Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 171, tiempo total: 0.024 segundos rss2

Nuestro bar

No se si es verso libre, prosa, historia o cuento
sólo se que allí en ese pequeño bar brilla el intelecto


Allá a lo lejos
entre el bosque de poesía, lo ves?
allí ese árbol, el más hermoso
el más verde y frondoso

ése lleno de historias de vida,
entre los miles que hay
se distingue por sus hojas
con miles de versos escritos
que de muchos colores arroja.

Creció a través del tiempo
para cada uno de ustedes
simboliza la amistad
con mucha fraternidad

Sembrado en tierra fértil
abonado con lirismo excelente
siempre fue regado de anhelos,
letras y mucho compañerismo

Si sus ramas y hojas ves adornados
son los hurras, aplausos y bravos
flores y sombreros que lanzamos
al brindar por un compañero
y su poema perfectamente logrado

Recuerdas?
cuando andábamos de mesa en mesa
brindando con la copa de la vida
dándonos felicitaciones o tomando consejos

ya embriaga de contento hasta confundía
los nombres de las poetisas y apenada
mil colores a la cara me subían
ellas de tan buen humor se reían,
uuuufff ! que alegría!

Quisiera ponerle al árbol un letrero brillante
en lo más alto de la copa como el que ilumina
nuestro poético bar sus veinticuatro horas abierto,
poetas y poetisas entran y salen todo el día
ha sido el mejor acierto

Siempre recuerda
que éste árbol en sus hojas lleva magia
pues creció con un tronco fuerte
con raíces muy profundas
que se extendieron a todo continente

para que logres tus sueños,
a los que pones mucho empeño
te deseo la mejor de las suertes
en tu noble labor de poeta y escritor.

Tú eres como ese sembrador
del poema de Rafael Blanco Belmonte
que a diario siembra en el monte
para personas que aún no nacen ni conoce

y tú, tú siembras letras al mundo
que como buena semilla crecen se expanden,
brillan, dan frutos, se hacen grandes
para delicia de quién te lee

Deja decirte que tienes un lugar en mi corazón
aunque estemos muy lejanos
y nos separe cielos, mares u océanos
y la distancia sea muy extensa.
el habernos conocidos esa fue la recompensa

te dejo mis buenos deseos
además de mi fraternidad
para que los siembres en tu víscera cardiaca
no olvides que hoy en día se destaca
todavía el amor y la amistad.

Recuerda además hoy y siempre
que te doy mi mano franca
mi abrazo y compañia
y mi cariño a distancia

Yo me llevo en mi corazón
muy adentro del alma mía
áquel pequeño y alegre lugar
que ha sido nuestro bar
que felices nos unió un día

Sí, nuestro querido bar poético.



MMM
Malu Mora
leer más   
17
18comentarios 161 lecturas versolibre karma: 96

Está pasando

Un día
cualquiera

en un bar
sin nombre

beben
los hombres

cuando no pasan
mujeres.
14
6comentarios 88 lecturas versolibre karma: 107

Soledades en un bar

Te voy a beber con vino
para sentir que te olvido
y que a tu lado he vivido
una parte de mi destino.

Te voy beber de un sorbo
y dejarte ir en cada gota
desprederme de tu boca
y sentir que no te toco.

Me ahogo en mi propio copa
en la que tu me dejaste
el día que me abandonaste
y me quede con el alma rota.
leer más   
12
12comentarios 91 lecturas versolibre karma: 97

No ...

No quieras pedir perdón
Olvidé cuándo rompiste mi corazón
Y no guardo rencor.

No quieras dar explicación
El tiempo me favorece
Guárdalo para otra ocasión.

No quieras intentar llorar por tu traición
Muy lejos de ti ya está mi corazón.

No me dejes cartas y flores en mi puerta
Te recuerdo que el camión para basura
los martes hace la recolecta.

No cruces la acera de la avenida para
toparte conmigo. No te humilles,
voy a preferir a mi nuevo amigo.

No me mandes avisar que en el bar te pierdes
y por mí no dejas de lamentar,
No puedo hacer nada. Soy una guerrera,
no soy tu mamá.

No me esperes al acecho, fuera de mi trabajo,
no seas tonto, vas a perder tu tiempo.

No quieras con tus vanas palabras enfrentarme,
que yo puedo deshacerte con solo ignorarte.

No me amenaces con decir que dejarás de
rogarme, cumple aunque sea con esa promesa,
ya te tardaste.

No vengas con tu cara de ángel, pierdes tu tiempo,
es más fácil que al diablo puedas engañarle.

No quieras conmigo otra vez querer,
ya me cansé de responder, búscame un
domingo entre semana, tal vez ese día, diga
que te escucharé.

No... dices que soy predecible, entonces
ya sabes que mi respuesta es No.


Letizia Salceda,,,
leer más   
16
20comentarios 174 lecturas versolibre karma: 111

Sabor

Sabor,
a la menta de tus besos,
a ginebra y mil excesos,
al dulzor de tu saliva,
tu piel aceituna, a oliva,
y a intenso sabor a mar…
cítrico, almeja y sal.

Tus ojos, aroma a ron,
que vierten lágrimas de licor,
calmantes de la áspera sed
en los bares de mi embriaguez.

Sabor,
tu cuerpo excelso, a vainilla,
a picante tu mirada
que quema como guindilla,
todo el sexo a mermelada,
y tu lengua, a piperina,
o a una ácida mandarina.

Tus pechos, las uvas de la ira,
flanes glaseados de mentira,
y queda un postre que se espesa,
con la nata sobre tu fresa.

Sabor,
tu cuello, a afrodisiaca canela,
los pezones, a tiernas cerezas,
tu boca, a carnosa ciruela,
y no verte…, regusto a tristeza.

Tus labios me saben miel,
tu olvido…, a amarga hiel.
13
sin comentarios 64 lecturas versolibre karma: 99

Obstinación

Descubro que sigo
a pesar de haber quemado tu nombre
entre los destruidos bajeles de mis pensamientos,
a diario,
sumergido en otras realidades,
en un viaje
preñado de desastres inminentes,
habiendo llorado en riadas enfermizas
y dolidas,
atacado por la miasma en los bares,
entre la acristalada irrealidad del whisky,
entre las vacuidades
de mis ojos,
los falsos sabores en el humo,
el hedor de los apartados en los prostíbulos
y los abrazos engañosamente cálidos
de las putas.


Descubro que sigo
perdidamente,
dolorosamente...
enamorado de ti.
11
sin comentarios 47 lecturas versolibre karma: 98

Pero no llegas

Entro en el bar.
Me digo a mí misma que vas a llegar.
-no llegas-
El camarero pregunta
si prefiero sentarme en una mesa
en lo que llega su pareja.
Sonrío discreta
y me alejo con la jarra de cerveza.
Me acurruco
en la mesa del rincón
y alzo la cabeza.
Fuera hace sol
pero el frío me hiela la mirada
a través del cristal empapelado
de nostalgias diversas
que han ido dejando los clientes.
-No llegas-
Pido otra cerveza
y llegan a mi mesa
unas manos invisibles que me atraviesan.
Mastico la pena
y otra vez sonrío,
menos discreta y algo más ausente.

Me espero a mí misma.
Pero no llegas.
leer más   
39
29comentarios 284 lecturas versolibre karma: 94

Paraguas

Escucho en su radio
que el pronóstico del clima seria agradable,
igualmente ella, tomo su abrigo y su viejo paraguas,
Por la calle todos la miraban, algunos hasta se burlaban.
Camino por la ciudad, llego al antiguo bar,
descanso un poco tomándose un té, las miradas no cesaban,
era una tarde realmente encantadora,
el cielo estaba limpio y el sol cálidamente alumbraba.
Se dirigió luego al parque, contemplaba las flores y las aves,
su mirada se perdía en los coloridos pétalos mientras sus pulmones
se llenaban de tan exquisito olor.
Ya cayendo la noche, emprendió su regreso a casa,
mientras las nubes formaban una gran tormenta.
Antes de su llegada debió abrir su viejo paraguas,
fue entonces que ella miro a la gente que la rodeaba
correr por refugio mientras ella,
muy tranquila bajo la lluvia caminaba.
5
6comentarios 42 lecturas relato karma: 70

Quizás

Simbad el marino,
quizás Willy Fog,
Lawrence de Arabia
o el gnomo Gruñón,

puede que Espinete,
o en pleno esplendor,
Alaska y su bola
que lo adivinó.

¿Sería Chanquete?
¿Sería el temor
que "El exorcista"
en mi cuerpo infundió?.

Quizás sean la pista
"Los Goonies" o "ET",
o el ciego budista
de "Kung Fu" tal vez.

Madona, Mecano,
Sabina o Buñuel,
quizás Michael Jackson,
los Beatles también,

No hablemos de Lorca,
Quevedo o Dalí,
Beethoven y Mozart
y genios así.

Y más Buenafuente,
o Pepe Rubianes,
o Eugenio de frente
y su copa en los bares.

Quizás todos ellos
inspiren en mí
poemas de ahora
que son lo que fui.
leer más   
13
18comentarios 129 lecturas versolibre karma: 99

Carta a quien me regaló una historia bonita que contar en un bar:

Con las siguientes líneas no pretendo hacer un acto de victimización, pues ya nos hemos reclamado lo suficiente.

Con las siguientes líneas sólo pretendo hacerme entender que esta será en verdad la última vez que te escribo.

Un repaso a nuestra historia y esta será la última vez.



Una última vez para observar nuestros errores, para reconocer nuestra impaciencia y nuestros actos apresurados.

Una última vez para hacernos conscientes de lo especial que fue cada día juntos y aprender a aceptar el fin de nuestro mundo.

Regalémonos una última vez y dejemos luego todo este juego.



¿Qué buscabas ese día de enero? ¿Qué buscaba yo leyendo tus versos?

Repito estas preguntas como si tuviéramos la verdadera respuesta del propósito de nuestro encuentro

Y a todo esto, cariño ¿Te encontré o me encontraste?

Hagamos como si eso importara por un momento.



Acaso si fui esa hortensia que se cruzó en tu camino

La decisión de cortarme mis raíces

¿La tomaste tú o fui yo?

Al final el que tiene el arma es el culpable ¿No es cierto?



Anduvimos juntos y anduvimos por un camino lleno de aciertos e inciertos

Después de una sola pero larga noche de desvelo.

Anduvimos juntos sin miedo y con el mundo esperándonos con los brazos abiertos

Pero ambos por dentro nos mentíamos y si quería ser sincera, entonces sólo a mí me mentía.



Qué tontería perdernos por extrañar viejos amoríos.

Qué tontería engañarnos al negar esos sentimientos.

Si vamos a hablar de culpables, entonces señalémonos.

Apuntémonos con la extremidad de acusación y llenos de odio alejémonos.



¿Acaso no puedes odiarme? ¿Acaso no puedes regresar y quererme?

Ninguno está para rogar amor, tampoco odio

Lo que sea que sentimos ahora, sólo nos queda reprimirlo

Pues a quién le importa, si algún día todos estaremos muertos.



El tiempo que perdimos, el tiempo que no recuperaremos

Todo ese tiempo ha valido lo que llaman: toda la pena del mundo.

¿También lo sientes así? ¿O son estas mariposas las que no me dejan ver todo lo que es y no?



Acompañada de este líquido negro y rodeada de personas que me escuchan hablar sobre ti

Cosas que no entienden pero que comprenderás perfectamente.

Quiero reírme de la manera tan bonita que llegaste y de la crueldad con la que te fuiste un año después.



Y a todo esto, no me fui porque así lo quise

Sentía poco a poco que en tu corazón no había espacio para todo mi cariño

Ahora, atrévete a negármelo y decir que podía recuperar mi pequeño espacio como ave sin nido.



Sigo hablando sobre nosotros y poco a poco todos se van aburriendo

No me importa porque nadie me conoce, tampoco quiero que lo hagan, pues pocos salen ilesos.

Mi líquido negro ya ha dejado de estar frío, pues llevo sosteniéndolo tanto al igual que mis esperanzas y mis sueños.

Por cierto ¿Recuerdas que te regalé mis esperanzas? ¿Al menos recuerdas que te regalé un poco de mis sueños?



Si vamos a hablar sobre mis sueños, déjame contarte que anoche te vi en uno de ellos

Llorabas mientras yo intentaba calmar tu dolor, pues ya estabas abrigado por otros brazos.

En este mundo, la que llora soy yo y tú no estarás para una noche de consuelo.



Pero que todo esto se quede aquí, advertí que sería la última vez

Y si no cumplí las promesas que alguna vez te hice consciente o no

Al menos esta, pienso cumplirla, pues no nos merecemos un maldito recordatorio que hemos fracasado en el dichoso amor y sus enredos.



Pero también quiero permitirme dejarte un recordatorio para todo el tiempo que no nos veremos.

Un recordatorio que tal vez me agradezcas, pues te ayudará a odiarme sin esfuerzo

Donde sea que estés, este recordatorio te llegará.

A nadie más le importa, pues algún día todos estaremos muertos:



En tu lecho de muerte te acordarás de mí

En tu lecho de agonía, tu cuerpo se estremecerá con mi recuerdo

Y te irás de esta vida con el deseo de haberme odiado, aún queriéndome tanto.
10
2comentarios 73 lecturas versolibre karma: 89

Cualquier noche los gatos

Como el gato blanco de la calle
se cree que es doméstico
y que la ciudad
es su casa y su alimento,
yo antes cerraba
todos los bares.

Como todo animal perdido
buscaba un lugar limpio y tranquilo.

Cuando ahora suena
la canción de cierre
es porque me invitan,
amablemente,
a volver mañana
a la biblioteca.

(Abel Santos,
de LAS LÁGRIMAS DE CHET BAKER
CAEN A PISCINAS DORADAS,
Chamán Ediciones, 2016,
2da edición 2017)
leer más   
10
2comentarios 86 lecturas versolibre karma: 86

Llámalo Antonio

La lejanía del campanario, es suya.
El dolor por aquél amor también.
Cerraba los ojos, y podía sentirla todavía
como si presente estuviera.
Noches de gozo, mañanas de paz a su lado. Siempre las recordará así, aunque hubiese tenido que aguantar algún berrinche de su amada, porque ella era toda la paz que necesitaba.
Se toca la frente, ya casi sin pelo y piensa en que diría ella si aún estuviera a su lado, si haría alguna broma. Mantenía mentalmente conversaciones con ella, le gustaba hacerlo. Y daba las respuestas que hubiese gustado escuchar.
Ella todavía era su vida. E intentaba llenar ese hueco tan profundo en el pecho con noches bohemias, conversas de bares y alguna compañía de bares noturnos. Porque no?
Si al llegar a casa estaría ahí su amada.. En una de esas conversaciones que la traía de vuelta junto a él. Aunque mentalmente, la volvía a tener cerca.
Un café...un último cigarro...un último recuerdo de ese amor que apesar de lejano seguiría siendo suyo. Mientras viviera.
leer más   
6
sin comentarios 70 lecturas relato karma: 61

Bolaño

BOLAÑO POEMA EN HONOR A ROBERTO BOLAÑO ESCRITOR Y POETA CHILENO
En Honor a Roberto Bolaño 1953-2003

Entra Roberto con un cigarrillo en los labios
a aquel bar perdido en lo más oscuro del planeta
sentados en una mesa alejados de todos
están los perros románticos conversando.
Los detectives perdidos estabán también en aquel bar
en otra mesa alejada de los perros románticos
Roberto entró como uno de los grandes entre los grandes
así delgado como lo ve y moribudo
este señor es sin duda alguna uno de los grandes poetas,
dijo su amigo de muchos años Mario Santiago Papasquiaro.
Roberto con un humor un poco torcido
le dió un fuerte abrazo a su amigo
y a todos los allí presentes invito a beber un trago en su honor.
Yo soy un chileno maldito
un hombre de carne y hueso con defectos y virtudes
un moribundo sin tiempo
un fantasmas, un poeta, un escritor sin recuerdos
que hoy esta aquí presente entre ustedes
para tomar, fumar y pasarla bien
en los últimos momentos que me queda en esta tierra maldita.
¿Pero que dicés poeta?
Sí tú ya estás muerto al igual que todos los que aquí estamos contigo
esto que hoy tienes frente a ti no es más que un sueño
o ¿quizás? una pesadilla surrealista o infrarrealista depende como lo quieras ver.
¡Qué ostia!
puta, no puedo creerlo
que mala suerte me he muerto dejando incluso mi legado.
Lo importante es que mis hijos
mis adorados hijos
tuvieron la dicha de recibir como testamento
mi poesía, narrativa y sobre todo lo más importante: Mi amor y mis libros.
Los detectives salvajes se rién en silencio
el gaucho insufrible está más insufrible que nunca
los perros románticos observan a su amigo
con tristeza y melancolía.
Año 2666
el mundo esta al revés
nada es como solía ser
ya no existe mundo solo tinieblas y dolor
oscuridad y tristeza
unos cuantos libros que sobrevivieron al tiempo
pero ya nadie los lee, ni parece importarle su presencia.
Bolaño despierta asustado
sudoroso y cansado
sabe que ha llegado el fin
esta listo para viajar a la Universidad Desconocida
esa que se encuentra en un lugar mágico
en un lugar irreal
en un lugar fuera de este mundo.
Roberto amigo
de tu muerte ya han pasado muchos años
ahora todos te idolatrán
pero antés nadie te conocía.
¡Qué ironías da la vida!

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
6
2comentarios 68 lecturas versolibre karma: 79

Amiga Soledad

¿Cómo empezar cuando solo ves finales?
¿Cómo seguir si no tienes un principio?

¿Cómo voy a soñar si nunca duermo?
¿Cómo voy a encontrarme si no me he perdido?

Te busqué por calles estrechas, llenas de bares,
donde la música sonaba moviendo cuerpos que bailan
—que bailan o solo se mueven—.

Te busqué entre la gente que impedía que pasara.
Nunca quieren que te encuentre.
¿Por qué sueles esconderte?
Tú, vieja amiga, compañera incansable.
Sabía que podría encontrarte en el rincón
donde siempre supiste esperarme.

Últimamente, te he traicionado
con otras compañías, pero tú
no has dejado de abrigarme
los días oscuros, las blancas noches.

Descansa amiga, descansa
que tú siempre estarás para acompañarme.
leer más   
15
10comentarios 75 lecturas versolibre karma: 87

Nube de dos caras

No debí contar mis penas,
tú me viste guapa
y pensaste un día acabará,
para que comenzar,
pero ya estábamos a mitad
flotando en la nube de dos caras
y me hiciste bajar pensando
que en cualquier momento
me verías riendo en algún bar
y era así como lo creías
y así me viste más de un día
con la carcajada maldita
exorcizando el corazón desquiciado,
pero esa locura no la veías,
solo la risa ficticia dibujada
bajo el carmín era la que querías
y ya está bien así,
si a ti te vale
y ya está bien así,
si a mí me duele sin perder la sonrisa
porque al fin,
como algunos dicen,
somos lo que aparentamos
aunque yo no les dé la razón.

Carme López
4
sin comentarios 36 lecturas versolibre karma: 52

Desayuno

Me sentía un poco solitario
y desayuné un Bukowski
entre la humedad de las paredes
y la llovizna lamiendo las ventanas,
mareado de alcohol, de putas,
de bares apestando a gatos abandonados,
hermosos escenarios
para los poetas ensiestados sobre las mesas,
me arrojé sobre unas letras desparramadas
sobre la alfombra,
besando el cielorraso con los ojos,
bebí las telarañas y recité un verso,
ya no lo recuerdo, no vale la pena,
ya quisiera yo encontrar a la prostituta
que robó sus poesias, revolcarme en sus carnes
y quitarle del sostén su mayor tesoro,
despúes de todo
en las poesias vive el corazón de
todos los poetas del mundo.
leer más   
16
12comentarios 171 lecturas versolibre karma: 120

Ve hasta el final

Frente al espejo,
atrás quedaron las drogas,
las notas de rechazo a tus poemas,
los filos de navaja al doblar
las esquinas de la boca del lobo,
los 12 años de auto-desprecio.
Mira a donde has llegado:
eres ese ejemplar firmado de tu libro
que Iribarren le dio a Diego Vasallo
en la barra del bar
donde actuaba Rafael Berrio;
y también los adjetivos de fuerza
y de profesionalidad
que te dio en privado
uno de los mejores escritores
de novela negra
tras una lectura de tus versos.
Y aunque podría decirme a mí mismo:
"Ya puedes morirte tranquilo",
todo poeta sabe que para morir en paz
tiene que ir hasta el final.

(Abel Santos.
de LAS LÁGRIMAS DE CHET BAKER
CAEN A PISCINAS DORADAS,
Chamán Ediciones, 1era edición 2016,
2da edición 2017)
leer más   
10
10comentarios 173 lecturas versolibre karma: 115

Adso

I
Si tengo un hijo
Se llamará Adso
Adso de Ninguna Parte
Sin un De
Sin una Rosa
Sin un dogma
Que lo fatigue
O lo condene a la vida
Eterna
Recuérdese:
Es para siempre.

Mi hijo se llamará Adso
Y tendrá sexo en Todas partes
Como los marineros, los nómadas…
Su rosa será la libertad
Y hará el amor con ella
Cada noche
Y se vendará los ojos
Para curarse los miedos

II
Mi hijo se llamará Adso
Y será, quizá, un borracho,
E ira del bar a la esquina
Y del infierno al bar,
Puede que no.
Si quisiera ser cura
Se llamaría Adso De,
A secas,
Puede que sí.
Le enseñaré a no llorar nunca
Y a soñar poco,
Puede que no/sí aprenda.

Adso tomará vino, cerveza, ron,
Nunca consejos.
Besará a sus amigos en los labios,
Dormirá con ellos
Y soñará con cualquiera,
Sin importarle el nombre,
El pantalón, la raza,
Será feliz, si quiere serlo.

Caminará desnudo
Por plazas, calles, caminos, playas…
Encenderá faroles en asteroides lejanos
Y en balcones donde no llueve nunca,
Odiará los cuentos, las hadas,
Deshollinará volcanes,
Viajará sin rumbo por el desierto
Con una multitud a sus espaldas,
Un morral, un par de alas,
Y sus pastillas para los buenos sueños.
III
Puede que mi hijo nazca
Un lunes/jueves/sábado…
Abril, junio, febrero…
Aries, Piscis…
Debe nacer de noche.
Tendrá unos ojos hermosos,
Y el pelo, los labios, el alma…
Tendrá muchos juguetes,
Y una madre, por supuesto.

Como será niño antes
Que borracho/pervertido/poeta
Dejaré que juegue hasta dormirse
Y que duerma hasta que quiera,
Luego hará sus tareas.
No irá a la escuela,
A leer y a escribir aprenderá conmigo,
El resto se lo enseñarán las musas.

Mi hijo se llamará Adso
Y escribirá poemas
Durante su adolescencia
A escondidas, desde luego.
Sabrá dibujar, cuando sepa
Millones de conejos
Para que Alicia no se pierda.

Su primer beso será a los trece,
Con su mejor amigo,
Luego besará a quien quiera.
Se enamorará dos veces,
Y puede que una tercera,
A medias.
A los quince abandonará
El hogar y vagará por AHÍ.
Tropezando, aprendiendo,
Enrareciéndose…
IV
Mi hijo se llamará Adso
Y holgazaneará todo lo que quiera,
Mientras Dios lo permita,
Seguramente no creerá en él,
Y lo escribirá en minúsculas,
O hasta que se canse.
Escribirá algunos libros
Y los quemará luego
Para no perderse en el camino.

Adso odiará los seudónimos,
La iglesia y la música pop.
Se vestirá con su piel,
Y lo llamarán Aguardiente,
Por no querer una copa.
Escribirá guiones para cine,
Para películas que no llegarán a rodarse
Y recibirá premios para Nadie.
No será feliz, quizás si…

V
Mi hijo se llamará Adso
(de ninguna Parte)
Si logro encontrarle una madre,
Ojalá escriba versos
Y guarde para él sus últimas rosas,
Debe estar segura del nombre.

A los cinco años
Le compraré un perro,
Lo llamaremos Oscar,
Como el premio
Y correremos juntos
En todos los sueños;
A los diez
Le regalaré una daga,
Y aprenderá
A no alzar las manos

Adso escribirá grafitis
En todas, digo, en Ninguna Parte,
Tatuará frases, números, argumentos
Y un croquis de un laberinto lejano
Por si regresa.

Tendrá muchos hermanos,
Escándalos públicos,
Servicio militar, ´
transporte público demorado,
cigarros sin filtro,
agua estancada,
huracanes, baches
y trabajos voluntarios

y un renglón vacío,
espero le alcance.

VI
Mi hijo se llamará Adso
Y será niño
Adolescente
Joven
A un tempo;
Tendrá una madre,
Un perro
Libros
Apagones
A un tempo,
Hará el amor todos los días
(siempre con humanos)
Caminará desnudo
Amanecerá borracho.

Mi hijo se llamará Adso
(de Ninguna Parte, reitero)
Y será feliz
Si quiere serlo

VII
Adso se llamará mi hijo
Y amará la hierba,
Nunca se enamorará más de dos veces,
Odiará los teléfonos,
La radio, la televisión, el internet.
Nunca le compraré un reloj,
Y como un amigo
Jamás saldrá sin su paraguas.

Si algún día tengo un hijo
No quiero sea como yo
Ni como su posible madre
Ni que ame, ni que no
Para que no duela, ni escriba;
Ni que llore, ni que no
O beba, o lo domestiquen.
Eso sí, por su propio bien
Deberá llamarse Adso.

VIII
Últimos retoques:
Amará el fútbol, la gimnasia
Tendrá algún amigo lejos
Alguno condenado a muerte
Y pocas acuarelas.

Poco importará si canta,
Dibuja
O escribe;
Si peregrina o se estanca;
Si se va, si no regresa;
Si se masturba frente a ómnibus
O escupe en lugares sagrados;
Seré un buen padre mientras sea feliz
Y se llame Adso,
Si se quisiera llamar así,
Pues será feliz, mientras quiera serlo.
leer más   
15
10comentarios 95 lecturas versolibre karma: 103

Media utopía

Que el pueblo gane la guerra
que el cielo sea la sucursal del próximo mundial
que Julieta despierte a mi lado y me cante “Tú eres para mí”
que como Joaquín, pueda negarlo todo
que la luna no saque cita la noche de mi boda
que el corazón no me falle en la luna de miel
que la tentación me tiente a dejar la adicción a escribir
que la protesta deje las redes
que llueva café
que la primavera se extienda de tus pies hasta el infierno
que se multiplique el salario y así se multiplicarán los peces
que el estado salga del estado de shock
que mi viejo lea mi nombre en la portada de un libro
que el abrazo de mi vieja me espere después del fracaso
que la voz llana no se agrave al declamar con agudeza
que un mal día no te lleve al bar
que un buen día no te lleve al bar
que el bar está abierto cualquier día
que las balas no se pierdan
que los besos no se pidan
que las bolas no nos pesen
que entienda a Cortázar
que Márquez espere con los guantes puestos a Vargas Llosa
que el temor sepa que estamos unidos
que mi gato sepa que estamos jodidos
que el mendigo sentado en silla de oro se levante
que el disfraz sea solo para la fiesta, no para la vida
que el 7 se multiplique por 70
que no se acostumbren a leerme
que cuando escriba un buen poema
no lo haré más.
leer más   
6
sin comentarios 40 lecturas prosapoetica karma: 70
« anterior123459