Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 855, tiempo total: 0.025 segundos rss2

En tus labios

De los silencios
que destila la noche,
se ovilla mi pecho
en tu valle sin techo.

El cielo es frío,
el aire es ausencia,
el norte olvidó su estrella;
tan solo mi inédita,
solitaria melodía,
que desdoblada te perfila,
en la cadencia de mi
ensenada infinita.

Y quiebro las incertezas
que impiden cualquier vuelo,
desatando en efímero beso
tus solsticios de verano,
derramando en etérea carícia
mi océano de delicias.

LOUE
leer más   
12
5comentarios 67 lecturas versolibre karma: 89

En las costas saladas de mis labios (con @Pequenho_Ze)

No es fácil renacer
cuando la oscuridad se ha ceñido a la cintura
y en los ojos el sueño centenario
prohíbe palabras ajenas en la piel.

Y aunque quiera creer,
intento tener fe en todo aquello que no veo;
en mi realidad más fiel.

Se despeña la oscuridad
a lo profundo de mis entrañas,
sus ojos negros
destellan los desasosegados reflejos
de la desesperanza que me consume.
Quiero creer que aún puedo presagiar
tus pisadas, en los senderos de mi piel.


Pero se han cerrado las compuertas
y lo silencios extienden su reino
por todos los rincones de esta casa.
Quema el amor helado
en el fondo del misterio
del beso no dado.

La ceguera y la sordera
del obtuso acto de ausencia,
pesa en su agria levedad
en el cielo de mis párpados cansados.
El aguijón del beso carente,
es brasa y es leyenda aletargada
en las costas saladas de mis labios.







~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
@Pequenho_Ze &
@AljndroPoetry
2018-jun-22
leer más   
22
33comentarios 147 lecturas colaboracion karma: 95

Recordándote

Quise tocar tu ausencia
y sólo encontré vacío
Quise abrazar tu espacio
y sólo encontré el frío
Quise respirar tu perfume
y sólo encontré hastío
Quise sentir tu cuerpo
aquí, muy junto al mío...

Me olvidé que te fuiste
antes de la madrugada
como ladrón te escondiste
bajo la noche estrellada
y en esta agonía incipiente
hoy me he vuelto casi nada.
leer más   
6
5comentarios 38 lecturas versoclasico karma: 75

Una carta para las tinieblas

¡Oh mí querido amado!


Mí amado con mucho dolor, he leído tu carta.
Cada palabra de auxilio, era como si la mano de Dios
me estrujara el corazón sin dejar que lata, siento como
poco a poco se debilita mí corazón.
Mi amor, levo noches sintiendo que algo estaba por suceder,
sabes que nuestras almas están conectadas, siento como
está de camino y se apodera de ti, cuanto más cerca, más
me debilito.
Le rezo y le pido a Dios para que nos proteja, que
no deje que las tinieblas te debiliten. Que te entregue todas las
noches mí amor para que no llegue quien tú ya sabes.
Qué horror mí amor cada vez que me acuerdo de esos ojos,
tan siniestros, profundos desconociendo el significado de misericordia,
donde el amor se desconoce, donde la destruición es el significado de su brillo.
ay mí amor como tiemblo solo de pensarlo…
La poca fuerza que me resta, la utilizo para rogarle a Dios,
como me debilita tu ausencia y que no deje nuestro amor en vano e indefenso.
Hoy mismo por la mañana, en lo más profundo de mí alma,
me contestó…
Me contestó, - “Mi querida hija por más bendecido vuestro amor,
Y por más que te haya puesto como su fiel protectora…
Es llegada la hora, las tinieblas se apoderan de la tierra,
no cumplen reglas. Donde un espacio neutro al bien y al mal,
donde el libre arbitrio a dado lugar a un mar de sin leyes y sin respecto
al pacto divino, por eso hija mía así será su destino.”
Lloro mi amor como nunca lloré por venir a perderte,
no puedo entrar al lugar, donde te encuentras tu…

¿Qué hago mi amor?
¿Será mi muerte, será mi perdición?
A cada paso que se acerca de ti, es un paso que me aleja te ti.

¡Oh mi amor! 
Lo que era una bendición se convirtió en una maldición,
Dime mi amor,
¿Qué podre hacer yo para salvarte?

Te amo amor mío, te amo mucho….

Respuesta a:
"Una carta desde las tinieblas."
leer más   
14
11comentarios 71 lecturas prosapoetica karma: 100

Re (sentimientos)

Vuelven mis infancias contigo

Oh la duda y la tristeza conmigo
me han llevado a pensar en ti como olvido.

Vuelven esos infinitos puntos azules
y todos los ojos sobre mí.
La primavera y sus vacíos, las mil presencias.

Hoy derramaré mis lágrimas por encima del Mundo
porque no puedo defenderme de tu ausencia.

Eres siempre un recuerdo lluvioso que se desvanece
sobre el tejado.

Tengo todos los resentimientos del Mundo
guardados para ti
leer más   
9
8comentarios 69 lecturas versolibre karma: 96

Aguas

¿Has visto una piedra caer en el agua?
Así se propagó tu ausencia dentro de mí.
Un mazazo inclemente
que llevó sus ondas
a todos los rincones de mis aguas.
leer más   
13
11comentarios 82 lecturas versolibre karma: 105

Ͼἇ₱ἇ₰ Ðἕ ϾłἕŁØ (Colaboración con @Constanza_Everdeen, @rebkTD, @delaotapia)

Llevaba varias capas de inviernos,
pero se sentía desnuda
cuando la dejaba sin palabras.

Rascando la escarcha de la espera,
cada fonema que ella latía
él la recogía con mimo para guardarla
cual perla en el cofre de su pecho.

Sus labios no murmuraban tanto
cómo lo hacía su piel,
cuando cada poro recitaba una sílaba
en la poesía de su entrega.

Sus manos balbuceaban torpes caricias,
sus ojos tintineaban miradas saltarinas,
el reloj de su miedo incendiaba el tiempo.

Ah! El tiempo...
que hoy me grita su ausencia
mientras mis sábanas se baten en sollozos
y se desmoronan tristes cómo su último recuerdo.

Y vuelvo ...
vuelvo a vestirme de invierno,
a deshojar cada pétalo
que protegía tu lecho...
Y Vuelvo,
vuelvo a ti, a tu recuerdo,
a mi suspiro hecho hielo
que hoy se deshace en tu olvido.

Pero hubo un tramo de cielo, donde yacíamos cercanos al mar,
enredados en lumínica concupiscencia,
corriendo a través de bosques salados, rimando los cuerpos,
el hambre, engendramos la eternidad, vivimos el poema.
leer más   
20
22comentarios 181 lecturas colaboracion karma: 99

Ahora que no estás

Ahora que no estás, pesa tu ausencia
y el vacío inllenable de tu espera
falta el dulce olor de tu primavera
y el carisma que adorna de tu inocencia.

Ahora que no estás ,se acumula tensión
en los puntos donde más me duele
tu recuerdo golpea y hiere
y me hace trizas el corazón.

Ahora que no estás entiendo
lo que la soledad comprende por amor
el verdadero significado del dolor
y de la amargura que estoy sintiendo.
leer más   
14
14comentarios 95 lecturas versolibre karma: 95

El silencio de Maria

Oh! María
Madre del Silencio.
Madre del Misticismo.
Bendita seas entre todas las mujeres.

Te comunicas a través del silencio,
Sin necesidad de gestos, ni palabras,
Solo tu silencio es digno de abrazarnos,
en el más inconfundible de los sentimientos: El amor

Estas allí,
Como una esclava,
Mientras retienes a tu hijo entre tus brazos.
Tu mirada se pierde en la inconfundible piedad
Tu silencio nos conmueve.
Arrastras tu dignidad; entre el dolor y la sumisión de ver a tu hijo cadáver.
Con tus lágrimas enjuagas sus heridas,
Con tu cabello acaricias el rostro de tu niño.

Lloras a tu hijo,
Lo lloras en el profundo silencio de tu ser.
Acurrucas su cuerpo contra tu pecho;
Y sientes al niño reír dentro de ti,
Eres madre:
Eres mujer.

Tus lágrimas se desbordan aun más.
Cuando lo ves destrozado.
Injustamente lo ves caer una y otra vez; entre la furiosa
Impotencia del hombre; entre látigos y dolor

Lo vistes correr desde niño,
Lo vistes reír y jugar.
Y ahora lo ves tan cerca de ti, desgarrado, mutilado, ensangrentado,
Sin aliento,
Sin latidos en su propia muerte


Oh! María,
El dolor te hace fuerte.
El silencio cubre tu sufrimiento.
Removieron su piel entre vísceras y sangre.
Escupieron su rostro.
Y se burlaron de su dignidad.

Y tu allí,
En silencio.
Escuchando su última palabra.
El dolor al exhalar cubrió tu vientre de dolencia
Y conocisteis el dolor de parir la concepción de la vida.

El Cielo cubre tu silencio.
El viento trastorna tu cabello.
El silencio sepulcral se adhiere a tu corazón.

Una vez más atesoras su cuerpo contra tu pecho.
Y lloras junto a su padre.

Oh! María,
Ya todos se fueron.
Los asesinos, los blasfemos
Adoradores del placer del dolor,
Se burlaron de su cuerpo al dejarlo desnudo frente a tus ojos

Oh! María,
Tu alma inmóvil evoca la impotencia de mirar hacia lo lejos,
Tu silencio conmueve.
Tu silencio grita en tu alma
Tu silencio no es ausencia, sino aceptación.
En tu silencio escuchas la voz de tu hijo.
Sed de Justicia.
Sed de Ti



Oh! María,
Tus ojos Misericordiosos enjuagados en lagrimas visualizan las migajas de tu hijo
Aguantas el dolor, la ira, la impotencia.

La verdad rasgada por la indiferencia del hombre ante tanta maldad.



Oh María!
Me entrego a tu profundo silencio.
Mi cuerpo está cansado de tanta inmundicia,
Se acoge a tu voluntad.
Todo a nuestro alrededor se deshumaniza,
lo que creíamos tener ya no está,
lo que acogimos con amor nos traiciona, nos decepciona.

Dulce María,
Me entrego a tu silencio.
Te entrego mi cuerpo; el cual esta desecho.
Concédeme dormir en tu pecho.
Enjuaga mi rostro con tus lágrimas.
Madre del dolor.
Madre admirable
Mujer.
Tu silencio Brillara para siempre.
Yo te saludo María.
leer más   
3
2comentarios 33 lecturas relato karma: 46

Había una vez… Cuentitos de horror y humor, sin pudor…

Había una vez… Cuentitos de horror y humor, sin pudor…

Lo Besó enorme en la frente, para limpiar la inconsciencia y que deje salir a jugar a los sueños. Y le dijo: Te espero en la puerta con la mano tendida y una sonrisa, cómplice y amiga… para tu fantasía…

— -

Fue la culpa del polvo de los metales que estaban calientes, y los tiraron al mismo tacho donde se fundieron y se incrustaron y aunque fueron en ascensor con los residuos ningún vecino los rescató, por no poder verlos, pero en el basural no hubo desecho que no envidiara ese escudo que formaban y que el tiempo no disolvía ni separaba, porque eran uno, sin hacerse nada y la nada no los veía, pero todos morían excitándose de envidia...

---

Necesito que necesites necesitarme en la ausencia de los días y encontrarte encontrándote en la fantasía irreal de los sueños tan nuestros como robados a los espejos de los tiempos donde éramos reflejos sin moral.

---

Voy a contarte un cuento de carne y hueso donde los imposibles se amaron y dejaron la piel, por derretirse de tanto calor y pudor, de envidiar al amor y a la humedad que de sus poros salía sin quererse despegar a la hora de partir, después de llegar, una y otra vez...

---

Para volver al abismo del camino oscuro sin fuerzas pero sonriendo, cansados pero enamorados por amar y soñarnos hoy...

---

Te acuestas cada tarde mia, buscando tu sombra en la noche que nada sin agua, sobre luces y en mis brazos se mece aunque los meses nos cambien la hora y tu madrugada cada vez mas temprano, la mía más tarde y en el medio buscándonos para hacernos amor, en nuestra noche, sin mañanas, de hoy...

---

Que las Buenas Noches te abracen al Amor del mundo tan Fuerte que las Holas No te ahoguen hasta la mañana, donde te aferres al nuevo día como salvavidas de sonrisas que besen tu boca y desayunen tu saliva de envidia y sin azúcar porque te sobra y nunca le alcanza...

---

Mi Ladrón sin destino te llevará de paseo en una bolsa llena de joyas del fondo del mar, para robarlas una y otra vez más...

---

Con perlas en sus c.....s abiertas para que tu mismo le saques de un orgasmo ahogado en el fondo de su propio mar...

---

Te canté en los labios y te bese los sueños, ahí donde sólo te encuentro para un encuento, ese solo nuestro y siempre sin final...

---

Esos niños que llevamos de la mano y nos enseñan que grande se puede ser siendo tan pequeño...

---

Con los sueños secretos del sofá, y que nadie se entere que es tu caja fuerte de todos lo tesoros que guardas Dormidos robados, entre almohadones que nunca has lavado…

---

Siempre sueño tus buenas noches donde no eres bueno y yo peor te despierto para darte el pecho que tu mamas y yo acabo por contar un cuento con final, sobre el monte de una Venus sonriendo muy feliz...

---

Entre tu mañana y mi alba

Entre todos tus tú abrazada, besando a la orgía de tus almas, para hacerlas mías, y devolverla sin demonios a tu vida, llevándome la perdición con mis errores, para equivocar la suma y que 1+1 nos de 1, de estar juntos.

--

Encontradas perdidas noches, que te abrace el amor por siempre y te lleve de paseo por los techos ajenos que son menos conocidos y hay gatos maullando por su gatubela en celo...

---

Sueños te esperan escribiendo por dentro entre latidos de tu pecho cuentos de amor y de llanto que no quiere tu voz hacerlas canto...

---

…Te buscará, Pero sin sueños porque se los roba un niño con lentes que una noche conocí, y yo leía sus cuentos para dormir, pero un día desperté y se había mudado lejos, llevando todos los cuentos y cambiando el nombre en su documento, la dirección donde habita un tiempo el olvido, y otro día, después de meses de paseo, mis ojos pegaron un salto cuando lo vio tan viejo y llorando de amor... Por eso, por eso no tengo cuento, ni perdón...
6
5comentarios 46 lecturas relato karma: 76

Sin título...

Ella despertaba
y a su lado,
él no estaba...

Sus mañanas se
teñían, con
esa canción
que no paraba
de sonar en la
radio...

La canción de
ellos dos...

Días nublados.
para ella.
Aunque el sol,
deslumbrará
ahí afuera...


Y ese café, que
ella tomaba,
le sabia ausencia...


© Derechos de autor
Isa García
leer más   
13
12comentarios 89 lecturas prosapoetica karma: 83

Momentos de vida

Se bambolea una cinta de besos
con el aire de una brisa de caricias.
Los pétalos de una madrugada
que deshoje en un momento a solas,
vuelan en pequeños remolinos
jugueteando con mis pies.
(El ocaso nos trajo fragancias
que no pudimos rechazar)


Las ausencias tienen brazos fuertes
que aprietan y oprimen quebrándote el pecho.
Recordar para abrazar una vez más,
para oler y sentir lo que ya no está.
Tararear un canción, saborear una copa de vida.
(La memoria nos deleita con imágenes
fruto de la realidad y de tu deseo de volver).

En el abrigo que nos da un beso cálido,
la piel que comienza nos regala ternura.
Te proyectas en futuro y regalas
en un acto egoísta vida a la vida.
Mirar como vienen, como crecen y se van.
Dejar que suban, que aprendan y disfrutar.
(Venimos solos y nos vamos solos,
pero dejar huella nos reconforta)


Una noche de fragancias suaves,
un recuerdo que no se nos va
y una vida que entregamos al mundo.
Momentos de vida
17
15comentarios 107 lecturas versolibre karma: 91

Quise ser

Quise ser, arena movediza
entre tus manos
que deslizara y quede pegándose
a tu piel cual musgo,
y bebiera de manantiales
que de tus raíces surgen.
Quise ser, río crecido y
solo en ti encontrar calma,
que tú hubieras sido
el mar donde mi caudal,
desembocara lo bravío
de mi corriente.
Quise ser, nube cargada
de gélido granizo
y esa furia tú calmaras.
Que tus aguas termales
se encontraran con mi frío,
y se tornaran cálidas.
Quise ser, desierto
y vertieras en mí:
rocío, lluvia,
cada fluido que de tu ser surgiera,
hasta que en mi desierto
corran venas cristalinas
con tus aguas.
Quise ser,
luz que tu sendero alumbrara,
para guiarte a mí,
en cada oscuridad de tu alma;
en toda madrugada
ser ese rayo de luz
que tu rostro alumbrara.
Quise ser todo,
fui casi nada.
Solo un suspiro
en el viento,
solo un recuerdo olvidado.
leer más   
14
11comentarios 100 lecturas versolibre karma: 83

Anunciando olvidos

Quiero que sepas
que algo me separa
de ti.

No hay más que ver
que ya no quiero
calcinarme en tu cama,
que tu silencio cegador
es mi música preferida.

Que tu ausencia
es la entrada
a un mar en calma,
que de este vidrioso amor
sólo está quedando
una luz oscura.

Quiero que sepas
que algo me separa
de ti.
Tal vez,
ese algo
seas tú.


©Alejandro P. Morales.
leer más   
15
6comentarios 53 lecturas versolibre karma: 100

Es suyo su silencio

Su silencio representa ese verso
en reverso, adjunto al sol que se oculta por el Este.
Su silencio gravita sobre la esfera de un particular;
recurrente, vigente, que se incrementa en las madrugadas frías.
Su silencio: fruto podrido de los cerezos,
que cae sobre suelos contiguos, equivocados y erróneos;
el que sonaba con pilas sulfatadas en la radio;
un incendio desarrollando llamaradas y negando llamadas.

Su silencio intrínsico, abismal e irreversible.
Silencio acreedor de unos ojos
(búho)craticos que al parpadear
las hojarascas espantan.
Su silencio, atado con el bozal del viento;
porque cuando llueve vive por allí maldiciendo.
Su silencio, sembrador de tréboles de mala suerte.
Su silencio, piñas difíciles de pelar.

Silencio alrededor de los muelles entablados,
desentablando diálogos.
Mutismo de mutuo desacuerdo.
Una ausencia que llega a los tobillos.
Un silencio que marca la hora en un reloj de arena digital.
Una llovizna que se disgrega antes de tocar el techo.
Su silencio, tinnitus en los oídos de los murciélagos.

No escucha usted, la conferencia majestuosa que expone la brisa
El invierno, está a punto de suspiro y el otoño, de caramelo.
Los pinos protestan, porque la nieve de noviembre pesa.
Las palmeras se sostienen con muletas
y su silencio con mondadientes.
Las trompetas usan sordina en septiembre
y gríngolas su silencio.

Ese silencio, oxidando estrellas platinadas.
Un silencio, desordenando las filas de las oportunidades.
Su silencio: plano, obtuso, llano y folclórico y tóxico.
Un silencio que se perfila inquieto, distraído y rabioso.
Su silencio, voz de las almas gemelas.
Las nubes como locas van dibujando cuerdas vocales;
pero su silencio adolece del veneno de eunucos escorpiones.

Su silencio alude a la música que nunca suena en el bar.
Su silencio no adormece a las flores.
Su silencio respira, no expira y jamás muere;
pero se oye cuando sopla los dientes de leones.
Su silencio se pronuncia y se escribe en tonalidades tornasoles
y de ello, conocen los girasoles.
No...no fue más bello que el silencio,
mejor...mejor hubiera permanecido callado.
leer más   
4
sin comentarios 19 lecturas versolibre karma: 52

Me abraza la soledad...

Me abraza la oscuridad
y me consuela el silencio,
del cansancio de la vida
y la ausencia de los besos,
y aunque sigo en esta lucha,
malherido y persiguiendo,
no renuncio a la esperanza
de lograr un día el premio
en el brillo de tus ojos
y ese cáliz placentero
con el néctar que me invada
y que calme mis anhelos,
y es que busco entre las sombras
la caricia de los ciegos,
en el roce de la brisa
que me saque de este tedio...

No busco la soledad,
aunque muy cerca la siento,
ni el silencio me estimula
en este otoño bohemio,
y es que cruzar las palabras
para rimarlas en versos
es navegar por un bosque
sin capitán y sin ciervos,
porque la luz de la vida
tiembla al compás de los vientos
y se estremecen las almas
cuando presienten los miedos,
nunca asociemos cansancio
ni soledad al lamento
aunque derramen sus lágrimas
unos poetas sedientos...

"...Me abraza la soledad
en este largo sepelio,
dice un poeta sin nombre
en un instante frenético,
pero el silencio que dice
es ese miedo que, escénico,
sale y aflora a sus letras,
cuando susurra: "te quiero..."

Rafael Sánchez Ortega ©
11/06/18
16
8comentarios 99 lecturas versoclasico karma: 104

Vuelve

¿Cuándo volverás?
hilando versos en esta espera,
por verte, mi alma se desespera,
tengo tantos deseos
que tomes mi mano,
y camines de nuevo a mi vera.

Miro tu fotografía,
y mi alma se conmueve,
recuerdos que van y vienen,
de tí, alma bella, noble y buena,
que llevas en tus brazos el abrazo
de seda, que calma mi tristeza,
y mucho me consuela.

Estremecido mi espíritu,
en las noches te sueña,
mi mente aturdida,
te busca entre la niebla,
mis pupilas desgastadas,
te buscan,
en la luz de cada estrella.

Me sonríe la luna nueva,
menguando mi tristeza,
quiero imaginar
que tu dulce mirada,
sus rayos atraviesa.

¿Qué será de tu ausencia?
Quiero sentirte de nuevo,
que vuelvas a mí, como en aquel
viejo abril,
cuando en medio de mis tormentas,
a tí te conocí,
cuando mi noche amaneció,
y eras tú mi sol.

A tí mi sol...
leer más   
18
6comentarios 94 lecturas prosapoetica karma: 89

El jardín de la Nada ( @Pequenho_ze & @ Transmisor_d_Sinestesias)

Un nudo sostiene
al gastado recuerdo
atado en la garganta
Se marchita la flor del pecho
mientras llueve tu sequía
se cuartean mis tierras
surge el desierto
desde las sienes hasta el latido.
Uno se acostumbra al buen vino,
hoy mi vid se seca
en los terrenos de tu ausencia...

Es inextirpable
el sabor a tinieblas en mis labios.
Mi cuerpo es un erial,
sin pétalos ni aire
y sin embargo,
cómo pesa la piel hecha madera.
La memoria tiende sus cadenas
y en silencio
me encumbro en los brazos del ausente
hecha pedazos.

Recito el himno escrito
en las ojeras de un desvelo.
Se desgajan los sollozos
uno a uno suben y caen
en el baúl clamoroso de la noche
mientras las estrellas dibujan
el iris obscuro de aquella,
tu última mirada.

Yo cierro los ojos.
Recojo entre mis manos el recuerdo
que ya no reconozco
si no es con el llanto en la garganta
y asimilo la distancia
que mira mi ventana
sentada en tus labios.

Hilvano imágenes, momentos, aromas
se rasga la tela de juicio
esos fosos de tus cielos... caigo...
ahoga esa profundidad
se doblan mis banderas
quiebran las rodillas
apuntala la sien el ventanal
mientras la mirada sale a pasear
al jardín de la nada...

*******************************
El jardín de la Nada
Mesa Compartida
Pequenho Ze© & Transmisor d Sinestesias©
Fotografía: Fabrizio Troiani
leer más   
15
26comentarios 139 lecturas colaboracion karma: 94

todavía

te he buscado
por toda la facultad de geografía
a ciegas,
como si de una terminal se tratara
o de un andén,
siguiendo
el caudal de tu ausencia.

te he pensado
durante tantos días, al despertarme
sobretodo,
como si tu olvido un final marcara
o un inicio,
como si volver mañana
no resultase tan estúpido,
haciendo
del ayer un todavía.
leer más   
9
sin comentarios 31 lecturas versolibre karma: 76
« anterior1234543