Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 496, tiempo total: 0.009 segundos rss2

Confundido

Tengo tantas ganas de decirte que te amo,
que tu risa calma el dolor y el llanto,
que mi pecho late con todo su encanto
al oír la puerta cerrarse a tu paso.

Tengo tantas de ganas de reír de contigo,
de escuchar tu voz pronunciar mi nombre,
que mi mente en gris quede ante tus ojos
porque soy feliz.

Pero se acabó,
y no sé como decirlo.
No sé hacerlo de frente,
no sé hacerlo escribiendo,
no sé como,
no sé si quiero hacerlo.

Te amo y me molesta verte.
Te amo y me pone nervioso oírte.
Te amo y no quiero estar a tu lado.
Te amo y me molesta todo de vos.

Te amo, y tanto te amo que te odio
Odio tu voz, odio tus quejas, odio tu mirada
odio tu cuerpo, odio saber que estás durmiendo
respirando a mi lado si poder pararlo.

Me molesta todo, aunque te amo y
de verdad, no sé como seguir.
Tal vez si te vas, tal vez si me voy.
Pero a donde ir?

No sé a donde ir.
No quiero irme pero no espero seguir.
Sigo aunque no sé si quiero.
Quiero pero odio querer.
leer más   
5
2comentarios 29 lecturas versolibre karma: 72

Año del perro - Any del gos - Year of the dog

¡Feliz año del perro!

Feliç any del gos!

Happy year of the dog!


Caligrafía de perro en tinta china sobre papel de arroz.
4
1comentarios 44 lecturas colaboracion karma: 42

Luchar para vivir

El infinito es relativo cuando no se tiene
a alguien a quien contar
así nació el verso que da sentido a mis impulsos,
no importa ser el primero, solo tener la voz.

No quería perderme en un vacío
de la inutilidad del alma
con excusas y pretextos por el miedo
de haber nacido con amor a no callar.

La poesía no se vende ni se compra
los poemas son letras al universo
libres como el tenue aire que respiro
¿cómo vender la poesía? solo requiero una sonrisa.

La poesía que es sabia no llega nunca al final
el mundo andaría mejor si así lo fuera,
soy feliz soñando con en el mismo viejo roble
que no se compra con lo que es material.

Mi poesía lucha todos los días por vivir
orientado los motivos
por los cuales estoy aquí
con la esperanza en un aliento de la fe humana.

Escribo poesías
que tal vez no sean poesías,
qué importa si la conciencia
no deja que me roben la felicidad.

El poema es un milagro nacido para existir,
lo imposible cuesta siempre un poco más
la fuerza de la poesía nos levanta la ilusión
de luchar nuevamente después de cada caída.

Mi poesía da todo lo poco que tengo
es un infinito en lo relativo
siempre cuando tenga
a alguien con quien charlar.

Poesía
Miguel Adame Vázquez
El Mute
15/02/2018.
19
22comentarios 670 lecturas versolibre karma: 115

Yo Quisiera

Yo Quisiera

Yo Quisiera
Crear una canción de sueños
donde cada quien se adueñe
de su propia historia

Yo Quisiera
acariciar corazones
Logrando suspirar con ellos
Latiendo a la misma vez
Que se enriquezcan muchas almas
Que en la noche se desangran
Por amor

Yo Quisiera
poder repar alas
que por estar en jaulas
se les rompieron
escribirles un cuento de hadas,
donde exista la felicidad
sin necesidad de príncipes o reyes

Yo Quisiera
Cantar tan alto que se escuche
Hasta donde un alma pida
Un consejo esta noche

Yo Quisiera,
que rompieras tu silencio
y digas muy alto ¿que es lo que te duele?
Y ¿porque no eres feliz?

Yo Quisiera
que hagas tu vida en libertad
que no te de miedo la soledad,
que sepas que habemos más
con el mismo sueño.

Yo Quisiera
Ser una bandera de amor,
luchando por tu clamor
llevándote de símbolo
de una revolución

Yo Quisiera
Que te ames más a ti
que te olvides del Que dirán
que luches contra todo
que nada te detengan
y que brilles en la oscuridad.

#niunamas
Las letras de mi alma
leer más   
8
sin comentarios 46 lecturas versolibre karma: 86

El nacimiento de Verdad

Fue un parto múltiple.
Mentira nació primero:
'Estoy sola, dijo'

Verdad, su hermana, no fue evidente.
Nació pequeñita,
lejos de ser un parto natural.

La esclavitud tecnológica
marcaba, con estadísticas, que no era el momento.
Sin señalar el sufrimiento real, mentía.

La lucha y desgaste de la Gran Madre
fue colosal:
triunfó.

*

No se gobierna inocentemente.
La globalización es una ficción,
desigual y famélica.

Una unidad descompuesta:
los gordos aumentan, se extienden.
Indecente condición del mundo.

Mentira es feliz.
La celebración gozosa,
desafiante de la ignorancia.

Babosas interrelacionadas,
globalizadas, ignorantes y marrulleras
por vocación, gusto y descaro.

Vagas élites religiosas, arrogantes,
responsables de la pobreza y la ignorancia
nos despojan de todos los derechos, bajo palio.

Cadena hereditaria de desigualdad y dinero
que no se rompe -recuerda Mentira.
Porque la gente no se atreve -replica Verdad.

*

Mentira dice: 'No hay posibilidad de transformación, es lo que hay'
Verdad lo niega: 'Sí, se puede'

La chulería se confunde con valentía,
la mala educación con campechanía.

Lo irreverente con rebelión,
la disensión con traición.

Cada latido de la putrefacción
en el corazón.

*

Una guerra contra la tierra
para alimentar a holgazanes.

Al final, Verdad solo nos mirará las manos
para ver qué tipo de humanos fuimos.

Salvajes
o temerosos a la llamada de lo salvaje.
La alegría está en ser.
7
sin comentarios 167 lecturas versolibre karma: 79

Sueño contigo

Hoy tu nombre se dibuja en la limpia luz
de este invierno que ya huele a primavera.

Tus risas se hacen botones en tantas yemas
rebentonas, que pronto serán flores y hojas,
y que en el alma, a mi me cosquillean.

Hoy te he presentido por la verde yerba
en esos rayos de sol claro de febrero
que me hacen sentirte fresca y nueva
llenando mi boca con sabores de canela.

Soy feliz siempre que sueño contigo
esperando tenerte abrazada a mi vera.
leer más   
4
2comentarios 25 lecturas versolibre karma: 67

La eternidad de una madre...

Tal día como hoy hace años
te vi por primera vez,
llenando mis ojos de tierna ilusión
y de paz a mi corazón,
en un día en el que el tiempo
por un momento me dio su absolución,
y allí estabas, entre mis manos, mi niña...
mi ser, mi acoger y mi acontecer,
la cura de mi dolencia
y razón de mi existencia,
fuiste tú, mi pequeña presencia
quien me aportó la creencia
de que el destino duro a veces,
en otras nos llena de decencia,
y su regalo supera con creces
momentos vacíos de esencia,
y su obsequio fuiste tú
mi presente fuiste tú
mi futuro fuiste y serás tú,
pues aquel día que te sentí
una parte de mi te regalé
un resquicio,
por el que por siempre en ti estaré,
y no hay nada más hermoso
que ese lazo que aquel día nos unió
y que nunca nos separó,
pues me colma de orgullo
seguir cobijándote en tus malos momentos
y ser el consuelo de tus lamentos,
ese consuelo que fuiste para mi
aliviando el eco de mis tormentos

En la plenitud del Edén
vivo con satisfacción tu recorrido,
y agradecimiento siento de quien
te resguarda el latir herido,
es entonces cuando fuertemente
a la sonrisa me aferro,
pues veo que no soy solo tus recuerdos,
sino que vivo en tu presente
que sigo siendo ese afecto
de tu cariño confidente,
que me guardas celosamente
en ese corazón latente
que tienes por bandera,
aun a riesgo de que traspasen
tan doliente barrera,
eres... tú y sólo tú
quien me siente
de manera diferente,
quien hizo que aquel día
tuviera orgullo de dar vida,
quien hace... que dé gracias
de que seas mi niña

No hay nada por lo que llorar
mientras tu alma me llame,
no hay lágrimas que derramar
mientras tu espíritu me hable,
no hay soledad mientras quieras abrazar
a quien entre sus brazos te tuvo,
a quien hasta el final junto a ti
el camino anduvo,
no sufras, mi niña, no sufras,
no cedas al dolor
por quien no se lo merece,
pues te enseñé a dar calor
a quien de oscuridad carece,
a quien te iluminará con su luz
cuando en tu alegría sólo anochece,
esa misma luz con la que me alumbraste
cuando necesité de tu guía,
cuando siendo yo noche
fuiste tu mi día

Mientras haya en mi niña,
un solo resquicio de mi
habré conseguido que la dicha se ciña
en esto que siento en mi pecho, aquí,
justo donde me tocaste
aquella primera vez
que dentro de mi te sentí

Me hiciste tan feliz
aquel primer día que te vi,
que volvería a dar mi vida
a cambio de un solo segundo para ti,
ese segundo que ahora te regalo
como presente eterno,
para que hagas de él
mi sentir más tierno
leer más   
10
6comentarios 85 lecturas versolibre karma: 106

El silencio de la vergüenza

Agradecía el silencio y la calma de la casa vacía. Minutos antes sus dos hijos se movían bulliciosos, esperando el momento de salir con su padre hacia el campo de fútbol.
Delante del espejo del baño se arreglaba para ir al cine con unas amigas. Una película de terror y unas palomitas eran un buen plan. Después, un chocolate con churros y una buena conversación con sus dos amigas del Alma; en la que, como siempre, fingiría un matrimonio feliz.
Se observó con detenimiento y, para que resultase creíble, sería imprescindible un poco más de maquillaje en su pómulo derecho.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/02/11/escribe-tu-relato-de-febrero-iii-sandra_e
5
2comentarios 33 lecturas relato karma: 69

Mi carta de los deseos

Tengo que pedir para todos
pues luego vienen reclamos
y la lista se hace inmensa
pidiendo menos tempestades

Quiero pedir por las musas,
Fuentes de inagotable inspiración,
y por esos poetas/ poetisas
que en letras exponen pasión.

Quiero pedir por sus familias,
que son pilar en contra de rendición,
gotas de fuerza en amor en lluvias,
tolerantes de su incomprensión.

Tengo que pedir por los sueños,
en donde quiero que sean dueños,
que suelten lo que los aterran
y fuerte a ellos se aferren.

Pido por los grupos de poesía,
por qué con su grano de arena,
hacen que corazones en lejanía,
se unan y hagan la pena Serena.

Tengo que pedir por mis amigos,
que se han cruzado en mis caminos,
por qué siempre tengan un grado de locura,
y que la verdad siempre sea su cura.

Tengo que pedir por las mujeres,
que son las musas de mis poesías,
para que saquen a relucir sus placeres,
y dejen salir sus hermosas rebeldías.

Debo pedir por el amor,
nuestra fuerza interna ante el clamor,
para que sea nuestro empuje,
ante cualquier situación.

Feliz navidad
leer más   
15
sin comentarios 92 lecturas versolibre karma: 101

Siempre estaré enfermo de ti

No lluevas por mi amor.
Doctor, me duele,
me duele mucho el corazón.
Si me pudiera operar,
operarme los secretos de esta canción
hecha poema para ella,
para la dueña de mi interior.
Tengo migraña,
azotes de irritación
cuando mis neuronas trabajan
en hacerla feliz, por todo el universo exterior.
No hacen falta palabras complejas
para definir lo que es la pasión,
si me estoy muriendo ahora mismo
por causa de este romántico dolor.
Extírpeme los órganos,
se lo ruego, doctor,
pues sin ellos seré una vasija sagrada
para contener a mi soberana, por favor.
Seré su templo, un palacio de oro,
un mundo nuevo y un panteón
para su refugio, para su perfume,
ese dulce olor
que siempre desprende
cuando su placer eterno me ruge el nombre de Dios.
Doctor, necesito no ser curado,
pues la única enfermedad tan venenosa y sin redención
que no necesita las dotes de santos falsos,
es el amor.

© 2017 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
6
2comentarios 63 lecturas versolibre karma: 88

Botón rojo

Cae la lluvia por mis manos
y yo solo puedo recordar cuando nos besamos
cuanto nos amamos.
Siendo los jefes
de nuestros corazones
salía más fácil llorar
pero también reír y la felicidad
se transformó
en un botón rojo que decía "no tocar".
4
1comentarios 25 lecturas versolibre karma: 62

"Luz escarchada"

La vida
que tuvimos:

Congelada.

Mi ser,
mi cuerpo,
mi mente,
mi corazón:

Escarcha.

El presente:
En evaporación.

Una vida contigo:
Muerta.

Siempre revivida
al ponerse
el Sol.

Nuestras luces,
nuestro amor;
una historia
zanjada.

Para jugar
hacen falta
dos.


###

No he vuelto a sentir
que al tiempo
le robaba.

Tampoco recuerdo cómo
volverlo a hacer.

No he vuelto a perderme
en el mar de tus pupilas.

Siempre dilatadas,
rabiosas
de curiosidad;
siempre excitadas,
rebosando
sensualidad.

Siempre inquietas,
reflejando uno
de los trazos
más fieles
de tu personalidad

Unas pupilas,
que eran sólo para mi;
como mi sonrisa,
que aunque no estés,
se sigue debiendo a ti.

Una canción,
que terminó.
Una melodía,
que perseguí.

La "certeza"
de que me equivocaba;
y aún así,
voluntariamente,
sucumbí.

###

Los recuerdos
de un exiliado.
Mi fragmento
más feliz.
Ria o llore,
suele deberse
a ti.

No ha cambiado,
lo que siento.
Aunque ya
no te lo pueda
decir.

Rheinn

"Luz escarchada"
RheinnPoetry ®
19
17comentarios 143 lecturas versolibre karma: 111

Reflejos

En los ojos del presente
se refleja la soberbia
engordando de injusticia
y ocupando ministerios,
parlamentos y tribunas.

En los ojos del presente
se reflejan las maneras
que exhibieron hace tiempo
los que nunca se atrevieron
y siempre se lamentaron

En los ojos del presente
se reflejan callejuelas
silenciosas que terminan
donde forman bien temprano
largas colas los parados.

Y en sus casas los ladrones
y en las tumbas los robados
y unos tubos de neón
parpadean anunciando
que no olvides ser feliz,
que esta noche es nochebuena
y mañana Dios dirá;
lo publican las bombillas
de colores, los albergues
cada vez más concurridos.

En los ojos del presente
se reflejan mil venenos
que previenen los ataques
de conciencia a zambombazos
de catódicos cilindros.

En los ojos del presente
se reflejan impolutas
todavía las murallas
que la fuerza del obrero
construyó contra sí mismo.

En los ojos del presente
una lágrima de rabia
va rodando lentamente
y es inútil reprimirla,
pues su sal nos trae futuro.

Y en los bancos el dinero
y en los árboles las sogas
y en las sombras de la noche
dos mendigos con un palo
registrando la basura;
rebuscando sin fortuna
entre moscas y pellejos
la olvidada compasión
de este mundo corrompido,
de este mundo criminal.
leer más   
20
12comentarios 113 lecturas versoclasico karma: 109

Marlett.. la mujer sin nombre

Las circunstancias de la vida, nos obligan a mejorar el intelecto, la economía, todo lo material que creemos, debemos hacerlo.
Nuestro corazón nos mantiene vivos, no duerme, no pide dinero, no nos pone triste, nosotros lo hacemos trizas y aún así, vivimos.
No hay ser externo que pueda cortarlo con un cuchillo, ni con unas tijeras y que le queden horrendas cicatrices, somos nosotros que lo escarificamos, de a poco, y no nos damos cuenta, con el pasar de los años, nos duelen, se hacen profundas y las dejamos como trofeo.
No existe un ser mágico que nos alivie del dolor, nos alegre y nos haga feliz. Somos nosotros que de tanto buscar por fuera, nos olvidamos que en nuestro interior, tenemos una máquina perfecta, y tenemos tantas regiones sin conocer, que lo descuidamos hasta perecer, sin haber encontrado la cura.
Sabemos que la doctora del corazón, no encuentra el mal con su estetoscopio, ni puede ver las cicatrices, sin abrir nuestro pecho sin que nos sangre. Entonces, nos aconseja, nos muestra la solución a su entender, y casi nos deja conforme.
De tanta atención, la doctora del corazón, por ese mal nos entrega el análisis; Debemos buscar la cura nosotros mismos.
Yo, en el afán de escribir o hacer garabatos de historias de amor, me topé con mi sosia, un corazón igual al mío, con cortes y cicatrices, tan iguales, que podía sentir el olor sangre que emanaba a miles de kilómetros, tan profundos todos, que podía ver desde mi ventana, todo su mal.
Hoy sin el pudor que me caracterizan los años, puedo describir la forma que tiene, mi sosia, un corazón pequeño, el de Marlett...la mujer sin nombre, una doctora del corazón que vive con sus alas rotas, un corazón partido, con cicatrices sin curar.
Haciendo su trabajo con maestría, en esa mágica fábrica de vida que maneja, esa que nunca podrá sustituir el hombre, por nada que su imaginación pueda vislumbrar hasta ahora. Parte de ese corazón roto, es sosia del mío, no pregunten, sé lo que escribo, porque apenas lo vi, se unió al mío, como el ósmosis de las células que dan vida, así me la dio a mi.
No quiero ser extenso con esta cháchara imaginativa, pero debo decirle a ésta mecánico del corazón ajeno, que se hizo la dueña del territorio que supo sembrar, y cuando pueda divisarlo después de recorrer el mundo, el del exterior, y el de su interior, y sin ningún compromiso, y que su comprensión pueda mas que su sabiduría corporal femenina, que no es sólo amor, ni un simple amor a la distancia, que existen muchos pululando con lágrimas en el mundo, es mucho mas que eso, es admiración, tal vez gratitud, su dulce dolor ajeno, un empático gusto por sus dolores diarios, un amor, que donde se encuentre, sin wifi ni alambre telefónico, sentirá a diario, el que siento por ella, y que si mi corazón muere, seguirá amándola eternamente.
Qué cómo lo sé?……… Es que mi corazón, desde que apareció su sosia, el de tan lejos, de la mecánico; ! Ahora late a un ritmo diferente, igual al de Marlett..la mujer sin nombre, y no lo puedo dominar, y como me siento sublimemente feliz, puedo vivir y morir con esta falla, es mi vida, a la distancia, la que usted curó, que no se como sucedió.
Creo que fue Marlet.. ahora mi mujer, un ángel…...La mujer sin nombre.
leer más   
8
2comentarios 143 lecturas prosapoetica karma: 90

A la hora de vivir

A la hora de vivir
los minutos se enredan entre los pensamientos
que se reconcilian por las palabras
son el fruto de una fábula que en el alba
se impacienta al querer sentir.

A la hora de vivir
agoniza el nombre desgastándose disperso
ante la pregunta absorta
que se acostumbra a devorarse frente a un espejo
de la efímera realidad.

A la hora de vivir
transita la pena desgastada por el insomnio
de tanto gritar por el dolor
que se desgarra ante la inocencia
de una noche en su acto de humildad.

A la hora de morir
el universo agoniza ante la ausencia
que prevalece ante la forma del punto de partida
donde cerraré los ojos en luto
sumergido en la sombra trémula
de un cálido latido que se apresura a partir.

A la hora de morir
no alcanzarán las lágrimas
por la batalla dispersa
en el profundo vacío de dormir
con un cuerpo insuficiente
en el torbellino que fue desatado por tanto vivir.

A la hora de morir
desearé ser un recuerdo temprano
de un pasado furtivo
que fue devorado en el trascurso de existir
extrañare lo mejor de mí
mi sonrisa al verte feliz.

Poesía
Miguel Adame Vázquez
El Mute
02/02/2018
19
15comentarios 140 lecturas versolibre karma: 122

Deseo

Hoy deseo
que vengan
los extraterrestres
con sus dientes de hambre
a comernos.

 Quiero
que nos invadan.
Que apunten
a cada ciudad
y a cada pueblo
sus armas desconocidas
de luces
que matan.

 ¡Habitantes
del universo
que ya no tienen agua
en sus planetas:
no tarden en venir
a robarnos
los océanos!

 ¡Llévense
nuestros bosques,
nuestros animales;
nuestro petroleo.
Sacien su sed
con nuestra sangre!

 Qué feliz
sería yo
de ver temblar
de miedo
a la humanidad entera;
tal vez así
comprenderíamos nuestra fragilidad;
la idiotez de las fronteras;
la confrontación inútil;
la culpabilidad en los robos,
las muertes, las amenazas,
las agresiones al otro.

Quizá
solamente así
entenderíamos
que somos iguales.
Que la tierra
es casa de todos
y que todos
tenemos el derecho a vivir;
que somos hermanos
y que nos necesitamos.
leer más   
18
11comentarios 87 lecturas versolibre karma: 94

Frío

Frío, tengo frío. Hace 40ºC fuera y yo tengo frío. Hace 0ºC fuera y yo con frío. Frío, helada, me siento sin ser capaz de entrar en calor. Frío, necesito frío, la cabeza fría para aclarar ideas, el corazón frío para poder decidir lo más adecuado.

Frío, estoy helada, no siento las manos, no siento tu voz, no me noto palpitar el corazón, frío, está frío, estoy fría.

Mirada fría, no puedo mirarte de otra forma, tengo que verte cómo eres realmente, ver cómo me siento realmente. Frío, fría el alma, mas esta nunca estuvo cálida, no podía estarlo pues por mucho que el órgano que me da vida la intentaba calentar a base de latidos de amor, tú no dejabas calentarla. Esa zona, la más profunda de una persona, la que sólo puede estar cálida si una se siente bien de verdad, esa que se calienta con la felicidad y se hiela sin ella

Frío, tengo frío, en pleno verano y yo con abrigo, o, ¿quizá sea invierno?, no importa, tengo frío. Nieve en mis hombros, nieve en mi espalda, que me hielo, que me falta el aliento, que las lágrimas no caen porque están congeladas.

Frío, maldito frío, ¿cómo te echo de mis entrañas? Frío, maldito frío, ¿por qué no intentas quitármelo? Frío, maldito frío, ¿cuándo conseguirás ser tú mismo y descongelarme? Frío, maldito frío, que quiero que se aleje sin que tú te vayas de mi vida. Que te amo, que te necesito, que te amo, que eres mi vida, que te amo, que no sé cómo vivir sin ti, que te amo, pero que tengo frío y que no eres capaz de quitármelo, que nos helamos los dos, que nuestras almas están juntas, pero juntas por el frío, que ninguno de los dos somos felices, que yo te amo, que te quiero pero que no soy feliz, que me amas, que me quieres, pero que no eres feliz.

Frío, mi amor, tengo mucho frío, y no hallo más que una solución…
11
sin comentarios 57 lecturas prosapoetica karma: 91

Lo que no pude paliar

Todas las horas de sueño que pierdo
no las calma ni el trankimazín.

Estoy leyendo a Panero y a Cummings
y no sé si a esto se le puede llamar ser feliz.

Necesito algo para tapar mis genitales,
lo mejor será una flor de lis.

Desde un principio supe que la culpa acabaría siendo mía,
hoy vivo de las jaquecas que no pude paliar.
14
sin comentarios 61 lecturas versoclasico karma: 96

Radiante llamarada

Tu cara está adornada,
cielito, por un lunar, mi señuelo,
la bella pincelada,
que muerdo como anzuelo
y ensalzo si te tengo de modelo.

Radiante llamarada,
fulgor que tizna de negro tu pelo,
tiñe la piel tostada,
en ese sutil vuelo
que me transporta de tu cuerpo al cielo.

Es tersa y nacarada,
tu entrepierna de suave terciopelo,
sabrosa y confitada,
tan fresca cual pomelo,
se bate con mi miembro en feroz duelo.

Sexual y descocada,
amarte en la cama es feliz revuelo,
tu boca una granada,
el dulce caramelo
que concede a mis labios el consuelo.

Feroz pampita airada,
eres furiosa cuando estás en celo,
me mata tu mirada,
que va del fuego al hielo
manteniendo perpetuo mi desvelo.
13
4comentarios 69 lecturas versoclasico karma: 99

SEPTEM PECCATA CAPITALIA VII (con @AljndroPoetry, @MiguelAdame & @Transmisor_d_Sinestesias)

VII - LUXURIES -

Qué tremendo este deseo que desatas… este oleaje en la sangre, como lava
qué ganas de consumirme en mil fluidos… de deleitarme en placeres…
qué intensos latigazos cabalgando desde el pecho a la entrepierna…
qué descomunal apariencia… qué embriagante tu veneno, tan dulce al paladar…

Manos y lengua desatadas, reducirme a piel, ser solo sensibilidad
solo ver espuma y carne, y cabellos al viento, y el sexo descubierto
labios en la curva de tu cuello, ese imposible quedarse quieto, ese vértigo veloz de la dermis
morir rápido, feliz, como el zángano tras haber gozado de la reina, ¿qué importa la muerte?

Quiero vendar tus ojos con caricias
antes que tus labios se muerdan con mi sombra
quiero sentir mi vientre tambaleando sobre tus muslos bajo el fuego de una tarde,
haré estallar tu corazón
con una palabra que roce tus piernas con dulzura
ahí tu boca encontrará al océano entre marejadas de caricias prohibidas.

Arden dos soles en el dulce infierno de tus senos
hierve el sirope que brota de las fuentes de tu anhelo
mi corcel desbocado galopa indómito por las llanuras de tu espalda
liberamos las bestias, carnicería, dos cuerpos devorándose, casi morimos... sobrevivimos.

Eres el tormento del poder ejercido desde la cama
el horno que al mundo alimenta, de tus bocas sedientas
pares hijos condenados a su mutua devoración
ni promesas de reinos ni de imperios
me entras
me tomas
me pruebas
me saboreas
me inflamas
me aceleras
me muerdes
me devoras
me pierdes
me confundes
me abres y me comes de un bocado

¿Te seduzco? ¿Te hechizo? ¿Te emociono?... ¡Mis pasiones son penumbras! ¡Umbral devastador!
¡Me alimento de tus deseos, tuerzo tu criterio, tu integridad, tu razón!
No distingue raza, edad, riesgo, daño, locuras, situaciones...
¡Óyeme mortal! ¿Acaso despertarás a tiempo de éste trance?
¿Resistirás la amarga resaca de vergüenza? ¡Mi fuego es eterno! ¡Incontrolable!

¡Me devastas!
Eres fuego
troncos
leños
hedionda basura inflamable
gasolina
llama inextinguible.
Me abrasas
me incineras
me atormentas
me pierdo en tus laberintos de libidinosas pasiones.
Nunca, nunca resucito de este onírico féretro.

Con tus ojos ciegos disfrutaste de mi amor que fue osado
hasta el sudor extremo me tomaste
sin dejar algún resquicio para no vivir atormentado,
robaste el deseo fidedigno de mis manos
por una carne caliente que se te había negado
muero en el precipicio de tus brazos
y no me daré cuenta, que me importa
la lujuria he tomado.
leer más   
18
26comentarios 195 lecturas colaboracion karma: 101
« anterior1234525