Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1930, tiempo total: 0.045 segundos rss2

Perro viejo

Soy como un perro viejo
que ha aprendido a recelar de todo
y que a nadie fía su corazón.
En mi lomo doy fe de algunos palos
que hube de soportar y hoy son cicatrices.
Un viejo perro solo que vaga
por las calles vacías sin rumbo ni destino
a pique de toparme con alguien
todavía más asustado,
más viejo y perro que yo.
Me valen pocas cosas porque en el fondo
pocas son las que valen para sobrevivir,
y la entereza siempre
para aguantar el resto de los días
que faltan por venir.
Lo que queda son sobras de la comida
por las que no estoy dispuesto a ladrar más,
si acaso enseñaré los dientes
tan sólo como un gesto que intenta intimidar.
Un viejo perro flaco que a casi nada es fiel,
si acaso a esa mano que un día me ayudó
y a estos malos versos que andan conmigo
como si fueran pulgas que recorren mi piel.
leer más   
5
2comentarios 33 lecturas versolibre karma: 88

Las piedras de Luna

Cuando en la intimidad de los días ordinarios
emergen los conspiradores
se multiplican sobre las calles los sarcófagos,
se abrasa en las calzadas
el aparente andar anarquista del tiempo,
y en las plazas los ciudadanos son inscritos
en una lista para su compraventa,
conducidos por la falacia
de la intromisión del purgatorio.

Mientras tanto
el mesonero de la pensión amarga
dilata la perfección geométrica,
descompone con las gotas de su trementina
los trámites escabrosos de los mensajes
con la intención de hacernos descifrar
el remoto jeroglífico áureo.

¡Milagro!,
gritan desde sus altas torres obispos beodos,
¡sacrilegio!,
reivindican arrinconados tras los púlpitos
los educadores de cilicio sádico,
¡a las armas!,
arenga aguardentoso el general en jefe
de un ejército de cartón piedra,
¡resurrección!,
aúllan al observar las nubes de tormenta
los cipreses del cementerio.

Ahora ya lo sabemos;
si queremos reconocer la realidad
hemos de preguntarle a las piedras lunares.
leer más   
9
8comentarios 65 lecturas versolibre karma: 104

Quiero sentir

Quiero sentir cada yema tuya
recorriéndome la espalda
y voltearme bruscamente
y cabalgar tu mirada,
entrar y perderme en ella
fustigándote las ansias,
sentir que me estallas dentro,
que las estrellas me alcanzan...
...y me iluminan tan hondo
y luego quedar callada…
leer más   
14
13comentarios 73 lecturas versolibre karma: 116

Dicen

Dicen tantas cosas de ti
Que no se si creerlas

Dicen que tu sonrisa se pinta
Pero no tiene brillo
Por un recuerdo
Que se entierra en tu pecho

Dicen que ya no gritas
Cuando tienes la razón
Ahora callas y te pierde en silencio
Para evitar que otro arrugue tu corazón

Dicen que ya no luchas al cien
Que perdiste la confianza
No se con quien
Que ahora dependes
Y que esperas la aprobación
Porque no te siente acorde
Por ser inmigrante en otro pecho

Dicen tantas cosas
Y yo las escuchó
Solo para decirles
Que ella! No eres tu.
leer más   
3
1comentarios 12 lecturas versolibre karma: 54

Miradas

(hay miradas femeninas que tienen algo
de la triste perfección de un soneto
Émile M. Cioran)

Te miro, me miras, nos miramos
con un lenguaje mudo:
sólo risas y ojos para hablarnos.
Una conversación de palabras inciertas,
inmateriales,
tan sólo sombra y luz para su causa.
Tus ojos y mis ojos a la vez mueren
-como peces sin agua-
en un diálogo silencioso y callado,
en una conversación de fuego y nieve.
Equívocos los ojos con que me miras
y enmudeces la voz de mi retina.
leer más   
5
3comentarios 29 lecturas versolibre karma: 93

La espera

En el lugar más íntimo del silencio

La boca calla las voces pero no los besos.

La ausencia es el abrazo

en doble sentido, ondulante

es el recuerdo que me lleva a tenerte

Y caminar descalza entre hojas de suave textura.

Mi cuerpo es un grito sin pausa que desea abrazarse a tu existencia.

~Yohelava D.L
13
7comentarios 57 lecturas versolibre karma: 103

Noche azul atascada de lirios...

La luna en su butaca mora
Noche azul atascada de lirios.

Es invierno
Y camino por calles amplias
Y pienso en el sol caribeño.

En el Chile austral
Nos abrazamos en el mas cálido frió.
leer más   
5
6comentarios 30 lecturas versolibre karma: 84

Llora la noche

Escucho el llanto de la noche
llorando el dolor de tu recuerdo,
gime el viento su nostalgia
desgarrando las hojas de tus besos.
Los labios han quedado mudos,
ahogando las palabras
que nunca se dijeron.

Desde mi ventana
veo llorar la noche
reclamando al invierno
el calor de tu sonrisa,
Se deshielan las manos
pues se han vuelto secas,
atrapadas en el pasado
que cruelmente se aleja.

El silencio recorre la desnudez de la noche
queriendo beber su melancolía,
han quedado fundidos los dos,
han quedado atrapados por siempre.

Llora la noche tu risa de encanto,
que como ladrón se entromete
en el sueño del mar adormecido
por la quietud del canto de las olas
que lloran tu partida

Llora la noche tu recuerdo,
como llora una madre en busca de su hijo,
la luna mece a la noche entre sus brazos,
amándola con ternura
para calmar su agitada respiración,
para besarla en los labios que se secaron
por la ausencia de la risa de magia.

Llora la noche tu ausencia
que ha quedado fija en las pupilas de mis ojos,
por esa luz que siempre iluminó
el sendero de las calles vacías,
porque cada rincón del corazón
reclama la soledad de tu partida

Llora la noche su llanto incontenible,
queriendo atrapar la tersa luz de tu mano,
se escapa la esperanza, se vive el olvido,
se espera un mañana incierto,
se quiebra la voz de la sombra de la noche.

Respira la brisa porque llora la noche.
Es inevitable que llore la noche,
porque extraña la luz.
Y yo sigo vivo… porque lloro tu recuerdo.
leer más   
5
sin comentarios 24 lecturas versolibre karma: 76

Llueve tu recuerdo

La lluvia despierta la inquietud
del recuerdo de tu ausencia.
Como una luz apagada
En medio de la brisa de la melancolía,
así abrazo tu recuerdo,
como un niño se abraza a su madre
con el miedo de perderla.

Tu recuerdo no conoce de razón,
porque ha llegado sin pedir permiso,
logrando despertar lo inimaginable
de la magia de la vida,
vida opaca que se oculta
en las tinieblas del olvido

La lluvia recorre las calles
con una mirada de tarde de verano,
las luces se esconden
al ver pasar los labios de la luna
que pronuncia palabras de amor

La lluvia escurre por todos mis sentidos
y no puedo retenerla entre mis manos
para saciar mi sed de borrar tu recuerdo.

Esta tarde llueve a rabiar,
siento que me inundo,
siento que me ahogo…
porque llueve tu recuerdo.
leer más   
4
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 64

Título inválido

Se trataba de seguir tus normas hasta morir,
Devota y fiel a ti
Hicieras lo que hicieras tenía que soportar aquel dolor
Callar como muda
Una dulce sonrisa y una tierna mirada
Quizás unas suaves palabras como bálsamo
No hay más camimo a tu lado, hoy
Pagar mis pecados descalzada y sin agua
La sangre purificaba
Pedían mi sangre y yo la di
Aturdida en un estado cerca del limbo
Vacía de todo
Existiendo por ti
Apagada la mente sin razones ni cuestiones
Solo el alma cual luz
Fuente de toda vida
Era el final de mis días
Muerte poderosa
leer más   
5
3comentarios 66 lecturas prosapoetica karma: 65

Cotidiano

A mitad de la calle, el carro rojo de mi vecino, se estaciona mirando al celador entretenido, leyendo la portada de un periódico pasado –de domingo- Escribe un mensaje –desde su celular- a su mujer que cuida a su niña de apenas cuatro añitos. El conductor del carro rojo, sonríe y suspira: mientras, ve a una joven caminar por la calle de enfrente con su vestido corto, mirando su Smartphone recién comprado de la tienda de una esquina cualquiera. Ella también suspira y además sonríe por la noticia que leyó en la pantalla de su celular o quizá leyó un poema de amor, de los más cursis de Renán.

Dos enamorados se detienen en el árbol, que queda a treinta metros de distancia de su trabajo. Miran en el reloj de él, y sonríen al ver pasar a un hombre tomando su gaseosa coca cola, de la botella a la boca; a falta de minutos para terminar la hora de su refrigerio del mediodía, los dos enamorados tienen una pequeña discusión y se alejan, cada uno por su lado camino al trabajo; pero también, los dos enamorados suspiran por el mismo motivo, el de estar enamorados.

Un anciano, que es el padre de mi vecino del carro rojo, pasa caminando con su bastón a cuestas; se estira en su propio espacio y cuenta las estrellas más remotas. Y sonríe cuando ve en su billetera, la foto de su nietecita de cuatro añitos, y también suspira por las docenas de recuerdos de su amada esposa y que lleva en su corazón.

En mi casa, desde la ventana más cercana, escribo, ordenador en mano(Cotidiano).
leer más   
4
sin comentarios 12 lecturas prosapoetica karma: 51

¿Me quieres?

Me quieres pero nadie se puede enterar de nuestro amor.
Me quieres pero durante la noche por esas calles donde nadie camina.
Me quieres pero en secreto.
Me quieres pero a escondidas.
Me quieres pero en silencio, sin que nadie nos escuche.
Me quieres pero no soy prioridad alguna en tu vida.
Me quieres pero de a ratos, cuando estás aburrido, sin compañía.
Me quieres pero cuando te sientes sólo.
Me quieres pero sólo cuando necesitas a alguien que te diga que todo va a estar bien.
Me quieres pero cuando no tienes planes un viernes a la noche.
Pienso en esto y me pregunto ¿en verdad me quieres?
leer más   
19
10comentarios 196 lecturas prosapoetica karma: 101

Agosto de bruces

Vestido de ira,
calzado de hastío,
provoco al que mira
con ganas de lío...

Ausente de día,
de noche sombrío
cambio la alegría
por algo más frío.

Reniego de rimas,
repliego lo mío,
escondo las risas
y niego el estío.

Absurdo entre Visas
y tanto gentío,
me aburren las masas
de bono tardío.

Verano con tasas,
descarga el navío,
a tope las playas
de machos cabríos.

Invaden terrazas,
gritan con impío,
la siesta en mi casa
se vuelve un suplicio.

El agua con gasas,
las calles con vicio,
la falta de ganas
que educa a los críos.

Oriento mi alma,
respiro y reinicio,
miro la pantalla
y encuentro un resquicio.

Escribo por nada...
escribo y escribo,
mi novia se enfada,
le encanta el bullicio.

La fiera se amansa,
soy breve y publico,
así que, descansa,
que más, perjudico.
leer más   
16
13comentarios 143 lecturas versoclasico karma: 103

Partir y quedarse

Dicen que partir
es morir un poco.

Dejar de lado
buenos momentos
a mil personas
y amores rotos

Abrir la puerta
a nuevos recuerdos
y a los temores
que brotan solos

y en cada paso
sentirse lejos
y en cada extraño
añorar sus ojos

Dicen que quedarse
es morir de a poco.

Es sentir el ancla
que tira al fondo
cuando el mar llama
a buscar su rostro

Es dolor callado
y acostumbrado
es miedo gigante
a morder el polvo

A bajar la máscara
a soltar lo cómodo
y a empezar de nuevo
con fe y con arrojo!
leer más   
10
sin comentarios 74 lecturas versolibre karma: 93

El tomate escondido

Veía una vez

mil frutas y hortalizas,

todas frías y unidas,

menos dos con vitamina C.

Este misterio me aturdía,

pues, ¿dónde sino en la nevera

iba a estar la roja fruta

que buscaba para comer?

Anduve hurgando

hasta en los rincones

más inhóspitos

e insospechados

de nevera y congelador,

hasta que al fin

la bombilla se incendió.

Llamas por todas partes,

y ningún extintor cerca.

Lo único rojo que había

era el fuego de la heladera.

Sacando la maldición de casa

lo vi claro en mi memoria:

aquellos tomates por los que moría

estaban en la despensa,

junto a las zanahorias.

Ay de mí. La casa en llamas,

el pasillo a cenizas,

la nevera derretida,

y en mi negro cuarto las llaves.

Larga vida al tomate;

corta existencia la mía,

pues cuando piten los oídos

de la casera

no tendré para correr

ni una calle.
11
6comentarios 91 lecturas versolibre karma: 87

Ya no existe

Pasas veloz ante la antigua casa
de tus padres, en donde fuiste un niño.
Aceleras el paso por salir
lo antes posible de esa vieja calle
en la que el niño que eras no existe,
la casa tiene otros dueños, apenas
recuerdas nada, todo son ruinas
y los padres se van desvaneciendo.
leer más   
15
4comentarios 78 lecturas versoclasico karma: 93

Escribanos sin Tiempo

Escribanos sin Tiempo

Para muchos la poesía no sirve para nada
para otros es capaz de transformar el mundo entero
los poetas somos mensajeros y escribanos sin tiempo
que por medio de la poesía ayudamos a hacer un mejor mundo
escribimos la historia desde otro punto de vista
transmitimos un mensaje para una mejor sociedad
somos mensajeros que por medio de la rima y el verso
llevamos un mensaje alto y claro para una mejor sociedad para todos
por eso para los que dicen que la poesía no sirve
mejor callar sus bocas porqué los poetas somos todo
y la poesía forma parte de la existencia de todo.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Agosto 2018
leer más   
6
2comentarios 56 lecturas versolibre karma: 83

Sin título...

Ella, sale
a pasear
como
siempre,
por estas
calles
vestida de
ausencia,
de esta
pequeña
ciudad,

Dobla la
esquina,
calle...

POESÍA...

Donde hay
cientos
de versos
aún escritos
en forma de
besos...

Cruza, el
puente
de la ilusión,
del amor,
que le lleva
a esos recuerdos
que juntos
los dos
compartían.

Donde aún
danzan, en
el aire esos
suspiros,
y esos besos
que quedaron
en el olvido,
con sabor
a tu nombre...

Pasa por
la fuente,
del deseo,
donde un
día se
juraron
amor eterno.

Y termina
el camino,
llegando
a cruzar
ese camino
de girasoles
y espigas.

Qué le lleva
a ese lugar,
donde se
sienta en
un banco,

Y aún, en
ese lugar,
aún huele,
a ese perfume
de él,
inigualable,
y con aires
a su nombre.

Se queda
sentada, un
día más,
en aquél
banco,

(recordando
algo tan
bonito, que
tenían
ellos dos,
de repente
se acabo)...

Tirando
pétalos de
color rosa,
por el camino,
esperando
para ver si
algún día
él regresaba.

Y por el camino
no se perdiera,
y lo encontrará.

Y ellos dos
se volvieran
de nuevo a
encontrar,
para seguir
llenando esas
calles, de
POESÍA...


© Derechos de autor
Isa García
leer más   
9
2comentarios 70 lecturas prosapoetica karma: 87

Apatía gris

Voy a ahogar mi mirada
en la inmensidad
de tu cielo,
bajo la pequeñez
de mi marejada,
con sus vibraciones,
a veces chillonas,
otras azarosas,
y otras calladas.

Se visten
los momentos,
de duelo de gritos
llenos de caos,
de cienos embarrados,
de nieves perpetuas.

Carruajes atravesando
llanuras de desesperación,
y me acomete
en rabia visceral
de amargura
perpetua,
se tiñen sutilmente
de rosa y azul,
imitando placeres
de un dulce eclipse
azulado y rosáceo.

Los muebles
acumulan vida
sonambulesca,
y mi espíritu duerme
consuelo de invierno
de fina seda.

Estudio tus estrellas
tristes, negras,
llenas de misterio,
atrapando minutos
en el polvo
que traza
senderos de lluvia.

Te puedo asegurar
que hoy los minutos
están acentuados
y saltan a la comba
cuando les viene
en gana.

Bajo un cielo
de grises
sin traje,
sin sendas,
sin un girasol,
sin una hortiga
que me detenga.

Se me hunden
los pies
en un suelo
solitario,
se obsesiona
con el brillo
de ojos dormidos,
anclados
en un buque
sin alma.

Puedo asegurar,
que algunas veces
me siento
desbordada
de razones morales,
encarceladas
en un alma perezosa
que renegó
a su energía.

Los caminos grises
se entrecruzan
de palacios
sin lacayos,
portones
con cerrojos
sin llaves de vuelta,
y me dejo zambullir
en un baño de apatía,
con su rabia
contenida
envolviendo
mi cuerpo
en un mal sueño.

Angeles Torres
leer más   
18
20comentarios 120 lecturas versolibre karma: 103

A veces, una fecha...

A veces, una fecha,
que marca el calendario,
nos dice muchas cosas,
nos vuelve más humanos,
y vemos, como nunca,
un nuevo aniversario,
de aquel día de agosto
y un alma despertando,
saliendo de los sueños
tras un viaje al Parnaso
buscando los latidos
del hombre en su letargo,
por culpa de la sangre
y el paso de los años,
sumido en la ceguera
que imponen los veranos...

A veces, esas fechas,
nos rompen los candados,
vacían las alforjas
de tiempos y de ratos,
que quedan cual recuerdos
prendidos en un cuadro,
nostalgia de las almas
que sueñan con tomarlos;
pero recuerdo el día,
la fecha de aquel acto,
la cama silenciosa
y el despertar cansado,
recuerdo que la vida
me dio su hermosa mano,
abrió también mis ojos,
besó mi humilde labio...

"...A veces, otras fechas,
nos dicen cómo y cuándo,
pero recuerdo aquella
y este tiempo prestado
en que viví la vida
y en que sentí el contacto,
de esa mano de plata
y tu beso callado..."

Rafael Sánchez Ortega ©
01/08/18
16
6comentarios 67 lecturas versoclasico karma: 119
« anterior1234550