Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 52, tiempo total: 0.007 segundos rss2

()

El vacío
El vacío se mueve
El vacío se despierta
El vacío se retuerce
El vacío seguía estando
en silencio

La palabra vacío
La palabra vacío me llena la boca
La palabra vacío es una palabra muda
La palabra vacío es una palabra muda que duele al pronunciarla
La palabra vacío
es
aire
seco
La palabra vacío
es
la boca
seca

El vacío
El vacío es infiel
El vacío es un fantasma
El vacío es constante – no evidente
El vacío seguirá estando
en silencio
10
3comentarios 57 lecturas versolibre karma: 95

Ángeles (@AljndroPoetry & @Transmisor_d_Sinestesias)

¿Qué ha sido
esa voz de madrugada?
¿La sensación
de estar y no estar?
¿Ese olor a rosas?
¿Esa melodía?
¿Qué erizó la piel?
¿Ese mensaje?
¿Sueño? ¿Realidad?
Incertidumbre y confianza
mezcla que asalta bajo la retina...

Ese dejo a jazmín
en jardín de gardenias,
blandir de cuerdas melódicas
cual sinfonía de Beethoven,
silbido del viento, murmullo
entre hojas adormiladas
de adustos árboles,
caricia etérea
al abrigo de alas protectoras.

No alcanzo a abrir párpados
el alma confiada está
sueño que no es sueño
realidad donde estoy
y no estoy
cuerpo que reposa
sobre lecho inmaterial
sobre alas celestes
sobre cantos al Supremo
entre legiones...

Blandir enarbolado de espadas
de fuego,
cuerpos incorpóreos
con energías descomunales;
librando batallas arcanas
en otra
dimensión existencial,
en una
dimensión espiritual.

Vientos de alas
rompen la noche
a golpe de hierro
Miguel acosa potestades
¿de qué me defiendes?
no veo, solo oigo
voces descompuestas y rugidos
esa luz de su sable
callando la agitación...
y el silencio canta
a esa paz rodeándome...

Y a veces,
cuando el aire se hace denso,
hay un vaho en el viento,
como un efluvio a azufre,
y algo oprime el pecho;
quizás Luzbel ha dejado su estela,
quizás alguno de sus arcángeles...
Quizás Sariel o Uriel
ya le han salido al encuentro,
en una dimensión que solo presiento.

Queda el alma tocada
alcatraces de paz doquier
el pecho reventando
de un aire celeste
el corazón arde
llueven los ojos
ante un amor superior
que se percibe
que se absorbe
que ilumina
que transforma...

Y me refugio, yo
y se refugia, mi alma
y se refugia, mi espíritu
y se refugia, mi esencia toda
y se acurruca, mi cuerpo;
y me llena y me envuelve...
la paz.

****************************
Ángeles
Mesa Compartida
Alejandro Poetry© & Transmisor d Sinestesias©
leer más   
14
18comentarios 119 lecturas colaboracion karma: 121

He Muerto

HE MUERTO

He muerto
y conmigo han muerto las tristezas
la agonía, las angustias
esas que me atormentaban día y noche
he muerto
pero no ha muerto mi poesía
esa seguirá viva
esa jamás ha de morir.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Febrero 2018
leer más   
13
6comentarios 61 lecturas versolibre karma: 103

Ira al tempo

Voy a estrangular al tiempo.

Tirano danzante,
implacable,
contento.

Azotándome siempre y quebrando mi aliento.

Haré presión hasta que deje de respirar;
hasta que exhale su último momento.

Descansaré vencedor viendo postrado mi tormento.

Vaciar sus pulmones y detener su inexorable avanzar;
hacerlo lento.

Sentir mi vacío en su interior,
la ansiedad del aislamiento.

Asfixiado,
esclavizado por mis manos;
mis brazos,
presionando al son del tempo.

Atravesarlo a espada,
degollarlo a daga,
con la viveza del acto teatral.

Anhelante delirio de aniquilación,
en esta vehemencia visceral.

Hacerlo,
no puede ser de otro modo;
o nunca podré vivir en paz.

Una lección humana para un ente atemporal.

Atragantarlo y hacerle aprender:

¿Qué es un vacío existencial?

Transgresión de experiencias,
tratarlo como a un animal.

Placer en amenazar a un dios inmortal.

Excitación en una lucha que,
lo sé, no puedo ganar.

Banal.

Un hombre al tiempo,
tratando de comunicarle su frustración vital.

Acaso,
con la soga y el cuchillo en la mano,
lo único que busco sea una muestra de piedad.

Y el tiempo...
que no retrocederá.

Lo veo en el suelo,
inerte y morado;
es tanta la claridad…

Tengo un obsesivo sueño.

Ojalá pudiera hacerlo realidad.

Matando al tiempo,
sólo tendría para empezar.

Rheinn
"Ira al tempo"
Todos los derechos reservados.
RheinnPoetry ®
25
16comentarios 168 lecturas versolibre karma: 110

Viviéndome

A pesar del brutal sufrimiento
y del dolor,
como el que ahora siento

A pesar de mis desilusiones
de mis locuras,
y eternas obsesiones

A pesar... del agotamiento
de tantas batallas
contra mis profundos credos
y de cargar... con todo este peso
voy a seguir viviéndome

A pesar del futuro incierto
no cambiaría mi vida
por la del más perfecto
Yo quiero... tener mis recuerdos
mis nuevos amores y
mis viejos anhelos

Por todo lo que voy diciendo
voy a seguir viviéndome

¿A qué dilemas, a qué encrucijadas
estaré expuesto?
¿Cuáles serán mis errores
y cuáles... mis aciertos?

¿Y cuáles serán
mis nuevos descubrimientos?
¿Mis nuevos valores
y qué quedará obsoleto?

Por todo lo que voy diciendo
quiero seguir viviéndome
por todo lo que voy diciendo
voy a seguir viviéndome.
leer más   
11
sin comentarios 47 lecturas versoclasico karma: 97

Sentidos de hojalata

Soy ciego
en un mundo
donde cada día
nace un nuevo color.

Soy sordo
en una tierra
que da a luz
todas las sinfonías
que Beethoven y Bach
jamás pudieron componer.

Me he quedado
sin lengua
en este universo
de sabores exquisitos.

Soy un sabueso
sin olfato
a la caza del zorro plateado
de la felicidad.

Me he arrancado la piel,
esa que nunca supo comprender
de epiteliales tejidos,
ni de los varios vocablos
con sus 'ermis' sufijos.

¿De qué me sirve ahora
ese aluvión de caricias?
¿Para qué me llueves ahora
tempestad de ilusión?

¿Cómo podré ver
a qué sabe un arcoiris?
¿Y cómo escucharé la luz
del olor a tierra mojada
bajo mis pies descalzos?

Carente de sentidos;
voy en busca de un mago,
un espectro, un hada,
un ángel, un espíritu,
o cualquier forma incorpórea
que tengan los milagros;
acompaño a un mísero y cobarde león,
a un vacío hombre de hojalata,
y un espantapájaros con cabeza de chorlito
(todos son parte de mí)...

quizás,
__ para mí también,
____ exista un nuevo corazón.



@AljndroPoetry / xii-17
leer más   
23
17comentarios 155 lecturas versolibre karma: 119

Elogio de la soledad

Recuerdo que andaba solo
que caminaba o corría
no recuerdo exactamente
si era de noche o de día

Entonces llegó el momento
se derrumbó el escenario
murieron protagonistas
espectadores y actores secundarios

Entre las ruinas yo vi
a mis maestros aplastados
relojes, fotos, espejos
por el suelo hechos pedazos

Entre las ruinas yo vi
a mis maestros aplastados
relojes, fotos, espejos
por el suelo hechos pedazos

Mis fantasmas se largaron
a buscarse otro cordero
al "qué dirán" fue el primero
del que no vi ni el rastro

Se suicidó mi orgullo
al miedo lo vi bailando
decía que nunca había visto
alguien tan valiente y tan osado

Mis ideas hacían fila
y eran claras como el agua
tenia la garantía de que era yo
el que pensaba

Mis ideas hacían fila
y eran claras como el agua
tenía la garantía de que era yo
el que vivía.
leer más   
5
5comentarios 66 lecturas versoclasico karma: 66

Enjambre de supersticiones

Libro: Bailar junto a las ruinas (2017)

Domingo de tomar té con masitas con
un espantapájaros analfabeto, en un jardín
de platos rotos y vergüenzas por el estilo.

Domingo de aprender que es mejor
no cortarse las uñas para arañar
los indescifrables pasillos de la memoria.

Domingo de infamias imperceptibles, y
de quedar mano a mano él y yo, un
insomnio invicto que se niega a jubilarse.

Domingo de canciones desconsoladas, de arrojar al
almanaque una procesión de gritos transpirados
con meticulosa e insoportable parsimonia.

Domingo de vanidades primerizas, romances
embalsamados, de dos y dos sumando seis
generaciones de rendiciones aromáticas.

Domingos de asalto a caricia armada,
de caligrafía en llamas, de procesos de erosión,
de protobiontes, de exhaustos picaportes.

Domingo de querellas apresuradas, de
acariciar el pelo al letrero que anuncia la
capitulación de un escultor tenebroso.

Domingo de reconstruir papeles locuaces, aunque
desgastados, de estrangular audacias invisibles,
de disecar un enjambre de supersticiones.

Domingo de estudiantes de arte dramático
vestidos de negro, de inviernos que se
acurrucan bajo la escalera para pasar el otoño.

Domingo de reverberaciones y palafrenes,
de perseguir caricaturas en los copetines,
de acariciar novedades cubiertas de rocío.

Domingo de viajar en un avión de
párrafos displicentes, de muecas de disgusto
sobre las que es sencillo resbalar.

Domingo de recitar epigramas que se desdicen
a sí mismos; de trenes estrafalarios, que
detienen sus caprichos en andenes polvorientos.

Domingo donde un hilo de lluvia cae
sobre un libro abierto, en el momento
en que una efeméride envejece.

Domingo de mezclar ruegos desabridos con
agravios en cautiverio; donde la eventualidad
gobierna, aunque no se responsabiliza.

Domingo de escalones desordenados, donde soñar
con mariposas transparentes al costado del camino
es recubrir al espanto con mala hierba.

Domingo de signo de interrogación amarillo
sobre fondo negro, de esconder bajo
la manga dos relámpagos y un ruego.

Domingo en que la lucidez encubre el
puñetazo de lo inalcanzable, y las porciones
descocidas de un gesto que no pudo centellear.

Domingo en que cada hora viene con su
insurrección de nomenclaturas, y con
la crisis existencial de una bestia milenaria.

Domingo, jarrón que empieza a quebrarse llegando
la tardecita, amplificando las ganas de tirarle arena
en los ojos a la inevitable rutina que vendrá.

Será cuestión de desabrigar esperanzas, de hacer
fondo blanco con una taza de café con poca
azúcar… Porque el lunes ya ha tomado su lugar…
11
2comentarios 68 lecturas versolibre karma: 97

Quisiera Pero No Puedo

QUISIERA PERO NO PUEDO

Quisiera dejar de escribir
pero no puedo.

Quisiera dejar de soñar
pero no puedo.

Quisiera dejar de ser Yo
pero no puedo.

Quisiera ser diferente de lo que soy
pero no puedo.

Quisiera no ser un poeta
pero no puedo.

Quisiera acabar con todo
pero no puedo.

Son tantas cosas que quisiera hacer
pero No puedo.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Noviembre 2017
leer más   
12
1comentarios 82 lecturas versolibre karma: 82

Utópica distopía de la realidad

Nos empeñamos en creer
que este plano existencial infinito
que llamamos universo cosmos firmamento
alguna vez dio a luz a una roca incandescente
que al enfriar su núcleo ardiente
y en el más improbable y remoto
de los improbables eventos del azar
dio paso a la vida...

vida que plantó e izó su bandera de victoria
sobre una esfera anegada de materia inerme
hace tantos millares de milenios mileniales...

vida que forjó su camino que luchó tenazmente
para no extinguirse ante la espeluznate adversidad
de un cosmos que había nacido muerto...

vida que floreció, se esparció, se multiplicó,
evolucionó y hasta al universo mismo
casi en su totalidad entendió...

y también maliciosa, envidiosa, desidiosa,
mentirosa, menesterosa,
homicida se volvió...

y por la muerte la vida fue acechada
y por la vida misma la vida fue acechada
y por la ineludible inevitabilidad del omega
la vida fue acechada.

Pero la realidad es que no hubo nacimiento...

gestación sí, sí la hubo,
preñado quedó el universo de un engendro
que por millares de milenios
se proclamó la guinda del pastel
de la creación...

¿creación?

¿qué no había sido un accidente del azar?
un golpe de suerte de dados cósmicos cargados,
un as bajo la manga del vacío,
un vacío y una nada
que misteriosa, mágica, cabalística y místicamente
contenían desde ya al todo...

un todo
donde cabía la vida y la muerte a la vez,
el amor abrazado del odio,
la envidia encamada con la piedad,
la materia en comunión íntima con la antimateria,
la oscuridad anudada a la luz en un nulo claroscuro indefinible,
la crueldad de la mano con la misericordia...

un todo en una nada...

insisto, que no hubo nacimiento
solo gestación...

y el cosmos arrepentido del engendro aberrante
que germinaba en sus entrañas
decide abortar;
abortar la vida, abortar la muerte,
abortar el alfa, abortar el omega,
abortar el tiempo, abortar la eternidad,
abortar y absorber,
consumir, concentrar, compactar
un todo categórico
en una nueva nada y vacío absolutos...

y los creyentes y los escépticos
y los fanáticos y los antifanáticos
y los que creían en todo
y los que creían en nada
y los que estaban a favor
y los que estaban en contra
y los que estaban en contra de los que estaban en contra
volvieron todos al zigoto vacío primigenio.

Jamás hubo nacimiento
ni vida, ni amor, ni odio,
ni cronos, ni infinitud;
fue todo una quimérica fantasía alucinante,
el anhelo de un firmamento imaginario
que soñaba con el ser y existir;
la utópica distopía onírica
de una deidad tortuga mitológica
que flota sobre el líquido amniótico
de la inexistencia absoluta.



@AljndroPoetry / xi-17
(@SolitarioAmnte)
15
17comentarios 155 lecturas versolibre karma: 117

Hilar

¿Son los silencios las rendijas ocultas de la realidad?

¿Entonará el universo un tiempo desalmado?

¿Podrán los jóvenes predecir los bucles del compás interminable?

¿Ataremos deseos en un pentagrama desgastado?

¿Podrán hilar en el tejido que nos une, sentimientos los repudiados?

¿Se corromperá el objetivo que un día nos lanzó por la armonía que pisamos?

¿Acabarán derritiéndose las inquietudes de la cima de las expectativas?

¿Intentaremos arrancar los eslabones de la vida que regentamos?

¿Silenciarán las cascadas del deshielo tantos lamentos de los ignorados?

¿Silbará la nada anunciando su llegada para recrear miedos indelebles?

Quizá ensordeceremos para reducirnos.









*Querido lector de Poemame, te invito a visitar mi rincón secreto: anadeseria.com (Un bazar de deseos que aún no han sido anhelados por nadie.)

Gracias por tu tiempo.
4
1comentarios 36 lecturas prosapoetica karma: 39

Ruinas

Hay un espejo esta noche
que refleja de todo
salvo mis rarezas

¿Y quién soy yo, que
obligada a sobrevolar mi vida
ha caído sobre las ruinas de algún roto corazón?

Querían que fuese el último de los peones
de su ajedrez
Pero yo soy negra, y a veces también blanca
Mírenme bien,
porque mi dignidad no ha sido comprada
por un puñado de monedas insípidas

¿Y qué es lo que quiero?

Hay demasiada soberbia
en tan pequeños cuerpos
[...]


¿Y quién soy yo?

Todo se ha teñido de silencio

La mierda tiene un color más amable.
13
2comentarios 108 lecturas versolibre karma: 87

No existe el vacío

“y no existe el vacío
si quieres colmarlo”
—Ernestina de Champourcin—



Si lo llenas, el vacío volverá siempre a colmarse.
Resbalará por el borde del recipiente
y mientras se deshabita,
—de nuevo—
inundará de brisas marinas,
flores exóticas y olorosas
dentro de cuentos huérfanos
en busca de dueño,
todo lo que a su paso, de golpe,
la riada desbordada ahogue.

A mí, confieso, me gusta el agua en todas sus formas:
dulce o salada,
y nadar no es un hobby,
es el estilo de vida que profeso.
Y sé que cansa,
que moja,
y que nunca podré atraparla.
Sin embargo,
yo siempre vuelvo
allí,
a su cauce,
a ese mismo lugar
que habita mi primer y último recuerdo,
donde me sumerjo desnuda
y despojada de miedos
bajo las olas que embisten mi mar.

Y me hundo de nuevo
y, —de nuevo— me hallo,
me lleno,
de ese vacío que no existe
si colmarlo quiero.

@nuria_sobrino
12
9comentarios 113 lecturas versolibre karma: 87

Oquedad

Madre muerte aguarda,
paciente polvo de rincón,
pérfido arrullo exhala…

El arroyo de la sombra
serpentea toda materia.
Perdurar es imposible.

Infeccioso fruto podrido
que en nuestro cráneo
segrega fábula y ruido…

Chispa y estado de locura:
besos de dios con dulzura,
fatiga de fe que abriga…

Dosis de mentira es la cura
para la psicosis colectiva,
la angustia que camina
junto al hombre
que sin armadura
dilapida su amor y fortuna,
huérfano del negro infinito…

Finito movimiento:
juguete a pilas
en la basura.
12
2comentarios 90 lecturas versoclasico karma: 76

Cuestionarse

Dudar de tí hasta en lo más obvio
preguntarte el por qué de todo
cuánto se te pasa por la mente
ignorando el cansancio y la pena
el pesar por la ausencia

Crees no conocerte
y nada ni nadie
te convence de lo contrario
tomas decisiones rápidas
buscando un cambio
¿De qué? Sólo cambiar?
¿Un nuevo entorno,
por sí sólo,
te sacará de donde estás?

Faltan respuestas
pero es difícil
cuando tampoco sabes bien
cuáles son las preguntas
mientras el tiempo avanza
y no sabes qué hacer realmente

¿Desesperante? tal vez
Como si detener el tiempo
aunque sea sólo para buscar
esa tranquilidad fugitiva
fuera una opción real

La realidad es otra,
muchas herramientas a la mano
pero sin las habilidades
para darles un uso correcto
o que al menos
satisfaga las necesidades de hoy

Divagar es buena forma
de matar el tiempo
pero ese tiempo muerto no regresa
y lo que no hiciste
mientras lo matabas
te pesa al final

Ya no sabes cómo lidiar con tu vida
y te cuestionas hasta por qué respiras
para encontrar respuestas
a preguntas que desconoces

Tomar acciones casi a ciegas
arriesgarse, olvidar el temor,
dejar atrás el hogar, cambiar;
muchos caminos posibles,
poca determinación...

Mucho en qué pensar
leer más   
6
2comentarios 40 lecturas versolibre karma: 62

¡A la papelera!

Porque sucede el tiempo de invierno
y las primeras flores de los almendros
riman con la niebla y la escarcha

(¡Joder, Esteban! Querías decir sobre su sexo
¡A la papelera!)

… de los almendros riman…
sobre tu sexo, como riman las pieles
cuando nada esconde el deseo y cada segundo

(¿Cada segundo? ¿Cada segundo? No me vengas Esteban
ahora con el existencialismo ¡Estás espeso!
¡A la papelera!)

…cuando nada esconde el deseo y hay un ámbito de certeza
sometiendo la inercia de la fuerza y la ternura a

(¿fuerza y ternura? ¡Joder! Pero tío ¿Qué te ocurre?
¿Así amas? Si en realidad quieres decir
que estás sujetando sus manos y viendo cómo sus ojos
van pidiendo el ritmo de los siete mares
¡A la papelera!)

¿De los siete mares? ¿Siete mares? ¿Aquí quién está amando?
¡Déjame en paz!

…van pidiendo el ritmo de todo lo que baila la inconsciencia

(¿Inconsciencia? Estás mal hoy Esteban ¡Muy mal! ¡A la papelera!)

¡Déjame en paz!

…de todo lo que baila la inconsciencia…
entre hálitos salvajes que derraman la única verdad,
porque puede que los sentidos sean algo
que haya que buscar dentro de lo peor de nosotros
y amar matando lo que se vive y tirarlo
a la papelera donde sólo estamos nosotros, doliéndonos.

(¡No me gusta! ¡Tíralo!)
5
sin comentarios 30 lecturas versolibre karma: 80

Haya paz...

Cuando la niebla se eleve y se atisbe
la claridad,
y sobre el campo de batalla quede
la soledad,
solo habrá víctimas, ni rastro de
humanidad.

Cuando en la retina quede la imagen
tan abismal,
de la infeliz madre sin consuelo, harta
de sollozar,
con su hijo inerte en su regazo, ¿quién
la ayudará?

¿Quedará el mundo vacío de gente
loca de atar,
por la que los demás no nos tengamos
que avergonzar?
Es mi esperanza, y a la vez mi duda
existencial.

¿Será en esta vida o en la otra, será en
el más allá?
En paraísos que locos prometen…
¿allí quizás?
Solo queremos vivir en un mundo
donde haya paz.
16
3comentarios 94 lecturas versoclasico karma: 80

Todas las tardes de domingo

Manto de otoño que cubres las soñolientas calles de mi nostalgia,
escucho tu lamento en el susurro de la noche,
tus golpes despiertan mi inocencia dormida
y añoro tus palabras en mis recuerdos perdidos.


Me detengo y escucho.
Allá, en la profundidad del silencio,
te busco.
No estas,
pero te siento
en cada palabra que pronuncio.


La lluvia me habla,
escupe esas palabras tan repudiadas.


Manto de otoño que siembras todas las mañanas
los deseos de mi alma en las miradas de los vampiros
de las noches ya pasadas.
Sus labios sedientos de vida
palidecen en tinieblas ante la muerte venidera.


Y a veces lloro
ante mi reflejo.


Y a veces miento.


Frío metal imperecedero
que se clava tan adentro.
Me hieres.
Me quieres.


Manto de otoño, despiértame del sueño imposible en que vivo,
háblame de esos momentos que robaste a otros amantes hoy esquivos
y cuéntame el final de mil historias perdidas en el olvido.
Conversas conmigo todas las tardes de domingo,
pero tus palabras no escuchan lo que yo digo.


Y te vas
y yo me quedo.



Nuria Sobrino
@nuria_sobrino
8
5comentarios 111 lecturas versolibre karma: 75
« anterior123