Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 914, tiempo total: 0.022 segundos rss2

Calíope y el poeta

¿Porque me siento poeta?
oigo el susurro del viento,
las voces en el silencio
siento tu actitud coqueta.


En charla muy emotiva
Calíope entusiasmada,
con su discurso animada
disertaba muy altiva.
Dirigió muy alusiva
como si fuera una treta,
una mirada repleta
de una ambigüedad sin par,
y me vino a preguntar
¿Porqué me siento poeta?.


Atónito y sorprendido
por la pregunta tenaz,
de una musa perspicaz
que piensa haberme vencido;
Le respondo persuadido
porque como dios,ostento
estar vivo y con aliento
veo el mar, manto de ensueño,
y cual si fuera su dueño
oigo el susurro del viento.


La irrefutable verdad
de la certera respuesta,
varió la actitud expuesta
por la elocuente deidad.
Y con insigne bondad
preguntó ¿como sentencio,
si es que acaso diferencio
lo que puede o no inspirar?,
le respondí; -Al escuchar
las voces en el silencio.


Mi argumento satisfizo
a la impoluta beldad,
que con grácil sobriedad
mi voluntad ahí deshizo.
Con apolo rivalizo
en enemistad secreta,
no es la norma de un poeta
me reclama la deidad,
le digo -es que en realidad
siento tu actitud coqueta.

Osvaldo B. Páez ©

Copyright ©
leer más   
14
7comentarios 85 lecturas versoclasico karma: 87

Entre el poeta y la rosa

Un redondel infinito
azota segundo a segundo
la consciencia de que el mundo
se esfuma en lo fortuito.

El tiempo dice
que es hora de callar la victoria.
Ya no yacerá en la memoria
de un espíritu afligido que maldice.

Las ideas se me esfuman
cual helio en los globos,
se esfuman en retobos,
de puñales se esfuman.

El poeta se retracta
de sus palabras de amorío.
El poeta se retracta
de ser del llanto testigo.

Encéfalo que entiende
que las yardas son infinitas,
que no hacen más que dar vueltas
entre oscuras margaritas.

Epifanías de olvido
que juegan a mano negra,
revoloteando entre sinsentidos,
sinsentidos en la jerga.

El recuerdo petrifica
y 99 angustias diagnostica.
Entre desidias de otra vida,
juegan, juegan en la mística.

Sabiduría inconsciente
viaja en busca de lo nuevo.
Viaja buscando en lo nuevo,
lo escondido en la mente.

Como pastas caceras
sucumbe de placer tu luminoso recuerdo.
Anonadado de hieles dulces
se asoma a espiarle mi entrecejo.

Un derrame de lamentos,
teatrales obras escritas.
Un derrame de lamentos,
hecho de panes y espigas.

Respira tu deseo,
respira dormido.
Respira en detrimento
mi inoportuno amorío.

Excelencia de sonrisa
bajo la luna entrometedora,
y desvistiéndose la aurora,
se unen nuestras brisas.
Sopla tu brisa,
sopla la mía.
Soplan ambas y juntas,
en un sueño poetizan.

De azul pintoresco,
como tinte en un tintero,
que no sirve al poeta grotesco,
sino al poeta pintoresco.

Suaves texturas
en todos los rincones de la piel.
Suaves texturas,
en cada sitio y cada palabra de miel.

Soraya la estrella,
que juega con la oscuridad,
que dignifica a la soledad,
que soporta toda adversidad.

La persa mujer,
dueña de mi redacción.
Descalza camina el atardecer
con su maquillaje a la perfección.

El redondel infinito,
en tu vida de doncella,
me toma como hombre que delito
provoca al sentarse al lado de una mujer tan bella.

El redondel infinito
me acechó antes de tiempo.
Me quebrantó el hospedaje
en la poesía del enamoramiento.

J.D
leer más   
10
4comentarios 118 lecturas versoclasico karma: 92

¡Ay, poeta!

¡Ay poeta de verso ajado,
poeta de triste visión!
Mi verso es como una espiga
que crece, dorada, al sol.

¡Ay poeta de artificio,
de orfebrería de salón!
Mi verso es como una piedra
que se coló en tu zurrón.

¡Ay, poeta!
Mi zurrón siempre está lleno
de esos poemas que escribes
como nunca podré hacer yo.
leer más   
14
3comentarios 81 lecturas versolibre karma: 108

Ya no quedan poetas (Colaboración con @Pequenho_Ze )

Acalló la tormenta
y enmudecieron las voces
tras las plumas secas.
Cadenas reales;
carne que se sale del poema.
Que no fue la luna llena, no,
la que mató a los poetas.

Dicen que fue el desaliento,
que se llevó el viento
los sueños rotos y las gestas;
que antaño era canción,
¿Será que la culpa es nuestra
y hemos sido su perdición?

Si las mañanas son frías,
y los ojos van con prisas
cada amanecer;
y las madrugadas arden
en un aliento cobarde
que ha perdido su razón de ser.

Y cansados de leer,
versos huecos,
perdidos en los recovecos,
del mundano placer,
deshojando los últimos versos,
poetas tenían que ser aquellos…
que marchitados por el tiempo,
tendían a desaparecer…

Y llegan los humos en tropel
a entorpecer el alma
cuando intenta deshacerse
de su propia piel;
y el frío del acero en cada esquina,
y labios que se ríen de la herida,
y el verso que no encuentra
un pecho donde caer

Todo lo empezó la mujer,
Como la misma vida,
Primero fueron las poetisas,
Ahora nos dejan los poetas,
Que, como estrofas sueltas,
Se necesitan, se complementan,
Ya que si no hay poetisas,
Tampoco hay poetas...

Se acabaron los poemas...

Colaboración: @Pequenho_ze y @inspiradosinmas
14
9comentarios 110 lecturas colaboracion karma: 96

El odio de un poeta se traga todas sus palabras vacías

Seremos libertad bajo palabra
una sombra clara en el horizonte que se alía con el instante,
un plural espejo sin cenizas que se ahogan
en los gritos de una garganta profunda y que nunca calla.

Verdadero júbilo enamorado de un torrente petrificado
por el sol y la bruma de una esperanza enamorada
de un tiempo que nunca aguarda
en el aire vacío de la nada.

Jardín de flores en el éxtasis
sin nubes extraviadas y a la deriva,
ahí voy brincando y de rodillas
en el follaje verde de los escombros que abonaron a la vida.

No hay profetas que no aprisionan
entre espinas ciegas
que no disuelva la presión de la espesura
de un pensamiento que duerme para amanecer sin rostro algún día.

Como una retórica que se derrama en el torbellino
de una espiral que nunca descansa
así voy huyendo de un espiral de mentiras,
fuimos esperanzas que sonríen en una canción que olvida.

El odio de un poeta se traga todas sus palabras vacías.

El Mute
18/06/2018.
21
21comentarios 225 lecturas versolibre karma: 112

Amar que me hace poeta

El amor no abarca las esquinas,
sino se desborda por las orillas.

El enamorado no se desangra,
muere ahogado por el sentimiento.
de no poder contenerlo en el pecho,
de no tener espacio para el infinito.

Se le barren cascadas en llantos
fuegos que le sudan las cimas.
Y culpa al todo por dejarlo sin sentido.
porque aquello, es puro y es bendito,
aunque lo tumbe de muerte en la cama
aunque lo queme abrazándose el alma .

Se le hinchan las rejas del hueso,
la jaula se prende y el pájaro canta.
El tizne se pega al rostro compungido,
ya no es más el actor amigo, sino el poeta,
que abraza la palabra como único testigo.

Y hace del poema su evidencia inaudita
de los desmanes de un espíritu que clama.
Porque La Palabra es arma de lo inexplicable
Y no hay nada mas inexplicable que el amor.
leer más   
12
3comentarios 71 lecturas prosapoetica karma: 114

Al poeta escondido

Tienes el poder de volver poesía
el pensamiento más cotidiano,
de hacer volar sueños
con tus palabras y delirios.

Tienes letras azuladas
mezcladas con sangre roja
locas , enamoradas,
y con ellas el cielo rozas.

Tus heridas o alegrías
pueden ser grito en el viento,
ríos de tinta negra
tus palabras en movimiento.

Si la vida te lo ha dado
entre muchos otros dones
por alguna razón ha sido
¡por favor, no lo abandones!
leer más   
17
7comentarios 74 lecturas versolibre karma: 113

Los poetas son amantes y son esclavos

Los pensamientos son míos
yo mando en el mundo de mis sueños
ahí, en el oasis de la mente
construyo mi propia remisión sin castigo.

Ahí la belleza renace alegórica
sin máscaras heridas por los silencios mortales
de un poema secreto que ha llorado,
que jamás ha querido en los fulgores del tiempo ausente.

La vida se ríe de la fatua transparencia de las mentiras
ahí la dicha promete un festín extraordinario
sin el perfume barato de las siluetas nocturnas
que huyen de la espesura de las dudas.

Ahí ante la menor idea de no volver jamás
sigo empujando los remos y mástiles
de un remo que nunca se cansa
lucha contra la pereza que es fecunda
en el mismísimo abandono de la mentira.

El odre está viejo ante tanto recuerdo húmedo
que lo retiene en el vino de tus cariños,
siempre supe beber ese melancólico sabor
de cada momento que es único porque nunca se rinde.

Los poetas son amantes y son esclavos
de la ruindad de un corazón colmado
de abismos y crímenes que los acechan
con un terrible oscurantismo
que no nos deja ver la transparencia de la conciencia.

Camino directo al corazón amado
ahí los pensamientos son míos
nadie más podrá robar los sueños
son mi letra favorita de una trova que compuse por ti.


Poesía
15/06/2018
El mute.
21
12comentarios 225 lecturas versolibre karma: 100

Cuando volverá el poeta a escribir...

El poeta permaneció en silencio absorto,
distraído, atrapado en la vorágine in clemente
de castillos sin rocas, de mares sin olas
esparcidos por los azules pastizales

de sonrisas abiertas de símil y prosa
el caldo sutil de la substancia creadora.

El poeta vivía en el destiempo,
ya no entendía de calendarios pegados en la frente
grietas profundas que afloran cuando el sol arremete
entre los muros eternos de oquedades;
agujeros que perforan el alma...

El poeta subió al desván y desgarro su pluma melancólica
métrica sin rima refulgente del imaginario surrealista
y pintó en el cristal roto de un aliento mustio
la pasión que lo oprime y destroza.
El poeta al fin encontró su memoria ignorada.

La poesía acaricia la soledad de tempranas aromas
como descifrar su pensamiento,
cuando el viento ahogue su primavera
volverá el poeta a escribir.

Autor: Ramón G. Pérez B.
Venezuela
Derechos Reservados copyright ©
leer más   
10
8comentarios 71 lecturas prosapoetica karma: 92

La leyenda del poeta

(Esta fábula está dedicada a todos aquellos que al elevar el espíritu a través de sus letras, han hecho el mundo más hermoso, gracias poetas)

-----
La leyenda del poeta
-----
-----

Dios quiso al hombre cuando advino
En el umbral que de otros seres lo divide
Allanó con virtudes el camino
Y la creación es la añoranza que los une
-----

Cuenta una vieja leyenda
Que Dios amó tanto lo que hizo
Que le regaló la decisión de su existencia
Y el poder de salvarse por sí mismo
-----

Hubo un hombre que de lo bello afana
Que hizo de las palabras un anhelo
Que usó lo hermoso que Dios emana
Y dijo palabras con ecos en el cielo
-----

Encontraba en lo ordinario de las cosas
El trazo sutil, heredado del dios artista
Relatos de flores surgentes de aguas fangosas
Y actos heroicos en la guerra misma
-----

Él supo de una mujer que como luz surgía
Que hizo que las flores la miraran
Que ocupó los encantos y los vestía
He hizo que sus versos la adoraran
-----

El día que él tuvo a la mujer en sus ojos
Aunque ausente nunca dejó de verla
Ella no escuchó los delirios amorosos
Y no hubo versos con cuales detenerla
-----

Aquel hombre olvidó la misión que concebía
Quiso ser dueño de la belleza que narrara
Por despecho ignoró las auras que veía
Y olvidó sus versos entre su voz expiada
-----
Ella desdeñó lo mejor de las criaturas
La vanidad se postró como ceguera
Sus mismas virtudes fueron ataduras
Y destruyó lo que en el alma se venera
-----

Entre hojas su juventud se fue con el viento
Entre hojarascas ella se miró al espejo
Se dio cuenta que al correr del tiempo
Los versos de él, eran más bellos que su reflejo
-----

No soportó la ausencia de miradas
Ni el ciclo de su piel que se marchita
Sus razones de vivir sin él, están envenenadas
Igual que el fruto, que hoy su muerte precipita
-----

El viento va cantando los rumores
Se posan hasta la cama que un viejo habita
Y se rompe el silencio en pedir perdones
Y en la salvación que dos almas necesitan
-----
Él siempre suplicó por ella
Por el peso de llevar tanta hermosura
A nadie le importó nada fuera de lo bella
Como si hubiese vestido una armadura
-----

Nunca existieron tan bellas plegarias
Seres de luz quedaron conmovidos
Y con ellos las presencias necesarias
En la magia donde fueron concebidos
-----

Cuentan que él visita todos los senderos
Y recita el misterio del profeta
Y cuando evoca los tiempos venideros
En el mundo nace algún nuevo poeta
-----

Cuenta una vieja leyenda
Que desde la luz inspira una linda doncella
Y cuando alguien escribe un nuevo poema
¡Se inspira, en nombre de ella!
-----
-----
Jorge Alfonso Ruiz Galindo
(Poeta Gotzon)
Este poema se publicó en el libro " Cosmos de poeta"
(España)
14
2comentarios 84 lecturas versolibre karma: 83

Cuando éramos poetas

Aún recuerdo aquel día que me dijiste:
“escríbeme un poema como si le hablaras a la luna”
¿un poema yo?, si ni siquiera sé cantar
como lo hacían los trovadores a los niños de alta cuna.

Cuando éramos poetas recitábamos al hablar,
sin que hiciera falta la denostada lira con que nos dibujan
los pintores de poetas de alta alcurnia,
los labradores de palabras de los que nunca supiste.

¡Ay cuando éramos poetas!, qué felices nos sentíamos
apiñados todos juntos defendiendo la poesía,
cuando éramos poetas nos hablábamos con versos
y nos uníamos en locales de tertulias.

Todavía lo recuerdo como si fuera ayer:
¡escríbeme un poema como si le hablaras a la luna!
Todavía me emociona la palabra verso,
verso, como cuando éramos poetas.

Fdo.: Alfonso J. Paredes
Todos los derechos reservados
SafeCreative/Copyright
10
sin comentarios 69 lecturas versolibre karma: 101

Nuestro bar

No se si es verso libre, prosa, historia o cuento
sólo se que allí en ese pequeño bar brilla el intelecto


Allá a lo lejos
entre el bosque de poesía, lo ves?
allí ese árbol, el más hermoso
el más verde y frondoso

ése lleno de historias de vida,
entre los miles que hay
se distingue por sus hojas
con miles de versos escritos
que de muchos colores arroja.

Creció a través del tiempo
para cada uno de ustedes
simboliza la amistad
con mucha fraternidad

Sembrado en tierra fértil
abonado con lirismo excelente
siempre fue regado de anhelos,
letras y mucho compañerismo

Si sus ramas y hojas ves adornados
son los hurras, aplausos y bravos
flores y sombreros que lanzamos
al brindar por un compañero
y su poema perfectamente logrado

Recuerdas?
cuando andábamos de mesa en mesa
brindando con la copa de la vida
dándonos felicitaciones o tomando consejos

ya embriaga de contento hasta confundía
los nombres de las poetisas y apenada
mil colores a la cara me subían
ellas de tan buen humor se reían,
uuuufff ! que alegría!

Quisiera ponerle al árbol un letrero brillante
en lo más alto de la copa como el que ilumina
nuestro poético bar sus veinticuatro horas abierto,
poetas y poetisas entran y salen todo el día
ha sido el mejor acierto

Siempre recuerda
que éste árbol en sus hojas lleva magia
pues creció con un tronco fuerte
con raíces muy profundas
que se extendieron a todo continente

para que logres tus sueños,
a los que pones mucho empeño
te deseo la mejor de las suertes
en tu noble labor de poeta y escritor.

Tú eres como ese sembrador
del poema de Rafael Blanco Belmonte
que a diario siembra en el monte
para personas que aún no nacen ni conoce

y tú, tú siembras letras al mundo
que como buena semilla crecen se expanden,
brillan, dan frutos, se hacen grandes
para delicia de quién te lee

Deja decirte que tienes un lugar en mi corazón
aunque estemos muy lejanos
y nos separe cielos, mares u océanos
y la distancia sea muy extensa.
el habernos conocidos esa fue la recompensa

te dejo mis buenos deseos
además de mi fraternidad
para que los siembres en tu víscera cardiaca
no olvides que hoy en día se destaca
todavía el amor y la amistad.

Recuerda además hoy y siempre
que te doy mi mano franca
mi abrazo y compañia
y mi cariño a distancia

Yo me llevo en mi corazón
muy adentro del alma mía
áquel pequeño y alegre lugar
que ha sido nuestro bar
que felices nos unió un día

Sí, nuestro querido bar poético.



MMM
Malu Mora
leer más   
17
18comentarios 161 lecturas versolibre karma: 96

No soy poeta

No soy poeta, ni lo pretendo,
solo soy quien derrama palabras,
soy quien derrama lamentos,
quien llora, quien se enreda, soy un cobarde.

No soy poeta ni aspiro hacerlo.
Soy solo algo que sufre a gritos.
Alguien pasado a derrota,
un niño perdido,
una voz llorando de noche.

No soy poeta, solo soy un ser cobarde,
deambulando sin destino, caminando sin sentido.
Soy un amor perdido, soy un amor vencido,
soy solo alguien tragando su destino.

….y aquí me encuentro, escribiéndote unos versos,
recitándote estrofas, hilvanando algunas prosas,
Soy solo un cualquiera , … imitando a un poeta.
leer más   
7
2comentarios 54 lecturas versoclasico karma: 75

La jaula del poeta

Una mañana de mayo
donde la lluvia refresca el ocaso
y la serena sonrisa de un amor suave
se abre el corazón a la tarde.

En su cielo un majestuoso momento brilla
son sus ojos alegres
bajo una estrella que canta,
no te preocupes por nada bajo su tierna mirada.

Hoy vi volar golondrinas bajo mi ventana
buscan inquietas un rincón perfecto
para construir su nido de lodo
y poder cantar para siempre su melodía amada.

No me abandones en la jaula del poeta
en las preguntas de tus labios
quiero encontrar las hojas del durazno
que cayeron al suelo con la lluvia del verano.

Entre la tierra mojada espero tu amor
antes de volver a partir más allá de los manzanos dulces
que alegran mi vida
como esa última poesía de luz que me amanece.

Miguel Adame
07/05/2018.
20
18comentarios 151 lecturas versolibre karma: 104

Poetas

A quienes escribís hiriendo el papel,
con el cristal de la palabra desnuda
os dejo mi piel abandonada.

A quienes sembráis besos
y quedáis cegados
por un girón de primavera.

A quienes la realidad
os parece un mal sueño
al despertar de vuestros anhelos.

A quienes la duda
es vuestro mejor principio
y la certeza duerme en un pétalo de flor.

A quienes vertéis lágrimas
al abismo esperando utopías
y el horizonte os da la mano.

Os dejo un latido,
tal vez un rumor,
que resuena en único poema.
leer más   
13
11comentarios 153 lecturas prosapoetica karma: 105

Las historias se escriben solas (los poetas solo somos marionetas)

Ahí estaban cientos y cientos de páginas en blanco, esperando tan solo un a letra, una frase, un punto, un caracter, una historia por ser contada. Una inspiración desaparecida, un teclado con teclas borrosas, un cenicero cargado de colillas, un vaso de vodka haciendo juego con el cristal de una ventana sucia . Ahi estaba una vida queriendo ser vivida, un poeta en decandencia, una pared sin cuadros, sin rastros de familia, una soledad dando vueltas en espiral y allí en un pequeño rincón una pistola con tan solo una bala queriendo jugar al ruleta rusa. El final se escribe solo, aunque no haya comienzos.
leer más   
22
13comentarios 115 lecturas relato karma: 99

No quiero ser la musa de un poeta

¿Para que voy a enamorarlo ?
me meterá en sus prosas
me hará objeto de su llanto
y seré culpa de sus nostalgias

Para que quiero ser poesía
si me dirá que me amaría
mientras sea la musa
pero después me cambiaría

Para que le digo que lo amo
si solo seré lo que clamó
una inspiración de días
y un escudo de su osadía

¿Para que enamoro a un poeta?
si jamás será solo para mi
me compartirá con sus sueños
y cuando no me quiera
seré desdén de su desconsuelo.

Enamórame para ser verso
para atarme por siempre
para ser manejada en poesía
donde solo su opinión contaría.

¿Para que enamorarme de él?
si en métrica me medirá
en historias me contara
y por ratos me perpetuará .

No, no me enamoraré del poeta
Porque jamás sabré si el de mi
o lo que el quiere es el sentimiento
para escribir, y es lo que busca en mi.

Me enamoraré del hombre
ese que solo me habla a mi
es que me muestra lo que no publica
Lo que que su corazón me explica.

No del poeta, no quiero ser musa
Porque el poeta cambia
La musa desaparece
pero el hombre ama
y con sus manos me aclama

Las letras de mi alma
leer más   
13
8comentarios 82 lecturas versolibre karma: 84

El poeta

(Completo)

El poeta mira,
como niño admirado
con boca abierta,
el vaivén de la vida
como una película

Desde la alta estética
saborea dolores
y degusta ambrosías,
mientras cambia los sueños
con su mirada alerta.

Pero si lo hace
metido en sentimientos
sufre torturas
y de los males propios
los más duros tormentos.
leer más   
5
4comentarios 46 lecturas japonesa karma: 77

Poetas...

Nos quedamos suspendidos
suspendidos en las ramas del árbol de la vida
de la vida que nos encuentra y cruza
y en el cruce del camino sin sabernos, amor…

amor del aire, del aire que bebe las letra
que el viento vuela cuando las borras
y las borras a medias, porque aún quedan
en tu memoria
y bendita la memoria
que acapara sensaciones
y desnuda corazones callados
corazones armados de poemas
poemas para ser besados
y besados por las bocas
que sedientas de pasiones
se abrazan y lloran
hasta llegar a las manos
y las manos tiemblan
y tiemblan por esas letras
que se sienten, que acarician
que regalan deseos
de humedades
y encarnan cicatrices
para dejarse sentir…

sentir mientras amor tus letras vuelan
las mías aprenden, y el aire de la primavera
calienta la brisa que fuera invierno con letras nuevas
con voces, que rozan la piel, que anudan gargantas
para que otras al leerlas, o escucharlas puedan revivir su alma
y su alma tan etérea nos llame poetas… (Lola) #poémame #poesianomada
18
11comentarios 129 lecturas versolibre karma: 104

El Refugio del Poeta

Va agonizando el poeta
y con sangre en el tintero
fundió el alma con sus letras
en sus pergaminos viejos.

Cada palabra libera,
cual puñalada certera,
a su alma prisionera
con grilletes y cadenas.

Por cada vez traicionado
una gota carmesí,
incontables van pasando,
no parecen tener fin.

Olvidando la razón
y por mente el corazón,
va gritándole al papel
todo aquello que guardó.

Maldiciones reprimidas,
emociones refrenadas,
confesiones nunca dichas,
pasiones encarceladas.

Deja que sangren tus poros
y escribe cual alquimista
transmuta el dolor en oro
redactando tu poesía.
leer más   
19
8comentarios 99 lecturas versoclasico karma: 91
« anterior1234546