Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2132, tiempo total: 0.025 segundos rss2

¿Por qué le amo?

Yo no quiero que me vuelva a preguntar.
No quiero saber el por qué le amo.
Profundizar sobre eso implicaría consultar la biblioteca del corazón y escudriñar la central de la razón... ¡No quiero! enloquecería mi intuición. Tal vez...

Le amo, porque en los días lluviosos, saco la mano para retomar los besos que me debe.
Le amo, porque el mar detenta de tus sudores y me versa bajo el agua.
Le amo, porque el silencio tuvo un amor ruidoso y cuando sueño con usted, recreo una vida interna; la segunda de tantas nuevas.
Le amo, porque a nadie puedo decir cuánto le amo, con tantos le amos en falsete, sin leer.

Amarle, fue como copiarse de un examen en blanco. Usted me enseño a cantar bajo la ducha y a mirar a las estrellas sin pestañear.
Lo amo, porque en teoría no le pude contestar y ya no le extraño.
Usted, valoró los versos tristes que le dejé entre los sauces llorones.
Le amo, porque usó mi toalla floreada.
Le amo, porque su voz me encanta cuando canta e induce al deseo.
Le amo, porque mi miedo quiere su miedo.
Le amo, porque la respuesta es corta y permanece abreviada en mi alma, bajo clave.
Le amo, porque es una máxima de experiencia empírica.
Le amo y en las canciones quizá encuentre la respuesta.
Yo no sé, pero...podría repetirle las mismas respuestas.
Le amo, pero no le aseguro amarlo en el más allá, porque quizá me vaya sola y le delegue la materia de mi amar.
leer más   
3
1comentarios 23 lecturas relato karma: 44

Azabache

Era, el mar Caribe, su son, su sal,
su figura, un contorno de sirena,
toda ella era el pecado original,
piel azabache, su mirada obscena,
fuego del trópico, néctar sensual,
los labios, al besarme, mi condena,
su pelo era, pura noche sin luna,
¿lo mejor?, su olvido, mi gran fortuna.
12
1comentarios 54 lecturas versoclasico karma: 96

Fábulas

(Y cuentan, que en las noches sin luna
al amparo de la oscuridad, hay más vidas).


Una blanca nube
estira unos brazos de
dedos finos y largos,
acariciando la oscuridad
de una noche sin luna.
 ***

Una danza de luciérnagas
Ilumina una cara de ojos tristes.
Derraman pétalos y perlas
que crean sobre el frío suelo
charcos con aroma y brillo.
 ***

Un grupo de náyades juguetea
a la luz de una lamparilla, que chisporrotea
en las aguas tranquilas de un clepsidra.
 ***

La fogata de los enamorados,
que prendieron cerca del río,
para dar color y calor
a las caricias y besos,
sigue caliente al alba.
 ***

En las noches sin luna, donde la oscuridad es la reina,
las luces y sombras nos regalan un maravilloso espectáculo
de vida más allá de la vida. No duermas, sal y sueña.




Hortensia Márquez


(Revisión de “Sueños de una noche sin luna”)
22
18comentarios 155 lecturas versolibre karma: 104

Sentir

Tu piel
acariciada.
Sentir al otro
en inmensa
felicidad
prolongada.
Abrazarnos.
Acariciando.
Besarnos.
leer más   
14
sin comentarios 50 lecturas versolibre karma: 101

Incómoda libertad

La gente del pueblo se lame sus heridas
ásperas e irreconciliables,
con veneno hacia el cambio.
Levantan la mano para condenarme
en un juicio social,
donde soy el desarme.

Ataduras férreas y corsé,
aguja para sonreír,
camino de espinas al ralentí.

Besos con paredes grises,
que delatan a los labios rojos,
prueba del delito,
macabra libertad.
leer más   
10
6comentarios 72 lecturas versolibre karma: 94

Sin Tiempo Para Mi...

Estoy solo y borracho.
Son las 5:40 am y solo quedo yo
y la ausencia de ti, no hay luz, ni esperanza
solo nostalgia encendiéndome la nada.
Puedo decir lo que sea, pero no creo que sirva de algo
y es que no tenerte aqui ya me hace mal.
Dueles, como lo que no se ve pero se siente,
como lo que no existe pero quema.

quedaron pedazos de nada de ti por ahi
que me tocan y me pierden en lo que no sabia que estaba.
Me dueles como lo que no se que escribo pero lo admito en dolor.
Estoy borracho y solo, con otro borracho pegado a su teléfono
que no sabe de dolores de alma ni existencia.
Es como que me hace mal la falta de ti
y tu sigues pinchándome la compañía que extinguiste en sintesis

Aceptar que ninguna palabra fue mas real que un tono de voz
y aunque para nadie signifique algo
para mi tiene mas poder que el sistema solar.

Nena el tiempo pasa y tu no te fuiste del todo, aunque no lo sepas.
Yo no quiero mas
ni nada,
yo no quiero seguir
y que me dejen en la nada,
que me sobra la luz
mientras me acobija la oscuridad

nada valió y lo entendemos después,
cuando respirar pesa
y las ganas de caminar se esfuman.
Que importan los besos
si no son nada después de todo.

Yo no puedo mas y lo que pensaba que era felicidad
fue un humo intermitente en la inmesidad
Como siempre hoy estoy pensando en ti sin tiempo para mi…
2
sin comentarios 29 lecturas versoclasico karma: 16

Lunas insomnes

Anochece distinto,
en las lunas insomnes.

Yo busqué tu huella,
entre las vides
que llevan tu signo,
de sus licores
bebí lentamente,
con el paladar despierto
y el pecho sediento.

Me entretuve en tu mapa
de naipes en la niebla,
bordeando tus sueños
sin alertar a tus musas,
inhalando de tu tierra
el sabor agridulce
de tu aliento.

Ascendí a los cielos
donde guardas la mirada,
guareciéndome de pesadillas
en tus besos de miel y arena.

Me dormí serena,
escoltada por tus fronteras,
perennes macizos de flores
que motean tus tormentos.

Soñar no es privilegio de dioses;
es el néctar de tu boca
que resbala en mis anhelos,
y me incitas sin saberlo
a desnudar mis reposos.

LOUE
leer más   
14
10comentarios 101 lecturas versolibre karma: 104

Estreno

En la penumbra
de las últimas filas,
temblorosas las manos,
silenciosos los besos,
entornados sus ojos,
hace rato que
ausentes y dichosos,
no siguen
la película.
leer más   
12
2comentarios 40 lecturas versolibre karma: 100

Äṁäṗöḷä ṿïṛġëṅ (Colaboración con @Loue)

Su fresco aire se filtró de mañana,
suspirando entre
las flores de mi primavera.

Meciendo los cabellos de mis latidos,
exhalando el ansío
por vivir entre sus manos.

Arrebolado despeinó mis ensueños
en la brevedad de su caricia,
cincelando en mi cuello un secreto deseo.

Tatuar ósculo rozado, furtivo,
como amapola vírgen
en campo de trigo.

Con la timidez de la brisa,
desnuda tras mi incauta sonrisa,
esbocé un dulce beso a escondidas.

Esperando hallarme, desperezarme,
como crisálida de luciérnaga,
abrir mis alas para que descubra el cielo.

En el aleteo de su ternura,
cerré los ojos en su silente pecho,
me inundo en la eternidad de su abrazo.

Abanico mi mirada
en la marea de sus pestañas,
pellizco del alma regado en un cruce,
recorriendo ese instante que transita
de mis ojos al álito del deseo.

Amapola virgen que siembro en la comisura de su boca
leer más   
18
11comentarios 109 lecturas colaboracion karma: 96

Jugando

Yo sigo jugando con tus recuerdos,
con tus idas y venidas,
con tus besos en mis nodos.

Yo sigo jugando al escondite con mi corazon,
intentando que la razón no le encuentre,
por qué entonces será mi fin
, y el tuyo.

Yo sigo jugando a recrear(te) en mi cabeza,
a imaginar(te) paseando por las calles de Málaga
agarrado a mi,
desde tus ojos.

Yo sigo jugando a que te tengo
bajo las sábanas, clavado en mi,
bailando a compás de mis caderas.

Sigo jugando porque lo prefiero así,
sin concesiones ni promesas,
sin roturas.

A mí gusto.
Cuando me apetece(s).
Ya se me irán las ganas de jugar...
leer más   
16
6comentarios 63 lecturas versolibre karma: 108

Senryu (garganta seca)

Garganta seca,
aridez en la piel;
tú, sin mis besos.




~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-jun-20
leer más   
20
16comentarios 125 lecturas japonesa karma: 96

Cierta noche

Cierta hora
en cierta noche
mientras duermes & te sueñas
en mundos lejanos,
por tu ventana abierta
se introducirá un viento helado
que te recorrerá el cuerpo
como lo haría el enamorado,
con su boca & sus manos,
enloquecido,
embriagado

Tímido, el soplo subirá por tus pies desnudos,
recorrerá tu piel & te besara los labios

Entonces abrirás los ojos
& te acordaras de mí

pero no seré yo esta vez
quien se meta en tu alcoba
con la madrugada,
sino los dioses
que me han envidiado
tras todas aquellas noches
de sublimes horas
en que te tuve a mi lado
4
sin comentarios 34 lecturas versolibre karma: 37

Quiero reconocerte

Quiero reconocerte
en los besos,
abrir los ojos,
y encontrar
tus labios.

Quiero reconocerte
en tu voz,
al otro lado
del teléfono,
y de los versos.

Quiero reconocerte
en el vuelo
de las aves
que en primavera
vuelven a la ciudad.

Quiero reconocerte,
pues ya te conocí,
una vez
y te perdí.
leer más   
13
10comentarios 84 lecturas prosapoetica karma: 110

Ojalá y se de otra vez

OJALÁ Y SE DÉ OTRA VEZ.

Ojalá y se dé otra vez el sublime encuentro, que sin mediar palabras nos convocó en ese instante cuando la razón falló y el instinto venció.

No dije nada en el momento, para no romper la promesa del silencio, pero después no sostuve la mirada, ni intenté rozar su mano con disimulo de una segunda intención, como hasta ahora lo había hecho.

Se hicieron necesarios los días para que el ardor en las venas se decantara, y con ello vinieran a mí las sensaciones menos impregnadas de pasión y de pecado.

Fugaz instante, colapso de dos universos y yo recuerdo tan solo sus besos...efímero instante que se quedó en mis manos, en esas caricias que tórridas y que como jauría recorrieron su sexo, su intimidad.

Mala pasada de mi memoria que no alberga recuerdo, buena retentiva de mis labios que aún sienten el calor de los suyos y en mis manos aún palpita su interior.

Ya han pasado los días, la pena ya ha menguado, pero mi inconsciente alimenta una ilusión, un anhelo urgente de una nueva incursión, de un nuevo encuentro y ojalá se diera otra vez.

David Felipe Morales
3 de Noviembre de 2015
3
sin comentarios 23 lecturas versolibre karma: 38

En el camino

Si me equivoco cuando te nombro,
susúrrame al oído y sácame del error.
No siempre sé quién eres,
no siempre sé dónde estás.


El aire trae aromas
que despiertan la memoria.
Recuerdos que son sin estar.
Mañanas que se perdieron
entre la bruma de un olvido
y la conciencia marchita.
¿Dónde llegarán nuestros pasos?

El arrebol en la mirada
sigue luchando por salir.
Mírame cuando te veo.
Búscame cuando me pierda.
Sobrevivir cuando estoy a la deriva.

Aún guardo un corazón fuerte,
junto a la mano que me sujeta,
entre algodones de rosas y besos.






Hortensia Márquez


Imagen sacada de Internet
23
22comentarios 164 lecturas versolibre karma: 100

Poetas...

Nos quedamos suspendidos
suspendidos en las ramas del árbol de la vida
de la vida que nos encuentra y cruza
y en el cruce del camino sin sabernos, amor…

amor del aire, del aire que bebe las letra
que el viento vuela cuando las borras
y las borras a medias, porque aún quedan
en tu memoria
y bendita la memoria
que acapara sensaciones
y desnuda corazones callados
corazones armados de poemas
poemas para ser besados
y besados por las bocas
que sedientas de pasiones
se abrazan y lloran
hasta llegar a las manos
y las manos tiemblan
y tiemblan por esas letras
que se sienten, que acarician
que regalan deseos
de humedades
y encarnan cicatrices
para dejarse sentir…

sentir mientras amor tus letras vuelan
las mías aprenden, y el aire de la primavera
calienta la brisa que fuera invierno con letras nuevas
con voces, que rozan la piel, que anudan gargantas
para que otras al leerlas, o escucharlas puedan revivir su alma
y su alma tan etérea nos llame poetas… (Lola) #poémame #poesianomada
17
8comentarios 111 lecturas versolibre karma: 104

Color vital

Quisiera soplarle al viento todos los colores que pintan mis lunares, repartidos por mi vida y por mi piel.

Con los dedos acaricio el papel, pigmentos terrosos de holy y cañas de azúcar.

Me siento libre, como libélula violeta entre brotes de bambú. Verde manzana y madera gastada.

Cierro los ojos y el aire caliente del solsticio despeina mis miedos. El melocotón decora mis pómulos, el bermellón, mis venas.

Tengo recuerdos azules y horizontes claros. Tengo besos color chicle y susurros fluorescentes.

El color de la plenitud da vida a mis años. Mis metas son de tonos intensos, han ido llegando como fuegos artificiales.

Agradezco al presente la luminosidad de personas entrañables, el calor de la risa y la sensación refrescante de las almohadas sin remordimientos.

Soñar a pleno color y guardar trocitos de mi vida en esos negativos que jamás caducan. Porque el blanco y negro también existen. Porque sombrean fotogramas como escalones al cielo.

Abro las alas color pomelo, las de atardeceres suaves. Las de mañanas limpias. Las de estelas de aviones pespunteando las nubes.

Y revoloteo entre cometas, aquí, ahora.

Me desnudo el alma. Pinto la vida con luz en los dedos.
leer más   
14
18comentarios 109 lecturas versolibre karma: 106

Miguitas de magdalenas

Tenía un abrigo naranja para los días que pesaban. Hacía livianas las penas.

Los labios vestidos en color frambuesa. Dejaban su marca en las tazas de café, como el que lanza miguitas en el camino para no perderse. Cada sorbo, una huella en el mapa.

Sentada en la mesa con flores naturales. Madera suave, pulida por el paso de vidas y manos llenas, corazones rotos y sangre en las venas.

Ella observaba el bullicio de la gente pasar por el ventanal de la cafetería. Era coqueto, el escenario ideal para practicar, con las comisuras rizadas, la magia de la mirada.

Miraba los gorriones llevándose restos de magdalenas en el suelo. Miraba repartidores de vida agitada. Miraba jardines que aguardan la lluvia.

Despacito se fijaba en los besos en las esquinas. Los bolsos llenos de rosas sin espinas.

Miraba caminando vidas desoladas. Preocupaciones a cuestas del que muere en el trabajo. De los que viven en treinta metros cuadrados.

Miraba cejas sinceras. Extraños que se cruzan y se saludan con la chispa del "buenos días" de verdad.

Miraba bufandas suaves. Pañuelos al viento. Corazones blanditos y almas que rugen con puro estruendo.

Miraba el amor del calcetín desemparejado con el que aparece en el otro pie de repente.

Miraba fuentes incesantes. Gotas de vida. Periódicos altivos y gafas tímidas.

Y miraba.

Porque ver no es mirar. Cuando uno mira, le pone el alma. Toca la puerta del pecho. A veces se entra de puntillas. Otras, suenan campanas y se alborota el cabello.

Déjame que mire, decía. Déjame que me beba el tiempo.
leer más   
11
10comentarios 93 lecturas versolibre karma: 98

Recuerdos

De recuerdos estaremos llenos
Toda la vida
Pero yo actualmente los clasifico en tres

El primero el que encorva mi espalda
Por el peso de los besos de un adiós

El segundo el que oprime mi corazón
Con el calor de tu presencia
Diluida en imágenes

El tercero el que ilumina mis ojos
Con esos brillos
Que ya no son brillos
Por una una pérdida
Sin retorno
leer más   
5
sin comentarios 31 lecturas prosapoetica karma: 59

Copérnico se equivocaba

La Tierra gira alrededor de su ombligo. Además es ciega y sorda. Es un ego desmedido. Tanto que, como Saturno devoró a sus hijos, se come sus propias entrañas.

El mundo rota alrededor del dinero. Manchado de ansias incombustibles. De mentiras y miedos. De corrupción y guerras.

La manta bélica deja dormir al raso muchos corazones. Endurecidos por las balas como si hubiesen echado hormigón a sus latidos. Sobresaltos nocturnos para tristezas en vela.

Somos la carcoma de la galaxia. Buscamos vida en Marte para hacer caja con viajes marcianos, todo un lujo al alcance de pocas manos. Y mientras, reventamos el planeta azul.

¿Azul? El aire se mastica, las aguas se eutrofizan.

Y las focas huérfanas de piel. Los conejos infectados en laboratorios. Los elefantes sin marfil, sin mes de abril. Un tigre de Bengala en la alfombra de un majara. Una garza disecada en las aguas estancadas. Un pez que se asfixia y un polluelo que no vuela.

Quiero pensar que algún día abriremos los ojos. Que agitaremos las ganas con viento y magma, que la corriente eléctrica surgirá al rozar unos labios, al besar unas manos.

Que la hierba tejerá sábanas frescas. Que las flores pintarán mi pelo. Que la lluvia silbará mañanas. Que la tierra germinará en tu suelo.

Quiero un mundo libre. Corazones justos. Quiero soñar despierta, surcar las nubes entre mil pájaros al vuelo.
leer más   
11
25comentarios 127 lecturas versolibre karma: 100
« anterior1234550