Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 63, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Corazón Cannábico

Es como si te incendiaras
en la pasión que despiertas
en las gatas alzadas.

Mi corazón es de metal envuelto en llamas;
no puede contra una orgía de mininas
satánicas vaginas que sangran infectas.

La distancia que alargas,
como un oscuro reggae downtempo,
suenas.

Mi corazón es de metal,
es fe, es courage y jungla.
Lo camuflan verdes llamaradas
cannábicas.
No puede contra la sangre de tus cortesanas;
les gustas porque les pagas.

Te gusta,
te sientes Baphomet.

Soy Madreselva, rastafari,
Cannabis; soy Cuarteto y conga.
Soy Kamasutra, Shakti,
Salambó, Yoruba-Pomba.
Soy rituales del bajo Alberdi,
la sangre fluye por mis venas
como vino sin soda.

Son trolas,
fuman Benson & Hedges,
bailan Avicci en los muelles
y con tu copa estrujan sus conchas.-
leer más   
9
5comentarios 65 lecturas versolibre karma: 120

Soneto a Los Equinos

Antes de que empiecen a leer este soneto, quiero explicarles la dificultad que entraña. Esta composición se denomina "Soneto Retrógrado". Este tipo de soneto endecasílabo de rima consonante, es posible leerse y tener una lógica, tanto como si lees el verso al derecho, como para atrás, con la particularidad de que las primeras palabras de los versos de cada cuarteto y terceto riman ABBA, ABBA, CDC,DCD; y la última palabra de cada verso riman también ABBA, ABBA, CDC, DCD, de modo que leyéndolo en ambos sentidos forma un soneto. Es una composición como decía muy difícil de elaborar, pues tiene que tener sentido y rimar, tanto como si lo lees al derecho, como si lo lees hacia atrás. Sin más preámbulos lean el siguiente:

SONETO A LOS EQUINOS

Largos caminos recorren caballos
espinos clavan veredas sinuosas,
equinos de espuelas quedan tortuosas
amargos tildan obscenos serrallos.

Embargos quedaron caros vasallos
anodinos dolores, raras cosas
divinos caballos, razas preciosas
carilargos quedan libres grigallos.

Espinosas montañas corren libres
descalzas patas y fortalecidas,
angustiosas caminatas calibres.

Ensalzas dones, yeguas bendecidas
orgullosas manadas equilibres,
sobrealzas montas agradecidas.


Alfonso J Paredes
Todos los derechos reservados
S.C./Copyright
Imagen recopilada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
20
6comentarios 99 lecturas versoclasico karma: 106

La Hora Inmarcesible

Los árboles rasgaban la bóveda celestial, que se tornaba torva en una gama acromática y, conllevando el desosegado final, las ramas sin broza se explayaban, perdidas entre la bruma. Los aromas cetrinos, retornaban al ayer, y, proveían la falsa ilusión, de una pizca de redención. ¡Oh!, tan deseada era, tan escasa se repartía y, para su desgracia, su servidor la repartía. La niebla se espesaba, en un denso ensueño, fruto de la inventiva erudita de un náufrago. Silencio; pasivo silencio que moraba por el viento, con vacuos susurros que amedrentaban a los olvidados. Y ahí hallábase un ilustre cuarteto, con sus semblantes pardillos y mentes virginales; el primero, en edad ya de merecer, de faz ensanchada y tez nívea, con la imaginación desatada, agraviándose a cada suspiro. Le precedía la perfecta e inmaculada fémina, joven por condición, bella; ¡bella y pura!, entre sus famélicos brazos embalaba a una creatura sollozante, con amores mondos e inocencia efímera. Ni resentimiento fracturado y corazón sin pisca de violencia. Falto de humanidad. A la zaga, andando con culebreo ofidio; se hallaba el menor. De mirada soñadora, porte rechoncho; simbolizando en una gala inefable, lo que es la bonhomía. Y así, ante mis sacrílegos ojos deambulaban, el cuarteto pardillo que danzaba entre jolgorios rasposos, por yermos sin nombres y con poca redada, caminaban con recelo, bajo unos designios piadosos.
Algunos me llaman elucubrador, otros, con un hilo de odio en el silbido, maquiavélico; y unos pocos, escasos de sazón, me recitan: creador, engendrado e inmarcesible.




"Contemos historias con el corazón, con poesía"
leer más   
3
2comentarios 25 lecturas relato karma: 23

Sobre las hojas extendiadas en Colaboración con @Alfjparescritor

A.B.A.
Rétame a versar y verso.
Tomando tus metáforas como ejemplo,
olvidándome de mi propio alfabeto,
enredada en tus grafemas de rasgos perfectos.

Rétame a poetizar y rimando llego,
entre consonancias de cantos de tus versos
bailando coplas de ritmo placentero.
Tomando tu puño de celestial soneto.

A.J.P.
Mirando por la niña de tus ojos
veo que me retas, pues yo te reto.

Placer sublime invade mi corazón
cuando por pasión describo mi alto ego,
juego porque no juego y en juegos inmerso
me veo por complacer tu invitación
y solo en mi habitación, me paralizo y me quedo quieto,
pues si es de tu gusto por escribir
te escribo si quieres un soneto.

Para ello es imprescindible contar
no solo las sílabas de los verso,
sino con tu complicidad al contestar
cuartetos y tercetos.

Y si algún estrambote se te ocurre
a tí te lo dejo y me quedo quieto,
y aquí viene el soneto:

A.B.A.
Sobre la hoja extendida, tinta azul se deslizan,
la que nace en tu pluma despierta mi sonrisa.
Serena al mar de bruma, con la espuma se irisa,
leo el papel pantalla túnica que angelizan.

A.J.P.
De bellos colores es la pluma que utilizan
y bellas las flores que jardinero frisa,
contémplando todo su esplendor más sin prisa
se recrea en versos que juglares poetizan.

A.B.A.
Son tus letras mi alimento, tus estrofas certezas
que reviven la niña que entre poemas juega.
Avivas esperanza, vociferas grandezas.

A.J.P.
Por mi aliento amasas el pan que con sudor brega
tus versos salen de tintas sabor a cerezas
que por bregar la masa, cocido el verso abniega.

Estrambote de A.B.A.
Te reté a versar y lo hemos hecho
desde el corazón y con la sangre hecha versos,
más sin darnos cuenta el placer invadió éste reto.

Todos los derechos de los autrores reservados
Amalia Beatriz Arzac y Alfonso J Paredes
Imagen tomada de internet cuya fuente es : www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
leer más   
8
10comentarios 109 lecturas colaboracion karma: 96

Sobre las hojas extendidas en Colaboración con @Amalia_Beatriz_Arzac

A.B.A.
Rétame a versar y verso.
Tomando tus metáforas como ejemplo,
olvidándome de mi propio alfabeto,
enredada en tus grafemas de rasgos perfectos.

Rétame a poetizar y rimando llego,
entre consonancias de cantos de tus versos
bailando coplas de ritmo placentero.
Tomando tu puño de celestial soneto.

A.J.P.
Mirando por la niña de tus ojos
veo que me retas, pues yo te reto.

Placer sublime invade mi corazón
cuando por pasión describo mi alto ego,
juego porque no juego y en juegos inmerso
me veo por complacer tu invitación
y solo en mi habitación, me paralizo y me quedo quieto,
pues si es de tu gusto por escribir
te escribo si quieres un soneto.

Para ello es imprescindible contar
no solo las sílabas de los verso,
sino con tu complicidad al contestar
cuartetos y tercetos.

Y si algún estrambote se te ocurre
a tí te lo dejo y me quedo quieto,
y aquí viene el soneto:

A.B.A.
Sobre la hoja extendida, tinta azul se deslizan,
la que nace en tu pluma despierta mi sonrisa.
Serena al mar de bruma, con la espuma se irisa,
leo el papel pantalla túnica que angelizan.

A.J.P.
De bellos colores es la pluma que utilizan
y bellas las flores que jardinero frisa,
contémplando todo su esplendor más sin prisa
se recrea en versos que juglares poetizan.

A.B.A.
Son tus letras mi alimento, tus estrofas certezas
que reviven la niña que entre poemas juega.
Avivas esperanza, vociferas grandezas.

A.J.P.
Por mi aliento amasas el pan que con sudor brega
tus versos salen de tintas sabor a cerezas
que por bregar la masa, cocido el verso abniega.

Estrambote de A.B.A.
Te reté a versar y lo hemos hecho
desde el corazón y con la sangre hecha versos,
más sin darnos el placer invadió éste reto.

Todos los derechos de los autrores reservados
Amalia Beatriz Arzac y Alfonso J Paredes
Imagen tomada de internet cuya fuente es : www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
leer más   
15
11comentarios 108 lecturas colaboracion karma: 109

Soneto Alejandrino a @MiguelAdame

De catorce los versos, solicita mi Adame
encantado en su reto, ¿combinare soneto?
arrimado con ritmo, me complace obsoleto
estropicios sin cuitas, el cuarteto dejame.

Mas comienzo el segundo, y del primero alejame
que Miguel el que implora, embellecerle un soneto
y por más que lo intente, es imposible por quieto
acullá que lo implore, por terceto asomame.

Empezando terceto, Miguelillo alegrome
contentado quedame, entrelazados los versos
y rimando con ritmo, por soneto agradome.

con segundo terceto, Don Miguel enredome
por Adame el esfuerzo, de contentos inmersos
acabare el soneto, complicado saliome.

Soneto Alejandrino incluido en el libro del autor "Y en el fondo te digo", Fdo .por: Alfonso J. Paredes
Todos los derechos reservados y registrados en el Registro de la Propiedad Intelectual
CEDRO, SafeCreative/Copyright
19
7comentarios 92 lecturas versoclasico karma: 112

Soneto con variante

Corregido:

No se qué pensarán que es un soneto,
pues aunque lleve siempre dos cuartetos
y lleve por supuesto dos tercetos,
si suman los catorce está completo.

Asi pues, queda bien establecido.
El mínimo será de cuatro estrofas.
Y por esto nunca jamás te mofas
que endecasílabos es lo que mido.

Adviertan que la rima es consonante
Que siempre es un magnífico elemento
y observen ya los diez que van delante

Porque el doce se cuenta en este evento
el trece al doce sigue muy campante
y el catorce da fin en este cuento
leer más   
14
14comentarios 103 lecturas versoclasico karma: 109

Grito al amor fragmentado

Del medio en que las manos me cobijan
Con luz bohemia y párpado caídos
Cual ebria torturada por los idos
Recuesto las palabras en las vigas

Quisiera amar bondadosa y cegada
Como lo hace ella al mirar su rostro
Quisiera amar mis ojos en otro
Y saber que soy yo, no solo nada

Mis palabras no poseen dueño (ya más)
Se andan entre líneas mientras converso
Las colecto y pego formando versos
En espera del que venga y las reclama

Anhela mi alma beber de los brazos
De un ángel-demonio que no sepa amar
Anhela mi alma a sí misma quemar
Con el alma vaga para atar lazos

Sin embargo permanezco acostada
Colocando trampas solo para mí
Donde un día en descuido caeré al fin
Y así la vergüenza reafirmada

¡Oh deseo deseo amar una sola vez!
Y poder en sus labios sumergirme
Con mi mamo atarme a sus manos firme
Y clavarlo en mi abismo de sordidez

Seguiré con letras para mi aire
Medicando con ellas mis desvelos
Levantada a media noche entre sueños
Por el asma agitada hasta la sangre

Porque mis versos carecen de dueño
Mas no buscan un lugar donde quedar
En cualquier corazón ellos encajan
De corazones dulces y risueños
leer más   
10
3comentarios 81 lecturas versoclasico karma: 86

Película muda

Imposible,

cuadro a lo lejos.

Libro de magos y elfos,

era imposible.



Cuarteto de cuerda,

imposible.

Película muda,

colores.



Era imposible

que no fuera todo olas de mar.
8
6comentarios 159 lecturas versolibre karma: 94

Invierno ~ Serie Estaciones (con @MiguelAdame, @Alex_richter-boix & @Transmisor_d_Sinestesias)

Cuando llega
el mundo anda desnudo,
asediado por ojeras,
laberintos de piel sonámbulos
que parecen querer escribir
una nota de suicidio.
Una despedida
con muchas voces:


UNA

Tal como infiernos,
inviernos de la vida
llueven por dentro,
congelando los sueños
y marchitando
anhelos en ventiscas;
gélido frío
sin tu tibia presencia,
copos de nieve
que se hacen avalanchas
sepultureras,
mi esencia van vertiendo
en sepulcro abisal.


DOS

Fríos que dejan inerte
congelándome la vida
con su tan profunda herida
helada como la muerte.
Nívea es toda la suerte
y aunque enfría el sentimiento,
con su calor y su aliento
toda alma fuerte soporta,
la prueba no será corta
invierno crudo y violento.


TRES

El invierno de mi vida insolente
es una nostalgia rota que muere
fuerza perdida en un dolor que hiere
fríos inmunes al amor decente.

Te llevaste a mi amor muy resilente
oscuridad del cuerpo que se adhiere
en una gran pérdida que transfiere
a un pasado que es para mi indolente.


CUATRO

Se abraza el frío,
uno con otro,
hilvanando una toga
lustrosa, refulgente,
leve, sosegada,
sedosa compañía,
tranquila, reposada,
serena, clara,
radiante,
cadencia de caída
armoniosa, todo
el cielo susurra.
Muere
y espera.
Espera.



~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Mesa compartida
Serie Estaciones
Invierno

@Alex_richter-boix
@MiguelAdame
@Transmisor_d_Sinestesias
&
@AljndroPoetry

Mezcla de verso libre,
cuartetos de soneto,
décima espinela
y chöka de poesía japonesa

2018-mar-8
leer más   
15
13comentarios 168 lecturas colaboracion karma: 95

El Tiempo Muerto

Llenos los espacios entre segundos
de tiempos ausentes y muertos,
llegan de otros espacios más yertos
manos frías, y rotas, y agudas.

Perforando astas de hueso al costado,
por la reja del pecho cuelan su aliento
y en la fuente de la sangre se abrevan
escarbando el estanque con sus uñas.

Aléjate, Alma, que aún estas a tiempo
de huir por las ventanas de la Casa,
y sin mirar atrás al Jardín desecho
reír por la suerte que te ha tocado.

Que las manos que todo pudren
son Envidia que al Corazón apresa
y buscan como la más digna presa
la mente del Hombre, del cuerpo lumbre.
leer más   
12
2comentarios 78 lecturas versoclasico karma: 95

Arco iris

En el cielo hay un collar,
de vistosa pedrería,
lo cedió la madre Ishtar,
en gesto de cortesía.

Refleja la luz solar
después de la lluvia fría,
y viene a colorear
una tarde muy sombría.

Ha empezado por mezclar,
un rubí con la ambrosía
de un topacio peculiar,
y así el ámbar obtendría.

Y ahora para lograr
la esmeralda en la porfía,
quiere al zafiro engarzar
con el sol del mediodía.

Las gemas de un larimar
son todas de fantasía,
como un reflejo de mar,
de amatistas en orgía.

No termina de llorar
la nubosa orfebrería,
y ya el sol quiere dorar
un arco de artesanía.

Y en el iris reflejar,
la belleza y la utopía,
de lo hermoso que es soñar
con la excelsa joyería.
17
5comentarios 100 lecturas versoclasico karma: 104

Noche mustia y solitaria

Cuando la blanca luna más calienta,
por mi morada vaga siempre un hombre
vestido con mi traje y con mi nombre.
Se dirige al balcón, donde se sienta
a la espera de un tren de doce pisos,
y contempla el silencio que lo envuelve
en la extraña estación resbaladiza.
Se fuma la ciudad, triste y ceniza,
y nunca coge el tren que nunca vuelve.
16
4comentarios 128 lecturas versoclasico karma: 95

Campo

Un polvo fino de nieve
cubría el lodo del suelo,

y las columnas de blanco
el pálido azul del cielo.

Miles de copos nacieron
bajo el rugido del fuego.

Lejos quedaron los gritos,
no se oye ya ningún ruego.

Solo dos cosas persisten
eternas, tras los libertos:

Ceniza para la tierra
y pena para los muertos.
leer más   
18
2comentarios 128 lecturas versoclasico karma: 93

Versos ineptos

Por ti no existen versos
más lindos que tus ojos,
más asombrosos que tu voz,
más tristes que tu llanto.

Si mentir de ti tuviera,
escucharía la luna
llorándole a los lobos,
gritandole a las estrellas.

Mis versos mueren solos,
con lo triste de tu llanto
por tu simple belleza,
no superan tu encanto.

¡Pobre corazón mío!
Quiere atrapar lo rojo
y lo azul de tus ojos
con sus ineptos versos.

Torpe será mi corazón,
inhábiles mis versos,
encantadores tus ojos
pero verídico es mi amor.

Si eso no lo puedes ver
lo escucharan tus oídos,
lo sentirá tu corazón,
me lo contaran tus labios.

Por amor te lo mostraré.
Por amor te lo contaré.
Lo escucharé de tus labios
y escribiré estos versos.

Gerald Rivera©
8
4comentarios 107 lecturas versoclasico karma: 56

Pólvora y carne

Cada noche,
nuestros cuerpos son un acto bélico.
Lanzas las granadas de tus ojos
sobre el fuego que alcanza
la lujuria poética,
lamiendo cada fisura de mis gemidos.
Penetras con el cañaveral,
las ovacionadas gradas de mi vientre,
te atrincheras en mis axilas,
escapo de la jauría de tus manos,
asalto tus pechos
los someto a una tiranía de lengua,
los charcos de sudor
humedecen la tierra hecha cama,
una enredadera
en tus cuartetos.
Te encierras en el laberinto
de mi boca,
vibra el escaparate que guarda el secreto,
te elevas hasta la raíz cuadrada
de mi ombligo y transitas
en el silencio más humano
la delicia de mi orgasmo
y volvemos al campo,
sumando gritos a la noche mientras
nos ahogamos en pólvora y carne.

Yaneth Hernández
Venezuela
leer más   
11
6comentarios 107 lecturas versolibre karma: 47

Amor

La acción de amar es
¿Maravillosa u horrorosa?
No está mal responder
¿Por qué no las dos cosas?

Sé que asusta
El pensar en soledad
En que el querer se ha perdido
Y jamás se va a encontrar.

Pero mira hacia el cielo
Verás nubes impacientes
Como fuente del amor
Se diluyen en lluvia reciente.

Corazones viejos
Marchan junto a otros
Esperaré un regreso
Para volver a ser nosotros.

Pero aunque pase el tiempo
Y con él la basta y fría brisa
Te recordaré de viejo
A tu alma y tu sonrisa.
leer más   
7
1comentarios 142 lecturas versoclasico karma: 57

Poémame

Pienso, busco , rebusco en mi sesera
Oda que grande posición domine,
Estrofa que al recitar me fascine,
Métrica cadenciosa y certera,
Alegoría pura en un soneto,
Metáfora ingeniosa y estética,
Epíteto con tintura poética,
Décima, cuaderna vía, cuarteto.
Obsesión en provocar el sentimiento
Nacido de fervor acalorado,
DE injusticia, de ironía más veces.
BIEN o mal, el ceñido experimento
SE lee, que con desigual resultado
ESCRIBE con gusto GILIBLOGHECES.

©Giliblogheces
15
7comentarios 144 lecturas versoclasico karma: 71

Clásicos

Si algo existe que pueda perforar mi alma
y haga latir mi meticulosidad hasta enterrarme
en las vísceras de la tierra
es ilustrarme con la literatura crucificado con Bach de fondo,
porque no conozco, ni existe deleite
más colosal que su húmeda
fuente de sueños empotrándome
en la sabrosa sapidez de los clásicos,
percibir a través de sus muslos con versado contoneo
a Wilde rozándome la piel
con su prosa rasurada;
al jardinero del mal Baudelaire caldeando mi garganta bramante,
al tiempo que murmura entre convulsiones
"son más bellos los sueños de los locos que los del hombre sabio";
a Sade con sus ríos impúdicos y púbicos que desembocan en mi boca,
"en el amor, todas las cumbres son borrascosas";
a Dostoyevski, epiléptico barbudo que siempre
acude al escondido jardín de mis labios;
a Hesse, empequeñeciendo mi ética,
despeinándome y aturdiéndome;
a Flaubert, Huysmans, Kafka, Maupassant,
un cuarteto a mis pestañas adherido,
¿y Poe?, ay ,¡por los clavos de cristo!
consumir todos los clásicos ambiciono.

Canet
leer más   
14
8comentarios 142 lecturas versolibre karma: 52

Soneto contrarreloj

Solo catorce versos hay que hallar
pero apenas tengo trece minutos
para de este árbol aún doce frutos
(de once sílabas cada uno) tomar.

Alguno de diez se quiere colar,
que la tabla del nueve en institutos
aprendí ¡y repetí! pero estos putos
sonetos son un no parar de contar.

De encima me he quitado los cuartetos
y de repente la rima ha cambiado:
cé-dé-cé, cé-cé-dé… ¡estoy mareado!

¿Pues no eran más fáciles los tercetos?
Por suerte estoy a dos versos de mi hado,
un esfuerzo más y está terminado.

Foto: nutmeg66 (flic.kr/p/xm7uy).
leer más   
17
12comentarios 238 lecturas versoclasico karma: 59
« anterior1234