Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 695, tiempo total: 0.006 segundos rss2

"Madre Mía"

En mi reprimida y prolongada espera
Madre mía tú sabes a primavera

Me sumerges en tus cálidas caricias
Que en mis crudas noches, de lunas ficticias
Con tus lustrados consejos me reinicias
Y jamás, a mi buen corazón enjuicias

Más te vuelves una silenciosa brisa
Que penetra mi dolor y lo requisa

Y mi alma......... de temporales se libera
Volviendo a mí, aquellas calmas vitalicias
Que un día huyeron con vil prisa.
leer más   
13
13comentarios 91 lecturas versoclasico karma: 125

Cuerpos invernados en el edén…

Los cuerpos invernados
permanecían en esferas boreales
en el acantilado azul de los reflejos.

Esferas

Etéreas

Circulares

Boreales

Ondulares...


Noche sin estrellas, lóbrega oscuridad
Jardín del edén...

El Odín toca la trompeta.

Los cuerpos se levantan.

El plasma de luz trasiega.

El cielo está estrellado...
los cuerpos invernados
sacuden su letargo.

El corazón late...palpita demasiado.

Los músculos se comprimen
un cálido susurro mece los cabellos
y se avivan los genitales
salen del valle del edén.

Ya alcanzaron la pubertad

y el tumultuoso silencio,

cargado de ecos
solo les acompaña...

Ramón Pérez
@rayperez
Febrero 2017
Cabimas, Venezuela
leer más   
21
13comentarios 95 lecturas versolibre karma: 139

Deslumbrado

Hoy contemplé tu imagen cegadora,
nimbo de luz en tu cuerpo radiante,
claro fulgor de un neón delirante,
flama del sol cuando asoma la aurora.

El ardor de una efigie embaucadora,
el cálido contorno deslumbrante,
la aureola candente de un diamante,
luciérnaga febril que me enamora.

Vi el tórrido candil incandescente,
el halo que irradiabas cual centella,
la corona que llevas permanente.

El resplandor brillante de una estrella,
un quinqué que chispea fluorescente,
vislumbré entre todas..., a la más bella.
20
10comentarios 78 lecturas versoclasico karma: 130

Dulce

No se,
pero ando reconciliándome
con el tiempo.

Al fin y al cabo,
en esta mansedumbre
parece no ser el culpable
ni tampoco el viento.

Con su información
solo quería ayudarme.
Me dijo no se qué
de un frío de hielo.

Y yo claro,
vi tus brazos cálidos
y tu seno como una lumbre
y fui de cabeza al fuego.

¿Ves? Nadie fue responsable
ni es que yo abuse.
Solo que ninguno avisó
que tú eras tan dulce.
leer más   
12
14comentarios 87 lecturas versolibre karma: 121

De un soplo

Esparció las siluetas del hielo entre las rendijas de la lengua. Esas que dejan la puerta entreabierta a los gemidos y risas.

Entumecida, la alfombra jugosa albergada entre el paladar y lo que le quedaba de decencia, optó por callar.

Para siempre.

Dejaron de desfilar los secretos, los temores, las vivencias del día y los recuerdos de hace años.

Todo enmudeció.

Optó por sonreír en braille, para que los dedos mágicos supiesen sus historias con sólo rozar su mirada.

Los de esas manos cálidas y transparentes. Esas que bailan y elevan por encima (y por debajo) de la cintura.

Y el camino se volvió un misterio, sus anocheceres prendían las ascuas entre puestas de sol airoso.

No importaron los tragos amargos y con sabor a piel de mandarina.

Acabaron siendo el toque necesario para un final distinto, el de esa boca que, por fin, olvida.
leer más   
15
12comentarios 88 lecturas versolibre karma: 125

. . . te siento

"En el faro de tu amor
en el regazo de tu piel
me dejo llevar al sol...
es que no hay nadie como tú
que me haga sentir así
en un arrullo de estrellas" ~ Zoé


  ~ ~ ~
to my world... to who I am
to my innerself
you read me in many ways

  ~ ~ ~

te siento... porque
amo tu corazón
amo tu alma
amo todo tu ser
y amo este anhelo
de un futuro hermoso contigo

  ~ ~ ~
te siento
en mi corazón
en los caminos recorridos por tu boca
en mi cuerpo

  ~ ~ ~

te siento
mi solecito de amor
en cada alborada que nace
en la lejanía de las montañas de mi alma
en cada trino de amor
cuando el sentimiento en tu interior
me baila, me danza y me canta

te siento
mi sol y mis estrellas
rompiendo la oscuridad de las noches negras
dando sombra al ardiente mediodia de mi existencia
te siento como un sorbo de chocolate caliente
en el frío crepúsculo
de nuestras tardes juntos
te siento entre almohadas, entre sábanas
te siento como ríos interminables de cálida piel
como destellos de labios que besan y muerden y se ahogan
como torrentes hermosos de un manantial de sensaciones
como la ola que ruge y golpea en la roca de mi alma
y la ablanda y la amansa y la ama.

  . . . te siento mi amor.







~~~~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-sep-20
leer más   
17
15comentarios 118 lecturas versolibre karma: 145

La plenitud

Una vez sellada la juventud
a cal y canto
en el baúl de los recuerdos
con aquellos aires rebeldes
aún con tintes semejantes
pues peinábamos el mismo ritmo
y las hormonas vestían de reinas

Surge la distinción
la dignidad que aportan los años
el estilo inherente de las miradas
la boca pintada sin espejos
es entonces
donde la piel es la piel
con su memoria y su certeza
alcanzando con las manos
la desnudez de nuestra vida
la plenitud del ser humano
leer más   
11
13comentarios 93 lecturas versolibre karma: 133

"Te Pienso"

Te pienso con la fuerza con
La que se forja el hierro
Te pienso como las flores
Piensan en la llegada de
La cálida primavera
Te pienso en cada invierno
Cuando el frío se hace
Parte intangible de mi
Te pienso con la intensidad
Con que las olas del
Mar golpean las rocas
Te pienso cada vez que veo
Tu alma reflejada en la mía
Cuando tu voz resuena de
Forma intermitente en
Los rincones de mi corazón
Te pienso aun cuando pensarte
Me llena de aquellos momentos
Que juntos solíamos compartir
Te pienso como el ímpetu
Del viento queriendo envolver
Las nubes en su fugaz paso
Por tu temporal y el mío
Y finalmente mi amor yo
Te pienso con la nostalgia
De poder volver a verte
Nuevamente algún día
en mi sigiloso caminar
leer más   
20
22comentarios 122 lecturas versolibre karma: 125

Mi latido

Me une a ti un latido
bordado de raíces perennes
aunque el tiempo fluya
hacia su inevitable deceso

Y en mi burbuja, de cálido aroma
vas tejiendo
el milagro de la vida
como pétalos de primavera

Cuido de ti, sin tus ojos
aún con tu aliento en mi costado
y tus caricias en mi vientre
donde poco a poco
reclamas cada vez más mi pecho

Y llegará ese día
que mi sueño será verdad
tu vendrás al mundo
y yo tendré mi latido
leer más   
14
15comentarios 117 lecturas versolibre karma: 127

"Primavera"

Albores de dulce primavera
Que traes a mis sentidos
Los aromas impregnados
De las delicadas flores que
Susurran al viento la
Llegada de una exquisita
Estación, que manifiesta
Alegrías por doquier,
Haciendo traviesas danzas
Sobre césped de algodón
Con música de ensueños
y mariposas de cristal
que acompañadas de
dulces abejas revolotean
sobre sensibles besos de miel
y fulgores de amores
que nacen con esta estación
¡Oh! esperada estación llegas
A mí con soplos de aires
Nuevos y sonrisas dibujadas
Con crayones sobre amarillos
Pétalos de esperanza que
Giran y giran al compás
del cálido viento primaveral.
leer más   
21
24comentarios 96 lecturas versolibre karma: 135

Como zíngara cascada

La tupida cabellera
de mi>>> María
no se enreda
y es que su peineta se desliza
lentamente
pasando por una galaxia entera.

Y como zíngara cascada
a orillas del Danubio azul
envuelta por nevados hilos
el pelo le cae))))))))))))
sobre su cintura de muñeca.

Y en su albur
le afloran los rizos más profusos,
le digo que parece
un bosque en miniatura
ahogado ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~~ ~ ~ ~ ~ ~ ~~ ~

en el fulgor de aromas orgánicas.

En invierno su cabello
es tan suave como la brisa...
Me pongo a observarla
como el sol inhala cada hebra
con su suave efluvio de luz
>>>>>>>>>>>>>y tornasol
y el exaltado viento
que lo mueve y lo mece
como las olas cálidas de mi lago de cristal
en plenilunio
y las lleva por valles
de triadas y hadas
que habitan en un nicho sideral.

La noche regala el rubor del silencio
y un aire de divinidad se instala
en la serpentina hoguera de los sueños.

Las hadas del bosque juguetean
con las delgadas puntas de los sésamos
y un carruaje guiado por mariposas
se asoma al ventanal.

La negra cabellera de mi hija
…….reposa
y su rostro parece
una mora andaluz…

Feliz cumpleaños...

Ramón Pérez
@rayperez
Septiembre 2018
Cabimas, Venezuela.
leer más   
13
23comentarios 105 lecturas versolibre karma: 121

Te regalo mi silencio (surrealismo)

Te regalo mi silencio para pacificar tu alma.

Mi silencio hecho de pájaros negros volando.

Mi silencio, mar mudo de piedra.

Mi silencio de sangre coagulada...


Mi mirada no hablará frases de amor en tus ojos,

mi voz estrangulada en los árboles lejanos

ya no dirá nada:

¡Silenciosa, habla más callada que despierta!


Mi silencio hechos de cal y arena,

zumba en tu alma.

Quiero que mi silencio arrastre los hilos de tu pasión.


Te regalo mi silencio de manos, de voz, de piel, de alma.

Me quiero quedar desnuda.

Silente y etérea para ti.

Para que toques el sabor de los alisios del yoga profundo

en mí.

Y sientas la paz con el universo,

la paz como mariposa bailando contenta en tu mente y tu alma.

¡Que mi silencio llene los vacíos en ti!

Que mi silencio te diga, todas la frases y versos de amor que hoy no te pude decir con palabras.

Que mi silencio te abrace y te ame.

Silencio:
¡Clava tu voz en el corazón de mi amado!


Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
15
12comentarios 100 lecturas versolibre karma: 121

Destino o condena

Había intentado huir pero, como si viviera un bucle maldito, siempre acababa en el mismo camino, franqueado por el verde frescor de las hojas de las viñas que tanto le recordaba otro frescor; el sudor de aquel cuerpo del que conocía todos los rincones, incluso los más oscuros y cálidos.

Había intentado quemarlas. Llegó incluso a acudir a ese camino con cerillas y un botellón de gasolina. Las pisoteó, arrancando sarmientos y ramas vivas para preparar la hoguera. Pero no podía soportar la idea de reducirlas a cenizas. Sabía que la viña tenía alma y encerraba el secreto de su verdadero amor.

Había intentado concentrarse en cultivar girasoles, pensó que sería una buena elección: los girasoles son bellos y fáciles de cuidar. Los girasoles se esforzaban mucho en crecer y contentarlo. Los girasoles…
... los girasoles no eran viñas. Pensaba que una vez que has vivido la poda, el llanto de la vid, su resurgir, la vendimia…. una vez que has probado el jugoso fruto, todos los demás cultivos son de segunda categoría.

Había intentado casi de todo. Pero se dio cuenta de cuál era su destino. Maldición o fortuna era viticultor y aquella era su viña.

María Serrano
7
4comentarios 38 lecturas relato karma: 79

Eres poeta, te dicen

Busco obstinado
unos oídos que quieran salvarnos
de esos días que se convierten en infamias,
de una injuria que nunca da la cara.

Guardo mis versos para esa noche triste
en la que no encontraba un abrazo cálido
y unas palabras como un bálsamo solidario,
nunca está de más no mirar atrás.

Nunca fuiste un traidor
fuiste fiel en la valentía
un valeroso que gana sin la espada
solo con la misma luz de la propia vida sagrada.

Algún día tendrás que partir
nada es para siempre
solo el amor es eterno,
tal vez es una ilusión que sacrifica todo por ti.

Custodio con celo
cada una de las letras caprichosas
que dan sentido a mi vida
eres poeta me dicen, yo solo quiero con mi verso verte feliz.

El mute
12/08/2018.
leer más   
29
39comentarios 246 lecturas versolibre karma: 110

Letras entre olas...

Letras
que van
surfeando,
en este mar.

Entre estas
olas de
emociones
que van
y vienen,
se disparan
sentimientos...

Estas olas,
traen versos,
acompañados
de una
melodía,
con aires
de tus besos...

El sonido
del mar, y
su brisa,
te hacen,
sentir bien

Cuando
cierras los
ojos, y
te olvidas
de todo.

Sólo
escuchas
las olas del
mar y tu
corazón,
latiendo
con brío,
está...

Por ese
amor, que
mil vueltas
en tu
cabeza
te trae...

Versos
surferos
que danzan
al aire, y
en el
mismo
cielo se
escribe, la
más bonita
poesía,
junto a
este
atardecer...

Letras,
surferas
en forma
de versos,
que calan
en el alma.

Florecen así,
sentimientos
a flor de piel.

Y mientras
en tu piel,se
erizan tus
vellos...

Rompen así,
en la orilla,
del mar,
y estos
versos
surferos,
tu nombre
llevan...

En tu piel
acaban, y
te acarician.
Y en tu alma,
por siempre
quedan...

© Derechos de autor
Isa García
leer más   
12
6comentarios 124 lecturas prosapoetica karma: 113

Vuela conmigo

Cada día acudía al mismo lugar para poder observar el maravilloso espectáculo.

Admiraba su hermosura, la brillante gama de colores de sus plumas, su elegancia al volar, las acrobacias que hacían todos juntos en el aire.. Pero, sobre todo, esperaba para verlo a él.

Era absolutamente increíble.
Aquel papagayo de pico elegantemente curvado, pecho del color del sol y alas azul turquesa, la dejaba sin aliento con solo aparecer en el firmamento.
Diariamente esperaba que llegara el momento en que se recortaba su figura en el sol del mediodía, y se acercara majestuoso hasta la rama dónde ella, y su pequeño y agitado corazón, aguardaban. Entonces pasaba por encima volando, daba un par de vueltas y desaparecía; repitiendo un ritual diario que ella no alcanzaba a comprender.

Soñaba con acompañarlo en su vuelo. Practicaba durante horas para mantenerse en forma: debía ser muy veloz para poder estar a la altura de un pájaro tan fuerte. Pero se sentía muy estupida, creía que él nunca se fijaría en ella…era solo una pequeña golondrina de plumas oscuras y vientre color arena, pero con fuego en el corazón: el mismo que decoraba las plumas de su cabeza y mentón.

Un día se lanzó a volar con él. No lo pensó, simplemente lo hizo. Sabía que la vida de las golondrinas es muy corta y no la pasaría agazapada en esa rama.

Y así pasaron muchos días.
Ella volaba a su lado, feliz y risueña, mientras él la miraba de reojo, cada día más intrigado por saber de aquella pequeña avecilla.

– ¿ Por qué lo haces? – Preguntó él intrigado.
– Disfruto volando a tu lado. ¿Por qué lo haces tú?
– Estoy cautivo en este zoológico. Mi trabajo es participar en este ridículo espectáculo. Me alejaron de mi hogar cuándo sólo era un polluelo. Ya no recuerdo lo que es la libertad.
– Pero tú también puedes ser libre, solo tienes que volar conmigo lejos de aquí, hacia el Sur…
– ¿Y la comida? ¿Un lugar para dormir? ¿Qué haríamos si hace frío?
– Yo te enseñaré a conseguir comida, a beber en las fuentes y charcos, a resguardarte de la lluvia en otoño y del sol ardiente en verano, a buscar tierras cálidas para pasar el invierno…

Él pensó que no estaba tan mal en aquel zoo. Tenía una cómoda existencia, comida en abundancia y nunca pasaba frío.

– Solo tienes que volar conmigo, lejos de aquí, hacia el Sur….- repitió ella a modo de despedida. A partir de ese momento cada día que siguió acompañándolo se despedía con la misma frase.

Una noche él la pasó en vela. ¿Ansiaba la libertad o simplemente estar con aquella pequeña golondrina que cada día le alegraba por unos instantes?

Al día siguiente ella no vino a acompañarlo. Ni al siguiente. Ni al otro.
La vida de las golondrinas es corta. Mucho más que la de los papagayos.

Él no vió su pequeño cuerpecito yaciendo en la rama dónde lo esperaba cada día. Así que se fue a buscarla. Y voló lejos de allí, hacia el Sur...
5
4comentarios 50 lecturas relato karma: 84

Vida y sueño. Primera parte

Me duermo y sueño que me ahogo.
Siento el aire frío que en el pecho se clava.
Los pulmones se agrietan, necesitan del oxígeno cálido que llevar a un corazón resquebrajado por el vacío de la ausencia; roto en su mitad, necesitado de costuras de beSOS que suelde la distancia. La tuya, sí, sabes a quien me refiero, a la que forma parte de mi todo, de mi nada, a la otra falta de mi alma, al cuerpo vacío de mi soledad y que tantas noches siento con la mano aferrada a la ilusión de tu cuerpo y que tras el cansancio, un disparo de simiente moja mi piel...
leer más   
5
2comentarios 27 lecturas prosapoetica karma: 64

Canción de amor

Me quedé dormido
pegado a tu voz
y allá, muy bien lo era todo.
Tus senos cálidos cuidaban de mis tímpanos.
No recuerdo que cantabas
tal vez acerca de las ramas y aguas
que, temblorosas, recorrieron tus noches.
O de la infancia que dejó de vivir
debajo de las palabras
lo mismo que un hilo de hierba,
que no se resiste a la presión de la piedra
por largo tiempo.
Ni lo recuerdo.
Intentaba deslizar sobre la ondulación de tu cabello
que se negaba permanecer un segundo liso
y ni me tomabas en cuenta.
Por que llorabas, no lo sé...
A lo mejor de la tristeza crepuscular
te llegaban las lágrimas.
O por el cariño,
por la bondad.
Me había acostado muy cerca de tu voz
y te amaba.
leer más   
13
8comentarios 82 lecturas versoclasico karma: 123

"Me Perdí"

Me perdí en la nostalgia de tu pasado
En la extrañeza de tus etéreos temores
En la angustia que en ti había calado
Por retener aquellos ansiados amores

Me perdí en lo insoluble de tu padecer
Y en las brisas que se llevaban de forma
Escabrosa tus aparentes aprensiones
Que nunca calzaron con mis hormas

Me perdí en el esquivo sol reflejado en
tus pupilas, pupilas que se perdían en
el horizonte, que infundían lástima a mi
dulce mirada que callaba el nombre de
la persona amada
leer más   
14
11comentarios 94 lecturas versolibre karma: 117

Contigo

¿Ves? Llevo mi brazo
rodeando tu hombro
y a veces lo bajo
a tu graciosa cintura
para sentir el va y ven
con que mueves tus caderas.

Casi como un poco de gula.
Quizá tu no me veas
pero me encanta,
no sabes cuanto,
ir siempre a tu vera.

Se que me has notado
sobre todo cuando a veces
te doy un beso cálido
justo detrás de tu oreja.
leer más   
16
8comentarios 77 lecturas versolibre karma: 126
« anterior1234535