Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 133, tiempo total: 0.027 segundos rss2

Grilletes al corazón

Moldeada a ti, a tu aliento,
adherida me llevas a tu sombra
como silueta a tu cuerpo,
vulnerable a tu mirada
a la magia de tu seducción
noches de embrujo
bajo los pliegues de la sábana
atando mi piel a tu erotismo
rindiéndome a los filtros de la pasión
me encadenaste a noches de locuras
poniendo grilletes al corazón
MMM
Malu Mora
leer más   
13
13comentarios 77 lecturas versolibre karma: 103

Soy un loco

Me gusta ser,
ese loco encadenado,
a sus propias manías,
a sus propios pecados,
que no teme ser diferente,
porque normales hay en todos lados,
pero todos nos diferenciamos,
y es de eso de lo que nunca hablamos.
Me gusta ser diferente,
es lo que me hace ser,
ser entre tanta gente.
13
6comentarios 49 lecturas versolibre karma: 100

Hemos agotado el tiempo...

Hemos agotado el tiempo
ya no brilla el sol en invierno…
Miles de bambalinas y estrellas
son arreadas por el viento;
es otoño, y es casi un milagro
que estemos clavados
como gargolas
mirando el pasado
de nuestros excesos.

Caminemos sin prestar
atención al desvelo...

Soñemos que en este instante
el fuego se levanta en raudo vuelo
sin pisar el freno y el acelerador
de tus deseos;
como alce en celo,
como liebre huyendo del fuego,
solo nos detiene el grillo
que nos mantuvo
encadenados al tiempo...
leer más   
7
6comentarios 99 lecturas versolibre karma: 90

El Sendero

Abro la tercer puerta
aún no encuentro luz
la esperanza camina junto a mi
mas no la veo
a ciegas toco su mano

Cargo un grito ahogado
que me pesa
como grillete
encadenado al pecho

Pasa píldoras de esperanza
una garganta
que se desgasta
hace cuarenta y dos días

La cueva se reduce
tramo a tramo
no sé si se hace pequeña
o es uno quién se agranda

Ruge la fiera del silencio
dentro hay un festín
de demonios devorando miedos
regurgitando el doble
para darle a comer a otros...

Existe una grieta
donde se ven agujas
atravesando labios
espinas surcando lenguas
sus ríos de saliva y sangre
colman las lagunas del "porque"

Las voces púrpuras
llenan la mente en cada sueño...
las voces blancas
no están...
dejan un susurro alguna noche...

No hay luz,
si no cerrando los ojos
dentro yace la llamarada
dentro calcina el fuego
dentro se concibe la luz
dentro... se incuban estrellas...

¿Cuándo terminará el tramo?
Ya la piel cruje
las vísceras se hinchan
el aliento falta

Cada cuanto
alguien pone en los labios
la copa de momentos líquidos
y el alma se nutre

Rompen capullos de gardenias
aguas de manantial brotan
revientan latidos
el estallido golpea la pupila interna
que puede ver la ruta...
quizá la salida...

Por un instante
son de niño los ojos
el sentir también
y nace la sed de un abrazo eterno...

de esos que juntan fragmentos
de esos que rompen males

de esos que posan la sien
sobre la flor del hombro...
de esos que alinean la luz
con el eje de la vida...

de esos que faltan...
de esos que sanan...

La almohada
absorberá nuevamente el cansancio
y mañana quizá
los pies encuentren el sendero...

************************************
El Sendero
2018
Transmisor d Sinestesias©
leer más   
12
15comentarios 145 lecturas versolibre karma: 101

Efímera mirada

Nuestras miradas se cruzan,
me confiesas tus deseos,
nuestras manos se entrecruzan,
me invitas al rincón donde seremos reos,
condenados y encadenados de amor,
caricias y toques, delicias al paladar
en un pensar efímero y eterno de buen sabor,
y haces sonar en un dulce mirar la palabra amar,
eternamente en mi mente te amaré para siempre,
sonriente y buen amante besándote dulcemente,
fundiéndome contigo entre cadenas y plumas,
nuestras miradas se alejan sin dejar de mirarnos,
carnalmente alejándonos, espiritualmente acoplándonos en dunas,
encontrándonos cada vez cerrando los ojos y así poder amarnos.
leer más   
14
3comentarios 58 lecturas versoclasico karma: 109

Expiración vital (Rima Jotabé con estrambote)

En una vida al regate y escondiéndose;
soslayando los juicios, guareciéndose.

Sin enfrentar responsabilidades
ni aguantar el timón en tempestades.
Desbordado el miedo en debilidades;
anulando futuro y voluntades.

Mil sueños se quedaron aparcados,
esclavos de cerrojos atorados.

Rota se quedó ya la vida y hundiéndose
cobarde entre aciagas oscuridades,
sufres de imposibles encadenados.

Por tiempos agotados
sabes que vivir así es inservible,
si existe muerte en vida irreversible.
14
21comentarios 141 lecturas versoclasico karma: 103

Navegar

Navegar entre diez mares
de sombras inseguras,
sucumbir al estruendo
de algo afín a la ternura,
renacer... lentamente...
en un remolino de dudas,
encadenadas y atadas
con experiencias muy duras.
Demostrar...
que el tiempo todo lo cura
eso sí...
si no nos vence la locura.
leer más   
15
14comentarios 116 lecturas versolibre karma: 92

Remedios

Me subo aquí sin remedio
porque remedio soy y lo que llevo,
remedio a la rutina de la oficina,
al transbordo y al símbolo que nos domina.

Nací en medio de todos,
jodido y en ayunas;
nací con la sangre en mis ojos,
con genes concluidos de escombros.

La mendicidad corroe nuestras manos,
eclipsando definitivamente nuestra mente;
anclando los pies, rasgando las alas,
sepultando cualquier mañana.

Y lo sé porque también he sido mendigo,
con el móvil en mis manos implorando a que suene,
para que me encadenen en un oficio simbólico,
ligado a un salario mínimo.

He perseguido una llave inexistente,
intentando liberar de mi cuello este grillete;
y correr las escaleras de arriba a abajo,
sin tener lo que produce la falta de billetes.

No es resignación el remedio que ofrezco,
quebré la cadena para no olvidar donde pertenezco.

Niorv Ogrin
11
9comentarios 100 lecturas versolibre karma: 103

Resurrección

Como el agua que mana
entre las piedras
en un mar infinito
de dulzura
sin la condescendencia
de lo escrito,
ni tener tan siquiera
noción de haber vivido.

Desapego al olvido
profanando lo triste
sin mirar hacia atrás
en el leve suspiro
que encadena el vallado
dela felicidad.

Despertar a la dicha
sin olvidar la calma;
beber sin tener sed,
como si ya el mañana
no importase,
si bajo tu regazo
me arrullases.
leer más   
14
5comentarios 66 lecturas versoclasico karma: 94

Sombras alargadas en otro lugar y en otro tiempo

Alma de guerrero...
espada ardiente sobre un cuerpo
crepita al alba y a la luz de la luna.

Rezos encadenados enarbolan un sentimiento.

Frío intenso
que hiela a los hombres,
hombres de barro carentes de energía.

Magos que susurran
que vendrán tiempos mejores...

Desfallecen las mujeres
al escuchar los nombres de sus difuntos maridos...

Miedo con algo de pena,
la pena de los miserables
que nunca fueron libres.

Sombras alargadas
dentro de un marco oscuro
y reyes de lo eterno
que acaban sus días en un suspiro.

Leyendas de guerreros
que un día sí fueron libres
planean sobre las cabezas
de los pobres miserables.

Escuchad...
leer más   
10
14comentarios 95 lecturas versolibre karma: 103

Señora nuestra

Señora nuestra, que del cielo desciendes
despertando de tan dulce sueño
para la vigilia de tus devotos yeclanos.

¡Oh señora, esperanza nuestra
que por vos hemos de amar la vida!
Llénanos de alegría a los que te bajamos

del monte santo, tú Virgen adorada
y mira cuan jubilosas almas proteges.
Más tú, reina del Castillo,

jamás olvidaste tan humilde pueblo.
La justicia y la verdad que brota de la tierra
es fruto de tu alma cándida.

¡Oh Señora nuestra! ¡Oh Virgen adorada!
El áspero camino vencemos con devoción,
cual alma que ruega por su libertad

con ojos y manos encadenados al engaño
de tan injusta vida, de su dolor fiero.
¡Virgen del Castillo recíbenos con gracia divina!
leer más   
3
4comentarios 59 lecturas versolibre karma: 56

Encadenados

Iris violento turbio desdén
venas caídas en un témpano
sonámbulo latido duerme bebés
árboles de espesor puro
tronco esguinces
tela de araña orbital
anillo puente
cascada receptáculo
cabellera grillete de juventud
cuervos longevos de ceguera onírica
huella tímpano del pitido final
termómetro condensa fiebres de lirios
mapa facial de planicies monodosis
escalera de vértebras ponzoñosas
hacia las nubes resbalón celeste
inventario de olas ya surfeadas
astrolabio maníaco
contumacia de la muerte natal
y sus flores de periférica visión
espuma revelada
levadura para versos pigmeos
leer más   
1
2comentarios 47 lecturas versolibre karma: 95

Como cambiaste,como cambiarte

Como cambiaste mis amaneceres con tu manera,
asomaste asi como asoma el amor de repente,
me hiciste ser yo con tu ternura que encadena,
y tu mar de besos que vive en mi latente.

Como cambiarte hoy los dias son distintos,
no tengo miedo contemplando tus ojos,
el atardecer es mucho mas bonito,
quedate eternamente acariciando mi rostro.

Como cambiaste mi mundo en solo un momento,
destino maravilloso que nos ha vinculado,
invisible lazo que hace lo nuestro perpetuo,
que entre rima de cariños me siento a ti encadenado.

Como cambiarte no podria estoy enamorado,
contigo en todas las cosas,como cambiarte,
si tu tambien de mi te enamoraste,
de la mano contigo estoy enamorado.
leer más   
13
1comentarios 72 lecturas versolibre karma: 82

Senryus encadenados

Caricias puras
amanecer del alma.
Luz que nos ama.

Nocturno beso
que derrite mi escarcha.
Calor que aviva.

Furtiva luna
envoltura de piel.
Amor que cubre.

Susurro al alba
despertamos en suave.
Tú y yo enlazados



Hortensia Márquez



Imagen sacada de Internet
leer más   
24
22comentarios 168 lecturas japonesa karma: 103

Remoto

No importa si lo que hiciste fue pasado según tu calendario.
Sigue siendo un acto presente en mi reloj. La pared de donde cuelga me hace recordarte, me hace entender lo que en un momento fueron promesas para ti.
Aquellas palabras que solo polvo quedan en mi tumba.
Hasta los lirios de la cima, el volcán los quemó... Las flores que me regalaste son gotas de agua evaporadas por el sol.
Soñaba un mundo nuevo, pero resulta más cruel que la realidad.
La mañana antes de que mis párpados se abran, espero encontrar la noche sonriendo encadenado a lo que quedaba de mi.
A solo pasos de un siglo más, me esmero en no dejarme derrotar.
Y ahora que se derrite como nieve ante el verano, ignorarte es un presagio que me ató al pecho como amuleto.
Incluso si dijera cuanto anhelo que llueva, las tardes del cantar solo se hacen densas con los días en camino de perderse.
Vacíos cerca a trozos del Alba llenos de estrella renacidos de la pena.
leer más   
5
sin comentarios 18 lecturas relato karma: 35

Orgasmo

Cuando tu húmeda palabra recorre mi espalda ardiente,
cinco mil caballos rojos se desatan sin control.
Cuando a mordidas desgarras mi alma,
busco asilo en la frontera de tus pechos.
Cuando tu mirada encadena mi voluntad,
me retuerzo hasta el abismo de tu ombligo.
Cuando el tronar de tu pecho abrasa mi piel,
me arrastro hacia tu final sediento de vida.
Es entonces cuando,
en la inmensidad de tu jadeante mar,
me abandono a morir de nuevo.
leer más   
16
5comentarios 126 lecturas versolibre karma: 100

Vulnerable

Vulnerable soy de ti,
porque soy de ti
y vulnerada me siento
con tan sólo pensarte y comprobar
que en la momentánea escapada de mi equívoca razón
tu melódico recuerdo se alió con la más sincera de mis sonrisas
firmando un sólido pacto en el transitorio abismo de lo eterno
y donde la constante falta de aire a modo de suspiros encadenados al anhelo que provocas
me muestran - a golpes de realidad -
que los sentimientos no nacen para quedarse en el regazo de quien los pare
sino para volar desbocadamente hacia el alma que los despierta
y mi sentir, en ti se halla
comprendiendo que, enamorada de ti,
mi pupila tu imagen todo el día refleja
y no ve otra cosa que no seas tú.
Y no la culpo por no mirar más allá de ti
igual que no culpo a mis manos que no entienden un segundo sin tocarte,
recorriendo cada poro de una piel que ya sienten suya.
¿Y mis pensamientos?
¿Son ellos los culpables de que te recuerde desde el primer segundo que comienza mi día
o el culpable eres tú porque haciéndome el amor mi día comienzas?
¿Son culpables por ansiar, desear, codiciar o fantasear tus besos
o la culpable es tu lengua, tu saliva, tu sabor
que se han convertido en el menú preferido de mis fines de semana?
¿Son culpables mis pensamientos o lo eres tú?
Porque... cada vez que recuerdo tu forma de estar,
estar en mí,
no hallo otra respuesta que tu culpabilidad susurrándome al deseo,
porque vulnerable soy de ti,
soy de ti... INSACIABLE
2
sin comentarios 35 lecturas versolibre karma: 26

No soy yo

Y si fuera yo,
la misma que te habla de amor, quien provoca por las noches todo tu dolor.
Y si fuera yo,
quien le da riendas a tus sentimientos pero encadena tu corazón.
Si fuera así,
ya no podría escribir versos de amor, porque yo soy el verso,
y no hay nada más tras de mí, no tengo labios, ni cuerpo,
mi esencia son las letras, mi inspiración lo que dicta mi alma
y mi tinta es un corazón que se transforma en un viejo teclado.
No soy yo a la que debes amar,
soy quien te dice que busques dentro de ti, que limpies tu alma,
y estés preparado para encontrar el amor.
8
2comentarios 62 lecturas versolibre karma: 92

La librería mágica

LA LIBRERÍA MÁGICA


No sabía dónde estaba, pues aquel lugar parecía un almacén lleno de
libros. Todos hablaban -entre sí- un idioma parecido, aunque no lograba
entender nada. De pronto saltó uno y me dijo:
-¿Tú eres nuevo por aquí? -Le contesté que sí; y que si ocurría algo:
-¡No, no!, -me dijo-: -Solamente, te advierto de que tengas cuidado, ya que
estos libros son mágicos y no puedes despertarlos; como lo hagas, te darán
la lata y luego te volverán loco.

De pronto, veo volar a Don Quijote de la Mancha, en su bicicleta
cósmica, cabalgando entre el escaso espacio de pared en pared.
En las estanterías se oían voces lejanas; pertenecían a los personajes
de viejas y nuevas historias, como queriendo salir todos a la vez y contarme
sus batallitas, o sus cuentos.
Un caballero con barbas me chistó, diciendo:
-¡¿Qué haces por aquí?! ¿No sabes que esta prohibido merodear por
ciertos lugares de luces y sombras?
-No se nada -le dije-; tan sólo estaba mirando los libros...,
-Estos no son libros: son pensamientos enlatados en papel y prisioneros,
nos cortaron las alas; -además, me dijo-:
-Soy Séneca, el andaluz de Córdoba; enjaulado en mi libro de oro. Un
murmullo debajo de las estanterías me avisa del peligro que corro en ese
lugar, pero sigo rastreando, entre ellas, porque mi tiempo se detuvo, y quiero
saber el porqué de todo ésto; si, tan solamente, son libros escritos con letras
en un abecedario ordenado y libre.
Los pensamientos creados de muchas mentes prodigiosas, llenas de
sabiduría y talento:
Aquel de los molinos de vientos, Miguel, su nombre eterno, el
creador de D. Quijote señor, el de los sueños surrealistas y caballero,
merodeaba por este jardín, entre marañas de polvo, un ordenado
desorden de pensamientos.
En un recodo, en el ángulo metálico de las mágicas estanterías, vi al
mismísimo Federico, leyendo su cuaderno original, del “Romancero Gitano”,
como se limpiaba las lágrimas de bronce, revoloteando golondrinas alrededor
de su cuerpo, ahuyentaba, en su cabeza, a los pájaros.

Su vecina Carolina, las de los bellos ojos; la de pómulos sonrosados,
coronados de poemas, de versos de amor; toda su sonrisa iluminaba el
espacio: poeta de Almendralejos, luz de Extremadura (Espronceda, sufría en
silencio por su amor).

Todos son voces: del ocaso al abismo y del abismo al ocaso. Muchos
libros hablando y yo sólo escuchando sus letras: El punto, la coma, el
paréntesis, la interrogación y la exclamación, riéndose del punto y coma, sin
poder estar separados...

Las flexibles historias del mundo, danzando al unísono; sobre un
camino de aire y de polvo, en este desorden de paz; en un silencioso pasado
de ausencias, con palabras que gritan.

En el suelo, un libro se queja: ha sido pisado y le hicieron daño en sus
cubiertas: El maravilloso(tan antiguo, como moderno) Kybalión, llora de dolor
y soledad; quiere la libertad que anuncia en sus páginas; ser rescatado de
su estantería para poder descansar en los pensamientos más espirituales y
profundos.

Un aroma aterciopelado, desde un rincón, nos comunica olores de
siempre: Almizclen, Hierba buena, Tomillo y Romero...

Miguel Hernández me habla de sus horas en la cárcel, poeta del
hambre, del sacrificio,de la pena y el dolor; durmiendo en una jaula sin
libertad (pero con alas para volar).

Remolinos de aires nos envuelve en la lectura, Schespeare y
Lord Byron, Borges, Salinas, Cernudas, Pacheco, Valhondo, Lencero, León
Felipe, Kavafis, Pasolini, Bod Dylan. Merodean entre las páginas, ordenándo
las palabras, jugando con las sílabas, los espacios, Gala, pasea su bastón.

Dentro de este templo, de la palabra escrita, nos encontramos a
Rosalía de Castro, Carmen Pardo Bazán, Dulce Chacón, Almudena Grande,
Mª José Fernández... Todas, expresándose, con versos encadenados:
caminos creativos, en el Universo escrito.

Se mezclan las ideas, los pensamientos, alrededor de un oasis lleno de
estrellas. Una fuerza invisible de sentimientos merodea a las estanterías, en
un mágico pensar. Los hilos del saber florecen en el techo del olvido; y las
palabras piden libertad, como queriendo escapar de un laberinto de
intolerancia y despecho.


II

Los libros almacenados, desean ser adoptados por manos limpias,
sedosas, delicadas, sin mancha. Manos purificadas con el único elemento
posible: la Cultura (El poderoso Saber del Hombre y nunca la ignorancia de
la bestia o la oscuridad).

Desde el abismo más luminoso donde todo ciego ve, hay hadas con
sonrisas fotográficas, con luces de plata. Aquí, Piter-pan, juega con
Campanilla; juntos navegan en mares imaginarios con radiantes sonrisas.

En la bóveda, rosada, de pájaros es donde -el hombre- anida en sus
ilusiones. El tiempo está detenido en este templo de cultura solitaria.

Láminas, fotos del pasado... y un futuro lineal rodeado de mesas de
tertulias; donde se contemplan y se aman, con miradas furtivas:La novela, el
ensayo, el teatro, la poesía, la narración, la biografía, se casan con la luz y
las sombras, iniciando un camino con un futuro de resplandor, sin límite.
Los ecos, lejanos, me avisan de posibles tormentas literarias: Un
intruso dando voces, sorprende a la mágica librería. Es un libro nuevo que
viene empujando, como un torbellino, con aires caracoleados, entre los
entrantes y salientes de cada libro; éste molestando a los otros. Sus hojas se
les encresparon; hasta se cristalizaron las letras: Quiere un hueco social,
entre las mágicas estanterías (la oportunidad de ser seleccionado y leído, en
su “Horizontalidad Sentida”, permanente.

En la Librería Mágica, es donde está representada la historia y el
pensamiento de cada escritor(y es un mundo que simboliza la Cultura): ¡Ah,
mi querida Librería!¡No despiertes nunca!, porque en tus sueños está la vida.
leer más   
7
2comentarios 87 lecturas relato karma: 70

87-49 Me gustan mucho tus orejas

Me gustan mucho tus orejas
para albergar mis susurros
que no encadenan frase alguna.
Solo captan una expiración
y un beso en forma de punto.
Pero sé que entiendes la carga
que esa nadería contiene.
leer más   
7
2comentarios 66 lecturas versolibre karma: 79
« anterior123457