Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 164, tiempo total: 0.030 segundos rss2

Polinizaçao

Secuestrada desde su almohada,
de las caricias estaba impedida;
su esperanza falsa compartida,
su amor con las heridas pintadas.

Podría ahogarse en sabanas,
inundadas de lágrimas nocturnas;
podría perderse entre las urnas,
para no oír las promesas vanas.

Pero es ese lejano anhelo,
que le llena su jarra de centavos,
y domestica con sobras su ira.

Es el clandestino dolor cóncavo,
envuelto con todos sus caramelos,
zapata y columna de mentiras.

Niorv Ogrin
leer más   
9
2comentarios 56 lecturas versoclasico karma: 89

Tu esencia

El problema nunca fue escribir, fueron los sentimientos. Pero ¿qué haces cuando te quedas vacía? ¿Cuándo te da igual veinte que ochenta? Cabeza fría, cuerpo caliente, porque la sangre sigue corriendo su camino, al fin y al cabo, es su trabajo.

Es de las pocas cosas en la vida que es imprescindible, porque el 98% de lo demás es reemplazable, sustitutivo, sobre todo las personas. Cabeza fría, cuerpo caliente, batalla de razón contra sentimientos, ni uno ni otro ceden. ¿Cuál lleva razón?

Cabeza fría, cuerpo caliente, pero manos frías. La razón aumenta frente al sentimentalismo barato. ¿Frío o calor? ¿Cerca o lejos? ¿Aquí o allá? ¿Corazón o cerebro? ¿Cerrar los ojos u observar a tu alrededor? ¿Querer u odiar? ¿Todo o nada?

Corazón versus cerebro, al final todo se reduce a lo mismo, a la misma cosa:
Tu esencia.
leer más   
6
2comentarios 63 lecturas prosapoetica karma: 74

En Su Jardín

Hablame bajo esta luna,
que solo me lleva a ti;
corona nuestros recuerdos,
con la lluvia y pequeños destellos.

El marcapasos no traicionará esta vez,
ni el vibrato inesperado del móvil,
ni la distancia absurda,
que suele envolverse en nuestros pies.

Hablame que aquí me tienes,
y enciende esta tibia noche;
como lo hacen las luciérnagas,
que danzan bajo las estrellas.

Acampemos aquí y ahora este presente,
encendiendo una fogata con recuerdos ingratos,
llenemos nuestros labios con más promesas,
dejemos caer al suelo nuestros engaños.

Hablame en susurro al oído,
para tallar este momento en mi memoria;
porque el color que emana de tu boca,
son tresillos de dulce sonido.

Hablame fluido y concreto,
para quedarme en algún recuerdo.

Niorv Ogrin
8
8comentarios 84 lecturas versolibre karma: 89

Almuédano

Del Señor es la hora,
¿y la mía entonces donde queda?
¿Para el solsticio del invierno,
de un veinticinco que me ignora?

Hacer entonces lo que pueda,
rescatando mi alma del infierno;
subiendo a la cima del almuédano,
alzando alabanzas entre humareda.

¿Quien me reparará de este fuego eterno,
sin proclamar un aleluya en vano?
¿Que mantra salvará al que implora,
cuando se le alquila al demonio interno?

Maldijeron mi rezo profano,
con agua bendita de una cantimplora,
en cenizas esta viña queda,
y astillas en el césped de un manzano.

La erupción en mi piel lo confirma,
en este rezo no hay sello ni firma.

Niorv Ogrin
9
4comentarios 61 lecturas versolibre karma: 90

Huerta

Una noche de verano en la huerta es para dejarse llevar. Una mínima brisa muy húmeda balancea tres farolillos de papel con una luz tenue que no da para leer pero sí para ver los mosquitillos revolotear. El transcurrir del maltrecho río, unos metros más allá, da vida al terrenico de cada vecino que tan celosamente cuida y custodia de manos ajenas.

Las acequias1 árabes se dan un festín cuando borbotean con el agua de riego y los árboles parecen saber que van a beber. El azahar perfuma la tranquilidad de la noche y alguna chicharra se atreve a interrumpirla frotando su tímbalo2 insistentemente. Quizás sea el celo o el calor. Algún perro se une al ruido comenzando a ladrar tímidamente.

La perfección es la facilidad de coger una fruta de temporada con sabor y color penetrantes, regalo espiritual de la naturaleza. Y mientras lo hago veo en lo alto a esas hermanas nuestras, las estrellas, compuestas de oxígeno, hierro o carbono. Me cuestiono entonces la existencia cuando recuerdo un párrafo de Ernesto Cardenal3:

“¿Qué hay en una estrella? Nosotros mismos.
Todos los elementos de nuestro cuerpo y del planeta
estuvieron en las entrañas de una estrella.
Somos polvo de estrellas.”


Me maravillan dichas palabras, de tamaña simple realidad en este trozo de tierra. Es un éxtasis pasar inadvertido y activo, sabiéndome parte de un todo.

Y así es la huerta, un contraste de sonidos, inmensidad, paz y dones.

________________
1Del ár. hisp. assáqya
2Órgano estridulador que los machos frotan, con un ensordecedor sonido, rechinante o chirriante, para atraer a las hembras.
3Poeta, sacerdote, teólogo, escritor, traductor, escultor y político nicaragüense.
leer más   
3
sin comentarios 40 lecturas relato karma: 47

Tiemblo

Tiemblo al roce de nuestra piel,
al choque de nuestras sonrisas,
a mis manos acariciando tus costillas,
al amanecer naranja en tus mejillas.

Tiemblo y me diluyo en tu ser,
al calor suave en tu vientre,
al helado toque en tus pies,
a las mancha perfectas y resilientes.

Me abrí paso para estar en tus sueños,
mas me diste visa para habitar en tus suelos;
adorando con mis dedos tus montañas,
besando en secreto tus paramos.

Le aposté a quedarme como refugiado,
gané trono y corona a tu lado;
aposté por un ratito de vida sin prolongación,
y me recompensas con inmortalidad.

Y tiemblo por trigésima vez contigo,
porque desde el beso dictas el destino.

Niorv Ogrin
13
8comentarios 75 lecturas versolibre karma: 97

Onírico

Quizá no hay nada más,
solo espacio onírico y árido.
O quizá se olvidó aquél sonido,
que producen los labios al decir "jamás".

Yo observo el amanecer,
una y otra y otra vez;
no es el mismo color, lo sé,
porque dibuja lineas en mi piel.

Pero esta noche buscaré calor en mis pies,
buscaré fuego a mi mente inflamable.
¿Por qué depender de los labios
para acompañar este ocaso?

Quizá no aprendí a conjugar,
cuando del estar sin estar
simplemente no se halla,
y completamente se falla.

Quizá no queda nada más,
y no hay un objeto por intentar;
un reflejo naranja traspasando la ventana,
y la soledad acechando la puerta.

Al ocaso las letras son mi epitafio,
para al alba no renacer en vano.

Niorv Ogrin
16
8comentarios 121 lecturas versolibre karma: 104

Mi poesía insurrecta. Mesa compartida @Aljndropoetry, @rebktd & @MiguelAdame

Me cruje tan dentro el cielo,
Latido de negro vuelo;
Es indagar en mi anhelo...
Y caer tu nombre al suelo...

Y quizá ningún desvelo
me devuelva el terciopelo
de tus besos y tu celo;
ni entibie el pecho de hielo.

Palabras sin detener
navegan al recorrer
cada único renacer
poemas sin malquerer.

Tu amor en un mercader
sorprende sin someter
abrazos sin suponer
tus versos al complacer.

Cada sinalefa expresa
cada letra me embelesa
y mi mirada ya es presa
y es su boca, quien te besa.

Surcando voy tu dehesa
Sintiendo como me apresa
como tu tinta se espesa
Y es en mi piel , que es impresa.

Y me como hasta tus puntos
todos tus silencios juntos
tus poemas mis asuntos
resucitan mis difuntos.

Y mis notas mis adjuntos
los culpables los presuntos
son tus besos contrapuntos
y tus muslos mis conjuntos.

Tú, la ecuación imperfecta
esa incógnita perfecta ;
es tu equis, la predilecta
para hacer curva mi recta.


Eres mi vida insurrecta
mí poesía correcta
versos con pasión selecta
mi rincón que desconecta.


Mesa compartida
@Aljndropoetry, @rebktd,@MiguelAdame


No podía faltar un poema con estos grandes escritores, todos mis respetos para ellos.
Muchas gracias maestro Alejandro por ser Luz en mi camino, Rebeca siempre estas ahí con tusa poemas y tus lindo comentarios a los míos.
Aprovecho la ocasión para agradecer su cariño y amistad a tantos más como Maulita, Hortensía, Oscar. Zee, Sejmet Alfonso, Mary, Galilea, Angeles, lidianny, Camaleón y tantos más que siempr estan ahí.

Muchas gracias.
leer más   
21
46comentarios 234 lecturas versoclasico karma: 106

Libertad

Esta noche parece ser eterna,
deseo en la boca se destila;
aunque ella no visite taberna,
sus besos saben igual al tequila.

Para besar no buscamos caverna,
solo el momento que se apila;
como el fuego que sutil hiberna,
nos arde en las piernas intranquilas.

De la recamara fuimos al baño,
y el baño jamás sudó en vano,
jamás se quedará en el pasado.

Con besos cerramos el viejo año,
no puede tildarse amor profano,
porque nunca habíamos amado.

Niorv Ogrin
leer más   
15
6comentarios 47 lecturas versoclasico karma: 103

Nuestro bar

No se si es verso libre, prosa, historia o cuento
sólo se que allí en ese pequeño bar brilla el intelecto


Allá a lo lejos
entre el bosque de poesía, lo ves?
allí ese árbol, el más hermoso
el más verde y frondoso

ése lleno de historias de vida,
entre los miles que hay
se distingue por sus hojas
con miles de versos escritos
que de muchos colores arroja.

Creció a través del tiempo
para cada uno de ustedes
simboliza la amistad
con mucha fraternidad

Sembrado en tierra fértil
abonado con lirismo excelente
siempre fue regado de anhelos,
letras y mucho compañerismo

Si sus ramas y hojas ves adornados
son los hurras, aplausos y bravos
flores y sombreros que lanzamos
al brindar por un compañero
y su poema perfectamente logrado

Recuerdas?
cuando andábamos de mesa en mesa
brindando con la copa de la vida
dándonos felicitaciones o tomando consejos

ya embriaga de contento hasta confundía
los nombres de las poetisas y apenada
mil colores a la cara me subían
ellas de tan buen humor se reían,
uuuufff ! que alegría!

Quisiera ponerle al árbol un letrero brillante
en lo más alto de la copa como el que ilumina
nuestro poético bar sus veinticuatro horas abierto,
poetas y poetisas entran y salen todo el día
ha sido el mejor acierto

Siempre recuerda
que éste árbol en sus hojas lleva magia
pues creció con un tronco fuerte
con raíces muy profundas
que se extendieron a todo continente

para que logres tus sueños,
a los que pones mucho empeño
te deseo la mejor de las suertes
en tu noble labor de poeta y escritor.

Tú eres como ese sembrador
del poema de Rafael Blanco Belmonte
que a diario siembra en el monte
para personas que aún no nacen ni conoce

y tú, tú siembras letras al mundo
que como buena semilla crecen se expanden,
brillan, dan frutos, se hacen grandes
para delicia de quién te lee

Deja decirte que tienes un lugar en mi corazón
aunque estemos muy lejanos
y nos separe cielos, mares u océanos
y la distancia sea muy extensa.
el habernos conocidos esa fue la recompensa

te dejo mis buenos deseos
además de mi fraternidad
para que los siembres en tu víscera cardiaca
no olvides que hoy en día se destaca
todavía el amor y la amistad.

Recuerda además hoy y siempre
que te doy mi mano franca
mi abrazo y compañia
y mi cariño a distancia

Yo me llevo en mi corazón
muy adentro del alma mía
áquel pequeño y alegre lugar
que ha sido nuestro bar
que felices nos unió un día

Sí, nuestro querido bar poético.



MMM
Malu Mora
leer más   
18
19comentarios 165 lecturas versolibre karma: 96

Cartapacio

Apunté la dirección de su mirada,
con los colores para cada ocasión;
lunes y martes rubor claro,
y los miércoles su boca sin pincelada.

Su aroma quiebra mi decisión,
cada jueves le cuelga su amparo;
los viernes de fotografías llena mi cartapacio,
porque los sábados decae la intención.

Los domingos en confesión reparo,
lo que provoca su vida en mi espacio,
una daga tibia o la bala helada,
concluirá el crudo curso de este aro.

Agazapado, acercándome despacio,
profanare los sueños de su mirada,
daré fin a esta absurda obsesión,
cuando mis rodillas rocen su palacio.

Atando sus manos, lamiendo sus gritos,
ausencia de velas para este rito.

Niorv Ogrin
10
2comentarios 37 lecturas versolibre karma: 115

Monocorde

Gritó desafinada y sin emoción,
con las pupilas clausuradas,
las uñas sin hincarlas,
en su vientre otra demostración.

Encendió el alba con las bragas guardadas,
las manchas de la sabana para enmarcarlas,
el humo de su cigarro perenne,
monocorde a sus escenas recicladas.

Las ganas tendré que identificarlas,
en mi cabeza se rebosan a falta de higiene,
silencios inconclusos a falta de moción,
flácido ante las horas para penetrarlas.

Perderé aunque mucho la desmelene,
no es más mi falta de atención,
la manzana por siempre pintada,
tan solo porque no se viene.

Sumergidos en los ecos con batuta,
dudando mientras otros lo disfrutan.

Niorv Ogrin
7
5comentarios 97 lecturas versolibre karma: 102

Azucar

Un poco de azúcar bajo las estrellas,
y las fresas del alba en sus mejillas,
son el recuerdo de sabores afrodisíacos,
que se desnudan en la oscuridad.

La palabra en mi lengua,
que se conjuga explosivamente tímida,
determina la hora de mis ojos,
la fecha exacta en mis muñecas.

Y no huyo del enredo de sus piernas,
ni del incandescente aroma de su vientre,
por disfrutar una vez más,
la aurora boreal de sus gemidos.

Mi nombre yace fundido en su pecho,
indeleble destino de amaneceres añorados;
mi lengua conjuga el azúcar que corre por su piel,
de rodillas despierto en que aún no he muerto.

El dorado traspasa la glucosa de sus labios,
un arco iris dibuja sobre mi resabio.

Niorv Ogrin
9
4comentarios 86 lecturas versolibre karma: 92

Aunque

El cajón se atasca de nuevo
con todas las camisas de la semana;
cuanto quisiera no desbaratar la cama,
aunque la cesta no está vacia…

Usar la camisa del ayer,
con los anteojos del eterno escape;
usar los zapatos de suela adherente,
camuflarme entre los segundos del tren.

Ya mis manos libres de tinta,
y el sombrero cubriendo la mirilla;
no es dejar el ser en el pasado,
será moverse por el cambio.

Las letras están afuera,
el ego lo llevo por dentro;
nadie podrá saber quien eres en realidad,
nadie podrá ver con anhelos ciegos.

Redoblantes al amanecer,
cada paso se adhiere aún más al destino,
parecerá un camino infinito
aunque la venganza es un silencio implacable.

El cajón se atasca de nuevo,
aunque no soy lo que llevo puesto.

Niorv Ogrin
11
2comentarios 67 lecturas versolibre karma: 111

Channis

Los taches se quedaron en la casa,
con suspiros que se profanaron en el pasado;
los cimientos que se levantan en la homilía,
parecen elevadores de niveles atascados.

Cualquier día a solas puede ser domingo,
para descansar de los azares y su tormento,
esperar entonces a que llegue el momento,
para huir y empezar desde cero.

El sol le sonríe incluso en el oscuro cielo,
para resanar las estrías de su compromiso,
la lluvia no cae sobre su suelo,
porque aguacero es lo que carga en su pecho.

Sentada con la dificultad de su soledad,
descansa en la esperanza de un mañana;
repara en los ensueños que germinan a la frontera,
cierra sus ojos para habitar en ellos.

Aunque levantarse una y otra vez,
ha sido lo que mejor sabe hacer,
la llama se extingue con el tiempo,
y la paciencia parece un lejano anhelo.

Un milagro tardío sigue siendo el deseo,
un pasaporte y dinero para no volver del paseo.

Niorv Ogrin
leer más   
4
2comentarios 46 lecturas versolibre karma: 77

Un lugar el cual debo llamar hogar

Naces frágil en un mundo imperfecto
con llantos
y la necesidad que te protejan.

Con el sueño de un padre responsable
y una madre presente
así será , me cuidaran
hasta cada amanecer.

Dos años mas tarde
desde el nacimiento
el sueño yace roto
empiezan a quebrar mi ser
una familia rancia
que me acogen en su nido
con escasees de amor
y con odio en sus interior.

Seres rotos
que te añaden a su colección
de una casa vacía
donde queman tus alas
y la llama no deja de arder,
pero es mi lugar
el cual debo llamar hogar.

Frías mañanas
que se vuelven cansinas
con cada nota de su voz,
mis sentimientos amanecen taciturnos
esperando ser salvado
de esta agonía.

A mis dieciséis
mis ganas de vivir escasas,
cansado de sentirme un error,
tuve un intento
pero el deseo de un buen viaje
a lo desconocido,
me friso
escogí perderme en los ojos de nadie
y contemplar el eterno cielo gris.

Mi piel lastimada
el dolor mudo
y la inocencia robada
no era suficiente para ser defendió
por algún desconocido,
solo quería sentirme amado
y tener con quien hablar en las tardes nubladas
como aquel día que un señor mayor me toco sin permiso
solo era un niño,
quizás no lo entendías
pero le debo llamar hogar.

Me sentí olvidado
y entendí que era un crío abandonado
en la casa de los amigos de su padre,
el sueño de que regrese
aunque fuera demasiado tarde.

Crecí en cases
con miedo y agonía
sin una voz propia
con marcas en mi cuerpo
perdí mi color
en la batalla
y aun cubro los moretones
por el que dirán.

Llegue al final
agradecido por su labor social ,
me marche sin odio a mi tirano
olvidando los detalles
A punto de iniciar un viaje
Aunque me convierta el villano
de esta antigua historia.

escritor:
jhonbellido
7
3comentarios 68 lecturas versolibre karma: 104

El Bailarin

Pensamientos flácidos,
la fiesta va decayendo;
¿a quien le importa si mañana llueve,
o si los charcos son dulces?

Las ojeras de azulados resultados,
definen la edad mental del enamorado;
las palabras sobran dentro de este marco,
y la evidencia disipa el ensueño.

Miro hacia atrás, en el columpio,
los motores quebraron ese umbilical,
las luces opacaron una identidad,
que se resume a un ente en el asfalto.

El vino se mezcló con hambruna,
el móvil se perdió entre giros;
el vomito ahogó a las ninfas,
y el acero apunta a la cabeza.

En un ronroneo camuflado y tedioso,
cae ebrio el bailarín piadoso.

Niorv Ogrin
2
sin comentarios 37 lecturas versolibre karma: 40

Cuando el corazón escampa

Ya no llueve,
ya el cielo no nubla
sus arrabales
de montañas rosadas,
las viejas miradas
han dejado de ser
tan grises,
la lluvia ha dado
espacio al sol
sobre las mejillas.

El Jazz acampa
en los oídos,
de los apasionados
escritores,
que dan vida
a las letras en versos
de su universo.

El sol
ha dejado de quemar
la lluvia
ha dejado de doler.
las mañanas,
el pasto fresco,
el "Buenos días"
de una madre,
las ganas
de querer,
el querer poder.

Las mañanas
ya son frescas,
las tardes
han caído
cálidas,
y la noche
se ha vuelto nuestra.

Ya no hay escombros
en el cementerio de
recuerdos,
al son del fuego
se han vuelto cenizas,
se han ido
sin decir adiós,
el tiempo pasó,
y al mal
se lo llevó la brisa.

Ya
la falda de la luna
no baila sola,
y el sentimiento
olvidado
ha tomado vida
como recuerdo,
ya
la vida no va
tan lenta,
va rápida
para el loco
que fingió ser
feliz,
cuando siempre
habitó
en la mente
de un cuerdo.

Pero escampa,
para los ojos
que llovieron,
y ahora,
sale el sol
por las mañanas,
con su abrigo de piel,
para el corazón
que supo naufragar
algún vano
sentimiento perverso.
leer más   
20
16comentarios 85 lecturas versolibre karma: 92

Afrodita de una noche

...y decirle "adiós" a la lluvia y las apuestas,
a jugar sentimientos a cuestas, bajo las cuestas.
A entregar el alma con las pieles sueltas...

a bajarle la falda a la inocencia,

a seducir el abismo de la consciencia,

a decirle a la entrepierna,

que la lengua es el mejor escritor de los lenguajes.

Y decirle adiós a los colores,

condenarse a los temores,

olvidarse de las flores, saborear dolores.

Respirar del cielo,

acampar en corazones fríos sin nombre en sus entradas,

recorrer los arrabales de los senos y el ombligo,

al son de la lujuria escribiendo al impacto de las miradas,

las bocas son mares,
las pieles son lienzo,
los corazones son versos,
los ojos son letras,
y como fuego de este sexo: el universo.

A la joven inocencia,
no he de quedar espacio para sentimientos,
le ha quedo un charco sobre los intestinos,
las bragas por el suelo, las ganas en la cama,
la consciencia en el olvido, la realidad bajo los sueños.
leer más   
16
2comentarios 119 lecturas versolibre karma: 93

Cita con la muerte

I
Hoy me entere, que cumpliste una cita con la muerte
y mi corazón se llena de tristeza por estar en lejanía
recuerdo tus palabras y risas y el apretón de manos fuerte
nunca pensé que te irías tan pronto y no regresarías.
II
Mi corazón se llena de tristeza
al saber que te fuiste a la cita con la muerte
de la que solíamos hablar con gran certeza
y asta muchas burlas y chistes me dijiste.
III
Hoy ya estas en el terreno celestial,
espero sea algo magistral
amigo aunque muchos años me llevabas
siempre tu sonrisa y comentarios me alegrabas
IV
Descansa en paz,en el otro mundo ya estarás
saludando a tanta gente que falleció
antes que tu,y anhelabas volver a ver a quien partió
recuerda en mi mente siempre estarás.

Escritor: Alma solitaria |
leer más   
5
sin comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 59
« anterior123459