicado vivir ante tantos humanos tóxicos
no deberían existir,
lo único tóxico debería ser los químicos
que emanan de un volcán en erupción.

Ya no quiero despertar en el pasado.

El Mute
15/08/2018.
12
10comentarios 171 lecturas versolibre karma: 99

Infieles astrales

Dejamos dejamos la tv encendida, las cortinas entre abiertas y el todo en los pómulos de la incertidumbre, un beso volcánico en los glúteos de la noche, mientras la razón danzaba en los genitales de la locura. Entre miradas que se diluían en una desnudez precipitada el corazón desde una micro SD de 8 GBS optó por dormirse, y salimos de ese cuarto oscuro donde colgamos la piel en el frío del espacio, para olvidarlo todo incluso nuestra existencia, y cruzamos el cableado, la radio, los posters, las personas que confusas caminaban entre la espesura, nos besamos, nos miramos, la luna no estaba, éramos dos almas, dos avenidas paralelas, un par de velas derretidas, o algo más que un par de lenguas rotas y asfixiadas, nocturnas, insípidas e incoloras como el agua o el viento, tan perdidamente encontrados en cada taza de té que Laura prepara, en las todas de Juan o en los calcetines de Fernando, estuvimos en todos lados en las migajas de Gretel, en los brazos de una Alicia que muere en la país de las maravillas, en la caja de Pandora de Sabina o en los tobillos de Jackson, tal vez nadando como peces tras las abejas irritadas de Bécquer, de tú, de yo, de nadie, explorando el universo en los laberintos de la humanidad nos convertimos en los dioses de nuestras fantasías y de este secreto que nadie imaginaría. Mañana amanecerá y regresaremos a nuestras vidas, yo bajo las mismas sabanas de Laura, ella junto a las almohadas de Fernando, locos porque caiga la noche para desdoblarnos otra vez
leer más   
4
1comentarios 47 lecturas prosapoetica karma: 51

Violencia

La piel tiene memoria,innata,rechaza la escoria.La piel,luego del maltrato deforma;y hasta una caricia se puede volver mórbida sombra.No importa cuanto,se tolera o se perdona.La piel no olvida,y tiembla, se fatiga.No puede ni oír la voz,ni sentir la mano,de quien algún día cruzó lo límites a grito ensordecedor y golpe a manzalba.La piel tiene memoria,y aún después de años;rechaza.Aún sin quererlo.Ya no fácil abraza.Y en un pequeño llamado,o cercanía,a veces...puede sentir aún,aquella siguilosa amenaza.Que se escabulle por los poros y esconde el alba.Que le trae la noche, la estremece y paraliza hasta la nada.Aquel oscuro laberinto sin salida que la ahoga voraz,aún luego de años de distancia,la asfixia;la alcanza.....
leer más   
10
1comentarios 42 lecturas versolibre karma: 98

Derrumbe de ironias

En la vida hay cosas
que no tienen sentido
que se apoderan de todo
y te destruyen la vida.

En la vida hay formas,
De amar que destrozan,
que te entierran y excusan
y te sacan ponzoña.

No te saben amar,
Pero no te quieren soltar,
no te saben conquistar,
Pero te quieren ahogar.

Un derrumbe de ironías,
Una historia repetitiva,
Un mar de fantasías,
una camino de agonías.

Tristeza mundana,
que asfixia mi alma,
Egoísmo e infamia,
en un corazón confinado.

Perpetua la inmundicia,
Lloran mis versos
incoherente verdugo,
hace de mi esencia su consumo.

Lloran mis letras,
muriendo en poesías,
atoradas en mi alma
mientras tú sonreías.

Las letras de mi alma.
leer más   
9
11comentarios 133 lecturas versolibre karma: 105

Un poema en la calle

Hoy redacto este mensaje
camuflado con la horma de unos versos
para contarte de toda la tortura
que en días grises amontoné en mis fauces,
de mis disculpas y culpas
trasladados en vida al refugio sombrío
de una choza de secas cañas.

Hoy desde la libertad te hablo
de aquellas veces que quemé las lanchas
con las que abordé islas negras
envuelto en el misterio de aprender,
convencido de que en la soberbia
se escondía la verdad,
de la travesía y escozor perdidos
en la existencia salvaje
que por instantes pensé sentir
sobre mis lagos angustiosos.

Ahora sé que he de informarte
de la escuela que es mi habitación,
del saber de sentirme un ermitaño,
de ese momento en que sorbo frases
y remuevo mi árbol fértil
para ver que sus frutos se desprenden,
tras dejar en el correr del tiempo
todos los murmullos esclavos
que fueron mi difusa propiedad.

Termino esta misiva
confirmado en el saber que nada tengo,
que no le exijo a los demás su coherencia,
y que todos poseemos un archivo
donde ocultar contradicciones,
tal y como disperso de mi despensa
la memoria de la asfixia y del veneno
perdidos en el siroco desplazado
a la frontera y abandono de la nada,
exhalada en las ascuas del pasado,
respirada en el rocío del presente.
leer más   
15
4comentarios 88 lecturas versolibre karma: 96

Fantasía Para Cuatro Tintas en La menor No. 4 GLAUK Opus 40 con Deedee, MiguelAdame y AljndroPoetry

Mi hermosa lámina delgada de zafiro –
Mi Smartphone transparente –
Dirige tus ojos hacia el este
Son las once y media
La sombra, las paredes –
Cuatro metros más o menos – síguelas
Acércate a ellas – no tanto
La línea horizontal ahora enfoquen
Ahí donde termina su cabeza

Y empieza un remolino indescifrable,
una nube sin forma, sin luz
amenazante y abstrusa.
El tiempo avanza, son las doce
no hay sombra y nuestros senderos
se conjugan en una línea fina
que nadie más puede ver.
Tan cerca, tan lejos.
En la rectitud del espacio desvanecido

Ahí tú mente comenzará a jugar tu suerte
dormirás sin los recuerdos
de una madrugada ausente
vivirás solo con el suspiro pendido
de un hilo muy delgado
casi como el otoño que siempre vuelve
con la esperanza que amanezca algún día
en el oscuro vacío de no tenerte
el tiempo avanza en la apología de tu propio desastre
bajo un silencio que asfixia a una existencia
que huele a ti.

En la cintura
de áurea madrugada
no nace el alba,
y la noche perpetua
niega el amanecer;
y me alumbra un sol negro,
sus rayos son oscuros
y sus destellos
ahogan el sudor
de los luceros.

Líderes ausentes en tiempos de hambre
que se escapen en la penumbra
de una esperanza marchita y ciega
ahí las redes cósmicas se confunden
con la señal de los satélites sintéticos
que disimulan no escucharlo todo
nada es secreto para una luciérnaga fugaz

que arropa su linterna entre mantos de fábulas,
dejando escapar deseos que pierden sus alas
en la negrura de un incendio
que les congela la memoria.

¿Y a dónde has ido tú?
con toda tu lejanía
que cambia la textura de mi espacio
que oxida la verdad de mis estrellas
trazando siempre líneas tan inciertas
quebrando las razones que he tejido
en esta enredadera de inconsciencia.

Desperté al lado de un jardín de –
¿Hortensias Azules? –

          ¿Y a dónde has ido tú?

¿Qué fue eso?

{Fue el alba, te dejó un Post-it transparente
Ya se deshizo, pero como el perfume
Ahora hace eco –}

Regaba su jardín de Hortensias Azules
Era tanto el brillo –
Tanto era que hacía ruido

Y las gotas reventaban
Salpicándome la cara

(Fue lo que me despertó)

Tan tarde era ya –
No tanto –
La lluvia aún no mojaba mi cabeza y –

Pero el Zafiro – lo dejé maduro
Y ahora se veía tierno –

¿Quién cambió la configuración?
Desconfiguración, robo
{¿Por qué no dices que fue actualización?}

El suelo –
Una alfombra de ocre
¿Entonces ya el otoño? –
Mas hojas no eran –
Semillas de fresno –
¿Por qué ya el verano?
Si entonces era primavera
Mas para mis manos y mis piernas ya
         era el invierno

Dónde está la hermosa casa beige
La mansión beige –
{¿La que crees que es de mármol?}

Alma mía, volvamos –

Ahí estaba
Y la lluvia aún no mojaba mi cabeza
Cuatro metro más o menos –
Ahí donde termina su cabeza –
-
-
-
Las pequeñas abejas de cristal y los satélites miniatura
Y también se robaron las luciérnagas de diamante
Y no había estrella fugaz que rayase el pañuelo
¿Y dónde los delgados cables transparentes?

Ni luciérnagas ni satélites miniatura
Ni abejas de cristal –
Ni constelación alguna

¿Quién las robó?
Y por qué el Zafiro tiene la carga tan baja
O ¿es que alguien le cambió la
Configuración al brillo?

Desconfiguración, robo
{¿Por qué no dices que fue actualización?}

Son las once y media
Cuatro metro más o menos –
La sombra, las paredes
Síguelas –
No tanto –
La línea horizontal ahora enfoquen
Ahí donde termina su cabeza –


Y comienza un remolino indesifra…

“¿Lo amaste bien?,” preguntó el Alma
Mientras la niebla verde continuaba

               su camino –
leer más   
15
20comentarios 162 lecturas colaboracion karma: 110

Te espero

Te espero,
a la salida del balcón
buscando tu nombre
entre estrellas
que no te conocen.

Oigo tu voz,
suave,
ligera brisa,
atrapada en el viento,
envuelve mi pelo,
y nubla de calima
mis ojos.

El juego de las olas,
vertiendo la espuma
sobre un lienzo
de arena.

Las aceras,
con sus nudos
de corbata,
asfixian
sus adoquinadas
gargantas,
y se derriten
los barcos
cuando dibujan
las tardes.

Los pies se calzan
con fiebre
de sol y arena.

Escucho,
conversaciones
de labios parlantes
que guardan risas
dentro de bañadores
acariciando
el cuerpo
que rompe olas.

Me supera,
la distancia,
flotando otra vez
en el vientre
que me invagina,
y no encuentro
ombligo
donde encontrarte.

Se vierte una lágrima
que por algún motivo
decidió salir,
robando un verso
atrapado
en mis labios,
sin apenas,
darme cuenta.

Proyecto
mis emociones
hacia el confín
del horizonte,
buscando encontrar
la lista con tu nombre,
para que al chocar
mi voz
te traiga de vuelta,
y no logro encontrarte.

Te espero amor,
a la salida del balcón.
No tardes.

Angeles Torres
leer más   
21
22comentarios 151 lecturas versolibre karma: 90

Ahora en blanco

Sonido fósil de la linfa
como huella inacabada
vertida al aire

donde aplacar el naufragio del habla
lengua hostil
proclive a la asfixia

voz de lento crujir
que saliva telarañas cose besos
sobre la nada de una hoja caída

latidos envenenados
con los segundos boca arriba
de una insalubre calma
leer más   
5
sin comentarios 31 lecturas versolibre karma: 79

Tinta deleble

No creía en ningún día de más
y aun así,
me posé en las ramas
de la irrealidad.
Y seguí viviendo.

Trinaba el tiempo;
peligroso canto que amenazaba
con un sublime silencio.
Quise dejar una palabra
en cada palmo de tierra
pero fueron alfombra para la muerte.

Y aun así, seguí viviendo.
Aunque el camino divergía
en tres inmensidades,
dos abismos
y ninguna puerta.

Llovieron pasados
y todo fue lodo que se pegó a las piernas.
La asfixia era inminente;
en el fondo la sonrisa estaba escrita
con tinta deleble.
leer más   
20
15comentarios 103 lecturas versolibre karma: 90

Dónde te encuentro...

¿Dónde te encuentro buscándote el alma?
Acaso, mujer naciste en el costado magdalena
y la sabia erudición de un Judas enamorado.

No, no pronuncio tu nombre de alta alcurnia.
Todo el rosario de esta fe baja
donde crece esta cruz, que engendra
ostracismo en tu vientre. ¡Tierra edénica!

Mujer, tú que naciste en la cuja de mi emoción,
regreso de mi vuelta puesto a prueba contigo;
y de aquel agravio injusto resucita la sed de Jesús.

Desde nupcias reptan como sierpes esta agonía,
y me asfixio en desvelo a puertas de tu regazo.
De qué piedad, ceja de enlutar tardes abismales,
que me encierra en la cueva de mi obstinación.
leer más   
6
1comentarios 25 lecturas versolibre karma: 93

Ruegos blancos

Le ruego a la espuma por esas veces
en que un rumor cristalino me quiebra
y soy mil gotas, jugando al arcoíris
dentro de una copa repleta
de rayos mudos y nieblas ciegas
que desaparecen entre las alas del sosiego.

No soy más que las ondas oxidadas
que mueren de asfixia en la superficie
si ya en tus brazos no se sumergen,
porque el mundo
se cubre de plumas negras
y es ave rapaz
que se posa sobre mis hombros
(…no puedo escapar…)
cierro los ojos, y a veces,
extraño respirar.

Por eso ruego
por brisas blancas
de tu rocío de melodías;
que lo más áspero de la vida,
se lustra en tu voz.



Dee Dee Acosta
Jul.19/2018
leer más   
21
24comentarios 114 lecturas versolibre karma: 95
« anterior1234510