Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 315, tiempo total: 0.023 segundos rss2

Me falta algo (a Allison)

Seguro que sos vos, seguro.
Mi corazón late a diario
mi cuerpo sana rápido
y mi alma construyó un muro
para evitar el llanto...

Mi mente, si no te ve, alucina
recuerdo tus besos y abrazos
cuando barajábamos los ocasos
sentados bajo la encina.

¿Quién te susurrará al oído,
mil versos de amor, seguidos?
¿Quién estrujará tu corazón
para arrancarle otro latido?

Un lustro ya ha pasado
desde que te has ido.
Sé que todo es en vano,
que no regresarás, cariño.

Un error fatal, semidormido
conduciendo nuestro rodado
por la carretera, descuidado,
me llevó al filo del abismo.

¿Por qué, amor, sobreviví yo,
y tú tan pronto te has ido?
Te juro que a diario he bebido
desde aquél fatídico domingo.

En alcohol he empapado,
mis penas y el delirio,
-no creas que soy cínico-,
y mi llanto he trocado
por relatos, algo líricos.

En la poesía me refugio,
y a menudo te extraño tanto
que si no fuera por el vino
buscaría un artilugio
para reunirme contigo...
leer más   
8
8comentarios 69 lecturas versolibre karma: 103

Mientras llueve

Fernando ausculta,
mientras llueve
sobre las llagas del barro,
el lodo arrastrado por el tiempo,
y tú , Celina,
huyes,
huyes con tu semilla estéril
extendida en el papel
de la posteridad desmemoriada.

Huyes, Celina,
cuando los tejados se rompen,
se envuelven en el miedo
rodeando tu diario de cárceles,
en una confesión confusa de amor
que te penetra
con antiguo y nuevo arsénico.

Fernando remueve
en tus cajones sus respuestas,
mojados los tobillos,
las rodillas.....
...que no te busque
entre la multitud que corre,
te has ido
hacia donde siempre quisiste ser,
el lugar remoto
donde un día juzgaron tu agonía.

En homenaje a Fernando Soto Aparicio, novelista colombiano.
leer más   
6
sin comentarios 30 lecturas versolibre karma: 75

Quinientas razones para seguir amando

Quinientas veces he querido gritar la verdad
como gotas de rocío se han evaporado las palabras
como promesas sin rencores
y nostalgia pasajera en un viaje sin el último peldaño.

El tiempo es sometido
vamos creyéndonos inmortales en un mundo pasajero,
en el me he despido del engaño
inundando a mi memoria de verdades
sin mentiras que gozan deteniéndose a cada paso.

Quinientas veces he merecido la calma
sin ser solo una apariencia en los sueños
que creen merecer todo sin deber nada,
huellas secretas de un silencio que habla.

Mis letras me sanan con cada orilla de sus versos
no sé si son sinfonía o solo un montón de idioteces
que juegan a contar la arena en la playa
pero me hacen volver con más ímpetu y amor
por lo que simplemente creo.

Quinientas vanidades sin ninguna locura,
nunca me supo la vida a puras mentiras
me fui metiendo poco a poco a un laberinto eterno,
palabras que hablan lo que la vida se calla.

El silencio nunca fue el último remedio
que teníamos para acallar los sentimientos,
siempre quise amar con todo
a cada uno aún en su miserable recuerdo.

La poesía me dice
lo que trae la nostalgia como un zumbido a dentro
me gusta imaginar que soy tu lector predilecto,
montones de ideas que se las lleva el viento
quinientas poesías se queman muy fácil ardiendo.

Nunca serán un montón de cuadernos
que no se escribieron,
me gustar amar con cada letra del alfabeto,
pasaré mi vida en otros quinientos pensamientos
para decirte todo lo que siento adentro.

Quisiera pasarme centenares de días
descifrando cada momento,
porque amo vestirte y desvestirte
de bellos sentimientos,
la poesía me hierve como fuego lento.

Miguel Adame Vázquez.
El mute
16/07/2018.

Hoy les robo un minuto para compartir mi dicha.
Quinientos poemas se dice fácil
Pero vivo en cada palabra que he escrito, agradezco infinitamente el Don que el Creador me ha entregado, me esfuerzo a diario por pulirlo hasta poder algún día lograr que sientan orgullo.
Soy un poeta en formación que sueña con un mundo en donde nunca desaparezcan las razones y los pretextos para seguir amando.
Amo escribir lo que siento y lo que pienso.
Viva la poesía en cada una de todas sus manifestaciones.

Viva la poesía de Octavio Paz, de Jaime Sabines, de Alí Chumacero. Y todos y cada uno de los cientos de poetas que en su lectura me he formado.

Gracias a mis amigos más críticos que odian el comentario sencillo y la adulación, que sería sin ninguno de ellos.

Viva la poesía Clásica y la letra libre.

poesiasmigueladame.blogspot.com/2018/07/quinientas-razones-para-seguir

"Quinientas razones para seguir amando", un poema de MiguelAdame via @poemame_poesia poemame.com/story/quinientas-razones-seguir-amando



Miguel Adame Vázquez.
El mute
16/07/2018.
26
23comentarios 197 lecturas versolibre karma: 110

Aventura muerta

Como hojas que yacen en el olvido
crujiendo hasta morir
humillándose con cada huella que les queda encima.
Como viento que merodea un paisaje nocturno
donde todos duermen
y solo quienes piensan hacer un mal deambulan.
Como mente sin causa, sin juicio, sin ideas.
Es ahora devorada una vida, devorada por la rutina,
cuyo cielo es el techo de un edificio,
cuyo camino son las calles que recorre a diario.

Y le caen lágrimas: todas de tristeza, ya sin esperanza.
Pero no brota un deseo de cambio;
se alterna entre la costumbre y el dormir,
entre el mirar y suspirar hacia la nada.

Como estrella fugaz que se desprende del universo,
como fantasma que se mueve sin haberse convencido,
como libro a medio leer;
es un fulgor desvanecido,
una caricia congelada,
un momento evaporado
un reloj ya sin horas que entregar.
Es una vida concluida antes de tiempo,
sin fuerzas para volver a comenzar.
leer más   
12
9comentarios 81 lecturas versolibre karma: 94

Diario en gris

También son hermosos
los días de cielo oscurecido
como una pizarra de escuela,
y de nubes de tiza
rellenas de borrones grises
con la amenaza benigna
de la ecuación devota del agua,
tienen también en sus estambres
la belleza del álgebra nocturna
arrinconando un enero,
esculpiéndolo en la parsimonia
de la comarca del estaño
repoblada con sarmientos.
leer más   
7
2comentarios 28 lecturas versolibre karma: 85

Recuerdos

Inventar frases palabras mágicas de amor, trato de calmar mi corazón para que no sufra, escribiendo en mi diario las confesiones de amor que alguna vez creía, quiero escribir lo que pienso antes de decirlo sin pensar, soy como un niño que va descubriendo el mundo, no me gustan las riquezas ni las personas que hablan para chismosear, son un hombre sencillo que sólo habla la felicidad.

Sueño con llegar a mi país, por la carretera voy descubriendo los paisajes hermosos que tienen el planeta azul, en mi cuaderno voy anotando los lugares que visitando, tomando fotos que me llaman la atención, las cosas materiales no sirven para nada he dormido en el suelo, aquella única amiga que es mi guitarra, dando serenada a las mujeres que todavía creen en el amor, tengo guardo los consejos de mi madre, me enseñaron a ser género con todas las personas, saludar desde un rico hasta un pobre.

El mundo me dio muchas pruebas, mi corazón no cree en el amor, cada día me encuentro defectos, siempre estoy despistado cuando me hablan, soy un soñador, un aventurero quiero borrar mis tristezas, soy un campeón en mis sueños, y en las noches voy compartiendo mi arte de todo el mundo, prendo una vela y rezo por el que me ha pedido un consejo. Mi mente no quiere recordar cada momento de mi vida.
leer más   
3
2comentarios 51 lecturas versoclasico karma: 23

Los valores perdidos

Sentado y meditabundo
en el quicio de un portal,
Me pregunto ¿que está mal
con las cosas de este mundo?.
Parecido a Segismundo
yo pienso que estoy soñando,
pues no puede estar pasando
lo que a diario todos vemos,
solo animales seremos
si nos seguimos matando.

Perece la humanidad
sumida en todos los vicios,
todos buscan beneficios,
carentes de identidad.
Abunda la liviandad
en todos los estamentos,
no existen entendimientos
entre los seres humanos,
y actuamos como profanos
ante nobles sentimientos.

Cuál la caja de pandora
que encierra todos los males,
con acciones inmorales
la maldad domina ahora.
Ya no tenemos aurora
en las tinieblas del alma,
nos abandona la calma
en medio de esta tormenta,
que la indiferencia aumenta
y a las personas desalma.

Es tiempo de comprobar
lo que en verdad deseamos,
¿nos rendimos o luchamos
para las cosas cambiar?.
Todo puede mejorar
en las lides de la vida,
mantener la frente erguida
es la actitud primordial,
para poder ser leal
a la batalla emprendida.

LOS VALORES PERDIDOS - CC by-nc-nd 4.0 - ESPECTRO
5
3comentarios 44 lecturas versoclasico karma: 73

Nuestro bar

No se si es verso libre, prosa, historia o cuento
sólo se que allí en ese pequeño bar brilla el intelecto


Allá a lo lejos
entre el bosque de poesía, lo ves?
allí ese árbol, el más hermoso
el más verde y frondoso

ése lleno de historias de vida,
entre los miles que hay
se distingue por sus hojas
con miles de versos escritos
que de muchos colores arroja.

Creció a través del tiempo
para cada uno de ustedes
simboliza la amistad
con mucha fraternidad

Sembrado en tierra fértil
abonado con lirismo excelente
siempre fue regado de anhelos,
letras y mucho compañerismo

Si sus ramas y hojas ves adornados
son los hurras, aplausos y bravos
flores y sombreros que lanzamos
al brindar por un compañero
y su poema perfectamente logrado

Recuerdas?
cuando andábamos de mesa en mesa
brindando con la copa de la vida
dándonos felicitaciones o tomando consejos

ya embriaga de contento hasta confundía
los nombres de las poetisas y apenada
mil colores a la cara me subían
ellas de tan buen humor se reían,
uuuufff ! que alegría!

Quisiera ponerle al árbol un letrero brillante
en lo más alto de la copa como el que ilumina
nuestro poético bar sus veinticuatro horas abierto,
poetas y poetisas entran y salen todo el día
ha sido el mejor acierto

Siempre recuerda
que éste árbol en sus hojas lleva magia
pues creció con un tronco fuerte
con raíces muy profundas
que se extendieron a todo continente

para que logres tus sueños,
a los que pones mucho empeño
te deseo la mejor de las suertes
en tu noble labor de poeta y escritor.

Tú eres como ese sembrador
del poema de Rafael Blanco Belmonte
que a diario siembra en el monte
para personas que aún no nacen ni conoce

y tú, tú siembras letras al mundo
que como buena semilla crecen se expanden,
brillan, dan frutos, se hacen grandes
para delicia de quién te lee

Deja decirte que tienes un lugar en mi corazón
aunque estemos muy lejanos
y nos separe cielos, mares u océanos
y la distancia sea muy extensa.
el habernos conocidos esa fue la recompensa

te dejo mis buenos deseos
además de mi fraternidad
para que los siembres en tu víscera cardiaca
no olvides que hoy en día se destaca
todavía el amor y la amistad.

Recuerda además hoy y siempre
que te doy mi mano franca
mi abrazo y compañia
y mi cariño a distancia

Yo me llevo en mi corazón
muy adentro del alma mía
áquel pequeño y alegre lugar
que ha sido nuestro bar
que felices nos unió un día

Sí, nuestro querido bar poético.



MMM
Malu Mora
leer más   
17
18comentarios 161 lecturas versolibre karma: 96

Preguntó ( no es necesario que lo voten tenía esas ganas de reeditarlo)

Preguntó:

Como te sientes?
A veces optimista otras decaigo.
Cuando menos lo espero
el miedo me toman por sorpresa
a cualquier hora del día o en cualquier oscura esquina

No le importa que el sol brille,
o si la tarde está fría, me toma donde se le antoja,
donde se le da la gana, hasta hacerme toda suya.

Muchas ocasiones me despierta por las noches
con la mente a oscuras, buscando a tientas un camino
en el que pueda vislumbrar una chispa de futuro,
pero la incertidumbre gana, va anulando mi sueño
y sumo a mis noches una noche muy larga
una más de desvelo.

Y no me dejan nutrirme las interrogantes,
y los pensamientos que como ejambre de abejas
zumban y hacen preguntas
dentro de mi ya cansada mente,
me asustan y no me dejan hacer nada,
a tal grado que me inmovilizan en algunas ocasiones,
y por segundos vuelve a tomar mi voluntad.

Y el cansancio prematuro que se siente,
que te abraza, donde el peso se acumula
y ese cansancio de meses de años,
el cansancio de un cuerpo que ya no puede más
que ya no sabes si te pertenece,
ha sido tan maltrecho que cuando te miras al espejo,
otro rostro ves en su reflejo.

Y te buscas y no te encuentras
no sabes en que sección de ese laberinto de consultorios
y decenas de cuartos ambulatorios
o en que tratamiento casi obligatorio
por tu vida, allí se quedó hundido en ese negro sofá frío.

Dónde se acabaron las ganas?
Dónde se acabó la voluntad?
Donde un lastimado y herido cuerpo
no pudo dar una muestra de fortaleza más?

Y no aguantó en su carretera de venas
una pincha más, y un grito ensordecedor
pero silencioso disfrazado de sollozo
se rebela y quisiera desvaneserse
hasta quedar liso transparente, inexistente

y como novios al final de una relación,
balbuceando dices a la enfermera,
para que no se sienta mal cuando ya no puede más.

" No eres tú , soy yo"

Pero la más dolorosas son esas agujas de muerte
que atraviesan el corazón sin piedad
que esa gente sin sentimientos,inhumanos
que sin conciencia como gusanos

sin tocarse el corazón ni detenerse
a pensar un segundo te apuñalan
con sus comentarios y deseos mortales
como si ellos fueran de una raza aparte
que nunca el infortunio les fuera a tocar
y creyendóse dioses te condenan

Y el cansancio de una mente
que no para y no deja de dar vueltas
pensando lo que vive, por más que lo intente,
con desesperación busca una salida
a tan grande círculo de zozobra y dolor.

Y allí está! Claro que aparece
y no cualquiera lo tiene
las sonrisas, la alegría
de esas caras que te miran con amor,
las que te vuelven a la vida,
las que te dan medallas de vencedor.

Así la batalla a la lucha
por la vida diaria,no es nada comparada
con su decicación, hoy te lo digo, las mejores armas,
las que vencen, las que razgan y cauterizan el dolor
es la más grande, es sólo una , llamada amor.


MMM
Malu Mora



foto tomada en alguna clínica de cualquier parte del mundo
leer más   
12
10comentarios 108 lecturas versolibre karma: 97

Diario de la Judia (Comed)

El silbato del tren sonó anunciando su llegada. Yo, como otras veces, observaba desde aquella esquina de la verja que me servía de talismán de protección, podía mirar sin ser observada, aunque sabían localizarme. No sé por qué siniestro o extraño motivo permitían que siguiera viva y me dejaban estar allí todos los días. Intuía que algo tenía que ver en todo esto aquella niña, tan linda, que quería ser enfermera, preconizaba que no sería aquella la última vez que la iba a volver a ver.
Mi salud se deterioraba cada día que pasaba, estaba abatida psicológica y físicamente. Aunque eso sí, era agraciada pues me daban de comer casi todos los días agua y pan. A veces me daban las sobras de los soldados. Eso ocurría cada vez que me violaban, ya había perdido la cuenta, pero comía ese día. Hacía dos meses que tenía faltas, estaba aterrada ante el hecho de que estuviera embarazada, sobre todo porque nunca había visto en aquella cárcel a ningún niño. Este hecho me estremecía, me invadían las preguntas sobre el destino de los niños de tantas mujeres. Las que ya conocía, algunas me contaban que les habían arrebatado a sus hijos antes de llegar allí. Pero nunca supe que alguna hubiera dado a luz allí. Y según la costumbre de aquellos soldados, violaban a las que les caía en gracia, seguro que alguna quedaba embarazada. Nunca vi a ninguna embarazada. Este hecho me enloquecía, si yo estaba embarazada ¿qué me podía ocurrir? Traté de no pensar más en ello y continué observando desde mi esquina.
El tren se detuvo y una oleada de mujeres descendió a la dársena, como todos los días, pero esta vez era diferente. En las anteriores ocasiones bajaban sólo mujeres. Yo siempre me preguntaba por sus hijos, pues las había de muchas edades y seguro que muchas tenían hijos. En una carga, como en cierta ocasión oí decir a un soldado refiriéndose a las mujeres, podían bajar del tren unas seiscientas u ochocientas mujeres.
Allí estaba, delante de todas aquellas mujeres, aquella niña que quería ser enfermera, Irma. Portaba en su mano una correa que se dividía en ocho correas más, con ocho collares que rodeaban los cuellos de ocho famélicos perros dóberman.
Por un momento, y debido al sorprendente hecho que estaba contemplando, me invadió un sentimiento de alegría. Era insólito, bajaban del tren niños, sí, niños. No me lo podía creer, quise ver un gesto de misericordia en aquellos soldados. Aunque los conducían hacia otro lado, separados de las mujeres y delante de ellos iba ella, la niña. Pero no sabía por qué las madres, supongo yo que eran, lloraban y gritaban desgarradamente extendiendo sus brazos y gritando los nombres de sus hijos, como si aquel gesto no fuese beneficioso para ellas. Al menos era lo que pensé en aquel momento.
Lo que iba a contemplar, cambió mi vida, un sentimiento de amargura, odio, vergüenza de pertenecer a la especie humana y la sensación de que el alma se me salía por la boca, me invadió todo mi ser. ¿Como un ser tan lindo podía hacer aquella atrocidad? Acompañada de sus perros, condujo a los niños hacia una pared en la que había dispuesto argollas como las que se utilizan para sujetar a los caballos, de uno de los hangares. En su mano izquierda portaba un bolso que juraría que estaba hecho con piel humana, pero no quería creérmelo. Ató a los niños en aquellas argollas, sujetándolos con collares de perro y correas. Aquellos perros parecía que llevaban días sin comer, pues estaban famélicos y ansiosos. Entonces lo oí, de aquellos labios de niña de aspecto inocente. Soltó a los perros al tiempo que gritaba: ¡Comed! Fue indescriptible, aquellas bestias devoraron hasta quedar en los huesos a aquellos pobres niños. No pude seguir mirando y me eché a llorar, me puse de cuclillas en aquella esquina y me oriné encima.
Por un momento creí que aquel monstruo me había visto y me había sonreído. Jamás olvidaré aquella mirada. Este hecho me convirtió en un cadáver psicológico, solo de pensar en que podía estar embarazada y en el destino que podía tener el bebé cuando naciera. Tomé una decisión, debía abortar antes de que un ser vivo, aunque fuese hijo mío, sufriera de ese modo.



Es una historia ficticia basada en los hechos acontecidos en los campos de concentración nazis, antes y durante la II Guerra Mundial.
Fdo.: Alfonso J Paredes
Todos los derechos reservados
SC/CopyRight
13
16comentarios 118 lecturas relato karma: 89

Asediados

Parecían ser los más exquisitos
miembros del alto cuerpo diplomático
hasta que descubrieron, indignados,
vuestra felicidad tan excesiva.
Entonces mostraron sus intenciones
ocultas, la estrategia miserable
que a diario traman contra el amor.
Son turbias sus más ciertas credenciales,
trabajan para el país de la envidia
y el odio, los agentes más sangrientos
de un reino oscuro que nunca, jamás,
podrá arrasar vuestra luz con sus sombras.
leer más   
11
1comentarios 40 lecturas versoclasico karma: 92

A V...

A V...

En realidad podría escribir estas líneas
para Valentín, Valerio, Ventura, Velasco,
Vicente, Víctor, Victoriano, Virgilio
y también a Valentina, Valeria, Vanesa,
Vera, Verónica, Victoria, Vilma, Violeta,
Virginia, y Viviana
así como también a la "v"ida,
a la "v"erdad, al "v"iento
o a cualquier palabra y nombre propio
que empiece con V.

Pero no lo haré
y dejaré que la imaginación de cada uno,
que se acerque a estas letras,
piense lo que quiera.
Seguro que habrá algún nombre
que llame la atención,
incluso otros que no aparecen en este escrito,
y puede que hasta alguna palabra, escondida y remota,
aparte de las tres, anteriormente señaladas.
Como muchas veces he dicho,
"lo que un autor escribe solo él sabe cómo nace,
para quién y si el mensaje tiene un destino".
A partir de ahí todo son especulaciones
por parte del lector.

Pero vayamos por partes.

El día amaneció soleado y caluroso
en estos días típicos del verano.
El viento sur acaricia la tierra y la "reseca"
de las lluvias pasadas.
El bochorno se acrecienta a lo largo del día
y puede que, en la tarde, aparezcan las tormentas.

Si miro adentro, al cuaderno inacabado,
veo a las letras saltarinas en su danza diaria.
Parece como si quisieran ser protagonistas,
tomar este papel y salir a los versos
y a la prosa dándole vida.
Pero la sangre no circula, con fuerza,
por las venas con la intensidad de otros días.
La cabeza está en otra parte,
quizás pensando más en el "yo"
que en lo que ese yo debe de dar a la vida.

Afuera ladran los perros
y se escuchan los ladridos en ese idioma
que no conozco y que me gustaría adivinar
para poder comunicarme con ellos.
Sería bonito, ¿no crees? (Quizás escriba un poema)...

...Me he detenido un momento
y parece que se escucha el sonido de la tormenta
que, como estos días pasados, amenaza la tarde.

Continuaría escribiendo, pero creo que no es conveniente.
Te prometo que seguire enviándote mis letras,
aunque tú nunca lo sepas V.

Rafael Sánchez Ortega ©
02/07/18
12
12comentarios 95 lecturas prosapoetica karma: 94

Noche de trajín

Hoy he visto el telediario
y comentan que en Madrid
ha amanecido colgado
en lo alto de "El pirulí",
un cartel un tanto extraño
con mensaje para ti.

Luego he encendido la radio,
y decían que en París
algún loco ha transformado
las calles de un tono gris
en colores, y ha estampado
con tu nombre Saint-Denis.

El periódico he comprado
y en portada, ya te vi
dibujada en huevos varios
del museo de Dalí.

Y ahora escribo este diario
desde el módulo más ruin
de una cárcel de mujeres
aquí junto a Urdangarin.
leer más   
13
11comentarios 120 lecturas versoclasico karma: 98

El sol sale para todos

El sol sale para todos. III

Sus manos sus herramientas. 3ª Parte

Un día se enteró de una noticia, muy preocupante y triste José se marchaba de la ciudad, dejaba la tienda donde tanto sintió y sufrió, amó hasta la extenuación total del ser, otra vez la impotencia de la no solución al problema salvaje de sentir y amar.

Volvió a los recuerdos de su niñez, ese maravilloso campo extremeño, que siempre lleva impregnado en su cerebro y piel, salidas de excursión, al salir de clases. Pues en esa finca del terrateniente forastero y la señorita extremeña, heredera del lugar, donde los jornaleros esclavos de Franco, se ganaban el poco pan que llevaban a sus chozos- hogares, al final de la jornada. Había una gran capilla para misa de domingo, un cortijo palacio para los dueños y colegio donde las niñas y niños iban a clases a diario, y los señoritos calmar sus conciencias.

Las niñas y niños como él y sus amigos hicieron la primera comunión allá por el año 56, eso si después de hacer un pacto de honor entre todos, para no delatar al cura, los grandes pecados que tenían todos. Ese recuerdo lo añora y lo valora con plenitud y cariño, pues hubo una fiesta infantil, con comida extra y golosinas. Esa tierra de los valles alineados de los olivos y el magnifico bosque mediterráneo y la vid, cuando los pájaros nidifican en Primavera, y la soledad del tiempo no tiene hora ni edad.

Está sin aliento degollado en la sombra se va su vida y su vivir, ahora será imposible seguir se le cae su alma, no sabe que hacer, un dolor sin calmante, sin solución alguna.

Tiene que aprovechar el tiempo que le queda y acelerar todo, sus ojos a partir de hoy, tienen que hablar más que nunca, con la fuerza de su mente amará sin límite alguno.

El tiempo con una gran tormenta de lluvias y truenos, los rayos le ciegan sus ojos y el agua le hace aun llorar más, solitario, roto, frustrado, destruido, vació, con tanto que dar, se quedará tan solo como un desierto sin agua, sin respirar, sin vida.

Al cruzar la calle, ensimismado, distraído, y casi ciego, un autobús lo arroyó y sus ruedas pasaron doblemente sobre su cuerpo virgen.

Fin.
leer más   
4
sin comentarios 33 lecturas relato karma: 38

La Pasion.com

LA PASIÓN

La Procesión de tu calvario.
Mostrado en dolor perenne ante el rostro de María.
Caes de nuevo y la corona de espina se incrusta mas en tu cabeza

Lagrimas despavorida.
Sarcasmos.
Blasfemias.
Risas.
Las moscas.
El Calor.
El olor a mierda.
El olor a miseria.

La sangre diluida en dolor silencioso.
Despedazan tu cuerpo.

Tu dignidad es despojada al aire libre.
Mostrando tu desnudez.

El dolor se acrecienta.
Sufres.
No admites esa droga aniquiladora: la cual apaciguara tu muerte.
El sonido del martillo arremete contra tu cuerpo
Tus manos se adhieren a la madera sepulcral.
Tu sangre brota salpicando los rostros de los miserables que tú has perdonado.

Se apago tu luz.
Se apago tu gloria.

Te manifiestas ante el padre.
Padre – repites una y otra vez.
Observas el cielo abrirse ante tu dolor.

Porque me has abandonado??????



LA IMPOTENCIA

Señor
Por qué abogas por los hombres?
Por que te empeñas tanto en perdonar y limpiarlos con tu sangre?

Es que acaso el hombre es digno de tan semejante similitud hacia tu persona?
De que te enamoraste del hombre?

De sus manos carcomidas por el pecado del hurto y del soborno?
O acaso te enamoraste de sus corazones vacios, secos, estériles, sin vida?
Por qué insistes en Juzgar su comportamiento?

No te das cuenta que malgastas tu tiempo?
El hombre ha conocido otro tipo de felicidad
El hombre ha sucumbido al acto de depravarse ante lo palpable, ante lo que le causa placer:

Ante lo que nace más abajo del sol.

Porque insistes en enviar de nuevo a tu hijo?
No te das cuenta que nadie te espera.
Todos están cosechando planes.
Todos están juntando riquezas.
Todos están destruyendo lo que fue al principio un paraíso
Asesinar es la cualidad virginal del hombre?
Vistes lo que paso cuando lo enviaste por primera vez?

Envías a tu propio hijo a la tierra.
Lo conviertes en hombre.
En una parte de nosotros mismos.
Lo destrozaron.
Lo desecharon.
Lo escupieron.
Y aun si lo entregaron a la muerte impotente

Y al final lo entregamos en manos de la traición,
En manos del engaño, del poder, de la avaricia, de la codicia.
De la insoportable vanidad del ser.


En silencio
Calmoso
Humilde.
Mirando con esos ojos que penetran,
Que envuelven, que aman.

Escupimos su cuerpo.
Desgarramos su piel, su verdad.
Pisoteamos su palabra.
Y no contentos con nuestra supremacía.
Lo clavamos ante un madero.
El símbolo de los malhechores,
De los delincuentes.

Eso eras para nosotros?
Un Criminal?
Un Blasfemo?


Quien es digno de mirarte?
Nadie te mira.
Estas solo.
Allí.
Clavado en esa cruz
Como lo más impuro y detestable de este mundo.
Eres el hazme reír de todo el pueblo.
Sálvate - Sálvate – Grita el pueblo
Sálvate tu mismo.



LA SUMISION

Sufrir es nuestro pan renovado de cada dia.
Me acuerdo de esa cruz.
Señalándote.
Allí esta María, portadora de ese silencio sepulcral.
Ella está allí;
junto a tu dolor.
Con la opresión apretando por dentro.
Con la impotencia de gritar al padre y decir: Basta
Mientras te despellejan una y otra vez.
Es el dolor de madre.
Es el dolor de mujer.
El dolor del vientre inmaculado.
El dolor de parir


Allí están todos nerviosos, con miedo, inseguros de sí mismos.
Esperando una luz en las tinieblas de su propia cobardía.
Se retuercen entre risas. Apuestan tu ropaje. Desnudan tu cuerpo.
Esperando el estruendo. El final de los días.
La muerte de la verdad,
La muerte de la palabra.
Del verbo hecho carne.

LA ENTREGA

Sumiso ante ti.
Me arrodillo ante tus plegarias
Tanta humildad de tu parte de pedirle a tu padre una y otra vez
Perdónalos porque no saben lo que hacen

Me entrego a tu verdad.
A tu dolor de verte allí enjuagando tus lagrimas,
por el perdón de nuestros pecados

Me entrego a tu silencio.
Ese silencio impertinente de tantas injusticias que vemos a diario.

Me entrego a tu dolor de verte derramado en sumisión.
Entre vísceras y sangre.

Mis lágrimas se distorsionan por todo mi rostro.
Anhelo y deseo llevar tu cruz.
Es demasiado peso para ti.
Caes una y otra vez.
Y en cada caída reflejamos el dolor y la impotencia,
de verte caminar hacia la muerte lenta


Te acompaño en tus caídas.
Cargo esa cruz cuesta arriba hacia donde apunta la muerte
Es la pasión del hombre.



LA MUERTE

Aun continúas en esa cruz.
Se acabo el combate.
La tarde se entristece.
Y una lagrima cae desde lo más alto del cielo
Golpea tu cuerpo destrozado
Y bendice tu alma.
Es tu padre quien llora por ti.
leer más   
3
sin comentarios 28 lecturas relato karma: 33

El sol sale para todos

El sol sale para todos. I

En aquellos años él estaba desierto, se sentía niño franquista y explotado, era la época del desespero la agonía y los desengaños, siempre cogía con sus manos, las herramientas de trabajo, aunque muy joven tan solo 9 años ya sabía del dolor y la pena, sus angustias y su soledad le acompañaba, estando junto a sus padres y hermanos, pero triste y recogido en sus pensamientos.

Un ser delicado y bello tierno y deseado, asustado, por su sentir desde hace 3 años, el tiempo cuando su mente empezó a sentir sus primeras emociones y felicidades furtivas, escondiéndose, sintiéndose culpable cada día, tan extraño y extranjero se sentía, que sus delirios e imaginación le transportaba, a un paraíso falso y sin ley.

Allá en los campos extremeños donde vivió de niño, el experimentó la sensaciones más bellas, juegos con sus amigos, ese paisaje lleno de olores salvajes, y ese olor a tierra mojada cuando pasaban las tormentas de verano, el tacto de los cuerpos nocturnos, las primeras caricias furtivas los besos, con los primeros escarceo y primarios del sexo.

Su educación fue mermando pues, no tenía tiempo, y el poco tiempo que fue a las clases, fue maltratado por sus profesores y tutores, tenía pánico ir a la escuela, por ese motivo no aprendió nada en las aulas, estaba el verdugo, con su palmeta y frustraciones, para desahogarse con los más débiles e indefensos. La faena le ocupaba la mayoría de las horas del día, su jefe le daba de comer casi a diario en su casa, era su salario y unas cuantas monedas que llevar, como ayuda a la casa de sus pobres padres.

A los 14 años, cuando aprendió a escribir y leer, se leía todo lo que le caía en sus manos, cuentos, libros, periódicos y revistas, aturdido y sin salida, dormía poco y su diversiones nulas, le gustaba la música, el baile, el arte, la poesía, sintiendo gran dolor por todo los que sufrían a su alrededor. Nunca entendió porqué le pasaba eso, era joven y los de su edad se burlaban de él, jamás le animaron los mayores, al revés se oponían a sus sentimientos más profundos y cotidianos, lo ridiculizaban y marginaban, no era como ellos, amaba a los vecinos, los amigos, hombres y mujeres, animales, la naturaleza y sus paisajes.
Como carne apaleada, muchas preguntas sin respuestas, andaba solitario por las calles de su ciudad, volaba con su imaginación a lugares remotos, lleno de luz con su verdad.

Sentía un amor prohibido sin fronteras ni vallas, ni alambradas, sin barrotes de hierros, que le frenara, él es feliz por dentro en secreto, no puede exteriorizar sus sen tires, está desbordado de amor, bellista por fuera y por dentro, entiende ahora esas miradas furtivas, que esos mayores le dedicaban a su paso, comprende todo lo que sucede a su alrededor, pero sigue su tristeza en soledad, se siente único, cree que no hay nadie, nada mas que él, en esta tierra inhóspita que le ha tocado vivir, con guerras, odios y hambrunas.
Sus herramientas sus manos.
Continuará…
El sol sale para todos.
leer más   
4
3comentarios 68 lecturas relato karma: 66

Ciego me volveré, decido yo

Cierro los ojos para poder verte,
tapo los oídos para poder oírte,
te toco para poder hablarte,
te acaricio para poder susurrarte,
me alejo de ti para poder gritarte.
Eres el agua que bebo a diario,
eres la luz que me indica
el camino cuando
en el mal camino me desencamino.
Tus labios son mi alimento,
Cuando insaciablemente
este deseo de tenerte se
alimenta de mí.
Pronunciar tu nombre es mi calmante,
cuando ardo en deseo de tenerte a mi lado.
cuando este deseo de excitación
se apodera de mí,
me imagino besando tu silueta desnuda
para satisfacer el deseo de amarte,
reabro los ojos y vuelo a la cruel realidad
que no te tengo.
Ciego me volveré decido yo,
Me arranco los ojos, para no volver abrirlos jamás.
leer más   
28
18comentarios 123 lecturas versolibre karma: 103

Si vivo por ti

Si vivo por tí
es solo un reflejo
me acostumbré
a tu
sordera diaria
a tus eufemismos
pero ya basta
me levanto de la poltrona
sacudo mi fardo de huesos
y tomo el camino del viento
perdóname pero el mal
ya esta hecho.
leer más   
14
4comentarios 96 lecturas versolibre karma: 104

En otro mundo

¡el año pasado he ido a ese lugar, y no me gusta! - dijo Lucila.
Cursaba el 5to grado de secundaria Y otra vez tendría que viajar a la ciudad en la que vivía su tía, ella quería disfrutar de sus vacaciones con sus amigos. Pero, tenía una madre "sobreprotectora", si se le puede llamar así a una mujer que no quería que su hija tuviera amigos varones, ya que había sido engañada por un hombre que la enamoró con palabras y la abandonó cuando quedó embarazada, entonces a sus 16 años tuvo que hacerse cargo de su pequeña, Sara había logrado estudiar con mucho esfuerzo la carrera de educación inicial, donde trabajaba doble turno, así que tenía poco tiempo para compartir con su hija, la cual habia crecido con su abuela y cuando murió tuvo que pasar mucho tiempo sola, el cual aprovechaba para leer y escribir en su diario. ¡No es normal decían sus compañeros de aula!
Durante toda la temporada que pasó en la escuela fue la mejor estudiante y este año no seria la excepción.

¡apresurate muchacha, que te deja el avión!- grito su madre desde el primer pisó.
Al rato apareció con un polo rojo y un pantalón de algodón, que no combinaba.
Camino con su madre afuera del edificio en donde esperaba un taxi para llevarla al aeropuerto.
De camino sólo miro dos veces por la ventana del vehículo, llevaba puestos los audífonos y iba oyendo Numb de la banda Linkin Park, siempre había disfrutado oír Rock.
Al llegar al aeropuerto notó que estaba lleno de gente, y en su fila habían muchos padres despidiendo a sus hijos, ya en el avión, se sentó al lado de una chica que se pasó todo el viaje durmiendo, Lucila aprovechó para leer "éxtasis" de Bill Houston, que era una novela para adolescentes.
A las 11 de la mañana llegó a la ciudad en la que vivía su tía, en el aeropuerto la esperaba el chofer de su tía, quien sólo le dijo: ¡Hola! Y todo el camino se concentró en conducir.
Al rato llegó a casa de su tía Lucía, una mujer de 35 años que estaba casada con un hombre de 75 años, ¡le dobla la edad! Decían todos ¡No puede ser amor, si no interés!
Lucila encontró a su tía saliendo, se dirigieron un saludo corto y hablaron de la salud de su hermana y le dijo que se acomodara como en su casa.
Janet la chica que se encargaba del servicio doméstico la llevo a una habitación en el segundo piso, tenía el doble de espacio que su habitación, empezó a desempacar hasta que quedó como ella quería.
Durante el almuerzo no estuvo Lucía, así que aprovechó para comer en la cocina con Janet.
En la cena no se hablo mucho en la mesa, Lucía dijo que estaba cansada, luego se fue a su habitación.
Media hora después Lucila se dirigió a su habitación, se recostó sobre la cama,pero no conseguía dormir así que sacó su diario de la mochila y se dirigió a la mesa, y escribió lo siguiente:

29 de junio de 2018

Este viernes fue muy ajetreado, estoy super cansada, no había querido venir nuevamente a esta casa, es muy grande y no hay con quien hablar. Además está tío Marcos que nunca sale de su cuarto, creo que el cáncer de pulmón está en su última etapa, conozco poco de él, sólo que tiene empresas agrícolas con las que logró amasar una gran fortuna, Pero ni todo el dinero que posee podrá salvarlo de la muerte.
Por lo que sé tiene dos hijos que viven en España y casi nunca lo visitan, con él sólo está tía Lucía que pasa los días fuera de casa, posiblemente gastando el dinero de su acaudalado marido.
Durante el almuerzo hablé con Janet, es una gran persona, "super amigable", me dijo que tenía 28 años aunque aparenta más, debe ser porque toda su vida a trabajado, por lo visto será mi única amiga estas vacaciones.
Me siento cada vez más sola estos últimos meses, en el colegio casi todas las chicas han tenido o tienen relaciones de enamoramiento, excepto yo que no puedo comunicarme con varones, ya lo sé "soy un poco introvertida", bueno el amor puede esperar, por ahora trataré de sobrevivir estas vacaciones ya que madre tendrá que trabajar y no tendrá tiempo para mí. Además es manipuladora, pero se que tiene sus razones, para ella no a sido fácil cuidar de mi, y no quiere que pasé por lo mismo que ella. Sé que es una gran madre, siempre está para mí en todo momento. Pero quisiera tener un poco de libertad.

Colocó el diario sobre la mesa de noche, pensó durante largo rato y se durmió.

Al día siguiente. Lucía se despertó temprano y fue a ver a su esposo, la enfermedad estaba avanzando alarmantemente. A las 8:00 AM, llegó un doctor, ya no era el mismo de siempre, ya que en los últimos meses habían cambiado a varios ya que Marcos no aceptaba que no pudieran hacer nada contra su enfermedad.
Después de ser un reconocido empresario, estaba desahuciado a causa de su adicción al tabaco y cuando se dio cuenta del daño que le hacía ya fue demasiado tarde.
A las 8:30, Lucila salió de su habitación, llevaba la misma ropa del día anterior, y cuando pasó frente a la puerta del cuarto del enfermo oyó voces. Continuó su marcha hasta la cocina, donde encontró a Janet.
Luego fue a la sala donde encontró un gran televisor, al rato bajó un hombre con bata blanca seguido de su tía Lucía.
Apagó la televisión y se dirigió a la cocina, donde ayudó a Janet en las tareas del hogar.
Durante el almuerzo conversó con su tía sobre los viajes que está había realizado y las fiestas a las que había asistido.
En la tarde leyó durante tres horas "extasis", luego decidió salir a pasear, regreso a las 5:00 pm.

Durante la cena no se oyó una sola palabra, luego ayudó a Janet a dejar todo limpio. Fue a su habitación y sacó del cajón de la mesa su diario y escribió:

30 de junio de 2018

Este día estuvo de locos, cuando desperté me dirigí a la cocina, pero cuando pasé frente al cuarto de tío Marcos sin querer oí que le quedaban pocas semanas de vida.
Continúe mi marcha, en la cocina encontré a Janet, parecía apresurada en prepara el desayuno.
-me quedé dormida-dijo.
Tomé un vaso de agua, seguido me dirigí a la sala, donde encontré un gran televisor, cogí el control y sintonize el canal 21, estaban pasando November Rain de Guns N' Roses, una de mis canciones favoritas, le siguieron canciones de DC AC, "gran música sin comparación a la que sale actualmente, que está muy sexualizada".
Después de 5 canciones apareció por las escaleras Un hombre con bata blanca seguido por tía Lucía en su rostro se dibujaba la tristeza, que iba en contra de los chismes de la gente que decían que había sido un matrimonio por conveniencia.
Fui a la cocina donde Janet estaba lavando los trastes, decidí ayudarla, cuando terminé me dirigí hacia ella, no Fue difícil entablar comunicación, pese a que yo no era demasiado sociable.
Janet me contó que tenía una hija de 7 años la cuál vivía con su madre, dijo que la había concebido con un hombre que apenas había conocido, y cuando le dijo que estaba embarazada la abandonó-"algo parecido a lo que le pasó a madre"- dijo que era de un caserío a tres días de distancia y venía de un hogar en pobreza extrema.
En el almuerzo tía evitó hablar de la enfermedad de su esposo, me contó de los viajes que había hecho: Cancún, París y Mónaco. Me pareció que quería olvidar por un momento lo que estaba pasando.
Me contó del baile en el que conoció a su esposo, dijo que ella trabajaba como Secretaría en la empresa de su esposo, y que cuando obtuvieron un millón y medio de soles, algo que nunca había pasado decidió organizar una fiesta en honor a sus empleados por ayudar a conseguir tal suma de dinero.
Aquella noche tía llevaba un vestido negro y era diez años menor, él ya rondaba los 65 años y hace poco había sido diagnosticado con cáncer, pero aquella noche olvidó todos sus problemas y disfruto junto a su hermosa Secretaría.
Me dijo que salieron juntos durante 7 meses antes de casarse, a ella le gustaba hablar con él que era un gran conocedor de filosofía, historia y poesía.
-hablar con él era como transportarme a un mundo de ficción- dijo.

En la tarde leí éxtasis-¡Me encanta esa novela!- luego salí a pasear, llegue al parque en donde vi a adolescentes de mi misma edad paseando a sus perros, a otros caminando de la mano y prodigandose amor.

Aún no pierdo la fe por descubrir que es exactamente el amor. Pese a todos los problemas de los que estoy siendo testigo, sé que pronto pasará, aunque duela debemos enfrentar la realidad, por que para ver la lluvia nos tenemos que mojar.
leer más   
4
sin comentarios 46 lecturas relato karma: 38
« anterior1234516