Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 411, tiempo total: 0.017 segundos rss2

Helada

Estoy aquí, fingiendo que miro tus paisajes
Y que te bebo en un café,
Porque en la distancia hace frío, Y aquí,
donde dejaste mis huesos sepultados
a veces te respiro.

Tu olor se derrite y entibia mi alma
Le ayuda a deslizarse sobre riscos,
a escapar de la niebla.
Por más alto que llegue
Tratando de quemarme en el sol,
Cuando se acaba tu esencia, me congelo.

Sigo aquí, como me dejaste
Gélida al tacto, de semblante entumecido
Con la piel hecha nieve, los labios quebrados
Y todo el cuerpo estremecido.

No estás, ni siquiera
Para contarme cómo lo has hecho
Cómo he de romper este hechizo
O si será mi destino perecer en el hielo.
leer más   
14
12comentarios 63 lecturas versolibre karma: 94

Retazos

El roce ansiado de tu voz en mi oído que ya no volveré a escuchar, sobre nuestra ventana mi cabeza descansa mirando anochecer. Quiebra la noche si no te veo, susurra la noche en un velo de nostalgia, cierro los ojos y al despertar una sonrisa que me ilumina ¿Eres tú quien me mira? ¿Quien en triste ausencia me hiela mi alma y quema por dentro? Siento el peso de tu mirada. Miro al cielo. Es un sueño.
Vivo momentos que no llegan. Rezo silencios que gritan tu nombre y ensordecen mi alma.
Te miro, dentro muy dentro de mi y ahí te veo. Tu sombrero de ala ancha, un velo que cubre tu cara, mirando al suelo. Tan solo tus ojos verdes rasgan el cielo, corrompen el negro. Negro amanecer, negro cielo, negro futuro, negro vestido y negro tu pelo.
No existe distancia que separe mis pensamientos de tu cuerpo, detengo futuros si retengo pasados en mis recuerdos. El tiempo se detiene en cada suspiro, en cada momento, con cada susurro de almas y besos. Rozando mi pecho tus dedos, rozando mi alma silencios, besos que erizan mi piel.
Caricias que apenas me tocan y me hacen vibrar. Ruego en silencio volverte a mirar. Volverte a ver ese es mi deseo, noto tu presencia en este cuarto, en esta noche que se vuelve eterna, extiendo la mano, apenas te siento te quiero tocar. Tan solo la distancia, el tiempo, el olvido, tengo miedo a ese olvido que poco a poco llega, no quiero olvidarte, es la distancia en mi memoria la que nos separa, nos separa pero alejarnos no puede.
2
sin comentarios 11 lecturas prosapoetica karma: 12

Elegía

Hoy me levanté y ya no estabas ahí.
Yo, afortunado como pocos
Acomodado y estudiante
Con mil quejas por delante…

Tú, sonreías a la vida cada día
Ella, te ignoraba y despreciaba
Dios, que en su trono te admiraba
No quiso demorar más tu llegada

Comprenderás la grandeza de un hombre
Cuando su ausencia sea tan grande
Que en tus sueños oigas su nombre

Hoy me levanté y ya no estabas ahí.
Tus cenizas se hundieron en la mar
Y es cierto que en la mar naciste
Ahora, al fin, libre caminarás


Señor T.
leer más   
9
sin comentarios 47 lecturas versolibre karma: 77

Si supieras

Sé que es difícil para ti, pensar que mi amor no es real.
Entiendo que puedas dudar, que nuestra diferencia de edad
te haga pensar que mis sentimientos sean solo
una excusa para amar.
Si pudieras escuchar lo que a solas habla mi corazón,
si pudieras sentir todo esto que me une a ti,
ya no dudarías más.
Si supieras cuantas noches en silencio he llorado por ti,
queriéndote mirar, queriendo tus dudas para siempre sacar.
Si supieras como tu amor llena mis días,
como tu ausencia quiebra mi alma, sintiéndome herida.
Si supieras como te amo, por no amarme igual, te volverías a marchar.
7
2comentarios 45 lecturas versolibre karma: 83

Decirte adiós es el mayor de todos mis miedos

En tu ausencia

-y yo
no lo sabía-,

si todos mis sentidos hablasen

seguro
que gritarían.
14
4comentarios 79 lecturas versolibre karma: 107

Autosupresión

Ya no sé dónde está mi casa,
mis recuerdos, mis ideas,
mis sentimientos cabales,
mi ausencia pertinente.

Adolezco de la vida inconclusa,
disruptiva, sin razón aparente.
Enfadado vivo con la nostalgia,
sin poder mirar atrás apenas,
porque se hace falaz el futuro.
El hambre aprieta estas sienes
y baja por todas partes,
consumiéndome de a pocos.
No es un hambre presente,
es la inexistencia de vida.
Vivir sin haber vivido y no ser,
pero poder seguir siendo.

Me asumo como un yo ajeno
y cada palabra expresa ausencia.
La poesía aturde como una yaga
profunda en la inconsistencia.
La pérdida de inocencia no es
mi mal ausente ni mi presencia.
Busco ligar el futuro con mi yo,
que abunda en el pasado vacío.
Ya no sé dónde está mi cama
ni lo que se hace al anochecer.

Turbia es la existencia para quien
se acerca permanentemente
a su propia extinción.
leer más   
12
3comentarios 62 lecturas versolibre karma: 94

Abba

Vuelvo a recordarte en cada silencio que susurran los árboles
cuando tu voz me nombraba

y la lluvia cantaba
mientras el cielo temblaba entre relámpagos
y las rosas iluminaban nuestros cuerpos desnudos;
la alborada nos alumbraba con su luz
mientras el mar despertaba cuando escuchaba tus deseos
y tu mirada se reflejaba en la luna que nos espiaba;
tu vientre guardaba nuestras esperanzas
mientras el viento nos acariciaba
y nuestros sueños cobijaban a la mañana.

Vuelvo a escuchar a tu piel durante el ocaso
y las sombras reflejan tu ausencia.
leer más   
9
2comentarios 72 lecturas prosapoetica karma: 97

Ausencia, alma y ser

Tu ausencia es absurda, tu presencia es un vaivén que duele hasta el centro de mi ser; entonces justifico que cada día es gris por un recuerdo nefasto que muere entre lineas de un viento tosco, que arranca el tacto cuando toco el recuerdo de tu alma.
leer más   
10
2comentarios 56 lecturas prosapoetica karma: 98

Muero lentamente

Muero lentamente
en esta angustia de no tenerte,
entre estas viejas paredes
y sus silencios dolientes.
Ya las sombras comienzan a devorarme,
y mi cuerpo pesado de esperas,
esta inmóvil ante la muerte.
Muere mi alma asfixiada de lamentos,
por tantos absurdos e hipócritas juramentos.
Ya nada queda de aquello que había,
en este frio instante tu ausencia me quita la vida.
Emma ETPoEmmas
10
4comentarios 64 lecturas versolibre karma: 99

La ausencia de un te quiero

¡Ah! Que tristeza más profunda la que albergo
Es tan triste estar solo, soledad del alma
Y pasan los días y la esperanza se desarma
Quisiera felicidad, compañía y fortaleza ya que no las tengo.

Mi lucha es contra la depresión
Que sufren las personas… por amor
Tanto tiempo y no se opaca ese clamor
¡Ah tanta maldita desilusión!

Pero el tiempo sigue y no para
Todas las circunstancias que se viven
No favorecen, las cosas buenas se prohíben
Las parejas, los buenos amores se separan.

Aún conservo mi espíritu fiero
La desdicha no es eterna
Pero el mal de amor, ese si enferma
Y más cuando se sufre de la falta de un te quiero.
9
3comentarios 71 lecturas versolibre karma: 81

Dama de rostro marmóreo

Vive acristalada
en amor vetada.
Deambula entre espíritus
deslucidos en sentidos.
Porosa decrepitud fosfórica
de seres envilecidos
que atrapan su alma.

Dama de rostro marmóreo
de luz embaucada.
Luctuosa imagen grácil
al olvido encomendada.

En el pináculo sus sueños vagan.
Ojos añejos en miedo
agnósticos al cambio
mendigan clemencia.
Respuesta: ausencia.

¡El alquimista no puede ayudarla!
Ella debe trazar el bosquejo
que le exima del perverso lienzo.


Marisa Béjar.
leer más   
10
4comentarios 82 lecturas versolibre karma: 84

Pensamientos

Esta noche se llena con tu ausencia
se acerca tu voz
y susurra a mi oído

todo se pasa, todo se muda

hoy, ahora, este segundo que esta pasando es lo único verdadero en tu vida
el futuro es solamente una apuesta,
se construye; mitad por tus decisiones y acciones en este segundo,
mitad por la providencia.

Todo cuanto te aterra hoy, dejará de aterrarte mañana
y quizás sobrevengan nuevos terrores
o quizás no vuelvas a sentir miedo en tu vida,
o quizás
la muerte te sorprenda durmiendo
y te duermas con ella para siempre.

Quizás coronen con laureles tus sienes
y te pierdas en vos, finalmente.

Quizás la providencia ponga en tu camino el antiguo alimento de los héroes
la desdicha, la humillación, el fracaso
y aún así, estancado en el más hondo desasosiego,
jamás serás vos el héroe
siempre será otro

tan solo quizás
puedas comprender el sentimiento humano en todo lo creado

Inteligencia
Esfuerzo
y la Providencia
nada más.
leer más   
1
1comentarios 36 lecturas prosapoetica karma: 20

Nostalgia

Anoche di vueltas
por distintos lugares
que me resultaban familiares,
pero sin hallar
una sola cara conocida.
Un abismo me separó entonces
de un periodo de mi vida no tan remoto,
y sentí desgarrarse el alma mía.

Todo lo permea tu recuerdo.
Sigue siendo tu presencia
una llama viva.
¡Qué áridas son las calles que recorro!
Me abruma la soledad,
en donde alguna vez
fue natural tu compañía.

De cada uno de esos sitios
también te has marchado,
pero la costumbre
te reclama todavía:
En cada rincón, en cada esquina,
en donde la nostalgia es mi enemiga.

Algunas veces apacigua
un poco mi alma,
la esperanza que abrigo
de tu regreso, a la misma hora
a la que siempre regresabas.

Insano y fútil sueño:
Abrazo el aire mismo
que antes respirabas:
el fantasmal aire de casa.

Así de embustera es la fantasía,
cuando se deja arrastrar
por los más vehementes deseos.

Más vívido se torna
cada día tu recuerdo.

Y desfallezco un poco más,
cada día.
11
2comentarios 62 lecturas versolibre karma: 85

Unmei no akai ito (@rebktd y @AljndroPoetry)

A ti me une una leyenda
que de hace siglos se cuenta
que a los humanos alienta
pese a que no se comprenda.
No obstante obviarla pretenda
este tema me persigue,
y aunque el invierno me abrigue
aquí hace frío en tu ausencia,
quizás llegue a tu presencia
cuando este mito investigue.

Me encantó aquella leyenda
tan mágico lo que ostenta
que ambos destinos presenta
unidos en misma senda.
Y ante mis ojos desvenda
que contigo lo consigue
pues latente en mí prosigue
ese aroma a penitencia
de tener lejos tu esencia
y sentir que ella me sigue.


¿Es que un hilo carmesí
tenga esa magia quizás
que aunque al azar jugarás
siempre me llevará a ti?
¿Que te encontraré allá o aquí
en el tallo de una flor
o parecido al amor
o cual la tierna amistad?
Y que aunque haya tempestad
esto no pierda sabor.

Pues quizá que sea así
y conmigo tú estarás
y nada ya anhelarás
sintiendo que estoy ahí.
Pues será que percibí
intenso ya ese color
anudado a tu calor
¡que me grita que es verdad!
que no fue casualidad
y a la leyenda hace honor.



~~ Leyenda del hilo rojo del destino ~~


@rebktd & @AljndroPoetry / xi-17
leer más   
15
25comentarios 205 lecturas versoclasico karma: 101

Lemniscata

Pero vivir, joder, ¡vivir!,
a pesar de estar vivos o tan muertos
como a veces estamos.

Pedro Andreu


Afuera la noche confusa. Dentro de mí,
una fiesta de estrellas.
Se me han olvidado los versos que duelen.
Tal vez, se parezca a la muerte
que tanto temía, tan lejos que estaba.
Ahora es mediodía de un domingo de mayo
y el sol me calienta.
Así... morirme sí quiero.

Estaba cansada de ser la tirita que siempre resbala
dejando la herida a la vista, sufriendo
la nada que deja de rastro tu ausencia.
¡Qué bien se consume la encina dentro de mi pecho!
Morirme de vida.
De ver cómo bailan estrellas fugaces
al ritmo de hoy entre mis caderas.
Ya, luego, mañana...
16
13comentarios 121 lecturas versolibre karma: 97

Con un silencio en la mochila

Llevo un silencio
arrastrado por la vida.
Hueco infame sin respuesta
que me ulceró por dentro.

Faltaron las palabras
y habló el silencio,
extendiendo un manto opaco
de oscuridad cerrada.

Odio el tiempo dilatado
que te distancia y difumina,
por esa incógnita no resuelta
que nunca me fue revelada.

Triste melodía apagada,
muda y sorda,
que estremecida y ahogada,
calla sigilosa y desdeña la razón.

Fue amor y fue dolor.
Fue desengaño y también ceguera,
ese silencio proscrito
que hubo de ser condenado.

Condenado, penado y cautivo.
Por ser silencio cruel
que sin cautela apagó mi ilusión,
dejando un anhelo maltrecho.

Y hubiera dado la vida
por una palabra tuya;
que hubiese despejado mis dudas,
y así, poder entender tu ausencia.

Pesada y sombría carga
que constante martillea;
pues en la eternidad del silencio
y a traición,
siempre se golpea en el Alma.
leer más   
11
6comentarios 103 lecturas versolibre karma: 78

Le extraño

Siento que un pedazo de mi mundo de letras se fue, espero que el tiempo sane sus heridas y las mías también, siento al leerle su inmensa tristeza, siento no poder acercarme para no lastimarle y no volver a fallarle, incumpliendo mi promesa de no molestarle. Siento en el alma el vacío de su ausencia en mis letras, el dolor que me causa su lejanía, extraño su compañía y sus locas ocurrencias, extraño su presencia y su compresión en cada una de mis letras, extraño hablarle y escucharle, sólo deseo inmensamente que su corazón un día pueda perdonarme y poder nuevamente abrazarle.

Duele en el alma, le extraño.

Haris 03-11-17
Simplemente Yo En Letras
5
sin comentarios 31 lecturas prosapoetica karma: 54

Principios que rozan finales

Le decía:
deja ya los círculos,
sólo te llevarán a lugares donde ya has estado


Pero a ella le gustaban los círculos.
Le gustaban los principios que rozaban finales.
Los finales que rozaban principios.
Ella quería volver a esos lugares.
Necesitaba creer que la perseguía un destino.
Confiaba que los ombligos le susurrarían respuestas.
Que escondían algo aquellos amaneceres líquidos.

Esperar es admitir que el tiempo presente es inútil.
Que es transición.
Esperar es ponerle nombre a una ausencia.
Encadenarse a ella.
Respirarla.
Olerla.
Escucharla.
Tocarla.
Confiar en que se cierre el círculo.
Que el final roce el principio.

Le decía:
deja ya los círculos,
sólo te llevarán a lugares donde ya has estado

a principios que rozan finales.
leer más   
12
8comentarios 94 lecturas versolibre karma: 82

Moda-1926

Te encontré,
entre olor a rosquillas de anís y canela.
Entre balones, muñecas y nubes de parques
se desvanecieron las ocho mil lunas.
Te encontré,
entre cierres de ojos con beso,
trapecios de carreras, marchitas revistas de moda
y en eternos juegos
de aquellos que estaban por inventar,
crecieron nuestras rodillas sangrantes.
Te encontré,
compartiendo con tiza secretos particulares,
conociendo melancolías que hoy son recuerdos.
Imaginamos nuestra máquina del tiempo,
y reímos en viajes imposibles.
Pero te perdí jugando al escondite,
dulce y jovial hoja caduca,
que arrastrada por el viento de un perpetuo otoño,
te hiciste inmortal.
Y como el tiempo no regala encuentros,
tizas ni besos,
ayer con nuestra improvisada máquina del tiempo
me atreví a volver a ti,
y a tu piano de cipreses,
tan mayores y altos ellos,
que a pesar de resguardarte,
mecen sus puntas al viento
llorando tu ausencia.

Fotografía: “Nouveautés 1926”, Hélène Laurent (Lille, Francia)
Comunidad Artística La Poesía No Muerde (lapoesianomuerde.com/2017/11/10/moda-1926/)
12
8comentarios 130 lecturas versolibre karma: 85

Tortura

Tortura

Me impongo por ley
no decir que te amo.

Esa frase maldita,
provoca estampidas
por esta gran selva
disfrazada de ciudad
es perderte de vista,
de los demás sentidos
matar, como siempre, al mensajero.

Tú, reencarnada como una caracola
inundada de alarmas
resbalando en el barro que crean mis lágrimas
rodeada por un campo minado
que me impide avanzar.
sin llaves,
sin timbre,
sin jardín,
sin ventanas.

Tú, vestida con una armadura de siglos
la probada en incruentas batallas
con una coraza cobriza,
desgastada, mugrienta,
que protege tu cuerpo pequeño
y un cinturón de castidad enmohecido
propiedad de un cruzado
cubriendo tus vergüenzas,
haciendo de ti
una plaza amurallada,
(casi) inconquistable.

Yo, que tanto me he querido
(más que a nadie en la vida)
nunca he abusado de mi anatomía
me he tratado siempre
con guantes de seda
he mimado al cuerpo
más que al corazón.
Por ello, me sorprendo aceptando
el añejo cilicio de un monje
por ti ofrecido para flagelarme
para torturar mi epidermis,
desgarrar mi espinazo,
minar mis esperanzas,
martirizar mi arma (de gitano)
pensando en ti,
en la ausencia de tus besos.



Copyright 2017
leer más   
3
sin comentarios 32 lecturas versolibre karma: 32
« anterior1234521