Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1644, tiempo total: 0.032 segundos rss2

Fuiste

Fuiste, el acorde de una nota,
tan fugaz, como lágrima que brota
y resbala en la mejilla,
o en fontana tenue gota
que en su caída se disipa.

Fuiste, una pompa de jabón,
tan etérea, como dientes de león,
como el halo de una estrella,
o el brillante resplandor
de una noche de Perseidas.

Fuiste, una nube de verano,
tan sutil, como efímero vistazo
de una mirada furtiva
que derriba de soslayo,
fuiste, una llama en la cerilla.

Fuiste, un volátil parpadeo,
tan breve, como un bello pestañeo,
espuma de ola en la orilla,
un suspiro que hace eco,
fuiste, y ya no eres, una eterna caricia.
11
4comentarios 48 lecturas versolibre karma: 101

La madrugada se paseó por las cuerdas de una guitarra

Érase una vez...
La madrugada se paseó
por las cuerdas de una guitarra.
Y el corazón se enamoró
de aquella música...
que llenó de colores
la tierra.
Hasta la luna sonrió
Y se olvidó de la nostalgia.
Bailó sobre el río de plata.
Caminó por el horizonte
Y acarició cada nota
con sus alas.
mágicas.
Así fue como la noche
embrujó al poeta.
El de los ojos tristes.
Y cautivó a la musa.
La de las letras bohemias.
Así fue como comenzó
Una historia interminable.
Y eterna.
leer más   
2
3comentarios 16 lecturas versolibre karma: 36

Ͼἇ₱ἇ₰ Ðἕ ϾłἕŁØ (Colaboración con @Constanza_Everdeen, @rebkTD, @delaotapia)

Llevaba varias capas de inviernos,
pero se sentía desnuda
cuando la dejaba sin palabras.

Rascando la escarcha de la espera,
cada fonema que ella latía
él la recogía con mimo para guardarla
cual perla en el cofre de su pecho.

Sus labios no murmuraban tanto
cómo lo hacía su piel,
cuando cada poro recitaba una sílaba
en la poesía de su entrega.

Sus manos balbuceaban torpes caricias,
sus ojos tintineaban miradas saltarinas,
el reloj de su miedo incendiaba el tiempo.

Ah! El tiempo...
que hoy me grita su ausencia
mientras mis sábanas se baten en sollozos
y se desmoronan tristes cómo su último recuerdo.

Y vuelvo ...
vuelvo a vestirme de invierno,
a deshojar cada pétalo
que protegía tu lecho...
Y Vuelvo,
vuelvo a ti, a tu recuerdo,
a mi suspiro hecho hielo
que hoy se deshace en tu olvido.

Pero hubo un tramo de cielo, donde yacíamos cercanos al mar,
enredados en lumínica concupiscencia,
corriendo a través de bosques salados, rimando los cuerpos,
el hambre, engendramos la eternidad, vivimos el poema.
leer más   
19
22comentarios 137 lecturas colaboracion karma: 99

En el cielo

Así como el rayo de luna
deja ver las ilusiones nocturnas
y hace de ti un sentimiento,
¡Así suspiro yo!

Así como la niebla esconde la estrella
que de mis ojos borra
y el corazón envuelve en un eterno letargo,
¡Así me olvidas tú!

Así como el ocaso viste
con trajes de seda violeta
y transforma el cielo en armonía,
¡Así te recuerdo yo!
leer más   
11
5comentarios 52 lecturas versolibre karma: 100

Mi Esperanza

A quién iré,
cuando mi alma sedienta,
busque encontrar,
lagos...oasis o quizá el mar.
cuando mis penas no pueda ocultar,
y salte una lágrima, en busca de alguien,
a quien contarle, cada cosa,
en busca de paz.
Ante tal adversidad,
ojalá y no olvide,
y que en mi memoria
siempre esté,
que no hay lugar afuera
en el que pueda hallar,
fuentes ni remansos de gloria.
Buscaré entonces dentro de mi corazón,
allí donde pusiste la eterna compañía,
esa pequeña luz que nadie podrá apagar;
cuando la oscuridad vende mis ojos,
recordaré que tú me puedes guiar,
no habrá más penas dentro de mí,
porque el gozo inefable,
hará incontenibles ríos que ahogarán
la cruel tristeza y soledad.
leer más   
10
1comentarios 51 lecturas versolibre karma: 83

Mi pueblo

Dicen que es el agua
de sus manantiales,
dicen que es la calma
en sus días primaverales..

Dicen de su playa
que en abril desmaya,
que de un rojo eterno
el sol tiñe sus rocallas.

Dicen que es un pueblo
con más de mil batallas,
dicen que el recuerdo
permanece en sus murallas.

Quizás lo primero
que me viene al alma,
es un mundo entero
de ilusiones en la infancia.

Dicen que en invierno
las estrellas bajan
y alumbran el cielo
de esa aldea renacuaja.

Dicen que exagero
porque esta es mi casa,
dicen que si muero
me pondrán aquí una estatua.

Y yo solo quiero
ver su puerto al alba,
sentado en su ladera
de moqueta en flores malva.

O con mi velero
recorrer sus calas,
casi que prefiero
no perder de vista nada.
leer más   
6
3comentarios 31 lecturas versoclasico karma: 83

(Las hay )

Porque hay veces que las ganas se adalantan
Y los pasos no llegan ..



Y la piel
no te alcanza

Y el latido
no se oye ...

Porque hay veces que con querer
no es suficiente
Y hay dos labios que se muerden

Y la voz no se escucha
y el silencio
no se oye ...

Y es que
hay de esas veces
que te encuentras sin buscarte
Y el destino se sorprende

Y tus párpados se cierran
Y tus ojos
sin ver sienten

Porque hay de esas veces
que el viento
te abraza a su cuello

Y hay vuelo ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~

Y el tiempo
es eterno

Y el instante
es efímero ...

Y es que ...
hay de esas veces
que yo

y siempre tú ...

@rebktd
leer más   
21
24comentarios 146 lecturas versolibre karma: 108

211

III
Dos seres
Cruzan el portal
Sin ver la hora
Al eterno lugar.

IV
Una vez dentro
Desatan vestimenta
Dejando a la vista
El alma abierta.

V
En la oscuridad
Sale a la luz el beso
Y en otro idioma
Se entona el rezo.

VI
Pecho a pecho
Latidos conjugados
De dos enamorados
En un mismo lecho.

VII
Leo y acuario
Se tornan géminis
Con dos pieles
En la misma dermis.

VIII
Doscientos once besos
Al fin son liberados
De aquel corazón
Que los hacía presos.

IX
Llegan juntos
Al punto de quiebre
Donde hay calor
Que no es por fiebre.
leer más   
11
2comentarios 49 lecturas versolibre karma: 98

Largos caminos

Largos caminos empinados
serán por todos transitados
en el día claro
en la noche eterna
con la vida a cuestas...

Largos senderos tortuosos
cercarán miles de preguntas abiertas
cuando el búho observe
en la niebla densa,
y los gatos maúllen
y las nieves vengan...

Estrechos márgenes repletos
de mil historias dormidas
serán pozo profundo
de tantas vidas heridas...
leer más   
11
4comentarios 72 lecturas versolibre karma: 86

Una vez se cruzó el sol con la lluvia

Una vez
se cruzó el sol con la lluvia.
Y del otoño
nacieron pétalos.
Se cruzó la luna con el sueño
Y de la primavera
nacieron versos.
Una vez...
Se cruzó el alma
con un corazón bohemio
Y nació el amor eterno.
Desde entonces....
Hay verdedas de colores.
Poemas de azúcar.
Quimeras de raso.
Metàforas de terciopelo.
Desde entonces....
Hay noches aladas.
Senderos de fuego.
Paisajes de marfil.
Y ocasos .. bordeando el cielo.
leer más   
13
8comentarios 85 lecturas versolibre karma: 93

Con sólo una mirada

Con solo una mirada tuya,
yo me enamore perdido en la noche.
Con sólo una mirada tuya,
yo te amaré eternamente.

Eres tú, mi ángel de la guarda,
el cuál siempre esperé.
leer más   
7
2comentarios 42 lecturas versolibre karma: 92

Nuestro símbolo

Más sagrada que lo sin nombre,
inmaculada siempre te debo,
como hoja que mira a quien le encuaderna.
Cuando decides que tu cuerpo
me bese antes que tu alma,
nuestro amor forma una simbiosis interna.
Tus dedos desgarran mi corazón
como arañas mi piel,
dejando la huella de quien me gobierna.
Aprietas los labios,
masticas todos mis poemas
cuando te los susurro de pierna a pierna.
De un mundo a otro
ya no existe el espacio-tiempo:
te entrego a Dios en una sonrisa tierna.
Día a día hay batalla en mi origen,
¿cómo desposarte conmigo cada mañana?,
ni aunque me muera en lo que invierna.
Gritas para blasfemar al cielo
lo que un hombre te hace por dentro:
entregarte mi luz eterna.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
8
8comentarios 70 lecturas versolibre karma: 82

El amigo de la muerte

Esta es la historia,
si, la historia de un ser solitario,
un ser que nunca vio la victoria,
y siempre se vistió con la tristeza de un osario.

Un triste ser solitario,
que ni de recuerdos se acompaña,
su niñez…
un calvario,
su inocencia…
víctima de la mala maña,

un ser que no quiso ser,
pero un ser que ha vivido
con un eterno corazón herido,
y también, sin fuerzas para vencer,

un ser que tiene por costumbre
estar en el suelo caído,
deseando que el sol no le alumbre,
o al menos, que éste siempre se haya ido.

Como quisiera él, ser la sombra,
la sombra que siempre vive en el suelo,
o vivir arrastrándose como la cobra,
pero nunca… como el ave que alza el vuelo.

la tristeza es su alimento,
la soledad su cobija,
su amigo es un jumento
que desahuciado no camina,

el presente es su calzado
el futuro su destino,
hoy del mundo apartado
y su mañana un desatino,

esperando siempre expectante
de un amigo su llegada,
llegada con la que de ahí en adelante
tendrá compañía asegurada,

ese amigo es la muerte
a quien ha esperado tanto,
para decirle: contigo por siempre…
… allí en el camposanto.


Rafael Puello
Barranquilla – Colombia.
leer más   
6
6comentarios 62 lecturas versoclasico karma: 84

No creo en nada

nos iremos, y lo haremos
rompiendo las raíces que nos atan
a la vida ordinaria
seguiremos bebiendo
los brebajes que inundan el alma
en una memoria apocalíptica
que nos abraza

la tierra está quemada
tras nuestros pasos
ni siquiera sabe sonreír la esperanza

qué vamos a dejar?
un desierto,
unas cenizas ásperas
que no hablarán ni siquiera de lo que fue
miles de años antes de esta nada

esto está acabado, desahuciado
acongojado
ante tantas palabras sin lecho
y sin miradas

hay giros insaciables
que nos retuercen los intestinos
hasta no ser capaces de respirar;
amarga en la mañana
y sigue siendo agrio en el ocaso
el agujero por el que solemos mirar

morimos en vida
vivimos ya muertos
bailamos en nuestras propias heridas
y al final
parece que el dolor va a ser eterno

pira magistral donde arde como infierno
la pequeña ilusión
dibujada a traición con los puños cerrados
que a pesar del camino que marcan
siempre,
siempre se escapan

fui nada en tu hoja perenne
atrapada bajo el agua

y aunque pude respirar y recordar
que una voz me cubría las espaldas
es el camino de tierra el que espera
agazapado en la entrada

y yo
no creo en lo que queda; creo
que ya no creo en nada
leer más   
15
14comentarios 95 lecturas versolibre karma: 83

Burbujas

¡Me encantan tus burbujas!
¡Qué bien te salen!
Esbozan vida lúbrica de verdades
Y la constitución de la falsa jura.
Son burbujas ahogadas, olvidadas y muertas.
¡Qué mentira!
¡Qué impuras!
Envuélveme en esta habitación efervescente
Mientras los reflejos feéricos se rompen al besar,
Y aquel rincón nigromántico, muera.
¡Qué arrebol crepuscular!
¡Qué inefable mentir!
Respírame, hasta que el caer del propio cenit
Y mis ojos, estuosos de verdades,
Hagan caer la política en la mayor anarquía.
¡Qué célicas son!
¡Qué tartáreas!
Talladas están del mármol del hueso
Y emergidas en la sangre purpúrea.
Ora, ámame en esta lírica y pintura,
Mientras lo etéreo abraza la victoria de la espalda.
¡Qué frágiles!
¡Qué lucífugas!
Deséame con el acero y cristal de tu cuerpo,
donde el irisar del aceite aurífero mora.
Conecta mi alma incandescente por ti
Y muramos, unidos, bajo el sexo de la noche,
Inmarcesible, yerta e imposible.
leer más   
1
sin comentarios 31 lecturas versolibre karma: 11

Eterna Primavera

Te encontré en el redil de los sueños
rompiendo guijarros,
estrellas
y ladrillos.
Escucha piadosa gema
la aurora trazar su disfonía,
sin rima acentuada
silaba desbocada
dolor compulsivo.

Cada nota marca un sonido,
indeciso,
obligado,
e impreciso,
en el arpegio del alma.
Un Susurro cúpula en la madrugada
y crece en delirio
Como estibando los huellas
de caminos inciertos
como loco andante.

La canción evoca un pasado,
por la cubierta del regato
como pequeños navíos
como pequeñas caravanas
montada sobre los rieles del camino.
Te conozco …¡Como la eterna primavera!
leer más   
3
1comentarios 29 lecturas versolibre karma: 48

"Eterna herida"

No estabas
te tantee con los dedos del alma
esculpí la insondable silueta del miedo
solo había una nota…
“ayer no estuve…
desde hoy estaré siempre”.

Recuerdo y rabia
copulaban en la derrota
era una nota mía
de otras batallas
en mi alud de sabanas
me atravesó con mi espada
amor tan solo gota
amar eterna herida.
leer más   
5
2comentarios 26 lecturas versolibre karma: 70

Eterno

Sé que cuando centelleas,
me susurras en morse,
que, si no puedo ser eterno ahora,
lo seré contigo.

Sé que, en un momento dado,
podré exhalar en diferentes ruidos fatuos,
que no estaré mañana
pero, lo estaré contigo.

Sabré que caer en el olvido de diferentes presagios
y ser el punto final de sus letras,
no será el peor de los finales,
sino es contigo.

Podré olvidar todas aquellas estrellas
y no poder agitar todas las nubes del cielo
con mi dedo
pero, podré afirmar que, hoy
yo aún, te quiero.
leer más   
18
10comentarios 107 lecturas versolibre karma: 90

En Mis Sueños

En mis sueños
escribo notas ausentes
garabatos perdidos
el sueño húmedo
corrompido
eterno
urdido
granos esparcidos
molinos antiguos
testigos de hierro
silencio clandestino.

La noche toca las torrecillas
y el mar las acaricia
inmensa marisma
siempre lo mismo,  
el mismo afán.

La rutina roedora atraviesa mi columna vertebral
y la cervical sonrisa de un pájaro amarillo
se levanta a descansar en el umbral
salpicado por la lluvia torrencial.
Fugaces estrellas pasan por el desván
en el corredor de los sueños pienso…
¿Por qué el grillo no deja de gritar?
leer más   
15
3comentarios 78 lecturas versolibre karma: 92
« anterior1234550