Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 250, tiempo total: 0.005 segundos rss2

México

"¡Independencia!", tú lo gritaste,
cuando humilde fue tu valor,
de pronto la contienda no fue nada
con espada en mano, la batallaste.
Después, de regreso, la fiesta felicitaste
con vino tinto, tequila y chile picón,
por el amor a la libertad,
por el amor a lo que lograste.
Rojo furia, henchido te lanzaste
hacia los enemigos impuros,
pobres de ellos que no sabían de ti,
y por fin, tu tierra conquistaste.
De blanco luego te casaste
con la tan valiosa libertad,
miles de hermanos a la vez,
contigo mismo te encontraste.
Verde esperanza, así reza lo que pensaste,
y tu bandera ya formada,
con el águila de la victoria:
¡viva México!, así lo firmaste.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
12
2comentarios 64 lecturas versolibre karma: 128

Zéjel al amigo

Dame compañía
al mediodía.

Quiero contigo estar,
no me vaya a conquistar,
tan solo conversar.
De noche o de día.

Dame compañía
al mediodía.

¿Quiere conmigo venir?
Le ofrezco salir
de paseo ir.
Conversaciones de alegría.

Dame compañía
al mediodía.

Elijo mejor la hora,
para comer cazadora
y beber de cantimplora.
Así me apetecía.

Dame compañía
al mediodía.
leer más   
12
5comentarios 62 lecturas versoclasico karma: 113

amor no correspondido

Cartas inútiles con un sentido absurdo.
Y sentimientos que lo muestran todo.
Cada día te veo andar por los pasillos.
Y con solo verte me siento libre.
Tu brillas en mis pensamientos.
Eres la que camina por el pasillo.
Una llama que ilumina todo mi camino.
Pero solo logro quemarme cuando me acerco mucho.
¿Tanto me afecta estar contigo?
Pero no lo puedo evitar al pensar.
Que contigo obtengo la felicidad.
Vivo en un mundo insensible.
Y tu eres la razón por la que sufro.
Yo se que tú por mí no sientes nada.
Pero él alejarme y no pensar en ti es imposible.
Mi corazón sufre, pero él no dice nada.
Yo sé que este poema es incomprensible.
Y solo escribo los momentos contigo.
Busco razones para poder desconocerte.
Que se vuelve un dolor que me despedaza.
Pero no puedo dejar de ser tu amigo.
Porque tu amor siempre me alcanza.
Quizás dejarte, es lo que quisiera.
Pero la verdad es que la verdad no pueda.
Esto acaba con la única palabra que te puedo dar.
Ya que es la más simple para decirlo.
Te amo.
Tan simple como eso.
Tan simple como escribirlo.
Hooo... Eso diría ?

Vuelvo a pensar he imaginar que en un poeta me pueda convertir para así enamorarte con mis palabras, pero solo es una ilusión en la cual me quedo atrapado, me quedo pensando en que algún día te podría conquistar con mi poesía.
Tu mi amada, mi amor de minuto o de milenio.
leer más   
3
1comentarios 33 lecturas versolibre karma: 37

La pregunta

1.
Crecen
las ruinas de los adioses
desde inacabables sueños alquilados,
y desde las profundas cavernas
de los besos de los Judas.
Atraviesan mundos oblicuos
y penetran en heridas gigantes
que como ríos, sangran en los amaneceres.

Quiero recordar que me hice la pregunta
hace mucho tiempo
pero nunca encontré la respuesta...

No puedo descubrir los significados
de todos los vestigios
porque los libros sabios duermen
en su sagrado camposanto.

Aunque muerto, sigo vivo.
A expensas de la venganza de la memoria.
Apestosa inquisidora,
nubladora de días y de vidas.

Sigo encerrado en el eterno caleidoscopio amorfo
donde reina el eunuco que asesinó al rey
de las mentes cuerdas, que yacen abandonadas
en finos hilos de luz oscura e infinita.

El homúnculo que vende misterios por el ventanuco
no llega. Es demasiado pequeño.
Pero se niegan a darle un taburete
por pura venganza. Creo que tiene alguna deuda pendiente.
Y yo tengo que hacer un exagerado esfuerzo mental
para explicarme a mi mismo que es lo que quiero.

Para intentar recordar la pregunta,
y hacérsela entender.

En un susurro me confiesa al oído
que él es el rey asesinado,
pero me pide que le guarde el secreto.

La verdad, no me sorprende.
Cosas peores se han visto.

Quiero lanzarme a cortar la garganta de mi enemigo
y caigo en la cuenta de que ya no tengo ninguno.
A no ser yo mismo.
Hace mucho tiempo que los encerré a todos
en mi minúscula cajita de música
y los torturo a diario obligándoles a escuchar
en todo momento Para Elisa.

Por ahora...
El miedo al miedo, se alimenta de todas las causas perdidas.

La hojarasca esconde escombreras de vidas vacías.

El tiempo pesa.

2.
Pasos silenciosos y ancianos
doblan indecisos la esquina de una estrecha acera
y en la cutre taberna
su canoso dueño mira sin ver
la transparencia nítida del licor dulce.

Sienes plateadas,
arrugas arrugadas,
lágrima furtiva.

Cuánto tiempo...

Cuántas palabras sin escuchar.

Cuántas quedaron sin decir.

Cuántas respuestas posibles...

para una sola pregunta.

El canoso dueño de los pasos silenciosos
revuelve cajones de mohosas historias sin terminar,
recuerdos incoloros de pasados muertos en el abandono,
viejos fotogramas arañados de una película
que nadie rodó.
Y revive una a una todas las respuestas...

pero ya no recuerda cual era la pregunta.

("Y las cabezas están rodando
porque el conquistador está de camino
y el día de la justicia está llegando
pues el conquistador está de camino."

The conqueror. Génesis)


Resuena en el éter Para Elisa, de la cajita de música...

Está bueno el licor dulce,
mientras el cuerpo aguante.

Páramo perdido inunda la pupila.

...Ya no recuerda cual era la pregunta.

Y yo tampoco.


J. Robles
leer más   
21
10comentarios 75 lecturas versolibre karma: 128

Un minuto

Solo tengo un minuto y
te diré tantas cosas
solo un punto
al final encontrarás.

En sesenta segundos
daré respuesta
a la pregunta si te amo
sin apuesta.

Tus ojos, labios
manos, cabello
forma de ser
y todo es bello.

Un instante solamente
para tu sonrisa conquistar
un minuto de alegría
junto a ti estar.

Utilizando más del tiempo requerido
en un día soleado también hace mucho frío
pensar en darte abrazos
sin ser míos.

En un instante
mi vida no estará
más tu en mi
siempre te encontrarás.

Y pocos segundos quedan ya
mi vida es muy corta
para contigo estar
pero las miradas se notan.

Sin un fin especificado
pero con mil palabras a mi lado
su sonrisa hace soñar
y en mil sueños siempre acabar.
leer más   
4
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 42

Tus besos

Tus besos me hacen soñar...
Tus besos,
finas melodías de Chopin bailando en mis labios,
palomas dulces anidando en mi piel.

Tus besos
me llevan a mundos inventados,
recorro el cielo en sus sábanas rojas,
me provocan sensaciones excitantes.

¡Oh, tus besos vida mía!
Exuberantes sensaciones de ambrosía,
sublime manjar de los dioses
que invitan a disfrutar de sus goces.

Tus besos me transportan
a los sueños más sublimes.
En ellos, me siento reina liberada,
Afrodita en sus imperios,
de puro amor colmada.

Tus besos, amor mío,
geniales góndolas flotantes,
que me llevan a los sueños más brillantes.

Tus besos,
tiernas mariposas danzarinas
que hacen danzar mi corazón de amor.
Con ellos alcanzo el cielo,
visito diversos planetas.
¡Conquisto Roma!
El mundo con sus aromas también.

Tus besos,
elixir bendito,
arrobo total,
veneno mortal:
Me subyugan, me envenenan, me atan,
¡Embriaguez general!

Son un encanto tus besos, amado.
Me hacen llegar al paraíso soñado,
al espacio sideral.

*Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
14
5comentarios 115 lecturas versolibre karma: 116

La pirámide de Keops...

Pasaba la tarde con su aroma de ciruela
Y el bosque pintaba sus extramuros verdes
Las plantaciones de olivo cargadas de misticismo
Se codeaban con la mortaja del viento
Que simulaba los recodos del templo
Por donde pasa la arena del desierto.

Con la curiosidad del errante
Caminé por la línea delgada del tiempo.
Piedras tormentosas lastimaban mis pies
Como pude me refugié
En la cuenca de un arenal
Al presentir la caravana de beduinos
Que se dirigían a ofrecerle al conquistador francés
Sus alforjas repletas de oro puro
Y esencias de sándalo y anís.
El gran corzo Napoleón
Se envilecía de orgullo
Recostado a la pirámide de Keops
Quedando absorto y maravillado
Por tan grande monumento
Que aun pervive en la meseta de Guiza
Como una de las siete maravillas
Del mundo antiguo.
leer más   
12
6comentarios 70 lecturas prosapoetica karma: 126

Mi sabiduría

Hay bocas pintadas de conocimientos
manantiales que fluyen cultura
allí, por donde caminan sus huellas
siembran raíces, ramas y frutos

Aún es la piel
la de los pliegues que conquistan el cuerpo
ojos que brillan o se empañan
el temblor de un labio
el silencio en un abrazo
o las miradas de los años

Son esas, precisamente esas
las que hablan de cicatrices
las que lloran ausencias
las que crujen los huesos
o las que desprenden felicidad
sabiduría de carne y entrañas
son esas, precisamente esas
las que empapan mi vida
leer más   
13
14comentarios 114 lecturas versolibre karma: 101

Las mudas de la piel

Sé que no soy el mismo del domingo pasado
ni soy el que mañana lunes irá a trabajar,
porque abandonamos las mudas de la piel
como quien se desnuda de sus prendas más íntimas
y echa a la ropa sucia aquel que fue.

Y en un montón de trapos, a punto de lavar,
vemos, con mucha pena,
un pañal de la infancia,
el uniforme inevitable de colegial,
la vestimenta rancia
con la que se nos hizo comulgar.

También con pena vemos
el vestido inocente con que estrenamos
nuestro primer amor,
la ropa del domingo
y la de fiesta el sábado.

Recordamos el día que estrenamos,
ilusionados en nuestra madurez,
el ropaje de adulto
que nos hizo tan duros
frente al mundo por conquistar,
y el traje desposorio que nos comprometió.
La camisa de obrero que sudamos,
el ropaje gris de cada día
para afrontar la vida que nos tocó vivir.

Y al final, el blanco sudario
que nos vio palidecer.
leer más   
14
2comentarios 79 lecturas versolibre karma: 117

Todo es tuyo aún

Como huésped barato
de un hotel caro;
visitaste mi estancia
y mi refugio.


Pienso que mi estancia aquí, en la Tierra
Se debe no solo al desamor; sino a la conquista
no al luto, sino a la espera
no a los sueños; sino a las caricias.

Quizá mi poesía pase por los besos largos de esa noche
o por los cuerpos desnudos.

Quizá por el viento o la marea.
Quizá por mí
Pero sin duda, y sin dudarlo, pasó por ti


Tu morirás lentamente cuándo se acabe la tinta de mi lápiz
a cada trazo te iré recordado menos,
con cada hoja en blanco, un horizonte menos
con cada noche lluviosa, una caricia escondida.

La noche siempre va a querer vernos juntos



He llorado tanto que ya no tiene sentido que escriba sobre eso
11
9comentarios 77 lecturas versolibre karma: 115

El y tú...

Hoy, en mi adiós suplico tu olvido...

Quise tu lugar guardar, pero
no lo supiste valorar, con tus
palabras llenas de silencio,
mis suspiros se fueron al
fondo del mar...

Otro en tu lugar quiere estar...
Pero los espacios en el corazón
no se pueden reciclar.
Porque haciendo una extensión
de la frase "lo que es, ya fue",
en tu olvido yo diré, que tú fuiste,
Pero ya no eres más...

Él me trae alegrías envuelta
En versos llenos de esperanzas
sanando con ternura mis
heridas...

Mientras yo, esperaba del
cielo lluvia de rosas,
de tus labios beber las sonrisas
de tus sentimientos, tú
solo me quisiste conquistar,
para un trofeo más que mostrar...

Él, de tu amor, sabe que mis
noches te lloré. Pero en el amor
no correspondido,no siempre
fidelidad puedes guardar.

Hoy, después de algunas lunas,
tu lejanía, no se hizo evidente
por la distancia, sino por tu
ausencia.

Ausencia aquella, por la que
hoy, Él quiere luchar, para
a mi lado estar...
Siendo Él, mi único en mi todo.
Llenando los espacios
de todo mi universo...

Él, por las noches me desvela,
sus lágrimas, se conjugan
con las mías y el sueño se viste
con azúl de nueva estela...

En ti el adiós. El olvido está
abriendo espacios, como las
nubes que se alejan para
el sol dejar brillar... En sus
manos encuentro las simetrías
de sus sublimes caricias,

En tus ojos mi mundo voy
a perpetuar....


Letizia Salceda,,,
leer más   
12
26comentarios 159 lecturas versolibre karma: 118

A posteriori

Se ahogan en su propia sangre
todas las leyendas que trataron de esconderte.

De podridas las uvas de la vida
y de tu amor muerto
envenenados, fulminados
los pájaros verdes que caen.

Se cierra el día.
Crónica se hace la oscuridad,
y la noche se desparrama
en destellos rojos de la luna apuñalada,
que se clavan en indefensas almas prisioneras.

Sigues viajando igual que antes
por mi tiempo perdido
y por los laberintos de mi imaginación enferma
desde los cielos posibles de Aldebarán.

Sigo buscando el cruce de caminos
que pueda llevarme a tu estrella.

Sigues amordazando mi yo cansado.

Sigo intentando engañar al desengaño
y sigo durmiendo con esperanzas desveladas,
guardadas en el oscuro cajón de la mesita.

Sigo guardando las trágicas apariencias.


No soy valiente, no soy fuerte
no soy un héroe.

Pero hubiera conquistado Troya,
si tu me lo hubieses pedido.


J. Robles
leer más   
4
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 66

Sabiéndonos presentes

Se hincan de rodillas las nubes
ante el fragor sereno de tu transparencia,
se postran con el diálogo permanente
del vuelo de tus flores aladas.

Soy tuyo
cuando con la amanecida
se transforman tu Luna y mi Fuego
en patria de eclipses creadores
de un mismo caudal casual de voluntad,
eres mía
en la búsqueda con tus pensamientos
de cualquiera avalancha cálida y vibrante
entre tus labios,
somos nuestros
con la charla plácida donde cerramos,
abandonadas,
las ventanas maleducadas del ayer,
somos nosotros
al hacernos barrenderos de las hojas secas
y en la confesión de las aceras.

Es entonces nuestra la lumbre,
tú las pavesas,
y yo la ventolera
que las eleva hasta donde cruje
nuestra madera sagrada,
eres entonces perfume indomable de acacias,
perímetro constante a conquistar
en mis tardes y en mis noches
congestionadas ante el poder de tu pasión,
es para entonces nuestro también el azar
cuando se afina con el anochecer
en nuestro lecho de distancias.
leer más   
13
6comentarios 65 lecturas versolibre karma: 113

Encuentro

Si me perdiera en tus labios,
en busca de tu sonrisa,
sería la única misa,
que no ofrezco por agravio.

Si me perdiera en tus bultos,
consiguiendo tu hermosura,
sería el único culto,
en que rezo por tu cintura.

Si me perdiera en tu pecho,
conquistando tus latidos,
serías el fruto prohibido,
en un edén ya desecho.

Pero aún si me perdiera,
es un modo de encontrarte,
en mi afàn de conquistarte,
sin importar la manera.
leer más   
9
1comentarios 84 lecturas versoclasico karma: 91

Derrumbe de ironias

En la vida hay cosas
que no tienen sentido
que se apoderan de todo
y te destruyen la vida.

En la vida hay formas,
De amar que destrozan,
que te entierran y excusan
y te sacan ponzoña.

No te saben amar,
Pero no te quieren soltar,
no te saben conquistar,
Pero te quieren ahogar.

Un derrumbe de ironías,
Una historia repetitiva,
Un mar de fantasías,
una camino de agonías.

Tristeza mundana,
que asfixia mi alma,
Egoísmo e infamia,
en un corazón confinado.

Perpetua la inmundicia,
Lloran mis versos
incoherente verdugo,
hace de mi esencia su consumo.

Lloran mis letras,
muriendo en poesías,
atoradas en mi alma
mientras tú sonreías.

Las letras de mi alma.
leer más   
9
11comentarios 133 lecturas versolibre karma: 105

Orgullo, el invitado indeseado

Como puede ser que la libertad sea lo que tanto admirabas, y hoy precisamente la que te de ataques de ansiedad, las alas que tanto te gustaba acariciar y verla volar con ellas, hoy quieres que no las abra, y que detenga por ti su vuelo.

Cuando un error se comete, borra todos los aciertos que se ha tenido, y se marca para siempre un juicio olvidando lo dejado en el pasado, haciendo caso omiso en el presente de lo que marco la diferencia, porque eran dos para mucho en medio de un mucho en el que ambos de manera separada deberían conquistar.

Y aun teniéndolo todo, el orgullo se agasaja atormentando, siendo invitado no deseado pero convertido en el perverso daño, en una lucha de egos, que angustiaba la verdaderas razones que los tenían unidos.

Y cuando todo se nubla, cuando todo ensombrece aquel puñado de promesas que se hicieron entre abrazos, cuando en susurro decías, que era por por ella que habías tanto esperado.

Les sobraba el amor, les faltaba el resguardo de un amor sin escenarios donde nadie pierde y gana, en donde ceder no es perder, y el amar no es atar, porque vive para verte brillar
y seguirá aplaudiendo tu maravillosa forma de enfrentar todo en los aciertos de tu vida, donde logras lo propuesto y donde sabes a donde vas,
Te admirara, porque te amo en libertad y desde aqui te aplaudirán quedándose con el rocio de la utopia de un amor, que fraguaron en el alma, para la eternidad.

Las letras de mi alma
leer más   
4
sin comentarios 75 lecturas relato karma: 58

Hay un cielo azul en las extremidades del mundo

Hay un cielo azul en las extremidades
del mundo , el caos de la materia , el orden del cosmos , la liberación de un infinito , una ventana abierta , un hogar sin techo , un mar profundo ,
ala vista un horizonte , un mapa sin reconocimiento , un lugar salvaje sin civilización,
navegantes sin brújula
barcos de madera en busca de nuevas tierras ,
un timón sin capitán, marineros con insignias de piratas ,
luchas , peligros , tesoros , conquistas
alguien que quiere volver a casa sin las manos vacías , un botín. Una estrella brillando , muchas ala vez ,
unas mas viejas , otras más jóvenes ,
una luz encendida ,
sueños esperando tener esperanza ,
mantenerse vivos un día más ,
no ser olvidados :
lejanos como su existencia ;
inalcanzables
leer más   
3
sin comentarios 26 lecturas versolibre karma: 46

El mar de las brumas celestiales...

Por lejanos mundos navegaba un flamante bajel Ingles
que había conquistado el mar y sus territorios adyacentes
ganándose el atributo de ser un buen hijo de la pérfida Albión.
Aconteció que atravesando el triángulo de las efemérides
u oquedades infinitas; el barco escarlata naufraga
tras un torrencial aguacero que diezmó las fuerzas
de los tripulantes, excepto el marinero Irlandés .
Que mantuvo en sus manos la medalla del santo sepulcro;
fue el único que pudo salvar su vida. Los restos de la nave
y tripulantes quedaron esparcidos en las márgenes cubiertas
por arrecifes y corales.

El valiente marino sin saber estaba frente al mar de las
brumas celestiales donde las circunstancias abandonaron
la certidumbre y la fe de los actos humanos.


El marinero fue rescatado por una hermosa Nereida
en una isla ultrajada por los vientos alisios del este.
Aislado y confinado al olvido, la sensatez brotó en llanto
cuando el marinero fue tocado por los primeros rayos del sol.
En su letargo de ensueño pudo observar como la ninfa de cabellera larga
y amarilla ensortijada había sanado su maltrecho cuerpo
con su aliento de espíritu divino.

La lluvia helada y los nubarrones que amenazaban con
extinguir la paradoja existencial fue liberada

y a partir de ese momento espera el barco de bandera Griega
que la ninfa le prometió lo iba a socorrer. En un día de sonámbulo atardecer
por calles partidas, y derruidas por el calimoso bermejo.
leer más   
8
2comentarios 70 lecturas prosapoetica karma: 89

Nido

"Hijo mío, sé que un día
este nido dejarás..."

Ese fue mi atinado pensamiento.

Elegiste el rumbo
de tu vida, y mis ojos sintieron
cascadas de colores.
Orgullo y felicidad¡
Lo sabía -
El aire de libertad te sonrió
y a tu corazón conquistó...

Creciste alegre y feliz
Lo noté la primera vez que
dominaste tus patines de línea 6,,,
nada te iba a detener.
Temerario y extremo, tus mares
irías a conquistar ¡

Y la forma de saciar tu hambre,
al doble ración en tus comidas
saborear.
Sabía que a un titán en desarrollo,
la fuerza interior habrías de satisfacer ¡

Ahora con valores y principios
izas tu bandera, te abres camino
con todo el impulso de tu fuerza
interior,,, más feliz he sentirme yo
que alcances el éxito merecido
"mi vida, ve por tus metas,
no te detengas"

--------------------------------
En tu despedida -
"Hasta pronto mamá, te amo,,, te voy a extrañar"
Un dolor me atravesó,,, pero
mi amor, aún más se intensificó.
Amor del que jamás nunca límites tendrá...
Siempre, aunque al nido, sé, no regresarás...
el amor de mamá, contigo siempre estará...


Letizia Salceda,,,
leer más   
16
21comentarios 127 lecturas versolibre karma: 97

Inseguridad perfecta

Que puedo hacer con esta ilusión del corazón que no se equivoca a tal sentimiento correcto que consigue ser Féliz a tu lado y que conquisto con tu

presencia de tu dulzura que está bien en mi visto de sinceridad que está decidido por todo y al no fallarte a tu corazón y que es tímido mi corazón con mi sinceridad amoroso de amarte.
2
sin comentarios 43 lecturas versolibre karma: 12
« anterior1234513