Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 71, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Espécimen ignoto... (Neosurrealista)

ESPÉCIMEN IGNOTO
(Neosurrealista)

¡Mira, mira!... Esa nube se ha caído,
y la espuma belicosa nada suave.
Solo sabe del reposo, azulado solo,
y de la posibilidad sin armadura,
en el cristal de acantilados. Ayer.
En el fruto del coral encadenado.

Del sembrador de sombras vagas,
autor de confusas confesiones,
del océano asombrado y derretido.
Tan duro y cortante, sumiso mazo.
Tan falsa humillación que mortifica.
Al último ademán hecho de piedras.

Mil cajas de cerdos cuerdos cuenta.
El aliento de los álamos y encinas.
El primer siempre menos ligero.
El postrero nunca más pesado.
El tema de las verdes veredas.
El lema de las puertas del puerto.

¡Ignóralo!... Llora el cocodrilo raro.
Nada esperes del mercurio y del espasmo,
ni de los cráteres ingrávidos de leche.
El asco navegable teje pelvis grises,
y huevos entre almohadas espinosas,
en la espalda de la inercia del conejo
.


Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
leer más   
11
4comentarios 73 lecturas versolibre karma: 124

otra noche con la luna

después de días ignorándome
y escondiéndose en las nubes
pude compartir
otra noche con la luna

me explico
que era contigo
con quien estaba
y en sus cráteres
guardaba tus confesiones
y así como las mías
tenían algo en común
que aun nos unían

me dijo
que siempre tendrá las mis cara
para escucharnos a los dos
pero es mejor si nuestras mirada chocaran
y nuestros besos eclipsaran
en su luz
leer más   
5
2comentarios 21 lecturas versolibre karma: 78

Confesión

Me confieso pues, enamorado
sí estarlo significa extrañar la cosa amada
confieso sin medida ni reservas
extrañarla con pasión y con nobleza,
confieso esperar con infinita paciencia,
su regreso en cada noche de estas.

Que difícil escribir acerca de ella
sin que una lagrima, ruede en esta mesa
sin que la prosa rime cuál poema.
Charly
@pereiralibre
leer más   
5
2comentarios 20 lecturas versolibre karma: 68

Sabiéndonos presentes

Se hincan de rodillas las nubes
ante el fragor sereno de tu transparencia,
se postran con el diálogo permanente
del vuelo de tus flores aladas.

Soy tuyo
cuando con la amanecida
se transforman tu Luna y mi Fuego
en patria de eclipses creadores
de un mismo caudal casual de voluntad,
eres mía
en la búsqueda con tus pensamientos
de cualquiera avalancha cálida y vibrante
entre tus labios,
somos nuestros
con la charla plácida donde cerramos,
abandonadas,
las ventanas maleducadas del ayer,
somos nosotros
al hacernos barrenderos de las hojas secas
y en la confesión de las aceras.

Es entonces nuestra la lumbre,
tú las pavesas,
y yo la ventolera
que las eleva hasta donde cruje
nuestra madera sagrada,
eres entonces perfume indomable de acacias,
perímetro constante a conquistar
en mis tardes y en mis noches
congestionadas ante el poder de tu pasión,
es para entonces nuestro también el azar
cuando se afina con el anochecer
en nuestro lecho de distancias.
leer más   
13
6comentarios 65 lecturas versolibre karma: 113

Me inspiro en el aire que inspiro

Vagando recordando, alimentando
lo que nunca he olvidado, añorando,
besos, toques, miradas, caricias añoradas,
al viento se lo he dicho con palabras entrecortadas,
nos es sufrir, pero es un extraño sentir,
vivo al sentir lo que no se describir,
echo de menos, pero diría echar demasiado,
por un lado, inspiro deseo de tenerte de nuevo a mi lado,
pero estando solo, me inspiro y aspiro lo desconocido a tu lado,
al aire expiro mis confesiones de amores en formas y colores,
elevándose en brisas suaves frescas adornadas de flores,
al mencionarte como mi mayor inspiración en mis renglones,
pero inspiro inspirar el aire de inspiración tocando corazones,
haciéndome sentir lo que no sé describir, sintiendo mil olores
siendo tu la respuesta a todas mis cuestiones .
leer más   
12
6comentarios 82 lecturas versoclasico karma: 117

El rastreador

Los desaparecidos, tierra de nadie
ausentes entre la angustia,
fueron víctimas de guerras con odio,
amargura eterna que nunca descansa.

La esperanza se enferma
cuando la melancolía está vacía
nadie la extraña,
a pesar del dolor que llevamos a cuestas.

Hay preguntas que no tienen respuesta,
una madre nunca debería llorar a sus hijos,
la lluvia nunca lavará la incertidumbre
de no saber en qué puñado de tierra
están los huesos de un olvido.

Hiede la herida que calla,
es la miseria del horror,
una palabra que deserta en la clandestinidad
de las cosas que no burlaron la muerte.

Quisiera cerrar los ojos y despertar de nuevo,
sin secuestros y tortura,
sin los cuerpos tirados vivos en el desierto,
abandonados en el mar que se traga a los niños sedientos.

Hambre,
sueños inconclusos,
pies descalzos que nunca tuvieron que zarpar del nido,
pedazos de rostros sin nombre y recuerdos.

Nunca se podrá reemplazar la pérdida
con una canción que sangra con tanta derrota,
lazos rotos que duelen de tanto sujetar
lo que no se tiene,
¿Quien te dijo que los monstruos no existen?.

Quisiera cerrar los ojos y que nada de eso existiera,
un mundo sin caudillos y confesiones,
sin pérdidas que nunca tendrán reemplazo,
sin tener que redimirse en las huellas
que bordaron sus pasos.

Los desaparecidos son de todos y no son de nadie,
me duele ver con mis ojos
a un niño rastreador buscando,
busca a su madre en su último arrullo de amor.

El mute
26/07/2018.
13
12comentarios 534 lecturas versolibre karma: 101

Huellas embarazosas

09: 05 am. Un despertar solitario; parece otro sábado sin sabor. Otro día sin colores, sin vida, sin amor, sin esperanza y sobre todo lleno de lluvias asquerosas.

Las entrañas creciendo con cada día, aguardan unas pocas semanas; solo ella sabe el suceso, aún no ha podido contarle a aquel hombre que sus encuentros de cada viernes en la noche, ha dejado una bella y sutil consecuencia.

09: 12 am. Una ducha con agua tibia, arrastra un poco más que la mugre, lleva consigo recuerdos perpetuos de otras carnes que hoy no se manifiestan con señales divinas, buscan las irreversibles redes sociales.

Dos almas abrazadas en el apartamento del bloque A, 501 de la Valvanera. Llenos de vacíos y sin cámaras, el órgano más grande del cuerpo se evapora; la cárcel abre sus puertas y alma es palpable cerca de la Parroquia.

9:14 am. No logro borrar información, un rebelde sistema se niega. No comprendo si será el sistema nervioso, o alguna estructura averiada; o tal vez el inconsistente golpeando mi ser, golpeando por su lugar, por su espacio negado.

Facebook, whatsApp e Instagram plasman la verdadera muerte de la humanidad; las carencias afectivas pululan; los mensajes y las imágenes andan totalmente fragmentadas; sin embargo las pésimas fachadas llevan una buena lista de seguidores que se cautivan con la contemplación de la piel.

9:15 am. Un cuerpo maltrecho por el pasado no logra escapar de las afanosas dermatitis, durante la valoración persiste un cuadro sistémico, deforme que puede estar ligado a emociones.

Llamadas temerosas se escuchan a la distancia. La confesión de la consecuencia, no parece creíble; los imaginarios y las comparaciones hicieron lo suyo… Un rechazo nefasto.

Una primeriza madre no encuentra respuestas; agónica por la pena moral busca decisiones precipitadas. Durante la conversación el tonito devastador del egoísta, solo desborda ira y dolor…

9:20 am. Suena el celular, parece algo urgente…

-  Hola.

Declaraciones de una herida sobre el antebrazo izquierdo de 20 cm, son un nuevo llamado para prestar la suficiente atención, ya no se puede solo intentar… Maleducada hizo lo que considero mejor.

9: 30 am. Escandalizado debo escapar con suturas y alcohol.

Limpiando la piel, nuevas confesiones estremecen la sala; la situación ya no es embarazosa; caminó por horas y encontró el medicamento sorprendente… Sangrienta y con algo de culpa derrumbo un posible hogar. Volviendo al inicio la adicción por la carne, ha traído bastante soledad; a pesar de tener las células enfermas, éste se aferra a seguir en lo mismo, una situación irremediable que no entiende que el egoísmo no puede ganar.

Cuando los años han pasado, deciden retornar nuevamente en el sentimiento, han cambiado y parece un mejor espacio para entregarse en un hogar, sin angustias, sin temores, sin dolor…

9:42 am. Nuevamente suena el celular.

- Hola. Hola.

- ¿Quieres casarte conmigo?

- ¡Silencio instrumental!

Meditabunda espera con asombro; ciertos honores intentan ponerle en el lugar que siempre ha merecido, un lugar de soberana fraternidad y bienestar. Ayer fijaron una posible fecha y no descartan llenar las entrañas en un sábado como hoy…
leer más   
4
2comentarios 63 lecturas relato karma: 50

Cartapacio

Apunté la dirección de su mirada,
con los colores para cada ocasión;
lunes y martes rubor claro,
y los miércoles su boca sin pincelada.

Su aroma quiebra mi decisión,
cada jueves le cuelga su amparo;
los viernes de fotografías llena mi cartapacio,
porque los sábados decae la intención.

Los domingos en confesión reparo,
lo que provoca su vida en mi espacio,
una daga tibia o la bala helada,
concluirá el crudo curso de este aro.

Agazapado, acercándome despacio,
profanare los sueños de su mirada,
daré fin a esta absurda obsesión,
cuando mis rodillas rocen su palacio.

Atando sus manos, lamiendo sus gritos,
ausencia de velas para este rito.

Niorv Ogrin
10
2comentarios 43 lecturas versolibre karma: 115

El alma del cementerio

Dicen que hay un alma del cementerio
que esta llorando,
que encuentran flores junto a una losa
los viernes santos,
que han visto sombras que se deslizan
entre las tumbas
y que sollozan, casi en silencio,
entre los osarios
que se oyen pasos, se escuchan rezos
y a veces cantos.

!No!… No hay ningún misterio,
yo soy ese que ya no vivo
pero no he muerto.

Yo soy quien canta solo en la tarde
cuando no hay nadie que preste oido
a lo que yo cante,
yo soy quien pide llorando a un ángel
que me devuelva
lo que he perdido.

Yo soy quien anda buscando amparo
solo en la noche,
porque le temo a los tristes sueños
y... a mil recuerdos
más que al silencio, mudo lamento
de aquellos muertos.

Si… yo soy quien vaga
cuando la luz ha azulado el cielo,
mis lagrimas claras, como al olvido
las borra el viento
que ya despierto viene a ayudarme
a aliviar la pena.

Yo soy quien deja tristes sus letras
sobre la aréna...
y el mar las lee y luego las borra
como si fuese...
una confesión.

¡No!… no es ningún misterio.
tan solo soy el espectro etéreo
que lleva flores cuando atardece
hasta el cementerio
donde enterrado he mi corazón
que le sigue amando…

¡Yo soy el alma del cementerio
… que esta llorando!
leer más   
19
8comentarios 95 lecturas versolibre karma: 104

Isodinamia

Cien viajes de ida y vuelta a través del tiempo, una historia sanguinolenta escrita con las cenizas de un ave fénix sobre los huesos de un Dios no eterno.
Una Gorgona con arena en los ojos.

Dos o tres carcajadas incitadas por cosquillas hechas con plumas arrancadas del ala izquierda de un ángel caído.
Nubes de piedra, un arco iris despintado, en cuadro y al revés, un rey genuflexo, artesanos sin manos, un rico hambriento, un pobre feliz, un mar sin espuma…

El reflejo de un vampiro, la libertad de un preso, el corazón de un robot,
la gloria de los perdedores, la resignación de un campeón.
El placer de una herida…
los surcos del aire, el silencio de un trueno, la paz de los vivos.

El fuego de la luna, los cráteres del sol, el filo del algodón, la frivolidad de un sabio,
El cordón umbilical de un dragón azul, la medalla de un canalla,
una huerta de Neptunio, la sensatez de un ebrio, el fraude de la muerte,
la confesión de un apostata.

La oscuridad del amanecer, una estrella sombría, el sosiego de una ciudad.
El destemplo de un cementerio, la frialdad de un perro, las riendas de la codicia,
el despertar de los peces, las pupilas de un topo, conejos violentos,
aureolas mugrientas, retratos de fantasmas, zapatos de sirenas,
corbatas de tiburones, abrigos de pingüinos, cosecha sin nódulo, cartas en blanco,
Playa sin arenas, carne sin venas, musa sin penas, millar sin centena…
días de verbena...
Todo es facil de pensar.
leer más   
5
1comentarios 55 lecturas prosapoetica karma: 69

Carta desde las tinieblas

Oh Mí querida amada,

Te escribo desde lo más profundo de las tinieblas,
Sabes que yo soy voluntario a estar en tal posición.
Pero se me hace más peligroso estar indefenso sin tu amor,
Necesito tu amor incondicionalmente…
Necesito amarte, necesito amor en mi vida, antes que me convierta
En el mismísimo terror para las tinieblas.
Se apodera de mi esta rabia, que solo tu mí amada haces que se desvanezca,
Le temo, y sabes que no es mí decisión, sí pudiera haría que hibernara para la eternidad.
Siento su caminar y como me controla el cuerpo.
No soy capaz…
No soy capaz…
Al mismo tiempo que siento su llegada se me hace dulce,
Como el toque divino en el más profundo de mi corazón y siento
Como si mi corazón estuviera fuera de mi cuerpo latiendo,
"Pum, pum…"
Lo que era un "pum" ahora son dos.
¡Oh amada mía!
Tu mí fiel libro de mis confesiones divinas.
A quien jure no despertar, se me está despertando.
No seré capaz de cumplir la promesa…
Yo fiel, honrado con voto para la justicia en persona,
Te digo que no cumpliré una promesa.
Le pedí ayuda a esa señora la mismísima justicia,
Y echo a temblar al oír mi nombre diciéndome:

-“Que, justicia es cuando llegue la mismísima justicia, para que
Se haga justicia, mi “niño” que ya eres un hombre. Que Dios les bendiga…”
Me beso marchándose iba gritando:
–“Que esta llegando…”
No se a quien se lo decía, mientras sentía un tercer “pum”.
“pum, pum…………pum”.

¡oh amada mía!
 Mi amada te rogo por los mismísimos Santos que me están mirando en los cielos.
Necesito tu cuerpo y tu amor…

Te quiero mi amada…

Inspirado en las cartas de amor Napoleónicas.
leer más   
5
sin comentarios 35 lecturas prosapoetica karma: 80

Confesión que nunca será

CONFESIÓN QUE NUNCA SERÁ.

Si tan solo supieras el anhelo que me alberga, la ilusión más tenue que me inunda y me deviene como rocío de alborada, necesidad de poder verte una vez más y poder sentir tu mirada sobre mí.

¡Ay! si supieras del deseo, de la avidez pujante, del anhelo de que fuese perpetuo y jamás termine ese sutil roce entre tu mano y la mía, durante un corto saludo que sin pretexto te sustraigo.

Si tan solo supieras que como excusa limpio de tu rostro imaginarias gotas de una lluvia inexistente, sin otra intención que sentir tu piel tersa en ese corto instante, cuando tu piel y la mía tímidamente se funden.

Si supieras que se anega el tacto de esa savia necesaria para este moribundo vehemente de ti, en un corto instante, en un destello de estrella fugaz.

Sed inagotable, que amenaza con fenecer estos labios, sed insaciable de tu olor y tu voz, sed que si supieras de su existencia, mórbidamente la mantendrías intacta para tenerme famélico tras tus pasos, sed que siempre me acompañará mientras a mi vera dejas migas, trozos suficientes para tenerme con vida, sed de ti, inalcanzable, imposible.

David Felipe Morales
2 de Noviembre de 2015
12
8comentarios 102 lecturas versolibre karma: 88

Confesión

Perdona lo que voy a decir,
Pero es necesario dejarte saber mi sentir,
No puedo darte mas amor pues te é dado todo de mi sin recibir nada de ti,
Eres dueña de mis pensamientos
En todos momentos,
me robas un suspiró cuando te pienso y te extraño,
Traté de Siempre hacerte felíz,
Olvidandome de mi y de mi sentir,
Con tus malos pasos solo
haces que mis sentimientos por ti desean morir,
Quiero verte partir y jamas nunca verte volver,
Estoy seguro que piensas que tal ves no te pueda olvidar,
Pero quiero que sepas que yo te puedo olvidar y volver amar,
Todo trae consecuencia mi ignorancia me lastimó,
Debi escuchar a mi ser interior y no darte mi amor,
leer más   
2
sin comentarios 27 lecturas versolibre karma: 26

El Refugio del Poeta

Va agonizando el poeta
y con sangre en el tintero
fundió el alma con sus letras
en sus pergaminos viejos.

Cada palabra libera,
cual puñalada certera,
a su alma prisionera
con grilletes y cadenas.

Por cada vez traicionado
una gota carmesí,
incontables van pasando,
no parecen tener fin.

Olvidando la razón
y por mente el corazón,
va gritándole al papel
todo aquello que guardó.

Maldiciones reprimidas,
emociones refrenadas,
confesiones nunca dichas,
pasiones encarceladas.

Deja que sangren tus poros
y escribe cual alquimista
transmuta el dolor en oro
redactando tu poesía.
leer más   
19
8comentarios 128 lecturas versoclasico karma: 91

¡Madre mía! ¡Me has hecho confesar!

He sentido timidez
no sé que pensar
llamando la atención otra vez.

Mis labios se curvan
¡mi sonrisa se rebela!
¿Cómo disimulan
las estatuas de la calle
a las que pagan pa' que se muevan?

Quiero mi autocontrol,
deseo volver a ser yo.
Que no se vea mi torpeza
ni mi falta de destreza...

¡Madre mía!¡Estoy confesando!
¿Que me has hecho ?
¿Embrujos de aquellos de antaño?

He sentido timidez
cuando olvidaste disimular...
Quizá fue la niñez
Intentando regresar...
leer más   
15
sin comentarios 85 lecturas versolibre karma: 98

Algunas veces...

Algunas veces sentí tu mano
que me rozaba con gran pasión,
y eran los rayos de la ventana
que se estiraban con gran candor,
eran los meses de aquel verano
que, muy deprisa, se nos pasó,
porque nosotros, sin darnos cuenta,
desconectamos nuestro reloj,
y entonces claro, pasaba el tiempo,
también las horas de dos en dos,
hasta que un día vimos el alba
con sus colores y un gran amor
en ese instante se rompió el sueño
y un gran espejo se nos quebró,
los mil reflejos de aquella luna
querían vida, también al sol...

Hubo una nota muy pequeñita
con mucha tinta y papel de arroz
en ella estaban solo dos nombres
el uno el tuyo y el otro yo,
y en otra nota, casi invisible,
alguién con lápiz, color carbón,
puso te quiero mi luna blanca
sigue en el cielo, toma mi flor,
siente los versos que aquí te escribo
no te preocupen su confesión,
ya que nacieron sin darse cuenta
como la llama prende un farol,
así pretendo que te ilumine
y que se encienda tu corazón,
para que sientas cuánto te quiero,
desde esta tierra y de sol a sol...

"...Algunas veces, pensé de niño,
qué grande el mundo, qué lelo soy,
y mientras tanto seguí viviendo,
poquito a poco, sin ton ni son..."

Rafael Sánchez Ortega ©
08/05/18
9
sin comentarios 98 lecturas versoclasico karma: 89

Confesión

Te amo porque eres imperfecta
como una gota de agua entre mis manos,
amo lo tuyo aunque no me corresponda...
tu pelo y tu piel tibia,
tus manos cuando buscan a las mías,
amo tu beso
y la suerte o el mal
que es guardarte en el corazón.

A veces pienso en ti como si te hubiera perdido,
y en no encontrarte más
aunque quisiera...
los sueños, sueños son
tú eres magia o ciencia no conocida,
perdida y presente
como una eco
que no se ha ido.

El amor perdido es un latido eterno
y la vida pasa sin cambiar el mundo,
entonces te recuerdo
y entonces te voy amando.

Aunque te vea
y ya no sé si es mentira,
aunque no te quiera
por ya estar amándote.
Es triste enamorarse,
pero más que triste es el perderte.
leer más   
6
3comentarios 68 lecturas versolibre karma: 85

Flor

Lanzo la flor
por la ventana.

Mira, cae sin apenas volar
porque no pesa nada.

La belleza de la memoria es incorpórea...

Miro hacia abajo,
la vida ha pisado los pétalos amarillos
y se han vuelto negros.

Corro,
la cojo entre mis manos,
flor pisada,
¿quién me dio permiso
para arrancarla de tu ojal?

La primera lanza la clavé yo
al seguir la confesión asignada
a la noche marcada
con una cruz.

Pasado el tiempo,
confusión, añoranza,
viento que perturba,
¿quizás viene en tu nombre?
¿vuelves con las brumas?
¿sabes dónde estoy?

No he borrado nada,
mantengo en mi fondo el engranaje
que aún proporciona algún suspiro;
lamento musical en los cimientos
de lo que fue mi sol

Me hiero a mí misma
plantando nuevas flores amarillas
que clavan sus raíces en el cielo.
Es por esa paz que ya no tenemos;
es por esa lluvia de la vida.

Nuestro tempestuoso atardecer.



(Imagen: Phil Koch)
leer más   
28
25comentarios 211 lecturas versolibre karma: 121

No serás ni recuerdo

Desde que te fuiste
solo hay fantasmas en las calles desoladas de esta gris ciudad
el sol se esconde y el cielo mira triste
y no vale la pena llover.
Solo hay cadáveres con hambre y sueño
estornudo cada tres minutos
la noche habla de otros asuntos
escribo de otros difuntos
y los únicos que leen mis poemas son prostitutas y vagabundos.
Desde que te fuiste
mis confesiones se las tiro a un gato
que me escucha a cambio de una lata de atún
tu cuerpo se quedó atrapado en el espejo
danzas en mi cama a las tres de la mañana
tus gemidos se grabaron en las paredes
y los grillos asustados se tapan los oídos
tu mirada vive en los ojos de los gatos
que hacen el amor después del almuerzo
como a las dos y en cuatro.
Desde que te fuiste
no hay flores
solo hay sarna en mi piel
mi sangre fría hierbe al tener contacto con el ayer
el asfalto se levanta y golpea mi frente.
Desde que te fuiste
la luna indecisa solo parpadea
no estás
no estás
bella musa.
Y escribo de otros asuntos
y la noche me habla de sus difuntos
los únicos que me leían se excitaron
y fornican en las gradas de la catedral.
El sol se esconde y el cielo los mira triste
el espejo se rompe y tu cuerpo que danza se desvanece
tus gemidos no tienen eco
y tu mirada muere
porque los gatos ya no hacen el amor como se debe.
Y despierto con sueño y hambre
en esta desolada y gris ciudad
la imagen de mi bella musa se pierde cada vez más y más
y el ayer ya no hervirá mi sangre
y mis manos se curarán primero
y escribiré de mis asuntos
entonces bella musa
no serás ni recuerdo.
leer más   
8
9comentarios 74 lecturas prosapoetica karma: 79
« anterior1234