Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 38, tiempo total: 0.036 segundos rss2

Notas de un lector clavado al sol

Los buenos libros, la sublime creación se encuentra por lo general -uno o dos- cada década. Las excelentes interpretaciones literarias no sólo son incomprendidas sino también temidas porque para vaticinar un futuro deseable tiene que enunciar un presente patético, y eso no es noble para quienes gobiernan esta barca. “Lujuria", es la palabra que suelen usar.
La librería de Ricardo (Pº de la Castellana, 45) es demasiado casta, por eso me apunta con su dedo disparatado y grasiento. Lo que indica que he llegado velozmente a ningún lado.

Los "supuestos poetas" nos hemos visto azotados por los autorizados y humanos en general; a Yukio Mishima le escupían y le martirizaban por ser afeminado, fue afortunado de tener una espada. Quiroga tuvo suerte de conseguir cianuro, y yo soy afortunado por poder escribir este montón de insignificancia, de darle al teclado, de poder contároslo.
No requiero misericordia para el que escribe, no solicito riquezas públicas, ni siquiera pretendo que me entiendan; lo único que quiero es que me dejen tranquilo en la alegría y en la atrocidad, en mi secreta labor.
Solo imploro eso, que me dejéis reposar en paz, sin dedos juiciosos. Os he permitido tener a las mujeres más agraciadas, los chalets, los BMW, los viajes, el caviar, los zapatos de 500 euros, las exequias más costosas, los Kandinsky originales, pero dejadme en armonía con mis "lascivas ideas" y señalad con el dedo a la caja tonta, o a las revistas de papel cuché con damas de carnes rosadas, insípidas, envanecidas, carne con rostro absurdo, manifestando una tremenda oquedad para que los menores se masturben y para que los sucios abusadores jugueteen con tocamientos en el parque infantil. Creo que cuando me señalan con el dedo
- .."Ahí va el bohemio pornográfico"-
en realidad hacen incursiones en su propia desconfianza y en su poca conciencia. Rabian y se desorientan en el fondo de su alma.
No pediré que me entiendan, no creo que me obliguen a tener que hacerles entender.
Sólo quiero que me dejen en paz.
Ahora estoy algo ocupado.


Canet 2011
leer más   
14
4comentarios 64 lecturas versolibre karma: 101

Por un segundo de diferencia...

A veces sin darme cuenta
tropiezo con tu recuerdo por las calles
y le ofrezco mis más sinceras disculpas.

Le ayudo a levantar esas memorias
que cayeron por los suelos,
y nos miramos fijamente
reconociéndonos de antaño.

Por un instante nos quedamos inmóviles
analizándonos,
tratando de recordar de dónde nos conocemos,
con una sonrisa hipócritamente educada.

Nos damos una palmada en el hombro
sin importar lo sucedido,
cada quien toma su camino
andando como si nada.

Pero llega la intriga y volteo,
viendo tu recuerdo alejarse por la vida,
entonces prosigo con la mía.

Pero llega la intriga y voltea,
observándome alejarme de su influencia,
entonces prosigue hacia su olvido.

Como es costumbre
no concordamos,
siempre estuvimos desfasados
por un segundo de diferencia.
11
1comentarios 54 lecturas versolibre karma: 77

Halfeti

Así despacio…
Acariciando mis relieves
con rosas negras de Halfeti,
regalando al techo eclipses
que solo veíamos nosotros,
complaciendo nuestros surcos,
Mientras damos de beber a las fieras
escondidas bajo la piel.
Recitaste nuestra crónica
con mirada de última vez.
Suspiros que caducaban
y caían…
quietos en el suelo,
quietos tú y yo
quietos los eclipses…
Mientras,
en Halfeti,
hay un rosal cargado de flores
que me espera.

Marisa Sánchez.
9
2comentarios 82 lecturas versolibre karma: 79

Soneto. Cuando dos personas nos amamos

Cuando dos personas, que nos amamos,
damos rienda suelta a nuestro placebo,
evocamos a un amanecer nuevo
donde, por nada, no nos consternamos.

En retahílas de amor nos mostramos
la candidez y el sonrojo sin nevo
que se vislumbra de "verdad, me atrevo"
en la piel que, libres, acariciamos.

Todo margen de error se nos reduce
y la vida - a más vida - nos conduce
por el periplo de amor consentido.

La magia de vivir, cuando seduce,
es la otra dimensión -que nos abduce-
del amor líder y correspondido.
leer más   
5
sin comentarios 46 lecturas versoclasico karma: 63

Diario de la Judía

CARTA A SU MADRE



Mamá, hoy me dieron de comer, me siento feliz en este mundo de desgracias, únicamente pan y agua, ¿te imaginas?, pan y agua, ¡qué suerte tengo!, hay gente aquí que muere de sed, sí de sed porque no les da tiempo a tener ni hambre. En otras ocasiones les hacen sufrir y los mantienen con agua para que mueran de hambre.





En realidad, la suerte me viene dada por el soldado que se ha fijado en mí, aunque si lo pienso no sé si es porque quiere violarme, otra vez, o porque siente lástima, incluso podría estar enamorado, ¡iluso!, ya ni los odio, no se merecen mis sentimientos.



No te preocupes, he aprendido a soportarlo y saco provecho de ello. Mucha gente muere a mi alrededor, unos de un disparo en la cabeza, otros porque les inoculan bichos y caen enfermos, otros porque los llevan a esas naves que huelen a butano. Aunque lo peor no es eso, lo peor es que les roban su dignidad, les quitan sus ropas en vida para avergonzarlos, los matan en vida y mueren ya muertos.



Por eso he aprendido a sacar provecho, por eso no debes alarmarte ni preocuparte, en cierto modo tengo suerte porque, como te dije, mueren ya muertos y a mí ya me han matado. ¿Qué puede pasarme ya? Yo ya he muerto, es mi cuerpo el que está vivo y, por lo que intuyo, así les interesa de momento.



No llores por mí, que te conozco, no merezco tus lloros ni ellos tu pena. Sólo pienso en que no hay mañana porque el hombre se ha enemistado consigo mismo, con sus hermanos, padres, hijos y semejantes. Únicamente porque no piensan igual. Qué aburridos son, pretender que todo el mundo piense lo mismo. ¿Pare qué?.



Hoy he visto a un niño matar a su hermano, ¡qué dolor me produjo!, sobre todo porque los conocía. Uno era de ellos y el otro estaba en contra, lo llevaban bien pero hubo una colisión de intereses entre ambos y al final lo denunció. El mayor, que fue el que denunció y que estaba a favor, pensaba que de su hermano se encargarían otros, pero le obligaron a matarlo. Luego no lo he vuelto a ver desde que se alejó hacia las naves esas que huelen a butano. No te digo quienes eran porque tú también los conoces y no te quiero apenar.



Los reunieron a los jóvenes en el patio porque faltaba uno de los suyos que había ido a nadar al río y este se lo tragó. Les prometieron que el que entrara a por él le soltarían y no lo mataría. El río está lleno de pocetas y una de ellas se tragó al soldado. Un chico de unos 17 años se envalentonó, pensando en salvar la vida, y se ofreció voluntario. Le llevaron hasta el río y, sin dudarlo, se zambulló en él. Casi le cuesta la vida, pero consiguió sacar el cuerpo del soldado. Allí mismo le pegaron un tiro en la cabeza y luego metieron a su familia, a la que habían desnudado delante de todo el mundo, en aquellas naves que ya sabes.



Bueno ya no te cuento más que te voy a apenar, aunque lo que te he contado es lo mejor que ha pasado, que hoy me dieron de comer pan con agua.



Fue una historia ficticia, aunque a veces la realidad supera la ficción, pero lo más preocupante de este pequeño relato es que la historia se repite cíclicamente. Sólo porque unos quieren ser únicos o distintos a los demás, sólo por el afán de acaparación del hombre, sólo porque nos creemos con el derecho de apropiarnos de lo que es de todo el mundo, sólo porque no pensamos igual; nos empecinamos en aquello en lo que creemos tener razón, aunque la mayoría diga lo contrario. Solamente me hago una pregunta ¿Cuándo vamos a aprender? Estamos aquí de paso y a ese paso nos ponemos zancadillas todo el rato. Basta ya. Seamos más civilizados, seamos tan civilizados como los animales (parafraseando la canción).

Mi deseo es que nos llevemos bien entre todos, mi opinión es que hablando se entiende la gente, como en los pueblos pequeños que la palabra vale más que los hechos y los hechos van siempre precedidos por palabras. Todo es posible si se quiere y se respetan las reglas que nosotros mismos nos damos.

Derechos de autor reservados y protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual
10
sin comentarios 71 lecturas relato karma: 77

Relojes rotos

A veces es el tiempo el que se va
y nosotros nos quedamos, fugitivos, sin prisa,
con los segundos de ayer entre las manos,
buscando cada hora en la piel.

Otras veces es el tiempo el que se queda,
como un espacio de niebla densa,
como un amor efímero y distante,
como un beso en el cuello por la espalda
antes de que alguien quede solo.

A veces no hay nadie en nosotros,
son los tic tac que no escuchamos,
cuando creemos comprender que somos aún hoy,
pero no hay nadie,
somos humanos predecibles en la agonía
y el tiempo es una sonrisa,
una arruga en el traje del alma,
unas palabras que mañana existirán
en los labios de otro tiempo,
ese abrazo que queda cuando damos la espalda
y nos vamos con los relojes rotos.
13
3comentarios 93 lecturas versolibre karma: 96

AmoR

que al final entendí todo al revés,
no todos los caminos llevan a Roma
sino que, en realidad,
no nos damos cuenta de que todo es una trampa
y
que esta ciudad al revés se escribe amoR,
que
es ahí donde vamos a parar,

entonces que luego no me juzguen
vaya por la dirección en la que vaya
o siga
las flechas que siga
las piedras que tropiece
los pasos que dé
las caídas que tenga

que no me digan nada,
si, como dice esta frase,
todos los caminos me acaben siempre
llevando a ti.
9
6comentarios 74 lecturas versolibre karma: 87

Voy contigo

¿Qué tal si olvidamos estos juegos tontos?,
si lo hacemos real, lo más pronto;
si te canto al oído, despacio,
si, sin peros ni excusas, nos damos.

Yo te espero dentro de nuestro castillo,
donde no existen dragones, y lo firmo;
solo hallarás lo que te quiero entregar,
eres tú la que siempre quise alcanzar.

Hoy solo quisiera, yo, amarte,
nunca más volver a sufrir;
quisiera tomarte las manos,
contigo hasta el fin de mis años.

Hoy solo quisiera entregarme,
ser feliz si estoy junto a ti;
quisiera dejar lo que ahoga,
a prisa, irme contigo ahora.
4
sin comentarios 58 lecturas versoclasico karma: 46

Ese rumor de las miradas

Ese rumor de las miradas
cuando nos dejamos escapar en el tiempo
y nos decimos no queremos ser sólo nosotros
y damos las manos a las sombras de mañana.
El silencio es una canción, es un tributo,
tal vez la belleza nos fue un segundo,
una caricia mortal, etérea, de olvido en otras,
alguna vez nos comprendimos en una sonrisa
y también nos dejábamos escapar en el tiempo,
como hojas al viento de otoño
y ahora ese rumor de las miradas.
13
1comentarios 161 lecturas versolibre karma: 78

Noche de amor (Sextillas)

Curiosa mira la luna
por los besos que nos damos.
Blanca, bella y envidiosa
sabiéndose inoportuna,
esconde que nos amamos
ocultándose celosa.

Entre sombras nos besamos,
con tus dedos en mi pelo
enredando mis deseos.
Excitados avanzamos
y camino a nuestro cielo
te reclamo entre siseos.

Que me escuches sigiloso
y miremos las estrellas
que la luna han retornado.
Vuelve el firmamento hermoso,
plagado de luces bellas
inspirando al enamorado.

Entrelazados danzamos
los compases del amor.
Y en perfecta sinfonía,
con pasión nos entregamos,
al crepitante rumor
que el deseo proponía.

En la arena sobre un lienzo,
dibujamos con caricias
nuestros más húmedos sueños.
Y son tus manos comienzo,
de resistencias ficticias
que sosiegan los empeños.

Despojada tu premura
dilatamos los placeres.
Y haciendo eterno el instante
pleno de goce y ternura,
con suavidad me sugieres
cadencia de buen amante.

Respiramos agitados
y el corazón se acelera
cuando el éxtasis se alcanza.
Ya en sosiego y abrazados,
con nuestro amor por bandera
y una luna en añoranza.
18
12comentarios 103 lecturas versoclasico karma: 81

Polizontes

Nos damos la mano muchas veces.
Abrimos heridas y besamos cicatrices
antes de empezar la demolición
emocional.
La capa de sentimientos
empieza a no saber hacernos invisibles
y a los ojos de una vida que soñamos desfigurada
aun siendo nuestra viga principal,
somos polizontes del deseo,
del amor,
de los besos marcados a fuego.

Resbalamos impacientes
por las paredes dibujadas a tientas,
en una oscuridad que nos protege
de ojos disuasorios,
escondiendo los rostros tras los libros
que llevan de algún modo nuestros nombres.

Somos un error demasiado bien hecho
que planea amenazante y atractivo;
canto de sirena,
puerto prohibido
que viste las mentiras de inocencia.

La culpabilidad se ríe en nuestros ojos
mientras las almas lloran asustadas
en ese derrame incontenible
que se deleita con los hermosos destrozos.

Vivimos en un silencio sepulcral,
en una voz que acaricia las entrañas,
en una pasión que nos llena los vacíos
con una mano escondida en la espalda.

Y antes de llegar, ya nos hemos ido
en un hola que nunca se ha dado
y a cuestas de un adiós que no tiene final.
leer más   
11
13comentarios 124 lecturas versolibre karma: 96

Amapolas

Guerreros de oro
Protegen celosos
Sus damas de rojo.
leer más   
10
7comentarios 79 lecturas versolibre karma: 91

Nos Llaman Locos

Cuando me consideraba la persona más sensata y propia.
Alguien me dijo ¡Estás loca! luego me escuche a mi misma diciendo:

Estoy loca o que? Y ese "o que?" Abrió un horizonte de conocimiento y razonamiento que solo un loco puede tener.
No entienden que los locos vivamos simplemente por el placer de vivir.
No entienden que algunas veces el dolor nos aniquila y nos hunde para luego surgir
como el ave fénix , ya que el dolor solo es una zancadilla que nos da la vida para recordarnos
que a plenitud hay vivir .

Nos llaman locos porque atesoramos bellos momentos , para cuando la vida sea adversa, hostil ,maligna, perversa,
al recordarlos nos hagan sobrevivir.
Somos locos porque vivimos improvisando la misma, porque lo que pasará mañana
nadie lo sabe no interesa pues no sabemos si vamos a existir , es por eso que vivimos al máximo el ahora y aquí .

Nos llaman locos , porque creamos nuestro propio mundo , donde vivimos a nuestro antojo
donde solo nos guiamos por lo que sentimos, piensan que somos inmaduros ,
porque vivimos impulsados muchas veces por el instinto de ser feliz, no entienden que es la magia que producimos
con nuestra lunática forma de ser.

Nos llaman locos porque nos tomamos el tiempo en serio , lo desperdiciamos viviendo cada segundo .
Nos critican porque decimos la verdad., y las mentiras algunas callamos porque sabemos
que aún sin decirlas tarde o temprano se descubrirán .
Nos llaman locos porque solo damos besos cuando los deseamos o nos apetece, nunca por obligación
y solo a los que amamos .
Nos llaman locos porque las lágrimas pueden aflorar ya sea de alegría o dolor ,
porque sentimos a flor de piel y en carne viva el amor.

Porque tenemos un alma bordada con sentimientos de mil colores, porque los sueños los revestimos con nuestros amores ,
porque a nuestro corazón aprendimos a zurcir cada vez que lo rompen con las mejores puntadas de perdón .
Podemos ver el fondo de las almas al mirar a los ojos y al sonreír su corazón también.

Nos llaman locos porque en la oscuridad podemos ver la luz apenas visible, porque en las noches podemos volar al cielo extendiendo las alas que tenemos atrás del corazón, porque a pesar de estar al borde de un precipicio no sentimos miedo, seguros estamos que nuestras alas nos levantaran en vuelo o nos harán volar aunque sea a ras del suelo, pero no nos permitirán caer.
Nos llaman locos porque dejamos ir aquello que llaman dinero, para dejar que el corazón viva a sus anchas libre y feliz , porque podemos lograr y hacer que un corazón viejo parezca y luzca como nuevo solo con querer.

Nos llaman locos porque si no podemos o no nos gusta salir al mundo, creamos el nuestro propio a nuestro gusto a nuestro molde, porque sabemos que no cualquiera sabe a la soledad sobrevivir.
Porque creemos que la soledad no es la que nos acompaña que somos nosotros quién la invitamos para que no se sienta sola y se acompañe con los amores que viven dentro de nuestro corazón y dicen que eso es locura de atar.

Nos llaman locos porque , la música nos hace despegar del suelo y bailando a otros mundos nos dejamos llevar.
Pero cuando estamos en silencio, y desde lejos nos observan como inevitablemente movemos los pies , es que ellos no saben que llevamos la música por dentro.
Trasnochamos escribiendo palabras que se escapan del lápiz que traemos entre nuestros dedos al papel
o tejemos palabras que guardamos muy adentro de nuestro ser.

Nos llaman locos cuando nos enamoramos, porque nos volvemos poetas, porque pintamos y adornamos nuestras letras ,en un trozo de poesía solo para escribir "Yo te Amo"
Nos llaman locos porque desnudamos el alma y el corazón en carne viva y latiendo de el nos despojamos para entregarlo a quien amamos sin miedo a perder o salga dañado porque ciego es nuestro amor .

Y dicen que estoy loca porque no entienden
que no quiero vivir esta vida cuerda sin ti
Que prefiero vivir con mi locura pero feliz.


MMM
Malu Mora
leer más   
13
21comentarios 183 lecturas prosapoetica karma: 74

Amanece un nuevo día

El mundo sigue girando
y a cada vuelta que da,
se asoma de nuevo, el Sol,
a mi ventana.
¿A dónde vamos sin parar?

¿Viajamos por esta vida
sin billete ni equipaje,
sin saber nuestro destino,
ni el tiempo que durará?

Cada día el Sol me baña
con su luz resplandeciente,
indicándome la meta
de mi camino a seguir.

La Luz es mi norte y guía,
el sentido de mi vida;
y a cada giro que damos
viajando en este planeta,
yo lo puedo presentir.

Amanece un nuevo día...
Un nuevo día junto a ti.
leer más   
9
4comentarios 80 lecturas versolibre karma: 70

Horror enquistado

Mi cama es un cenagal con voces cavernosas:
un cubículo fantasmal,
donde el amor
espera almidonado
huir del horror enquistado.
Mi vida quedó destronada,
como alud en costa soleada.
Exangüe ilusión caduca y soterrada,
que fragua lenta en voz ahogada.
Mi cama es un brezal arácnido
con encuentros feroces
en falacias de pasión:
donde el amor quedó orillado
y el horror enquistado.

Marisa Béjar.

Foto tomada por mí a de una de las gárgolas de la Catedral de Notre Dam, París.
leer más   
9
4comentarios 94 lecturas versolibre karma: 59

¿Qué somos?

A veces me pregunto si somos protagonistas de nuestras vidas, si cada paso que damos es decisión nuestra, si somos realmente dueños de nuestros destinos, como pájaros al aire con el libre albedrío…o si en realidad somos títeres con un plan prediseñado, juguetitos de carne y huesos, naipes, peones y reinas, pelotitas de “ping pong”, hojas sueltas de un cuaderno, me pregunto si somos algo de un gran algo o somos nada de la nada. ¿Qué somos?
leer más   
9
7comentarios 111 lecturas prosapoetica karma: 63

Dejavú

¿Te imaginas, obviando la paradoja, que nuestro amor empezase por el final?

Mortecino, agonizando transído de dolor como Píramo, me hallo oteando tu lápida mientras perlo la tierra que dócilmente abonas. Este sería nuestro primer contacto.

La segunda cita sería en una lastimera habitación de hospital, donde yaces convaleciente. A diferencia de los lirios de tu lado, que cabecean moribundos camino del sueño pétreo; saldrás vacilante pero rediviva.

Tenemos la jubilación en nuestros monederos, y mucho turismo apresurado por delante. El tiempo pasa vertiginoso, mientras la epidermis se vuelve tersa y apetecible. Nuestra fogosidad va in crescendo, a la vez que mi cabellera recupera su fertilidad. Nuestras pupilas, reflejo del deseo, recuperan su elasticidad y se vuelven a dilatar, pidiendo ajetreo entre sábanas níveas. El sexo pasa de ser esporádico y cumplidor, a ser diario e insuficiente.

Se deslizan los años, “catarateando” el tiempo en el abismo insondable de la eternidad. Cada día estamos más radiantes, cada día nos anhelamos más. Y nos vamos desconociendo, nuestros cuerpos se tornan enigmáticos, lo que nos lleva a obsesionarnos por explorar de la única forma que sabemos : desnudar para descubrir. La oxitocina subyuga nuestros adolescentes cuerpos, cada vez más, y la juventud, circundandonos, tintinea hasta que nos llena de inocencia.

Y llega el final, más bien el principio, y nos encontramos en el ecuador de un puente arqueado de madera. Nos damos el primer beso, acuático más que placentero, y nos miramos, una lumbre de amor adolescente flamea en nuestras pupilas. Sin decir nada nos vamos, tú dirección Venus, yo dirección Marte, con una sonrisilla infantil perturbando nuestras mejillas. No sabemos de que nos reimos, no hemos conocido a nadie. Será un Dejavú ... ¿O será un recuerdo?
leer más   
8
sin comentarios 66 lecturas prosapoetica karma: 55

Existen. Igual que los fantasmas

Los celos jamás nos dejan, son caprichosos, vanos, un incordio. Por eso, lo que hay que ofrecerles es asiento y ninguna atención. No se van. Pero no hablan, y al no hablar no hay que dirigirles las malas palabras.

Están, sólo están... Ahí, solitos. Tanto, que terminan siendo parte del mobiliario. Miran como la lechuza, están atentos, abren los ojos de manera increíble, se quieren parar de un salto y levantan el dedito acusador. Los conozco, tengo miles sentaditos por todos lados.

A veces gritan, otras empuñan un artillería completa de dudas para dejar pequeños agujeritos por donde introducir cizaña y matar la vida o por lo menos, enloquecerla un poco mucho más.

No pruebes matarlos porque son indestructibles sin ser super héroes. Tienen todo el poder en sus manos y ¡no titubean!, saben usarlo. Son expertos, de paciencia; los astutos villanos de nuestra película. Siempre están al acecho. Son como esa vecina que vive en la ventana de enfrente esperando algo, que la rescate de su invisibilidad, de su monótona vida.

A veces, casi siempre, aún sentaditos en el rincón, cada vez que damos un paso nos extienden la pierna para reír con la trastabillada y el intento de no caer. Son mañosos, sádicos. Mala hierba diría mi abuela. Otras, espían día y noche por eso de los sueños de veinticuatro horas. Y sólo esperan que en algún momento, nos aparezcamos desnudos de debilidades, de falencias, de ausencias, de inseguridades. Ni siquiera necesitan tomar mucha nota, ¡somos de manual! Una vez descubierto/s, ahí sí, agarrate de lo que puedas porque vuelan las navajas en medio del tornado. Y es que se alimentan de sangre envenenada y en punto de ebullición. Cosa que tampoco es tan complicada, somos humanos...

¿Ves? Ni siquiera son buenos vampiros. ¡Son un fiasco! Existen, es verdad. Son inmortales, también es verdad. Pero nosotros no, ni nada ni nadie de los que nos rodean. Da miedo, ¿no es cierto?.

Son dañinos porque están en nuestra naturaleza, ahí, sentados y esperando la ocasión de susurrar el golpe. Susurrar, sí. Es que también son cobardes. ¡Muy cobardes... !Tanto, que ¡ni siquiera tienen el valor de asestarlo de frente! Y eso, acá o en la China, en mí idioma o el tuyo, se llama pánico, chucho, cuiqui.

Así es que, según mis muchas vidas y tantos años, como no hay manera de matarlos, que se sienten a esperar la ocasión y les garúe finito. Yo, sigo mi vida.
leer más   
4
sin comentarios 153 lecturas relato karma: 49

Miradas

Me miras
te miro

y nos damos el número del alma
11
2comentarios 114 lecturas versolibre karma: 74

Reflejos de un fantasma

I
Huyendo de la muerte tan segura
oculto entre tinieblas tenebrosas,
sepulto negras cornejas ruidosas.
Oyendo, nunca escuche canción pura,
jamas cantaron armonías bellas,
merecedoras de mis cantinelas.
Turbadora legión de mujerzuelas,
damas dudosas, fingidas doncellas
Ocultan tu merecida armonía,
ofenden mis legítimos sentidos,
dificultan sincera lozanía,
encienden mis oídos resentidos.
Sepultan mi arte, ¡ Oh servil tiranía !
Desprenden hediondez con sus aullidos.

II

¡ Belleza mía ,diva Christine amada !
Obra de Naturaleza indulgente,
Maniobra de un oculto delincuente
¡ grandeza virginal por Ángel guiada!
Musa eres de mis sueños seducidos,
preso por enmarañado escenario,
beso inútil me dieras.¡ Oh Calvario!
Obtusa inquietud de celos heridos.
Vago, atravieso los fríos recovecos,
corredores, siniestros decorados.
Mago invisible, por entre los huecos,
vapores de un espectro abandonado.
Aciago, vivo el vacío de tus ecos,
horrores de amor desventurado.

III
Delito fantasmal que amor perdona.
Muerte doy al infeliz prisionero,
suerte, perturbado titiritero,
maldito amor, que en otro me traiciona
Apuesto Raoul todo en ti es dinero
robaste mi preciada melodía
burlaste deformidad que escondía
funesto horror de espectro traicionero.
Oscuridad que tapa vil escena
secuestro de mi amada con despecho
Entidad fantástica que termina
diestro secreto de rostro maltrecho.
Dignidad de la noche parisina
espectro de la opera. Deshecho

I Bis
Segura tanto, de la muerte huyendo
tenebrosas tinieblas en ellas oculto
ruidosas cornejas negras, sepulto.
Pura canción, nunca escuche, oyendo
bellas armonías, cantaron jamas
cantinelas mías, son merecedoras
mujerzuelas en legión turbadoras
doncellas fingidas, dudosas damas.
Armonía merecida que te ocultan
sentidos legítimos que me ofenden
lozanía sincera dificultan.
Resentidos mis oídos encienden
¡Tiranía servil!. mi arte sepultan.
Aullidos en hediondez desprenden.


II Bis

¡Amada diva, Chirstine mía belleza !
Indulgente naturaleza es tu obra,
delincuente es tu oculta maniobra
¡Guiada por Ángel de virginal grandeza!
Seducidos mis sueños eres la musa,
escenario enmarañado de un preso
¡ Calvario ! me dieras inútil beso,
heridos los celos de inquietud obtusa
Recovecos fríos, atravieso y vago,
decorados, siniestros corredores.
Huecos tenebrosos, invisible mago,
abandonado espectro de vapores.
Ecos vacíos, donde moro aciago
desventurado amor de mis horrores.

III Bis
Perdona mi amor, el fantasmal delito,
prisionero infeliz al que doy muerte,
titiritero perturbado desafiada suerte,
traiciona al desigual amor maldito.
Dinero todo eres ,Raoul apuesto
melodía preciada me robaste,
escondía en deformidad burlaste,
traicionero espectro, horror funesto,
escena vil que tapa la oscuridad,
despecho de mi amada en el secuestro.
Termina la fantástica entidad
maltrecho rostro de secreto diestro.
Parisina noche de dignidad,
desecho de la opera. Espectro

©Giliblogheces
8
11comentarios 89 lecturas versoclasico karma: 61
« anterior12