Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 108, tiempo total: 0.016 segundos rss2

Orgasmo

Cuando tu húmeda palabra recorre mi espalda ardiente,
cinco mil caballos rojos se desatan sin control.
Cuando a mordidas desgarras mi alma,
busco asilo en la frontera de tus pechos.
Cuando tu mirada encadena mi voluntad,
me retuerzo hasta el abismo de tu ombligo.
Cuando el tronar de tu pecho abrasa mi piel,
me arrastro hacia tu final sediento de vida.
Es entonces cuando,
en la inmensidad de tu jadeante mar,
me abandono a morir de nuevo.
leer más   
15
5comentarios 89 lecturas versolibre karma: 100

No soy yo

Y si fuera yo,
la misma que te habla de amor, quien provoca por las noches todo tu dolor.
Y si fuera yo,
quien le da riendas a tus sentimientos pero encadena tu corazón.
Si fuera así,
ya no podría escribir versos de amor, porque yo soy el verso,
y no hay nada más tras de mí, no tengo labios, ni cuerpo,
mi esencia son las letras, mi inspiración lo que dicta mi alma
y mi tinta es un corazón que se transforma en un viejo teclado.
No soy yo a la que debes amar,
soy quien te dice que busques dentro de ti, que limpies tu alma,
y estés preparado para encontrar el amor.
8
2comentarios 58 lecturas versolibre karma: 92

La librería mágica

LA LIBRERÍA MÁGICA


No sabía dónde estaba, pues aquel lugar parecía un almacén lleno de
libros. Todos hablaban -entre sí- un idioma parecido, aunque no lograba
entender nada. De pronto saltó uno y me dijo:
-¿Tú eres nuevo por aquí? -Le contesté que sí; y que si ocurría algo:
-¡No, no!, -me dijo-: -Solamente, te advierto de que tengas cuidado, ya que
estos libros son mágicos y no puedes despertarlos; como lo hagas, te darán
la lata y luego te volverán loco.

De pronto, veo volar a Don Quijote de la Mancha, en su bicicleta
cósmica, cabalgando entre el escaso espacio de pared en pared.
En las estanterías se oían voces lejanas; pertenecían a los personajes
de viejas y nuevas historias, como queriendo salir todos a la vez y contarme
sus batallitas, o sus cuentos.
Un caballero con barbas me chistó, diciendo:
-¡¿Qué haces por aquí?! ¿No sabes que esta prohibido merodear por
ciertos lugares de luces y sombras?
-No se nada -le dije-; tan sólo estaba mirando los libros...,
-Estos no son libros: son pensamientos enlatados en papel y prisioneros,
nos cortaron las alas; -además, me dijo-:
-Soy Séneca, el andaluz de Córdoba; enjaulado en mi libro de oro. Un
murmullo debajo de las estanterías me avisa del peligro que corro en ese
lugar, pero sigo rastreando, entre ellas, porque mi tiempo se detuvo, y quiero
saber el porqué de todo ésto; si, tan solamente, son libros escritos con letras
en un abecedario ordenado y libre.
Los pensamientos creados de muchas mentes prodigiosas, llenas de
sabiduría y talento:
Aquel de los molinos de vientos, Miguel, su nombre eterno, el
creador de D. Quijote señor, el de los sueños surrealistas y caballero,
merodeaba por este jardín, entre marañas de polvo, un ordenado
desorden de pensamientos.
En un recodo, en el ángulo metálico de las mágicas estanterías, vi al
mismísimo Federico, leyendo su cuaderno original, del “Romancero Gitano”,
como se limpiaba las lágrimas de bronce, revoloteando golondrinas alrededor
de su cuerpo, ahuyentaba, en su cabeza, a los pájaros.

Su vecina Carolina, las de los bellos ojos; la de pómulos sonrosados,
coronados de poemas, de versos de amor; toda su sonrisa iluminaba el
espacio: poeta de Almendralejos, luz de Extremadura (Espronceda, sufría en
silencio por su amor).

Todos son voces: del ocaso al abismo y del abismo al ocaso. Muchos
libros hablando y yo sólo escuchando sus letras: El punto, la coma, el
paréntesis, la interrogación y la exclamación, riéndose del punto y coma, sin
poder estar separados...

Las flexibles historias del mundo, danzando al unísono; sobre un
camino de aire y de polvo, en este desorden de paz; en un silencioso pasado
de ausencias, con palabras que gritan.

En el suelo, un libro se queja: ha sido pisado y le hicieron daño en sus
cubiertas: El maravilloso(tan antiguo, como moderno) Kybalión, llora de dolor
y soledad; quiere la libertad que anuncia en sus páginas; ser rescatado de
su estantería para poder descansar en los pensamientos más espirituales y
profundos.

Un aroma aterciopelado, desde un rincón, nos comunica olores de
siempre: Almizclen, Hierba buena, Tomillo y Romero...

Miguel Hernández me habla de sus horas en la cárcel, poeta del
hambre, del sacrificio,de la pena y el dolor; durmiendo en una jaula sin
libertad (pero con alas para volar).

Remolinos de aires nos envuelve en la lectura, Schespeare y
Lord Byron, Borges, Salinas, Cernudas, Pacheco, Valhondo, Lencero, León
Felipe, Kavafis, Pasolini, Bod Dylan. Merodean entre las páginas, ordenándo
las palabras, jugando con las sílabas, los espacios, Gala, pasea su bastón.

Dentro de este templo, de la palabra escrita, nos encontramos a
Rosalía de Castro, Carmen Pardo Bazán, Dulce Chacón, Almudena Grande,
Mª José Fernández... Todas, expresándose, con versos encadenados:
caminos creativos, en el Universo escrito.

Se mezclan las ideas, los pensamientos, alrededor de un oasis lleno de
estrellas. Una fuerza invisible de sentimientos merodea a las estanterías, en
un mágico pensar. Los hilos del saber florecen en el techo del olvido; y las
palabras piden libertad, como queriendo escapar de un laberinto de
intolerancia y despecho.


II

Los libros almacenados, desean ser adoptados por manos limpias,
sedosas, delicadas, sin mancha. Manos purificadas con el único elemento
posible: la Cultura (El poderoso Saber del Hombre y nunca la ignorancia de
la bestia o la oscuridad).

Desde el abismo más luminoso donde todo ciego ve, hay hadas con
sonrisas fotográficas, con luces de plata. Aquí, Piter-pan, juega con
Campanilla; juntos navegan en mares imaginarios con radiantes sonrisas.

En la bóveda, rosada, de pájaros es donde -el hombre- anida en sus
ilusiones. El tiempo está detenido en este templo de cultura solitaria.

Láminas, fotos del pasado... y un futuro lineal rodeado de mesas de
tertulias; donde se contemplan y se aman, con miradas furtivas:La novela, el
ensayo, el teatro, la poesía, la narración, la biografía, se casan con la luz y
las sombras, iniciando un camino con un futuro de resplandor, sin límite.
Los ecos, lejanos, me avisan de posibles tormentas literarias: Un
intruso dando voces, sorprende a la mágica librería. Es un libro nuevo que
viene empujando, como un torbellino, con aires caracoleados, entre los
entrantes y salientes de cada libro; éste molestando a los otros. Sus hojas se
les encresparon; hasta se cristalizaron las letras: Quiere un hueco social,
entre las mágicas estanterías (la oportunidad de ser seleccionado y leído, en
su “Horizontalidad Sentida”, permanente.

En la Librería Mágica, es donde está representada la historia y el
pensamiento de cada escritor(y es un mundo que simboliza la Cultura): ¡Ah,
mi querida Librería!¡No despiertes nunca!, porque en tus sueños está la vida.
leer más   
7
2comentarios 79 lecturas relato karma: 80

87-49 Me gustan mucho tus orejas

Me gustan mucho tus orejas
para albergar mis susurros
que no encadenan frase alguna.
Solo captan una expiración
y un beso en forma de punto.
Pero sé que entiendes la carga
que esa nadería contiene.
leer más   
7
2comentarios 45 lecturas versolibre karma: 79

Como cambiaste,como cambiarte

Como cambiaste mis amaneceres con tu manera,
asomaste asi como asoma el amor de repente,
me hiciste ser yo con tu ternura que encadena,
y tu mar de besos que vive en mi latente.

Como cambiarte hoy los dias son distintos,
no tengo miedo contemplando tus ojos,
el atardecer es mucho mas bonito,
quedate eternamente acariciando mi rostro.

Como cambiaste mi mundo en solo un momento,
destino maravilloso que nos ha vinculado,
invisible lazo que hace lo nuestro perpetuo,
que entre rima de cariños me siento a ti encadenado.

Como cambiarte no podria estoy enamorado,
contigo en todas las cosas,como cambiarte,
si tu tambien de mi te enamoraste,
de la mano contigo estoy enamorado.
leer más   
9
sin comentarios 42 lecturas versolibre karma: 82

Oda a la poesía

Sonríe en versos
cántame en rimas
aviéntate en soneto
Y grita de alegria

Vive conmigo poesía
siente mi alma en ti,
deja que llore en letras,
y no cuentes mi métrica.

Dale ritmo a mis versos,
revisa bien la cadencia,
Busca metáforas en ellas,
Y descubrirás mi lirismo.

A veces soy poesía maldita,
a veces una bucólica,
A veces sale haiku,
con el que te hago ver azul.

Otras soy más de onda,
pues trato de aprender oda,
El chiste es que escriba,
aunque Dario reviva,
al ver como la destrozo.

Creo que entre Neruda,
Juana Inés y Cervantes,
se han unido contra mi,
pues no me entra su arte.

En prosa te beso poesía,
en poema expresó mi locura,
Luego en tercetos encadenados,
y en décimas mal logrados.

Eres bella mi poesía,
pues tienes tantas manías,
que curan mis locuras,
y me haces luego,
que rompa esquema
En epigramas o
Caligramas
Mi fuerte es el alma
y lo que de ella emana

Y si pude plasmar
la manera que te amo
quizás me salga esta oda
Al que me gustó su forma,
Pues no le importa la rima
con tal que te diga
Que está poetisa te ama,
Y para ella eres su vida.

Las letras de mi alma.
leer más   
16
13comentarios 88 lecturas versolibre karma: 107

Ser de ti...

Como quisiera ser de tu cáliz, el mosto de dulce uva,
o ser de tu andar, la sigilosa y fiel sombra aquella,
para convertirme en ti, el vino que tu corazón exuda,
y ser la compañía, que siempre es y nunca te deja.

Como quisiera ser, los segundos de tu tiempo,
y ser, el tiempo de tu andar,
para hacer palpitar tu corazón un poco más lento,
y así, tu suspiro poder respirar.

Y de ese, tu suspiro, robar aquel sentimiento,
que mártir, sublime y malherido brota,
como brota el gemido del último aliento,
cuando de un negado amor, se busca la última gota.

como quisiera ser en tu dormir,
la castidad de tu dulce sueño,
para encadenarme a ti y no permitir,
el deseo venenoso de quién no es tu dueño.

Y ya en tu sereno despertar,
ser el portal que te lleve a vivir
la pasión desenfrenada de este mortal
que por ti, ha de morir…!

Rafael Puello
Barranquilla - Colombia
leer más   
10
7comentarios 96 lecturas versoclasico karma: 108

Ocaso blanco

Soñé que era el ánade
que sobrevolaba un mar de quincalla.
Mi Ser quebró aguas encadenadas
en osamenta
endiablada.
Batí mis alas bajo la torva mirada del leviatán
en busca de un reino naftalino
que exponencialmente se hallaba perdido…
Descorrí las sórdidas hordas del destino,
la amnesia siempre fue mi hogar favorito.
Ahora finó el enumerador de mis días.
En mi sepelio el ánade insomne me arrulla
un cántico enigmático:
<<¿Acaso
el ocaso
es blanco?>>.

Marisa Béjar, 04/05/2018
leer más   
11
4comentarios 78 lecturas versolibre karma: 99

Paño de música

Corazón que camina de puntillas
entre las espinas que riego,
ocultando latidos cansados de suspirar
el aire de su despedida, de la deserción,
de estaciones donde esconder mi nombre.

Convertirme en banco de parque
frente a estanque donde flotan
sueños, despedidas, ausencias;
soledad en el camino
compartiendo silencios, sal, piedras,
con extraños conjugando vidas,
tiempo, ahogos, manos que abrazan
las huellas que azotan el pecho.

Convertirme en lo que soy,
dolor como dique de los mares
que asolan la aridez de mi respirar,
el renuncio a leer horizontes limpios
de tristezas plantadas,
cubriendo las palmas de mi mirada,
de orillas donde morir tras saltar al vacío.

Convertirme en saco de abismos,
garra enlazada a mis cuerdas
esclavizando fonismos a sus pisadas
borradas en el sendero cainita,
encadenadas a versos quebrados
por este esfuerzo en contener
cada uno de sus te amo en paño de música.

Ausentarme de mis tañidos,
barnizar mis letras con lágrima impía del manto de su piel…..


αмéη
leer más   
22
26comentarios 214 lecturas versolibre karma: 122

Distantes

Mis flores aun germinan en su suelo,
como sus dulces provocan mi pecho;
nuestras miradas se encadenan distantes,
nuestras palabras son un segundo, un instante.

La ausencia no cobró el peaje,
y se quedó con los demonios ilegales,
por una muralla de almohadas,
en la frontera llena de cráteres.

Una valija aun sin equipaje,
en un vuelo aun imaginable;
allanar no es capturar,
un amor perceptiblemente volátil.

Este suelo gris,
que se expande por mis sesos,
y decolora mis deseos,
no se asemeja a su jardín.

En un rascacielos no silba el viento,
como lo es al enredarse en sus montañas;
este universo austero,
nos puso distantes bajo un mismo cielo.

Yo deseando estar allá,
ella añorando lo que está acá.

Niorv Ogrin
leer más   
10
6comentarios 83 lecturas versolibre karma: 106

Te he querido

Te he querido, como a nada, te he querido
Mi corazón tomé del alma y te lo ofrezco
Porque al negarlo tu, no lo endurezco
Y ya lo eleva mi mano ennoblecido.

Que mi amor te acompañe hasta el olvido
De nobleza investido y desarmado
Te lo voy a entregar, que no rendido
He de hacerlo naufragar en el enfado.

La libertad conservas, tu albedrío,
No te quise negar y me complazco
En saber que te ofrecí todo lo mío
Por tan solo ofrecer: ¡En paz renazco!

Al silencio, sin razón, me abandonaste
Y el silencio… supo a espera dolorosa.
¿Como odiarte en el dolor que me causaste
Si me has hecho la existencia tan hermosa?

Regreso victorioso de esta pena
Que va atada al amor y lo engrandece,
Pues aquello que sufrí no me encadena
Y la gracia que alcancé bien lo merece.

¡Ya no quiero quererte! Mas…¿Que pido?
Arrancarte yo no puedo de mi vida
Y aun las flores silvestres han crecido
Sobre el polvo encarnado de la herida.

En la muda distancia me borraste
Y donde nada, como a nada, te he querido.
Por las buenas semillas que sembraste
¡Vete en paz! Que te he ganado…

¡Y me has perdido!
leer más   
4
2comentarios 29 lecturas versolibre karma: 66

Poderoso León que descansa

Poderoso león que descansa
en el crepúsculo de un vacío otoñal,
lo fuiste todo
preferiste perder la gloria en el último rugido.

Se acabaron los riesgos
en una estéril vida de caza y comida
se fueron tus mitos infinitos
indomables ruegos por sobrevivir de nuevo.

A tus pies están mis ojos
te veo en el descanso eterno, tengo el miedo a la muerte
ese que atrae a la vida
con el marcapasos exacto de la soledad y el silencio.

Encadenado a las sombras está tu cuerpo
gloriosa melena imponente en un cosmos absoluto,
tu silencio es cómplice de las mentiras
esas que cómodamente habitan en el vacío que calla con las penas.

Mis errores fueron tus sombras,
sueños ocultos,
temerosos al sigilo de tus garras
esas que cuelgan de una pared consagrada.

No sé si duermes
o si es la derrota que te sangra poco a poco
en el último intento de poder respirar de nuevo,
es tu paz y silencio en un campo quieto.

En las batallas siempre predominó el aroma de la carne,
aún recuerdo el fuego ahogado
en el canto de las chicharras nocturnas
artificio de las cenizas pasadas que devoran tu voz.

Duermes, no es derrota, es el cansancio que dormita como señuelo,
pronto de un movimiento saltarás de nuevo
agitaras a la furia pensando en tu presa
dormitar, hasta el último suspiro de tu amor.

El Mute
26/04/2018.
19
8comentarios 198 lecturas versolibre karma: 118

A esa gente maravillosa

Fraternal empeño
que atiende y cobija
aquellas manos
que se extienden vacías.

La solidaridad y el aliento
de una tierna mirada,
que necesita abrazar,
besar y acariciar otras vidas
de futuros inciertos.

Y sin pedir nada a cambio
poner el corazón entero,
que sin esperarlo siquiera
de dicha quedará pleno.

Seres de Almas limpias;
solidarios, imprescindibles,
que encadenando historias
de Amor y de Paz,
redimen lo feo y lo zafio
que habita en este mundo.

A esa gente maravillosa…
Gracias por existir.





Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/04/08/escribe-tu-relato-de-abril-ii-padre__ange
15
11comentarios 98 lecturas versolibre karma: 113

Paraíso de lágrimas

Atar un pañuelo a mi lágrima,
esperando que un recuerdo, un olvido,
la falta de la vereda, del laúd de su voz,
la vierta en agua, rocío salado de océanos.

Buscar entre los alfileres de mi garganta respuestas,
la suma de mis preguntas, de sus silencios.


Me siento en la cornisa del tiempo,
viendo pasar bajo los pies del presente
las dudas encadenadas a la ceguera,
roer el vestido amarillo del arrebato.

Ser pétalo marchito en ostra cerrrada,
rodar entre las cañas de su ermita,
encendiendo cirios para alimentarme
con su cera hecha almas, hecha hebras.

Dime pasión, si eres puñal o martillo,
si tus letras son pergamino o alas,
si tu música es arpa o flecha,
si balanceas vidas entre enredaderas
o tan sólo dibujas desiertos en los portales.

Saltando entre tejados sin salidas,
entre tallos que paren su luna y mis noches,
esperaré la lágrima como paraíso de mis mares.

Amén
leer más   
28
26comentarios 186 lecturas versolibre karma: 108

Caricatura

Prometeo encadenado
quizás por ningún delito,
hastiado de ninguna tragedia

No se cuánto hace que no grito,
que no lo hago a pleno pulmón.
Cada día algo más marchito.

A lo sumo cierro el puño
aunque no puedo encerrar el aire,
porque la libertad es lo que vale.

Y miro mis manos que están vacías
tan solo repletas de olvidos.

Atado a la mediocridad y la rutina
soñando lo que nunca se hace.

De ese Prometeo buena caricatura.
leer más   
4
sin comentarios 29 lecturas versolibre karma: 62

Cadenas

Mujer encadenada
de ojos de acero,
que espera
su yunque de fragua,
que nunca llega,

Mujer, que das vueltas a la nada,
derramando lágrimas
de palabras,
vistiendo de miedo
y alegría de ceniza.

Sendas de sueños
que nunca dibujarán
años escritos en su memoria,
que es su manera,
de guardar silencios
de canciones de viento,
en partituras de llanto

Mujer encadenada,
que busca encontrar
una ola de mar,
que te lleve
a la orilla de otra playa.

Y por las noches,
dejas escapar tus demonios
de lenguas de fuego,
que consumen sueños,
más allá de la palabra,
y llenan de ascuas
las cenizas muertas,
en avernos de hielo.

Y notas su voz despiadada
como te arranca las entrañas,
golpeando los huesos del alma,
hundiéndote en el fango,
y tu finges amar,
prestando tu cuerpo
deshaciendo barras de labios,
y llantos de rimer
que recorren tus ojos yermos.

Y yo siento, alfileres,
atravesando acericos
de senderos,
que perforan mi piel de mujer.

Y leo las runas de piedras
reflejadas en tus ojos,
y el truco de la magia
que se evadió,
en tormentas
de remolinos,
de labios magullados,
embebidos de tristezas,
de posos de lluvia,
de brazos cerrados,
de ilusiones maniatadas,
y te vuelves a entregar,
al látigo de sus miradas,
a sueños sin retorno
de velos rasgados,
llenos de humo negro.

Y te vuelves
a vestir
con la coraza de luna,
izando tus deseos
hacia una duna
de oasis de cielo.
Sin sentir ya, dolor,
porque ya, te has acostumbrado.

Angeles Torres
leer más   
13
12comentarios 69 lecturas versolibre karma: 109

Quizá mi poesía

Quizá mi poesía sea un salto al vacío
para encontrar unas alas
que poner en las crisálidas del estómago
mientras el pecho se encoge
achicando el espacio de mi celda.

O un grito al silencio de la muerte
para despertar la vida
en otro instante concluyente
de un sentir irreversible,
irremediable,
irremisible.

Puede, que solo sea el antónimo
de quedarme con las ganas apagadas
y el deseo encadenado
en espera del impulso que a veces no se produce.

O quizá solo sean palabras
que nacen con el último estertor de un pensamiento
que no encuentra destinatario
y busca en ellas un pretexto.
leer más   
14
6comentarios 80 lecturas versolibre karma: 108

Espejo

Como duele el alma,
llena de nubes poseídas
que dejan estelas de calles disueltas,
despistan tempestades
bajo risas sarcásticas,
que desvirtúan mi alegría
en lluvias de lágrimas,
sacadas del horror
de espejos, que cobijan
espacios de reflejos,
llenos de infiernos
en su profundidad inmensa.

Alma, a veces ilusa, e ingenua,
ignoras que el reflejo te usurpa
henchido en el corazón,
languidece de mechones
de juventud incierta.

El ave, lanza su canto al vuelo,
agita sus alas
ante una superficie
etérea de aleteos,
desperdigando
perfume de rosas,
que fingen labios dúctiles,
de besos encadenados
a reflejos de cielos y avernos.

Soy, el rostro que se mira,
y es reflejado
en el hálito
de un suspiro
de soplo desválido.
Vivo observada por un espejo,
donde habita mi alma gemela,
ironía reflejada
que me roba el alma.
Sonríe sarcástica,
envolviendo mi imagen
de alusiones
satíricas y burlonas,
y se rie a carcajadas
de mi existencia.

Angeles Torres
leer más   
16
10comentarios 90 lecturas versolibre karma: 122

Simplemente amor

Bajo un firmamento
lleno de soles,
envuelto en negro satén,
leyes del universo
se reafirman,
gobernando, mundos solitarios,
que esconden universos a la deriva,
pero, para el amor,
no hay leyes herméticas, ni físicas,
el amor es,
asomarse a la ventana,
y ver el rocío
transformarse en pura escarcha,
es, beber el tiempo,
es, beber el espacio,
sentir, tu calor en mi espalda,
tus labios, arropando mis labios,
tus manos regalando mañanas,
tu motor, es mi motor,
tu fuerza, mi aliento,
y tu universo, mi hábitat.

Desnudos en la noche,
como animales sedientos,
dibujamos hambrunas de deseos,
universos sin palabras,
enigmas atrapados
entre las sábanas,
mi intimidad deambula
en la noche,
abrazando tu fuego
para volver
a reencontrar tu espalda.

Quiero quedarme contigo
encadenada a tu cuerpo,
a la estrofa de tu piel,
al crepúsculo de tus deseos,
y quemarme,
en el fuego de tus besos.

Angeles Torres
leer más   
21
12comentarios 84 lecturas versolibre karma: 130

Encadenados

Iris violento turbio desdén
venas caídas en un témpano
sonámbulo latido duerme bebés
árboles de espesor puro
tronco esguinces
tela de araña orbital
anillo puente
cascada receptáculo
cabellera grillete de juventud
cuervos longevos de ceguera onírica
huella tímpano del pitido final
termómetro condensa fiebres de lirios
mapa facial de planicies monodosis
escalera de vértebras ponzoñosas
hacia las nubes resbalón celeste
inventario de olas ya surfeadas
astrolabio maníaco
contumacia de la muerte natal
y sus flores de periférica visión
espuma revelada
levadura para versos pigmeos
leer más   
7
2comentarios 38 lecturas versolibre karma: 75
« anterior123456