Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2521, tiempo total: 0.034 segundos rss2

El hombre aúlla

En esos tiempos cubiertos de sombras
cuando el miedo usurpa el trono
y el sol asustado, oculta sus rayos
surge el rostro desfigurado de la luna
donde el hombre aúlla al hombre
con sus colmillos sedientos de odio

Y los besos, son besos de bala
y las caricias, caricias de sangre
y la vida vomita muerte
entre un reguero de espanto

A veces cuando mudamos las pieles
con ojos sanguinolentos
el hombre aúlla al hombre
con sus colmillos sedientos de odio
leer más   
6
4comentarios 49 lecturas versolibre karma: 91

Jaula

Has abierto la jaula
has dejado que salga.

Has roto la cerradura
para que aunque quiera
no pueda volver a cerrarla.

Yo no quería darte la llave
por miedo a perderla
pero tú no la necesitabas.

Derretiste el acero
y mi corazón de hielo
a base de besos
que nunca eran en exceso.

Curaste mis heridas
o al menos, las que podías
las que quedan abiertas
no duelen si me rozas.

Has abierto la jaula
me has devuelto las alas.
leer más   
4
sin comentarios 33 lecturas prosapoetica karma: 60

Tres besos y un suspiro

He guardado celosamente,
tres besos y un suspiro;
por guardar algo de mí,
sólo por soberanía del ser.

En fiel vigilia velándolos
en largas noches sombrías,
de profunda oscuridad fracturada
por el reflejo lúgubre del monitor.

Tres suaves besos, por si alguna vez,
fuesen a ser inevitables dar.
Un suspiro, por si alguna vez,
hubiera mérito de asombro.

Lento crepúsculo sin carmines,
penumbras de más de medio siglo.
Percibiendo el menguar de la mirada,
entre grises y sepias, entre sombras.

¿A qué guardar tres tontos besos?
¿A quién, en opacidad de ausencias.?
¿A qué sostener el aliento de un suspiro?
¿A quién, en deserción de valías?

Noches oscuras de soledades propias,
de huidas mías de impíos sujetos.
Sonrisa triste de alegrías fuscas,
de monitor encendido y penas mudas.

Tres besos y un suspiro he cuidado,
ignorante del por qué y el para quién…
Boca afónica, afásica, vacía, y seca.
inútil mueca sin sentido del insomnio.

Estallido magnifico de un sinfín de
colores, rayos y de luces que
el reflector bruscamente emana,
por la luz de la luz de tu mirada.

Y tres besos origen de los besos,
besos preservados en tres besos de simiente.
Y un suspiro albergando mil suspiros,
de un amor que es aurora y es comienzo.

A.B.A. 2016 ©
Amalia Beatriz Arzac
Buenos Aires
Argentina
leer más   
12
2comentarios 53 lecturas versolibre karma: 107

Convivencia virtual (a @Letizia)

Es cada día al ocaso que me desperezo
cuando mis brazos estiro y versos compongo
-mientras que el sol deja de verse redondo-
y que de tus labios extraño los besos.

Es al atardecer que suelo buscarte
para lazos ardientes construir,
es cuando mi corazón deja de latir
y sé que me toca en suerte no tenerte.

Es en la madrugada que siento una punzada
-que suelo trocar por sueños placenteros-,
construimos nuestros lazos imperecederos
y tu despedida penetra como una estocada.

Es al alba que la almohada vacía
me recuerda que la noche es larga
y entonces surge una pena amarga
y me dice que tú aún no eres mía.

Es durante la mañana que te sigo
y CDMX en metrobus entera recorro,
-cual tu sombra aunque haga frío-
causando en mi empleo algún engorro.

Es al mediodía en que ambos bromeamos
contándonos noticias de Uruguay y México
-descubriendo vericuetos de los léxicos-
y algún que otro chiste fino cruzamos.

Es durante las veinticuatro horas
que el tic tac de mi reloj Casio suena,
que mi solitaria alma sigue en pena
porque aunque lo disimula, te añora...
leer más   
6
2comentarios 42 lecturas versolibre karma: 90

Poémame un concierto (a @Letizia)

Hoy desperté contento.
Tal vez sea porque de vos
a diario siento el aliento;
tal vez sea porque es hermoso
tu pelo al viento,
como en la foto,
esa en que lo llevas suelto.

Así da gusto vivir:
no perseguir la gloria
ni padecer un tormento;
soñar juntos por las noches,
siempre despiertos;
contarnos nuestras vidas,
como si se tratara
de las de Aquiles y Héctor.

Porque aprendí que no es fácil
vivir cuando todo es incierto,
cuando pareces sufrir
lo que es sempiterno,
cuando de mi corazón
el latir va disminuyendo.

Porque escuchar por
las noches tu voz
parece un concierto,
de esos que cuando
estemos juntos,
oiremos a cielo abierto,
en Yucatàn la península
o en Montevideo, el Cerro...

Tal vez en la vida,
tan solo me hacía falta
encontrar tu consuelo,
y que fueras la musa
que inspira mis versos,
porque amores como el tuyo
son los que no se lleva el viento.

Porque no es necesario
lanzar mil requiebros.
Solo hace falta a tus palabras
estar atento, y por qué no,
también a tus silencios...

Puedes dar por descontado
que pronto iré a México,
a consultar el Oráculo
si soñaremos juntos ,
o viviré entonces
como si ya estuviera muerto.

Porque cuando me toque morir
quiero sentir tus besos
y no como dice Ulises en la Ilíada,
"Que digan que viví
en la época de Héctor".

Y que nadie esté de luto,
sino que te busquen a ti, Leticia,
al igual que al resto del mundo,
que no parezca un desierto.

Y que en Poémame
no haya un requiem,
sino que todos juntos
procuren hacer de esto
un hermoso concierto...
leer más   
6
4comentarios 8 lecturas versolibre karma: 93

La espera

En el lugar más íntimo del silencio

La boca calla las voces pero no los besos.

La ausencia es el abrazo

en doble sentido, ondulante

es el recuerdo que me lleva a tenerte

Y caminar descalza entre hojas de suave textura.

Mi cuerpo es un grito sin pausa que desea abrazarse a tu existencia.

~Yohelava D.L
13
7comentarios 57 lecturas versolibre karma: 103

Cuerpo

Buscamos otro cuerpo para complementarnos
Cuando somos una desdicha.
El afecto es lo que nos hace humanos.
Los que nos hace creer en un Dios.
Afortunados los que pueden sentirlo
Los desafortunados, soló escribimos.
Besos sin sentido
En busca de un alma, de un ser.
La historia no a sido contada
Ni si quiera, ha sido escrita.
Bálsamo de placer y lujuría
Envuelven nuestros cuerpos necesitados
Defendemos lo único que nos queda de mortales.
Pedazos de carne para algunos
Almas puras para otros
Esto se a convertido en un festival.
¡Alegremonos!
Pues todavía seguimos con vida.
leer más   
3
sin comentarios 10 lecturas versolibre karma: 37

Al final, en el final a alguien rendiremos cuentas

Llagas, heridas, sangre y cicatrices,
la vida, la sabiduría y las historias nuestras meretrices,
a palos, a besos a las buenas y a las malas,
al final, siempre nos quedarán las perdices,
cuentos. leyendas, verdades, mentiras caminan con bengalas,
aun así, la vida cabalga al alba llenas de espectadores en salas,
unos son actores, otros guionistas, inventándose finales felices,
siclo vicioso alimentándose solo, para que el final no sea a las malas,
nos equivocamos cuando erramos, asumiendo nuestras cicatrices,
aprendemos de los engaños, creando heridas sin sanarlas,
vivimos sabiendo, que viviremos un otro engaño, llagas con alas,
se vive y se crean viles mentiras, dándoles vida con nuestra sangre alimentándolas.
leer más   
13
7comentarios 82 lecturas versoclasico karma: 94

Sueltos

Suelto cometas en los senderos
el viento le presta su vientre
quizás besen tus mares
que silentes los hacen versos.

Busco en el reflejo repetido
el rostro pálido de los heridos
cegando cicatrices con palabras
dejo huellas en la arena de tus ríos.

Exiliados mis hijos de tinta
cargando sentires y dagas
fantasmas entre las tormentas
que el devenir les depara.
leer más   
5
2comentarios 63 lecturas prosapoetica karma: 51

Infieles astrales

Dejamos dejamos la tv encendida, las cortinas entre abiertas y el todo en los pómulos de la incertidumbre, un beso volcánico en los glúteos de la noche, mientras la razón danzaba en los genitales de la locura. Entre miradas que se diluían en una desnudez precipitada el corazón desde una micro SD de 8 GBS optó por dormirse, y salimos de ese cuarto oscuro donde colgamos la piel en el frío del espacio, para olvidarlo todo incluso nuestra existencia, y cruzamos el cableado, la radio, los posters, las personas que confusas caminaban entre la espesura, nos besamos, nos miramos, la luna no estaba, éramos dos almas, dos avenidas paralelas, un par de velas derretidas, o algo más que un par de lenguas rotas y asfixiadas, nocturnas, insípidas e incoloras como el agua o el viento, tan perdidamente encontrados en cada taza de té que Laura prepara, en las todas de Juan o en los calcetines de Fernando, estuvimos en todos lados en las migajas de Gretel, en los brazos de una Alicia que muere en la país de las maravillas, en la caja de Pandora de Sabina o en los tobillos de Jackson, tal vez nadando como peces tras las abejas irritadas de Bécquer, de tú, de yo, de nadie, explorando el universo en los laberintos de la humanidad nos convertimos en los dioses de nuestras fantasías y de este secreto que nadie imaginaría. Mañana amanecerá y regresaremos a nuestras vidas, yo bajo las mismas sabanas de Laura, ella junto a las almohadas de Fernando, locos porque caiga la noche para desdoblarnos otra vez
leer más   
4
1comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 51

El tiempo, todo lo mata

El tiempo todo lo cura,
y la espera en demasía mata,
pues cuanto más se espera con locura,
más apresamos la muerte, esa “data”,
se mueren besos que dan paso a una caricia,
se mueren los besos que dan paso a los afectos,
se muere las ganas de tener ganas de lo que se hacía,
tiempo “tú” matas y desvaneces ése “efecto”,

“Tiempo en efecto todo lo curas, daño, amor, locura.”

Se muere la unión unificada por sentimientos,
se muere el sentimiento unido otrora por el tiempo,
que de tiempo en tiempo, va y viene por momentos,
sea fuerte el sentimiento, hay siempre el contratiempo.

“tiempo, si es por haber vivido ese tiempo,
que con el pasar de tu tiempo, todo se desvanece en el tiempo.”
leer más   
10
4comentarios 67 lecturas versoclasico karma: 111

Verano dieciocho

Allá por San Juan
se juntaron las guitarras,
la brisa y las brasas.

Tu nombre inaprendido
mojaba la arena
blanca de luna vestida.

La noche cerró la puerta
a solas contigo,
los dos en un solo iris.

No hubo palabra alguna
ni gesto que no quisiera
amarnos por dentro.

Éramos lucientes estrellas
al azar abandonadas,
varadas en seco
con el alma empapada
de mar embravecido.

Con la piel viva
nos venía la muerte, a cada instante
renacidos. Las manos
sobre todo, todo sobre nosotros
y el mundo. Sin respiro.

Tuvimos por horizonte
tu boca y la mía
rebosantes de voces perdidas.
Solo el latir de los labios
mostraba caminos a seguir.

Solo los besos
entrecortan el ansiado silencio
de loves sueltos bañado,
esparcidos, llenos
de dichoso destino.

Quisimos volar,
alcanzar la cima de las nubes,
porque no habría más,
supimos que nunca volvería, jamás
sería otra vez eterna.

No supimos que hablar, ni entendernos
siquiera. Éramos uno: un árbol,
un torrente de verdad cristalina;
éramos un hechizo de amapolas.

Cuando al alba las alas se plegaron
te llevaste tu cuerpo entero, tu luna,
te llevaste mis años, mi adolescencia
bruñida y cincelada con tu recuerdo.

Anhelo volver a visitar tu alma
acaso sin luna, mar, sin arena,
sin ti y sin mí, la memoria sola

Tejiendo sábanas de blanca seda
donde etéreos los cuerpos culminen
sin dolor, sin miedo, tantas ternuras.
3
sin comentarios 11 lecturas versolibre karma: 35

Mi deseo

Hoy mi deseo lleva tu nombre
pintado en mi cuello,
colgando en la espalda,
del pelo que en tu cama se enredó…

De mi piel y mis lunares
quisiste apoderarte,
intentaste contarles
pero el deseo en tus dedos,
curiosos nos ganó…

Y tu nombre en mi cuerpo,
y en mi boca tus besos,
y en mis manos secretos,
de cada caricia que te amó…

Y en mis labios
el calor de tu boca,
que con besos obscenos
tu lengua probó…

Y mi deseo lleva tu nombre
y brota en mi piel
en cada poro,
que brilla llamándote
en el idioma de la desnudez…

(Lola)
12
2comentarios 96 lecturas versolibre karma: 112

Agosto se viste de gris

Agosto se viste de gris

se balancea en la silla de la nostalgia

deshoja margaritas de olvido sin voz.

¿Qué aires se llevaron tu existencia?

Agosto es el mes en que te conocí

y en el que bebí de tus frescas aguas

¡Y cómo disfrutaba de tus oleadas!

Parecía que el cielo contigo se congelaba.

Pero poco duraron sus hojas frescas

el sol, el polvo, del desamor

sus hojas quemaban

y sola nuevamente me quedaba...

Pero agosto no murió en tu adiós,

agosto sobrevive en mi memoria,

besa mi mente por la noches,

me persigue con sus brazos de ternura cada día.

Porque agosto, vida mía,

lleva en su corazón impreso

el sabor inolvidable de tus besos,

la magia embriagadora de tus embelesos,

y la cálida sonrisa de tu nombre.

¡Cómo tu agosto, nunca he tenido otro!

Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
10
6comentarios 70 lecturas versolibre karma: 111

Pecado

Me acerqué lentamente conteniendo un suspiro,
tenía miedo de hallarme de nuevo frente a ti,
de encontrarme en tus ojos, azules como el río,
de tropezar tu boca tan sedienta de mí.

Pero me fui acercando, temblando hacia tu cuerpo,
sin pensar en más nada, quería tocar tu piel
y borré de mi mente los errores del tiempo,
para enterrar mis labios en tus besos de miel.

Y nació en el ambiente un instante sagrado,
embrujo de caricias, un hombre… una mujer,
dos almas, dos tormentos y un sublime pecado
que nos llevó al delirio candente del ayer.
5
sin comentarios 17 lecturas versoclasico karma: 72

Si he sido algún día

Si he sido algún día,
protagonista en tus sueños,
entonces valió la pena
mirarte con el alma,
y recorrer el camino trillado,
solo sintiendo la brisa
despeinándome el silencio,
tú y mis pensamientos
tejiendo juntos las letras,
las que me despiertan los versos
cuando adormilada sueño
mecida por tus palabras
que me provocan anhelos…

…remembranzas del pasado
que iluminan los momentos
que se quedan ya fijados
aquí, aquí muy adentro.

Se que me besarás sin recelos
y adornarás con luciérnagas,
nuestros días en el invierno
y plantarás nuevas rosas
en nuestro jardín aún desierto.
leer más   
13
14comentarios 142 lecturas versolibre karma: 99

Llora la noche

Escucho el llanto de la noche
llorando el dolor de tu recuerdo,
gime el viento su nostalgia
desgarrando las hojas de tus besos.
Los labios han quedado mudos,
ahogando las palabras
que nunca se dijeron.

Desde mi ventana
veo llorar la noche
reclamando al invierno
el calor de tu sonrisa,
Se deshielan las manos
pues se han vuelto secas,
atrapadas en el pasado
que cruelmente se aleja.

El silencio recorre la desnudez de la noche
queriendo beber su melancolía,
han quedado fundidos los dos,
han quedado atrapados por siempre.

Llora la noche tu risa de encanto,
que como ladrón se entromete
en el sueño del mar adormecido
por la quietud del canto de las olas
que lloran tu partida

Llora la noche tu recuerdo,
como llora una madre en busca de su hijo,
la luna mece a la noche entre sus brazos,
amándola con ternura
para calmar su agitada respiración,
para besarla en los labios que se secaron
por la ausencia de la risa de magia.

Llora la noche tu ausencia
que ha quedado fija en las pupilas de mis ojos,
por esa luz que siempre iluminó
el sendero de las calles vacías,
porque cada rincón del corazón
reclama la soledad de tu partida

Llora la noche su llanto incontenible,
queriendo atrapar la tersa luz de tu mano,
se escapa la esperanza, se vive el olvido,
se espera un mañana incierto,
se quiebra la voz de la sombra de la noche.

Respira la brisa porque llora la noche.
Es inevitable que llore la noche,
porque extraña la luz.
Y yo sigo vivo… porque lloro tu recuerdo.
leer más   
5
sin comentarios 24 lecturas versolibre karma: 76

El lado oscuro

En la oscuridad profunda de la cerrada noche,
siete candiles pusiste para hacerla más bella y
encendiste la Luna, majestuosa... plena.
En plata tallada, redonda... perfecta.
Con mieles y azahares bordeaste la esfera y
despejaste de nubes y polvo de estrellas.
Tomaste mi mano, remontamos vuelo.
Las mejillas llenas de tan dulces besos.
Dimos tantas vueltas en azules sueños ,
viendo el menguar majestuoso de la reina del cielo.
En cinco fases me diste tus besos y
en cada una de ellas mostraste el amor más bello.
Con la promesa de mil y una vueltas,
me mostraste el lado que la Luna no muestra.

A.B.A. 2017 ©
Amalia Beatriz Arzac
Buenos Aires - Argentina
PH: Carlos Di Nallo
Avellaneda - Argentina
leer más   
13
12comentarios 84 lecturas versolibre karma: 114

Quién

Dime si sabes
Quien robó la Poesía?
esa que teníamos en cada gesto
en cada palabra y tu boca en la mía
tan secretamente escondida…

Fue el tiempo, los otros, la distancia
o finalmente fuimos nosotros?
mientras los cuervos volaban
y nos susurraban los fantasmas…

Quien ensanchó tanto los mares?
que volvieron a ser océanos
océanos iguales y distintos
fríos y profundos, donde caer
y caer es ahogarse…

Quien? dime quien? mato mis versos
que hacían de cada uno de tus suspiros
caricias de tus dedos sobre mis manos
aferrándose a mi mente y manipulando mi cuerpo…

Quien? quién se llevó de mi boca
tantos besos que aún quedaban guardados
para besar con mis ojos tus sonrisas por la mañana…

Dime si sabes
porque entre nosotros
nos hemos robado esa historia
donde amamos…

Y aquellos instantes
que fuimos más que letras palabras
más que palabras, versos
y como el verso no alcanzaba
escribimos con las bocas, bellos poemas
y cuentos…

Ahora, dime con tu silencio
que yo entiendo
quien te hará eterno verso?
quien será tu reflejo?
porque ese amor
que me ha quedado
nunca será pasado
sino presente en siempre
pero tú, ya hueles a recuerdo
buscando otros pasados
y a mi, a libro en biblioteca
guardado... Lola)
6
sin comentarios 26 lecturas versolibre karma: 90

Ella es..

Ella es,
el más dulce sabor de la miel
que llevo en mi boca,
Es suya,
la caricia que guarda mi piel,
ese suave roce de sus uñas,
que al inspirar,
me hace estremecer.
Ella es,
la que besos tras beso,
me hace perder,
recorro todo su cuerpo,
y cada pausa,
es sentido impulso,
hasta llegar a sus pies.
Ella siempre me acompaña,
es mi amiga fiel,
confidente de mis penas,
alegrías con ella comparto también.
cuánto placer!
el sentirle entre mis brazos,
su pequeña cintura,
es lienzo para mis manos,
un beso en su espalda,
mientras escucho el tierno susurro,
de su boca... un te amo.
Eres tú,
mi linda flor,
la que llevas los ojos de estrellas.
con la que sueño cada noche,
la que tiene piel de seda.
leer más   
6
sin comentarios 21 lecturas versoclasico karma: 83
« anterior1234550