Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 457, tiempo total: 0.030 segundos rss2

Convivencia virtual (a @Letizia)

Es cada día al ocaso que me desperezo
cuando mis brazos estiro y versos compongo
-mientras que el sol deja de verse redondo-
y que de tus labios extraño los besos.

Es al atardecer que suelo buscarte
para lazos ardientes construir,
es cuando mi corazón deja de latir
y sé que me toca en suerte no tenerte.

Es en la madrugada que siento una punzada
-que suelo trocar por sueños placenteros-,
construimos nuestros lazos imperecederos
y tu despedida penetra como una estocada.

Es al alba que la almohada vacía
me recuerda que la noche es larga
y entonces surge una pena amarga
y me dice que tú aún no eres mía.

Es durante la mañana que te sigo
y CDMX en metrobus entera recorro,
-cual tu sombra aunque haga frío-
causando en mi empleo algún engorro.

Es al mediodía en que ambos bromeamos
contándonos noticias de Uruguay y México
-descubriendo vericuetos de los léxicos-
y algún que otro chiste fino cruzamos.

Es durante las veinticuatro horas
que el tic tac de mi reloj Casio suena,
que mi solitaria alma sigue en pena
porque aunque lo disimula, te añora...
leer más   
9
8comentarios 92 lecturas versolibre karma: 106

Última Vez

El último suspiro que se escapa de los pulmones,
con el dial y las antenas desorbitadas;
las muecas ilegibles,
la última palabra dicha es realmente bella.

Ese color piel que se diluye sometido,
entre los poros de las mejillas;
y el calor que se oculta en las manos,
simplifica aún más la fragilidad.

El último ave María,
de los que están y el duelo que esconden;
con dolor en el pecho que va como tornado,
desde el estomago hacia los huesos.

La última mirada colorida,
con el eterno recuerdo del resplandor en sus ojos;
la ultima fragancia envuelta en rubor,
su último instante es asombroso.

Y el llanto invoca una canción,
despedirnos por última vez es perfección.

Niorv Ogrin
8
8comentarios 78 lecturas versolibre karma: 101

La respuesta a nuestra futura distancia

Hola.......

Me he pasado todos estos tres ultimos dias
pensando en aquellas palabras
que acompañadas de lagrimas
en mi derramaste:

"De amarnos no hay delito
pero corremos el riesgo de amarnos mas ya sabiendo el destino,
y aunque lo admito,
quiero estar todo el tiempo contigo.
ahun sabiendo que es el tiempo
el que se apresura a llegar a su destino
a grandes velocidades
sin poner frenos
subiendo y arrastrando con las emociones y sentimientos de los pasajeros
y hoy por hoy me invaden esos peros:

¡ pero tu te iras!
¡pero te amo!
¡pero ¿que voy hacer con tanto amor?!

escribirte cartas
llamarte cuando te necesite
llamarte todos los dias _yo un telefono y sin tu compañia
sentada en una silla
pensando en ti extrañando tus vesos y caricias
y segura amigas de dos fugases amigas:
la FE y ESPERANZA
fe de creer que me sigues amando
y esperanza de verte por ese caminito llegando.

Seran dias eternos con noches muy frias
sera un gran dolor y ya me espero la despedida"

Puez amor aqui va mi respuesta preparada en tres dias:

"Se que somos un instante
que vivimos a travez de buenos y malos momentos
en donde la distancia sera el problema
y el tiempo el riesgo.........
..pero...
No dejemos que este instante seha cualquier momento
ni que nos separe el tiempo
que nuestros bellos momentos
se queden tan solo como simples recuerdos
y que la distancia en un futuro no seha el impedimento
para decirte lo cuanto que te .... quiero
para contarte lo cuanto que te .............AMO.."
leer más   
6
sin comentarios 23 lecturas relato karma: 74

Despedida

Querido futuro: siento decirte que no estaré ahí.
leer más   
19
4comentarios 98 lecturas relato karma: 89

Despedida

No miré atrás,
no traje a la memoria
crueles historias.
No me dejé llevar por
la rabia ni por el lamento.
Sólo dejé pasar el tiempo.
Sin dar vuelta atrás
y sin chillidos, cerré la puerta .
No encendí fogatas
con fotos viejas.
Ni recordé una a una
las noches sin estrellas.
No pronuncié palabra,
no di ni un beso.
En momento gris de
nuestro entierro,
Tomé el pedazo azul
de mi diáfano cielo.
No dije nada....
y remonté vuelo.

A.B.A 2017 ©
Amalia Beatriz Arzac
Buenos Aires Argentina
leer más   
10
10comentarios 103 lecturas versolibre karma: 101

Si te vas ...

Si algún día,
pensaras
En dejarme ir. ..

No me des
la espalda
te lo ruego..

Deja al menos
Tu semblante
Desvaneciéndose en mí...
leer más   
15
10comentarios 150 lecturas versolibre karma: 99

Nuestra historia, escrita en prosa, para que reconozcan en mis versos. Primera Parte

I
Al verte la primera vez, perdido tras un problema de cálculo que ya olvidé, pensé que eras un imposible. Un milagro hizo que posaras la mirada en mí, pero yo estaba curtido de mundo y te perdí, para convertirte en el más imposible de mis sueños perdidos.

II
Poco a poco comencé a tener el valor para girar en torno a la gravedad de tu rutina. Largas esperas dejando pasar un bus tras otro, hasta que “casualmente” coincidir con el tuyo.

III
Una mirada breve, una sonrisa fugaz, y las más torpe de primeras palabras en un día lluvioso. Caminar hasta tu casa, simulando ir a la mía, observarte abril la verja de tu hogar y para al final tomar el largo camino a mi pensión.

IV
Hasta que un día, en una conversación inocente caminamos hasta tu casa, una breve despedida el primer día, un largo vaso de agua el segundo, y así poco a poco cual zorro y princesita nos fuimos domesticamos.

V
Así siguieron pasaron los días de ese trimestre alucinante, domesticado ambos, pasábamos una velada tras otra en el porche de tu casa, que daba al frente de una tubería de agua escoltada por dos cercas paralelas, pobre río encerrado que escuchaba en la oscuridad el rugir de la avenida.

VI
Mi vida de estudiante transcurría sin menos cabos, pero yo como dije, curtido de tanta calle, me dejé llevar brevemente por los hábitos de mi vida trashumante y mis circunstancias académicas. Yo también sufrí la breve distancia, pero no lograba descifrar la incomodidad.

VII
Una mañana, esperando una clase y con la barriga crujiente, en medio de una empanada, una amiga común diagnostico mi pequeño dolor. Era ausencia de ti, como tú la tenía de mí. Un síntoma común de quienes comenzamos el juego del amor. No lo sabía, en el fondo no me sentía digno de ti.

VIII
Sonriente, cambie las velas de mi vida hacías los vientos de la tuya. Con el farol de tus ojos, iluminados para mí, comencé a llenarte de poemas que no conocías y tú me enseñabas sentimientos nobles que tarde aprendí. Éramos amigos, pues no me atrevía a tocar esa puerta todavía.

IX
Y llegó el diciembre, nuestra pobreza nos permitió nada más que la riqueza de unas tarjetas de navidad, yo entre tumbos gramaticales te pedía disculpas por querer ser más que un amigo y tú con tu dulce inocencia termínate la tuya con un “Te adoro”

X
Y después un simple beso, que humedeció la brisa marina y sazonó la arena en aquel rincón de la playa. Un beso tan largo y dulce que todavía retengo su suspiro en mi alma.
Fin
leer más   
10
2comentarios 77 lecturas prosapoetica karma: 102

Mi error favorito

No puedo decir, que ha sido un placer, el habernos conocido..
Ahora se me va la vida, la que quería vivir contigo. .
Tendría que haberte " dado plantón ' ese día y haber desaparecido. .
No, no fue un placer, mas bien un error conocerte..
¡Pero cada uno elige equivocarse con su error favorito!
leer más   
16
13comentarios 155 lecturas prosapoetica karma: 95

Algunos Versos quiebran Albores

Algunos versos quiebran amores
y matan a veces al espíritu paupérrimo,
del que no sabe expresarse, que no enamora
a quien busca caricias y anhelos imposibles.

Algunos versos quiebran albores
nacientes y cargados de añoranzas,
de esas que te culminan el alma que despierta,
de esas que amanecen y quieren que añores.

Algunos versos quiebran sabores
de esos agridulces de la repentina luz de la mañana,
conjugada con el almizcle de la larga noche
que de dulces besos y caricias dejaron olores.

Algunos versos quiebran dolores
que dejaron los suspiros de las despedidas,
para pasar largo tiempo en la distancia
lejos, muy lejos de los que alguna vez te quisieron.

Algunos versos quiebran olores
que olvidaron en tu cama repentinamente,
sin despidos dolorosos ni suspiros
de esos que al corazón le propinan dolores.

Algunos versos quiebran clamores
de los que te nombran a voces y repiten
la misma frase, el mismo sentido y el mismo verso:
“algunos versos quiebran albores”.


Alfonso J Paredes
Todos los derechos reservados
SafeCreative/Copyright
imagen tomada de internet cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
11
10comentarios 116 lecturas versolibre karma: 103

... a Eva Perón

La ardura de tus nervios, me quiebra
La dolencia de tu carne, me conduele
me contrae el valor, sin que consuele
un descamisado que en tu voz latebra

fue el ceremonial de tu aceptación
el que anidó…. aquél compartir
tu pueblo…. te vio partir
una bandera, un clamor, una ovación


Oh! EVA… llora por ti la Argentina
del obrero que te alarga su mano
en la verdad de un sueño cercano
vestido con tal fuerza supina


no se esconde detrás de una risa
no deja de soñar, escuda el ideal
humilde, te eleva a un pedestal
es la patria que respira tu brisa

victoria tras tu ventana, es libertad!
fue tu lugar, ante todo, junto a él
ese pueblo que juró serte fiel!!!
el fragor de tu muerte, oquedad

es la mano extendida…
…………………. de un rincón de tu vida
es quizá la soberbia de un paria querido
que atiende tus “te amo”, el gemido
en jirones de un vía crucis….
……………………. de tu despedida

esa impronta de octubre, EVA siempre serás
marcaste Argentina… la hiciste palpable…
y en la roca persiste… aquél grito notable
y en el sol de los años…. perpetuum vivirás¡¡¡¡
leer más   
2
1comentarios 30 lecturas versolibre karma: 26

Se suicidaron las palabras en mi tintero

Se suicidaron las palabras en mi tintero

llora la inspiración su desconsuelo.

Muere el verso crucificado en su madero,

arrastra las gruesas cadenas del tedio


Muere el verso solitario,

sin pañuelitos de compasión.

Su inspiración hace luto.

El verso, el verso perdió su norte,

su cadencia, su ritmo,

sus metáforas modernas.



Es un fantasma,

sin corazón sin alma,

solo vaga con la mirada perdida

pero ya no habla.

Ahora yace,

lánguido, agonizando, letras desérticas.


Y callará su voz melodiosa,

y dormirá su sueño en nubes de descanso.


Mi verso, ayer fue virgen mozuela, llena de vida,

hoy solo es pluma escondida

en cartas de despedida.


Sálvate verso amigo, sálvate,

no mueras tan pronto,

bebe paz, descansa un poco,

reposa...



Luego,

resucita de tu letargo

¡Resurge!



Volverás nuevamente con tus vestidos coloridos

y con ímpetu juvenil remozado.

Bailarás nueva danza de alegría en mis tinteros.

Se acabó tu tiempo de desierto y sequedad

llegan para ti,

veranos nuevos.



Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
16
10comentarios 71 lecturas versolibre karma: 92

Te empiezas a ir

Nunca sabré
Dejarte ir del todo
Mi amor

Por eso
me despido de ti
Poco a poco

Para que no duela
Tanto el adiós

Prefiero ir
Soltandote a trozos
leer más   
15
15comentarios 92 lecturas versolibre karma: 93

Міэↁоѕ Ў эѕрэјоѕ (Colaboración con @constanza_everdeen)

El día que se marchó
recogió su cabello y se lo llevó todo,
se llevó todos los ayeres,
hizo del horizonte un macuto
donde guardó todos sus versos.

Cuerpo y verbo libre,
sólo pertenece al mar
la luna su faro cómplice.

Partió por no poder
abrazar la cara más oculta
dejando que su luz haga el camino.

Letras contenidas en botellas,
llaves de todo fondo
se fue arrojando miedos y espejos.

Recogió pronombres y adjetivos,
los cosió en silencios,
en sentimientos que trepan
hasta alcanzar la despedida.

Nunca dijo adiós,
quedaron los versos no escritos
los besos no entregados,
hilvanando recuerdos,
dejando una sonrisa.

Ofrendó ventanas de latidos,
partió caminando sobre sus labios,
sus manos como pañuelo
donde enjugar el aliento contenido.

Óceanos de esdrújulas,
marea viva,
memoria inmortal,
la esperanza nítida
y un hasta siempre.

ↁімэ Иоѓтэ.........
................ vоlvэѓé?
о таи ѕоlо ѕэѓé оlvіↁо?

αꙅɘᴙgɘᴙ ɘᴙqmɘiꙅ ɘᴙdmɘivoᴎ

ค๓éภ
leer más   
14
12comentarios 104 lecturas colaboracion karma: 110

Después de ti

Después de ti

la sombra inasible del tiempo,

el repiqueteo de tu mano abierta

oliendo a despedida,

la orden imperiosa de recordar,

la multitud acorralándome.

Después de ti

ni el orgullo,

ni el clavel,

ni yo mismo.



Alfredo Vento
leer más   
6
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 77

Nostalgia de un amor

Anhelados momentos que fueron.
Recordando un pasado tan cierto,
deseando que caminara atrás el tiempo.

Piso arena de la playa al caminar
buscando encontrar tus huellas, no están más,
borradas por las olas que llegan a la orilla a descansar.

Solo vestigios en mi mente de aquellos pasos
que allí dejaste.
Me detuve por un momento…

Sí, aquí fué, bien lo recuerdo,
con una caracola que encontré grabe tu nombre
sobre la blanca arena.
Y las olas, sí. También fueron ellas quienes las borraron
más no podrán hacer lo mismo en mi memoria.

Fué aquí, a la sombra del palmar
donde por vez primera nuestros labios se probaron
enlazando nuestras manos, con los ojos cerrados.

Ah!... Pareciera escuchar nuevamente tu suave voz
diciendo: Lo necesitaba, no podía más quedar callada
ante este amor que ahora siento por ti.

Recuerdo respondí: No solo tú lo sentías
también me quemaba por hacerlo.
Y sentados mirando hacia el mar sereno,
tu recostada sobre mi pecho, transcurrieron las horas
hasta que la luna apareció y allí nos encontró.

De ella nos despedimos caminando la orilla de las olas
tomados de la mano mientras el viento despeinaba los cabellos.

Ahora voy de regreso, con la misma luna, sobre la misma orilla
sin tu mano, sin tu risa.
Tan solo con la nostalgia de un amor como compañía.

(Recordando a la sirena de la isla...)

Xavier H.© 2016

(Audio incluido en web del autor)
10
4comentarios 88 lecturas versolibre karma: 107

Recuentro

Vuelven los días a pasar la página,
y tú en mis silencios,
Incólume te posas en lugar donde el tiempo
Nos juntó.
La piedra que es mi vida, llegó al porche de tu casa,
Y a aquel triste poste cuyas luces,
trampa de libélulas, iluminaron el sabor,
de tus labios y mis ansias.
Dulce beso, infinitas combinaciones de un encuentro y despedida,
arrastraron el lastre de mi ser a la luz que es tu nombre.
No era yo, no eras tú,
No soy yo, no eres tú.
La flor es efímera, pero su aroma es eterno.
leer más   
15
10comentarios 90 lecturas versolibre karma: 96

Nido

"Hijo mío, sé que un día
este nido dejarás..."

Ese fue mi atinado pensamiento.

Elegiste el rumbo
de tu vida, y mis ojos sintieron
cascadas de colores.
Orgullo y felicidad¡
Lo sabía -
El aire de libertad te sonrió
y a tu corazón conquistó...

Creciste alegre y feliz
Lo noté la primera vez que
dominaste tus patines de línea 6,,,
nada te iba a detener.
Temerario y extremo, tus mares
irías a conquistar ¡

Y la forma de saciar tu hambre,
al doble ración en tus comidas
saborear.
Sabía que a un titán en desarrollo,
la fuerza interior habrías de satisfacer ¡

Ahora con valores y principios
izas tu bandera, te abres camino
con todo el impulso de tu fuerza
interior,,, más feliz he sentirme yo
que alcances el éxito merecido
"mi vida, ve por tus metas,
no te detengas"

--------------------------------
En tu despedida -
"Hasta pronto mamá, te amo,,, te voy a extrañar"
Un dolor me atravesó,,, pero
mi amor, aún más se intensificó.
Amor del que jamás nunca límites tendrá...
Siempre, aunque al nido, sé, no regresarás...
el amor de mamá, contigo siempre estará...


Letizia Salceda,,,
leer más   
16
21comentarios 123 lecturas versolibre karma: 97

Una despedida

Una despedida
se hace sentir,
y entre tus ojos
yo la veo venir.

El alma pide explicacion
y va directo
a preguntarle al corazon.
Pero es que ya no queda nada en esto
que se valga de alguna razon.

Porque una despedida
puede ser un “hasta luego”
o simplemente un Adiós.
Porque una despedida,
quema por dentro
y nos mata a los dos.

¿Como haremos ahora
para lograr llenar el vacío?
¿Como haras tú ahora
para quitarte el perfume mío?

Estamos ambos de acuerdo
con este ultimo saludo.
Estamos ambos de acuerdo
con que esto ya no de frutos.

No me abraces, no me beses,
no me llames
ni en un millon de dias,
ni en un millon de meses.

Tampoco me mires,
de que lloro no te vas a enterar.
Te digo, no me mires,
porque asi es como me puedes olvidar.

Una despedida
se hace sentir,
y entre tus ojos
yo la veo venir.

Una despedida,
sin sentido, sin fin,
me abofetea el pecho
y se burla de mi.

Una despedida,
que no me deja respirar,
no me deja volver a ver
ni tampoco poder olvidar.

Esa despedida, fue la muerte misma ,
ese dia gris
en el que rompiste la promesa
de que siempre, para siempre,
me ibas a amar...sin principio ni fin.




J.D.D
leer más   
13
5comentarios 83 lecturas versolibre karma: 93

Nostalgias

Hoy otra vez
Me entró nostalgia
Al recordar
Cuando subí
En aquel tren
Hacía la gran ciudad

Seguirte hasta aquél vagón
Fue mi intención
Di gracias
Pues cerca a ti
Pude quedar

Ya frente a ti
No fue difícil
Charlar
Y las tres horas
Volando vi pasar

Oyendo con atención
Tu dulce voz
Buscando tu mirada
Yo encontrar

Así llegamos
De tarde a Madrid
Después de un rato
Nos tuvimos que despedir

Sabía que no iba a ser
Ese el final
Sentía que a tu lado
Volvería a estar

Así te pude
Encontrar dos
Veces más
Hasta que tuve
Que seguir
En mi vagar

Ahora me encuentro aquí
Pensando en ti
Soñando volver a verme
Junto a ti

Ahora me encuentro aquí
Pensando en ti….
10
sin comentarios 60 lecturas versolibre karma: 101

Quiebra el verbo su figura

Quiebra el verbo su figura,
rompe el día su hermosura.
La tarde exhala su último canto de coloridos pájaros,
la función de la vida agoniza
en extenuados ocasos.

El mar aquieta su bravura,
sereno duerme en su paz de olas.
Observa absorto,
la agonía del día.

Las nubes con sus capas grises,
ocultan al gallardo de los crines de oro,
que en sus voces amarillas se despide,
¡Mirad aunque macilento, qué bello sonríe!

El sol
envía reflejos de amor
a su amante mar,
le besa las pieles.
Música de alquimia
en su despedida.
Sublimes pianos de Chopin en su adiós.

Quiebra el verbo del día:
sus gaviotas ilusionadas,
sus gentes laboriosas,
su bullicio de niños...

Las olas,
dan sus últimos besos
a la arena despreocupada y húmeda.
El sol oculta su cara
abrazándose al azafranado cielo.

Quiebra el verbo del día
su figura de dama iluminada,
y da paso al ocaso
que fuga
en sus últimos vestidos amarillos de fiesta.

Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
13
8comentarios 71 lecturas versolibre karma: 96
« anterior1234523