Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 669, tiempo total: 0.035 segundos rss2

Tormenta

En esa oscuridad que precede a la lluvia
está oculta la brisa
que se enreda en los árboles
y solo se desata en la tormenta.
En esa oscuridad juega la luz
y se columpia, sigilosa, entre las sombras.

Ante tanta grandeza solo cabe el silencio
y rendirse a las nubes
que nos visten de lágrimas
y esperar que la calma
reconquiste el paisaje
mientras vuelve a pintar
de azul el horizonte.

Aurora Zarco.
leer más   
11
4comentarios 32 lecturas versolibre karma: 90

Ya no busco...

Ya no busco tus palabras
ni la esencia de tus besos,
me conformo, simplemente,
con la brisa y con el viento,
ese tierno remolino
que llegaba en los deseos
y con bellas mariposas
que mostraban su aleteo,
y esa frágil filigrana
se quebró, por un momento,
y marchó para otras tierras
y otros brazos más morenos,
se quedaron solitarios
los jazmines tempraneros,
y con ellos los suspiros
que brotaron hacia el cielo...

Ya no busco tu mirada
ni a tus ojos junto al fuego,
ni tampoco aquellas noches
yo las guardo y las conservo.
...Es preciso que reposen,
que conserven el misterio,
y que encierren sus entrañas
tantas letras con mis versos,
yo prefiero que la sangre
salga pronto de mi pecho,
y que abarque y cobre vida
y no quede en el tintero,
que las crudas telarañas
sean frías como el hielo,
y se plasmen en poemas
que dormiten con mis sueños...

"...Ya no busco fantasías,
el otoño está muy dentro,
me conformo con las voces
y susurros del silencio..."

Rafael Sánchez Ortega ©
17/05/18
14
6comentarios 56 lecturas versoclasico karma: 105

Lejos

Lejos, muy lejos de aquí
hay un lugar
en el que los días son
extremadamente luminosos
y las noches
increíblemente iluminadas...
en donde los bosques
escuchan los rumores
que los jilgueros esparcen por doquier
y el fuego canta y baila
al compás de la magia de las estrellas.

Muy lejos, existe ese lugar soñado
que espera y sonríe
al pobre viajero exhausto por la vida.

Lugar sublime, inmenso, abierto
habitado por seres de luz
que se esparcen por la brisa perfumada.

Lugar cálido,
lugar lejano y soñado...
leer más   
13
14comentarios 92 lecturas versolibre karma: 114

Que sin ti...

Que sin ti;
ni universo, o verso,
ni canción.

Que sin ti;
ni brisa, o marea,
ni emoción.

Que sin ti;
ni soplo, ni vida,
ni ilusión.

Que sin ti;
ni el alba, ni una ola,
ni el amor.



~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-may-18
leer más   
14
7comentarios 71 lecturas versoclasico karma: 90

Haikus

Haikus .

Solo camino
de noche a oscura
detrás sin mirar.

Pasan los días
viviendo la vida
en casa solo.

De no estar tú
la primavera sigue
sin descanso yo.

Nace el aire
en casa en silencio
suena y silva.

Vibra la brisa
hoja húmeda
de sal yodada.

Mayo florido
vereda de soleada
primavera sal.
leer más   
8
4comentarios 65 lecturas versolibre karma: 91

[Y por un momento ... ] No siento

No me hagas bajar
de mi mundo de aire...

déjame ser azul
y mezclarme entre nubes


déjame ser la brisa
ser viento
y efímera

Déjame ser la hoja
un árbol sin rama
sin raíz
y sin agua

Déjame Silvestre
y que se abran mis pétalos
al caer el Rocio

Déjame perfumar la aurora
vestir las montañas
habitar sin piel

volar como un pájaro
donde el cielo es océano

Infinito e inmenso

Déjame ser roca
ser vacío
y silencio
Que por un momento
el latido eterno
salga de mi pecho

Y por un momento
sentir que no siento ...



@rebktd
leer más   
24
18comentarios 113 lecturas versolibre karma: 97

El hombre de mis sueños

Susurra la brisa
arrasa el viento
ondean las ramas
el viento del sur me llama
agita mis alas
acompaña mi vuelo
hasta dejarme caer
entre los brazos
del hombre de mis sueños.
10
8comentarios 69 lecturas versolibre karma: 91

Tanka

Y te pedí...
entre la fugaz brisa
de mi suspiro
Y entre la vela y el soplo;
me besaba tu luz...


@rebktd
leer más   
20
21comentarios 105 lecturas japonesa karma: 119

Fuiste

Mi lecho fue de espinas y mi corazón sensible. Tus ojos claros eran los más hermosos así que era menester soportar cualquier dolor con tal de no dejar de verlos (pensaba )
Y hace poco te vi en brazos de una hermosa joven.
No más lágrimas por tu desprecio.
No más lágrimas por tu amor.
Fuiste la brisa de cada mañana, el dulce rocío de tus labios era como el de las rosas de mi jardín, la cumbre eras tú, mi mundo eras tú.
Fuiste a tomar la mano de otra, hoy entiendo que no era mejor que yo sencillamente era diferente a mí, era algo nuevo para explorar para luego aburrirte y cambiarla por alguien más…
5
2comentarios 27 lecturas prosapoetica karma: 65

Hogar, dulce hogar

Rozo con la punta de los dedos las ramas más altas
que besan el cielo
con la misma dulzura que lo acarician
y lo amansan.
Los pájaros le han declarado la guerra a las nubes
por intentar ponerle un límite a su infinita imaginación.
Y cantan burlones
que son libres y rebeldes,
que ni ellas
ni la peor de las tormentas
podrán jamás atrapar sus alas
sino desearlas,
como se desea la imposibilidad de todo aquello
que no se puede tener.
Y que su única patria
es y siempre será el viento
por ser el único capaz de amar su libertad.
Huele a enero y a tierra mojada.
Me he empapado los pantalones de barro hasta las rodillas,
y he rugido hasta doler la garganta.
La brisa es fresca
y me susurra al oído que me suelte el pelo,
que deje libres a todos mis monstruos,
porque hoy
mi instinto animal
se siente más salvaje y puro que nunca
y es capaz de dejarlos en bragas
en las mil y una batallas
que les proponga el viento.
He abrazado a la luna
con el corazón abierto de par en par,
y sin darme cuenta,
ha llenado sus esquinas de flores
y de toda la belleza y vida que tengo a mi alrededor.
Para que cuando sienta que no soy de ningún sitio,
que el único que me acompaña es el viento,
entienda que mi verdadero techo lo tengo dentro.
Que todo esto forma parte de mi
porque yo soy parte de todo esto.
Y que nunca estaré sola
mientras los pájaros sigan siendo libres y rebeldes,
el suelo, de vez en cuando,
siga oliendo a tierra mojada,
y la luna siga llenándome el pecho de flores mientras duermo,
para que nunca olvide quien soy
ni de donde vengo.
leer más   
9
7comentarios 86 lecturas prosapoetica karma: 89

Alegoría

Si encontrases una luz en tu camino
O si notas, que una gota de lluvia
Va en tus labios a romperse…
Como perla del cielo sobre el suelo
Si cayese una flor sobre tu pelo
Describiendo figurillas en su vuelo
Como cae el plumón de una avecilla
Y en su curso rozase tu mejilla:

No pienses decir nada o sentir miedo
porque habré sido yo… ¡Dándote un beso!

Si notases que una hoja se ha caído
Ante tus pies, seca y triste, en el camino
O si la brisa acariciase tu cabello
Y de un pájaro en tu senda oyes el trino.
Si diese florecillas el espino
Y una rosa sin espinas te florece
Como asoma, sin quemar, el sol naciente
Y acariciandote rozásete en la frente:

No pienses decir nada o sentir miedo
Porque habré sido yo… ¡Dándote un beso!

Si ves que a tu ventana llama el viento
Con las ramas del rosal, y lanza adentro
Los pétalos de flor suelta y deshecha,
Si ves un rayo de sol sobre la luna…
Y hasta tu cama la luz divina llega
Y con su pálido color tu rostro toca,
Si te das cuenta y… si despiertas
Porque sientes su calor sobre tu boca:

No pienses decir nada o sentir miedo
Porque habré sido yo …¡Dándote un beso!
leer más   
11
14comentarios 79 lecturas versoclasico karma: 102

Quiero charlar con los robles...

Quiero charlar con los robles
y escuchar lo que me cuentan,
lo que susurran sus ramas
de labradores y aldeas,
porque seguro que esconden
infinidad de leyendas
de las que fueron testigos
durante tiempos y gestas,
unas serán agridulces,
otras con hambres y guerras,
pero seguro que algunas
tendrán amor entre ellas,
y entonces será la brisa
la que inunde la floresta,
el robledal de este bosque
con su ternura y belleza.

Quiero charlar con el hombre
que ante el roble se doblega
para escuchar los suspiros
que en el acto aquel le deja,
y es que en los robles, la vida,
es como el tiempo de espera
y ellos están en silencio
pero sus ramas atentas,
guardan perfecta memoria
de lo que el mundo les lega,
y lo conservan muy dentro
del corazón y corteza,
dicen que lloran los robles
y puede ser que así sea,
ya que entre risas y llantos
surge el dolor y la pena.

"...Quiero charlar con los robles
y recoger su tristeza,
aunque también los tatuajes
que los amantes les llevan..."

Rafael Sánchez Ortega ©
12/05/18
12
8comentarios 58 lecturas versoclasico karma: 98

Mis pies y mi baile

Frenéticos contoneos de cintas verdes, se enrollan como lenguas de mariposas.

Bailo entre haces de luz fosforescente. No necesito nadie alrededor, tan sólo los latidos, los míos, entre altavoces del pecho.

Retumban sin cesar, el sonido atraviesa las costillas, y como en un serpentín, destila gotitas de agradecimiento.

Al esfuerzo, a las ganas, al empeño en correr hacia adelante, a tender la mano siempre, a intentar mirar con empatía. A los escalones subidos con ritmo y sin pausa.

A los que me impulsan, a los que me dieron viento para mis alas. A los conocidos y desconocidos que me rizan las comisuras, que me hacen que estornude por dentro entre risas.

A los buenos días con la primera persona que me cruzo en la calle, a los gatos que siluetean los muros de noche, a los charcos en la tierra llena de engobe, a las nubes desnudas que reflejan la aurora, a las mariposas que se cruzan en remolinos, a las lagartijas que se rinden al sol. A los cafés sin prisas. A las costas con brisas.

A las cosas bien hechas, porque bien parecen. A los besos sinceros. A las locuras que no se piensan (y en el fondo se desean). A los espejos con guasa. Al pan tostado con aceite y tomate. A los escudos contra las malas lenguas, hechas trizas.

Y bailo. Me basto y me sobro. Llevo las riendas de mis anhelos. Giro y palmeo, miro al cielo.

Me pongo el traje de superpoderes y subo la música; aquel que no sume, al menos que no reste. Le regalo unas notas de vida, unos pasos de baile. Le brindo las noches, le pinto un mundo entero.
leer más   
9
15comentarios 80 lecturas versolibre karma: 90

Silence

¿Y a que le temes?
dejé a un lado los sin sabores que había tenido en el día,
extrañaba el olor a café de las tardes y esa serena brisa de recuerdos.
A mis oídos llegaban las serenatas de la melancolía,
mi otro yo hurgaba entre los pedazos de mi alma y pegaba a golpes las palabras de auxilio que exclamaba mi silencio.
Mis dedos tocaban el desvanecido azul del cielo y despejaba el gris de mis ojos...
Le temía al abandono y fui la primera en marchame.
leer más   
4
2comentarios 68 lecturas relato karma: 50

Bois d,Ichere

Llueve en el Bois d,Ichere

 Las gotas grandes, hermosas,
 ¡a lavar el abedul!

 Las gotas desorientadas
 ¡ a la copa de la hayas!

 Las gotas mas saltarinas
 amigas de los helechos

 Esas gotas diminutas
 elixir de los boletus

 Gotas que mece la brisa
 a los arroyos dan vida

 Gotas huerfanas ,perdidas
 ¡refrescad mi corazon!
leer más   
7
3comentarios 98 lecturas versolibre karma: 88

Voy rumbo

Voy rumbo a una calle
sin nombre
siguiendo los pensamiento
más sensibles de lo que no soy yo

Siguiendo la brisa de la nostalgia que choca contra mi nuca
mientras siento la tierra melancólica y el palpitar de la luna.

mi cabeza se resiste como un ajedrez en juego
mis piernas son dos números que frenan

mi sexo un caballo sin celo

pero mi alma un volcán en celo
que me hace dar un paso tras otro.

La calle me da la bienvenida
me invita a dejarme llevar
por su sonrisa,
por la nostalgia,
por el misterio
por la miseria.

"¡Bienvenido seas
a la calle de la vida!"

dice un letrero,
pero no le creo.

La razón no me lo permite.
pero mi cuerpo se avienta
y se vuelve un naufrago
que naufraga, pero
que se siente en su casa.

Un vagabundo que vuelve
su techo el cielo,
y el suelo su almohada

Alejandro Guadarrama
leer más   
12
2comentarios 75 lecturas versolibre karma: 89

Somos...

Somos viajeros incansables
a bordo de los vientos,
pasajeros fugaces de todos los instantes
que marcan la memoria
y nos dejan los trazos del tiempo en nuestra piel.

Somos simples fragmentos,
apenas un latido,
un puñado de arena en mitad del universo,
vagabundos en pos de los ancestros
que aún vagan en la brisa
pues son el eslabón que nos ata a lo eterno
y le otorgan sentido a nuestra historia.
leer más   
14
8comentarios 73 lecturas versolibre karma: 90

Sous les caisses

Sentados frente al Garona
  vemos pasar las barcos
 camino del Atlantico


 Tú , Chantal,te has puesto
 lo basico para pasar la tarde:
 -quince años.
 -las pecas sobre tu piel rosada...
 -tu pelo negro que desmaya la brisa
 -tu francés de Aquitania
 - tu sonrisa


 Tarde de besos
 de todas las hechuras
 mudos ,sonoros,
 cortos,sin medida,
 pasados por carmin...


 Ayer en France 2, Le Météo
 pronosticaba para hoy
  precipitaciones de  
 24 besos por metro cuadrado.
leer más   
8
5comentarios 81 lecturas versolibre karma: 99

Sopla el viento...

Sopla el viento en los collados
y se emocionan las almas,
al sentir tantas caricias
imprevistas y soñadas,
porque la brisa que llega
es así como una nana
que adormece los sentidos
y estremece las entrañas,
es el viento del oeste
que viene tras la bonanza
con esquirlas de galernas,
temporales y fogatas,
y hasta rugen los trigales
y se asustan las campanas,
con el viento impetuoso
que es invisible en su estampa.

Sopla el viento en los collados
y hasta llega a las cabañas,
a las fuentes y praderas
y a las nieves que hay más altas,
porque viene fugitivo
de otras tierras muy lejanas
y con negros nubarrones
que le cubren las espaldas,
y es así como un amante
que despierta en la mañana
apretando entre sus brazos
la figura tan amada,
sin embargo, quien recibe
hoy al viento en su garganta
es un niño presuroso
que precisa una palabra...

"...Una mano cariñosa
pide al viento su mirada,
una rosa sin espinas
y unas lágrimas de plata..."

Rafael Sánchez Ortega ©
06/05/18
10
4comentarios 67 lecturas versoclasico karma: 99

La eternidad de tu ausencia

Noche blanca, blanca brisa,
tu andar trepidante, alarmante,
cautivador, genera en mi mente fulgor
con una magia deslumbrante

Fría noche, como el hielo
de betún viste tu pelo
adornado con guirnaldas
iluminando tristes almas
que buscan seguir tu rastro.

Oh clara noche, como un rio de sombras
desbordas todo a tu paso
estrangulando entre tus brazos
mi ultimo aliento de valentía.

Bella noche, cual Olimpo
eterna eres al solitario
mas, cual chispa, te disipas
para quien colmado de amores
tu estela persigue.
5
1comentarios 25 lecturas prosapoetica karma: 71
« anterior1234534