Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 432, tiempo total: 0.023 segundos rss2

El tiempo...

El tiempo es ese ladrón
que nos roba los veranos,
y se marcha tan tranquilo
mientras nosotros quedamos,
asombrados, temerosos,
vacilantes y hasta extraños
en un mundo de locuras
y de mentiras plagado,
ensalada de ingredientes
para los nervios vasallos
de los cuerpos de los hombres
y las almas con engaños,
ya que vivir con el tiempo
día a día controlado,
es cargar una tortura
sin disfrutar de los años...

El tiempo es ese ladrón
que nos hace más ancianos,
la moviola, la instantánea,
el fotograma llorado,
la juventud que ha venido
y le perdimos el paso,
la primavera silente
y el canto del urogallo
son los cuentos e ilusiones
que nos marcaron un tanto
aunque dejaron las huellas
y su consuelo cercano,
por eso digo que el tiempo
es un ladrón consumado
y es ese hijo sin padres
que nos dejó este rosario...

"...El tiempo, mal que nos pese,
es el reloj y la mano,
que cronometra este baile,
donde la vida es un tango..."

Rafael Sánchez Ortega ©
20/06/18
9
5comentarios 66 lecturas versoclasico karma: 90

Para no volver

atravieso oscuridades
que son años lluviosos
aunque sean días fugaces

no puedo cargar
una montaña de soles a mi espalda
viviendo prendada de las nubes

lluvia seca sobre el alma débil
quizás una flor,
quizás una jaula de acero
cerrada por dentro

no hay aire en el pozo del sentimiento

no quiero ver
la rotura de cristales que dejó
para nosotros el destino

guardo mis huellas mientras camino
para no volver

recojo tu historia de mis letras;
el sueño fue carne,
muerte en la tormenta

y luego tierra
leer más   
19
25comentarios 115 lecturas versolibre karma: 105

No hay culpa

Del dolor, señora, me hice cargo
Sin sabia lucidez en la tormenta
Y quise deshacerme de lo amargo
Y el dolor acepté sin pedir cuenta.

!Guardé fidelidad! !Nada entendía!
Que hasta el tonto jugué, sin omisiones
Y al apartar el hierro que me hería
Mi boca no supo a maldiciones.

Vi pasar… y pasar mil horas negras
Sobre el alma del golpe adormecida
!Y si lloré! !lloré ! y a tientas
Encontré paso a paso la salida.

No me juzgue, señora, en la caída
Por la fiebre de amor desamparado
Que a sufrir, presintiendo su partida,
Me sabía de entonces condenado.

Al amor, señora, estuve atado
Y puede ser, señora, que aun lo sea
Mas prefiero ignorar, que resignado
La nostalgia discreta me rodea.

¡No hay culpa! Señora, ni culpable,
Que he dado a voluntad lo que tenía
Tal cosa es del amor imaginable
Que no queda más culpa que la mía.

Pero al ver esta historia terminada
No quise ya pensar ni comprenderme
Y sordo al corazón que se negaba…
¡La página torné sin detenerme!
leer más   
16
10comentarios 90 lecturas versoclasico karma: 94

Chöka (en gris)

Tras puertas rotas
se esconden días grises,
mañanas frías
y noches solitarias.
Habitaciones
cargadas de durmientes.
Sus habitantes
deambulan por salas
llenas de nada,
vacías de caricias
y en manto de neblina. 






Hortensia Márquez




Imagen sacada de internet
20
21comentarios 120 lecturas japonesa karma: 102

La Bestia De Ojos Negros

En un país del sur cargado de aromas de azul tierno
se revelan las lluvias en los cobertizos del campo
y en las jaulas primitivas del silencio abrumador.

La bestia de ojos negros irrumpió
sofocando la siembra del enredado bosque;
crecido a espaldas del majestuoso cerró.

La crisálida luna contempló la galera de sueños
y atrajo a inmigrantes de todos los confines
alumbrados por la aceitosa bestia;
humo negro desprendía su aliento.

En la enramada de la noche
Los músculos de fibras retorcidas
prendían fuego sobre las bisagras
de los inmensos balancines y taladros.

La bestia de ojos negros con calor sofocante
desde el profundo suelo se abrió paso…
Un vestigio de su voz sacudió la estancia
alborotando el vuelo de las torcazas.

La naturaleza moldeó su envoltura de roca ígnea,
la negritud de sus ojos salpicó el suelo arenoso
y se clavó en el espinal del cerro fértil.
Petróleo, Oil y Mene te llamaron.
.
Los árboles que te abrigaban por siglos eternos
callaron sorprendidos al ver el estruendo
El fuego ardiente cubrió la bóveda celeste
fue un parto con mucho dolor…
Venezuela se montaba
sobre un polvorín de oro puro.
leer más   
4
2comentarios 25 lecturas versolibre karma: 58

Luna

Los convencionalismos más arraigados se hicieron inertes
Ante tu presencia, Luna, que te llenas de sueños
Y te borras como un milagro que no encuentra su lugar
Entre tantos desperdicios que se humillan para lograr lo imposible

Quise contar hasta dos momentos con ella, Luna
Pero solo pude reunir los tres octavos de un beso
Todo por permanecer ajenas al único reproche
Que miles de voces quisieron cargar a nuestras espaldas

Tan enamorada estaba que dejé que se exprimiese de gusto
Con las tres últimas gotas de mi saliva
Me envolvió con una manta hecha con las guerras
que acabamos ganando
Y juntas construimos otra realidad para vivirnos más libremente

Llevaba tanto tiempo sin dividirme en cuatro estrofas
Que me desangré por completo al verme tan hermosa, Luna
Pese a haber sido atravesada por quienes quisieron acallarnos

Es hora de volver a levantarnos y romper con los límites

Luna, tú sabes que la cruz grabada en mi espalda
Adquirió finalmente la forma de sus iniciales
Su nombre es mi único Testamento
Y nadie lloraría si yaciese entre espinas, profundamente dormida
Ante tu mirada compasiva, llena de azucenas que tratan de abrirse
Para nosotras, para seguir luchando, para desgastarnos entre ellas...

Ante tu luz superlativa, Luna
Ante tu figura, tan altiva como serena.
12
3comentarios 55 lecturas versolibre karma: 97

Plástico

Es probable
que detrás del plástico,
haya gente
cuarteada,
con la carga de la vida
desordenada
en la acera,
el corazón seco
y las manos aguadas.

Mientras tus ojos
de plástico ven
una alegría
coloreada
y fría,

yo veo
las cenizas
de una mujer
olvidada
y vacía.


©Alejandro P. Morales.
leer más   
10
5comentarios 58 lecturas versolibre karma: 83

Historia de un actor

Mi padre fue un hombre distinto, tal vez por que sus tíos y primos eran dueños (o son) de medio Tucumán vendiendo y comprando hoteles de millones de u$s y el murió en una pieza sin mayores valores que su inquebrantable honradez y sus más de 400 libros.
Lo realmente curioso es que trabajo en muchas concesionaria de autos en buenos puestos u otros tipos de trabajos diversos siempre con importantes cargos gerenciales...
Pero lo curioso, decía, era que el en cualquier currículum o conversación en alguna reunión, cuando le preguntaban que hacia o cual era su profesión, el decía "ACTOR" , no con soberbia, de la cual carecía, si no una gran pasión y orgullo, trabajo bastante en teatro, haciendo "El diario de Ana Frank" en el teatro El Globo, una coproducción con John Savage, "Venganza de un soldado" y alguna que otra cosa, realmente nada demasiado importante ni tan variado...
Pero el decía "ACTOR", y así era, así lo sentía...
En su último viaje a Tucumán, allí murió, viajó en tren, cuando el tren estaba por arrancar, se lo veía con una camisa a cuadros a través de la primer ventanilla al otro lado del vagón, como una escena a contra luz su robusta silueta, el día ya oscureciendo, resaltando al rededor el humo del cigarrillo, como una toma fotográfica muy cuidada, la salida muy lenta del tren me dio tiempo para disfrutar de la escena, mientras lo miraba se me antojaba iba a ser la última vez mientras que en mi imaginación escuchaba una voz que decía... CORTEN, SE IMPRIME !!

Esa fue la última imagen de su mejor película... su vida !

Con mucho orgullo y agradecimiento.
leer más   
4
1comentarios 51 lecturas relato karma: 55

El poema

Vistió de negro sus dudas,

y en el dolor de la verdad,

se vio sola ante un espejo,

sin reflejos amatorios,

con el vientre hueco,

caminando por la misma tierra árida,

de anteriores infelicidades.


En el silencio solo escuchó su sed

y las risas lejanas de juegos cercanos,

testigo callado de la escena,

Consorte agrietada,

cómplice ineludible de arcanos,

dúctil en conjeturas,

desvelada en pantanos ajenos.


A veces no distinguía entre poemas o listas de la compra,

asumía la gravedad con liviana maestría,

carga de marcas blancas,

silenciadas en la piel,

para que nunca faltara de nada,

para que todo terminara en su boca.
18
15comentarios 99 lecturas versolibre karma: 90

Quise ser

Quise ser, arena movediza
entre tus manos
que deslizara y quede pegándose
a tu piel cual musgo,
y bebiera de manantiales
que de tus raíces surgen.
Quise ser, río crecido y
solo en ti encontrar calma,
que tú hubieras sido
el mar donde mi caudal,
desembocara lo bravío
de mi corriente.
Quise ser, nube cargada
de gélido granizo
y esa furia tú calmaras.
Que tus aguas termales
se encontraran con mi frío,
y se tornaran cálidas.
Quise ser, desierto
y vertieras en mí:
rocío, lluvia,
cada fluido que de tu ser surgiera,
hasta que en mi desierto
corran venas cristalinas
con tus aguas.
Quise ser,
luz que tu sendero alumbrara,
para guiarte a mí,
en cada oscuridad de tu alma;
en toda madrugada
ser ese rayo de luz
que tu rostro alumbrara.
Quise ser todo,
fui casi nada.
Solo un suspiro
en el viento,
solo un recuerdo olvidado.
leer más   
14
11comentarios 100 lecturas versolibre karma: 83

R y O: Una Historia de Amor

R Y O: UNA HISTORIA DE AMOR

A O le gusta R pero no lo quiere admitir. A R también le gusta O pero no sabe como llegarle a su corazón. Ella es hermosa como una flor, dueña de una hermosa sonrisa, una mirada capaz de derretir un tempano de hielo. Él es un hombre bastante mayor que ella de ojos cafés y cabello castaño con muchos problemas familiares y personales pero de gran corazón. Ambos se miran penosamente pero no se atreven a dar el siguiente paso bueno R si quiere ser su amigo para conquistar poco a poco su corazón pero la familia de O tiene miedo de R ¿o al menos eso parece indicar? pero R no se da por vencido y buscará a como de lugar primero ganarse la amistad de O, el permiso de su padre y finalmente el corazón de ella para conquistar su amor. Una bella historia de amor entre dos jóvenes uno poeta y soñador la otra cargada de inocencia y belleza total ¿ganara el amor? el tiempo lo dirá.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Mayo 2018
leer más   
9
4comentarios 75 lecturas relato karma: 93

Los que éramos

Nosotros,
Los que éramos,
Hoy ya no somos lo que fuimos
Los que fuimos
seremos los que somos, no
no seremos un nosotros.

Cuando la hojas desagan este otoño
No seremos
Cuando se acurruquen los pájaros
No, no seremos
Cuando el viento calle a las nubes
No, no, no estaremos
No seremos.

Nosotros los que fuimos
Entre abrazos y susurros al oído
Aquellos que éramos
Lo que éramos no llegará
No será bienvenido
El invierno guardará los suspiros
Las narices aplastadas
Volverán al frío.

Los que fuimos
Encarnarán en este hoy
tan cargado de olvido
Y cuando despierten recuerdos
Y se agolpen
Y
pretendan quebrarnos
Aunque se junten las partes
con ternuras resucitadas
Ya no,
Aquéllos
Los que eran
No serán nosotros.


@Natodg
Ph: Javier Montaña.
leer más   
5
2comentarios 28 lecturas versolibre karma: 49

Noches de agua salada

Noche, oscura noche. Confidente y espía, guardando secretos de aquellos que no conoces. Paño de lágrimas, de sonrisas secretas y miradas perdidas que buscan una respuesta en tu resplandor mediante el brillo de la luna y estrellas.
Medianoche, momento del día donde la coraza se rompe, donde las compuertas que retienen las aguas en nuestro interior se abren y deja en libertad al manantial que tenemos guardado, sin filtro.
Lloramos porque tenemos fisuras, lloramos porque ya no podemos mantenernos en pie, seguir luchando por caminar un día más hacia el sol, ese que nos invita a ir hacia él con su calor y brillo, apartando las sombras que nos acechan.
Mírala a ella, llora mirando a la luna, pidiendo algo que ni ella misma sabe. Solo quiere que todo se acabe, pero no sabe como conseguirlo. Ella contra el mundo, ¿qué puede perder cuando ya ha perdido todo? Su almohada su refugio, su cama su escondite, su peluche…su protector.
Escudándose de las voces en un mundo donde no pueden alcanzarla. Lejos, ella se va lejos cuando las voces empiezan a increparle, cuando se cuelan por sus oídos e intentan atraparla. Palabras vacías, pero aun así dañinas solo de escucharlas.
Noche, tú que estás ahí con ella en sus momentos de debilidad, momentos de lágrimas y desolación, ¿qué le ocurre a la chica? Tú que estás ahí cuando deja su coraza de caballero y baja la espada, porque llega un momento en que le pesa demasiado la carga que lleva.
Noche cálida, noche fría…noches de agua salada por las lágrimas que se escapan de sus preciosos ojos contra su voluntad.
Noches de agua salada que muestra sus heridas.
6
3comentarios 56 lecturas relato karma: 46

Las vueltas que da la vida

Una rosa es una rosa aunque arranques sus espinas
y tu boca dice cosas aunque se que son mentiras,
entre copa y poca ropa yo me trago lo que digas
porque de mi prosa loca tu también te crees las mías.

Mas flotan mis derrotas que los triunfos en mi vida
pero las rocas rebotan si son planas y las giras.
Cargo en mis botas las gotas de la lluvia cristalina
que me brotan de las horas que lloré por ti aquél día.

Recogí la forma rota del corazón, me dolía,
entre mi porra, mi esposa y tu disfraz de policía
me dejo una nota floja y la cabeza baldía.
Quedé sin soga ni potra, en medio de la agonía.

Tome mis hojas y notas cargadas de poesía
de la mosa en mis estrofas, también su fotografía,
cabe una fosa tan honda como el hueco de mi herida
y entre una mota y otra enterré lo que sentía.

En mi zona ya no hay zorras, tampoco melancolía.
A esta hora estoy a solas, con la conciencia tranquila.
Ella llora por mi ahora. Que vueltas que da la vida,
ayer quien llora por otra hoy llora de la alegría.
5
sin comentarios 45 lecturas versoclasico karma: 80

Por fin las mariposas...

Por fin las mariposas
salieron del letargo
y han vuelto, nuevamente,
cargadas con su encanto,
las alas cantarinas
dejaban los regalos,
colores sibilinos,
perfectos en sus rasgos,
y al verlos yo me dije
que no pedía tanto,
si acaso una caricia
y un beso de sus labios,
el acto tan sublime
del verso inacabado
por medio de una nana
y el roce de una mano...

Pero estas mariposas
hoy vuelan con agrado,
dejando atrás los miedos
y el frío de mil diablos,
intentan dar contigo,
juglar de mar y campo,
y así trazar sus letras
en un escrito blanco,
en él, la primavera
tendrá su flor de mayo
y luego, en el otoño,
el paso de los años,
también las campanillas
el toque con sus cuartos,
y el río y la ribera
la sombra de los álamos...

"...Por eso estoy alegre,
no hay forma de ocultarlo,
hoy vi las mariposas
volar hasta mi lado..."

Rafael Sánchez Ortega ©
06/06/18
9
4comentarios 67 lecturas versoclasico karma: 92

Soy

Aquí estoy, vacía de temores,
llena de esperanzas, desprendida de angustias.
Manos y corazón, colmados de un amor sincero.
Mente y espíritu, receptivos al sentimiento verdadero.

Mis sueños cumplidos, mis metas por cumplir… No son negociables.
Los he ganado a espaldas de la luna, en noches de tormentas…
a la espera de un lento amanecer.

Vengo sorteando las piedras de este andar que lastima,
atesoro lágrimas en cántaros de sonrisas.
Vengo cargando un bagaje acostumbrado a mis brazos,
huecos que fueron polvo, de un corazón en letargo.

Fui pluma en el centro del Huracán,
que descubrió el ala que la sostiene.
Fui lecho del abismo, mirada desde el fondo,
piedra seca al costado del manantial que fluye.

Ese tiempo pasado no fue ni mejor ni peor, fue necesaria escuela.
Este tiempo presente no es mejor ni peor, es capital de aprendizaje.

Aquí estoy, vacía de temores,
llena de esperanzas, desprendida de angustias.
Soy vidrio quebrado, que refleja en cada pieza, la luz que recibió al nacer.
Soy la mujer de siempre, asumo que, al fin, desperté.
3
3comentarios 38 lecturas versolibre karma: 30

Os quiero libres (a mis hijas)

Os quiero libres

Libres para elegir
el tamaño de las faldas
que cubrirán vuestras piernas
sin temor a ser juzgadas,
para hacer y decidir
lo que siempre os de la gana,
libres para divertiros
a solas o acompañadas,
para que no tengáis miedo
al volver de noche a casa,
libres para maquillaros
o ir con la cara lavada,
para que os pongáis tacones
o zapatillas bien planas,
o bañador, o bikini
para nadar en la playa.

Os quiero libres
para elegir la carrera,
el trabajo y las batallas
que marcarán vuestras vidas
y os darán todas las armas
para luchar contra el viento
aunque caigáis derrotadas.

Os quiero libres
para elegir vuestras cargas,
para tener, o no, hijos,
o ser solteras, casadas,
vivir con vuestras parejas
o no compartir almohada.

Quiero haceros entender
que a nada estáis obligadas,
que no me gustaría veros
ni sumisas ni calladas
y que no por ser mujeres
han de cortar vuestras alas.

Quiero que seáis siempre libres
de corazón, cuerpo y alma.

Aurora Zarco.
leer más   
13
9comentarios 104 lecturas versoclasico karma: 100

Blanco y fuego

El fuego se apaga.
Aviva la llama antes de que se extinga.


La escarcha avanza a pasos largos,
y ya veo los campos de amapolas
cubriéndose de blanco.
Los colibrís de colores
siguen buscando el néctar
en unas flores que ya son casi gélidas.

El invierno viste las bocas de
gotitas de almíbar escarchado.
Por las comisuras se escapan fresas
y por el rabillo del ojo, sonrisas.

Nunca es tarde si la tarde
viene cargada de crepúsculos blancos
y de amaneceres rojos.

Piel con piel, el roce da calor.
Tu luz y mi luz, el brillo viste.
Tu voz y mi voz, sonidos que abren ventanas.

Porque nunca es tarde,
cuando el deseo es más fuerte que el miedo. 




Hortensia Márquez 
16
18comentarios 111 lecturas versolibre karma: 95

Pinta Mi Mundo

Haces que vuelva mi cielo
a tener su tono azul.
Pintas de colores bellos
mis mañanas solo tú.

Aunque nubes grises vengan
cuando cargo con mi cruz,
tú despejas las tinieblas
alumbrando con tu luz.

Con pinceles y acuarelas
extraídos de un baúl
dibujate una escalera
con peldaños de bambú

que me llevan a tu vera,
que me salvan de un alud
del color de mis problemas.
Tu regazo es mi quietud.

Debajo de tus dos cejas
tus ojos verde abedul,
me cantan como sirenas
al ritmo de mi laúd.


(Colaboración con Karellys, amiga fuera de poemame)
leer más   
14
8comentarios 89 lecturas versoclasico karma: 88

~Nos comimos los pasos ~ ~

Apagamos las luces , nos cerramos las puertas
Nos cegamos los ojos, con el polvo de estrellas
Nos leímos en prosa, con miradas sin huellas...
Se volaron los hilos, de puntadas ya muertas


Perseguimos un sueño, convertido en alertas
Disfrazamos las noches, de luciérnagas bellas
Nos caímos al suelo , retorcidos en mellas
Nos tapamos las pieles, las dejamos cubiertas


Derribado ya el tiempo ,consumidas las ganas
Acabado el latido , deshacemos destino
y cargamos mochila , disfrazada en mañanas...


El presente en un hilo … apuntalando sin tino
Tu montaña lejana, mis encinas mundanas;
Nos comimos los pasos... Derramamos el vino…



@rebktd
leer más   
16
16comentarios 148 lecturas versoclasico karma: 94
« anterior1234522