Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 542, tiempo total: 0.035 segundos rss2

Quiebra el verbo su figura

Quiebra el verbo su figura,
rompe el día su hermosura.
La tarde exhala su último canto de coloridos pájaros,
la función de la vida agoniza
en extenuados ocasos.

El mar aquieta su bravura,
sereno duerme en su paz de olas.
Observa absorto,
la agonía del día.

Las nubes con sus capas grises,
ocultan al gallardo de los crines de oro,
que en sus voces amarillas se despide,
¡Mirad aunque macilento, qué bello sonríe!

El sol
envía reflejos de amor
a su amante mar,
le besa las pieles.
Música de alquimia
en su despedida.
Sublimes pianos de Chopin en su adiós.

Quiebra el verbo del día:
sus gaviotas ilusionadas,
sus gentes laboriosas,
su bullicio de niños...

Las olas,
dan sus últimos besos
a la arena despreocupada y húmeda.
El sol oculta su cara
abrazándose al azafranado cielo.

Quiebra el verbo del día
su figura de dama iluminada,
y da paso al ocaso
que fuga
en sus últimos vestidos amarillos de fiesta.

Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
12
5comentarios 43 lecturas versolibre karma: 96

Confusión

A veces confundo
el hambre
con las mariposas
en el estómago.

A veces confundo
tus ojos
con las olas rotas
donde duermo yo.
leer más   
4
sin comentarios 21 lecturas prosapoetica karma: 60

Te Esperé Delirio Febril...

La espera ha sido larga como beso tirado al viento.
~ ~ ~ ~ ~ ~ ~~ ~ ~ ~ ~ ~ ~~ ~
El viento mueve los ventanales de telarañas
cubiertos por las tempestades del alma
y arrincona tu esculpido cabello suelto
enredado en las mesetas de bronce y
mampostería de plata.
~ ~ ~ ~ ~ ~ ~~ ~ ~ ~ ~ ~ ~~ ~
En el mar peces redimidos como cristal pulido
le arrancan un sortilegio a este verano coloreado
en la retina e iris de tus ojos pedernales.
En tu cuerpo esbelto me recreó y floto en el aire
como carro tirado por caballos alados
y aprietas con ganas la raíz del frondoso castaño.
~ ~ ~ ~ ~ ~ ~~ ~ ~ ~ ~ ~ ~~ ~
Lejos del redil donde nadie nos observa
y la calzada duerme en la tierra mojada
del campo alegre volveremos a existir
del suelo nos levantamos y nos fuimos
a perseguir mariposas monarcas
leer más   
11
6comentarios 53 lecturas versolibre karma: 99

La navidad de Juanito (Cuento)

Juanito era un niño de diez años, que trabajaba para poder vivir, como todos los días bajaba desde arriba, desde el cerro San Cosme, allá en Lima, para poder sus caramelos, pues así ayudaba su madre que había sido abandonada por su padre y también a sus cinco hermanitos pequeños. Le gustaba vender por en el centro de la ciudad, especialmente por el Jirón de la Unión, pues allí habían muchos centros comerciales y mucha afluencia de gente y podría tener más ventas: ¡Caramelos de eucalipto para la garganta¡¡Caramelos a cinco por cincuenta céntimos¡
Ese día, era un día especia,l era la víspera de Navidad y Juanito debería quedarse más tarde trabajando. Estaba muy cansado pero se decía así mismo para darse valor. "Estoy cansado pero debo seguir trabajando para llevar algo para mi madrecita por navidad, pues se la pasa la vida lavando ropa para otros, y no le alcanzará para la cena de navidad".
De pronto, ve en unos escaparates muy grandes mucho arbolitos de navidad, muy asombrado, pues nunca ha tenido uno, se queda a admirarlos largo rato y luego al seguir recorriendo las calles con sus caramelos, ve mucha gente que entra y sale de centros comerciales cargados de muchos regalos, ropa y juguetes que muchos niños llevan en sus manos y se pone a pensar muy nostálgico: "Cuánta gente comprando tantas cosas, desesperadas entran y salen de las tiendas, quién como ellos que tienen para comprarse juguetes y ropa, a mí no me alcanzará para comprar zapatos a mis hermanos, ni un juguetes, pues si le compro a uno los demás querrán y no estamos para eso, tenemos que pagar la luz y ahorrar para comprar el agua. Algún día seré grande y trabajaré más y compararé juguetes a mis hermanos, que nunca tienen juguetes por navidad, por ahora solo chocolate y un panetón barato. Y como siempre luego de las doce a dormir, pues no hay para más. Yo me volveré a trabajar luego que ellos se duerman, pues en navidad aunque sea, la gente me compra un poco más de caramelos, y hay que aprovechar, ay, ¿y el hambre? yo pensando en mis hermanos y mi madre y por trabajar tanto ya me olvidé de comer y mejor ya no veo tantas vitrinas, pues me antoja las deliciosas comidas que come la gente que tiene plata, en estos restaurantes. Yo no tengo ni padre. Pero tengo que ser muy fuerte y no debo llorar, aunque tenga muchas ganas ahora". Soy el hombre de la casa y bebo trabajar: ¡Caramelos de menta para la garganta¡ ¡Caramelos¡...

*Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú- Derechos reservados
leer más   
6
sin comentarios 50 lecturas relato karma: 77

La Noche

La noche es una mordedura en el paladar. Un atajo a la mediocridad que supura de las manos. Prólogo que se escribe con sangre, humeante entre la corriente alterna de un resquicio, de una mentira, o de un borde de terciopelo cubierto de intrigas.

Me he quedado a tararear una canción que recuerdo como el patio del colegio. Esos acantilados que suben las sierras en verano, agonizando de destellos, de química y de verbo engendrar.

Si cierro los ojos. Siento el vacío lleno de un pisapapeles dormitando en el abdomen. Me gustaría coger la borrachera y escupir el vómito en las sábanas, me recordaría que entre la calor y mi cuerpo, existe solo el deseo, puro deseo encarcelado que no duerme ni cuando respiro.
leer más   
7
2comentarios 72 lecturas prosapoetica karma: 78

¿Que es la vida?

Retorno cada día después del anochecer
lleno de experiencias nuevas,
duermo tendido hasta el amanecer
y deséo que otra vez aprenda.

¿Qué es la vida, acaso un frenesí
como decía Calderón?, es tiempo
y nada más que tiempo y recuerdos.

No le faltaba razón
al poeta, librepensador Calderón,
pues frenesí es tiempo y recuerdo ilusión.

Me levanto cada mañana pensando que un día pasó
y ayer no vuelve,
mañana quizá no llegue,
por eso sueño como Calderón,
pues los sueños como el dice, ya sabeis qué son.
Vivo el momento con toda pasión,
como si mañana, no existiera nada más que en mis sueños.

Y los sueños solo son eso, solo sueños
de diversas formas, colores, terrores, amores e ilusión.

Fdo.: Alfonso J. Paredes
Todos los derechos reservados
SafeCreative/Copyright
14
2comentarios 112 lecturas versolibre karma: 97

Malas noches

Subió a las alas
de aquel viento azabache
aquella noche
de oscuro resplandor,
el ser durmiente
que aún duerme en la piedra
su arcano sueño;
sueño negro de luz.
Guijarro blanco
la luna mustia e hirsuta
dormía oculta
bajo sábana oscura.
¡Relincha un astro!
¿Y será el firmamento
un ancho establo?
Un establo inmortal.
Dardos letales
lanzas o pesadillas,
se vive o muere,
sacrificio en la roca,
árido lecho;
y el firmamento todo
es la impasible audiencia.




~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Métrica 5-7,5-7,5-7....5-7-7
Similar a un Chöka
pero con sobredosis
de rimas asonantes ;)

@AljndroPoetry
2018-jul-16
leer más   
23
24comentarios 150 lecturas versoclasico karma: 94

Aventura muerta

Como hojas que yacen en el olvido
crujiendo hasta morir
humillándose con cada huella que les queda encima.
Como viento que merodea un paisaje nocturno
donde todos duermen
y solo quienes piensan hacer un mal deambulan.
Como mente sin causa, sin juicio, sin ideas.
Es ahora devorada una vida, devorada por la rutina,
cuyo cielo es el techo de un edificio,
cuyo camino son las calles que recorre a diario.

Y le caen lágrimas: todas de tristeza, ya sin esperanza.
Pero no brota un deseo de cambio;
se alterna entre la costumbre y el dormir,
entre el mirar y suspirar hacia la nada.

Como estrella fugaz que se desprende del universo,
como fantasma que se mueve sin haberse convencido,
como libro a medio leer;
es un fulgor desvanecido,
una caricia congelada,
un momento evaporado
un reloj ya sin horas que entregar.
Es una vida concluida antes de tiempo,
sin fuerzas para volver a comenzar.
leer más   
12
9comentarios 81 lecturas versolibre karma: 94

Cuando duermo mi vida

Cuando apago la luz de mi mesita
y cierro los ojos a la vida,
cuando me duermo en tu sonrisa
y la noche se hace día,
no tengo sueño.

Cuando le busco sentido a los gestos
y veo que no me miras,
cuando sonríes durmiendo
y la noche se vuelve día,
cuando me digo:
despierta, levántate,
haz la cama como si en ella
no hubieras dormido.
Abre las ventanas, sube tu persiana
y enfréntate a la luz que,
sin quererlo, ilumina la vida.
leer más   
13
10comentarios 84 lecturas versolibre karma: 116

Por dormir la dichosa siesta (Romance)

Que si estando yo acostado
viene un bicho y me molesta,
¿qué remedio me procuro
para echarme yo la siesta?
Dando vueltas me marea
y me duele hasta la testa,
que ya no duermo esta tarde
por molesto en esta fiesta.
Con veneno se marchare
esa mosca tan funesta,
no me importan los dineros
y lo arrimo yo a la cesta.
Dando vueltas sigue el bicho
que por poco que le resta,
da por saco todo el rato
si pillare y sale de esta,
no respondo ante mis actos
lo mato por una apuesta.
Luego pienso: ¡pobre mosca!
si por bicho me molesta,
no por ello lo merece
por dormirme yo la siesta.
Otras veces yo lo pienso:
¿Si tuviera una ballesta?
¿cuántas moscas mataría?
muertas con la bota puesta.
Yo no soy tan sanguinario
la dejo marchar si presta
para dejarme dormir,
la ansiada y querida siesta.

Fdo.: Alfonso j. Paredes
Todos los derechos reseservados
SafeCreative/Copyright
imagen obtenida de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
18
13comentarios 115 lecturas versoclasico karma: 107

No duermas

No duermas,
porque te haces del tamaño de tus sueños
y la cama ya no sirve,
ni el mundo.
16
2comentarios 89 lecturas versolibre karma: 106

Quiero ir...

Quiero ir hasta tu lado
y saber lo que tú piensas,
y después de contemplarte
enseñarte las sirenas,
las que estaban en los cuentos
del pupitre de la escuela,
y de aquellas que encontramos
en los versos de un poema,
y es por eso que yo quiero
que me aceptes y me atiendas,
y que dejes que mis labios
se emborrachen con tu néctar,
ese vino de los dioses
que así citan los poetas
y en la copa tan sagrada
que reflejan las estrellas...

Quiero ir hasta tu lado
sin que notes mi presencia
y mirar como te duermes
y también como despiertas,
deslizarme entre los sueños
recogiendo las respuestas
que dejaron en las nubes
y en los cielos las cigüeñas;
cuando encuentre los mensajes
te diré que las galernas
han pasado a nuestro lado
agotándonos las fuerzas,
y es que estabas tan dormida
que temí que te me fueras
en los brazos de los vientos
y detrás de las tormentas...

"...Quiero ir hasta tu lado
y dormir donde tu duermas,
entregarte mi cariño
y aceptarte como seas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
05/07/18
17
11comentarios 82 lecturas versoclasico karma: 105

Te busco

Me gusta caminar a buscarte, como si el abismo delante de mí no fuera cierto.
Ni una voz, ni un sensor, ni un estruendo viejo; sigo a la nube muerta, a la sombra blanca, al precipicio roto.

Mi cuarto es un siglo deforme y siniestro. El suelo es algo en el paisaje, y no me toca, y no me muerde, me siento calmo, exploto y duermo, me arrebujo en tus alas y redoblo el cielo, bato la espuma negra.

Soy el que espera gloria, el que atrae maleficios, el imán de toda insurrección.

Te encuentro en una carta añeja, en la huella del suplicio verde, en la tierna constelación, en la bruma del polvo ocre, en la pintura de esta historia insomne.

Sigo el algoritmo de tu imagen triste, invento una ciencia vaga contra esta oscura ecuación.

No soy el héroe de tu salvación, ni quiero ser el villano de tu perdición.
Soy consuelo ciego, breve y embustero, cobarde y enmudecido, soy el diablo en un iglú, un perro asustado, un payaso de verdad.
Soy un corazón legítimo, un espectro de la desintegración, el vestigio de mis sentidos.
Soy el colmillo de esta automutilación, soy el golpe en el techo, el temblor en las piernas, la alarma del olvido y el tañido de la última conflagración.
Soy fracaso floreciente, transparencia turbia, vengo a blasfemarte dioses, a despojarte el mundo y a rescatar una desilusión.

Me concentro, me destruyo y vuelvo, solo me sobreviven dos anhelos, uno por pupila tuya.
Te busco por inercia torpe, por dinamismo intenso, por sonambulismo crónico, por fatalismo cínico, por masoquismo dulce, por atracción onírica, por pasión ilustre, por amor enfermo, por cura y por eterna contemplación.
leer más   
6
3comentarios 61 lecturas prosapoetica karma: 61

Neura

Neuronas compactas,

empastadas en pasta

con la justa iluminación.

Ni más, ni menos.

Adiós, rendimiento

de obsesión.


Neurastenia por la neura,

que marchó,

pensamientos dejando

sin color.


Ahora duerme esta mente,

esforzándose por no perder

esas lucecitas

que aún vagan sin perecer.


Más química añadida

no habrá,

mas tampoco se añadirá

más oscuridad.

Que a mi pesar

es necesidad pensar

claramente

cuando quiera

sacar esta mencionada mente

a centellear.

youtu.be/ahpQzs9Nd4o
9
3comentarios 71 lecturas versolibre karma: 94

Alivio

Hay días que tus silencios
desfilan por mis vacíos,
en las tardes cansadas
de cielos tediosos.
Y apenas las aves
despiertan mis ventanas,
ni un sonido que me nombre
o un almanaque que me ubique.

Hay noches que tus ojos,
duermen soledades,
en mis techos profundos
de fugadas estrellas.
Y apenas la brisa
resuelve mis sábanas,
ni hay labios que me delaten
o una espalda que me soborne.

Hay veces que sueño
que eres luz de mi alma,
otras que soy eco de la tuya,
pero siempre, al fin
despierto, y me encuentro,
para buscarte,
para oírte,
para saberte….

LOUE
leer más   
7
2comentarios 48 lecturas versolibre karma: 85

Mientras duermes

Mientras dormías
observé:
observé que eres poesía.
Que en tus sueños
construyes versos,
y las hojas de papel
que son tus dedos
van formando
los sentires de tu alma
letra a letra.
La tinta de tu corazón
reboza los espacios
de mi mente,
de mi cuerpo,
de mi ser.
Aún en sueños viajas,
abrazando prosas
que despliega tu mirada,
y salen de tu boca.
Mientras duermes;
te observo
y veo que eres poesía.
leer más   
13
12comentarios 70 lecturas prosapoetica karma: 95

En la mañana

Estoy un domingo sólo
Todos estan aburridos, así que duermen
Me baño, para no salir.
Creo en los ángeles, pero soy un diablo
Tomo whisky en la mañana, para no sentir.
El jardín tiene flores, pero no me parece perfecto
En la mañana, tan temprano, ya estás en mi mente sin sentir algún dolor.
La tristeza me parece una mierda, así que me pongo felíz.
Peleó conmigo mismo todos los días
Los muchachos quieren reunirse, así que me declinó. Pues todo parece perfecto si duermo.
leer más   
7
1comentarios 25 lecturas versolibre karma: 86

Arrastrar los pies del mañana (Colaboración @Mary Peña & @sarrd8r)

Ya se agota el sentimiento,
que habitaba en las palabras,
y sintiéndose vacías, no tienen ya la magia
de la imaginación que duerme
muy dentro de las almas.

Arrastrar los pies del mañana
en camino terco para la alegría,
en arrabal donde los sueños amarillos
reescriben latidos, regando mi garganta
de ahogos y cuchillos.

y los suspiros serenan la escarcha, la presencia
del hechizo que se adueña del silencio…
y el corazón se vuelve cauto centinela
de los latidos de íntima melodía,
que se escapan atravesando la distancia,
sin tiempo ni escalas para anidar
en la memoria de tu alma aún tibia.

Extenderé este reloj de cera
que da las horas en cajones, en tinteros,
donde verter las emociones desleídas,
conformando una constelación
de palabras lacradas en muros,
donde las enredaderas de tu alma
visten de esperanza la distancia y el tiempo.
leer más   
21
28comentarios 215 lecturas colaboracion karma: 112

... y sentir que esto ya está

Que sea sirio
no es una opción,
nací a ese lado,
a algún delirio
fui acostumbrado...

Pero me cuesta comprender
que si me ahogo con mi mujer
y mi hijo, en tu lado sea delito.

Si es el infierno
les da igual...
Allí no cabemos,
no molestemos..
lo hacemos mal.

El que no quiera que se vuelva a su guerra,
a correr todos desnudos por la tierra,
entre minas e intereses de metal.

Perdona si me yergo,
con el fin de respirar,
hasta el cuello está la mierda
que rodea el puto hangar.

Tres días que no duermo,
siete años ya sin paz...
no te pido abrir el puerto,
sólo tu playa besar...

..y sentir que esto ya está.
....y sentir que esto ya está...
leer más   
14
19comentarios 140 lecturas versoclasico karma: 109

Colerico corazon en este frio otoño,
Que haras esa evidente palidez , que impide ver tan bello amanecer en tu interior,
turbia es tu alma que inmersa esta

Turbios los fluidos que corren por tu cuerpo en soledad llegando a hectareas de calor corporal,
duerme en cuna la oscuridad y amanece en busca de un despertar.
leer más   
12
3comentarios 82 lecturas versolibre karma: 98
« anterior1234528