Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 40, tiempo total: 0.015 segundos rss2

Siete puertas

Siete puertas tienen el cielo de tus ojos,

siete puertas misteriosas y en cerrojos.

Sus faros miran en cielos celestes.

Sus beldades,

tocan la tierra de mi alma.



Siete puertas,

que se vuelven fuego,

cuando me miran,

y cuando extienden sus manos suaves,

me quieren besar,

¡Y yo me dejo!



Siete puertas que guardan

nuestros secretos.

Hablan,

todo el día que me aman,

en sus luces de agua clara.



En tus ojos, amor,

tus besos se hacen místicos.

Me tienen,

en sus palacios cerúleos,

arrobada.

Cuando miro las puertas de tus ojos,

cuando sus cortinas se abren,

¡Ay, vida mía,

siento la espada de tus deseos,

que me recorren la piel!

¡Me dejan lánguida de tanto amor!

Quiero penetrar esas puertas,

quiero ver

sus secretos arcanos,

sus redes carceleras,

que me tienen secuestrada en amor.



Dame las llaves

de esas puertas,

no dejes a esta paloma,

mal herida, sin las luces de su amor.



Puertas,

¡Ábranme

sus celestes cerrojos!

Mi corazón frágil,

necesita tus hechizos,

la luz de tus ventanas,

para poder vivir.

*Autora: Edith Elvira Colqui Rojas - Perú - derechos reservados
leer más   
9
2comentarios 57 lecturas versolibre karma: 103

Casi seguro...

Casi seguro tenías prisa
y te olvidaste que las estrellas,
en esa noche, nos esperaban,
con el suspiro de sus linternas,
por eso entonces quedaron tristes
y hasta lloraron con mucha pena,
las compañeras, tan silenciosas,
de las cigarras y las palmeras,
porque las unas cantan de noche
bajo los cielos con luna llena,
mientras las otras, sin el nordeste,
quieren la brisa de las mareas,
y es que los faros que el cielo esconde,
tras los retales de fina seda,
son ese puerto que el barco busca
y al marinero el hogar espera...

De todas formas hubo otros días
con otras noches que fueron nuestras
y por desidia, tal vez vagancia
ambos pasamos de estar con ellas,
y las dejamos con su silencio
en la ventana que da a la tierra,
y allí lloraron y allí rieron,
noche tras noches, sin darse cuenta,
y es que nosotros, tan concentrados,
con nuestros versos y nuestras letras,
nos olvidamos de estos gusanos
que por las noches dejan sus huellas,
y que nos llaman y que nos quieren
sabernos vivos, tenernos cerca
para entregarnos la luz ansiada
con la esperanza de amor eterna...

"...Casi seguro, tenías prisa,
y no me diste la fiel respuesta,
a la pregunta que yo te hice
y que olvidaste por una fiesta..."

Rafael Sánchez Ortega ©
12/07/18
4
sin comentarios 34 lecturas versoclasico karma: 78

La mar entera

¡Cuánto tiempo esperando llevaría
allí arriba con ansia tu llegada!
Tanto tiempo temblando allí parada,
soportando las olas de agua fría.

Silla de socorrista por el día,
regia torre en la noche plateada,
cuando apoyas en ella tu salada
silüeta de joven energía.

Te admiras de tu inmenso, vasto imperio
y sabes que ningún triste gandul
puede enfrentar así su rostro serio.

Dos luces en el fondo de un baúl:
negros faros tus ojos, gran misterio,
cornucopias que reinan en lo azul.

(A Demelsa).
15
5comentarios 94 lecturas versoclasico karma: 89

Correr o esperar

No sé si correr
detrás de esos faros que vuelan,
luces que titilan en la bruma
con aleteos de colibrí
y destellos fantasmales.

No sé si correr o esperar.

Esperar que vengan a mí
por aquello de la naturalidad
de los mundos que se revelan,
los rayos de luna que han llenar
los espacios vacíos de cada alma.
Un río que fluye, sin detenerse
sin caducar,
y que tarde o temprano
pasa por cada puerta.

Esperar y respirar.

Respirar y sorber el aroma
de cada uno de los colores,
de los fragmentos de vida
que revolotean en el lienzo azul,
para no llevar la mochila vacía
cuando me toque atrapar momentos.

Y entonces aprender

Que hay minutos para correr
y otros para esperar.
leer más   
20
25comentarios 127 lecturas versolibre karma: 93

Quizá existir...

Habéis buscado los faros del mundo
como grupo de pertenencia
         furtiva,
sin más delito que la vida
que arrastráis en el recuerdo
de vuestros ancestros.

Mientras, el mundo duerme
la herida de su mísero ego atormentado,
infectado de su propia existencia.

Se avejenta la luz que la ley dicta
en el trámite del oprobio
y sobra decir
que con las manos vacías,
no hay reo
en el vértice de esta condena.
leer más   
13
5comentarios 95 lecturas versolibre karma: 89

O Soneto do fim

Apenas pele e sangue,nada mais que isto
Somos o bicho,que amanhã se deteriorará
Não há quem fuja deste esboço sinistro
A terra conheceremos,ponteiros vão parar

Quando confirmado,o recadinho,o lembrete
Outra carne podre será então despachada
Vermes farão de nossa carcaça um banquete
Flores e velas temperarão medonha salada

O choro é o molho escorrendo entre o prato
Menu de trevas,cardápio de dores e horrores
Servido aos que ficaram para aqui degustar

De brinde são gravadas sob o pétreo aparato
As informações e números,os finais sabores
Que familiares e amigos deverão interpretar

Jonnata Henrique 15/07/18
leer más   
4
sin comentarios 28 lecturas versoclasico karma: 58

Quiero volar...

Quiero volar buscando las sirenas
para llenar de sueños y saudades
las almas de los hombres soñolientos
que miran a los faros en las tardes,
aunque ya sé que el vuelo es relativo
y que las playas tienen arenales
donde se ven los ciervos, temblorosos,
pastando entre marchitos tulipanes,
y es que los sueños tienen estas cosas,
colores muy diversos y brillantes,
y tonos apagados y nublados
que hielan y estremecen a la sangre,
pero al final el cuento y la leyenda
prosperan en la boca de los padres,
en esas nanas de infantil ternura
que por las noches dictan a los ángeles...

Quiero volar buscando las estrellas,
por encima del ancho de los mares,
para robar, en ellas, a sus faros
y conseguir la luz de nuestras calles,
porque sabré muy bien en donde piso
y adonde irán mis pasos vacilantes,
a ese jardín de rosas y violetas
o a la senda que lleva a los marjales;
puede que encuentre solamente bruma
que los sueños se tiñan de granate,
ya que la vida transcurre en un albero
sembrada de sonrisas y desplantes,
y aunque el faro me dicte tu presencia,
y pueda proseguir el largo viaje,
quisiera que termine el día eterno
para poder besarte y abrazarte...

"...Quiero volar, llegar a mi destino,
para entonar el rezo de la salve,
para sentir muy fuerte por mis venas
el beso que me libre de esta cárcel..."

Rafael Sánchez Ortega ©
04/06/18
6
6comentarios 96 lecturas versoclasico karma: 89

El viejo capitán...

El viejo capitán está dormido
y sueña, en esta tarde, con sirenas,
con olas y con mares muy revueltos
y noches persiguiendo a las estrellas,
los ojos soñolientos se han cerrado
y acusan un poquito de tristeza,
quizás por el cansancio de los días
pescando y tripulando su trainera,
el pulso del besugo, intermitente,
el pancho y la lubina tan inquieta,
y puede que elevando el aparejo
un bello salmonete apareciera,
también esa merluza, con el congrio,
sacados de las playas y las nieblas,
las cuerdas con anzuelos bien cebados
con restos de bocarte y de sal muera...

El viejo capitán está viviendo
recuerdos de este tiempo que se cierra,
instantes compartidos día a día,
con otros compañeros en la pesca,
por eso ya descansa en esta tarde
y trata de subir por la escalera,
la misma que le lleva hasta los cielos
en busca de las nubes y cometas,
sencillas ilusiones, con su magia,
en niños, y con hombres que las crean,
de seres con las almas muy sensibles
que buscan su destino en las mareas,
y en esto el capitán duerme tranquilo,
navega por el mar, como él quisiera,
ajeno a los dictados de los faros,
sin brumas, temporales y galernas...

"...El viejo capitán está presente
y vive intensamente lo que sueña,
el mar, con su velero y el salitre,
la pesca, sin cesar, y las costeras..."

Rafael Sánchez Ortega ©
03/06/18
11
2comentarios 73 lecturas versoclasico karma: 90

Veremos barcos...

Veremos barcos cruzando mares
con velas blancas sobre las olas,
veremos niños, veremos hombres
que los contemplan, y las gaviotas
de grises alas darán mil vueltas
sobre la playa de arenas sordas,
y es que la arena tiene su encanto
por el nordeste que da su forma
dejando asientos en los rincones
con atalayas que la coronan,
y aquella vista tan elegante
será el refugio de las esposas,
y de las madres de los marinos
que por las aguas pescan y bogan,
y estos retales son los recuerdos
viejos fantasmas que nos desbordan...

Veremos luces en las esquinas,
pequeños faros, cual mariposas,
veremos velas de cera blanca
que parpadean entre las sombras,
y más abajo, por la calzada,
pasan los gatos de largas colas,
pasa el nordeste, llega la brisa,
que se encarama por las farolas,
luego desfilan los caracoles
y las cigarras cantan y atoran,
aunque las vacas y las ovejas
están por prados rumiando solas,
y mientras tanto las madreselvas
cierran los pliegues que son sus hojas,
y aquellas sombras, nuestros fantasmas,
siguen muy dentro pidiendo rosas...

"...Y esta es la vida de los recuerdos,
vivos fantasmas que dan la nota,
pues nos abrazan tan fuertemente
que poco a poco, ya nos ahogan..."

Rafael Sánchez Ortega ©
23/05/18
10
4comentarios 60 lecturas versoclasico karma: 88

Sepia espectral

Va rodando por mi piel
la tinta mojada
removida por una tempestad de tiempo
de las páginas que dejaste
consumiéndose en la sal
sumergidas en las entrañas de un volcán.

Se sueltan como polvo
las letras de tu nombre
y se desvanecen mis dedos
tratando de retenerlas.
Mi mundo se torna sepia,
se hacen mudas las ventanas
quedando sepultadas
con una tormenta de arena;
ventisca de ayeres rotos,
estalactitas de miradas
tus miradas momificadas,
las que no he dejado salir
de los atúdes que guardo
entre mis manos cerradas.

Sin pensar
voy dejando que el viento
teja redes con tus caricias
enredaderas
de hiedra venenosa
que me enrojecen el alma,
me hacen caer en la trampa
y me succionan el silencio
robándome los gritos,
el aire, la calma.

Una fosa oscura
con tus manos en las paredes
a las que intento asirme
pero una vez más
me dejan caer.
Los fantasmas de tu nada
me miran con sus caras largas
y me aceleran el pulso
porque desaparecen;
como parpadeos
prenden y apagan los faros
de mi necesidad de ti.

Y duele,
porque aunque abro los ojos
y el mundo de nuevo es azul,
sé que detrás de mis párpados
eres real porque fuiste
el cementerio de mi paz.




Dee Dee
May.17/2018 - 22h
leer más   
16
16comentarios 135 lecturas versolibre karma: 108

Shanghái

Hace frío, está oscuro
camino hacia delante, hacia atrás
La luna se mece y se engaña a si misma
c
a
e
lejos de toda mirada,
Los colores lóbregos de la ciudad me acompañan
Seres sombríos, atrapados en el destello de los faros,
ni siquiera me miran
Fuera de toda brújula, me pierdo en un sendero sin fin
Mi cuerpo se retira por uno de los callejones más oscuros
Mi cuerpo es una caída del tiempo
Todo se nos escapa,
se nos esconde cada vez más
Como un efluvio pálido,
Que se quema bajo un humo ínfimo.
leer más   
9
5comentarios 66 lecturas versolibre karma: 104

Sendero

Mentiras dibuja el mundo en el firmamento,
con aves que lo cruzan en anhelo;
lo respiramos helado y siniestro,
mas tu aroma es calor verdadero.

Se ausenta de direcciones,
el camino hacia el deshielo;
los pasos que se ocultan tras la nevada,
a la planta de tus pies resaltan.

Yace mi corona en tu sentimiento,
mis demonios, mis flagelos;
sopla el alba en tu piel enamorada,
a tu mano descubro el sendero.

Muchas más mentiras plantará la viña,
y se regaran a lo ancho del consuelo,
mas estás aquí sin cadenas,
con faros y centinelas.

Es por tu amor bajo este cielo,
un beso cálido sin camelo.

Niorv Ogrin
5
sin comentarios 45 lecturas versolibre karma: 76

Un libro, sol para el alma

Cuentan de puertas
de saber y de ensueño
letras y umbrales
de historias infinitas,
tinta, seres, lugares;
de cuentos y relatos,
basto conocimiento,
luz y sapiencia;
los faros de verdad
sol para el alma.




@AljndroPoetry
2018-abril-23
leer más   
18
19comentarios 120 lecturas japonesa karma: 108

Cafetería. Nota en la servilleta

Mis brazos enlazados a tu cuello
bajo la luz de los faros;
gotas de ciudad
titilando sobre los rascacielos.

Olor a neblina
y la piel iridiscente
al roce de los dedos
de la luna perfumada.

Rosas de invierno,
pétalos de cielo nocturno.
Constelaciones musicales
que se anidan en tus ojos.
Y si agrego sin querer,
una pizca de suspiro
hay una reacción exotérmica
entre tus labios y mis guiños.

Así, así te quiero
cuando vivimos la misma vida
y nos tomamos juntos un café.




Dee Dee Acosta
Abr.18/2018
leer más   
13
14comentarios 75 lecturas versolibre karma: 120

Spheric Ship

A dome made of trees
Their leaves become blue if it's warm
And they disappear if 'tis fresh
From light blue to transparent
That's their cycle
Like on a ship that moves straight forward
The same dream,
Always the same, no pauses
From tenderness to wildness: a deep sea
So many fish in there:
Blue, yellow, white, the glowing jellyfish
And the sun so far away
Still tall
Yes
But blurred
And while the ship goes deeper
And if lacking oxygen, the body faints
-
The creamy blue comes back to them
And warm they are once again
The ship in more quiet waters
By the surface
Oxygen returns
And my body wakes up with its index finger touch.
leer más   
4
sin comentarios 22 lecturas english karma: 48

Vendo Corazón

Vendo Corazón
Completo o por piezas:

Modelo 1980
N pasajeros
Carrocería clásica reforzada
a prueba de impactos fuertes

Motor poético de 16 válvulas
con 90 Caballeros de fuerza
Respuesta de 1.8 kiloCaricias por litro
Aceleración de 0 a 200 en una mirada

Acabados en acero Inolvidable
Quema locos
Protección nocturna
Vestiduras en piel erizada
Faros de niebla pecadora
Silenciador de secretos

Soporta condiciones inestables

(Precio a negociar
por algunos rayones al interior y exterior)

******************************************
Vendo Corazón
2018
Transmisor d Sinestesias©
leer más   
24
31comentarios 153 lecturas versolibre karma: 91

Agudeza

Se acumulan los espasmos
a la par que los sarcasmos,
y vanse besando flores
entre filas de algodones.

Alcahuetas visten llamas
en tejidas y floridas,
de mármol y retorcidas,
columnas romanas blancas.

La blancura de sus techos,
desgastados con el tiempo,
hacen amarilla mella
en los templos de purezas.

La piedad al Vaticano:
conclusiones que sacamos
cuando andamos sobre espinas,
siendo espina y siendo clavo.

Así vamos, ignorando
luces y faros de guía,
y atendiendo a las heridas
hechas por clavos y espinas.
12
sin comentarios 85 lecturas versolibre karma: 111

Poema 18

Un avión atrapado
en una tela de araña
tejida en las estrellas.

Un barco
varado en mitad del cielo
sobre una playa de cirros.

Segundos ahorcándose
en las manecillas de un reloj
mientras mi cuerpo,
inmerso en el submarino vitelino
que proporciona tu útero,
escapa de la debacle
mirando al infinito
con las pupilas dilatadas
como el perro abandonado
que ve los faros de un coche
acercarse veloces a su hocico.

Poema extraído del poemario Fragmentos, sueños y derrotas. Vol. I( goo.gl/AEE8Wy)
19
16comentarios 131 lecturas versolibre karma: 108
« anterior12