Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1904, tiempo total: 0.028 segundos rss2

El viajero

Viajero incansable
de corazón tullido
con demasiadas pérdidas.

El amor se ha sumido
en riscos de hielos,
casi primigenios,
de pupilas gélidas.

Abstemio nigromante
de cualquier amor
que nunca fermentara
al calor de una estrella.

Oteando universos
sigue su camino,
edad tras edad,
buscándola a ella
leer más   
11
9comentarios 51 lecturas versolibre karma: 89

Solo quiero hablarte

No temas que no te guarde silencio
solo quiero hablarte
de cosas sin importancia, cotidianas
del beso sin boca
que despierta mi piel cada mañana
de la mirada primera
cómplice de soles abrasadores, quieta
redentora de ilusiones
del tacto de tus manos
derramando ramos de fresa y nata
de la sonrisa abierta
amurallada en la sola inmanencia
de la torpeza de tu pelo
dejándose enredar entre mis dedos
de tu figura
sorteando fugaces estrellas, fuente
de lumínicos efluvios
de cosas nuestras
como aves trepadoras de la voz
del gesto
de la sospecha
de volver a encontrarte etérea, asidua
del sol y la luna
de la única señal
inequívoca de tu suerte y la mía
de no saber por qué
sabiendo por qué
solo quiero hablarte
7
2comentarios 49 lecturas versolibre karma: 81

El céfiro atardecer almacenó mis cavidades rotas...

En la encrucijada de tu boca temblorosa
el céfiro atardecer almacenó mis cavidades rotas
la trastocada conciencia cabalga sin rumbo
y se descarrila en abandono bajo este cielo gris.

Mi corazón se acelera y el pulso tiembla
como lo hace la borrasca cargada de lluvia
cava tu silencio en este ramal de estrellas
que el ocaso se desvanece en esta noche fría.

En la encrucijada de tu ahogo crepuscular
apilé las estrellas, de mil en mil
el silencio fue profanando su vestidura
y la luna sustrajo su brillantez.
La noche quedó totalmente a oscuras
dando paso a la más oscura sensatez.

El camino de asfalto se atesta de hojarasca
y la fontanela de una pequeña oruga
pretendida por el tedioso carrusel invernal
se arremolina en el paso polvoriento,
agradece al vendaval su simplicidad.

La brisa pasajera se agarrota en el pavimento
y se oyen gritos de bestia desolada,
son Almas que golpean las sombras
pintadas por el pueril terroso de la aurora.

Un pasado que no sale a su encuentro,
un futuro incierto que no existe
la lejanía arrincona su bizarría
solo el presente nos acompaña.

No pudimos conjurar una noche estrellada
ni alcanzar la columna delgada del pensamiento
la vida es un preludio de eventos
cortos y largos, círculo eterno.
Sin aliento y suspiro
la mente no se detiene
la alacena de caoba y hierro
aun almacena los secretos.
leer más   
8
6comentarios 53 lecturas prosapoetica karma: 99

"Cometa"

Dedos del devaneo
batalla de piel
entre dos almas rotas
te resuelvo luna entreabierta
me vierto planeta dentro de ti
me amamanto de estrellas
galopa en temblor el deseo
en su corcel de néctar
en espasmo redentor
la culpa fermenta
un gemido después
otra vez ubicuo el vacío
otra vez soliloquio la derrota.

Tormenta de pétalos
en carne desierta
rezuman por los poros
pecios de alma
de isla sedienta
cuando me derrame del todo
cuando me desborde el ocaso
aguardaré el hachazo celeste
el cíclico adiós en abrazo
del cometa del dulce latido
de su eterno árido giro
en rechazo.
leer más   
5
2comentarios 56 lecturas versolibre karma: 85

Pasó la muerte...

Pasó la muerte a su lado
con la guadaña maldita,
disfrazada de sirena
y con preciosa sonrisa;
engatusaba su aspecto,
la figura tan precisa,
acompañada de niebla,
del nordeste y de la brisa,
y le invitó a que saliera
a la mar, en su barquilla
para pescar unos peces
que sirvieran de comida,
y, confiado, aceptó
y se creyó la mentira
que le acercó a la galerna
con su borrasca temida...

...Y, entonces, en la batalla,
cuando remar no podía,
él comprendió los embustes
de la sirena asesina,
ella quería su suerte,
abrazarle con su tinta,
estrellar a su trainera
y correr una cortina,
porque la muerte no acepta
la mirada y la caricia,
ni la pasión y los besos
y el amor y la utopía...
Pero quería luchar,
regresar hasta la villa,
aguantando la galerna
de la manera más digna...

...Pero la muerte, a sus ojos,
llegó con daga muy fina,
arrancándole los sueños,
las ilusiones, la vida,
y se quedó en aquel limbo
de un poema sin esquinas,
y los versos se perdieron
por alguna alcantarilla
y es que a la vida, la muerte,
le profesa gran envidia,
y destruye a quien la vive
de una manera tranquila,
en silencio, sin molestias,
arropado en su familia,
y tragándose las hieles
por el dolor de la herida...

"...Pasó la muerte a su lado
para doblar sus rodillas,
y el hombre dijo que no,
que a la galerna vencía..."

Rafael Sánchez Ortega ©
14/07/18
8
2comentarios 47 lecturas versoclasico karma: 95

Adagio

El trino de tu canto
cual un adagio de Albinoni
emitía compases y sones
que me llevaban al llanto.

Eras una estrella fugaz
y yo mordí el anzuelo
cuando prometías el cielo
con tu encanto falaz.

¿Qué te hice yo, amor mío
para caer en este abismo
si para mi fuiste un istmo
donde varé tras el naufragio?

Tus palabras frías y mordaces
fluyen hacia mi como un aluvión
y rompen mi marchito corazón
aunque luego hagamos las paces.

Las notas que surgen del piano,
mientras acaricias el marfil
parecen ser el único elixir
que acaba con este dolor insano.

¡Con tus ardides me engatusaste!
Déjame ya remontar el vuelo
que mi pena no tiene consuelo
por mucho que me abraces.
leer más   
9
9comentarios 87 lecturas versolibre karma: 95

En Su Jardín

Hablame bajo esta luna,
que solo me lleva a ti;
corona nuestros recuerdos,
con la lluvia y pequeños destellos.

El marcapasos no traicionará esta vez,
ni el vibrato inesperado del móvil,
ni la distancia absurda,
que suele envolverse en nuestros pies.

Hablame que aquí me tienes,
y enciende esta tibia noche;
como lo hacen las luciérnagas,
que danzan bajo las estrellas.

Acampemos aquí y ahora este presente,
encendiendo una fogata con recuerdos ingratos,
llenemos nuestros labios con más promesas,
dejemos caer al suelo nuestros engaños.

Hablame en susurro al oído,
para tallar este momento en mi memoria;
porque el color que emana de tu boca,
son tresillos de dulce sonido.

Hablame fluido y concreto,
para quedarme en algún recuerdo.

Niorv Ogrin
8
8comentarios 84 lecturas versolibre karma: 89

Cielo nublado, húmeda luz

Eres de esos cielos nublados
de los que nunca
se quiere despertar.
Un soplo lejano
que besa cada poro
y la piel se exalta
con tu abrazo en la chimenea
de humo gélido,
imaginado.

Eres azul, fuego
ojos sin rostro
mirar de miel;
cavaría al centro de la tierra
para encontrar el secreto
de tu profundidad.

Absurdo desespero
por tu voz de ángel,
tu latido en vuelo
que grita la verdad errante
de tu alma agrietada;
y mis manos,
aunque no saben ser alas
quieren llegar a tu cielo 
y sostenerte la lluvia.

Eres ese cielo nublado
donde mis estrellas
humedecen su luz.



Dee Dee Acosta
leer más   
14
6comentarios 71 lecturas versolibre karma: 106

Premonición

Si decidieras irte a otro planeta, la distancia que me tocara recorrer hasta encontrarte tendría una mínima parte del tamaño del amor que por ti yo siento.

Si te fueras, y entonces me tocara guardar estos besos que de mi ser brotan abundantes, ni las estrellas alcanzarían para contarlos.

Si te alejaras de repente, la arena del desierto no sería suficiente para llenar relojes en la impaciente espera que me agobia mientras a mí tu vuelves.

¡Oh, si te fueras!

Y si decidieras sacarme de tu vida, ni el agua que a raudales corre por las Cataratas del Niágara, podría borrar de este planeta las lágrimas que mis ojos derramaran.

Pero si me faltaras, si supiera que tus sentimientos no son míos, quedarían como la sal de un mar olvidado, depositados en mi alma, y mi corazón los desgajara y trozo a trozo los vertería en ríos que jamás se encontrarán, y en ese entonces haría que mi espíritu emigrara a otro planeta.

Goce de la primavera y premonición de un final e invierno inevitables.

David Felipe Morales
29 de noviembre de 2015
4
sin comentarios 29 lecturas versolibre karma: 44

Con eso me basta

Vivir,
no quiero solo existir
gastar los días prolongando el tiempo
con el dolor y otras adicciones marcando siempre los pasos.

Tal vez eso es sencillo,
trastabillar en los límites de la cordura
simulando respirar el aire puro de los árboles del campo
esos que ayer eran otros y ahora son un simple librero.

No desesperes si el aroma de las flores
no es un encanto que cautive a los otros,
tu palabra va inquieta por los millones de palabras
que no se leen pero que trastocan el universo.

Con eso me basta
Con un pequeño brillar de las estrellas,
con un suspiro que sale intrépido por cada verso
como un sentimiento que se ahoga en el olvido.

No desesperes
Es mejor reír a carcajadas aunque te tilden de loco,
nunca lograrás cambiar sus ojos
pues tienen tatuada en la memoria su propia nostalgia.

Vivir
no solo existir
que las hojas de tus libros huelen a viejo
deja el dolor
que las otras adicciones marcarán tus pasos.

El Mute
20/07/2018

Con cariño para Alejandro y Alfonso.
19
28comentarios 188 lecturas versolibre karma: 110

Mi barco de papel

Cuando niño hice un barco de papel;
era frágil, ahora ha envejecido.
Cuando niño jugaba a navegar sobre él;
arribó a puerto, pronto habrá desaparecido.

Recuerdo que jugaba a ser marinero,
que emprendía viajes sobre diversos mares;
y así, de tanto navegar, recorría el mundo entero.
Es una lástima no haber conocido esos lugares.

A veces soñaba que era pirata,
mas era un Robin Hood de los océanos.
Iba a ciudades. Conseguía oro y plata
y luego lo cedía a los pobres aldeanos.

Al llegar las aventuras yo era valiente;
intrépido y tenaz, sobreviví a cada una.
Hambriento de retos, viajaba constantemente.
Mi alma brillaba tanto como la llena luna.

Un camino de estrellas guiaba mi embarcación,
entonces olvidaba que era un barco de papel.
Latía tanto mi pequeño e ingenuo corazón
cuando volaba por las aguas montado en él.

Un nuevo norte nacía con cada amanecer,
otra fantástica historia que comenzar.
Mi barco y yo las olas debíamos romper
para no sucumbir frente al bravísimo mar.

Pero llegó el tiempo en que tuve que arribar,
quedarme en puerto para nunca más soñar.
Poco a poco el viento dejó de soplar
y un nuevo viaje no volvimos a empezar.

Me di cuenta que era de simple papel
mi lindo barquito, juguete de mis pensamientos.
Sé que de niño yo anduve sobre él.
En mi pecho están guardados esos bellos momentos.
leer más   
7
1comentarios 73 lecturas versolibre karma: 103

En los ojos, cerezas

Me sigue electrizando la piel el mero recuerdo. De un salto al vacío, enorme, surgió un mundo y aparte.

Caí, rebotando entre piedras vestidas de musgo, en la planta baja del planeta. El nuestro.

Era distinto. No tenía horas ni minutos. Tenía sonido de agua. De respiración tranquila, rota a veces por los pulmones llenos de besos, aéreos.

Era un planeta oculto. Ignoto. Sólo tú y yo sabíamos el camino. La puerta entreabierta entre Júpiter y Marte.

La temperatura se medía en las palmas de las manos, capaces de fundir la piel al natural. Sin conservantes ni colorantes.

Era del color de la menta. Sabía a limpio. Era suave, sin cortezas.

Era la lluvia a deshoras. Un amanecer de noche. Un mundo dado la vuelta. Sin costuras. Las sonrisas eran rojas siluetas.

Eran cielos trapecistas, madrugadas entre magia. Era viento fresco. Eran dudas, pero también certezas.

Era un mundo nuevo, pero ardía como las estrellas primigenias.

Eran vuelcos entre velas. Eran lenguas gemelas, labios incesantes. Eran sandías en las mejillas y en los ojos, cerezas.
leer más   
11
11comentarios 81 lecturas versolibre karma: 90

Besos de helio

Con helio y besos
se llena de colores
y vuela el globo...


Le até un abrazo
de esos como de invierno
y labios rosa
que corté en primavera;
él, con premura
sigue estrellas fugaces
para rozarlas
y el hálito de vida
que está en tus ojos
soplará en su nariz…
…bailará para ti.

En tu ventana
verás llegar danzando
un globo rojo…





Dee Dee Acosta
Jul.19/2018
leer más   
16
11comentarios 82 lecturas versolibre karma: 91

Busco mi templo

Escalinata
que no tiene fin,
donde descansa
la catedral de mi alma,
llena de caminatas
sin nombre,
puentes que se levantan
en silencio
retrasando
aeropuertos sin salida.

Contemplación
que busca
conversaciones eruditas,
bártulos encarnados
de sol poniente,
se desgranan
los contornos agitados
de insólitas formas,
sonidos perturbados
llenos de tortícolis,
y llanuras
de amplias extensiones
dibujan paisajes
nacidos de la nada,
derrochan sarcasmo
en mis ojos
y saliva de marrullerias
de índole incontable.

Se agotan mis sentidos
y me dejo esculpir
de sol y viento,
ondulando jardines
de frentes anchas
pobladas de imagenes,
de arcos
buscando sus jinetes,
galopan por vertientes
de encendidos lagos
tras estrellas pálidas.

Ahí estoy yo.

Junto a mi templo,
donde guardo mis cipos
en mosaico,
junto a mis múltiples garabatos,
entre azules y rosados.

Ahí estoy yo.

Extasiada mi alma
corre calle abajo
por calles mágicas
de luces y sombras,
cruzan mis ojos
bóvedas de crucería
vetadas de pan de oro,
cubierta de cielos
que pisan prados al alba.

Ahí estoy yo

Agitada por los versos,
buscando mi estrofa
entre papiros
que nacen
en mi memoria.

Angeles Torres
leer más   
15
8comentarios 69 lecturas versolibre karma: 100

Píntame

Píntame

Toma tu paleta,
busca tus colores y píntame;
píntame en sepia y luego hazme tornasolada.
Toma tus pinceles,
mezcla las texturas y úsame de lienzo,
pinta mis piernas en ámbar y hazlas reflejo.
Toma tus espátulas,
también tus pasteles y mi cuerpo entero,
hazlo azulado, verde, naranja y plata.
Toma tus manos,
llénalas de oleos y úntame de luces y
abrillanta mis canas con polvo de estrellas.
Toma tus blancos,
ilumina mis pechos con dulces jazmines
que alimente jardines de infantiles sueños.
Toma tus brillos,
y llena mi vientre de azules mariposas,
que en vuelo de génesis confundan al tiempo.
Toma carmines y
tiñe mis labios con rosas sedosas
con besos de raso que arrullen al verbo.
Toma lo etéreo,
lo puro, lo bello y pinta mis pelos
hazlos con plumas y remontemos vuelo.
Pinta distraído, pinta todo el cuerpo.
Tomaré mis gubias y
tallaré en tu pecho un corazón nuevo.
dejándole impreso profundo Te Quiero.

A.B.A.2016 ©
Buenos Aires
Argentina
leer más   
11
8comentarios 67 lecturas versolibre karma: 93

Esta noche dame alas

Esta noche dame alas.
Para cambiar la nostalgia
Por una sonrisa en los labios.
Dame alas...
Para cruzar los sueños.

Esta noche
Quítame del alma los miedos.
Llévate la tormenta
Y tráeme la calma....
A corazón abierto.

Esta noche dame alas.
Para dibujar ilusiones
en las orillas del recuerdo.
Para escribir boleros....
en tu pecho.

Esta noche
Quiero ser cometa
Robar estrellas.
Trepar por las quimeras....
A golpe de madrugada.
leer más   
15
8comentarios 63 lecturas versolibre karma: 89

¡No te apagues, por favor!

Porque
me dueles,
carajo,
me dueles
a morir,
¿por qué te vas?
cuando te ofrezco
un universo de amor

¿por qué?

Es que me dueles
mi estrella fugaz,
luz brillante
en mi firmamento

¡no te apagues
por favor!

¡Brilla para mí,
por mí!
leer más   
19
15comentarios 91 lecturas versolibre karma: 90

Me gustas, verano

Medianoche. Julio. Carretera en La Mancha entre rincones de siembras de maíz.

Cuando el sol se va a dormir, surge la hora mágica de aspersores traviesos.

Gotitas de agua juguetona que a las mazorcas les roban besos.

Huele a naturaleza despierta. Las hojas del cultivo son siluetas recortadas entre las estrellas y la luna, lunera.

Las espigas mojadas son bigotes de gatos curiosos que acechan la parábola de agua lanzada en la oscuridad.

Campos sedientos que beben sin cesar y devuelven olor a tierra mojada, satisfecha como el que calma su ansia en un oasis, como lucernas repletas de aceite que alumbraban en la antigüedad.

Grillos saludan al cielo. Es su pantalla de cine: "Orión" en cartelera.

Camino en recta infinita, el amarillo y el verde están arropados por una sábana oscura, juguete perfecto de polillas y luciérnagas.

Me gustas, verano.

Me gustan tus noches. Tus paseos. Tus viajes.

Me gusta tu gesto al reír, porque suenas a noches vivas y largas. A geranios regados. A jazmines y césped caliente.

Me gustan tus dedos en mi pelo.

Tus helados a deshoras.

Tus ventanas abiertas cuando caen las estrellas y tu brisa en los pies descalzos.

Suenas a cabello alborotado, a sillitas a la puerta de la calle. A vecinos cómplices. A encuentros inesperados.

Me suenas a conocer caras nuevas y ciudades viejas, pero a estrenar en el alma.

Al volante hay kilómetros de olores.

Sigo entre el asfalto y el maíz. Los aspersores han mojado las cunetas, han salido de su zona de confort.

Me gustas, verano. Porque contigo, soy yo.
leer más   
14
12comentarios 85 lecturas versolibre karma: 97

A media voz amar (con @rebktd & @Un_Fool)

Si yo pudiera… a media voz amar

quizás te besaría sin parar
quizás te miraría hasta saciar la sed
o simplemente confesaría que muero por ti
o simplemente te haría el amor

Si yo pudiera... amar a media voz

Lanzaría el latido hasta rozar tu sol...
Susurraria en tu pecho
te mostraría quien soy

y solo allí, junto a ti
siendo eco de una misma canción...

Desnudaría mi voz...

Si yo pudiera... a media voz amar

un mar de sentimientos
por ti desbordaría

cabalgaríamos
a lomos de estrellas fugaces

y en el pentagrama del firmamento
escribiría nuestra canción.

Si yo pudiera… a media voz amar

amalgamaría a fuego lento
mis caricias en tu piel

encendería la chispa
que haga tu volcán estallar

y sin dudarlo ni un instante
te nombraría mi canción.

Si yo pudiera... a media voz amar...

Recorrería tu espalda
enlazando los besos en el vals del amor

Vaciando el aliento que palpita en mi pecho
suspiraria en tu cuerpo

Bailaríamos juntos

Apagando mi voz...

Si yo pudiera... amar a media voz

Sería mi cuerpo tu sonata
tu vientre mi arpa
tu piel el teclado infinito
tus besos melodía

y el grito ahogado de nuestro éxtasis
el dorado chorro ardiente
y la sinfonía
que con la tuya y para siempre
fundiría mi voz.


~~~~~~~~~~~~~~~~

@rebktd
@Un_Fool
@AljndroPoetry

2018-jul-18
leer más   
26
30comentarios 213 lecturas colaboracion karma: 90

En un rincón de mi memoria...

En un rincón de mi memoria se esconde un recuerdo
un velo de seda lo cubre y no me permite
ver más allá de su territorio…
existe una frontera una línea divisoria
una línea recta.
Una espesa neblina se cuelga en el tendero de sombras
y el recuerdo sigue... no da tregua y la señales son confusas
van y vienen y sigo tejiendo la red como lo hace la araña
cuando hace su oficio de tejer de un arbol a otro.
Cada hilo que mis manos tocan la red crece en tamaño
y el recuerdo está ahí como llama perenne
y en la escena del recuerdo veo un mar laconico
que se desborda con cantos de sirenas
y las sirenas ahuyentan el banco de peces
y los peces escoltan la nave del olvido.
De una mampostería salen
un puñado de mariposa de varios colores
y es ahí cuando sale a luz el indescifrable recuerdo.

Cerca de las paredes del jardin de la escuela
una niña que me acompaña me dice con voz debil o trémula
...Si… te acepto como novio…
…y gracias por llamar mi atención…
…mírame de frente no esquives la mirada…
… me gustan tus ojos negros/
Y yo perplejo me quedé... solo balbuceaba... las palabras se perdieron
estaba como en trance parecía un monje tibetano
atrapado en una meditación silenciosa
y nos tomamos de la mano y
((El jardin de la escuela se convirtió en el bosque más frondoso))
un beso esquivo recorrió nuestro labios
los rostros de los incipientes enamorados
parecían olas arreando arco iris y otro rato
eramos el pincel sumergido en la acuarela.

Ese día un colibrí que aleteaba su tedio
voló tan alto que se perdió entre nubes, algas y algodones
yo comenzaba aletear las alas también
salíamos del paraíso bíblico EL EDEN...
y comenzaba a nacer la semilla de la conciencia
con las imperfecciones que la sociedad moderna establece
atrás quedaban las travesuras de juego
en ese instante se inoculó LA LLAMADA DEL AMOR.

Los días, las tardes, el sol, la luna y las estrellas
dejaron de ser importantes ///éramos novios
y empezaba a tejerse el más lindo holograma
un tatuaje de corazones pinté en la cima del viejo almendrón
cada vez que pasaba removía su cumbre y
dejaba caer sus hojas y follaje.

Autor: Ramón G. Pérez B.
Venezuela
Derechos Reservados copyright ©
leer más   
10
4comentarios 75 lecturas prosapoetica karma: 90
« anterior1234550