Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 619, tiempo total: 0.014 segundos rss2

Dormido

Me pregunto si serás
para siempre mi tortura.
Si he de ir
trazando el camino
con el fuego de tus ojos
quemándome los pies.
Si he de sentir
el hielo de tus manos
congelándome la espalda.
Una mirada,
una palabra,
un beso
Basta tan poco.
Caminando entre las hojas
del destino
preguntándome por qué
tomé este camino,
me muevo a tientas
a oscuras,
sin sentido.
Doy un paso a la vez
procurando no caer.
Tu voz se me escapa
entre los pinos
con su tupido follaje.
Te hablo
y no me hablas,
te miro
y no me ves.
Ausente,
silente
dormido.
leer más   
6
2comentarios 16 lecturas versolibre karma: 83

Colorida Indeferencia

La memoria es ingrata,
una cárcel de castigos perpetuos
y de sentencias constantes
¿Quién puede salvarse de sus ecos?

Me siento una extraña
en mi propio lugar
con la sinceridad apretándome el cuello
y las luces apuntando hacia mí.

Me siento una extraña
cuando veo mi reflejo en tus ojos
cuando no reconozco mi nombre
en tus labios.

¿Qué tanto tenía que estar sumida en desconsuelo
para que me vieras?
¿Qué tanto de mí necesitabas llevarte para llenar tus maletas?

Y si tus oídos sordos no hubieran estado,
¿me habrías escuchado?
Si tus manos liberadas hubieran estado,
¿me habrías sacado de ese hoyo?
Si tus pies cuerdos hubieran estado
¿me dejarías aun?

Tal vez si pinto mi rostro
de colorida indiferencia
te sea más placentero
que ver la gris realidad.

Ya es tarde
las campanas han sonado
el sol se ha escondido
¿de qué te sorprendes, pues
si yo también me he ido?
4
sin comentarios 24 lecturas versolibre karma: 55

Si yo tuviera el corazón que di

Ya no tengo
como amante la mayor duda
y eso que de la duda
no puedo escaparme

quisiera tenerte siempre muy cerca
desnuda

pero no soy tu hombre y solo
otra copa
puede cambiarme

si yo tuviera
la diplomacia de Neruda
o ese aire que tiene
Leonard Cohen de capo
que viene a por mí
por no cumplir con las musas
con una canción y mi vieja
dirección bajo el brazo

porque mi dignidad
es tan baja y tan ruda
que sólo hay trapos sucios
en mi corazón cerrado

para la soledad
estoy camaleónico y dispuesto
aunque mi nostalgia de tu piel
no se lo cree
y cambio a cambio
el calor de tu abrazo resto

que sólo voy a ser ya tu amigo lo sé lo sé

sé cuál es mi sitio
complaciente
aunque funesto

si supieran tus ojos cuánto te ama
aquello
que no ves.

(Abel Santos,
de EL LADO OPUESTO AL VIENTO,
Parnass Ediciones, 2010)
leer más   
11
9comentarios 88 lecturas versolibre karma: 97

En este mundo

Es fácil quedarse a vivir
en las noches de gloria
para olvidar los días tenebrosos.


©Alejandro P. Morales.
leer más   
13
8comentarios 70 lecturas versolibre karma: 104

Restos de ti

A mí me han dado
un corazón
que busca consuelo
en las cosas olvidadas.

Por eso,
siempre escucho
el silencio apagado
que obstruye mis arterias.

Mis huesos rotos
de amor y odio,
son restos de ti
que quedarán en mí
para siempre.

El peso agotador
de tu jaula vacía,
-tu amor-,
es como una lluvia
que me desangra
a borbotones.


©Alejandro P. Morales.
leer más   
15
14comentarios 95 lecturas versolibre karma: 108

Entre un silencio perfecto

Como defenderse de la tempestad
con una voz desnuda
que evoca resplandores
ante una inercia casi intacta
por unas palabras que no descansan.

Te leí los ojos con mi soledad
eran como un jardín hecho trizas por la tormenta
no me alcanzo la noche para huir con miedo
seguí viviendo desnudo
callando en el íntimo amor de mis adentros.

Nunca más volví a pensar en nosotros
mi voz se volvió una estéril estatua de sal,
entre labios me esforcé por hablar
fui como un silencio perfecto
que vagó en la soledad de nuestros tiempos.

La muerte amaneció casi intacta
como un desamor que vive entre rumores,
a nadie le gusta adormecer a un ruego
y encontrarse llorando con el pecho abierto
muriendo por un amor enfermo.

Mi poema fue como una sonrisa en descubierto
como un verso desarmado
deshaciéndose en la fragancia de una boca vacía
con el pasado alejándose, escondiéndose del tiempo.

Fui prisionero de mis yerros
cercado entre todos mis errores
como una mariposa sin alas al querer volar al cielo
con la oscuridad de una mirada vacía cayendo.

Con un pequeño sesgo como esperanza
y con la última luz prendida de un fuego
así es mi presagio inmóvil de un páramo sin sueños
como una paloma herida que se niega a morir.

Corté un par de rosas
con la esperanza de poder volver a verte,
te marchitaste antes
entre los colores pálidos de una flor de invierno.

Entre espinas de una ausencia
no te pude más escribir
entre mis poemas te lloré
con mis versos te imaginé de nuevo.

El mute
14/05/2018.
18
10comentarios 133 lecturas versolibre karma: 99

Telones de sube y baja. (El paso de la paloma). (Dedicado al precioso poema "El telón sigue levantado" de Encrucijada)

Paloma oscura
a contraluz del cielo.
Claro de luna
negra cara.
No pude comprar mis sueños.
Y te siento miedo.

En bellas tumbas dormido
escribo poemas locos
a leyendas sin memoria.
Imaginar pudiera, rojos cielos
mirando estrellas blancas,
como vestido de novia.

Óleo en verso quisiera ávido,
el aprendiz de poeta pintar.
Al perdido rayo de luz.
De aquella mañana gris
en que se pudrieron las rosas.
Que no volverá jamás.

Silenciado corazón,
¡mudo que no dormido!
en un nublado día de invierno
malpagados desamores
te dejaron sin voz,
mas no sin latido.

Oscura paloma,
dibujada en azul perdido.
Con la cabeza gacha

deja

que me acurruque en tu nido.

Canto mis penas
como si de pecados
tratara.
Pero no me mires mal
palomita mía.
Quiero cruzarte
limpia la mirada.

Ayúdame paloma.
¡Desvístete de sombras agrias!
Ofrece un alegre hola
a la luz de los soles,
y empújame a gritar

a mi triste huida...

¡basta!

Dulce palomita blanca,
permite que adiós te diga,
y despedir me dejes
tu paso teatral
con sonoro colofón:

¡Maestro!
¡Suenen los timbales!

¡Tramoyistas!
¡enciendan luces
y que baje el telón!

¡Distinguido publico.

Sonrían o lloren!

Grácias por su atención!

Buenas noches tengan.

Hoy por hoy,

acabó la función.
leer más   
10
3comentarios 77 lecturas versolibre karma: 88

Umbral de infierno

Es cierto que este poema
no pretende hablar
de ti ni de mí,
que aquí no hay espacio
para todo lo que te mereces
-que es nada-.

Pero mira el canto
de tu tristeza
y el llanto
de mi alegría,
mira los huesos negros
de nuestros besos,
mira las lágrimas
amarradas a los ojos
como agua estancada...

Ya sólo puedo estar
fuera de mí,
porque es en mí
donde crece
tu corazón envenenado
como una mala hierba.

Mi timidez no esconde
el hambre de venganza.
Ese al que adoras y desprecias,
ese que llevas clavado dentro
le aprieta tu voz
y cualquiera de tus quejas.

Que nada contigo es posible,
ya lo imaginaba
el frío que me encendió
tu amor,
el mismo que me está apagando
lentamente.


©Alejandro P. Morales.
leer más   
3
sin comentarios 15 lecturas versolibre karma: 60

Mariposas negras

Esta mañana te vi nuevamente y tu mente seguía alejada mientras las mariposas negras revolotean a tu alrededor padecías una especie de enfermedad. No te imputo nada, y no juzgo, sólo quiero marchar de tu lado, es incierto permanecer más tiempo junto a ti, y tus celos no dejan de revolotear. Esta vez no volveré y el tiempo, sé que se va a encargar de sanar a tus infames y negros pensamientos que revolotean en tu cabeza. No quiero y no debo sentir furor, a veces la mejor medicina es rechazar todo a nuestro alrededor y sólo entonces con el paso de los años voy a sanar también mis heridas, después de todo sigo mirando tu rostro tratando de entender que sucedió contigo, las lágrimas comienzan a caer de tus ojos negros puede que a modo de chantaje porque sabes que esta vez no me voy a quedar, marcharé con la lluvia que ha comenzado a caer.
8
2comentarios 43 lecturas prosapoetica karma: 88

La eternidad de tu ausencia

Noche blanca, blanca brisa,
tu andar trepidante, alarmante,
cautivador, genera en mi mente fulgor
con una magia deslumbrante

Fría noche, como el hielo
de betún viste tu pelo
adornado con guirnaldas
iluminando tristes almas
que buscan seguir tu rastro.

Oh clara noche, como un rio de sombras
desbordas todo a tu paso
estrangulando entre tus brazos
mi ultimo aliento de valentía.

Bella noche, cual Olimpo
eterna eres al solitario
mas, cual chispa, te disipas
para quien colmado de amores
tu estela persigue.
5
1comentarios 25 lecturas prosapoetica karma: 71

Soneto al viento

Viento sagrado que acaricias mi alma,
que triste y melancólica se encuentra,
pues el dolor por amor se concentra,
en un gran vacío que nada calma.

Dame suave caricia con tu palma,
socorre al penoso ser que se adentra,
a la noche sin luna que se encuentra,
en lo más profundo de mi rota alma.

Alegre viento de sedosa brisa,
ayuda a mi ser a salir avante,
y dejar de olvidar lo que es la risa.

Con tu ayuda sé que saldré triunfante,
mas te necesito ¡oh viento! deprisa,
para curar mi corazón penante.
13
4comentarios 46 lecturas versoclasico karma: 92

Flores

Gracias a ti,
aprendí a amar las flores.
Con cada una de sus espinas,
con su tallo desaliñado.
Con sus pétalos marchitos,
con sus hojas secas.

Aprendí a amar las flores muertas,
esas que hoy te regalo,
por más que me haga daño,
en representación de lo que hemos realizado.
Matamos cada esperanza,
cada pétalo vivo,
cada hoja llena de agua.

Hoy, quisiera que me regalaras flores.
¿No te gustaban también?
Recuerdo que solías decirme,
que las amabas con desdén.

Vida mía, regálame flores muertas,
para intentar acabar con mi tristeza.
Porque por culpa de ella,
soy esta extraña impureza.

Los tulipanes eran tus favoritos,
a veces recuerdo el jaspeado con anhelo.
“Tus ojos son preciosos” es mi mejor recuerdo.
Esta flor está agonizando,
y muere cada día más con tu silencio.
Ese que yo misma he creado,
para acabar con todo tu sufrimiento.

—aleluya roto. (@freedomofsuffer)
9
2comentarios 41 lecturas versolibre karma: 84

Cascada de alfileres

¿Me recuerdas?
Soy las migajas de tu amor,
la mirada que hablaba
cuando callaba,
la puerta entreabierta
de tu corazón…
¿No lo sabías?

También,
por afecto o por rencor
soy la presencia que nunca veías,
el velo de tu falsa moneda,
el color insípido de tu alegría.

¿Quién en su sano juicio
quiere perder lo que ya ha perdido?

Me paro en el canto de la noche,
y pienso que el vacío
es un dolor oscuro
que viene a mí
para conservar
la herida desvalida
de cuando éramos
tristemente felices.


©Alejandro P. Morales.
leer más   
21
16comentarios 104 lecturas versolibre karma: 98

Tu recuerdo me hace daño

Suenan los acordes de una dulce melodía que se encarga de ponerme todavía más triste de lo que ya me encontraba. Sé que el mundo se conspira a contra mía pero me parece injusto. Y entre recuerda y olvida no se borra tu carita de mi mente. Y por consiguiente vuelven versos y apapachos y ese cambio de carácter que me estoy enamorando.

Y entre más te olvido, menos logro. Y entre menos logro, menos ¡largo!
6
sin comentarios 66 lecturas versolibre karma: 104

No estoy de vena

Me invade una titilante pena
una pena que no tiene nombre
pero que la causó un hombre...
Me robó el suspiro, el sueño
y los colores de mi alma...

La gente me mira y dice:
"qué bella dama",,, pero sus
ojos ya no tienen niña,,,
aquella niña que jugaba
con las flores del campo
corriendo descalsa y sin
freno alguno, queriendo
alcanzar el viento y verle
el rostro...

No estoy de vena,,,
No quiero ese fluido rojo
llamado sangre, porque
en realidad en mí no es de
ese color,,,es gris como las nubes
cargadas, que se apresuran
trepándose una sobre otra
para llegar primero y estallar
en una tormenta...

No estoy de vena,,,
por más que intento escuchar
la voz del extraño diciéndome;
"Ven, déjate envolver entre pétalos
de rosas y vestir tus miedos
de velos color lavanda",,,

Mis emociones no se detienen
parecen caballos salvajes despotricados
sin rumbo,,, queriendo hallar en las
colinas un lugar dónde encontrar
remanso y descansar...

No, no estoy de vena,,,
qué pena¡¡ elevaré mi voz
al cielo con más fe, para no perder
la esperanza y pedirle a las fuentes
inagotables de los sueños
que me arrullen con su paz y si
mañana no amanezco, que sea
porque encontré un mejor lugar,
y si abro mis ojos, encontrar
aquella voz que me devuelva
la bella ilusión de volver a
confiar...
leer más   
12
16comentarios 125 lecturas versolibre karma: 96

EL Adios

Te soy sincero, más allá de tu apreciación de "sólo sexo", me agrada y disfruto el verte, el platicar.

Pero bueno, hoy, eso lo quieres prohibir.

Prohibir de un sólo tajo nuestros pensamientos, prohibir con un sólo mensaje una buena charla entre dos personas que son más y sienten más de lo que ambas imaginaron.

Hoy quieres alejarte, lo respeto, no coincido en las formas, siento y creo que, tanto tu como yo, merecemos un adiós distinto.

Te lo he dicho, siempre agradecido que seas parte de mi historia y más aún el permitirme ser parte de la tuya.

Pero un adiós en dos personas que se quieren y se atraen como nosotros, no es posible decirlo sin antes... sin antes ver tus ojos y que sean ellos quienes digan toda la verdad, así, en silencio.

Luis Oscar.
#raczoblue
7
8comentarios 89 lecturas relato karma: 105

Desapareces

Desapareces
ya casi no te llamas ausencia,
y pocos podrían intuir que habitaste
este abandonado zoologico de mariposas,
desapareces de la oscuridad voluntaria de mis ojos,
del calendario de mis fechas especiales y de mis alegrías por contar.
Desapareces
y no te lo voy a perdonar.
4
2comentarios 59 lecturas prosapoetica karma: 66

Libre

Desde la comisura de tu leve sonrisa,
hasta cada lunar en tu piel.
Desde el color de tu camisa, hasta el tono de tu voz.

Así te quiero.

Soberbio, voraz, cómplice, amigo, amante, confidente...

Libre.
9
8comentarios 71 lecturas prosapoetica karma: 100

Penas astilladas

Clavo tu futuro en mi corazón de madera.
Y se me astillan veinte recuerdos
y unos cuantos por qués en mi ventrículo derecho.
El tiempo no entiende de besar a ciegas,
de olvidar a medias pretendiendo tenerlo todo
cuando hasta los segundos se nos escapan de las manos.
Y yo, para serte sincera,
no entiendo de otra cosa que no sean teorías y estrategias
de cómo tender tu mano sobre mis miedos
pretendiendo que soluciones algo que ni yo misma entiendo.
Se me ha olvidado dónde buscar tu nombre
y mis viernes saben a lo mismo que mi almohada desde que no huele a ti,
a nada.
Las paredes de mi cuarto ruegan derechos
para volverte a ver nacer
y los espejos me escupen en la cara
porque mi gesto cansado
no tiene nada que ver con tu cara desenfadada.
Cojo las pinzas de la caja de emergéncias
y me quito una a una
todas las astillas que llevan escrito tu nombre y todos sus sinónimos.
Si no olvido tu eséncia
no te olvidaré a ti.
leer más   
11
8comentarios 75 lecturas prosapoetica karma: 106
« anterior1234531