Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 563, tiempo total: 0.020 segundos rss2

Lux Populi Δ

Cómo quedarme un esclavo del rostro que siempre vi
Vivo sin miedo y respiro, respeto tus escudos
Dos es bastante te pones a pensar en los demás
Más que tú, sólo estoy de rodillas

Tú eres el yin yo soy yang ahora te pones a llorar
Harto de esto pregunto por qué haces tanto drama
Amar es fácil si entregas tus armas y dejas ir
Iris de luz, tú y yo sin los filtros

Mientras todos ven con sus ojos
Eres mucho más que los colores
Mientes con las formas que muestras
No me ahuyentes no puedes engañar
¡La democracia lo grita ya!

Luces, luces, luces
Luces bien pero ya no eres real
Quítate ahora la máscara

Sabes los puntos que duelen y tienes el mapa
Para destruir por adentro y dejar hueco el interior
Orar no basta contigo, eres el mal disfrazado
Dos es más de lo que soportamos

Mientras todos ven con sus ojos
Eres mucho más que los colores
Mientes con las formas que muestras
No me ahuyentas ni me vas a engañar
La democracia lo grita ya

Tienes un resplandor extraño
Años pasan y tú no has cambiado
Tienes un brillo en la mirada
Tienes magia alrededor de ti
La democracia lo grita ya

Luces, luces, luces
Luces bien pero ya no eres real
Quítate ahora la máscara

etiquetas: lírico, canción, amor, democracia, magia
1
sin comentarios 6 lecturas versolibre karma: 10

Te entrego mi amor

Ahora que estás lejos no es igual
Recuerdo aquellos días junto al mar
Recuerdo aquellas horas que,
Pasamos en aquel café
Y hoy, yo quiero regresar

Aquellos fueron tiempos de soñar
De ver los días juntos terminar
De ver tus ojos y decir
Que son más bellos que la mar
Y así, volver a navegar

Ha pasado un día más
Y te vuelvo a recordar
No es algo nuevo
Te has prendido al corazón
Y me es fácil aceptar
Que te extraño, te extraño

Quisiera ahora el tiempo regresar
Y verme a tu lado una vez más
Decirte al oído que
Tu eres lo que yo soñé
Y así, no separarnos más

Pero tú no sabes
Lo que quiero decir
Lo que siento yo aquí

Solo espero el día
En que te vuelva a ver
Para decir…..
Te entrego mi amor
Te entrego mi amor
Todo mi amor…..
9
2comentarios 89 lecturas versolibre karma: 89

El lobo que se enamoró de un rayo de luna

Una noche oscura en su solitario caminar va un lobo cansado de la vida en general, levanta la cabeza y ve un destello al final del angosto sendero que era su travesía cada despertar.

Este se detiene por lo extraño y complejo que esto se muestra ante él, no puede explicar lo maravilloso que es, siente de repente una extraña calidez que lo envuelve y lo carcome en lo más profundo de su ser.

No tiene explicación ante esta nueva sensación, cree que su soledad a su fin llegó pues está enamorado y no sabe que decir, ya que ni en sus más oscuros sueños imaginó un hecho así.

Intrépido el lobo amigo su viaje emprendió ya que debía encontrarla en ese momento comprendió, después de caminar y caminar sin llegar a su destino decidió descansar, pero algo cálido y brilloso lo hizo despertar.

El sol había salido no había marcha atrás ya que a su amada tenía que encontrar, así el lobo duro días sin cesar buscando a aquella criatura que solo en las noches podía contemplar.

Un día ya cansado a un claro llegó y sintiendo el deseo de verla sus ojos cerró, la noche avanzó y el la esperó cuando pasaba por un estanque su reflejo vio.

Alzó su vista y no lo podía creer era su amada musa la que parecía ascender comenzó a aullarle entregándole su corazón porque ahí el pobre lobo entendió que un rayo de luna le robó el corazón así como la soledad hace tiempo le robó la razón.
leer más   
7
2comentarios 43 lecturas relato karma: 56

Descansemos...

Descansemos, un momento de la vida,
y sequemos de las frentes el sudor,
es posible que veamos mariposas
que nos llenen con su vuelo la visión,
y si el sueño se apodera de los ojos
y nos llega, desde el cielo, un resplandor,
no temamos porque venga la tormenta
con el rayo los granizos y el ciclón,
permitamos a que el cuerpo recupere
esa fuerza y ligereza con su ardor
y que luego, como un rayo solitario
continúe su camino con pasión,
habrá torres, no lejanas, que la esperan,
pararrayos en los bosques del señor,
y miradas en pupilas intranquilas
que mitigan a los miedos con tensión...

Pero el vuelo que empredían las gaviotas,
la subida que intentaban hacia el sol,
era muestra del cariño irreverente
que tenían y entregaban a su dios,
y los hombres que veían las gaviotas
recreaban esta escena con su voz,
a los niños, por las noches, en su cuarto,
y en los cuentos y en las nanas para dos,
eran barcos que surgían de los mares
caracolas y sirenas con candor,
y hasta el hombre que portaba la linterna
nos legaba su tic-tac en el reloj
y es que el tiempo que pasaba se quedaba
detenido en un estanque y sin color,
y la lluvia de los ojos proseguía
y quedaba enmudecida la canción...

"...Descansemos, un momento, nuestros pasos
y sintamos la locura del amor,
con los ojos cerraditos, y en silencio,
escuchemos lo que dice el corazón..."

Rafael Sánchez Ortega ©
18/06/18
11
2comentarios 56 lecturas versoclasico karma: 102

existencia

Un hermoso regalo que se nos entrega,
un tesoro hecho del más bello cristal
del que muchos no saben valorar,
otros no lo perciben hasta que se acaba.


Una continua metamorfosis,
donde sobrevive algún vetusto.
Un viaje con el billete de ida,
sin conocer cuando acabará.
En el que durante su transcurso
cambiamos de equipaje,
lo haremos bien o mal
mudando de tren.


Un calvario lleno de dichas,
la elección de unas cartas.
Un presente en marcha,
lleno de errores y aciertos.


Una mezcla de emociones,
recorriendo caminos con varios ramales.
Elegir entre uno mismo y los otros
en un viaje sin igual.
leer más   
10
5comentarios 72 lecturas versolibre karma: 93

Una carta para las tinieblas

¡Oh mí querido amado!


Mí amado con mucho dolor, he leído tu carta.
Cada palabra de auxilio, era como si la mano de Dios
me estrujara el corazón sin dejar que lata, siento como
poco a poco se debilita mí corazón.
Mi amor, levo noches sintiendo que algo estaba por suceder,
sabes que nuestras almas están conectadas, siento como
está de camino y se apodera de ti, cuanto más cerca, más
me debilito.
Le rezo y le pido a Dios para que nos proteja, que
no deje que las tinieblas te debiliten. Que te entregue todas las
noches mí amor para que no llegue quien tú ya sabes.
Qué horror mí amor cada vez que me acuerdo de esos ojos,
tan siniestros, profundos desconociendo el significado de misericordia,
donde el amor se desconoce, donde la destruición es el significado de su brillo.
ay mí amor como tiemblo solo de pensarlo…
La poca fuerza que me resta, la utilizo para rogarle a Dios,
como me debilita tu ausencia y que no deje nuestro amor en vano e indefenso.
Hoy mismo por la mañana, en lo más profundo de mí alma,
me contestó…
Me contestó, - “Mi querida hija por más bendecido vuestro amor,
Y por más que te haya puesto como su fiel protectora…
Es llegada la hora, las tinieblas se apoderan de la tierra,
no cumplen reglas. Donde un espacio neutro al bien y al mal,
donde el libre arbitrio a dado lugar a un mar de sin leyes y sin respecto
al pacto divino, por eso hija mía así será su destino.”
Lloro mi amor como nunca lloré por venir a perderte,
no puedo entrar al lugar, donde te encuentras tu…

¿Qué hago mi amor?
¿Será mi muerte, será mi perdición?
A cada paso que se acerca de ti, es un paso que me aleja te ti.

¡Oh mi amor! 
Lo que era una bendición se convirtió en una maldición,
Dime mi amor,
¿Qué podre hacer yo para salvarte?

Te amo amor mío, te amo mucho….

Respuesta a:
"Una carta desde las tinieblas."
leer más   
14
11comentarios 71 lecturas prosapoetica karma: 100

Buscame

Búscame como antes/
entre las sombras/
en el sol de la mañana/
entre los sueños
de madrugada/
cómo ayer/
cuándo tanto nos dimos/
sin razón/ sin saber porque/
hoy no pude refugiarme en tus pupilas/
ni en tu abrazo.
Sólo pululan en mi/
tus caricias detallando
nuestros cuerpos/
con palabras.
La tarde se hacia mágica/
cuándo caracoleabas
en mi cuerpo/
sobre mis ansias.
Búscame...
Estoy aquí/
cómo siempre/
aguardándote.
Sólo búscame.
Aún hay mágia/
para entregarnos.
LOLA VARA
(Derechos Reservados)
leer más   
8
1comentarios 47 lecturas versolibre karma: 95

Después de la fiesta

Por solidaridad debía acercarse hasta su casa. No sentía amor por ella, pero se sabía culpable de haber invitado a tanta gente a la fiesta. Le ayudaría a arreglar los desperfectos, demostrándole así, su entrega y colaboración. En la vida hay que asumir responsabilidades. - Pensó
Desde la verja del jardín resultaba evidente el descontrol de la noche anterior. Entró, y el golpe del portón le sobresaltó cerrándose a su espalda. Un extraño silencio y una ligera brisa le estremeció. Desde el porche, el cadáver de ella vestida de novia avanzaba hacia él.
No había sido buena idea volver en plena resaca...





Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/06/17/escribe-tu-relato-de-junio-iii-palabras-d
14
18comentarios 116 lecturas relato karma: 113

Aprendiz

(Soy aprendiz en constante aprendizaje).

Aprendo cada día.
Aprendo cada vez que me escuchas.
Cuando pones la mano sobre mi piel y me acaricias.
Aprendo con el ojo del huracán
y con silbido de la brisa.

Aprendo con el latido de los corazones
que lloran por el dolor de otros corazones.


Aprendo cuando te ayudo y cuando me ayudas.
Aprendo cuando leo entre líneas
y cuando es a libro abierto.
Aprendo cuando te entrego y cuando recibo.
Aprendo cuando me dejo llevar por los sentidos,
por los sentimientos, por las pasiones,
por las luces y sombras.

Aprendo cuando vivo en plenitud
cada uno de los pequeños instantes
que la existencia me regala, absorbiendo
hasta la última gota del elixir de la vida.
22
24comentarios 111 lecturas versolibre karma: 107

Ͼἇ₱ἇ₰ Ðἕ ϾłἕŁØ (Colaboración con @Constanza_Everdeen, @rebkTD, @delaotapia)

Llevaba varias capas de inviernos,
pero se sentía desnuda
cuando la dejaba sin palabras.

Rascando la escarcha de la espera,
cada fonema que ella latía
él la recogía con mimo para guardarla
cual perla en el cofre de su pecho.

Sus labios no murmuraban tanto
cómo lo hacía su piel,
cuando cada poro recitaba una sílaba
en la poesía de su entrega.

Sus manos balbuceaban torpes caricias,
sus ojos tintineaban miradas saltarinas,
el reloj de su miedo incendiaba el tiempo.

Ah! El tiempo...
que hoy me grita su ausencia
mientras mis sábanas se baten en sollozos
y se desmoronan tristes cómo su último recuerdo.

Y vuelvo ...
vuelvo a vestirme de invierno,
a deshojar cada pétalo
que protegía tu lecho...
Y Vuelvo,
vuelvo a ti, a tu recuerdo,
a mi suspiro hecho hielo
que hoy se deshace en tu olvido.

Pero hubo un tramo de cielo, donde yacíamos cercanos al mar,
enredados en lumínica concupiscencia,
corriendo a través de bosques salados, rimando los cuerpos,
el hambre, engendramos la eternidad, vivimos el poema.
leer más   
20
22comentarios 180 lecturas colaboracion karma: 99

El silencio de Maria

Oh! María
Madre del Silencio.
Madre del Misticismo.
Bendita seas entre todas las mujeres.

Te comunicas a través del silencio,
Sin necesidad de gestos, ni palabras,
Solo tu silencio es digno de abrazarnos,
en el más inconfundible de los sentimientos: El amor

Estas allí,
Como una esclava,
Mientras retienes a tu hijo entre tus brazos.
Tu mirada se pierde en la inconfundible piedad
Tu silencio nos conmueve.
Arrastras tu dignidad; entre el dolor y la sumisión de ver a tu hijo cadáver.
Con tus lágrimas enjuagas sus heridas,
Con tu cabello acaricias el rostro de tu niño.

Lloras a tu hijo,
Lo lloras en el profundo silencio de tu ser.
Acurrucas su cuerpo contra tu pecho;
Y sientes al niño reír dentro de ti,
Eres madre:
Eres mujer.

Tus lágrimas se desbordan aun más.
Cuando lo ves destrozado.
Injustamente lo ves caer una y otra vez; entre la furiosa
Impotencia del hombre; entre látigos y dolor

Lo vistes correr desde niño,
Lo vistes reír y jugar.
Y ahora lo ves tan cerca de ti, desgarrado, mutilado, ensangrentado,
Sin aliento,
Sin latidos en su propia muerte


Oh! María,
El dolor te hace fuerte.
El silencio cubre tu sufrimiento.
Removieron su piel entre vísceras y sangre.
Escupieron su rostro.
Y se burlaron de su dignidad.

Y tu allí,
En silencio.
Escuchando su última palabra.
El dolor al exhalar cubrió tu vientre de dolencia
Y conocisteis el dolor de parir la concepción de la vida.

El Cielo cubre tu silencio.
El viento trastorna tu cabello.
El silencio sepulcral se adhiere a tu corazón.

Una vez más atesoras su cuerpo contra tu pecho.
Y lloras junto a su padre.

Oh! María,
Ya todos se fueron.
Los asesinos, los blasfemos
Adoradores del placer del dolor,
Se burlaron de su cuerpo al dejarlo desnudo frente a tus ojos

Oh! María,
Tu alma inmóvil evoca la impotencia de mirar hacia lo lejos,
Tu silencio conmueve.
Tu silencio grita en tu alma
Tu silencio no es ausencia, sino aceptación.
En tu silencio escuchas la voz de tu hijo.
Sed de Justicia.
Sed de Ti



Oh! María,
Tus ojos Misericordiosos enjuagados en lagrimas visualizan las migajas de tu hijo
Aguantas el dolor, la ira, la impotencia.

La verdad rasgada por la indiferencia del hombre ante tanta maldad.



Oh María!
Me entrego a tu profundo silencio.
Mi cuerpo está cansado de tanta inmundicia,
Se acoge a tu voluntad.
Todo a nuestro alrededor se deshumaniza,
lo que creíamos tener ya no está,
lo que acogimos con amor nos traiciona, nos decepciona.

Dulce María,
Me entrego a tu silencio.
Te entrego mi cuerpo; el cual esta desecho.
Concédeme dormir en tu pecho.
Enjuaga mi rostro con tus lágrimas.
Madre del dolor.
Madre admirable
Mujer.
Tu silencio Brillara para siempre.
Yo te saludo María.
leer más   
3
2comentarios 33 lecturas relato karma: 46

Nuestro símbolo

Más sagrada que lo sin nombre,
inmaculada siempre te debo,
como hoja que mira a quien le encuaderna.
Cuando decides que tu cuerpo
me bese antes que tu alma,
nuestro amor forma una simbiosis interna.
Tus dedos desgarran mi corazón
como arañas mi piel,
dejando la huella de quien me gobierna.
Aprietas los labios,
masticas todos mis poemas
cuando te los susurro de pierna a pierna.
De un mundo a otro
ya no existe el espacio-tiempo:
te entrego a Dios en una sonrisa tierna.
Día a día hay batalla en mi origen,
¿cómo desposarte conmigo cada mañana?,
ni aunque me muera en lo que invierna.
Gritas para blasfemar al cielo
lo que un hombre te hace por dentro:
entregarte mi luz eterna.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
8
8comentarios 70 lecturas versolibre karma: 82

Me cuesta soñar acostado

Sintiendo la insolente impotencia de la acción, desdichado por el llanto dramático y tedioso, causado por el despotismo radical de la insuficiencia en el talento para poder albergar gloria al derramar letras e intentar crear un melancólico personaje intelectual.

Petrificando la esperanza de vivir digno de una novela existencialista o de una catarsis poética.
Que más quisiera yo que poder salir; entregarme a las garras satíricas del contemporáneo fallido, encontrar en la crisis de la coloquial indiferencia un alma retadora que con intrepidez y sutileza me arroje un hueso de esperanza para levantarme y escribir.

J. Maria del Paso
2
sin comentarios 25 lecturas prosapoetica karma: 21

Momentos de vida

Se bambolea una cinta de besos
con el aire de una brisa de caricias.
Los pétalos de una madrugada
que deshoje en un momento a solas,
vuelan en pequeños remolinos
jugueteando con mis pies.
(El ocaso nos trajo fragancias
que no pudimos rechazar)


Las ausencias tienen brazos fuertes
que aprietan y oprimen quebrándote el pecho.
Recordar para abrazar una vez más,
para oler y sentir lo que ya no está.
Tararear un canción, saborear una copa de vida.
(La memoria nos deleita con imágenes
fruto de la realidad y de tu deseo de volver).

En el abrigo que nos da un beso cálido,
la piel que comienza nos regala ternura.
Te proyectas en futuro y regalas
en un acto egoísta vida a la vida.
Mirar como vienen, como crecen y se van.
Dejar que suban, que aprendan y disfrutar.
(Venimos solos y nos vamos solos,
pero dejar huella nos reconforta)


Una noche de fragancias suaves,
un recuerdo que no se nos va
y una vida que entregamos al mundo.
Momentos de vida
17
15comentarios 107 lecturas versolibre karma: 91

En nuestra entrega (senryu enlazados)

Sabrosos besos
dulces frutas maduras,
en nuestros labios

Labios ansiosos
encendidos en fuego,
¡Éxtasis pleno!

Éxtasis pleno
en nuestra habitación,
¡Nos gobierna Eros!

Eros se goza
en rosas y champán
¡Que linda entrega!

En nuestra entrega
tocaremos los cielos,
¡En plenitud!


Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-derechos reservados
leer más   
14
6comentarios 96 lecturas japonesa karma: 83

Tres lagrimas tuyas que el viento me trajo

En el recoger del sol,
El viento se despierta
Y con él en su lecho,
Trae todos tus recuerdos,
Secretos y Suspiros.

El viento llega suave,
Pesado y ligeramente mojado.

Le pido que me enseñe tus recuerdos,
Y empiezan a caer tus recuerdos
en gotas de lluvia que son tus lágrimas.
hasta que una lagrima hace que se detenga,
y el viento me la entrega.

Le pido que me enseñe tus secretos,
Y cae una sola lagrima tuya.
Con mucho cuidado la recojo.

Le pido que me enseñe tus suspiros,
Y empiezan a llover tus lágrimas,
Creando un camino con ellas.
Que solo yo podría caminar sobre ellas.

E el viento hace con que me suba en ellas y
Camine sobre ellas.
Aun guardo las otras dos.
A medio camino bebo la lagrima de tu recuerdo,
Y me hace recordar como yo te amaba con locura,
Hace con que empiece a correr locamente enamorado.


Te veo al final del camino llego y te abrazo
Me apresuro a beber la lagrima de tu secreto,
y mientras sin querer soltarme,
me revela que siempre me has amado.
leer más   
12
1comentarios 59 lecturas versolibre karma: 82

El Circo de la Poesía

Señoras y señores
en breves poemas
vendrán los mejores..
¡Pasen y vean
a estos autores!
ladrones de pena,
donantes de amores,
que su alma te entregan
a cambio de flores.

Quédense todos y sigan leyendo,
quizás poco a poco vayan descubriendo
parajes extraños, paraísos inciertos,
a musas, Dalíes y a GENIAS y genios.

Descifren la rima
en versos inversos,
suban su autoestima
con poetas adversos.

Se surcan los cielos,
se baila en el viento,
frases malabares en todo momento.

Domando la lira,
que cruza entre el fuego,
¡la "Cruel Poetisa de látigo ciego"!.

Y entra en la pista
el "Mago en sonetos",
mostrando una flor que convierte en terceto.

Vayan pasando los rezagados,
si vienen con prisa, háganme caso,
relajen sus vidas y extiendan sus manos,
que ya se retira este humilde payaso.
leer más   
17
21comentarios 178 lecturas versoclasico karma: 100

Afrodita de una noche

...y decirle "adiós" a la lluvia y las apuestas,
a jugar sentimientos a cuestas, bajo las cuestas.
A entregar el alma con las pieles sueltas...

a bajarle la falda a la inocencia,

a seducir el abismo de la consciencia,

a decirle a la entrepierna,

que la lengua es el mejor escritor de los lenguajes.

Y decirle adiós a los colores,

condenarse a los temores,

olvidarse de las flores, saborear dolores.

Respirar del cielo,

acampar en corazones fríos sin nombre en sus entradas,

recorrer los arrabales de los senos y el ombligo,

al son de la lujuria escribiendo al impacto de las miradas,

las bocas son mares,
las pieles son lienzo,
los corazones son versos,
los ojos son letras,
y como fuego de este sexo: el universo.

A la joven inocencia,
no he de quedar espacio para sentimientos,
le ha quedo un charco sobre los intestinos,
las bragas por el suelo, las ganas en la cama,
la consciencia en el olvido, la realidad bajo los sueños.
leer más   
14
2comentarios 92 lecturas versolibre karma: 93
« anterior1234529