Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2380, tiempo total: 0.007 segundos rss2

Adore

En los ojos del mundo
mil y una nubes de distancias

a imitar

el voraz ritual de la noche
en pocas palabras
(se desangra)

como regalo en un día de estrellas
imaginarias en la tierra
o mejor,
entre otras de las muchas
estrellitas
de agua en el mar

d
o
c
i
l
m
e
n
t
e

un invernadero de nervios, y un hombre bueno pilotando el sol como un astronauta en las pupilas de una estrella de otros mares.

-qué visión más remota-

Así nació crepusculares
como testigos instantáneos, insurrectos…

Utopías, el de rehusar a entregar el alma lentamente

(Demoramos bebiendo café a la sombra de un crepúsculo o a luz de un arcoíris)

Atisba el escorpión mutilado
de cárcel
y de alguna oración que culpar en un crucifijo;
y en su propia cola
el veneno y antídoto a cuenta gotas

Desde el inocente canto de un ruiseñor
enjaulado
ha de resucitar
un deshuesadero
en fuga, ya sin es culpa que atormente.

Será el mejor beneficiario,
Poeta, eres el único impostor:
el vómito de tus palabras
que sentencian
a seguir el camino encarnado a una estrella de mar y de tierra

en los aires, santificado sea de nombre, hombre primitivo de rodillas o levantando las manos en señal de adoración.
leer más   
12
10comentarios 57 lecturas versolibre karma: 136

Podemos ganarle a la muerte

Todos moriremos, ¿sabes?
No podemos ganarle a la muerte, pero podemos ganarle a la muerte mientras vivimos.
Mientras salimos a tomar algo con amigos.
Mientras subimos a la terraza, los dos, miramos las estrellas y nos reímos.
Mientras me acurruco en tu abrigo, porque hace frió.
Mientras entras de noche a mi habitación y yo solo te miro.
Mientras luces tu mejor vestido.

Así que si, puedo ganarle a la muerte.
Solo mientras esté contigo.
8
6comentarios 40 lecturas versolibre karma: 114

"Ruinas"

Me descuelgo de la telaraña existencial
a galopar en el corcel del universo
titilar del íntimo colibrí
sacudida en el arcoiris quetzal
brotar dulce herida
espasmo en el verso.

Pero al mirarte fuente pecado
te resuelvo páramo venial
viento del alma refrenado
marasmo en gemido banal
desde tu carne acantilado.

Inflo lunas menguantes
satino mustias estrellas
dibujo caminos flotantes
tras tus doradas huellas
persigo el latido azul
de los amantes.

Pero al alcanzarte errante ilusión
piedra de quimera
cuervo de algodón
regreso a las ruinas tambaleantes
de mi vencido corazón.


www.youtube.com/watch?v=VgWfLi5jwrg
leer más   
15
5comentarios 87 lecturas versolibre karma: 122

Parodia

Cuando vestí de demonio,me veía ángel.
Cuando nacieron mis alas,me creí transeunte.
Me sentía fuerte, y solo miraba al frente.

Solo cuando me descubrí, geometría circular,punto en escala infinita.
Estrella muerta;irradié vida.

Solo al abrirme,desintegrarme,
en colores otoño;
Comenzé a existir de verdad.
leer más   
19
8comentarios 90 lecturas prosapoetica karma: 138

Candidez Catilinaria... (Experimental)

CANDIDEZ CATILINARIA
(Experimental)

Sigue y sigue, sigue pues, asesinando,
al pino, al roble, al aire mismo,
ya mañana tus retoños serán polvo,
y en la caja sus cenizas.
Ya en la piedra el vino, se embriagará,
con la geometría en calcetines,
y un lápiz llorará, tierno acero,
en florido balcón y juventud,
sangrando los últimos refugios.

Ven, almacenista.
¡Vamos al almario dulce y frío!.
Con la grisura del aliento.
Aunque grisáceo vea todo blancura.
¡Vaya dulceza de dulcería barata!.

Porque persuadió al pañizuelo picudeado.
Paupérrimo patituerto perdulario.
Donde preciosura presuponía.
¡A los arácnidos persuasivos!.

Balidos, granadas, leones,
rojedad, tambores, estrellas.
Hierbamala sobre la tierra,
y cicuta sobre las pieles.
Espadas en la nuca,
plomo entre las cejas.
¡Asombro herido!.

Nulidad hecha zapatos y bicicleta,
en moribundos hospitales,
del cañón carne y orgullo,
del caracol del estiércol.
¡En la niebla del sudor y sangre!.
¡Caminos de lenguas mudas!.
Las hojas invisibles,
caen como la lluvia,
en gotas, chorros y cataratas.

Oscilando en la vida del péndulo impúdico.
Que deja una luz clavada en carne seca.
En la encina bajo el lago de inocentes,
del vino embriagador del embeleso.
¡Como amor adinerado rapaz avieso!.

En el destino lleno de secos labios.
Ecos largos que hierven en la eternidad.
Cuando la profundidad sagrada duerme,
con el desierto pétalo estelar pendiente.
¡Y el crepúsculo soñoliento enferme lábil!.

Cuando endeble enternece
Cuando
El olmo
Solo
Dé ciruelas
Y el higo mandarinas.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)
.
leer más   
12
5comentarios 51 lecturas versolibre karma: 127

Helada dulcedumbre... (Experimental)

HELADA DULCEDUMBRE
(Experimental)

Sería
Al encender la sombra de alegres
Agridulces
Labios sueños derramando música
¡Laboriosa en grande la crueldad!
Se expande al engaño fácil
¡Qué ausenta, del mundo alborotador!
En la conjunción espiral del hundirse
Los rincones que guardan escondidos
Los libros del tembloroso polvo
Los ensueños bajo su almohada
....¡De lo qué fue sin venir mejor!....Sólo
Helada
Dulcedumbre
Helada
Sólo

Un sedativo cenit pasadizo
Un lirio entre palabras
Adyacente llanura yerma
Al clavel entre los huecos
¡Oh, helada dulcedumbre!
Parecíame era grisácea
...Y vistiéronle al negror enrojeciendo...
El negror enrojecido
¡En la misma sangre del alma extinta!
Parecíame era grisácea
Y vistiéronle, vistiéronle de ausencias...

Los ecos ya lejanos, ya cercanos
Anidan entre las puertas y las ventanas
Y en todo caso
¡Caídos pidiendo estrellas más!
Al abrigo de la orilla, al abrigo ya perdido
Por eso............
De agridulce dulcedumbre
Helada
Al otoño de la orquídea
¡Más qué infortunio aniquilador, más, sí qué más!
Queda, en la excesiva belleza
¡Inmóviles los mares anudados!
Helada
Dulcedumbre

Helada... Dulcedumbre, dulcedumbre, dulcedumbre.
A los buques en olas parduscas
Dulcedumbre helada y agridulce
...¡Entre nequicia nequáquam justo!...
Como
Del culto adictos de Nergal
...¡Más neroniano qué Nerón!...
Por
la nostalgia qué la cumbre habita
Por

La inquietud qué la bruma amortigüa
...¡Opalina opacidad opípara!...
Labrando la intimidad con todo el desconsuelo
Por
Todo
Aquéllo qué hubiere sido
¡Sin andar la sonrisa esperando!
Aquéllo
Qué
Habría sido
¡No nostalgia infame injusta!
Helada ducedumbre siendo.............
Cuando agradezcan los gusanos
Todo
Lo
Qué
Hubiese hecho
Más
¡Qué si hicieran lo que hiciesen!
Al encenderse sombras de los ensueños
Con sus nodrizas pesadillas a cada lado
¡Labios al cielo, amados astrolabios!
Ya habrían agradecido la mañana
¡Qué abría, soñando, la ventana!
Al ver abierto
Aquéllo
que habría cerrado.....

Siendo
Hogaño
¡Helada y agridulce... Dulcedumbre y agridulce!
Y
Al
Qué hubiese agradecido
De
Haber

Podido... ¡Sin morirme en tantos qué revivo!
Si, sí, qué revivo, por morirme a diario, en los
miles eliminados, exterminados, por cucarachas
En la basura, escritorios, sillas, edificios, periódicos, oficinas, obstáculos, obras, ventas,
quejas, mandatos, manipulación, ceremonias, cementerio, censura...¡Ebrio raciocinar!....Recordando, recordando.
De
Hogaño
De
Piel
A
Hueso

Recordando helada dulcedumbre recordando........


Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)
Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=10672 © Latino-Poemas
leer más   
14
6comentarios 46 lecturas versolibre karma: 133

[Inevitable (casualidad)]

Ella ...

Ella está atrapada en el umbral de la puerta

Acaricia el otoño ...
Y se viste de Primavera

Ella dice ..
—qué todos mienten -

Que en las noches ocres
también se pueden ver girasoles
Y qué salir antes de entrar

Es de cobardes ...
—que no vale —

Que hay puertas con todo un universo de Estrellas
que si las acaricias y después huyes

Pierden su estela ~~~>>>

Que ser y estar se conjugan a la par
Y qué las casualidades
son Inevitables encendiendo el mundo

Y que tú ...

Tú eres ese Inevitable
que desborda de luces el suyo

Dice ...

youtu.be/_WCZnusaVaU

@rebktd
leer más   
24
17comentarios 103 lecturas versolibre karma: 135

Y dejé pasar tres primaveras

Y dejé pasar tres primaveras,
y se intercalaron
tinieblas acostadas
sobre hierba fresca,
esperaron,
los retornos
de nimbos oníricos
bajo luces de estrellas.

Y...

quebró el sonido,

y ...

se dilató el latido,
gimió la noche
como un ladrido
interminable
esperando
el olvido.

Y...

se entrelazaron
los sueños,
y se hicieron desválidos
con sus vendas ajadas
de mugre del camino.

Y...

el corazón quedó
en un do sostenido
sin tregua de batalla.

Y ...

dejé pasar tres primaveras,
y aposté por los nudos
que un día anudé.

Y ...

pinté mis labios
para borrar
todo vestigio
de tu paso.

Y ...

alumbré mis ojos
con farolillos nuevos.

Y....


Angeles Torres
leer más   
16
16comentarios 107 lecturas versolibre karma: 142

Estrella

Soy un grano de tierra
En un monte baldío.
Soy h2o2 en un gran iceberg.
Soy un viejo en el cuerpo de un niño.
La música clásica
Esta en mi sangre.
Desearía que los demás vieran el mundo
Cómo yo lo veo
Pero eso los haría suicidas.
El reloj marca las 3 de la tarde
Buena hora para ser crucificado.
No te preocupes, no me iré lejos
Solo hasta el final de la calle.
La gloria lo veo como una opción
Las personas tienen fe en mí.
Aunque me encuentro en un calabozo
Todo demacrado, todo moribundo.
Esta es una buena historia
Para contarles a los más jóvenes.
Ya no importa el dolor
Mientras tenga un buen amor.
Yo lo llamó, el mejor ron.
Los grillos hacen ese sonido otra vez
¿Esperan a alguien mas esta noche?
Pero siempre es bueno decirles a todos...
¡Los amo!
leer más   
13
2comentarios 47 lecturas versolibre karma: 129

Oda a la noche

Bajo las estrellas,
hago un soliloquio,
en el que recito
mis versos más hondos.

Le canto a la luna,
al cielo le elogio,
exalto a las sombras
con júbilo y gozo.

Hago un panegírico
a modo de encomio,
lleno de lisonjas
en alegre tono.

Al tardo crepúsculo,
al silencio sordo,
al ocaso pleno,
y al velo borroso.

Quizá algunas veces,
cegado está el ojo,
pero ni una crítica,
ni siquiera oprobios.

Si el brillo es de plata,
yo digo que es oro,
si tu no ves nada,
yo percibo todo.

Entre la penumbra,
mil besos hermosos,
la tiniebla oculta
el rubor del rostro.

Ensalzo a la noche,
tiempo de reposo,
retiro sereno,
sentirse bien, solo.

Se apagan las luces,
soñar otro poco,
hechizos y magia,
vivimos los locos.
15
8comentarios 86 lecturas versoclasico karma: 128

Justicia

Llevo conmigo un hambre silenciosa

desprovista de rencores

armada de sabores

clamor gritado en do mayor,

desde ventanas con visillos

donde nada me sostiene.





Entre duelos de luces febriles

y noches de luna llena de ti,

todas las estrellas en el cielo de tu boca

juegan en mis altares de fuego

regalándome toda la justicia.





Sueño que en cada giro de reloj

soy nutrida de lo que estás hecho

que mi espalda es un arco

y tu la flecha certera

culminando en rambla desbordada

en cósmica revolución.
16
10comentarios 59 lecturas versolibre karma: 141

Dulcinea

Cónyuge obligada al desamparo
y a la miel amarga de la alianza
que en tu dedo es una esposa,
cicatriz de tres soledades aceptadas
en la pasión reprimida de tus lágrimas
cuando inquieres la devolución
de una sonrisa.

Quejido eres
desde el trueno en tus fronteras,
alma en búsqueda
de las traviesas de tus fugas,
cándida en la entrega de peldaños,
obsesión con que golpeas
cada noche las estrellas.

Rasgas tus sedas soñando entregas
sobre campos llanos
para tus inventarios de lunas,
bajo los astros
arrimas rimas a tus ascuas,
viéndote señora de triste baja cama,
temerosa de los tejidos.
que tu verdad reiteran.

Con manos agitadas recreas el deseo.

Desde tu Nirvana de complejos
clamas por el olvido de la angustia,
parapetada entre tus musas
como puntal que debilite
los baluartes donde crujen
tus tablas doloridas.

En tu voz quiebran las rosas,
laureles secan por siempre
en tu frente de niña eterna,
pides renacer gritando
en las revueltas de la tristeza
de un rumor amoratado.

En tus vigilias suplicas ocultar
sombras en alforjas que rellenas
con piedra ajena,
remueves la incomprensión
que te recorre,
al leer entre tus noches de helado lecho,
las reseñas que los demás emiten,
resucitas lo sentido por tu tintero triste,
Dulcinea abandonada
de un Quijote imaginado..
leer más   
16
17comentarios 81 lecturas versolibre karma: 142

El poeta triste

No quiero escribir una palabra amarga
que evoque el miedo y el frío
de no saber aún qué pasa en una desolación marchita
al derretir mis versos como si nada.

No quiero angustiar con mi silencio
a la última Estrella que nos ama,
con una luz en el infinito
todo un cielo nos ampara.

No quiero que las lágrimas
causen una lástima feliz
en el ego de un enemigo
que en su ignorancia llevan su martirio.

No quiero ser un poeta triste
que en la flácida noche se consuela,
quisiera alzarme vagabundo
y en una sonrisa sincera darte todo lo que sueña.

No quiero recordarte el montón de cadáveres
que en el mundo ahogan mis ruegos
prefiero ser como un niño inocente
y levantar flores silvestres en un campo verde.

No quiero ser un verso
que no sabe otra cosa que escribir
abrazos imperfectos
en un estéril delito que abandona.

Prefiero ser un poeta alegre
que sueña con la esperanza
de componer canciones que abrazan
con la frescura de amar en un mundo extraño.

El mute
23/09/2018.
24
23comentarios 173 lecturas versolibre karma: 125

La noche

No se nueve la noche.
Las estrellas,
como la noche las sostiene,
hacen lo mismo,
obedecen.
Sólo la luna está inquieta inquieta
como una tortuga.
Todo está silencio
acá abajo.
Sólo los perros
no dejan de ladrar.
Un viento apenas
leve,
mueve la cabellera
de los árboles,
y no los deja dormitar.
Todo está quieto,
o casi quieto.
Sólo deja
que llegue el día,
y serán otros,
los que empiecen
a ladrar.
leer más   
12
6comentarios 68 lecturas versolibre karma: 122

No te amo por tus labios

o tus senos
ni por la nube enjaulada que habita entre tus piernas
altas y sensibles,
como la luna que duerme entre tus poros.

No te amo
- aunque debería hacerlo -
para ser guardián de tus horas y tus puentes,
de la leche derramada que es también tu piel y tu sonrisa
y no te amo bajo la pretensión de ser uno e indivisible contigo entre las estrellas encarnadas de tu nombre.

No te amo por las luz de tus pestañas
no por la lluvia que vas goteando en este cuerpo
donde florece el alargado sonido de tu ausencia,
semejante a los dos metros de oscuridad continua que separan tus pasos de los míos
en esta sensación de atemporalidad y vacío
de conjunción y desorden
en la intermitente y terrible nostalgia de tus ojos
y tu ombligo.

Te amo,
te amo por tus manos
y por lo que viene detrás de tus manos,
por tus cabellos que se debaten con las mías
entre las sábanas perfumadas de tu noche
mientras busco mi esencia en tu vientre
y te muerdo con suavidad de caricia.

Te amo para dibujarte
sin querer que tengas una forma precisa
que tu cuerpo sea solo el silencio
la arquitectura de la nada.

Te amo
porque es así que vivimos bajo el agua
cómo bellos animales de párpados invisibles
en donde busco tu cuerpo
que es también mi luna y espejo,
daga que me abre el pecho y permite que te reflejos en mis latidos
azules y limpios
y me vayas dibujando
con tus pies descalzos
con tus pies descalzos.
leer más   
12
5comentarios 100 lecturas versolibre karma: 135

El camino de los años perdidos...

Camino por pedernales rumbos
aletargado y sin los cuadrantes
que un soñador debe disponer,
desprovisto de enseres
ya consumidos
y con una fatiga
que cuece mis huesos.

Paso por un collado y escucho aullidos
me detengo, son ecos.

Ecos que se cimbran en las paredes del olvido.

Y un enjambre de aves que pasan y resuenan
las identifico son aves de mal agüero.
Pero mi ave emplumada de canto cristalino
que ansió no la observo y escucho; el cielo oscurece.
Casi desfallezco
y la belleza de su canto no se asoma.

Y pensar que en mis interminables sueños la escucho.
Tan nítido e increíblemente tan diáfano
que mis auriculares se desvanecen.

Y me veo en ese valle de frondosos cerezos,
cargado de azul, de tenues y amigables sombras.

Ya entro en un desfiladero del norte marroquí
Parecido a un tubular laberinto
con un manto de estrellas sin iluminar
solo los peñones del olvido y la arenisca
de los pesares me acompañan
y mi mente parlanchina y azarosa
no deja de hablarme.

Ah y el escarabajo de Carl Jung
que pasa escarbando la arena
me hace pensar que la vida está cargada
de símbolos y todavía...
Todavía...
puedo encontrar el camino.
bajo los acordes de guitarra

de los años perdidos.

Ramón Pérez
@rayperez
22/09/2018
Cabimas, Venezuela
leer más   
10
8comentarios 87 lecturas versolibre karma: 147

Volando hacia la Inmortalidad (colaboración con @rebktd)

Déjame acampar al borde de tu ombligo
y adornarte con primitivos milagros.

He regresado del río seco
con el saco de consecuencias vacío

déjame buscar la inmortalidad
entre tus lunares.

Sigo esperando(te) en el andén de siempre...
pero nunca llegas ...

tengo tus cosquillas entre las costillas
y setenta y nueve hormigas buscando los restos de tu sonrisa.

He visto pasar treinta y nueve trenes
Y en todos sus vagones
te he dejado una nota
diciéndote
—vuelve...—

Aquí estoy para contestar
a tus notas púrpuras
y asumir que todos los golpes maestros
a mi ingenuidad anquilosada
han servido para algo.

Aquí estoy, ocre, preparado
para la batalla salvaje,
sin rumbo, sin sábanas ni almohada
esperando que la inconsciente eclosión
sea benévola y nos deje
jugar otra partida."

Guárdate el ocre
y las trece primaveras que no hemos vivido en tu saco vacío

Y convénceme de que las consecuencias tras la partida
no me van a dejar dolorida

Venga,

Juguemos ... extiende la baraja sobre mi pecho
y prométeme qué el As de corazones conjugará con los tréboles
y nos bailará la suerte .

Tírame los dados

y dime que el resultado multiplica tus latidos
al sumarlos con mis pálpitos...

Me marcaste la yugular
y me tatué tu espalda azul
cuando desnuda contabas horizontes
a orillas de un mar cansado.

Déjame construir un nuevo Hotel
en tu ropa interior
y si todo va bien
una franquicia en tu corazón.

Voy a robar
una minúscula partícula
de esa esencia que flota en el aire,

Empacaré cinco madrugadas
repletas de sueños
y las venderé en este rastro
que ya comienza a despertar.
~~~~~~~~~~~~~
No quiero que empaquetes madrugadas , ni que vendas tus sueños ...

Yo quiero el imposible
—Y lo quiero contigo —

Quiero que me estires las sábanas
Y me construyas un castillo de arena
que no deshaga cuando llegue la marea

Quiero que me desvistas el armario...
que tires todos y cada uno de mis abrigos

Y me lo llenes de veranos

Quiero que me hinches el pecho de aire
con bocanadas de Estrellas ..
Y qué se esparza su polvo
cada vez que acaricie tus huellas

Quiero tu universo

Quiero el imposible

—me oyes ... —

Quiero el vuelo ~~~~>>>>>>>

Y lo quiero siempre
Y lo quiero eterno ...

Eso quiero ... ;)
leer más   
27
10comentarios 122 lecturas colaboracion karma: 149

Navegando a barlovento

Hoy al caer la tarde
cuando el último rayo del sol
se haya ocultado atrás del horizonte.
Cuando la noche
nos cubra con su manto,
y en lo alto refulgen las estrellas
y la luna este alumbrando.

Zarparé en un viaje sin destino
hacia mar a dentro a lo desconocido,
el miedo es indeseable polizón
que acecha para debilitarme,
quisiera echarlo por la borda
en mis noches de zozobra

A medio mar y a la deriva
cuando nubes negras
cubren a la nívea luna;
no quiero naufragar,
aún con el ruido de las olas,en silencios
trato de escuchar tu voz como guía,
entre el oleaje y los murmullos
del andariego viento.

Deseosa de que se abra una ventana
por donde pueda entrar el sol,
no se si mi embarcación es fuerte
para llegar a un puerto seguro
no se si pueda burlar a la muerte
sólo sé que he soltado amarras
y navego a barlovento y a mi suerte.

MMM
Malu Mora

Imagen tomada de internet
leer más   
25
12comentarios 102 lecturas versolibre karma: 135

Pasemos la página...

¿Hemos dormido en otros brazos???

¿Hemos navegado en otras sabanas???

Dime, contesta...
Puedo interpretar ese silencio...
o esa mueca que te caracteriza.

Ya sabes, si lo hemos hecho…
por favor, pasemos la página.

Y subamos al tren de la vida
vamos por esos rumbos
persiguiendo dragones,
luceros en noches estrelladas,
lámparas de ciudades
dormidas en el tiempo
y arrancándole a la vida
>>>>>>>>>>>> un pedazo de historia.

Tal vez no sientas deseos.

Quizás ni te intereso.

>>>>>>>>>> Pero te confieso
mujer de mis dulces aromas y fragancias
que vives en mis ojos tristes
en las travesuras de mis sueños
que te conocen
y en los mosaicos del rio
que están en la orilla

de tu valle azul celeste.

Ramón Pérez
@rayperez
23/09/2018
Cabimas, Venezuela
leer más   
16
16comentarios 115 lecturas versolibre karma: 130

El pasado

El tiempo pasa corazón, y no podemos seguir viviendo de glorias pasadas.
De amores inconclusos.
De cigarrillos a medias.
De balcones y estrellas.
De sexo y alcohol.

Tenemos que dejar el pasado atrás.
Mirarnos más al espejo y volar cada vez que podemos.
Cada vez que tenemos esa necesidad.
El uno del otro.
5
2comentarios 31 lecturas versolibre karma: 75
« anterior1234550