Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 65, tiempo total: 0.047 segundos rss2

Me falta algo (a Allison)

Seguro que sos vos, seguro.
Mi corazón late a diario
mi cuerpo sana rápido
y mi alma construyó un muro
para evitar el llanto...

Mi mente, si no te ve, alucina
recuerdo tus besos y abrazos
cuando barajábamos los ocasos
sentados bajo la encina.

¿Quién te susurrará al oído,
mil versos de amor, seguidos?
¿Quién estrujará tu corazón
para arrancarle otro latido?

Un lustro ya ha pasado
desde que te has ido.
Sé que todo es en vano,
que no regresarás, cariño.

Un error fatal, semidormido
conduciendo nuestro rodado
por la carretera, descuidado,
me llevó al filo del abismo.

¿Por qué, amor, sobreviví yo,
y tú tan pronto te has ido?
Te juro que a diario he bebido
desde aquél fatídico domingo.

En alcohol he empapado,
mis penas y el delirio,
-no creas que soy cínico-,
y mi llanto he trocado
por relatos, algo líricos.

En la poesía me refugio,
y a menudo te extraño tanto
que si no fuera por el vino
buscaría un artilugio
para reunirme contigo...
leer más   
8
8comentarios 69 lecturas versolibre karma: 103

Alfabeto (a más de una)

¿Qué es el tiempo, amor
cuando uno no sabe leerlo?
Yo te enseñé los números
apenas aprendiste a trazarlos.

Yo te enseñé las horas,
para que presta supieras si
estarías a las ocho junto a mi,
o a la una estarías sola.

¿Qué sería la poesía,
si uno no entiende los versos?
Yo te compuse estos
aunque no llegues a leerlos.

¿Qué sería la política,
si nunca leyeras los panfletos?
Yo te inculqué un partido:
el de los poetas muertos.

¿Qué murmuras al otoño,
cuando aún no ha llegado el invierno?
Yo puse en tus manos la semilla,
para que plantaras en mi huerto.

¿Qué fue de mi cariño,
si nunca supiste entenderlo?
Yo siempre te lo brindé,
surgió casi sin esfuerzo.

¿Qué sientes en tu pecho ahora,
que estoy a tu lado, yerto?
Tal vez tú sientas frío,
aunque de besos te haya cubierto.

Nada de esto es un reproche
pues el sentimiento más profundo
mientras estuve en este mundo
fue quererte días y noches...
leer más   
9
2comentarios 41 lecturas versolibre karma: 102

Adagio

El trino de tu canto
cual un adagio de Albinoni
emitía compases y sones
que me llevaban al llanto.

Eras una estrella fugaz
y yo mordí el anzuelo
cuando prometías el cielo
con tu encanto falaz.

¿Qué te hice yo, amor mío
para caer en este abismo
si para mi fuiste un istmo
donde varé tras el naufragio?

Tus palabras frías y mordaces
fluyen hacia mi como un aluvión
y rompen mi marchito corazón
aunque luego hagamos las paces.

Las notas que surgen del piano,
mientras acaricias el marfil
parecen ser el único elixir
que acaba con este dolor insano.

¡Con tus ardides me engatusaste!
Déjame ya remontar el vuelo
que mi pena no tiene consuelo
por mucho que me abraces.
leer más   
9
9comentarios 84 lecturas versolibre karma: 95

Canción de amor y muerte

Se arrastra hacia la sombrilla
una ola juguetona,
amorosa,
con mucha sed de la orilla,
elegante y peleona,
temblorosa.

Detrás de aquel ser sereno,
una ola que gigante
se abalanza.
Al tiempo tierno de un trueno
hacia atrás la de delante
dulce danza.

No hay ninguna escapatoria:
ola grande con la enana
juega cruel.
¿Es trampa o pura amatoria
en la mañana temprana,
muerte o miel?

Podría ser un final,
el inminente fracaso
de la huida.
También puede no ser tal:
ser inicio lujurioso,
unión, vida.
2
sin comentarios 20 lecturas versoclasico karma: 12

Tardío

Estaba solo, un domingo
sin tus besos ni tus brazos
alrededor de mi cuello
como siempre, a las cinco.

Busqué en vano tus rizos,
sobre la almohada, cariño.
Noté que el reloj, Casio
se había parado, amor mío.

Corrí buscándote,
desesperado, vacío.
Por fin te hallé,
cerca, en el piso.

Estabas en el baño, inerte
!fría como el hielo, mi vida!
Entonces, de repente, desperté
y terminó, por fin, mi pesadilla.
leer más   
12
4comentarios 81 lecturas versolibre karma: 87

Cuando te vas (a Vanessa)

Nada es igual
cuando te vas
el vacío visual
la pena mortal.


Mi alma se hiela
se derrite mi paz
mis años aumentan
envejece mi faz.

Mi corazón se detiene
si no sé dónde estás
¿será que me conviene
la diferencia de edad?

Yo no soy Charles Chaplin
ni tú Oona O'Neill
más pareces Dion, Celine
y yo René Angelil...


El tiempo es cruel
y la vejez me alcanza
me hiere cual lanza
manejada por Catriel.

Mi pelo ya color ceniza,
tus ojos color turquesa,
tus labios besan de prisa
como si no me quisieras.

Mas sé que en tu interior
me quieres con razón
aunque yo sea mayor
me he ganado tu corazón.
leer más   
11
sin comentarios 65 lecturas versolibre karma: 98

Ayuda

¡Demonios del averno!
acudan en mi ayuda,
¡ángeles y siervos!
me matan los nervios,
y aunque no viva de lujuria,
tampoco soporto esta penuria.

Verte causa en mi locura
al igual que la causa el que no estés
y si tengo que maldecir lo hago
y si tengo que morir también.

Recuerda que nada me ata
solo tu falta me enluta
y aunque tenga que beber cicuta
si debo, viuda te dejaré.

¡Duendes, elfos y gnomos!
vengan a mi.

Mira yo quién para pedir ayuda
que me basta con que estés
en la cabecera o a los pies
en la cama semidesnuda
para erizarme sin ninguna duda
o para beber de tu miel.

No lo dilates, por favor
que los labios me escuecen.
Deja en mi ese sabor
que mi sed por ti crece,
cuando callas y obedeces
y me haces el amor.
leer más   
10
4comentarios 66 lecturas versolibre karma: 90

Cuando cae la tarde

Cuando cae la tarde
mi cuerpo te añora
mi sangre hierve
mis labios te buscan
y mi cuerpo arde.

Cuando cae la tarde
mis ojos te lloran y
mis sueños imploran
que mi recuerdo guardes.

Cuando cae la tarde
comienza el aquelarre,
las luces titilan
y mi corazón palpita
pidiendo que lo amarre.

Cuando cae la tarde,
mi cuerpo tiembla
mi corazón ya no late
mi mente está en tinieblas
parezco un orate.

Cuando cae la tarde,
si no regresas a las siete
cometo cualquier dislate.
¿Será que no lo sientes?,
!Me vuelvo loco de remate!

Cuando cae la tarde
y tú llegas a casa,
ya puedo hacer alarde
de que nada de eso pasará.
¡Dios me libre y guarde!
leer más   
17
13comentarios 85 lecturas versolibre karma: 120

Similitud (a Paola)

Busco en sus ojos los tuyos
y en sus brazos tu cariño,
en el néctar de sus labios
tus besos apasionados,
si en verdad los hubo...

En su lecho mi orgullo
sabe ahogar el llanto;
cuando la amo te siento
a mi lado, disfrutando.

No importa que no estés
pues algo tuyo quedó,
lo nuestro fue infinito
aunque tu amor se marchitó.

Cuando sonríe, ardiente,
su boca es la simiente
de recuerdos latentes,
que no se borran de mi mente.

¿Qué error cometí para perderte,
si lo nuestro cual acero
nos cobijaba del aguacero
y enloquecía cual aguardiente?

Sus mejillas a mi tacto
rememoran nuestros lazos
y hoy, cabizbajo,
pacto por lo bajo,
correr de nuevo a tus brazos
si volvieras a mi lado...
leer más   
12
4comentarios 55 lecturas versolibre karma: 114

Traición (a Paola)

Traición, pena y olvido
es lo que me ha quedado
desde aquel día fatídico
en que por otro me has cambiado.

Rumio mi destino
como el asno el heno
maldigo como el burro,
pero no llego al cielo.

Mas gracias a tu desamor
dueño soy del amor mío.
Encontrar quién lo merezca
será, tal vez, mi sino.

Tal vez sea pronto,
tal vez tenga frío
cuando llegue el invierno
y mi corazón, ¡mal hado!
esté vacío.
leer más   
12
5comentarios 97 lecturas versolibre karma: 85

Sé que te irás con él (a Vanessa)

Aún no lo conoces
mas tu dueño será también
me dejarás por un joven
que te erice la piel,
que te quiera, no sé,
tanto como te quise yo,
alguna vez.

Que se funda con tu cuerpo,
como lo hicimos nosotros,
no una vez, sino cien,
que te sirva el desayuno en la cama
como yo suelo hacer.

Que te cuide cuando estés enferma
y a tu hijo, que ya no es un bebé,
le muestre el mundo,
y que lo ponga a tus pies,
que descubra el universo
cuando le sonrías tú a él.

Pero como no todo es color de rosa en esta vida
ni todo lo que reluce es oro, ya ves,
y seguramente oigas que escoba nueva barre bien,
si a pesar de todo, vuelves a mi otra vez
yo estaré aquí esperando, porque yo sé,
que a diferencia de él, yo siempre te amaré...
leer más   
14
6comentarios 78 lecturas versolibre karma: 92

Añoranzas

¿De qué sirve todo el oro
si cuando no estás me pierdo?
¿De qué sirve tu recuerdo
si no te tengo y te añoro?

Esta agonía que me mata,
cual soldado en la batalla
me lastima cuando se agazapa
y atraviesa todas mis mallas.

Busco en vano tu figura
mas no encuentro tu calor
cual nave en la mar oscura
buscando la luz del farol.

De tus besos y abrazos,
necesito ser el lazo
no sea que cual perro
termine víctima del encierro.

Llámame, escríbeme,
siséame al oído,
golpea mi puerta,
que aunque sufra un vahìdo
no piense que estàs muerta
ni crea que he caido
en lo màs hondo de tu olvido...
leer más   
14
4comentarios 63 lecturas versolibre karma: 103

A quién amar

No se ama a cualquiera,
se ama a quien lo merezca,
y cuando lo necesites te defienda
como si fuera una fiera.

No se ama a cualquiera,
por más que se te ofrezca,
se ama a quien te quiera
en las malas y en las buenas.

No se ama a cualquiera,
se quiere con fuerza
por más que el destino se tuerza,
ningún amor real se quiebra.

No se ama a cualquiera,
por más que se pretenda
no hay alegrías ni prebendas
que un amor real echen por tierra.

Si he de amar con pasión
nunca haré caso a la razón,
lo haré sin prestar atención
mas que a lo que dicte mi corazón.
leer más   
11
4comentarios 71 lecturas versolibre karma: 100

Examen (a Sophie)

Naciste un martes, de frío,
aunque el calor de tu ser
cambió mi vida, cariño.
Comenzaste a crecer,
cual pimpollo, a mi abrigo
mil cuidados, mil milímetros.

Siete años han pasado,
siete años, tuyos y míos,
tu infancia, tu principio
para mi el comienzo
de saber que soy padre
para siempre, ¡qué lindo!

Hoy tengo un examen,
Matemática 'A' práctico,
quinto científico.
Tal vez lo salve, tal vez...
tal vez lo dé de nuevo,
cuando sea febrero, amor mío.

Pero lo importante no es eso,
lo que importa es el alivio
que me dieron estos años
de tus besos, tus bríos,
preguntas por doquier
y respuestas que no hallo en libros.
leer más   
9
4comentarios 71 lecturas versolibre karma: 89

Tuyo y mio

¿Qué fue de lo nuestro?
¿Acaso el destino,
con su largo brazo,
nos trajo el ocaso?

Años de querer,
años de unión,
momentos felices,
llenos de pasión.

Noches eternas,
días amargos sin vos,
horas negras,
al decirnos adiós.

¿Habrá sido el hastío,
que acabó con tu amor y el mío?
¿Tal vez aquellos sueños
de que el tiempo se hizo dueño?


¿Cómo llegaron a mi vida
luego de una década
penas desmedidas,
alegrías sesgadas?

Es ahora, cuando sufro
cuando no te tengo,
cuando el viento sopla
y tu calor no siento.

Tiene frío mi alma,
tal vez sea por eso
que sudo al alba
y tiemblo cual llama,
mas tu regreso espero
quizá, para mañana.
leer más   
12
2comentarios 75 lecturas versolibre karma: 90

Canción de cuna

Arrullarte yo quiero
sin miedo al olvido
velar por tu sueño
tenerte conmigo.

Despertar de mañana
sintiéndome tuyo
vibrar con mi hazaña:
haber sido tu arrullo.

Duermes cual luna,
serena, inalcanzable,
te ruego me dejes,
siquiera, tocarte.

Pero no, no despiertes,
no todavía, por favor,
deja que termine esta,
tu canción de cuna, amor!
leer más   
10
4comentarios 52 lecturas versolibre karma: 83

Candor (a Allison)

Un sábado frío como ninguno,
tu cuerpo helado, sin cariño.
los pies pequeños, sin abrigo,
delgada, pálida y en ayuno.

Tus ojos grandes, como el mundo,
-buscando comprensión y caricias,
eso que, cuando llega, envicia-
y en tu garganta, un nudo.

Hablabas sin ton ni son,
buscabas ganarte mi atención
fue ahí donde perdí la razón,
ya solo tengo ojos para vos.

Cena mediante te apaciguaste,
buscaste cobijo en mi lecho,
roncaba sin pausa tu pecho,
mi gran desatino fue abrazarte.

Fue ahí cuando te desahogaste
contándome toda tu desdicha,
que la lepra en tu piel anida
como otrora en las malaterías.

Desde entonces vienes a verme
tu corazón y alma me abres,
tus vicisitudes me narras,
mas no me permites acercarme.

Como a las Pléyades te miro,
y mi deseo muere en un suspiro,
y lloro, desconsoladamente a veces,
porque tú, tú no me perteneces...
leer más   
5
4comentarios 45 lecturas versolibre karma: 79

Copla de viento y llanto

Con viento que me mece, que acuna mis desvelos,
que canta mis suspiros, que arrulla mis quejidos.
con aire que me limpia, que aclara mis sentidos,
que cubre mi mañana, de soles y de cielos

Con llantos que recorren, que mojan mis pasiones,
que bajan con torrente, que arrastra mi dolor.
Con penas que se quiebran, que rompen el color,
que bañan mis temores, que cantan mis acciones.






Hortensia Márquez

ABBA CDDC - versos alejandrinos.


Imagen sacada de Internet
15
20comentarios 126 lecturas versoclasico karma: 94

La vida de este juglar

Sería un ego daltónico
Si no quisiera admitir
que el color de mi vivir
teñiste de modo armónico.
Me he quedado catatónico
pues no he podido encontrar
alguien que pueda pintar
con el arte que lo hiciste
con tu encanto embelleciste
la vida de este juglar.

Ganaron también mis coplas
porque encontraron su musa
bloqueos no son excusa;
la inspiración surge y sopla
mi mente se desacopla
componiendo va a volar
cuando empiezo a recordar,
aunque se asome una pena,
tú pintaste e hiciste plena
la vida de este juglar.
leer más   
11
10comentarios 109 lecturas versoclasico karma: 102

El gitanillo y la luna

Cuando la noche se enciende
ella sube a su atalaya
y se acurruca en las nubes
que la llevan en sus alas,
acaricia las mareas
y se las lleva en volandas
pintando en el horizonte
oscuras olas rizadas.

Enamora a los luceros
pues coqueta se acicala,
mira sus hermosos ojos
reflejados en el agua,
atusa su pelo negro
con blancos dedos de nácar
y se muestra presumida
como si fuera una alhaja.

Tiene un secreto la luna
por eso sueña sin trabas,
quiere ser de carne y hueso
porque vive enamorada
de un valiente gitanillo
que la observa mientras canta
tristes coplas que le salen
del hondón de sus entrañas.

El gitano en sus canciones
le pide que no se vaya
y que se baje del cielo
para enredarse en su cama,
porque no vive sin ella
y se muere de las ganas
de fundir su piel canela
a su superficie blanca.

¡Ay luna!, mi dulce luna,
¡Ay luna!, lunita clara,
tus ojos grises me tienen
arremolinado el alma...
Solo quisiera tenerte
a mi lado cara a cara
y susurrarte al oído
que te quiero más que a nada.

La luna ruega en silencio
e implora por ser humana,
maldiciendo su destino,
llorando desesperada.
Las estrellas conmovidas
acuden a consolarla
y titilando a su lado,
le secan todas sus lágrimas.

¡Ay gitano descarado!,
¿Por qué robaste mi calma?,
deja al menos que refleje
mis rayos sobre tu espalda,
si no dejas de mirarme
me posaré en tus pestañas
y teñiré con mis rayos
tu melena alborotada.

El gitano apasionado
nunca deja de besarla,
provocando que la luna
brille de color naranja.
Él confiesa entre suspiros
que la seguirá hasta el alba
y ella tímida recorre
los cielos ruborizada.
leer más   
13
10comentarios 83 lecturas versoclasico karma: 99
« anterior1234