Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1053, tiempo total: 0.070 segundos rss2

Retornos

Es mi silencio una canción
olvidada

y este poema

tan solo el escape
de todos

mis retornos
6
2comentarios 63 lecturas versolibre karma: 82

Esta noche olvidé tu nombre

Esta noche olvidé tu nombre
y los labios quedaron vacíos
como una casa abandonada

Solo queda el miedo

de una puerta entreabierta
como una arma blanca
que rasga las canciones
que aprendimos
en aquellos años

de soleados días

cuando descubrimos la piel
de nuestros secretos
mirando todo, en la segunda fila,
al margen de la euforia

con la nostalgia inadvertida.

Pero hoy

hoy olvidé tu nombre
y te marchaste con mi miedo
entre las líneas,
entre el lenguaje impune

de esta poesía rota
13
10comentarios 108 lecturas versolibre karma: 91

Se le puede llamar amor

Cuando las palabras
las conviertes en instantes

Cuando haces de tus labios
un bosque

que espera ser incendiado

Se le puede llamar amor,

yo sólo le llamo por tu nombre
13
2comentarios 85 lecturas versolibre karma: 94

Náufragos

En tus ojos dormía el océano.

Esta noche
tu voz cambió a un color azul

Y me hiciste recordar
que somos náufragos
haciendo de un trozo
de madera

nuestra isla
14
4comentarios 106 lecturas versolibre karma: 111

Sísifo

En un loop malintencionado,
de sur a norte
y del norte a la nada,
con una sentencia que se anida
en el cementerio de la piel.
En una montaña
de preguntas y rendiciones,
con la tristeza cansada,
cargando con la roca
que no es otra que tu muerte,

que no es otra que la mía.
10
4comentarios 106 lecturas versolibre karma: 101

El estanque

El estanque
disfraza de sueños su muerte
mientras el otoño
le roba el reflejo de otros días.

Muere de Luna,
de una luz que quema sus bordes
con la crueldad de un suspiro.

Muere de vacíos,
de nombres sumergidos
como monedas
que cargan con deseos imposibles.

Muere el estanque
y disfraza su muerte de sueños

mientras la sed
se ata a mis manos
y tu nombre se ahoga

en mi garganta.
11
2comentarios 72 lecturas versolibre karma: 86

Intactos

La noche respira nuestro silencio

y yo te observo

como si buscara en tus ojos
una isla.

Nos mordemos la sed
que escurre por las lenguas
mientras escribimos
sobre los despojos:

Es demasiado tarde
para salir intactos
9
2comentarios 80 lecturas versolibre karma: 112

Haiku desde la nostalgia (2)

La noche engaña
y la soledad es fiel
nostalgia de ti
13
2comentarios 66 lecturas versoclasico karma: 93

La cigarra

Enterrado en un ocaso largo,
en esta patria sin nombre
donde los cantos son sólo
sueños

y los sueños un solo canto
que calla en el olvido.

Repito con el invierno en
la garganta:
que escribir es una forma de escapar,
que dormir es una forma de
estar muerto

pero aún así

la cigarra cantará
aún después de mi silencio
15
10comentarios 93 lecturas versolibre karma: 99

He guardado en tu mirada algunos versos

Sin previo aviso,
he guardado en tu mirada
algunos versos,
retazos intrusos de una rima imposible,
letras escritas en sal y fuego,
restos,
de nuestro lenguaje vulnerable.

Allí, en el espejo donde reflejas
lo que llevo escondido,
entre el color y el cristal
de nuevas noches,
en el bosque de tus ojos,
donde me rindo

y me pierdo.

Sí, he guardado en tu mirada algunos versos,
sin previo aviso

hoy vengo por ellos...
16
3comentarios 143 lecturas versolibre karma: 107

Noviembre

Es noviembre y sigo aquí,
bajo la sombra de un árbol
que olvidó como entregarle sus hojas
al viento,
esperando una noche que ya no existe,
con tu nombre en la frente
como una oración convertida
en ceniza,
con una cicatriz
que no sabe que en otro tiempo

fue la mejor de las heridas
7
4comentarios 60 lecturas versolibre karma: 91

Haiku desde la nostalgia...

Entre mis manos
te susurra el viento,
diente de león.
6
sin comentarios 37 lecturas versoclasico karma: 86

Deberías estar aquí

La lluvia ha entrado a las habitaciones

y tú deberías estar aquí

no sólo entre las letras del silencio
ni entre los surcos de todo
aquello que callé.

Deberías estar, desnuda
del tiempo y la distancia,
no extendida y profunda,
como una herida que desangra
las arterias,

Deberías estar aquí, pero la lluvia
moja los retratos
como una revelación en una isla
donde ya no suenan

las canciones...
11
4comentarios 91 lecturas versolibre karma: 93

Siempre hay un poema por nacer

En algún momento perderé la cuenta,
en algún punto este camino
se llevará mis pasos a ninguna parte,
allí donde arden los puentes
y la deriva es la única ruta
para aquellos que olvidamos los retornos

Cada día es un monumento
que hay que derribar,
y siempre lo derribo demasiado tarde.
Mis manos se vuelven raíces
que terminan por nutrirse
de este silencio que sabe a nada
y que rima con todo

En algún momento perderé la cuenta,
en alguna hora el reloj
continuará su marcha
y dejará atrás las noches contenidas

Sí, en algún momento perderé la cuenta,
O caeré en cuenta
que el ocaso descansa en puntos suspensivos,
que siempre habrá un poema por nacer
y que esa es la esperanza de los derrotados...
15
13comentarios 200 lecturas versolibre karma: 82

Te nombro y te vuelves breve

Te descalzas con la delicadeza
de un silencio

y te conviertes en canción.

Te abrazo y te vuelves viento
en una ciudad escondida.

Te nombro
y te vuelves breve

tan breve como los sueños
que siempre recordamos.
11
1comentarios 79 lecturas versolibre karma: 89

El espejo

Busco en el espejo las palabras,
algo no dicho entre nosotros,
algún idioma nuevo escondido
en la plata
que sirva para encender
las habitaciones
y volver a construir la ciudad
que sueña bajo los despojos.

Quisiera verme a través de tus ojos,
quisiera incendiarme en tus párpados
y hablar para arrancarte este
silencio de los labios

que es el eco de la ausencia.

Pero somos una puerta clausurada.
Somos el océano que brama
su grandeza en las alas de una mariposa.
Somos una línea que sostiene
nuestros días
con el mismo invierno
tejido en la garganta.

Somos el mismo verso
y la misma ceniza,
somos el reflejo de la misma historia.

Somos la luz, el disparo

y la fotografía...
11
8comentarios 96 lecturas versolibre karma: 82

Otoño

He esperado tu viento.
Llevo en la sangre tus días
como la humedad que recorre los muros
de una casa abandonada.

Algún día emprenderé el retorno
para ver mis huellas
mientras cambio de calzado

De algún modo desataré los nudos
para liberar tu nombre,
que aprendí como un canto de guerra

Y por fin

por fin romperé estas manos
para construir con los escombros
nuevos versos

Pero mientras todo sucede
dejare que las sombras bailen en silencio
en las paredes
de este otoño...
11
9comentarios 104 lecturas versolibre karma: 72

De nuevo

De nuevo vuelvo a tus ojos,
y en ellos
el bosque y el desierto se funden
en un verso nunca escrito,
en un susurro que me llama
a dejar atrás

todo aquello

que precede

al precipicio
9
sin comentarios 63 lecturas versolibre karma: 69

Huir de tu ausencia

Huir de tu ausencia es como huir del viento.

Y yo, en el fracaso anticipado,
me abandono entre los versos

a la inercia de su soplo.
15
2comentarios 108 lecturas versolibre karma: 75

Ella duerme

Ella duerme.
Su sueño es el latido
de otros días.
Su rostro es la luna
que acaricia el río
como una canción triste

Y yo soy un río

La noche es la pregunta
que incendia todas
las respuestas,
la memoria es lluvia
y nuestros nombres un desierto
que cargamos en la espalda
leer más   
17
5comentarios 137 lecturas versolibre karma: 88

La boca llena de grano

Yo armado con una pala,
tú con otra,
enterramos nuestro amor,
no pusimos cruz,
pero tierra,
semillas y piedras,
y suspiramos: ¡al fin!
Allí reposa su cuerpo,
su boca llena de grano,
como sus manos,
tan ásperas los últimos días.
Nos miramos,
abrazamos y con otro:
¡al fin!
nos despedimos.

Creció la hierba,
el corazón se hizo pasto,
tímido,
de la alegría del silencio,
del incendio de las amapolas,
pero al final brotó,
brotó
entre la oxidada hierba
un jazmín
y de su flor el amor,
ese mismo amor enterrado,
¿qué hacer? No soy de mar,
no he nacido con sangre de pez,
sino con ese milagro terrestre
que florece una y otra vez,
no importa cuantas veces
lo entierre, aquí está,
una vez más naciendo
con la ternura de las flores.


.
leer más   
15
18comentarios 130 lecturas versolibre karma: 98

La luna en Granada

Ayer volvieron las manos al libro
dormido en otro de la estantería.
Tu letra a bolígrafo en la última hoja
era un ciclón de tinta.

Con un optimismo de azul caduco
que, a lo mejor, no lo sé, no quería
pincharme con la ilusión de sus tildes,
esperanza sucinta.

Dijiste entonces, en aquel diciembre
mágico, que siempre recordarías
nuestro viaje de cultura y leyenda.
Rebobina la cinta.

Granada era joven y tú tan linda.
Yo... qué sé; sabía que volverías
a la tierra nazarí, no conmigo.
Me hiciste algunas fintas.

No dibujamos ni una sola luna
más con el humo blanco que salía
plantándole un beso a aquella cachimba.
La esperanza despinta.

¿Cuándo más tardes en el Albaicín?
Regresar al Generalife un día.
No lo olvides, yo nunca olvidaré
esa promesa extinta.
18
6comentarios 84 lecturas versoclasico karma: 79

El gran desván

Miles de frases
rotas por el tiempo
quedan ancladas en algún lugar
demasiado lejano para el recuerdo...
quedan flotando en las calles,
los semáforos,
las azoteas
esperando a que alguien repare en ellas
y puedan volver a ser
en sus momentos de realidad.

Miles de frases,
de suspiros y pensamientos
que partieron en dos la banalidad
para decorar un momento especial de juventud...

Miles de ideas
vestidas con hermosos colores
y excitantes perfumes
que creyeron cambiar el orden de las cosas
y dejaron sus huellas
en los posos del café
de aquellos rancios locales
en los que la luz era demasiado fría
y los besos demasiado calientes...

Y en un ir y venir
de frases aprendidas
y palabras malsonantes
se nos fue escapando el tiempo
y fuimos adentrándonos en un gran desván
que se estrechaba por momentos
a medida que nuestros pasos
se hacían más cortos...
un desván
en el que el único contacto con la vida
era una pequeña ventana
por la que solamente observábamos
imágenes de un pequeño paraíso
bañado de ficticia armonía
en el que ya nadie
sentía algo parecido al apego.
leer más   
15
9comentarios 90 lecturas versolibre karma: 106

Gran día

El sol de abril
se levanta con brío.
Será un gran día
leer más   
11
4comentarios 59 lecturas versoclasico karma: 109
« anterior1234550