Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 379, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Tristeza en Mi mayor

Estoy aquí, triste...triste de ti, de mi, de nosotros.
Estoy buscando tus ojos, tu amor, tu mirada triste y ausente.
Te busco en lugares concurridos, en los sitios donde acostumbras llorar y enla plaza donde dejaste un día abandonada tu tristeza.

Estoy aquí, triste, buscando tus ojos, tu amor, tu tristeza de mi, de ti, de nosotros.
Estoy aquí, tú eres la que me falta.
Mirándome de cerca podrías decirlo todo con un beso.
Mirándome de lejos sólo podrías matarme.

Pero yoestoy aquí, triste de tu boca, de mi boca y de ti.
A donde llevasté mi corazón herido de tu nombre?
A la noche que enmarca mi tristeza?
Al aire que me evita y pide espacio?
El abandono mío cerco mi tristeza y tu, la que yo amo, no está aquí.

Pero yo estoy aquí, sin ti, triste...triste de tus ojos, de tu pelo, de tu cintura y de mis brazos que extrañan tu vida.
Pero cuando tu estés triste, dolorosamente triste, aprende a llorar y busca mi boca.
leer más   
11
2comentarios 63 lecturas versolibre karma: 124

El amanecer son tus ojos

Como un cisne negro

que cierra las alas al destino,

como la ciudad que duerme

los pasos ausentes

y borra las huellas de la vida

a la espera de un nuevo día.


Así mi fragilidad

que no entiende del gris del infortunio

necesita la luz de tu mirada

para abrazar mi tiempo.

Porque el amanecer no es otra cosa.
13
5comentarios 57 lecturas versolibre karma: 126

Hacia la mar

Cuando la mar te llame
acógela,
sumerge sus ribetes verdes
en tu regazo blanco de esperanza.

Ella te conoce,
mujer de historias y candelas,
ella te espera,
mujer de cintura encrucijada,
mujer de aire y temporal.

Cuando la mar te llame
contesta a su clamor con tus suspiros,
y resta su agonía
para sumar con tiento
en los resquicios de su costa,
sobre el puerto,
bajo las corrientes que dominas,
mujer de estigmas.

Cuando te acaricie elevarás el vuelo
con el cabello recogido
y la mirada abierta,
con alas de recuerdos
de extremidad de seda,
con la poesía envuelta entre las telas
de tu Mundo cubierto a tiempo lento.

Pintarás con tus dedos huellas
de amante de proverbios,
trazos blancos en tus playas,
rayas que hasta el horizonte alcancen,
pintarás con serenidad tu estela.

Serás tú,
desde tu soledad descalza,
calma entre los nidos de sus grietas,
la que eleve con sus manos
las caídas estrellas,
la ventura de los astros.

Cuando la mar me llame
nadaré con nuevas aletas viejas,
remaré con presentes viejos remos,
ausente en los minutos
fundidos como cera.

Resbalará el agua entre mis manos,
capturaré sus gotas nómadas,
recogeré la brisa tibia
en el horno de mi pecho,
la libertad de temporal alborotando
la oscuridad revuelta
de nuestro vendaval secreto.

Seré yo
longevidad de frases sueltas
entre la sal de marejadas,
con el Sur entre mis cejas,
y tus estrellas
los círculos concéntricos del tiempo.

Seré yo
en la espesura de las algas
enredadas en mis brazos,
cuerda dúctil que me aferra a las ideas
de mil nudos amarrados
a las nuevas experiencias.

Seremos la anciana mar
de pausado nuevo paso,
calmo clamor antiguo renaciendo.
15
4comentarios 57 lecturas versolibre karma: 122

Presiento

Rescoldos que destilan quemaduras
nidos de perenne ampollas
que con las albas alumbraron muecas
pintadas con los labios del ayer

Presiento que regreso a esa noche
a esa noche ausente de aire
de estrellas que entornan sus ojos
y lunas durmiendo sin sueños
la soledad impera en mi piel
perfumada con dosis del olvido
y ajada del frio del desierto
mientras mi boca, esa boca
se enamora del silencio y la besa

Presiento que regreso a esa noche
a esa noche ausente de aire
leer más   
17
10comentarios 79 lecturas versolibre karma: 107

Alma Gemela

En un primer instante
tu sonrisa encontré
para mi muy importante
como sueños en un tren.

No importando el color de tus ojos
ni tu cabello lacio o rojo
ni tu cuerpo flaco o gordo
solamente tu corazón de antojo.

Mi celosa alma gemela
encuentro en ti tristeza
tu mirada color canela
pero cristalizada con dureza.

Ahora hablo a tu corazón
rebosante de alegría
con firmeza y dirección
esperándote alma mía.

Ahoga te, pero no en melancolía
sueña, no con tormenta
sé fuerte y no fría
pues tu alma no está muerta.

Recuerda siempre amiga mia
que también estuve ausente
pero en una hora del día
solo te encuentro en mi mente.
leer más   
7
1comentarios 31 lecturas versolibre karma: 91

El vaso de cristal que guardó tu aliento...

En esta noche de estrellas el vaso de cristal
que guardó tu aliento de aroma y miel
se ha roto; no lo pude sostener.
La vitrina quedó vacía era el último,
no lo supe retener.

Años perdidos sin sentido
buscando un pueril recuerdo
no sabiendo que el eterno
guardó en solitario para mí
el deseado vaso de cristal
bien trabajado por el Odín
que se esmeró...lo hizo para mí...
lo mejor de las virtudes
tener el aliento fresco
de mí amada la emperatriz.

Hoy nada tengo de ti
el vaso de cristal se ha ido
sufrió un traspié,
ya nada me liga a ti
fue un infortunio amarte así...
me perdí en un laberinto
de los amoríos fui preso
y pague un precio duro
quizás por causa y efecto
el vaso de cristal se perdió.

Sin palabras… se nota lo ausente
lejana, sentada en el postal gris
de las memorias sueltas,
la sonrisa que alegraba las
tardes veraniegas
hoy corre
por los trigales marchitos del bosque.

Mi corazón triste capitula, no se rinde
se asoma por la ventana y mira
mira y mira...
parece un cristal de porcelana
sombrío en el pedestal de una tumba.

@rayperez
Marzo 2017
Venezuela
leer más   
16
5comentarios 72 lecturas versolibre karma: 118

Espejismo

ESPEJISMO

Llegaste a mi vida como un espejismo,
cuando el desierto se me hacía pesado.
Una irrealidad mezclada con optimismo ,
que prometía cambiar mi triste pasado.

Te fuiste un día así tan sutilmente,
que no creí fuera el cuento acabado.
Te esperé y aún lo hago,irracionalmente
con la mirada perdida en el cielo estrellado.

Te desnudé mi alma solitaria
con las heridas antiguas y profundas.
Creí en tu voz sensible y humanitaria,
que hoy esta ausente de mi mundo.

Entiendo que al fin ya decidiste.
Pero no pidas que me olvide totalmente.
No puedo apagar lo que encendiste
prefiero creer que no mentiste inútilmente.

Hoy sos como una visión invisible.
Un sueño tal vez muy imposible .
Un oasis en la lejanía visible
que todavía toca mi parte sensible.


Marcela Barrientos 13/09/2013
Buenos Aires, Argentina
leer más   
5
2comentarios 32 lecturas versoclasico karma: 64

Tiento y tacto

Como inepto conspirador de vidas
fui escualo de un atolón atolondrado,
navegante sobre días y parajes de mar turbio
con aletas sumergidas en la nada,
rondando los oscuros arrecifes
de soledad del cazador de vanidades,
empujado hacia el alma muerta del coral.

Me volví nómada marcado a fuego
por el hierro que mis genes me dictaron
en el instante de mi concepción involuntaria,
viajero de estaciones de oscuridad heladora
oculto tras baúles de vacío,
caminante inconsciente de destinos incompletos.

Mi hice corredor en las aceras
diseñadas por mi astucia para ejercer huidas,
mi hice entre paisajes
que obligué a caducar ante mis ojos,
sobre cuerpos entregados a mi estafa,
de noches de ternura inexistente
y palabras lisonjeras
en el engaño de las pieles que se rozan,
en el cariño fingido de egoísta errante.

Explorador fui en andares sin destino,
palpador de la nostalgia no aceptada,
al remover en el cobijo de los cielos
el encuentro de un olvido que sanase
cicatrices arrostradas
de aprendiz de niño
de esclavo entre sus miedos.

Hube de varar en tierra firme
para hacerme memoria entre los pasos
del son agudo del desierto,
regresar desde los llantos
a la verdad abandonada de mi infancia
de prados adornados por la nieve,
hube de volver a aprender
a leer entre sus hojas los anales de los árboles.

Retorné a la par del mar para medrar
en las memorias de un marinero insurgente,
con los pulmones limpios,
risueño delfín narrador de acantilados,
espía extravagante de la costa
y de sus álamos.

Y sé que tú,
mujer tendida como isla entre las aguas,
amante de las brisas
de las tardes de este Norte embravecido,
estás cercana,
como en espera,
presente y prudente ante tus vallas abiertas,
quizá sabiendo o sin saberlo,
ausente en tu retiro
de viejas barcazas y de bosques.

Y yo,
aquél que tanto ha divagado,
el que vaga envuelto entre sábanas de sueños,
me pregunto si una tarde de verano,
que albergada de esperanzas nos acecha,
dejarás tu rastro en las llagas de mi cuerpo
y alcanzarás a descubrirme,
renaciendo nuevo sobre tus senos nobles,
sobre tu madurez de guardiana de mis llamas.

Yo pregunto
si desearás expresar sobre mi pecho
el deseo abierto como exclusa incontenida
de amor que se libere en mis canales
y en los tuyos.
14
13comentarios 86 lecturas versolibre karma: 109

Quedó la puerta abierta...

Quedó la puerta abierta
y no nos enteramos,
vivíamos el sueño
precioso de un verano,
vivíamos ausentes
siguiendo nuestros pasos,
a un mundo diferente
que ambos nos trazamos,
y estábamos felices,
el tiempo iba pasando,
la noche continuaba
en medio de los campos,
nosotros, simplemente
vivíamos un rato
con ese puerta abierta
ajena a nuestros actos...

Sentíamos la vida,
queríamos amarnos,
ansiábamos perdernos,
muy lejos, en un barco,
sin remos y sin velas,
a un mundo más dorado,
donde los hombres libres
viven sin ser esclavos,
ni quieren tener miedo,
saber que está cercano
el día de la vida
que llegue con regalos,
para que nada escape,
echemos el candado,
cerremos bien la puerta
y el grito de los labios...

"...Por esa puerta abierta
se fue y no regresaron,
suspiros y caricias
de dos enamorados..."

Rafael Sánchez Ortega ©
26/08/18
12
4comentarios 72 lecturas versoclasico karma: 133

Leslye

El día tenía un toque opaco, a pesar de los rayos del sol que culminaban la tarde.
Cada minuto iba tejiendo una angustia mayor.
Miraba las caras diversas, incomprensibles, obsoletas, ajenas al tiempo y al espacio.
Algunos labios seguían el ritmo de una serie de palabras que completaban un rosario.
El regreso a la realidad me lo dio el sonido de una llamada, desee tanto que no hubiera sido realizada.
Al abrirse de nuevo la puerta, todos los alumnos eran incapaz de escuchar.
"Leslie falleció"
Una ola de llanto arrasó a los presentes, el dolor corrompía a algunos tantos.
Ausente y ajena era mi presencia, no lograba entender.
Mis impulsos, mis pensamientos, mis movimientos, todo era indiferente.
Y cuando encontré a mi madre al salir, fui comprendiendo un poco.
Tuve que llenarme de valor para abrazarla como nunca lo había hecho.
Usé mi ironía durante horas para evitar rigidez de una tristeza abrumadora.
Y ahí estaba, contemplado un cuerpo de ternura, vestido de ángel.
Un vil retrato de quién regreso a donde pertenece.
Dieciséis de diciembre del dos mil diez.
No olvidaré la experiencia de mi niñez, la que marcó mis once años.
A los once años, de muy cerca, la vida me mostró la muerte.
Me empapó de realidad, de sugestión, de ilusiones, de preguntas.
Quería decir tanto, quería entender tanto.
Y comencé a escribir…


-Enya R. Solis
leer más   
3
sin comentarios 27 lecturas versolibre karma: 45

Y las estrellas?

Y las estrellas?

Ai las estrellas!

Se ausentaron una a una
y no han vuelto a aparecer.

Se fueron en silencio
y con lo puesto...
dejándonos un negro anochecer.
leer más   
15
11comentarios 95 lecturas versolibre karma: 124

En mis sueños...

En mis sueños
escribo notas ausentes
garabatos perdidos
el sueño húmedo
el sueño corrompido
el sueño eterno
el sueño urdido
granos esparcidos
molinos antiguos
testigos de hierro
silencio clandestino.

Las torrecillas de la noche
el mar las acaricia
inmensa marisma
siempre el mismo afán.

La rutina roedora
>>>atraviesa
mi columna vertebral
y la cervical sonrisa
de un pájaro amarillo
>>> se levanta
a descansar en el umbral
>>>salpicado
por la lluvia torrencial.

Fugaces estrellas
pasan por el desván
en el corredor de los sueños
>>> pienso…
>¿Por qué el grillo no deja de gritar?<

Julio 2014
Venezuela
@rayperez
leer más   
14
4comentarios 51 lecturas versolibre karma: 120

Se quedaron con el tiempo...

Se quedaron con el tiempo
las pasiones olvidadas,
los sentimientos altivos
y la voz de las entrañas,
y quedaron los poetas
tan ausentes con sus lágrimas
que secaron manantiales
y los mares con sus aguas,
y es que la voz tan sublime,
aquel timbre y su palabra
se callaron, de repente,
con la sangre y la metralla,
y aparecieron romances
y con ellos propaganda
de los buenos y los malos
repartiéndose las cartas...

Yo no sé de aquel momento,
solo sé que no sé nada
recogiendo lo que cuentan
manuscritos y gargantas,
pero sé que los poemas
han perdido su fragancia
y la voz encantadora
que en los pueblos declamaba,
y lloraron los poetas
y con ellos las cigarras,
y la luna y las estrellas
y las olas de las playas,
y es que un pecho está sangrando
porque callan las guitarras,
se silencian los romances
por las calles y las plazas...

"...Se han quedado enmudecidos
los poemas y esperanzas,
escuchando los disparos
que segaron tantas almas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
19/08/18
23
20comentarios 113 lecturas versoclasico karma: 107

Pinceladas de tierra y cielo

Estrellas vigías,albergaban al huesped..Firmamento poesía,en trazos perennes. Soñador de escalas y de continentes.Mientras al costado su copa ,se iba añejando dulce vida; dejaba el artista senderos abiertos a lugares inhéditos. De alquimia,lunas blanquecinas y sutiles recuerdos titilantes,en pinceladas aún ausentes.Pincelada del alma, de aquel que jamás envejece.
leer más   
10
8comentarios 101 lecturas prosapoetica karma: 109

No olvido

Hay amores, es decir, historias
historias que dicen de amores
simples
de paso
otros de tránsito, que se quedan

Hay amores de siempre, silenciosos
mudos
de ojos
de tormenta
amores sobreentendidos
de atardeceres, con el mar de fondo

Altiplanos
subterráneos
de cielos con estrellas

Hay amores de centro
de orillas
de sobremesa
de sábanas
de tabaco y café
cómplices

Hay amores que se echan de menos
presentes
ausentes
o que nunca llegan
amores intolerantes
que no se esperan

Amores que permanecen a tu lado
incomprensibles
amores que son y están
esenciales

Amores de no olvido
como tatuajes
aromas que habitan en la nariz junto a un lugar
una canción, una sonrisa, unos labios

Hay amores porque si
porque así tocan
amores, a pesar de todo
amores.

@Lamujerdeabril
13
4comentarios 73 lecturas versolibre karma: 124

Ahí es donde duermo

Nadie sopla este viento
que levanta el polvo seco de los días,
pero hay cenizas por dentro
y el cuerpo
se ahoga lentamente y tiende a gris.

Llueve cada día sobre nuestro París
desde que vives en mi nudo en la garganta,
pero llevo en el alma
la tierra árida de tus silencios
y a pesar del vacío discreto,
del Abril ausente,
a pesar de la falta de verso,
la pena florece.

De esa flor,
hago mi lecho secreto,
un paraíso tan grande
en un lugar tan pequeño
como tu pecho.
      Y ahí,
al abrigo de un llanto sereno,
ahí,
  ahí es donde duermo.
leer más   
18
17comentarios 90 lecturas versolibre karma: 127

Ausente

La soledad rodeado de gente
Es el dolor sin consuelo
Es el abismo sin suelo
Es estar presente pero ausente

Como un artista sin ningún arte
Es ser uno siendo cero
Es un gran muro de acero
Como comer y morir de hambre

Es como sentirse indiferente
Es como ser prisionero
Pero libre al mismo tiempo
Es vivir una condena a muerte

Quizá este muerto y quizá mi mente
Quiera jugar a este juego
De mirarme en este espejo
Sin mi reflejo en ninguna parte
leer más   
7
sin comentarios 47 lecturas versoclasico karma: 94

Denegar la desazón

DENEGAR LA DESAZÓN

Como suspiro despertándose.

El pretérito puente hospeda,
pendiente una gotita breve,
tiembla como agazapado ciprés.

¡Ínfima, intriga, íntima!.

Tanto al mirar llover,
tanto al meter entrar,
tanto al querer amar.

¡Alambicadas, audaces, aureolas!.

¡Vayan sedeñas manos albas!.
Con la fina caricia bondadosa,
con las viejas ausencias gris.

…Elegíaco, elenco, amorfo…

Sin volver intratable la tragedia.
Sin hacer suculento al reproche.
Sin salir alejándose los olvidos.

¡Oh, beatíficos repertorios probos!.

Con la torpe piedra inalterables.
Con las tardes ocres lenguajes.
Con las tareas orlas inacabables.

Abundante brío al tedio expulsa.

¡Sí, así!... Con el cielo en el pecho,
entre grises amarillentos verdosos,
sin atigrarse camaleónicos felinos.

¡Ciclópeo canguelo cerúleo!.

Entre profundas cumbres ausente.
Sin lloverse pétreos parcos y viles.
Cada uno lacónico y todo restrieto.

¡ Al unísono isócronos auténticos !.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
leer más   
4
sin comentarios 36 lecturas versolibre karma: 55

Ausencias

Escribía bajo pseudónimo. Tal era su timidez desde el anonimato, tal su desnudez al plasmar su alma en la escritura. Un equilibrio perfecto que le permitía ser verso sin poeta, presencia de cuerpo ausente, un barco anclado en orillas invisibles.
leer más   
14
3comentarios 92 lecturas prosapoetica karma: 103
« anterior1234519