Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1055, tiempo total: 0.011 segundos rss2

Esperanza hecha promesas

Huyendo de un futuro,
persigo un instante en el presente,
olvidando lo que ignoro,
recordando el silencio
de pensamientos no dichos.

Como plegaria llena de promesas,
de promesas no hechas,
de promesas no cumplidas,
promesas imposibles de prometer,
imposibles de borrar.

Cada día es idéntico al anterior,
mas distinto al siguiente,
mientras en mi interior
anido la esperanza de no sucumbir
a mis deseos, a mis instintos.

Entonces me invade la bruma,
la más gris y espesa de las brumas,
mi cuerpo pasa a un estado
de inmovilidad sentimental
paralizando toda motivación.

No tengo pies, ni manos
para escapar de mis alientos,
abandonándome a éste torrente,
procurando no chocar contra las rocas,
cierro los ojos en una oración.

Padre tu que conoces las fuentes
de todo sentido y sentimiento,
alumbra en mi oscuridad
los pozos de mi esperanza,
ayúdame a entender el porqué.

Mi cuerpo siendo arrastrado
por esta corriente enfurecida,
abro los ojos, mientras el agua
surca mi rostro enmudecido
por el cansancio y el dolor.

Me invento un futuro imperfecto,
porque tus ojos no requieren
de artificios para mirarme,
tu boca de disfraces para besarme,
devolviéndome la vida,
con tan solo un beso
o tan solo una mirada.

Amén
leer más   
4
2comentarios 47 lecturas prosapoetica karma: 66

Milagro De Una Nueva Vida

A dónde fue el corazón?
dónde quedó el ayer?
dónde se perdió el amor
dejando tantos vacíos.

La pasión efímera se guardó
entre las páginas
de su libro de Neruda.

Con premura a la vida
llegaron los otoños
con sus miles de hojas secas
cayendo sobre el alma herida.

Juventud a punto de perder.
No había marcha atrás,
nada se podía ya hacer

Pero la sabia vida regaló vida
se gestaba la mayor ilusión
se gestaba el mejor porvenir.

Que podía importar ahora
buena jugada del destino
dolores y pesares quedaron en el ayer

El milagro de una nueva vida ahora,
con fuerza y amor estaba por crecer
esperanza y futuro en un nuevo ser.

El amor de su vida a su tiempo va a nacer
una radiante luz hoy en su vientre mora.


Sus preguntas fueron respondidas
El corazón viviendo en un pequeño ser.
El ayer se esfumó sólo existe por venir.

Nuevas fuerzas, nuevos retos por vencer.
Y el amor, el amor llegó a llenar vacíos
derramando risas de alegría,
y lágrimas, pero hoy son de felicidad.

MMM
Malu Mora
leer más   
8
1comentarios 47 lecturas versolibre karma: 85

piel canela, labios carmesí

Amaneciendo perfumada en labios carmesí, con el viento llega una caricia y en la mirada una sonrisa
Lloviendo de melodías amargas, regando sobre lágrimas serenas esos recuerdos que en la mirada lleva.
Sonetos de dulce pasión escritos están sobre su piel. Llueven estrellas y deseos pide, al universo le dice que larga no sea la espera, que tras la luna llena amanezca, sobre su piel aún fresca, que lirios crezcan en su pecho y corazones amantes en los días relucientes cubiertos de azul pasión.
El perfume de un amanecer dorado, despierta y su boca toca sus labios, pero tan solo es un sueño y ese roce en la piel se ha grabado, pasa por su mente recuerdos aún presentes de vivos colores, de besos y abrazos que no tienen fin.
Soy la que te besa sin tenerte la que te recuerda y te anhela, te espera con el color de Lirio y te acaricia con el viento.
Más siempre algo se pierde con el paso del tiempo, en el silencio del bosque se escuchan los ecos del viento que le llaman, parece un viejo lamento, el bosque late y con dolor recuerda que dos viejos amantes recorrían errantes al son de la dulce melodía del bosque aún encantado, acarician sus manos, abrazan sus almas y las gotas del rocío calman sus ansias.
Bocas de serena melodía de ese latido, sediento lenguaje de amor, sed que en las mañanas calma sus versos, que en sus hojas dejan el rocío de suaves caricias.
Siguen el aroma de sus cuerpos hasta llegar al encuentro a esa aventura que llevan aún en sus labios.
Recogen su alma y se la llevan. Días que llenan de magia, días que solo hay esperanza, días que se escriben para que no se olviden, los amantes siguen, pero las palabras se pierden y vuelan libres.
Rompen los noches, rompen los sueños, rompen lamentos y entre sus recuerdos rompen lágrimas de cielo, como rocío entre sus hojas que beben e impregna su piel canela, bebe de sus lágrimas y tras la tormenta ella le espera, espera en silencio que la noche y su sueño le llegue, para poder soñarle, para que ese sueño le atrape y poder vivir una noche más, un día más con su fiel amante.
leer más   
5
4comentarios 41 lecturas prosapoetica karma: 55

Jardín de Locos (Trilogía Luz en la Selva )

La selva
que flanquea
que atrapa
que me traga a cada paso
que muele mis rodillas
y mis miedos

el camino
que divide esa selva
que me lleva consigo
su canto
crujir de piedras
su aliento de polvo
su voz: melodía de aves

el Silencio
el ocaso
y la brisa
suspiro de árboles
gritos del alma

la noche
nubarrones
sobre plano obscuro
estrellas se asoman
admiración de mortales

el Dolor
corta mis pies
surca el pecho
el ardor me inunda

y ese temor a lo sagrado
a lo que va más allá
a lo poderoso
a ese Edén:
jardín de los Sueños
Jardín de Guerreros...
Jardín de Locos...
*******************************

2017
Transmisor d Sinestesias©
leer más   
10
5comentarios 58 lecturas versolibre karma: 96

He surgido con cada cicatriz

He librado un y mil batallas
he enfrentado tempestades
he escalado muchas murallas
y he sufrido duras verdades.

Me he visto en el suelo,
y con valor me he levantado,
me acostumbré a usar pañuelo,
pues es mucho lo que he llorado.

he sufrido de muchos desvelos,
he combatido penas reales,
he pasado por duras realidades,
y padecido de muchos males.

He conocido en carne propia el dolor,
he buscado mi propia redención,
he estado a punto de la rendición
y a mis flores le han faltado color

pero he surgido con cada cicatriz
Se que aun me falta por vivir
y también he sido muy feliz,
y con eso tengo fuerzas para seguir.

Un millón de metas por cumplir,
una luz interna que se niega a extinguir,
un corazón que lucha por amar,
y una alma libre negada a esperar.

Las letras de mi alma.
11
1comentarios 66 lecturas versolibre karma: 92

Sin amanecer

Miento si deslizo en mis palabras
el deseo de querer morir

Hallo tormento en el rotundo silencio
por querer vivir sin ti

Mañanas de un alba celeste
enmarañadas en tumbas de mi mente

Se cansa la mentira
estirada en las estrías de mi piel

Dolor sin rumbo
durmiendo en ojos de hiel

Miento cuando en mi corazón
acuno al tormento

SCDT
leer más   
11
4comentarios 54 lecturas versolibre karma: 93

Fe ciega

Yo
no creo en hombres
ni en religiones.
Porque el engaño
ya me persigue sin tener que buscarlo.

Porque soy desastres,
tempestades,
calamidades
y
terrores.
Sin que nadie me desee,
ni me castigue por desobedecer.

Porque sé demasiado.

Tanto
que aún sin creer en religiones
sé que he bailado con ángeles,
para luego engañarlos con demonios.

Sé que he pedido de rodillas
y me he postrado ante diosas
que solo desconocía.

Sé que he jurado en vano
para estar llena de pecado
porque prefiero el dolor antes que el vacío.

Sé que he renunciado al cielo
porque me veía en los ojos
de alguien que me vendió un falso paraíso.
Y hemos acabado en la misma cama en el infierno.

Sé que he rezado a todo lo equivocado
cuando he visto que ni Dios era tan santo.
Porque todo el mundo busca estar lleno de algo.

Sé que no creo en nada más
que en mí misma.

Porque no malgasto el tiempo
ni en hombres
ni en religiones.

Pero es ahora que llegas
que de ti me hago devota.

Porque tú
eres mi única diosa
y mi única verdad.
11
2comentarios 67 lecturas versolibre karma: 95

La musa triste

La musa se cansó de vivir,
las letras ahogaron su sentir,
trae pena de versos de amor,
y en rimas llora por temor.

La musa está triste
pues del poeta se enamoró,
Mientras el plasmar dolor insiste,
y sus sentimientos ignoró.

En cada sílaba suspira,
contando la musa camina,
busca acentos con amor,
tratando de disminuir el clamor.

La musa le dice haz conciencia
deja de escribir versos tristes,
¿Porqué vivir en agonía insistes?
mientras yo quiero bailar con cadencia.

Usa tu pluma y escribe de amor,
que muero por besos en versos,
derrocha la tinta en papel,
que seré para siempre tu inspiración fiel.

Las letras de mi alma.
11
5comentarios 80 lecturas versolibre karma: 103

Por un segundo

Vuelvo a entrar al baño,
me pongo de nuevo
frente al espejo

un nudo de nostalgia
revuelta con ceniza
se abre paso en mi garganta.

Mi cabeza grita
entre sollozos inaudibles:
“Para ya”
“Deja de hacerte tanto daño”,

Las lágrimas dibujan surcos
por mis mejillas,
casi pareciera arte
el dolor y la tristeza
que me inundan esta noche.

Ya es diciembre, ya pasó otro año
ya nacieron otras vidas
ya nos dejaron muchas otras.
Sin embargo, yo sigo aquí,
tan vacía y mundana
como de costumbre.

No esperéis una estrofa bonita
para terminar este poema horrendo.

Solo quería volver vuestra alma
del color de la mía
por un segundo.
10
1comentarios 50 lecturas versolibre karma: 106

Dicen

Dicen que me escondo,
que tengo coraza de hierro.
Pero por algo no ven al cóndor
en época de invierno.

Dicen que peco de bueno,
que, por ello, soy tonto.
Pero se extrañan porque estoy de acuerdo
y, a la vez, para mí no hay mejor piropo.

Dicen que temo a lo desconocido,
que la actitud es de cobarde.
Pero no saben que con todo lo corrido
no hay dolor inimaginable.

Dicen que soy frío,
que pierdo mi adolescencia.
Pero tengo los bolsillos llenos de vacíos
y no los llenan sus creencias.

Dicen que no salgo de mi refugio,
que es poco lo que pido.
Pero no entienden que es sucio
y que no me siento protegido.

Dicen que pienso demasiado,
que no obtengo beneficio de ello.
Pero no conocen el rechazo
ni lo que escuece en el sobre el sello.

Dicen que he perdido juventud,
que no la he aprovechado.
Pero no conocen mi actitud.
Soy el barco que ignora el faro.

Dicen que acabaré explotando,
que no es bueno ser egoísta sentimental.
Pero no sospechan que me estoy reservando
y seguiré haciéndolo hasta el final.

Soy veloz cuando hay que ir lento
y no me luzco aunque lo televisen.
Y es que aún estoy a tiempo,
pero eso no lo dicen.
10
sin comentarios 42 lecturas versoclasico karma: 95

Me pregunto

Me pregunto porqué
felicidad tiene nombre de mujer
y futuro de hombre,
porqué cuando el manto
sombrío del crepúsculo
lo cubre todo,
despiertan mis sueños.

Me pregunto porqué
dos interrogantes enfrentadas
forman un corazón,
pero la fusión
de dos corazones
no conforman una certeza.

Me pregunto porqué
un suspiro cisca el dolor,
pero un huracán es incapaz
de mover el recuerdo,
hacer un fundido con la melancolía,
arrastrar el eterno olvido.

Me pregunto porqué
un nombre tiene rostro y alma,
mas la distancia, aún siendo
la propuesta del olvido,
me desposee de mi rostro,
del alma que Caronte reniega de ella.

Me pregunto porqué
las preguntas no tienen orilla,
solo esperanza mesnadera,
mas ninguna respuesta
llenan este abismo de certezas
poseídas de rostro y alma.

Amén
leer más   
12
14comentarios 92 lecturas versolibre karma: 104

Sin nos

Esa lluvia que seca.
Ese sol que enfría.
El amor que no duele.
Tú que quisiste.
Yo que no pude.
Nosotros, que fuimos sin ser, tan efímeros como la vida, tan rutinarios como el azar.
Nosotros sin nos, nunca, sólo tú y yo.
Y entre tanto mis manos escriben con tu imagen en mis dedos y el dolor en mi mente, porque sólo tú y yo, sin nos.
14
4comentarios 71 lecturas prosapoetica karma: 90

En crujidos

Desde que tú te has ido,
no nacen margaritas en las piedras
y tirita la ilusión apuñalada en ambos ojos.
Tengo en las venas todavía
los restos del atardecer
que nos llenó los dedos de besos,
y aunque sea poco,
llevo demasiado tiempo
detenida en un espacio baldío
donde las luces se quiebran
al son de mi voz rota
que grita tu nombre
y lo deshoja.

Ahora es un dolor tan preciso
que rompe los papeles
y afianza una eternidad miserable
mientras rasga un corazón
cansado de latir consigo mismo.
El frío anega la nada que me queda
y la luz me clava sus uñas en la frente;
me deshago temblando entre preguntas
¿llorará también el sol ausente?

-la Z se esconde y no responde,
la A oculta el rostro incomprendido-

Como si no tuviera piel,
siento todavía el sueño arder en carne viva
y me arrastro por dentro llevando conmigo
lágrimas grises y flores aturdidas
que en su momento hicimos arder.

Cómo deshacerme de la estupidez
que ancla en mis dedos tantos versos ahogadizos...
sin quererlo querer,
estoy deshaciéndome en llorosos crujidos.
20
27comentarios 142 lecturas versolibre karma: 84

El último secreto

Basta con abrir el cajón de tus recuerdos
para darte cuenta del desorden
que ocasiona tú pasado en una culpa
que se apega para bien morir.

Yo no seré uno más de tu colección de culpas,
vives como si solo estuviéramos aquí
para consumirlo todo
hasta dejar simplemente de existir.

La familia para ti siempre fue un teatro de sombras
verdades y mentiras
relatos de una infancia carbonizada
por unas cuantas imágenes que no se olvidan.

Tal vez necesitarás millones de años
para convencerte que ese enojo
te llevará a convertirte
en eso que tanto te molesta.

¿Yo quién soy para juzgarte?
nunca seremos pensamientos exentos
ante la mirada inquisidora de aquel que quiere
aprovecharse de tu locura.

Nada me cuesta amanecer honrando a la vida
he visto cómo el cáncer llega con el crepúsculo
de los asuntos pendientes
que solo hacen amanecer en las tinieblas.

Solo me preocupo por vivir y dejarte vivir
maltratando a nuestros miedos
hasta conseguir envenenarlos
con la esperanza suficiente para poder partir.

El milagro de la vida amanece
sin la oscuridad de una noche
que se siente cómoda en las tinieblas
ahí es donde entro con un salvavidas que no sé usar.

Nadie me entreno para soportar
el terrorismo de tu mirada
que renuncia a seguir luchando
porque restas a todos chantajeando voluntades.

Yo sobreviví a los mismísimos dolores
que te corrompen sin ninguna prisa aparente
yo te enseñaré calladamente
que el último secreto es amar para vivir.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
17/11/2018.
16
14comentarios 229 lecturas versolibre karma: 106

Mil batallas

Mil batallas se suceden en este instante, ¡mil batallas! Todas ellas se libran en mi cabeza y resuenan golpes de espada; puedo oírlos aun tapándome los oídos. También puedo distinguir los silbidos de las flechas, las cuales chocan algunas con mi cerebro, y siento la punzada en cada impacto, siento el dolor en cada choque.

Soy consciente y sé que todo es pasajero. Ahora mismo solo deseo renacer; lo único a que aspiro en este instante en la vida, es en volver a tener una nueva oportunidad para hacer las cosas de otro modo. Y mientras pienso en todo ello, mil batallas continúan librándose en mi cabeza.
leer más   
10
2comentarios 53 lecturas prosapoetica karma: 83

Corre- buen -Hombre

Corre buen hombre,

corre buen niño,

las bombas caen desde lo más alto

trayendo destrucción y miseria

por desespero del Egoísta.



Corre buen hombre,

corre buen niño.

En el patio de tu vida

caen bombas desde lo más alto

arrasando con tu habitad,

incordiando tus sueños.



Corre buen hombre,

corre buen niño.

Las bombas caen

desde lo más alto

malogrando tu reposo

pero no tu consuelo.



Corre buen hombre,

corre buen niño

Las bombas caen

desde lo más alto

enturbiando el agua que consuela tu sed

y la mano que alimenta tu calma.



Corre buen hombre,

corre buen niño.

Las bombas caen

desde lo más alto

y vuestra alma tiembla,

despavorida esgrime su ansia y dolor

¡pero resiste!

Los cuadros pintados que cuelgan en la pared,

los poemas escritos en sangre,

los cantos apagados por la fuerza,

aún ponen policromía a los sueños de la humanidad.

Ellos,los pintores ,los poetas , los cantores

dejaron su sangre esparcida en la historia

por culpa de las bombas caídas desde lo más alto.

Y en algún patio, donde corrían tintas de llanto

el papel intratable ,se convirtió en lienzo de batalla,

las bombas que caían desde lo más alto

no quebrantaron la esperanza,más bien avivó la fuerza de contar en el ayuno

la alegría por vivir

y los sueños por venir.



Corre buen hombre,

corre buen niño.

Las bombas algún día dejaran de caer

en las tierras del hombre de plegaria,

porque el forjara su nuevo destino

por voluntad y conciencia,

y tú buen niño, tendrás el alivio en tus manos

y la sapiencia en tus nuevos pasos para hacer crecer la sabiduría en cada parto.

Corre buen hombre,

corre buen niño y escribe con la tinta del perdón

en el papel vacío de la nueva Historia del hombre

que aguarda impávido e impaciente comenzar a escribir sus capítulos más sublimes

sobre la preservación y la conducción de su especie.

Corre buen hombre ,corre buen niño,asegúrate que las bombas que caen desde lo alto más no detengan la andadura del buen niño ,especie en extinción, que vive en los rincones del planeta olvidado, donde su cielo lo han pintado con bombas, pero que su destino le llevará a nuevos caminos de la vida que el hombre deberá surcar.

Corre buen niño ..Cómo corres niño .. No pares de correr..
leer más   
12
2comentarios 42 lecturas versolibre karma: 92

Selit: La bruja blanca

La anciana Selit, vivía a las afueras de la Villa recibiendo a hombres y mujeres que requerían sus servicios. Había muchos rumores sobre ella; Bruja para unos, maga, hechicera o curandera para otros, pero para la mayoría de sus vecinos era únicamente la solución a sus problemas. Entre sus clientes se encontraban los aquejados del mal de amores, los que buscaban un remedio para su fatiga, los que deseaban conocer su suerte, mujeres jóvenes embarazadas que deseaban abortar, madres solteras que buscaban ayuda para sus hijos…, y en general, los más pobres del lugar, que buscaban una solución a sus problemas o enfermedades. Todos salían contentos tras ser atendidos por la anciana, ya que procuraba remedio real y consuelo para todos.
Un aciago día de Octubre, se denunciaría injustamente a Selit bajo el delito de brujería. El Tribunal de la Santa Inquisición sería el organismo que ejecutaría la pena. El fallo: Culpable de brujería. Todos los aldeanos se opusieron a la pena, pero no podían hacer nada frente al poder de la Iglesia. La Villa estaba triste. Selit fue apresada y llevada al calabozo del puesto de guardia para ser interrogada, aunque su destino ya estaba fijado. Al amanecer, sería condenada a arder en la hoguera. Esa misma noche, su casa y todos sus recuerdos fueron consumidos por las llamas. De madrugada, una melodía resonó por toda la Villa: era la voz de Selit, que pese a los golpes del interrogador de la Inquisición, sonaba dulce y serena. Era la misma canción que cantaba a sus clientes mientras atendía sus males. De esa forma quería hacerles llegar que no se preocuparan.
El amanecer llegó, y en la plaza de la Villa ya estaba preparada la pira donde sería quemada la anciana. Algunos gritaban:” ¡Bruja! ¡Bruja! ¡Arderás en el infierno!”, otros pedían clemencia, y la mayoría simplemente callaban y rezaban en silencio por la suerte de su vecina y amiga. El Inquisidor, emitió la sentencia en voz alta, e hizo la señal a un guardia para que prendiera fuego a la hoguera. Algunos aldeanos lloraban, ella reía. Selit, atada al poste central comenzó a cantar. En unos segundos el fuego había envuelto el cuerpo de la condenada, y las llamas más altas parecían llegar al cielo. Selit no mostró ningún síntoma de dolor ni quejido alguno. Antes de ser consumida por las llamas su rostro era sereno y sonriente.
Muchos testigos dicen, que mientras la pira se convertía en una gran bola de fuego, un rayo de luz se proyectó en el cielo; otros, que han visto a la anciana rondar por el bosque tiempo después. Pero la gran mayoría afirma que las noches de luna llena, una figura luminosa canta la canción de Selit, inundando la Villa de los dulces recuerdos que dejó en vida esta “Bruja blanca”.
5
sin comentarios 30 lecturas relato karma: 68

Me río

Reír es un acto de dolor
cuando se seca el río
en nuestros ojos,
cuando estrujamos
a escondidas un pañuelo
que huele a abandono,
cuando el alma se posa
sobre la puerta
de la despedida.
La risa es el agua
con que saciamos la sed
de justicia en las calles,
la arena que besa los piés
de los niños descalzos de amor
desnudos de la hipocresía de los adultos.
leer más   
3
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 47

Llueve

Llueve...
tanto dentro
como fuera

callado...

cauces cristalinos
desembocando
hacia la noche fría

humedales de vacío
sollozos
en ráfagas de tormenta

miradas inundadas
distorsionan el presente
ahogan el futuro

el corazón silente
queda ya sumergido

aguas asesinas
que buscan libertad

torrentes que estallan
que arrastran corduras

momentos...
noches...

tempestades
que devoran
la lucidez

huracanes
que gritan dolor
arrastrando todo

y ese Silencio que carcome...

y de pronto allí
nuevamente el Sol...
********************************************

Transmisor d Sinestesias©
leer más   
17
13comentarios 120 lecturas versolibre karma: 88

A un ser sin nombre

Tengo un par de sentavos en la mochila, y unos recuerdos bajo el brazo, un tatuaje a mi diestra y nací destruyendo lazos.

¡Condenada!
Bajo sombras, soy la que no quiso ser y me quebré en mis propios brazos, soy la protección contra los lobos pero ellos son míos.

La niña de las poesía, incrédula, amante de lengua caliente.

Mi amada bastarda, sincera exiliada, la habitación se llenó de pequeños rayados.

Ver rojo y blanco, o ver los símbolos en la palma de la mano.

Caer
caer en las letras decadentes.

Caer
caer cayendo, amando, odiando.

Caer
caer sin piedad.
sin arrepentimiento.

Caer,
sólo caer...
... en el marco de tu mirada.
leer más   
11
4comentarios 70 lecturas versolibre karma: 89
« anterior1234550