Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 728, tiempo total: 0.009 segundos rss2

Viajar en el tiempo

Anoche sentado en la barca del olvido

veía cómo se ahogaban mis palabras en la copa de vino

que mi mano temblorosa sostenía,

se ahogaban en ese mar rojo de penumbras

vivas palabras se ahogaban, pidiendo auxilio.



Intentaba parar la tormenta,

pero cada grito de las huérfanas palabras

se extinguían

se desvanecían

recrudeciendo mi angustia, mi pesar,

y aunque pataleaban con fuerza

las vocales

tratando de salvarse,

el destino pareciera estar escrito .

El destino sacudía mi temperamento y aunque sostenía la copa de vino con tanta vehemencia mi corazón se partía en dos mundos el suyo y el de mis recuerdos.

Cómo salvar aquello

que desconsoladamente

pedía auxilio

en medio de una tormenta descomunal.

Pensé enviarle un salvavidas

en forma de poema;

cavilando podría servir de alivio,

pero no resultó.

La copa de vino

cada vez parecía más profunda.

Cada centímetro de palabra

que caía de mis labios secos

las veía languidecer

en ese mar rojo de nostalgia.

Anoche inventé una excusa para intentar salvar un imposible, inventé motivos para salvar alguna felicidad guardada en algún trastero , inventé excusas para partir hacia algún lugar dónde se esconden los temerosos y despavoridos,intenté poder sacarlos a flote, mis recuerdos y redimirlos de mis fracasos; pero se ahogaban angustiosamente.

La tentación llegó a mí con una sed infatigable.

Necesitaba calmar la piel de mis labios

de este destino

que parecía interminable

y bebí de ese vino rojo contenido en mi copa

que mi mano angustiosa sostenía ,

pero mis palabras morían y mis fantasías también.



Creé sueños y esperanzas

y los bañe con el vino de la arrogancia,

y aún así,

el vino que alguna vez fue de los amantes soñadores

hoy sólo atontaba la sed agónica de desesperanza.

Solo quería beberlo para intentar salvar ecos en la distancia

y no para emborracharme en recuerdos .

Cómo quisiera saber que cada sueño

que fabrico

en este refugio

donde permaneces,

pudiera algún día ser placentero y cálido ,

que sea nuestro por deseo y pasión

y no por el aire infatigable de la lejanía.

La felicidad de mi ser no lo etiqueta un cuerpo

y menos aquellos cuerpos

que no han sabido permanecer ocultos a la tentación

de la vanidad y el confort.
leer más   
9
2comentarios 43 lecturas versolibre karma: 97

Un día de estos

No te alarmes
pero
un día
una tarde
una noche
de estas
voy a juntarte toda
en una hoja blanca
pálida
y escribiré
de golpe
todo este disparate
de cosas
que no tienen nombre
y te pertenecen
escribiré,
por ejemplo,
este inventario
de nervios
que provocan
tus ojos
tus ojos de luna
huérfana y menguante
que me aquietan,
esta angustia
de lengua mordida,
por amordazarte
con un beso
que nos libere
plenamente
de la censura,
de las ideas locas
que se me ocurren
cuando hablas
con orgullo
de tu elasticidad
mientras yo miro
con malicia
tu cuerpo y
la alfombra,
de la realidad
del calentamiento global
de mi cuerpo
cuando poco a poco
te me acercas,
del recuento
de veces
que me
descubro
a mi mismo
pensandote
más de lo que
tu vida
me lo permite
y de todo
el imposible
que soy para ti
cuando
la realidad
oscura
decrépita
mirándome de reojo
me lo recuerda.

Escribiré de ti
como un ejercicio de caligrafía
hasta que aprenda a escribir
con mi mano izquierda
todos los versos
escondidos
en tu segundo
nombre
en tu lunar
azabache
de azúcar,
hasta que mi mano derecha
quede huérfana
para siempre
de cuerdas vocales,
y llamarte
sea igual
que hablar
una lengua
muerta.

Pero luego
doblaré el folio
en dos mitades
como la maleta
de un exiliado
político
que junta todo
lo que puede
con rabia y remordimiento
y en un sobre pálido
que sellaré
con mi boca
pasaré por la puerta
de tu vida,
y por debajo
de la entrada
sin avisarte
como el cartero que deja
la correspondencia
de una casa
abandonada
dejaré
los recibos
de un cariño
que se ha
olvidado.

No te alarmes
pero
un día
una tarde
una noche
voy a juntarte toda
en una hoja
blanca
pálida
sin retorno
y mi mano derecha
te olvidará
sin rencores
en silencio,
como quien
olvida las llaves
de una casa
que no tiene,
pero esta noche
que te extraño
entero
con todo
mi cuerpo
y tu ausencia
es el muro
de Berlín
de mis días
mis ojos de luna
menguante y ajena
esta noche
querida
no lo será.
14
13comentarios 92 lecturas versolibre karma: 102

No Hay Invierno Que La Primavera No Venza

La tarde está nublada, un viento ligeramente frío
que ya extrañaba me trae emociones
que creía ya olvidadas que necesitaba sentir.

Esa necesidad de amar mi ser sintió nuevamente
cuando mis penas solté para que las congelaran
el viento helado del norte

Luego como escarcha fina caídas en tormenta de nieve
con suavidad las suelte precipitándose al suelo.

Un sol de primavera con sus rayos ardientes
las transformará en alegres gotas saltarinas
que correrán por arroyos de agua cristalina de nieve derretida.

El invierno con su nieve ya en agua convertida
traerá nuevamente verdes retoños en primavera
repitiendo el ciclo de la vida.

Lo que antes era de color triste y gris, en paisaje de mil colores
se pintará como primavera en óleo de Monet

No hay tristeza que no esconda alguna alegría siempre recuerda
que con lágrimas se empieza la vida, luego se aprende a sonreír.

No hay invierno que la primavera no venza.

MMM
Malu Mora
leer más   
13
7comentarios 89 lecturas versolibre karma: 98

Caminata elevada

Escucha, detrás de la puerta,
El sueño de Alp,
Crujido fantasmal ¿Estás adentro?
Solo el sol lo sabrá

No es la verdad,
El cerebro nos suele engañar,
El mundo nos suele engañar
Y el ser humano no tiende a luchar
Más bien a aceptar la realidad

Arriba, un solitario castillo
Cubierto por montañas
Esconde el lento respirar

No vuelvas a ir,
El silencio duele en soledad
No hay cura para la eternidad

Siente, como nunca antes,
Crea sueños coloridos,
Intenta no abandonar,
Sé tú la belleza
Del mundo terrenal.
leer más   
3
1comentarios 22 lecturas versolibre karma: 54

—Des(pluma)—

Frio ;
la luz se esconde
entre nubes de lluvia


El fugaz algodón
se hace espuma salada
borrando las huellas
que fueron marcadas

Y buscas la espalda
porque ya no hay cara
Porque la moneda
ya ha sido gastada

Y llega la hora
de tirar las cartas
Cortar la baraja
y quedar desplumada

Y ya no queda otra
que mudar las alas...

o quedarte al ras
de tus días anclada;
buscando la hoguera
donde solo
hay ascuas
Ventisca
Y escarcha

dejándote helada ..

@rebktd
leer más   
14
10comentarios 69 lecturas versolibre karma: 101

Besos de sapo

Quisiera volver a nacer sapo,
esperar el ósculo
fertilizante de alas,
de primaveras,
mirar el futuro a los ojos,
certeza de que el vacío
huirá a la ciénaga del pasado.

Beso de sapo sanador de princesas,
que huyen de sonrisas lúcidas,
buscando refugio en la noche trémula,
donde su boca libe el deseo
por el abismo, la necesidad
de saciarse con el légamo del arrebato.

Sanador de triunfadores
escondidos tras el artificio,
madriguera de recelos
por abrir sus entrañas,
descubrir las espumarajos
de obviedades.

Sapo de lo cierto, lo carnal,
tangible de los sentidos
amalgamados con sudor,
muro de esencia sin maquillaje,
fronteras, pasadizos ni atajos,
lo inevitable de escalar
como premio a la constancia.

Ofrendo besos de sapo
suturando la ficción,
abriendo escaparates, vidrieras ,
sin edulcorantes del dolor,
sangrar para sentir vida,
que el viento del albedrío
insufle emancipación
del desasosiego al error,
abriendo calles a los infinitos.

Amén
leer más   
12
17comentarios 87 lecturas versolibre karma: 105

Apoyarme sobre el pecho del mundo

Y dibujar con tiza la sombra
del almendro de tus ojos
y agitar sus ramas.

Y hacer mis días contigo
apoyarme sobre el pecho del mundo
convocando las horas.

Olvidarme de mí
pensándome

Construir cuerpos sin aire
que no tiemble el aliento
de la aurora nacida.

Hablarás, voy conociendo
la voz de la ternura
que sostiene el cielo.

Mi corazón pálido besa
unos senos impalpables
escondido
dormido

Olvidarme de mí
pensándote

“Te encontraría sin buscarte”
tengo la forma de tus manos
nos hemos construido.

Tu mano sobre mí no pesa
cae, juega, es noche que es día
es la mano que da comienzo al tiempo.

Y dibujar con tiza la luz
de las manos del mundo
con un corazón quemado.

Noche fresca sonriendo
saliendo de tus labios
nos comimos el tiempo.

Andar, atravesar el fuego
el espacio incierto para darte luz.

Cuidar el almendro tus ojos
leer más   
16
20comentarios 110 lecturas versolibre karma: 108

A los olvidados

Los olvidados nos miran de lejos
cómo evitando el recuerdo de una silueta borrosa
entre las sombras de un ayer extraviado
en la amnesia de un viejo corazón que añora
el infinito que en el dolor siempre es perpetuo.

Sus manos supieron vivir
hasta que el desconsuelo los llenó de tristeza,
la luna se olvidó de quienes eran
ahora sienten vergüenza
el abandono poco a poco los va cubriendo.

Los olvidados llevan su melancolía pasada
como un camino empolvado
que ya nadie recuerda,
su único consuelo es saberse mortales
ante los placeres de otros y sus pesares.


A los olvidados solo les queda el rencor
un silencio de saberse añorado,
el vacío lleno su derrotero fortuito
en cada rincón oscuro
que le queda para esconderse.

A los olvidados se les marchitó la esperanza
son ignorados con un vacío premeditado,
la paciencia les resultó tan incómoda
que solo la desdicha de sufrir
los acongoja.

Los olvidados tienen penurias
andan buscando perdón
en un abismo que es infinito,
se sienten culpables
de haber vivido pesadillas para ya no seguir.

Poesía
Miguel Adame Vázquez
14/02/2018.
15
9comentarios 172 lecturas versolibre karma: 88

Que fortuna sería

Que fortuna sería la de romper las cadenas que aprietan esa extraña angustia de no saber quién eres, que buscar, cuál es tu hado. Ese desconocido ser que se esconde en tu interior, que te atrapa cada vez que intentas escapar, que te retiene en su mazmorra de miedos y desazón, que absorbe tu vitalidad como el parásito que succiona la sangre a su huésped.
2
1comentarios 24 lecturas prosapoetica karma: 30

Frialdad

Quemas como el fuego,
pero despiertas
obscenos miedos del vacío;
temblores de la inmensidad;
peligros de soledades y angustias,
que dejan el corazón tembloroso.

Escondes en tus ojos profundos,
extraviado y perdido,
el fulgor de alguna estrella
presa sin piedad.

Dentro de tu mirada, sólo siento
ese daño, ese frío, ese hielo
por el que sigo callado y mudo,
encerrado… ¿desde cuándo?
…quizás una eternidad.
leer más   
13
4comentarios 52 lecturas versolibre karma: 118

Ocho esquinas y una puerta

El abismo
en la boca
del adiós.

El velo
en la mirada
del basta.

El nudo
en la garganta
del silencio.

La espera
en el aire
de las paredes.

La sonrisa
escondida
en el recuerdo.

La palabra
tragada,
medio dicha,
sin aire.

Ocho esquinas
Cuatro paredes
Dos ventanas
Una puerta
cerrándose
abriéndose
el laberinto
de la ausencia.

Ocaso
de los perdidos
del mundo.

Vivir
de transparencias
recordadas.

Pudrirse
sin anestesia
y nacer
en llantos
en golpes
en miedos
en sueños
en hambre
en gritos temblorosos
y quererte,
siempre quererte,
muchas veces quererte.
leer más   
15
18comentarios 104 lecturas versolibre karma: 112

Pasos en la noche

Aquella noche era como todas,larga,fría y oscura.Tenía la sensación de no estar solo en aquella habitación,mi aliento recorría la estancia con su color blanquecino, golpeaba mi imaginación un simple reflejo de calor(marcando mi piel como la carne de gallina). Me levante asustado, tembloroso, un simple sonido me haría gritar en la oscuridad,encendí la luz y una sombra recorrió aquel pasillo en un solo segundo -Quien anda ahi? -Pregunte a sabiendas de estar solo,baje los escalones intentando mantener una compostura que en sí ya había perdido,escuche un sonido de unos pasos,la madera del piso superior rechinaba con un sutil suspiro.-Quien anda ahí?- Volví a gritar, pero esta vez mi voz denotaba el miedo que ya estaba dentro de mi ser,nadie respondía, pero aquellos pasos seguían marcando una misma dirección,me arme de valor y volví a subir los mismos escalones que hacía unos minutos bajará.Aquel pasillo volvía a estar delante de mi, el fondo la luz no lograba iluminar todo lo que había, aunque conocía perfectamente lo que el fondo podía esconder me acerque muy despacio y encendí la última luz iluminando todo aquel pasillo.
Nada, lo que había era nada,simple sugestión, un momento! y los pasos que escuchaba, también eran cosa de mi mente? no podía ser,mire cara a la ventana y entonces me entró el pánico,la ventana estaba entre abierta, el viento movía con sigilo las cortinas, me acerque rápido y cerré la ventana como un rayo,volví a sentir que no estaba solo,como un loco empecé a hablar como si estuviera acompañado por alguien, intentaba autocomvencer aquien estuviera allí conmigo de que eramos tres en aquella casa.
Volví a oír los pasos, está vez estaban muy cerca de donde yo estaba,tan cerca que podía sentir hasta su respiración,me acerque despacio, muy despacio, estaba cagado de miedo y entonces la vi,una maldita Lechuza había despertado todos mis miedos aquella maldita noche...
leer más   
6
4comentarios 42 lecturas relato karma: 70

Preguntas...

Me enseñas a escribir?
hay tantas cosas que quisiera decir
mientras aprendo a vivir...
¿me enseñas a escribir?


¿Me ayudas a escuchar?
pues no todo es hablar,
no todo es observar,
a veces es necesario callar,
atender y escuchar
¿sabes tú escuchar?


¿Cómo caminar sin dañar?
si hasta la hermosura de una rosa
esconde una espina dolorosa,
quiero saber si en la vida
se puede ser honesto
sin provocar una herida
¿podré caminar sin dañar?


¿Me cuentas un cuento?
no me gusta el entorno que veo
y quiero vivir una fantasía,
ser princesa por un día,
volar con la imaginación
siendo la libertad mi guía
¿por favor, puedo cerrar con tu cuento este día
de agonía?


¿Me dejas un poco de tu sabiduría?
me ayudará aprender en su compañía
pues ninguna respuesta me has dado todavía,
presiento que este tiempo ya pasó,
el destino se lo llevó
sin ni siquiera explicarme
que no tienes ya nada que enseñarme


leer más   
18
2comentarios 61 lecturas versolibre karma: 106

Ahí está el invierno de mi vida

Ahí está el invierno de mi vida
con sus hojas caen amarillentas
adoloridas por el viento seco que las sacude,
que nos recuerda que no somos nada
ante los rayos ausentes de un sol incandescente.

Ahí está el durazno
hace tres primaveras que esconde su fruto
ahora aparece con sus pequeñas flores rosas
apenas las sostienen de una rama débil
desnuda su vientre ante el huerto seco .

Ahí está el viento
rasgando a todo lo que duele,
no es el abismo de piedra lo que convalece
es el presente perpetuo
que moribundo inmortaliza su suerte.

Ahí está la semilla dormida
sobre una mirada quieta,
se escucha que comienza la vida
ante sus párpados que guardan secretos,
es el momento intenso donde reverdecen el tiempo.

Ahí está el invierno de mi vida
el frío se sabe que amarás estar adentro
sin la intemperie de un vacío que cala a los huesos
sin los reclamos honestos de un recuerdo de lejos
sobreviviré a este invierno y en la primavera los duraznos endulzaran mi amor.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
08/02/2018.
17
7comentarios 249 lecturas versolibre karma: 118

Persiguiendo sueños

Persiguiendo sueños
por los bordes del alba.
Desatando quimeras
en tu ventana.
Encontré un poema
con alas.
Me fui con la luna
a escondidas de la noche.
Jugué con las estrellas
Desperté cometas
en la madrugada.
Regresé por las orillitas
de la memoria.
Pinté de azabache
la nostalgia.
Llené de poemas
la almohada.
leer más   
11
6comentarios 105 lecturas versolibre karma: 100

Aquel escritor receloso del poeta

A plena luz del día,
al escritor
le anocheció
de pronto…
No tomó aliento.
No visitó esa Tierra
de los pasos hacia lo posible
y sintió cansancio al correr del viaje.

No vio el sol.
No escuchó llover.
No rasgó sus manos
con las estrellas o las rosas.
Dentro de su burbuja
dejó a la soledad
venderse a él,
empujarle y cerrar la puerta.

Escribiendo
se repetía en su concupiscencia
con ella,
lo efímero de soñar,
lo ilusorio de querer,
lo irreal de vivir
y se creía esclavo.

Mientras él
y su intrusa melindrosa
se enredaban
en las sábanas
del orgullo,
el poeta
sabiéndose libre
tomó su pasión;
surcó los mares
llegando a la orilla
que le aguarda ansiosa,
que siempre le busca.

Con su ritmo
sin espera
quebró los silencios
de la espuma
de la consciencia,
la colmó de susurros
y un te quiero
sin obligación
ni cuentas.
Le hizo suya
en regalos de nácar;
de caracolas;
de brisa que ardía
en volcanes
de palabras al oído.
Se fundió libre
en los deseos escondidos
y todas las horas
se desvanecieron
para terminarse amor
en el cuerpo de uno…
La duda de aquel
se les perdió
en el rumor del aire,
en la sal de sus pieles
y la miel
de sus labios,
que no vacilaron
el 'te amo'
en la dimensión
del idilio claudicado
bajo la absurda reserva.

El escritor
buscó placer
en saciarse de quimeras.
El poeta
asido de sus ilusiones
se volvió pócima
y placenteramente
las encarnó
en la musa fiel de sus verdades.

El escritor
le llamó 'kilómetros infinitos'
a la distancia boca a boca,
mas el poeta de los océanos
luchaba conmigo
sin pretensión
de banderas blancas
o laureles
y por mis dedos
resbalaban sus cabellos
mientras escribió prosas
sobre mi cuerpo,
de donde
nacen sus versos
y guía los míos.
El escritor
receloso del poeta,
entró airado
a hurtadillas
la noche de los tiempos…
Arribó ufano
hasta la misma alcoba
mirando
la única silueta
tendida en el lecho
de mi recuerdo
y su ausencia;
se vio absorto
en el reflejo de mis ojos
y al descubrirse, calló.

Aquí
en el silencio,
habló el gemir de mi suspiro…

Sí…
sólo me escuchó
pronunciar su nombre.




Yamel Murillo



Postdatas sin remitente
Cuando la Luna se muerde los labios©
D.R. 2015
leer más   
11
10comentarios 77 lecturas versolibre karma: 89

Hace tiempo

Hace tiempo que viven aquí y no lo sabes.
Hace tiempo que duermen muy cerca mía.
Ya casi no caben.
En mi vieja libreta,
escondidas entre mis versos,
tus dos mitades.
leer más   
11
4comentarios 53 lecturas versolibre karma: 93

Emigrante

Deje una camisa que olía
La perfume de mi madre
Y un pañuelo que tenía
Las iniciales de mi padre.

Deje un amor escondido
En el vientre de una mujer
Y los ojos de un pequeño
Que quizás no vuelva a ver.

Deje un amigo ofendido
Por una pelea absurda
Y una hermana que me quiere
Y no me juzga.

Solo traje mi pasión de caminante
Mi alma y mi corazón de emigrante.
leer más   
6
3comentarios 39 lecturas prosapoetica karma: 77

Belleza

La belleza no es aquella
Que sobresale a la vista
Ni es la que sale en la revistas
Ni la que se compara con las estrellas
La belleza es aquella
Que no entiende de maquillaje
Que no se esconde detrás de un traje
Porque no necesita antifaz
La belleza es algo más
Que ser simplemente bella.
leer más   
7
1comentarios 39 lecturas prosapoetica karma: 84

La metáfora

La caricia tímida
de una mentira
dulce como miel
poco decidida.

Una realidad retorcida,
una sombra iluminada,
alterada y mordida,
silenciosa y dañada.

Una verdad escondida
en una tela envejecida,
una palabra vencida
es la metáfora.
leer más   
8
3comentarios 79 lecturas versolibre karma: 89
« anterior1234537