Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 615, tiempo total: 0.035 segundos rss2

Mi Esperanza

A quién iré,
cuando mi alma sedienta,
busque encontrar,
lagos...oasis o quizá el mar.
cuando mis penas no pueda ocultar,
y salte una lágrima, en busca de alguien,
a quien contarle, cada cosa,
en busca de paz.
Ante tal adversidad,
ojalá y no olvide,
y que en mi memoria
siempre esté,
que no hay lugar afuera
en el que pueda hallar,
fuentes ni remansos de gloria.
Buscaré entonces dentro de mi corazón,
allí donde pusiste la eterna compañía,
esa pequeña luz que nadie podrá apagar;
cuando la oscuridad vende mis ojos,
recordaré que tú me puedes guiar,
no habrá más penas dentro de mí,
porque el gozo inefable,
hará incontenibles ríos que ahogarán
la cruel tristeza y soledad.
leer más   
10
1comentarios 51 lecturas versolibre karma: 83

Luna

Los convencionalismos más arraigados se hicieron inertes
Ante tu presencia, Luna, que te llenas de sueños
Y te borras como un milagro que no encuentra su lugar
Entre tantos desperdicios que se humillan para lograr lo imposible

Quise contar hasta dos momentos con ella, Luna
Pero solo pude reunir los tres octavos de un beso
Todo por permanecer ajenas al único reproche
Que miles de voces quisieron cargar a nuestras espaldas

Tan enamorada estaba que dejé que se exprimiese de gusto
Con las tres últimas gotas de mi saliva
Me envolvió con una manta hecha con las guerras
que acabamos ganando
Y juntas construimos otra realidad para vivirnos más libremente

Llevaba tanto tiempo sin dividirme en cuatro estrofas
Que me desangré por completo al verme tan hermosa, Luna
Pese a haber sido atravesada por quienes quisieron acallarnos

Es hora de volver a levantarnos y romper con los límites

Luna, tú sabes que la cruz grabada en mi espalda
Adquirió finalmente la forma de sus iniciales
Su nombre es mi único Testamento
Y nadie lloraría si yaciese entre espinas, profundamente dormida
Ante tu mirada compasiva, llena de azucenas que tratan de abrirse
Para nosotras, para seguir luchando, para desgastarnos entre ellas...

Ante tu luz superlativa, Luna
Ante tu figura, tan altiva como serena.
12
3comentarios 55 lecturas versolibre karma: 97

Había una vez… Cuentitos de horror y humor, sin pudor…

Había una vez… Cuentitos de horror y humor, sin pudor…

Lo Besó enorme en la frente, para limpiar la inconsciencia y que deje salir a jugar a los sueños. Y le dijo: Te espero en la puerta con la mano tendida y una sonrisa, cómplice y amiga… para tu fantasía…

— -

Fue la culpa del polvo de los metales que estaban calientes, y los tiraron al mismo tacho donde se fundieron y se incrustaron y aunque fueron en ascensor con los residuos ningún vecino los rescató, por no poder verlos, pero en el basural no hubo desecho que no envidiara ese escudo que formaban y que el tiempo no disolvía ni separaba, porque eran uno, sin hacerse nada y la nada no los veía, pero todos morían excitándose de envidia...

---

Necesito que necesites necesitarme en la ausencia de los días y encontrarte encontrándote en la fantasía irreal de los sueños tan nuestros como robados a los espejos de los tiempos donde éramos reflejos sin moral.

---

Voy a contarte un cuento de carne y hueso donde los imposibles se amaron y dejaron la piel, por derretirse de tanto calor y pudor, de envidiar al amor y a la humedad que de sus poros salía sin quererse despegar a la hora de partir, después de llegar, una y otra vez...

---

Para volver al abismo del camino oscuro sin fuerzas pero sonriendo, cansados pero enamorados por amar y soñarnos hoy...

---

Te acuestas cada tarde mia, buscando tu sombra en la noche que nada sin agua, sobre luces y en mis brazos se mece aunque los meses nos cambien la hora y tu madrugada cada vez mas temprano, la mía más tarde y en el medio buscándonos para hacernos amor, en nuestra noche, sin mañanas, de hoy...

---

Que las Buenas Noches te abracen al Amor del mundo tan Fuerte que las Holas No te ahoguen hasta la mañana, donde te aferres al nuevo día como salvavidas de sonrisas que besen tu boca y desayunen tu saliva de envidia y sin azúcar porque te sobra y nunca le alcanza...

---

Mi Ladrón sin destino te llevará de paseo en una bolsa llena de joyas del fondo del mar, para robarlas una y otra vez más...

---

Con perlas en sus c.....s abiertas para que tu mismo le saques de un orgasmo ahogado en el fondo de su propio mar...

---

Te canté en los labios y te bese los sueños, ahí donde sólo te encuentro para un encuento, ese solo nuestro y siempre sin final...

---

Esos niños que llevamos de la mano y nos enseñan que grande se puede ser siendo tan pequeño...

---

Con los sueños secretos del sofá, y que nadie se entere que es tu caja fuerte de todos lo tesoros que guardas Dormidos robados, entre almohadones que nunca has lavado…

---

Siempre sueño tus buenas noches donde no eres bueno y yo peor te despierto para darte el pecho que tu mamas y yo acabo por contar un cuento con final, sobre el monte de una Venus sonriendo muy feliz...

---

Entre tu mañana y mi alba

Entre todos tus tú abrazada, besando a la orgía de tus almas, para hacerlas mías, y devolverla sin demonios a tu vida, llevándome la perdición con mis errores, para equivocar la suma y que 1+1 nos de 1, de estar juntos.

--

Encontradas perdidas noches, que te abrace el amor por siempre y te lleve de paseo por los techos ajenos que son menos conocidos y hay gatos maullando por su gatubela en celo...

---

Sueños te esperan escribiendo por dentro entre latidos de tu pecho cuentos de amor y de llanto que no quiere tu voz hacerlas canto...

---

…Te buscará, Pero sin sueños porque se los roba un niño con lentes que una noche conocí, y yo leía sus cuentos para dormir, pero un día desperté y se había mudado lejos, llevando todos los cuentos y cambiando el nombre en su documento, la dirección donde habita un tiempo el olvido, y otro día, después de meses de paseo, mis ojos pegaron un salto cuando lo vio tan viejo y llorando de amor... Por eso, por eso no tengo cuento, ni perdón...
5
5comentarios 40 lecturas relato karma: 72

Contigo pan de risa y sorbo de fiesta

Contadas con los dedos de una mano
(2,….quizá 3 pero no más de 4).


Hay personas que te llenan de luz
que te transmiten alma y vida.
Personas que restas males
y suman guiños de fresa y ron.
Que te transportan al filo de la risa
cuando tú vienes del filo del abismo.
Que te regalan amaneceres
y mullen su hombro para que te acomodes.
Que te pintan una sonrisa
cuando la mueca es caída.
Personas con las que juegas debajo de la mesa
hasta cuando las rodillas ya chasquean.
Personas con olor a vida, con sabor a tiempo
y con perfume de “todo es posible si lo intestas”


(A las personas que saben estar y ser cuando lo necesitas y
a mi amiga Jana, que sin conocernos ya me ha dado muchas noches de risas)






Hortensia Márquez


Imagen sacada de internet
17
21comentarios 124 lecturas versolibre karma: 93

Hay cosas que perduran...

Hay cosas que perduran
y vuelven a nosotros,
los años los recuerdos,
cual álbumes de fotos,
las gestas imborrables
contadas por los locos
escritas en cuadernos
que el tiempo lleva al polvo,
y así recitaríamos
la lista con los rostros
de seres y personas
de ciervos y de lobos
y al fín acabaríamos
un tanto silenciosos
después de mirar cosas
surgiendo de este pozo...

Hay cosas imborrables
que quedan en los ojos,
sonrisas silenciosas,
las tardes del otoño,
canciones de unos labios
llegando hasta los sordos,
y niños que jugaban
allí, junto al arroyo,
incluso las mañanas
ardientes en su tono,
y aquellas despedidas
del sol con su sollozo,
conjunto de momentos
pasados en un sorbo,
bebidos lentamente
que fueron como un soplo...

"...Hay cosas que se quedan
por siempre, con nosotros,
los besos, el cariño,
durmiendo en cada poro..."

Rafael Sánchez Ortega ©
12/06/18
10
2comentarios 59 lecturas versoclasico karma: 84

Carta a quien me regaló una historia bonita que contar en un bar:

Con las siguientes líneas no pretendo hacer un acto de victimización, pues ya nos hemos reclamado lo suficiente.

Con las siguientes líneas sólo pretendo hacerme entender que esta será en verdad la última vez que te escribo.

Un repaso a nuestra historia y esta será la última vez.



Una última vez para observar nuestros errores, para reconocer nuestra impaciencia y nuestros actos apresurados.

Una última vez para hacernos conscientes de lo especial que fue cada día juntos y aprender a aceptar el fin de nuestro mundo.

Regalémonos una última vez y dejemos luego todo este juego.



¿Qué buscabas ese día de enero? ¿Qué buscaba yo leyendo tus versos?

Repito estas preguntas como si tuviéramos la verdadera respuesta del propósito de nuestro encuentro

Y a todo esto, cariño ¿Te encontré o me encontraste?

Hagamos como si eso importara por un momento.



Acaso si fui esa hortensia que se cruzó en tu camino

La decisión de cortarme mis raíces

¿La tomaste tú o fui yo?

Al final el que tiene el arma es el culpable ¿No es cierto?



Anduvimos juntos y anduvimos por un camino lleno de aciertos e inciertos

Después de una sola pero larga noche de desvelo.

Anduvimos juntos sin miedo y con el mundo esperándonos con los brazos abiertos

Pero ambos por dentro nos mentíamos y si quería ser sincera, entonces sólo a mí me mentía.



Qué tontería perdernos por extrañar viejos amoríos.

Qué tontería engañarnos al negar esos sentimientos.

Si vamos a hablar de culpables, entonces señalémonos.

Apuntémonos con la extremidad de acusación y llenos de odio alejémonos.



¿Acaso no puedes odiarme? ¿Acaso no puedes regresar y quererme?

Ninguno está para rogar amor, tampoco odio

Lo que sea que sentimos ahora, sólo nos queda reprimirlo

Pues a quién le importa, si algún día todos estaremos muertos.



El tiempo que perdimos, el tiempo que no recuperaremos

Todo ese tiempo ha valido lo que llaman: toda la pena del mundo.

¿También lo sientes así? ¿O son estas mariposas las que no me dejan ver todo lo que es y no?



Acompañada de este líquido negro y rodeada de personas que me escuchan hablar sobre ti

Cosas que no entienden pero que comprenderás perfectamente.

Quiero reírme de la manera tan bonita que llegaste y de la crueldad con la que te fuiste un año después.



Y a todo esto, no me fui porque así lo quise

Sentía poco a poco que en tu corazón no había espacio para todo mi cariño

Ahora, atrévete a negármelo y decir que podía recuperar mi pequeño espacio como ave sin nido.



Sigo hablando sobre nosotros y poco a poco todos se van aburriendo

No me importa porque nadie me conoce, tampoco quiero que lo hagan, pues pocos salen ilesos.

Mi líquido negro ya ha dejado de estar frío, pues llevo sosteniéndolo tanto al igual que mis esperanzas y mis sueños.

Por cierto ¿Recuerdas que te regalé mis esperanzas? ¿Al menos recuerdas que te regalé un poco de mis sueños?



Si vamos a hablar sobre mis sueños, déjame contarte que anoche te vi en uno de ellos

Llorabas mientras yo intentaba calmar tu dolor, pues ya estabas abrigado por otros brazos.

En este mundo, la que llora soy yo y tú no estarás para una noche de consuelo.



Pero que todo esto se quede aquí, advertí que sería la última vez

Y si no cumplí las promesas que alguna vez te hice consciente o no

Al menos esta, pienso cumplirla, pues no nos merecemos un maldito recordatorio que hemos fracasado en el dichoso amor y sus enredos.



Pero también quiero permitirme dejarte un recordatorio para todo el tiempo que no nos veremos.

Un recordatorio que tal vez me agradezcas, pues te ayudará a odiarme sin esfuerzo

Donde sea que estés, este recordatorio te llegará.

A nadie más le importa, pues algún día todos estaremos muertos:



En tu lecho de muerte te acordarás de mí

En tu lecho de agonía, tu cuerpo se estremecerá con mi recuerdo

Y te irás de esta vida con el deseo de haberme odiado, aún queriéndome tanto.
10
2comentarios 70 lecturas versolibre karma: 89

El hombre del saco...

¡El hombre del saco!...
decían las voces,
de padres y madres,
de gentes mayores,
y el niño buscaba
su lecho de noche,
y un sueño, que esquivo,
contaba las doce
y así las campanas
de aquellos relojes
sonaban profundas
dejando sus sones,
y el niño, entretanto,
sentía, de golpe,
que el sueño llegaba
sin miel y sin flores...

¡Qué cuentos se oían,
qué trolas enormes!,
de aquellos instantes
de infancia y canciones,
momentos pasados
de ricos y pobres
viviendo las horas
con mil confusiones,
los hombres al campo,
los niños al cole
y adentro, en la casa,
las duras labores,
la madre que friega,
que lava y que cose,
que guisa el cocido
que luego se come...

¡Qué tiempos aquellos!
viví sin pasones,
sin celos ni envidias
buscando mi norte,
y es hoy cuando veo
un viejo horizonte,
y el hombre del saco
viniendo tan torpe
buscando a los niños
causando dolores,
y miedos eternos
en mil corazones
rompiendo sus almas
hundiendo sus torres,
y haciendo que surja,
genial, don Quijote...

"...¡El hombre del saco!...
decían las voces,
de padres y madres,
de gentes mayores,
y entonces los niños
crearon los robles
los gnomos y hadas
surgiendo del bosque..."

Rafael Sánchez Ortega ©
09/06/18
12
2comentarios 52 lecturas versoclasico karma: 92

Me Encontré

Desde mi infancia temprana
recuerdo que te buscaba
en ideas preconcebidas
que "los grandes" me contaban,
en cielos de madrugada
donde, solo con mi almohada
con los codos en la cama
y las rodillas flexionadas
susurraba unas palabras,
levantando una plegaria.

Pero fue pasando el tiempo
te busqué tras tantas puertas.
Mientras te buscaba afuera
me observabas desde dentro.

Pero fue pasando el tiempo
me cansé ya de buscarte
comencé a buscar mi centro.
Te encontré... al encontrarme.
leer más   
12
1comentarios 55 lecturas versoclasico karma: 83

Un nacimiento feliz

No ha llovido aún
la resequedad se palma en la memoria
las hojas desfallecen
cayéndose al duelo de la soledad.

Tan solo una gota
un respiro sin pausa
una esperanza de luz que destella
en el desierto de la odisea de la maldad.

¿Me darás lo que no tienes?
quiero quietud
la última palabra en el tiempo
amor resplandeciente como un milagro perdido.

Llovió
huele a tierra que se escurre inquieta
alegre con fiesta
salpicando una sed de amargura
como el último funeral del desveló más frío.

Yo
he sobrevivido a millones de días vacíos
perdono todo, menos a la muerte
¿como soltar a la vida?,es como en mis brazos tenerte.

Bella y vacía
triste nostalgia que se repite como si fuera una rima,
las estrellas nos miran muy quietas
el verso escurre escandaloso por las viejas escaleras.

Nació un riachuelo que se creía perdido
trastabilla inseguro buscando su ego
llegará al río y se hará poderoso,
fuerza descomunal que intimida al ocaso.

El río llegará a el mar
nunca he podido contar el arena blanca
que yace bajo sus eternos cauces,
la nube es huraña en su llanto sentido.

Nacerá la esperanza
descansará sobre el regazo de una fiera inmensa
se impondrá en la mirada fija de su poder,
quítame la venda de los ojos que quiero volver a ver.

Miguel Adame V.
08/06/2018.
13
6comentarios 215 lecturas versolibre karma: 116

Mi amiga del alma

Mi amiga del alma

Y corrí hasta la vereda
de aquella luna de plata
para contarle un secreto
que me tenía atormentada.

Muy paciente me escucho,
y una lágrima brotaba
de sus ojos tan profundos
que estremecieron a mi alma.

Cubriéndome con su cuerpo
nos alcanzó la alborada;
me dejó escrito en un verso
la respuesta que deseaba.

Lo guarde con mucho celo
en un lucero escarlata,
para fabricar un cuento
con suspiros y añoranzas.

Con una estrella muy bella
ilumine la portada,
con hilos de arco iris
lo coloqué en mi ventana.

Todas las noches se asoma
mi querida luna clara
con su brillo me recuerda
que soy su amiga del alma.
leer más   
15
3comentarios 95 lecturas versolibre karma: 85

Cuéntale al Viento

Desearía que tú,
habiéndote convertido en obligado testigo,
guardaras mis palabras
como una declaración de que en mí
vivió el amor sin hastío.
No estás en esta posición por mi petición
y te ruego excuses estarlo ahora
por lo que yo ansío,
pero siendo las circunstancias
las que nos pusieron en este camino,
eres el único que quisiera testificara,
si así lo quiere el destino,
que no morí de dolor ni odio
si no de ausencia vuelta ríos.

Pero a él no se lo cuentes,
¡cuéntale al viento!,
que volví a beber la alegría sin lamentos,
que volví por un tiempo a vivir la gloria,
que rejuveneció mi alma en falsa victoria.

Cuéntale que fui feliz sin merecerlo,
que me apropié de sus alas ,
tal vez, sin miramientos,
que me hice de sus sueños una esperanza
sin descubrir que la oscuridad sería mi templanza.

Entonces,
cuando hayas contado al silencio mi historia,
que quede aquel espacio de tu mente
siempre atento
para obtener una lección del sufrimiento
cuando hayas relegado esta memoria.

Me voy, más no te olvido, fiel amigo,
y jamás podré olvidarlo a él te lo confieso,
no busco además borrar la tregua
que le dio a la tristeza aquí en mi pecho.

Tregua corta o larga ya no importa
que yo no cambiaría ni un segundo.
Al contrario viviría mil veces este infierno
si me aseguran que él es feliz en este mundo.

Dile al viento,
dile que fui feliz casi en lo infinito
que de nada de lo suyo me arrepiento.
Dile que no olvidaré su paso por mi vida
porque para mí su verbo será eterno.

Dile al viento de Madrid y La Coruña,
dile al viento de León y de Galicia
que sin ser yo hija de vuestra tierra
mi alma vivirá y morirá allí sin prisa.

Pero a él no le cuentes,
¡cuéntale al viento!
Por favor, te lo pido, a él no le digas
¡Por favor, te lo pido,
dile al viento!
12
13comentarios 100 lecturas versolibre karma: 87

Nube de cristal, gota de niebla

Se me rompió la nube de cristal,
esa que salía los días de llantos grises.
Se quebró en mil pedazos,
ahora no se llorar cuando se me parte algo.

Rodeo los pedazos,
los miro y no sé si volver a pegarlos
o fabricarme una de papel y tinta.
Así igual, los días serian de lluvias sabias.
Lluvias de palabras y sentimientos
y de mucho que contar
y de mucho cuento.

Por la mejilla resbala una gota,
no sé si de llanto o de pena.
Las muecas hace tiempo
que se quedaron quietas.
En vaso de plata recojo la gotita
el calor de mis manos la calienta,
y ahora se vuelve niebla.

Se rompió la nube de cristal
y me quedé perdida
en la niebla de una gota.
20
19comentarios 119 lecturas versolibre karma: 99

Amistad

Quiero ser el delincuente disfrazado de payaso
que se robe de tus dientes una sonrisa sincera
quiero ser con quien tu cuentes para desahogar tus penas
y si te faltan más dedos yo te tenderé mi mano

Haré que te rías tanto que se te correrá el rímel
y te haré romper en llanto con lágrimas de alegría.
Cuando veas que el encanto se ha marchado de tus días,
pintaremos con las manos todo lo que te imagines.

Aunque a veces te moleste, aunque a veces no me hables
yo siempre velo por ti, intentando resguardarte.
Aunque no siempre te encuentre y la distancia nos separe
siempre encontraras en mi a quien no puede olvidarte.

Quien te envidia te fabrica cuatro vidas paralelas
sin saber que sus mentiras te resbalan por la suela.
No te importa lo que digan, que ellos piensen lo que quieran
lo importante es que tu vida la vives a tu manera.

Yo quiero ser el refugio cuando pases tus tormentas,
quiero ser el buen augurio, presagio de buena nueva.
yo quiero a ser el arrullo que duerma tus pesadillas
yo quiero ser el murmullo que en ti cause maravillas.

Y podrás contar conmigo para todas tus locuras
estaré siempre contigo en las veredas más oscuras,
para que son los amigos, sino están en la amargura,
en las penas de la vida, cuando pierde la dulzura.
Pero yo sé que tú nunca vas a abandonar tu lucha.
porque sé que bien disfrutas de un café con poca azúcar.
leer más   
8
3comentarios 70 lecturas versoclasico karma: 91

Los Amantes del Plenilunio (Jotabeí - Con @rebktd @horten67 @AljndroPoetry & @raulrib2 )

El último gemido de la tarde
se aleja de las nubes con alarde

Un cárdeno reflejo se dibuja
y el índigo villano que lo empuja
observa con su luna de burbuja
al par de enamorados al que embruja

La noche y su secreto de alma clara
oculta un resplandor que se declara

detrás de una cortina que resguarde
el beso en un silencio que no cruja
tentando al vendaval que los separa


Cauce eterno del inmenso horizonte,
que acuna al tenue sol en su desmonte,

divisa a los amantes a lo lejos,
matizando su nimbo de bermejos,
coloridos rubores y reflejos,
que hacen a los ojos brillar perplejos.

El astro ardiente yace en el ocaso,
sueña con las musas en el parnaso,
allá donde residen, en su monte,
y del amor empiezan los cortejos,
desnudo cada amante al cielo raso.


Dulzura en la mirada del amante
dulzura de caricia desbordante.

Ternura en los dos cuerpos enlazados,
pasión en los besos siempre soñados,
furtivos en una noche encontrados,
momento de pasión, seres amados.

Testigo mudo del trance la luna
que con su brillo les arropa y acuna.

Contado el escaso tiempo restante
para seguir con cariños buscados,
gozar de lo que tienen por fortuna.


Es la luna un lunar en las estrellas
y su doncella es la más bella entre ellas

va besándola con sus tiernos besos
contemplándola en dulces embelesos
y le planta dos o tres besos de esos
la recorre con sus dedos traviesos

la abraza y sostiene en sus fuertes brazos
noche clara, se enredan en sus lazos

los luceros alumbrando sus huellas
se acarician los amantes confesos
la hierba es lienzo; sus cuerpos, sus trazos.


En el jardín de ensueño se han amado
De rosales su encuentro perfumado

Enlazando su piel en el latido
Y la luna en hechizo ya cumplido
Se retira del acto que es prohibido
con el sol, la razón ha amanecido

La promesa en la piel es impregnada
Y en jardín ya su miel es derramada

Se despiden en beso apasionado
Suplicando universo compartido
Implorando a su luna enamorada…


La aurora ha transmutado con fulgores
la faz en que conciben sus amores.

Producto de un siniestro encantamiento
su amado es desterrado al firmamento
lo mira en las estrellas con tormento
exilio que sin ella es sufrimiento

Y sólo el plenilunio lo regresa
Se aferra el corazón a la promesa.

-Te ruego, mi adorada, ¡No me llores!-
-¿Y cómo enmudecer al sentimiento?-
Pronuncia en sus sollozos, y lo besa.


Distancia que a sus fuerzas las agota
espacio que a sus deseos derrota.

Amarse con los ojos sin mirarse
soñarse en las estrellas sin tocarse
sentirse con la piel sin abrazarse,
besar en pensamiento sin rozarse.

Buscando sobre las nubes su faz,
sintiendo su presencia tan tenaz.

El dolor en sus rostros se denota,
el sabor en sus labios sin besarse,
no se olvidan del amor contumaz.


Mefistófeles calma a la doncella,
susurrando mentira blanca y bella,

a tu amado te puedo devolver,
a sus brazos, sus besos y querer,
con un pacto sellado con poder,
con tus ojos tan dulces lo has de ver.

La doncella con gusto su alma entrega,
un cometa nocturno se asosiega,

y en la noche, destella aquella estrella,
un cometa la besa por doquier,
y la dicha le llena, le sosiega.


El conjuro es el fin de aquel tormento,
la pasión el principio al sentimiento,

esas lágrimas plenas de pureza,
las de aquellos que anhelan la belleza
de su amante, patrón de sutileza,
el feliz colofón de la tristeza.

Él, gozoso regresa, espera ufana
ella, cual luz solar a la mañana.

Y es la brisa de un suspiro el aliento,
que mantiene el amor con más firmeza,
acercándolo presto hacia el nirvana.


Transparente y volando ya el latido
Penetrante e incesante ya ha vencido

Es su unión plenilunio reflejado
en destino de cielo plateado
El sentir de sus almas ha cruzado
dimensión de un destello inexplorado

Es la paz y la calma del amor
Susurrando gemidos y clamor

Es vibrar en un mundo inadvertido
que en dorado los hilos ha enhebrado
deshaciendo prejuicios y pavor


Y si un día divisas en el cielo
resplandor de deseo y terciopelo

Ya sabrás que avistaste a los amantes
que recorren con besos desbordantes
universos, planetas tan distantes,
sus fulgores palpitan deslumbrantes.

Los luceros amándose en lo eterno
y su luna rebosa por lo tierno

y lo grácil del trazo de su vuelo.
Les regala sus visos tan brillantes,
a su amor, plenilunio sempiterno.





@rebktd
@horten67
@AljndroPoetry
@raulrib2
& @DeeDee

Jotabeí
leer más   
25
65comentarios 310 lecturas versoclasico karma: 116

Jazz, muerte, tiempo

Uno, dos, tres, cuatro, silencio de tres tiempos, une, deux, trois, quatre, redóblate de tambores, Charlie Parker en el saxofón, one, two, three, four, sonó el trombón, Ella Fitzgerald deleita con su voz, empieza a contar, uno, dos, tres, cuatro, dos corcheas seguidas, cuatro tiempos, yo en la batería, une, deux, trois, quatre, Charlie Parker yace muerto en medio del salón, el saxofón llora su muerte, one, two, three, four, Armstrong consuela a Ella cantándole al oído, suena de fondo Chopin, traspasando la frontera del tiempo, Mozart desde su asiento se dedica a llorar, Vivaldi siente las cuatro estaciones y Beethoven toca "For Elise".
leer más   
10
3comentarios 67 lecturas prosapoetica karma: 105

Cinco botellas de vino

otro viernes del tiempo que se va descontando
para contar mi relato
a quienes me acompañen
en la mesas de este bart
y asi te perderé por cada vez que lo repita

comienzo con cinco botellas
porque son los años
que te ame sin precaución
perdiendo con ella mi pasión al amar

el vino tu favorito
lo escojo para llegar a rechazarlo
como rechazamos la vida juntos
y con el desvanecer mis recuerdos por ti


otro viernes mas
de estos miles que faltan
leer más   
8
2comentarios 73 lecturas versolibre karma: 82

ƔЄƦƧƠƧ ƊЄ ԼƲƝƛ

En su soledad,
la Luna sentía la falta
de un corazón que muriese
por cualquiera de sus caras,
la falta de una compañía
que le diese la mano
cuando el insomnio la invadía
tras cada oración.

Entonces el bosque habló
señalándola con cada hoja,
soy tu fiel compañía,
conviertes mi savia en néctar,
mis enredaderas te abrazan,
tu presencia ahoga mi pecho.

Un aullido a su luz
le recuerda que el lobo
la persigue en cada rayo,
que llora por no poder alcanzarla,
que la soledad es lo que une
su cara y la cruz de su pelaje gris
ante la tristeza por no alcanzarla.

El mar, embravecido,
hecho espuma,
le contaba como
su alma se agitaba por su ausencia,
se calmaba muriendo en orillas
cada vez que ella se reflejaba en las olas.


мαѕ ℓα ℓυиα ѕєитíα fяíσ
иσ нαвíα мαитσ, иι тαςтσ….

Arqueó su luz ante un murmullo
que le susurró a sus sentidos,
eres la musa de mis versos
en Luna llena,
eres mi amante en la oscuridad
de Luna nueva,
cada amanecer muero contigo,
cada ángelus nazco contigo….

La luna se estremeció
ante la profundidad de aquella voz,
sintió una túnica que la rodeaba,

¿Quién eres?

............. soy la noche


คɱéՈ
leer más   
14
17comentarios 151 lecturas versolibre karma: 96

Seductor nocturno

Se fueron los años mozos
Tan divinos tan maravillosos
Tan impulsivos tan latentes
Y llenos de vida que pensaría
Que nunca iban a acabar
Tanta energía derrochado a placer
palabras escogidas cada vez
Animal nocturno cada anochecer
Animal dócil al amanecer
Vivencias recuerdos solo quedan
Inigualables momentos a placer
Comiéndome el mundo a cada hora
Ingenio la vida se me fue
Callado y solo con los recuerdos
acompañando con una taza de café
cerrando los ojos otra vez
Para revivir recuerdos del ayer
Un sin fin de placeres
Que no conté
Perdí la cuenta no se cuando fue
Llegar a este momento
Que no espere
Seductor nocturno
Vive otra vez
No te mueras aún
Hay mucho que ofrecer
Autor Oliver ap
leer más   
5
2comentarios 40 lecturas prosapoetica karma: 68

Gratos recuerdos

Que gratos esos días en que solíamos vernos a diario y contar cómo nos fue durante el día , disfrutabamos cada momento juntos como si fuese el último de nuestros días , yo era felíz aún sin darme cuenta y creo que tú también lo eras
Todo acabó el día en que hubo un malentendido que realmente me dolió mucho y no pude soportarlo que me exalte , me distancia de ti ,no quise oírte, no quise ni verte... Y todo porqué ? El puto orgullo que siempre lo friega todo , tu tratabas de explicarme cómo fueron las cosas pero fui necia y no te escuché... y ahora que me doy cuenta que fuí una boba, voy hacía ti y me doy cuenta que ya me olvidaste... Se me llenan los ojos de lágrimas al verte sonreír con ella cuando lo podrías hacer conmigo , agachó la mirada y me voy.
leer más   
4
sin comentarios 37 lecturas relato karma: 50

Historia de Amor

Agustin Espinoza Narvaez
Ayer a las 15:38 ·
+++ HISTORIA DE AMOR +++

No sé como contar esta historia --pero debo hacerlo --
Ella esta ahí en esa tumba cada día y cuando la ví llorar--
Me acerque y al preguntar me conto lo que les voy a Narrar-----

Te vas …lo sé y si me quedo …para qué--Vete,sí pero….
Llevame contigo …como amante --como amigo
Que más da ….Que no ves ???
La tristeza se asoma a mi faz..denotando mi horrendo sufrir--
Porque Tú ya no quieres seguir..porque Yo ya ni sé donde estas --

¡VETE! No prolongues la agonía Vete si tienes Valor --
Usa de alfombra mi Amor lo resisto todavía --
Sólo me duele saber ,que todo fue una mentira --
Mentira tus besos locos .. Mentira tus arrebatos --
Mentira la entrega aquella..Sé bíen que eres …Quimera --
Que Toda Tú eres mentira -------

Pero …porqué lloras , porque me ves de esa forma ???
Tu Amor que antes lo Bendije --que se lo lleve el Infierno --
Ahora con todas mis fuerzas Lo Maldigo ..lo Maldigo….lo Maldigo --

Ella ….esa niña Dulce y Bella …Dío la vuelta silenciosamente --
La vista fija en el piso ..algo salia de sus ojos ..que iba mojando sus pasos --
Sus manos , sus manos acariciaban mi foto, esa que siempre llevaba --
En la bolsa de su abrigo ..y..y pongo a Dios por testigo --
Que quise correr tras ella ..pedirle que no se fuera --
Se convirtio en mi delirio…..
Todavía antes de salir …ya en el umbral de la puerta --
Me vío con sus lindos ojos y yo me sentí Morir -----

Amigos …… o…. quienes sean que esten leyendo esta historía --
Ya la puerta se cerró ..sus pasos ya se oyen lejos ---
Ahora Sí ……me he quedado solo ..como se quedan los viejos --
que ya lo han perdido Todo !!

Me puse frente al espejo y contemple horrorizado --
El piltrafo que a quedado ,despues que ella semarchó
sin saber cómo o porqué ..busqué entre todas mis cosas --
Saque la vieja pistola ..y ..sin que me temblara el pulso ---
Pusé el cañon en mi frente ..

Todo se puso borroso..un vaho de lagrimas , enturbio la Luz del Día --
………fúi poniendo tenso el dedo ..que se aferró en el gatillo ---
Lo último que escuché .. Antes de caer al Suelo --fue un sonido Aterrador --
Luego ……luego la Paz delos Muertos …

(regreso a su relato )
Ella , al oir el disparo.. comprendío que había pasado
Llego corriendo al cuartito …….más todo había terminado
Comprendío en ese momento ..como Aman los poetas
Y la envolvío unn Sentimiento ..de ternura y de respeto --

Tomó con delicadeza al que fúe su gran Amor --
Y le besó dulcemente como se besa a una Flor --
---------------------AQUÍ termina esta historia --
La historia de un Gran Amor …perdonenme si al contarla --
Les he causado dolor ……solo queda por decir ----
Como quedo flotando en el Aire .. Su Nombre y una Oracíon ---

y…..y..mil Besos y el sentimiento que como hojas en Otoño -----
Van cayendo lentamente ….y ----
,…………Y NUNCA TOCAN EL SUELO !!

…….. .. …Virgo!!
leer más   
9
4comentarios 78 lecturas relato karma: 97
« anterior1234531