Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 49, tiempo total: 0.009 segundos rss2

Marlett.. la mujer sin nombre

Las circunstancias de la vida, nos obligan a mejorar el intelecto, la economía, todo lo material que creemos, debemos hacerlo.
Nuestro corazón nos mantiene vivos, no duerme, no pide dinero, no nos pone triste, nosotros lo hacemos trizas y aún así, vivimos.
No hay ser externo que pueda cortarlo con un cuchillo, ni con unas tijeras y que le queden horrendas cicatrices, somos nosotros que lo escarificamos, de a poco, y no nos damos cuenta, con el pasar de los años, nos duelen, se hacen profundas y las dejamos como trofeo.
No existe un ser mágico que nos alivie del dolor, nos alegre y nos haga feliz. Somos nosotros que de tanto buscar por fuera, nos olvidamos que en nuestro interior, tenemos una máquina perfecta, y tenemos tantas regiones sin conocer, que lo descuidamos hasta perecer, sin haber encontrado la cura.
Sabemos que la doctora del corazón, no encuentra el mal con su estetoscopio, ni puede ver las cicatrices, sin abrir nuestro pecho sin que nos sangre. Entonces, nos aconseja, nos muestra la solución a su entender, y casi nos deja conforme.
De tanta atención, la doctora del corazón, por ese mal nos entrega el análisis; Debemos buscar la cura nosotros mismos.
Yo, en el afán de escribir o hacer garabatos de historias de amor, me topé con mi sosia, un corazón igual al mío, con cortes y cicatrices, tan iguales, que podía sentir el olor sangre que emanaba a miles de kilómetros, tan profundos todos, que podía ver desde mi ventana, todo su mal.
Hoy sin el pudor que me caracterizan los años, puedo describir la forma que tiene, mi sosia, un corazón pequeño, el de Marlett...la mujer sin nombre, una doctora del corazón que vive con sus alas rotas, un corazón partido, con cicatrices sin curar.
Haciendo su trabajo con maestría, en esa mágica fábrica de vida que maneja, esa que nunca podrá sustituir el hombre, por nada que su imaginación pueda vislumbrar hasta ahora. Parte de ese corazón roto, es sosia del mío, no pregunten, sé lo que escribo, porque apenas lo vi, se unió al mío, como el ósmosis de las células que dan vida, así me la dio a mi.
No quiero ser extenso con esta cháchara imaginativa, pero debo decirle a ésta mecánico del corazón ajeno, que se hizo la dueña del territorio que supo sembrar, y cuando pueda divisarlo después de recorrer el mundo, el del exterior, y el de su interior, y sin ningún compromiso, y que su comprensión pueda mas que su sabiduría corporal femenina, que no es sólo amor, ni un simple amor a la distancia, que existen muchos pululando con lágrimas en el mundo, es mucho mas que eso, es admiración, tal vez gratitud, su dulce dolor ajeno, un empático gusto por sus dolores diarios, un amor, que donde se encuentre, sin wifi ni alambre telefónico, sentirá a diario, el que siento por ella, y que si mi corazón muere, seguirá amándola eternamente.
Qué cómo lo sé?……… Es que mi corazón, desde que apareció su sosia, el de tan lejos, de la mecánico; ! Ahora late a un ritmo diferente, igual al de Marlett..la mujer sin nombre, y no lo puedo dominar, y como me siento sublimemente feliz, puedo vivir y morir con esta falla, es mi vida, a la distancia, la que usted curó, que no se como sucedió.
Creo que fue Marlet.. ahora mi mujer, un ángel…...La mujer sin nombre.
leer más   
8
2comentarios 143 lecturas prosapoetica karma: 90

Eros: Un viejo patriarca

Esto que no es
y nos confunde.

Realidad idealizada
que nos rehúye.

Ideas canonizadas
que no fluyen.

Pasiones que afloran,
en lid perpetua.

En ningún suelo se apoyan,
no logran materializarse
en esta situación incierta.

Antigua devoción,
que, en cambio,
hoy se niega al paroxismo.

Se va de un extremo al otro,
como si no pudiera existir
algo más humano, algo distinto.

Damos por extinto,
lo que en el fondo anhelamos,
o nos lanzamos hacia el abismo,
dejando nuestro cuerpo y nuestra alma
destruidos, hechos pedazos.

Acaso instaurando nuevos ritos,
llenaremos el vacío que nos dejó
ese viejo dios desmoronado.

Reinventemos lo sagrado,
en donde nuestros padres
y nuestras madres fracasaron.
leer más   
10
sin comentarios 93 lecturas versolibre karma: 98

Haiku III

Me vienen dando
espasmos las caricias
que no nos damos.
22
6comentarios 141 lecturas versoclasico karma: 99

Dicen por ahí

Dicen por ahí
que hay malas lenguas
que hieren más de lo que cuentan.
Dicen por ahí
que hay buena gente
con oídos sordos
a palabras huecas
de alma carentes.
Dicen por ahí
que hay quien se escucha
antes de hablar y engendrar lucha
porque sabe lo cara que está la paz últimamente.
Dicen por ahí
que el universo se confabula
a favor de los que saben que tanto daña
el hambre como la gula.
Dicen por ahí
que el fin del mundo está cerca
para los que viven en su mundo
y se alejan del vagabundo
por miedo a que la desdicha
les roce la fina piel
de su compuesta apariencia.
Dicen por ahí
que mañana hará más frío que ayer
pero de momento hoy
solo estamos en alerta.
Dicen por ahí
que la paciencia es la madre de la ciencia
pero que hasta ésta lleva
en su muñeca un reloj de pulsera al que da cuerda
porque sabe que tarde o temprano fallarán las pilas
que no se recarguen con energía nueva.
Dicen por ahí
que lo de aquí es lo que importa
y el más allá es una treta,
que la leche en polvo alimenta más que la de una teta,
que dar la teta en público es pecado,
que la confesión se hace con cura y en privado,
que el juicio final está en manos
de un jurado celestial, mientras un jurado popular
decide sobre un hermano sin que le tiemblen las manos,
que vida no hay más que una
y hay que vivirla bailando aunque le sangren los pies
al que no sabe bailar y en tu empeño por ser más
acabas siempre pisando.
Dicen por ahí
que si no damos
nos irán dando.
¡Y es que por ahí dicen tanto!,
que podría seguir y seguir escribiendo en nombre
de lo que dice el hombre durante años y años
pero prefiero cuestionar, aunque solo sea un minuto,
lo que digo en mi nombre…
que seguir nombrando.

Susana Pamies salinas
12
10comentarios 89 lecturas versolibre karma: 112

Que quede claro

Libro: Bailar junto a las ruinas (2017)

Que las normas de convivencia recomiendan
sonreír a quien nos mete la mano en el bolsillo,
que madurez es uno de los sinónimos
más difundidos de la palabra resignación,
que el viento no se toma el tiempo
de llevarse palabras muertas.

Que la esperanza también tiene sus esquirlas,
que siempre quedarán los que
crean que un estornudo es coqueteo;
que la gente se zambulle, no en aquello
que los haga felices, sino en lo que
los lleve a sentirse menos apenados.

Que hay sufrimientos que ignoran
lo que significa marchitarse,
que el futuro es un pañuelo
descartable arrojado en una vereda,
que, socialmente hablando, resulta más sencillo
emitir una condena que una absolución.

Que cada quien se ha encerrado
en su irrealidad, y merienda
sándwiches de falsas esperanzas,
que los que no aprenden a distinguir
entre ética y política convierten a
ésta última en sinónimo de insensibilidad.

Que hay dilemas que nos respiran en la
nuca, que la televisión maneja a los televidentes
por control remoto, que las serpientes de arcilla
no perdonan a los buitres de la timidez,
que la fama es el mejor de los sobornos
para las víctimas que se creen victimarios.

Que no es culpa de la sombra que nos acompaña
que cada mano sea una pistola apuntando al
alambrado pecho de nuestros semejantes.
Que el día es una estaca de horas demasiado
iguales, que estamos curados de espanto
de legañas que nacen congeladas.

Que damos la vuelta olímpica festejando
campeonatos ajenos, que en este mundo importan
más las apariencias que los límites, que hasta
el insomne e intransferible dolor es digital
en estos tiempos, que la noche es
un incendio demasiado despierto para mi gusto.

Que la palabra del hombre se parece cada vez más
al balido de las ovejas cobardes, que la fórmula de
la eterna juventud se encuentra en el fondo de las
contaminadas aguas de un lago antaño cristalino,
que se está desencadenando una guerra civil
hecha de espejismos y melancólicas psicografías.

Que cuando el fanatismo estrangula tiene la
deferencia de ponerse guantes de cirujano, que
cada uno elige el mito que más
le ayuda a definirse, que todo mal
augurio adquiere otro color si se lo
deja unos minutos en el microondas adecuado.

Que la realidad enseña tarde o temprano que
el ombligo no es frontera, que los tribunos
que maltratan la economía nos enroscan en
el cuello un cumplido difícil de agradecer,
que la devastación provocada por las llamas
de la corrupción no conoce de indulgencias…
15
1comentarios 66 lecturas versolibre karma: 120

La muerte de un jacobino

—¡Por fin dejaremos el hacha, mi querido Robespierre, y con ello damos un paso a la civilización!
—¡Enhorabuena, Monsieur! Cualquier cosa, estoy a su disposición.

Meses después, Maximilien estrenaba la guillotina.



Imagen: The execution of Robespierre, based on a drawing by Renaud.
leer más   
5
sin comentarios 31 lecturas relato karma: 72

Notas de un lector clavado al sol

Los buenos libros, la sublime creación se encuentra por lo general -uno o dos- cada década. Las excelentes interpretaciones literarias no sólo son incomprendidas sino también temidas porque para vaticinar un futuro deseable tiene que enunciar un presente patético, y eso no es noble para quienes gobiernan esta barca. “Lujuria", es la palabra que suelen usar.
La librería de Ricardo (Pº de la Castellana, 45) es demasiado casta, por eso me apunta con su dedo disparatado y grasiento. Lo que indica que he llegado velozmente a ningún lado.

Los "supuestos poetas" nos hemos visto azotados por los autorizados y humanos en general; a Yukio Mishima le escupían y le martirizaban por ser afeminado, fue afortunado de tener una espada. Quiroga tuvo suerte de conseguir cianuro, y yo soy afortunado por poder escribir este montón de insignificancia, de darle al teclado, de poder contároslo.
No requiero misericordia para el que escribe, no solicito riquezas públicas, ni siquiera pretendo que me entiendan; lo único que quiero es que me dejen tranquilo en la alegría y en la atrocidad, en mi secreta labor.
Solo imploro eso, que me dejéis reposar en paz, sin dedos juiciosos. Os he permitido tener a las mujeres más agraciadas, los chalets, los BMW, los viajes, el caviar, los zapatos de 500 euros, las exequias más costosas, los Kandinsky originales, pero dejadme en armonía con mis "lascivas ideas" y señalad con el dedo a la caja tonta, o a las revistas de papel cuché con damas de carnes rosadas, insípidas, envanecidas, carne con rostro absurdo, manifestando una tremenda oquedad para que los menores se masturben y para que los sucios abusadores jugueteen con tocamientos en el parque infantil. Creo que cuando me señalan con el dedo
- .."Ahí va el bohemio pornográfico"-
en realidad hacen incursiones en su propia desconfianza y en su poca conciencia. Rabian y se desorientan en el fondo de su alma.
No pediré que me entiendan, no creo que me obliguen a tener que hacerles entender.
Sólo quiero que me dejen en paz.
Ahora estoy algo ocupado.


Canet 2011
leer más   
15
4comentarios 97 lecturas versolibre karma: 101

Por un segundo de diferencia...

A veces sin darme cuenta
tropiezo con tu recuerdo por las calles
y le ofrezco mis más sinceras disculpas.

Le ayudo a levantar esas memorias
que cayeron por los suelos,
y nos miramos fijamente
reconociéndonos de antaño.

Por un instante nos quedamos inmóviles
analizándonos,
tratando de recordar de dónde nos conocemos,
con una sonrisa hipócritamente educada.

Nos damos una palmada en el hombro
sin importar lo sucedido,
cada quien toma su camino
andando como si nada.

Pero llega la intriga y volteo,
viendo tu recuerdo alejarse por la vida,
entonces prosigo con la mía.

Pero llega la intriga y voltea,
observándome alejarme de su influencia,
entonces prosigue hacia su olvido.

Como es costumbre
no concordamos,
siempre estuvimos desfasados
por un segundo de diferencia.
12
1comentarios 100 lecturas versolibre karma: 77

Halfeti

Así despacio…
Acariciando mis relieves
con rosas negras de Halfeti,
regalando al techo eclipses
que solo veíamos nosotros,
complaciendo nuestros surcos,
Mientras damos de beber a las fieras
escondidas bajo la piel.
Recitaste nuestra crónica
con mirada de última vez.
Suspiros que caducaban
y caían…
quietos en el suelo,
quietos tú y yo
quietos los eclipses…
Mientras,
en Halfeti,
hay un rosal cargado de flores
que me espera.

Marisa Sánchez.
9
2comentarios 107 lecturas versolibre karma: 79

Soneto. Cuando dos personas nos amamos

Cuando dos personas, que nos amamos,
damos rienda suelta a nuestro placebo,
evocamos a un amanecer nuevo
donde, por nada, no nos consternamos.

En retahílas de amor nos mostramos
la candidez y el sonrojo sin nevo
que se vislumbra de "verdad, me atrevo"
en la piel que, libres, acariciamos.

Todo margen de error se nos reduce
y la vida - a más vida - nos conduce
por el periplo de amor consentido.

La magia de vivir, cuando seduce,
es la otra dimensión -que nos abduce-
del amor líder y correspondido.
leer más   
5
sin comentarios 48 lecturas versoclasico karma: 63

Relojes rotos

A veces es el tiempo el que se va
y nosotros nos quedamos, fugitivos, sin prisa,
con los segundos de ayer entre las manos,
buscando cada hora en la piel.

Otras veces es el tiempo el que se queda,
como un espacio de niebla densa,
como un amor efímero y distante,
como un beso en el cuello por la espalda
antes de que alguien quede solo.

A veces no hay nadie en nosotros,
son los tic tac que no escuchamos,
cuando creemos comprender que somos aún hoy,
pero no hay nadie,
somos humanos predecibles en la agonía
y el tiempo es una sonrisa,
una arruga en el traje del alma,
unas palabras que mañana existirán
en los labios de otro tiempo,
ese abrazo que queda cuando damos la espalda
y nos vamos con los relojes rotos.
13
3comentarios 94 lecturas versolibre karma: 96

AmoR

que al final entendí todo al revés,
no todos los caminos llevan a Roma
sino que, en realidad,
no nos damos cuenta de que todo es una trampa
y
que esta ciudad al revés se escribe amoR,
que
es ahí donde vamos a parar,

entonces que luego no me juzguen
vaya por la dirección en la que vaya
o siga
las flechas que siga
las piedras que tropiece
los pasos que dé
las caídas que tenga

que no me digan nada,
si, como dice esta frase,
todos los caminos me acaben siempre
llevando a ti.
9
6comentarios 86 lecturas versolibre karma: 87

Voy contigo

¿Qué tal si olvidamos estos juegos tontos?,
si lo hacemos real, lo más pronto;
si te canto al oído, despacio,
si, sin peros ni excusas, nos damos.

Yo te espero dentro de nuestro castillo,
donde no existen dragones, y lo firmo;
solo hallarás lo que te quiero entregar,
eres tú la que siempre quise alcanzar.

Hoy solo quisiera, yo, amarte,
nunca más volver a sufrir;
quisiera tomarte las manos,
contigo hasta el fin de mis años.

Hoy solo quisiera entregarme,
ser feliz si estoy junto a ti;
quisiera dejar lo que ahoga,
a prisa, irme contigo ahora.
4
sin comentarios 59 lecturas versoclasico karma: 46

La Condena

No salen las estrellas,

Cuando sienten vergüenza.



Y damos paso,

La indiferencia,

Cuando queman la tierra.



¡Pero no tengo miedo!



Aunque el odio, alimente el fuego

Aunque el terror vista de negro,

Y el aire de paso, al veneno.



La nube es inmune a las balas,

Mis versos contra sus armas.



No hay tierras prometidas

Ni religiones malditas

Sólo un par de niños,

Jugando con las vidas.



No quiero morteros ni tanques

Tan solo un pueblo que hable

Que se mantenga firme, y no se desgaste,



Quiero verlos una vez…

Cuando las gargantas griten basta,

Y no se ahoguen las palabras.

Cuando el corazón escriba cartas,

Y no testamentos ni demandas.



Porque no tenemos miedo



Las banderas siempre flamean,

La libertad no lleva correa,

Las ideas cruzan fronteras.



Como el campo de flores

Tenemos colores,

Raíces y muchos matices



Pero no importa donde miren

Nos cuentan de a miles.

Cuando perdonamos con fuerza

Silenciamos la guerra

Cuando escuchemos la tierra

No habrá más peleas



Esta será nuestra condena…



Por la justicia,

Clamó el viento

Y por sus víctimas

Lloró el pueblo.
5
sin comentarios 29 lecturas versolibre karma: 72

Ese rumor de las miradas

Ese rumor de las miradas
cuando nos dejamos escapar en el tiempo
y nos decimos no queremos ser sólo nosotros
y damos las manos a las sombras de mañana.
El silencio es una canción, es un tributo,
tal vez la belleza nos fue un segundo,
una caricia mortal, etérea, de olvido en otras,
alguna vez nos comprendimos en una sonrisa
y también nos dejábamos escapar en el tiempo,
como hojas al viento de otoño
y ahora ese rumor de las miradas.
13
2comentarios 226 lecturas versolibre karma: 78

Noche de amor (Sextillas)

Curiosa mira la luna
por los besos que nos damos.
Blanca, bella y envidiosa
sabiéndose inoportuna,
esconde que nos amamos
ocultándose celosa.

Entre sombras nos besamos,
con tus dedos en mi pelo
enredando mis deseos.
Excitados avanzamos
y camino a nuestro cielo
te reclamo entre siseos.

Que me escuches sigiloso
y miremos las estrellas
que la luna han retornado.
Vuelve el firmamento hermoso,
plagado de luces bellas
inspirando al enamorado.

Entrelazados danzamos
los compases del amor.
Y en perfecta sinfonía,
con pasión nos entregamos,
al crepitante rumor
que el deseo proponía.

En la arena sobre un lienzo,
dibujamos con caricias
nuestros más húmedos sueños.
Y son tus manos comienzo,
de resistencias ficticias
que sosiegan los empeños.

Despojada tu premura
dilatamos los placeres.
Y haciendo eterno el instante
pleno de goce y ternura,
con suavidad me sugieres
cadencia de buen amante.

Respiramos agitados
y el corazón se acelera
cuando el éxtasis se alcanza.
Ya en sosiego y abrazados,
con nuestro amor por bandera
y una luna en añoranza.
18
12comentarios 111 lecturas versoclasico karma: 81

Polizontes

Nos damos la mano muchas veces.
Abrimos heridas y besamos cicatrices
antes de empezar la demolición
emocional.
La capa de sentimientos
empieza a no saber hacernos invisibles
y a los ojos de una vida que soñamos desfigurada
aun siendo nuestra viga principal,
somos polizontes del deseo,
del amor,
de los besos marcados a fuego.

Resbalamos impacientes
por las paredes dibujadas a tientas,
en una oscuridad que nos protege
de ojos disuasorios,
escondiendo los rostros tras los libros
que llevan de algún modo nuestros nombres.

Somos un error demasiado bien hecho
que planea amenazante y atractivo;
canto de sirena,
puerto prohibido
que viste las mentiras de inocencia.

La culpabilidad se ríe en nuestros ojos
mientras las almas lloran asustadas
en ese derrame incontenible
que se deleita con los hermosos destrozos.

Vivimos en un silencio sepulcral,
en una voz que acaricia las entrañas,
en una pasión que nos llena los vacíos
con una mano escondida en la espalda.

Y antes de llegar, ya nos hemos ido
en un hola que nunca se ha dado
y a cuestas de un adiós que no tiene final.
leer más   
11
13comentarios 125 lecturas versolibre karma: 96

Amapolas

Guerreros de oro
Protegen celosos
Sus damas de rojo.
leer más   
10
7comentarios 103 lecturas versolibre karma: 91

Nos Llaman Locos

Cuando me consideraba la persona más sensata y propia.
Alguien me dijo ¡Estás loca! luego me escuche a mi misma diciendo:

Estoy loca o que? Y ese "o que?" Abrió un horizonte de conocimiento y razonamiento que solo un loco puede tener.
No entienden que los locos vivamos simplemente por el placer de vivir.
No entienden que algunas veces el dolor nos aniquila y nos hunde para luego surgir
como el ave fénix , ya que el dolor solo es una zancadilla que nos da la vida para recordarnos
que a plenitud hay vivir .

Nos llaman locos porque atesoramos bellos momentos , para cuando la vida sea adversa, hostil ,maligna, perversa,
al recordarlos nos hagan sobrevivir.
Somos locos porque vivimos improvisando la misma, porque lo que pasará mañana
nadie lo sabe no interesa pues no sabemos si vamos a existir , es por eso que vivimos al máximo el ahora y aquí .

Nos llaman locos , porque creamos nuestro propio mundo , donde vivimos a nuestro antojo
donde solo nos guiamos por lo que sentimos, piensan que somos inmaduros ,
porque vivimos impulsados muchas veces por el instinto de ser feliz, no entienden que es la magia que producimos
con nuestra lunática forma de ser.

Nos llaman locos porque nos tomamos el tiempo en serio , lo desperdiciamos viviendo cada segundo .
Nos critican porque decimos la verdad., y las mentiras algunas callamos porque sabemos
que aún sin decirlas tarde o temprano se descubrirán .
Nos llaman locos porque solo damos besos cuando los deseamos o nos apetece, nunca por obligación
y solo a los que amamos .
Nos llaman locos porque las lágrimas pueden aflorar ya sea de alegría o dolor ,
porque sentimos a flor de piel y en carne viva el amor.

Porque tenemos un alma bordada con sentimientos de mil colores, porque los sueños los revestimos con nuestros amores ,
porque a nuestro corazón aprendimos a zurcir cada vez que lo rompen con las mejores puntadas de perdón .
Podemos ver el fondo de las almas al mirar a los ojos y al sonreír su corazón también.

Nos llaman locos porque en la oscuridad podemos ver la luz apenas visible, porque en las noches podemos volar al cielo extendiendo las alas que tenemos atrás del corazón, porque a pesar de estar al borde de un precipicio no sentimos miedo, seguros estamos que nuestras alas nos levantaran en vuelo o nos harán volar aunque sea a ras del suelo, pero no nos permitirán caer.
Nos llaman locos porque dejamos ir aquello que llaman dinero, para dejar que el corazón viva a sus anchas libre y feliz , porque podemos lograr y hacer que un corazón viejo parezca y luzca como nuevo solo con querer.

Nos llaman locos porque si no podemos o no nos gusta salir al mundo, creamos el nuestro propio a nuestro gusto a nuestro molde, porque sabemos que no cualquiera sabe a la soledad sobrevivir.
Porque creemos que la soledad no es la que nos acompaña que somos nosotros quién la invitamos para que no se sienta sola y se acompañe con los amores que viven dentro de nuestro corazón y dicen que eso es locura de atar.

Nos llaman locos porque , la música nos hace despegar del suelo y bailando a otros mundos nos dejamos llevar.
Pero cuando estamos en silencio, y desde lejos nos observan como inevitablemente movemos los pies , es que ellos no saben que llevamos la música por dentro.
Trasnochamos escribiendo palabras que se escapan del lápiz que traemos entre nuestros dedos al papel
o tejemos palabras que guardamos muy adentro de nuestro ser.

Nos llaman locos cuando nos enamoramos, porque nos volvemos poetas, porque pintamos y adornamos nuestras letras ,en un trozo de poesía solo para escribir "Yo te Amo"
Nos llaman locos porque desnudamos el alma y el corazón en carne viva y latiendo de el nos despojamos para entregarlo a quien amamos sin miedo a perder o salga dañado porque ciego es nuestro amor .

Y dicen que estamos locos porque no entienden
que preferimos vivir con nuestra locura pero feliz.


MMM
Malu Mora
leer más   
13
21comentarios 255 lecturas prosapoetica karma: 74

Amanece un nuevo día

El mundo sigue girando
y a cada vuelta que da,
se asoma de nuevo, el Sol,
a mi ventana.
¿A dónde vamos sin parar?

¿Viajamos por esta vida
sin billete ni equipaje,
sin saber nuestro destino,
ni el tiempo que durará?

Cada día el Sol me baña
con su luz resplandeciente,
indicándome la meta
de mi camino a seguir.

La Luz es mi norte y guía,
el sentido de mi vida;
y a cada giro que damos
viajando en este planeta,
yo lo puedo presentir.

Amanece un nuevo día...
Un nuevo día junto a ti.
leer más   
9
4comentarios 125 lecturas versolibre karma: 70
« anterior123