Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 3220, tiempo total: 0.028 segundos rss2

Mi Universo

Cerrando puertas, me aseguré de cerrar con seguro la cerraduras
y la llaves botarlas por allí (no sé a dónde fueron a dar)
Me di la media vuelta y me topo con un gran e inmenso portal,
estaba abierto como el mismo mar, mi universo se expande como
un nuevo big bang.

Todo termina para un nuevo camino comenzar.
Estoy cansada pero no me puedo esperar, en medio de la silenciosa
madrugada, un bello horizonte me palpita un próximo ocaso,
en mi soledad el sol del amanecer me sonreirá.

Él me dice: "deja todo atrás, corre hacia la estala, no debes miedo tener"
me toma de su mano, estoy aquí, escucho el revoloteo de las aves,
saliendo del sótano del vencejo acollarado al amanecer, mi rostro fresco,
pulmones limpios, cabello despeinado, una flor silvestre me ha adornado,
mis pies descalzos, no tengo hambre. Él está aquí a mi lado y sus tibias manos
viran mi cabeza y me dice con suave voz:
"mira todo lo que has dejado atrás, no te detengas, lo mejor está por llegar"
Le miré a los ojos, sincronicé los míos con los de él,,, estamos juntos,
este es el lugar donde siempre te busqué.
Ése, el de tus hermosos ojos y en donde mi paz encontré.

Letizia Salceda,,,
leer más   
8
10comentarios 65 lecturas versolibre karma: 102

Pasos impares

Libro: Apotegmas en el desierto (2014)

Cuando quiero escribir, simplemente me limito
a bostezar imágenes, mal dormir instantes,
y esperar que se haga de noche en mi obstinación
entre irrealidad y desamparo.

En un reino octosilábico habito un palacio
de cartón; mis rimas, tan forzadas como siempre,
tan mediocres como nunca, me dejan conforme,
lo cual es suficiente para mí.

Nunca me lo he planteado así, pero quizá me
dedique a derramar tinta por no querer gastar
saliva; desnudo de los miedos para abajo,
me pierdo por los atajos de la vida.

Persigo el dulce amor de las derrotas sonriendo
ante recuerdos suicidas que buscan llamar la
atención, encuentro lo infinito a la vuelta de
la esquina, en un jardín sin flores.

Mis silencios pecan por soberbios; ocasos que
besan vagamente los labios equivocados,
me enfrento al papel gritando adjetivos que evito
nada más empezar a expresarme.

Y eso es mi poesía, un impreciso sabor a
nostalgia, un conjunto de nuncas que osan salir
a caminar con obscenidades de etiqueta,
con pasos impares y vencidos.

Confieso que a veces me detengo demasiado
en el relato furtivo de un país de lobos
sueltos, lagrimeando por un futuro que no
llega ni siquiera a pesadilla.

Huésped del cuerpo que me ha tocado, arena
en la inmensidad de la vida, siempre dedico
renglones a hacerme preguntas inoportunas,
pisando cristales por deporte.

También deshojo en forma de caricia, crónicas
de los inviernos inhóspitos en pabellones
polvorientos, portando la condena a contemplar
expediciones de soledades.

Resumiendo y sin extenderme en tantos detalles,
expongo como teoría una nimia conclusión:
los poetas escriben porque tienen talento,
yo lo hago porque me da la gana.

etiquetas: pasos, impares
1
sin comentarios 11 lecturas versolibre karma: 12

Esperaba...

Esperaba que el silencio
se fundiera con las sombras,
y los gritos retenidos
no llegaran con las olas,
y es así que las resacas,
tan profundas y tan roncas,
se quedaban en suspiros
que llegaban a las costas,
no sé bien si las heridas,
con la sangre delatora,
se cerraban limpiamente
y quedaban luminosas,
era un tiempo consentido
de promesas muy sonoras,
y de frases adecuadas
a la voz de muchas bocas...

Esperaba que llegaras,
primavera con tus rosas,
y también con los claveles
y geranios de la alfombra,
es el mundo insuperable
que hasta alegra lo que roza
ya que tiene en sus colores
una magia que enamora,
un perfume sugerente,
la visión de las alondras,
y aquel roce de la brisa
con el puerto y las gaviotas,
ya que al fondo está la playa
y allí mueren muchas formas,
se desbocan los deseos
por la ausencia de la ropa...

"...Esperaba tus caricias
una tarde muy preciosa,
y quedé, con mi silencio
viendo el paso de las horas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
18/05/18
8
8comentarios 47 lecturas versoclasico karma: 103

Olvidando

He vivido en los malos recuerdos,
que han de atormentar mi existencia,
que me hacen vivir en oscuridad,
donde los malos pensamientos
dejan mi alma en ausencia
y me dejo llevar por una verdad,
que al final de cuentas no es existente,
pero pienso que es y no es coherente.

Debido a esto debo dejar,
las horribles historias
que me hicieron pensar
que todos querían acabar con mis memorias,
y que yo tenía que terminar
con algo que no existió en realidad.

Abro mis cajones y veo cada momento
que lastime a los demás
y les cause un injusto sufrimiento,
cuando ellos no me lastimarían jamás.

Olvidando todo lo que me hará daño
y que me hizo lastimar a mi familia,
ya que cometía errores año tras año.
Solo espero que me perdonen un día,
y observar esa viejita que me decía
que vivía equivocado.
leer más   
2
sin comentarios 11 lecturas versoclasico karma: 23

Ojitos tristes

Se dejaron la chispa, su luz, en alguna esquina. En la intersección entre el bombeo de la sangre y los equilibrios al soñar. Entre las caricias y las espinas.

Cuántas veces se cerraron con todas sus fuerzas para soñar más alto. Para sentir más fuerte.

Cuántas se cerraron flotando en lágrimas, esferas transparentes, imperfectas por la gravedad, que las deforma y las arrastra por las mejillas hasta que saltan del pómulo al suelo.

Cuántas miradas al centro de la Tierra. Como en un viaje de aventuras, indagando la manera de llegar al tesoro.

Cuántos cruces furtivos en escaleras. Entre la multitud. Conectaban a la perfección. Con miedo, y a pesar de eso, seguían buscándose. Como luna y lobo.

Cuántas miradas a las estrellas. Guardianas de esperanzas. Luces que duermen al alba.

Cuántas conversaciones en silencio. Cuánto pueden hablar unos ojos.

Y mis pestañas abrazaban las tuyas. Mis retinas guardaban tu esencia. Mis párpados eran lienzos de tus locuras. Ventanas de mis colores.

Ojitos tristes.
Ojitos cansados.
Ojitos dulces.


Llenos de magia. Pintados de flores.
leer más   
11
17comentarios 39 lecturas versolibre karma: 96

Volando a lomos de los versos

Cuando la luz se me fue a oscuro,
bajé hasta las entrañas de un lodazal
de llanto y barro de soledad.
Escavé túneles buscando la salida,
pero todos me llevaban
al punto de partida.

(No se puede escapar
cuando no se quiere ver).


Me guardé una llave
en el cuarto creciente del corazón,
pero con la ceguera lo olvide todo.
Me mantuve aletargada
esperando no sé qué mano
que nunca llegó a sacarme.

(No se puede ser rescatado
cuando no se pide ayuda).


A pesar del frío y el hastío,
una llama diminuta seguía encendida.
Calenté manos y voz,
calenté versos y brisas.
Las palabras me devolvieron
al espacio que ahora habito.
Me puse guantes blancos
y calcé zapatos voladores.

Ahora vuelo cuando escribo
y escribo para NO volver al oscuro.



Hortensia Márquez


Imagen sacada de Internet
15
18comentarios 56 lecturas versolibre karma: 103

Pétalos impares (Colaboración con @constanza_everdeen)

Vivir en modalidad lucha,
no existiendo amaneceres
ni atardeceres que saborear,
únicamente páginas que pasar
con los dedos humedecidos
por los ojos del cansancio;
buscar las grietas por las que la luz
filtra runas como alimento de la esperanza,
cincelarlas en papel con el carbón de los sentidos,
en la osadía de latidos que se rebelan
por ondear banderas blancas.

Dentro de la guerra y sin descanso en la tarea,
leo el pasado en los posos del café.
En este arrastre sin aliento,
dejo estelas bondadosas a mis pies,
para que otros las recojan en forma de lluvia.

Abrir la caja de música de tu voz,
aferrarme a tus ojos,
construir el camino en tu mirada
como salida al gris de la rutina,
garabatear un arco iris
con mis lagrimas y tu luz.

Un instante atrás todo era páramo,
un corazón asolado,
paisaje espectral sin tu aparición.

Coser nuestras manos,
acostarme en ellas
para que al abrir la mirada
en mañanas de adoquines,
tu alma sea el abrigo de latidos
que tiritan bajo la soledad.

Ahora la lluvia nos concede el regreso,
donde afloran los pétalos impares
y en forma de aguacero riegan nuestro verbo.
leer más   
15
13comentarios 96 lecturas colaboracion karma: 105

Sentimientos taciturnos

Hoy mis sentimientos amanecieron taciturnos.
Las palabras decidieron acompañar tu pretérito desconsuelo.
Aquella espera,
que fue la mía.

Y el sol del mediodía, parece no calmar el frio de la noche sempiterna,
que es la nuestra.
Deja las palabras revolotear tu espíritu en silencio,
ellas son niñas de la noche,
y recogen el calor lejano de las estrellas,
para colocar una guirnalda en tu pecho,
que tanto anhelo.

Ellas,
flotan paciente en nubes de la memoria,
recorre cielos oscuros y acarician ríos y riscos húmedos
esperando reconocer tu alma,
llenar tus vacíos de ansias enclaustradas.

Deja las palabras recorrer tu aliento, abrazar tu hastió.
Te las presto, te las regalo, ¡Amada!.
Prefiero que mi dolor sea mudo y conformado,
que imaginar una perla de cristal recorrer tu mejilla,
sin que mis labios la detengan.
en los tuyos.

www.youtube.com/watch?v=QgPiKgaMUA0
leer más   
12
12comentarios 52 lecturas versolibre karma: 96

Después de todo

Duelo mortal por el cansancio
profundo sueño de mentiras
así en vano es la agonía
de un desierto cubierto de recuerdos hechos cenizas.

Mis ojos fueron la sombra
de una mirada caída
un recuerdo áspero entre lágrimas
por una verdad perdida.

La noche se derrumbó en su caída
entre amores sordos de una eterna despedida,
he olvidado la existencia entre tristezas
de un amor que aún por otros gemía.

Nunca callé ante el silencio de la mirada
soporté el ego de la esperanza abatida
ignorando el sueño ufano
cuando ya nada lo sostenía.

Olvidé los sentimientos con el tiempo
entre el miedo que duele por la fatiga
como un dolor mudo
en el ataúd de las mentiras.

Después de todo
nací de nuevo entre los sueños
y entre palabras perdidas me encontré de nuevo
aprendí a caminar a oscuras en la corta vida.

Olvide morir en la tristeza
en la inocencia de una simple caricia
comencé de nuevo sin agonía
improvisando puentes en donde sólo había ruinas.

El mute
21/05/2018.
11
8comentarios 131 lecturas versolibre karma: 116

La Muerte Desnuda

Se extiende un mantel en el sueño del bosque.

Ella, con el lomo tatuado de días
lleva los años burlando la sed
la esperanza de comer lo que sobra del amor
pero no se afinca en el sueño
intenta brillar, ser real
acariciar los segundos de plenitud
aunque todo sea una broma
y la noche termine de atravesar
la noche que guarda el sol
el hogar de la lástima
donde el alcohol no corre
galopa incansable por el abismo
réquiem sobrio de la exactitud
y el tiempo de descanso.

Ella despertó algún día
enfrascando la incertidumbre
sin saber si esperara tanto
la muerte desnuda.
leer más   
9
4comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 88

Miles de gotas

Cascadas de ilusiones brotan por doquier
en el bosque encantado de la esperanza.

Miles de gotas llenas de imágenes sublimes
caen desde lo alto
en un viaje rápido y certero
con destellos de realidad difusa.

Caen... en un salto majestuoso
acompañadas por la luz del corazón,

caen... en una sucesión perfecta
conectadas entre sí por el brillo de mi niñez

caen... e impactan...
irremediablemente
en la roca más dura de la creación:
la de la negación.

Agua, anhelos, luz, niñez y corazón derramados
empujados a la orilla del arroyo de la vida
para fundirse en la materia circundante.

Tremendo derroche
en el bosque encantado de la esperanza.

Tremenda desilusión...
pues no quedan más bosques...
todos ardieron ya en mi interior.
leer más   
9
6comentarios 65 lecturas versolibre karma: 91

Ducha

Dicen que duchar
al corazón
purifica el alma.

Pero el mío
solo tirita.

Se que te esperaba.
leer más   
15
8comentarios 47 lecturas versolibre karma: 96

Amiga Soledad

¿Cómo empezar cuando solo ves finales?
¿Cómo seguir si no tienes un principio?

¿Cómo voy a soñar si nunca duermo?
¿Cómo voy a encontrarme si no me he perdido?

Te busqué por calles estrechas, llenas de bares,
donde la música sonaba moviendo cuerpos que bailan
—que bailan o solo se mueven—.

Te busqué entre la gente que impedía que pasara.
Nunca quieren que te encuentre.
¿Por qué sueles esconderte?
Tú, vieja amiga, compañera incansable.
Sabía que podría encontrarte en el rincón
donde siempre supiste esperarme.

Últimamente, te he traicionado
con otras compañías, pero tú
no has dejado de abrigarme
los días oscuros, las blancas noches.

Descansa amiga, descansa
que tú siempre estarás para acompañarme.
leer más   
14
10comentarios 64 lecturas versolibre karma: 87

A veces

Escribes.
A veces escribes para que no ocurran las cosas,
a veces escribes para que ocurran.
A veces escribes para convocar a lo perdido,
cuando sabes que definitivamente está perdido
y que no hay manera de recuperarlo,
sin embargo escribes.
A veces escribes contra toda esperanza,
o a favor de toda esperanza,
aun sabiendo que lo uno o lo otro no tiene ningún sustento.
Y escribes.
leer más   
1
sin comentarios 8 lecturas versolibre karma: 12

Amor en tiempos de Internet

Furtivo, acaricio con mi tembloroso cursor…
En una retraída esquina de mi ventana virtual,
El daguerrotipo digital de mi amada.

Navego paralelamente las líneas del flujo binario de su tiempo
¿Con que melodías lubrica su rotación planetaria?
¿A qué oraciones se pliegan sus esperanzas?
¿Qué contenido habrá compartido con el mundo y salpicado a mí?
¿Qué poemas conforman puentes a la memoria de los besos que nos faltaron?

Desconozco el rumor de su voz en la tribu virtual a la que no pertenezco,
La ruta geográfica donde no tomo su mano,
El cursor palpita al ritmo de mis latidos y mis dedos se aproximan a su portal,
Permutaciones infinitas que nos separan,
!Backspace!, ¡Backspace!, ¡Backspace!...

El cursor en blanco espera, se agita, titila, languidece …
Un suspiro real, una lagrima efímera, un sorbo de café…
Y del breve dolor una oda germina,
Para flotar sin acomodo en el océano quántico del tejidos multi nodales,
Aguardando atracar estocásticamente al puerto ochenta de su Mac o PC,
Procurando despertar el recuerdo en tus pupilas,
Convergencia de dos instantes,
Singularidad absurda,
Décimo tercera interrupción que torna azul el tragaluz de un día,
En su humanidad y la propia.

La vida en común no apaleó un reinicio
Solo viejos algoritmos de emociones que siguieron en nuestras almas
Determinismos olvidados del pretérito que fuimos
No hubo segunda versión.

www.youtube.com/watch?time_continue=1&v=2eIy648WfJQ
leer más   
4
4comentarios 21 lecturas versolibre karma: 59

Análisis de laboratorio a tu amor

Quisiera hacerle
un análisis de laboratorio
A tus sentimientos,
para poder asegurarme
Lo que tú sientes por mí

Si de alguna manera pudiera contar,
Con un test aprobado por la AOAC
Que certifique una sensibilidad del 99 %

Si pudiera extraer asépticamente
una pequeña muestra
De 25 gramos de tu corazón
E hidratarla con un caldo
De cultivo de caricias
Luego encubarla por 16-22 horas
Con la temperatura de mi cuerpo y mis besos
Posteriormente, extraer el caldo
Y colocar 5 gotas
en un dispositivo de lectura,
esperar por 5 minutos
Y después… llorar o ser feliz.
leer más   
5
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 79

Viajero Naciente

Que camino habremos de recorrer
Cuando llegue el final del viaje
Y el tabaco sea ceniza
Y el recuerdo se disipe
Como cigarro del humo
Como mariposa del gusano.

¿Será que habrá viaje después del viaje?
¿Seré vida después del cadáver?
Seremos viento
Ola bravía
Rebeldía de
REVOLUCIÓN.

Es que espero, compañera, y sin rencores
La carne se desgarre
Los huesos se corroan
Y en el último, primer, segundo
llegue un velero a (en)callarnos
Ante piedras estoicas
Para olvidar con lagrimas
La malaria de un detalle
Para acordarnos
el milagro de la carne

Todavía somos humanos
Todavía podemos
EQUIVOCARNOS
leer más   
9
10comentarios 61 lecturas versolibre karma: 98

Breve recuentro digital

Martes, 5 de junio 2012, 6:38 P.M.
El breve instante aleatorio que escogiste,
Para reposar tus silencios, ¡como siempre!.
Yo por mi parte te dejo los míos,
y con ellos,
sus latidos,
la cavilación de la luz en el iris y un suspiro.
El ir y venir de las letras que tratan de comunicar,
el magma que descansa en subsuelo de mi ente,
quejido póstumo.
Fantasmas de una quimera,
abruptos vapores de la utopía.
Se feliz.

II
La luz de tu retorno se desvanece tras mi vida,
que transcurre ordinariamente anónima,
algo duele, no logro identificar donde, ni que, ni cuánto.
La vieja herida, ayuda a sanar la nueva, levemente auto infligida y atemporal.
Hoy Venus hace sombra a Sol,
esperaré su marcha para celebrar,
mi breve paso tras el péndulo de tu día,
ayer y hoy.
Solo espero recuperar las palabras,
que consuelan la soledad de mis tribulaciones.

www.youtube.com/watch?v=iakWkSdTgok
leer más   
2
2comentarios 18 lecturas versolibre karma: 34

Tormenta

En esa oscuridad que precede a la lluvia
está oculta la brisa
que se enreda en los árboles
y solo se desata en la tormenta.
En esa oscuridad juega la luz
y se columpia, sigilosa, entre las sombras.

Ante tanta grandeza solo cabe el silencio
y rendirse a las nubes
que nos visten de lágrimas
y esperar que la calma
reconquiste el paisaje
mientras vuelve a pintar
de azul el horizonte.

Aurora Zarco.
leer más   
14
7comentarios 49 lecturas versolibre karma: 90

Morir de piel

Prosaica madrugada
de almohada sin sueños
y velas sin lumbre.

Adormecidos los pétalos,
las flores se ven lánguidas.
Como gotas de lágrimas
que van cayendo
por la faz de una sombra
proyectada sobre la cara oculta de la Luna.

En el puño cerrado de la mano
guardamos las caricias nonatas.
Esperando la piel que las busque,
anhelando un abrazo con alma.
¡Cuánto tiempo malgastado
en reproches sin palabras!

No tocar es morir un poco de piel.
No besar es dejar secar la saliva.
No abrazar es desvanecer la calidez del espacio.

Estamos hechos de piel y roce,
tanto como de sueños y anhelos.




Hortensia Márquez


Imagen: de la película "La piel que habito"
21
18comentarios 147 lecturas versolibre karma: 115
« anterior1234550