Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2888, tiempo total: 0.028 segundos rss2

El algarrobo y el pájaro carpintero

Destellos de luz
que se proyectan entre las ramas del algarrobo.
Un pájaro carpintero
que avisa con pequeños picotazos en el tronco
un plaga venidera.

El ocaso entristecedor
estremece el pecho del hombre,
ese hombre,
que un dia fue niño y ahora es mayor.

Se oyen sueños
en lo mas alto del monte
y gritan tiernas doncellas
pidiendo ser consentidas en la noche.

El sol se martiriza
hoy, una vez más.
Se esconde tras el cielo
e ignora toda clama.

Se espera una vil melancolía
que llegue al fondo del alma,
chocando secretos callados
y deseos no saciados por la duda.

Solo una reflexión
puede con el ruido del silencio ambiental.
Como la soledad le puede
a la perseverancia del erudito.

Los vientos llaman,
invitan al Ser volverse filosofía.
Con brisas inspiradoras
y luces a oscuras.

Y, un pájaro carpintero,
aun siendo de noche,
picotea el algarrobo
avisando la muerte.
El hombre oye, pero no entiende,
no reflexiona, y, por tanto, no siente.


Tallado el algarrobo,
por el pico del carpintero,
y su sabia esparcida en la tierra,
el hombre observó un rato
y entendió el sufrimiento de lo sagrado.

El árbol petrificó,
su propio cuerpo y el del hombre.
Ambos partieron del mundo,
cumplida la anticipación de aquel pájaro.
Se fueron como llegaron,
tan unidos, y a su vez, tan separados.




J.D.D








Muchas gracias por leer.
leer más   
1
sin comentarios 4 lecturas versolibre karma: 15

Sellados los labios

Ahora es un peso colgado en mí
en una añoranza remota que alimento.

Qué se ha hecho del llanto de tu rostro seco?

Si te cojo las manos
       ya no siento el cielo.

Te he puesto en los ojos un dibujo del tiempo,
y al cerrar la puerta se me ha roto la voz.

Quizás este sea el precio que pide el amor.
Un llanto seco y un silencio atroz.


O dos silencios.
leer más   
12
7comentarios 75 lecturas versolibre karma: 101

Soneto al libro

El libro es compañero de mis penas
y alegrías sinceras, ¡es mi amigo!
Troto mil aventuras, ¡Ay, contigo!
Enriqueces mi espíritu, me llenas.

Dejo por ti, posturas tan terrenas
y me abalanzo al cielo, lo persigo.
Tus vastas enseñanzas yo bendigo:
fuentes incalculables tan amenas.

Surcaremos los mares con tus remos,
viajaremos contigo a los espacios,
por ti recibiré conocimientos.

Cultura para el mundo pariremos
y también instruiremos a reacios;
juntos transformaremos pensamientos


Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados/ copyright ©
leer más   
9
7comentarios 69 lecturas versoclasico karma: 105

Roto

Han resucitado los espejos
en oprobiosas imágenes de olvido
rotas las hojas blanquecinas
cuyos rostros dormidos asesinan,
el rayo de sol empecinado
piedra oculta en la marea
rueda la ruda cabellera
azabache mirada sin frontera,
en los riscos callados y fríos
lujuriosos los pájaros ondean,
¿cuanta sangre derrama una bandera?
con cuchillos en sus venas
derrotan al gigante de Aramea
alaridos al cielo gris que nos congrega.
leer más   
13
11comentarios 78 lecturas prosapoetica karma: 98

El céfiro atardecer almacenó mis cavidades rotas...

En la encrucijada de tu boca temblorosa
el céfiro atardecer almacenó mis cavidades rotas
la trastocada conciencia cabalga sin rumbo
y se descarrila en abandono bajo este cielo gris.

Mi corazón se acelera y el pulso tiembla
como lo hace la borrasca cargada de lluvia
cava tu silencio en este ramal de estrellas
que el ocaso se desvanece en esta noche fría.

En la encrucijada de tu ahogo crepuscular
apilé las estrellas, de mil en mil
el silencio fue profanando su vestidura
y la luna sustrajo su brillantez.
La noche quedó totalmente a oscuras
dando paso a la más oscura sensatez.

El camino de asfalto se atesta de hojarasca
y la fontanela de una pequeña oruga
pretendida por el tedioso carrusel invernal
se arremolina en el paso polvoriento,
agradece al vendaval su simplicidad.

La brisa pasajera se agarrota en el pavimento
y se oyen gritos de bestia desolada,
son Almas que golpean las sombras
pintadas por el pueril terroso de la aurora.

Un pasado que no sale a su encuentro,
un futuro incierto que no existe
la lejanía arrincona su bizarría
solo el presente nos acompaña.

No pudimos conjurar una noche estrellada
ni alcanzar la columna delgada del pensamiento
la vida es un preludio de eventos
cortos y largos, círculo eterno.
Sin aliento y suspiro
la mente no se detiene
la alacena de caoba y hierro
aun almacena los secretos.
leer más   
5
2comentarios 30 lecturas prosapoetica karma: 81

Hokku (lienzo)

Lienzo en color
cielo estío y crepúsculo;
agua y quietud.




~~~~~~~~~~~~~~~~~

  @AljndroPoetry
  2018-jul-22
leer más   
4
sin comentarios 19 lecturas japonesa karma: 63

Adagio

El trino de tu canto
cual un adagio de Albinoni
emitía compases y sones
que me llevaban al llanto.

Eras una estrella fugaz
y yo mordí el anzuelo
cuando prometías el cielo
con tu encanto falaz.

¿Qué te hice yo, amor mío
para caer en este abismo
si para mi fuiste un istmo
donde varé tras el naufragio?

Tus palabras frías y mordaces
fluyen hacia mi como un aluvión
y rompen mi marchito corazón
aunque luego hagamos las paces.

Las notas que surgen del piano,
mientras acaricias el marfil
parecen ser el único elixir
que acaba con este dolor insano.

¡Con tus ardides me engatusaste!
Déjame ya remontar el vuelo
que mi pena no tiene consuelo
por mucho que me abraces.
leer más   
9
9comentarios 84 lecturas versolibre karma: 95

Ansiedad

Pasa la vida corriendo deprisa
Pasa el momento que luego no tengo
Silencio, que se pare el tiempo..
Un minuto, una hora,un día ,por cortesía
Por el miedo a no hacerlo,
Por no ser desierto
En el mar de mi sueño,
Se escapa la luz que de día no brilla
Se escapan los sueños con los ojos abiertos,
No vivo, no duermo, no siento,
No quiero romperme por dentro, no quiero decir que no puedo y sigo corriendo sin tiempo, sin ver la salida, cansado y sin aliento ,viejo ,muy lejos del mundo y mas cerca del cielo .
leer más   
5
2comentarios 15 lecturas versolibre karma: 35

Cielo nublado, húmeda luz

Eres de esos cielos nublados
de los que nunca
se quiere despertar.
Un soplo lejano
que besa cada poro
y la piel se exalta
con tu abrazo en la chimenea
de humo gélido,
imaginado.

Eres azul, fuego
ojos sin rostro
mirar de miel;
cavaría al centro de la tierra
para encontrar el secreto
de tu profundidad.

Absurdo desespero
por tu voz de ángel,
tu latido en vuelo
que grita la verdad errante
de tu alma agrietada;
y mis manos,
aunque no saben ser alas
quieren llegar a tu cielo 
y sostenerte la lluvia.

Eres ese cielo nublado
donde mis estrellas
humedecen su luz.



Dee Dee Acosta
leer más   
14
6comentarios 67 lecturas versolibre karma: 106

Invierno

Como mariposa en vuelo
recordando los días de plata
sangrar por mi piel,
exprimiendo la serenidad,
dejándome mudo
desaparezco
entre el adorado cielo.
leer más   
13
6comentarios 55 lecturas versolibre karma: 96

Me engaña

Él me engaña,

lo presiento,

pues anoche sentí,

como me besaba, tocando otra piel.

¡Anoche sentí que su manto era hiel!



Tengo dudas de tu amor sincero,

pues ya no entregas el alma en cada beso.

Tu llama la siento fría,

Tus sortilegios ya no me eleva a los cielos.



Me engaña

¿Pero por qué sigue conmigo?

¿Seré quizás solo su abrigo

o su juguete de placer?



Tengo serias dudas de tu amor

y así no puedo seguir.

Tomaré una drástica decisión:

de mis puertos te marchas hoy.



No quiero seguir al lado

de un hombre pequeño

que bebe solo mi cuerpo

pero que no ama mis sensitivos rosales.

Que reparte sus ríos en otros caudales.

¡Eso nunca lo aceptaré!



Si él me engaña,

¡A otro lado con su patraña!

Ya no es amor,

¡Es solo un bicho rastrero, una alimaña!



Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-derechos reservados
leer más   
16
9comentarios 83 lecturas versolibre karma: 98

Gely

La que era beba cuando escribí este poema tiene ya 25 años...

Dormida bajo el cielo desnudo
aparece tu carita,
y se revela el mágico embrujo
de tu llanto al despertar.

Yo te veo desde lejos
y desde lejos espero tu llegada
porque se que vendrás a saludarme.

Tus manos están llenas de vida,
tu sueño es hermoso
y tu cuerpo está dotado
de una inquietud fulminante,
que todo me hace pensar
que no eres de este mundo.

Tú debes ser un ángel,
y mientras todos creemos cuidarte
tú eres la que ha venido
a velar por nosotros.

Tus ojos vienen del infinito
bordados con hilo de armonía
y tu pequeño rostro lleno de luz
se ha tejido con fibras de sol
para alumbrarnos el camino.

¿Qué maravilloso encanto tienes escondido para más tarde?
¿Cuál es la sorpresa
que develará tu sonrisa mañana?
leer más   
13
sin comentarios 62 lecturas versolibre karma: 98

Si fuese

Si fuese luz de mañana
te alumbraría camino
si fuese del ave, el trino,
cantaría en tu ventana.
Si fuese lluvia liviana
rociaría tus jardines,
si fuese yo los jazmines
tus noches perfumaría
y quizá te besaría
tu boca aunque me calcines...

Si fuese trova nocturna
susurraría en tu oído,
si fuese tu amor prohibido
sería tu inquietud diurna.
De esa tu alma taciturna
sería el bello consuelo,
sería alas de tu cielo,
sería aguas de tu mar,
manjar de tu paladar,
mas no soy, de ti ese anhelo...

*******************************
Si fuese
2018
Transmisor d Sinestesias©
leer más   
17
9comentarios 80 lecturas versoclasico karma: 107

Corazón inerte

Y ahí vas tú,
arrastrando con una cuerda
por el valle de la soledad
tu corazón desenterrado.
Acariciando con sonrisas
las miradas del amante ausente.

Compartiendo con la silla vacía,
besando los cielos
de los intermitentes rostros de la noche.

Saboteando al corazón frío e inerte,
jugando a siluetas en las nubes,
regalándole las bragas al viento,
vistiendote de desespero,
tentanto al diablo, jugando con la muerte.

Engañando al cielo de tu cielo,
colocando filtros en tu mirada,
diluvias con la entrepierna
las sábanas de algúnos amantes sin nombre,
burlando la vida, perdiéndote en la nada.

El tiempo dejó de correr
aunque los días continúen,
el tiempo ha dejado de existir
para el universo que ve pasar los días,
donde todos son iguales.
leer más   
17
9comentarios 103 lecturas versolibre karma: 102

Te busco

Me gusta caminar a buscarte, como si el abismo delante de mí no fuera cierto.
Ni una voz, ni un sensor, ni un estruendo viejo; sigo a la nube muerta, a la sombra blanca, al precipicio roto.

Mi cuarto es un siglo deforme y siniestro. El suelo es algo en el paisaje, y no me toca, y no me muerde, me siento calmo, exploto y duermo, me arrebujo en tus alas y redoblo el cielo, bato la espuma negra.

Soy el que espera gloria, el que atrae maleficios, el imán de toda insurrección.

Te encuentro en una carta añeja, en la huella del suplicio verde, en la tierna constelación, en la bruma del polvo ocre, en la pintura de esta historia insomne.

Sigo el algoritmo de tu imagen triste, invento una ciencia vaga contra esta oscura ecuación.

No soy el héroe de tu salvación, ni quiero ser el villano de tu perdición.
Soy consuelo ciego, breve y embustero, cobarde y enmudecido, soy el diablo en un iglú, un perro asustado, un payaso de verdad.
Soy un corazón legítimo, un espectro de la desintegración, el vestigio de mis sentidos.
Soy el colmillo de esta automutilación, soy el golpe en el techo, el temblor en las piernas, la alarma del olvido y el tañido de la última conflagración.
Soy fracaso floreciente, transparencia turbia, vengo a blasfemarte dioses, a despojarte el mundo y a rescatar una desilusión.

Me concentro, me destruyo y vuelvo, solo me sobreviven dos anhelos, uno por pupila tuya.
Te busco por inercia torpe, por dinamismo intenso, por sonambulismo crónico, por fatalismo cínico, por masoquismo dulce, por atracción onírica, por pasión ilustre, por amor enfermo, por cura y por eterna contemplación.
leer más   
7
4comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 81

El sonido de la esperanza

Paseaba su arte haciendo sonar las cuerdas de su violín por los escenarios más importantes del mundo. Pero esa tarde, su actuación no sería en uno de esos impresionantes auditorios. Tenía un talento especial para los niños, y hoy, tocaría sólo para ellos. A través de su música les transmitiría la cultura de su país de origen, y les llevaría un poquito de alegría, a ese lugar aséptico donde libraban su particular batalla contra la enfermedad. Lo recibieron como se recibe a un Ángel, con los ojos llenos de esperanza y de sueños. Y él, tocó como jamás lo había hecho... Hizo sonar la esperanza y bajó el cielo para ellos.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/07/15/escribe-tu-relato-de-julio-iii-con-las-pa
15
14comentarios 100 lecturas relato karma: 104

La piel de amar

Y esta noche
te pondrás la piel de amar,
lo sé muy bien...

desnudarás
cada centímetro del alma
el escote de tu esencia
la minifalda de tus ganas
el corazón a mil

le amarás
con las uñas de la nostalgia,
derramarás la miel
de cada instante que le has añorado.

Él te despojará
con los dientes de la vehemencia
cada pieza de lencería
con la que vestiste
ese tu corazón de ser feliz...

Serás feliz
por un instante serás muy feliz,
le entregarás todo
lo que desde siempre ha sido suyo,
cada rincón, cada recoveco,
cada esquina íntima
de lo profundo de tu ser
será de él,
como siempre lo fue
como siempre has anhelado que lo sea
otra vez.

Y yo,
yo
me quedaré aquí,
con mi cara lavada
en mi universo chiquito
en el fondo del lago de cristal,
con el nudo en la garganta,
sosteniendo el cielo que se cae;
clavando la daga
un poquito más
a cada momento que te pienso;
aquí
en la habitación de mi alma
soñando contigo;
soñando un poquito, con ser él,
soñando un poquito
con la mujer que alguna vez fuiste,
la que fue mía, tan mía,
tan incondicionalmente mía...

La que alguna vez
y hoy otra vez,
me escupió a la cara
su estridente verdad
"ahora lo amo a él"...

    Hoy... la piel de amar...




~~~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
 2018-jul-20



(que seas feliz mi amor
que seas muy feliz)
leer más   
28
41comentarios 212 lecturas versolibre karma: 117

Quiero sentir tu aliento abrasador...

Quiero sentir tu aliento abrasador
Romper esquemas y no establecer diálogos insurrectos.


Tan solo dejemos que mis manos busquen
En su memoria rápida y hagan el escaneó
Sobre tus anchos pechos y tu cintura de porcelana;
Permite que te susurra al oído con voz calma
Y venenosa; intranquila la noche nos apremia.
Esta noche nos despojamos de conceptos
Traumas y necedades inventadas por los clérigos
Solos tú y yo el más bello boceto
No detengamos el impulso es reversible el ataque
Tan solo sostén mi mano fuerte que los alaridos
Se escuchen hasta en las mismas puertas del cielo.

En el desván trasiego No 217
Del hotel pasaje invernadero.

Autor: Ramón G. Pérez B.
Venezuela
Derechos Reservados copyright ©
leer más   
9
2comentarios 67 lecturas versolibre karma: 107

•—-la soga de tu ausencia •—con @Aljndropoetry @pequenho_ze @satanaslsAlive

Es entonces cuando vienes,
El desgarro sigue acariciando tu nombre,
El aura de tu cielo clava en mis mares rafagas de soledad y desaliento.
Me atraviesas, querida ausencia,
Amante del inoportuno sentimiento.

Pero entonces te vas,
Después de atravesar mis mares,
Para dejarme a la deriva de tus recuerdos.
El vacío de tu nombre es el desgarro de tu mirada con sabores a dolores, olvido.
La soledad se fue, la ausencia vive presente,
Desmantelé mis entrañas,
Por no darle más sonrisas a tus dientes.

Vacié el aire
y ahora corro entre las calles gritando tu nombre;
callejón sin salida que señala tu calle
Y en el medio tú; olvido de luces
clavando cristales

Y llueve amor, llueve ...

Abriste la coraza y la surcaste, golpeaste cada puerta llenándola de aire,
derribaste cada muro y creaste el puente
¡tú eres el culpable!

me hiciste
y la hiciste vulnerable
Y ahora , me dejas este vacío entre los dedos y todo este hielo deshaciéndose entre la oscuridad de este tétrico silencio

Y yo solo sé que corro
corro
con la soga
que tu ausencia anudó a mi cuello
Y caigo
Y me ahogo
Y me rompo; y te rompes
Y nos rompemos el pecho enredados
en toda esta tormenta de oxidados cristales
que devoran las ansias
y nos apagan las luces

Y duele amor .. duele

Se agrietan los ojos,
se ciegan y mueren
nos acecha el derrumbe cubriendo de polvo cada instante vivido
Y yo grito y te grito
Y me grito

¡Mírame y vuelve !
bésame esta lápida, que lleva tu nombre
Róbale a mi pecho este te quiero que me sangra por dentro
que inunda mi voz
Y enfría mi aliento …

Pero lo único que veo
es mi sombra partida...
Una mitad
que rasga la herida
de lo que creí que podría ser vida
Vida…

~~~~~~>>>vida ...
qué extraño vocablo
para el cadáver de una mujer viva.
Siento aún las venas;
rieles que llevan
cristales y aire.
Me abrigo en la pena;
pero mira,

~~~~~~>>>no lloro!
Juro ante el cielo que no es una lágrima
lo que recojo.
Es sólo un vacío
pérfido y acuoso
que duerme conmigo.

Es de noche,
de soslayo contemplo
el interminable pasillo
en los aposentos púrpura
de mi alma.
Los párpados de crepúsculo
de la soledad se han cerrado.
La hiena me sonrie
y se quita los de burla
para colocarse
los dientes
de compasión fingida
de la humanidad.
La luna me da la espalda
y le muerdo un hombro
para comprobar
que en verdad sigue allí,
y no es solo el reflejo olvidado
de plenilunios pasados.
El péndulo del tiempo
zigzaguea en mis sienes,
el pasado se hace futuro
y mi futuro
es solo el chasquido
de dientes de hierro oxidado
en los engranajes del ayer.
La muerte me visita,
se sienta en el borde
del abismo de mi lecho,
sujeta mi mano;
y me cuenta sus conquistas,
sus victorias, sus derrotas,
sus tristezas.
Ya no sé
si realmente
estoy aquí,
en la tierra de los vivientes;
o soy solamente
la excusa
en el laberinto de eventos
de la tragicomedia
de la vida,
un actor de relleno,
el alma fingida
de un avatar.
Alguien que por ti
pudo ser amado
y te pudo amar.



************************************
Mesa compartida

@Aljndropoetry & @satanaslsAlive
@pequenho_ze & @rebktd

leer más   
22
26comentarios 166 lecturas colaboracion karma: 110

Las ventanas...

Mira la ventana, mira y dime que ves
que dicen tus ojos, que siente tu alma
cuando el cielo gris viene con el viento
llevando las hojas, en un silbido bajo
sin decir adiós…

Y la ventana nos resguarda del frío sin alma
del viento que apurado se lleva todo a su paso
sin compasión ni calma…

El vidrio permanece inerte
empañando su vergüenza
con el calor de nuestro aliento
mirando hacia adentro y hacia afuera
esperando una caricia, conque un ded
le dibuje su corazón…

Mira y dime que vez a través de la ventana
cuantas caras sonrientes, cuantas llorando
cuantos ojos soñadores, cuantos cerrados al viento
cuantos rostros besando en él los mensajes
de otros tiempos perdidos, buscando un destino
para descansar…

Yo miro más allá de la ventana
la vida que viene y que va
con sus emociones
vestidas de estación
con sus sentimientos
en cada expresión
con el mismo cielo
aunque el sol
más lejos o más cerca
con la ventana cerrada
al frío, o al calor abierta…

Yo miro a través de las ventanas
las de vidrios, y las del corazón… (Lola)
11
4comentarios 101 lecturas versolibre karma: 102
« anterior1234550