Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 86, tiempo total: 0.024 segundos rss2

Ahora

Cuándo todos los días son ése día.
Cuándo ya depende de ti, el no diferenciar el hoy del mañana.
Cuándo hiciésemos lo que realmente haríamos si fuésemos a morir.
Cuándo dejásemos de tener miedo, dándole ocasión al después, de condicionar lo que harías ahora.
Cuándo sonreír, es cien por cien real.
Cuándo no sentencias, ni dictas, ni te agobia el qué,
si no el cómo.
Cómo hacer.
Cómo decir.
Cómo sentir.
Cuándo de verdad hagamos, lo que deberíamos hacer, si de verdad todos los días fuerán mañana,
comenzaríamos a vivir un poco.
Más que nada porque sentiríamos la falta de tiempo,
siendo ahora.
Dejaríamos de lado los prejuicios.
Acabaríamos dandole importancia, a lo que de verdad la tiene; el momento.
El ahora y no el después.
El presente que se escapa mientras a nosotros se nos agotan las ideas corriendo con mañana.
El hoy es tu mejor amigo.
Si dependiese toda tu vida, de que pensases que hoy no es hoy, ni ahora, ni en este mismo instante,
jamás aprenderías lo que es vivir.
És por el simple hecho, de que está pasando.
En vivo y en stéreo.
Así que si me permitís un consejo,
preguntaros a vosotros mismos:
¿És el día?
leer más   
11
4comentarios 67 lecturas versolibre karma: 97

En otro mundo

¡el año pasado he ido a ese lugar, y no me gusta! - dijo Lucila.
Cursaba el 5to grado de secundaria Y otra vez tendría que viajar a la ciudad en la que vivía su tía, ella quería disfrutar de sus vacaciones con sus amigos. Pero, tenía una madre "sobreprotectora", si se le puede llamar así a una mujer que no quería que su hija tuviera amigos varones, ya que había sido engañada por un hombre que la enamoró con palabras y la abandonó cuando quedó embarazada, entonces a sus 16 años tuvo que hacerse cargo de su pequeña, Sara había logrado estudiar con mucho esfuerzo la carrera de educación inicial, donde trabajaba doble turno, así que tenía poco tiempo para compartir con su hija, la cual habia crecido con su abuela y cuando murió tuvo que pasar mucho tiempo sola, el cual aprovechaba para leer y escribir en su diario. ¡No es normal decían sus compañeros de aula!
Durante toda la temporada que pasó en la escuela fue la mejor estudiante y este año no seria la excepción.

¡apresurate muchacha, que te deja el avión!- grito su madre desde el primer pisó.
Al rato apareció con un polo rojo y un pantalón de algodón, que no combinaba.
Camino con su madre afuera del edificio en donde esperaba un taxi para llevarla al aeropuerto.
De camino sólo miro dos veces por la ventana del vehículo, llevaba puestos los audífonos y iba oyendo Numb de la banda Linkin Park, siempre había disfrutado oír Rock.
Al llegar al aeropuerto notó que estaba lleno de gente, y en su fila habían muchos padres despidiendo a sus hijos, ya en el avión, se sentó al lado de una chica que se pasó todo el viaje durmiendo, Lucila aprovechó para leer "éxtasis" de Bill Houston, que era una novela para adolescentes.
A las 11 de la mañana llegó a la ciudad en la que vivía su tía, en el aeropuerto la esperaba el chofer de su tía, quien sólo le dijo: ¡Hola! Y todo el camino se concentró en conducir.
Al rato llegó a casa de su tía Lucía, una mujer de 35 años que estaba casada con un hombre de 75 años, ¡le dobla la edad! Decían todos ¡No puede ser amor, si no interés!
Lucila encontró a su tía saliendo, se dirigieron un saludo corto y hablaron de la salud de su hermana y le dijo que se acomodara como en su casa.
Janet la chica que se encargaba del servicio doméstico la llevo a una habitación en el segundo piso, tenía el doble de espacio que su habitación, empezó a desempacar hasta que quedó como ella quería.
Durante el almuerzo no estuvo Lucía, así que aprovechó para comer en la cocina con Janet.
En la cena no se hablo mucho en la mesa, Lucía dijo que estaba cansada, luego se fue a su habitación.
Media hora después Lucila se dirigió a su habitación, se recostó sobre la cama,pero no conseguía dormir así que sacó su diario de la mochila y se dirigió a la mesa, y escribió lo siguiente:

29 de junio de 2018

Este viernes fue muy ajetreado, estoy super cansada, no había querido venir nuevamente a esta casa, es muy grande y no hay con quien hablar. Además está tío Marcos que nunca sale de su cuarto, creo que el cáncer de pulmón está en su última etapa, conozco poco de él, sólo que tiene empresas agrícolas con las que logró amasar una gran fortuna, Pero ni todo el dinero que posee podrá salvarlo de la muerte.
Por lo que sé tiene dos hijos que viven en España y casi nunca lo visitan, con él sólo está tía Lucía que pasa los días fuera de casa, posiblemente gastando el dinero de su acaudalado marido.
Durante el almuerzo hablé con Janet, es una gran persona, "super amigable", me dijo que tenía 28 años aunque aparenta más, debe ser porque toda su vida a trabajado, por lo visto será mi única amiga estas vacaciones.
Me siento cada vez más sola estos últimos meses, en el colegio casi todas las chicas han tenido o tienen relaciones de enamoramiento, excepto yo que no puedo comunicarme con varones, ya lo sé "soy un poco introvertida", bueno el amor puede esperar, por ahora trataré de sobrevivir estas vacaciones ya que madre tendrá que trabajar y no tendrá tiempo para mí. Además es manipuladora, pero se que tiene sus razones, para ella no a sido fácil cuidar de mi, y no quiere que pasé por lo mismo que ella. Sé que es una gran madre, siempre está para mí en todo momento. Pero quisiera tener un poco de libertad.

Colocó el diario sobre la mesa de noche, pensó durante largo rato y se durmió.

Al día siguiente. Lucía se despertó temprano y fue a ver a su esposo, la enfermedad estaba avanzando alarmantemente. A las 8:00 AM, llegó un doctor, ya no era el mismo de siempre, ya que en los últimos meses habían cambiado a varios ya que Marcos no aceptaba que no pudieran hacer nada contra su enfermedad.
Después de ser un reconocido empresario, estaba desahuciado a causa de su adicción al tabaco y cuando se dio cuenta del daño que le hacía ya fue demasiado tarde.
A las 8:30, Lucila salió de su habitación, llevaba la misma ropa del día anterior, y cuando pasó frente a la puerta del cuarto del enfermo oyó voces. Continuó su marcha hasta la cocina, donde encontró a Janet.
Luego fue a la sala donde encontró un gran televisor, al rato bajó un hombre con bata blanca seguido de su tía Lucía.
Apagó la televisión y se dirigió a la cocina, donde ayudó a Janet en las tareas del hogar.
Durante el almuerzo conversó con su tía sobre los viajes que está había realizado y las fiestas a las que había asistido.
En la tarde leyó durante tres horas "extasis", luego decidió salir a pasear, regreso a las 5:00 pm.

Durante la cena no se oyó una sola palabra, luego ayudó a Janet a dejar todo limpio. Fue a su habitación y sacó del cajón de la mesa su diario y escribió:

30 de junio de 2018

Este día estuvo de locos, cuando desperté me dirigí a la cocina, pero cuando pasé frente al cuarto de tío Marcos sin querer oí que le quedaban pocas semanas de vida.
Continúe mi marcha, en la cocina encontré a Janet, parecía apresurada en prepara el desayuno.
-me quedé dormida-dijo.
Tomé un vaso de agua, seguido me dirigí a la sala, donde encontré un gran televisor, cogí el control y sintonize el canal 21, estaban pasando November Rain de Guns N' Roses, una de mis canciones favoritas, le siguieron canciones de DC AC, "gran música sin comparación a la que sale actualmente, que está muy sexualizada".
Después de 5 canciones apareció por las escaleras Un hombre con bata blanca seguido por tía Lucía en su rostro se dibujaba la tristeza, que iba en contra de los chismes de la gente que decían que había sido un matrimonio por conveniencia.
Fui a la cocina donde Janet estaba lavando los trastes, decidí ayudarla, cuando terminé me dirigí hacia ella, no Fue difícil entablar comunicación, pese a que yo no era demasiado sociable.
Janet me contó que tenía una hija de 7 años la cuál vivía con su madre, dijo que la había concebido con un hombre que apenas había conocido, y cuando le dijo que estaba embarazada la abandonó-"algo parecido a lo que le pasó a madre"- dijo que era de un caserío a tres días de distancia y venía de un hogar en pobreza extrema.
En el almuerzo tía evitó hablar de la enfermedad de su esposo, me contó de los viajes que había hecho: Cancún, París y Mónaco. Me pareció que quería olvidar por un momento lo que estaba pasando.
Me contó del baile en el que conoció a su esposo, dijo que ella trabajaba como Secretaría en la empresa de su esposo, y que cuando obtuvieron un millón y medio de soles, algo que nunca había pasado decidió organizar una fiesta en honor a sus empleados por ayudar a conseguir tal suma de dinero.
Aquella noche tía llevaba un vestido negro y era diez años menor, él ya rondaba los 65 años y hace poco había sido diagnosticado con cáncer, pero aquella noche olvidó todos sus problemas y disfruto junto a su hermosa Secretaría.
Me dijo que salieron juntos durante 7 meses antes de casarse, a ella le gustaba hablar con él que era un gran conocedor de filosofía, historia y poesía.
-hablar con él era como transportarme a un mundo de ficción- dijo.

En la tarde leí éxtasis-¡Me encanta esa novela!- luego salí a pasear, llegue al parque en donde vi a adolescentes de mi misma edad paseando a sus perros, a otros caminando de la mano y prodigandose amor.

Aún no pierdo la fe por descubrir que es exactamente el amor. Pese a todos los problemas de los que estoy siendo testigo, sé que pronto pasará, aunque duela debemos enfrentar la realidad, por que para ver la lluvia nos tenemos que mojar.
leer más   
4
sin comentarios 49 lecturas relato karma: 38

¡Despertad Halagüeño!

¿Por qué la insistencia
De tomar control de la sociedad
Y fomentar su homogeneidad
Ante el vulgo y su existencia?

No me ciñe en la conciencia
Lo que con sagacidad,
Hasta la plena autoridad
Ha constreñido en su presencia.

Ante toda decadencia
Y su oprobia contestación,
Los asnos salmodian su canción
Con umbrías en su conciencia.

Y con bandadas triviales en el ara
¡Si!... en la cúspide del vasallaje.
El vulgo y su baladí equipaje,
Constriñe sus rodillas difamadas.

Al dimanar de su artimaña
Me ahondé en un insigne
Acicateado por un Cisne
Que pregonaba hazañas
Desde el tabernáculo de sus letrados.
Y sus cándidos y fecundos magistrados
Eran como dioses del Olimpo,
Causando un pueril abismo en mi limbo
Por tanta magia quijotesca,
Y mi solemne alma dispuesta
A verter rasos ataño,
Que en lo perenne de los años
Sus púdicas y mirificas creaciones
Han osado como bastiones
Lo excelso y apacible de su talante.
Increpando atávicos por delante
Y causando mi ademán ingente
Que tanto la augura de la gente
Había crispado en mi raciocinio
Como quimera de inquilinos

Al despertar mi realidad
Conocí el vergel de mi ciudad.
También pude apreciar el pudor
Con que el cívico y su sudor
Irguieron esta presea
Como toda una odisea.
Tanto en esculpidas esculturas
Como en proverbios y letras puras
Que perecen en la mirada intrigante
De la mezcla del rebelde al volante,
Que fue el nativo quijotesco.
Y junto al mulato ya dispuestos
A teñir lauros miríficos
Prometiendo su ras solemne a ser prolíficos
Ante la albura genocida.
Y aunque hallándose sin salida
Secundaron su braveza
Con arpegios en su cabeza
Del Gran Agüeybana.
Y con ufana heroicidad
Perecieron en sus gloriosos vestigios
Por impugnar el desprestigio
De traicionar su idiosincrasia
Tomaron el vergel de la eutanasia.

Nuevamente el infortunio
Se repite después de cuatro centurias,
Y a pesar de las Lemurias
Se devane un heráldico plenilunio.
¿La realidad?... Hoy es diferente
Ya que el atropello fue inminente
Causando un luctuoso rezago semilunio.

Ese vacío ahora naufraga
Y es trémulo de todo arte.
Porque ciñeron su filosofía por delante
Del vulgo que es quien paga
La desgracia de los insólitos subclavios.

Aunque nuestra sangre aún reluce
Lo que nuestra tierra induce
A la osadía de lo engavio.
Sien de preces en desagravio
Una lid devana en mis labios
Y una esfinge deslíe en despojos
Se le atañe a leguas en sus ojos
Todo lo insulso y deplorable.
Aunque nuestro ser admirable,
Poco etnocéntrico reclama
Todo lo que en el amor emana
En contra del displicente racismo.
Porque la Tierra es raíz del humanismo
¡Si!... La compenetración de almas profundas
Y aunque en la mente se nos inunda
Que el alba boreal es sobresaliente
La ingente del meollo y el austral van en alza
[hacia Poniente.

¡En alza hacia Poniente!

Sacudiendo el salazón.
Quedando en lo profundo la razón
De su deber y reconocer
Que en lo más recóndito de su ilustre oropel
Medra un capullo de nuestro vergel.

Ha de increpar en la alforja
Del sendero, del camino
Que su alba realidad amorfa,
Honra la carcoma que somos aurinos.

Aurinos mucho antes de su aparición
Diversificados en destrezas
Profundas como represas
De la filosofía análoga a la Ilustración

¡Su azoro no me sorprende!
Hasta el águila se espanta
Al escuchar las hazañas
Que el Guatibirí emprende.

Se les crispan las plumas al oír
Que los aires letrados e ilustrados
Fueron alguna vez gobernados
Por pitirres acicateados
En el cimiento de la cumbre.
Y a pesar que se vislumbre
Que nuestro gallo no tiene cresta
La lozanía acogerá su respuesta.

Al menos en ella reinciden
Mis esperanzas lánguidas.
Porque en todas las épocas álgidas
La ilusión halagüeña es la primera que elide.

¡Incógnito! Para el adalid y sus inmundicias.
Pues solo reina la codicia
De su oligarquía y su plebe
Siendo víctimas del despliegue
De tanta sangre y conciencia derramada.
Se necesitan fuerzas armadas
De ética y de moral
Para poder apaciguar
La guerra que los asnos
Han creado para los esnobs.
Destruyendo la esencia
De ser Libre por creencia
Además de por Derechos y Deberes.
Son triviales los saberes
De verter nuestro cabal vergel a sumisión
Del luctuoso vasallaje que dispone la
[llamada “Americanización”.

Cuando hasta el Guayacán centenario
Es numantino testigo y rival
De la profana expresión que hace rielar
A cualquier adversario.

¿América? No es cuna de los del Norte
Sino los que con su porte
Y quijotesco talante
Cultivan la verdad de su carácter.

¿América? Compone todo un hemisferio
Y no la putrefacción de su imperio
A costillas del mundo.
Cuidad “héroes” boreales su rumbo
No estaremos arrodillados muchas temporadas,
Aunque retornen en bandadas
Este pueblo perecerá con su formación
A pesar que no exista compenetración
Entre el tabernáculo cultural
Y la ética gubernamental.

A pesar del daño realizado
Por parte de ambos soberanos
Es deplorable y suplicio saber
Que nuestros caudillos ignoren el deber
Der ser humanos primero.
Y ante todo esto reitero
Trabajar por nuestro terruño,
Siendo un hermético mandamiento del mundo
Al embelesar nuestro nacimiento.
Honrando la presea con el comienzo
De esta odisea valerosa
Y dadivosa.
Mas cuando el vernáculo apacible
De nuestro vergel ineludible
Deja una huella permanente
En lo excelso de nuestra mente
Y en lo más recóndito de nuestro ser;
Identidad que ahondaré hasta perecer.

Aunque en el proceso nunca sea
El talante de ésta odisea
Y cambie menos la actitud
De toda la multitud.

¿Seguiremos como odaliscas
Con todas las inmundicias
Perenne en el corazón?

Nos esfinge y con razón
La perdiz y sus rasos
Que nos esperan con sus brazos
Abiertos en agonía
Sus mirificas estadías
De ser Libre y Soberano.
Lo halagüeño ahonda en nuestras manos.
¡Despertad mis Borincanos!
Con amor y talante de artesanos.
Para mostrarles al mundo el deber
De amamantar a nuestros vástagos con el beber
De ser un valeroso Antillano.
leer más   
9
6comentarios 89 lecturas versolibre karma: 88

Me gustas

Me gustas en silencio, cuestionándote qué es y dónde se halla la poesía cuando tienes las rimas de Becquer escondidas entre las piernas.

Me gusta la desnudez de tus palabras y cómo intentas alcanzar los 20 poemas y la canción desesperada de Neruda.

Me gustas libre, azotando tus caderas por los rincones de Barcelona, colapsando mentes vacías que se pierden en el rumbo de tu movimiento.

Me gusta la rabia que escondes en el interior la cual consigues que se convierta en pura y simple filosofía.

Me gustas pura, en plena soledad, fabricando magia, adrenalina y clímax a través de tus simples manos creando así poesía.
leer más   
13
8comentarios 54 lecturas versolibre karma: 82

Roma y su luz

Y caminaba por las calles de Roma como una hoja de olmo en verano. Moviendo su haz y su envés al ritmo de la luz.

Calles color canela, entre rojizos y tierras. Grietas llenas de vida con macetas de flores. Llamativas.

Helados en la plaza Navona, adoquines y fuentes barrocas. Trevi y monedas al aire, fotogramas obligados en parpadeos alegres y miradas furtivas.

Catacumbas entre arena. Gladiadores y humo, acero imaginario en el fragor del Coliseo.

Júbilo de sentidos saboreando canelones frente al Panteón de Agrippa, sonreía al sol mientras el limoncello daba pinceladas ácidas a la Historia... y a su vida.

Anotaba en su pecho siglos de mármol y filosofía. Vibraba en el Foro con los frisos en pie, resistentes a sucumbir al olvido.

Alzaba los ojos al cielo siguiendo la espiral de relieves en la Columna Trajana, trenzada entre nubes en mañanas claras.

Helenismo en los ojos, del ethos al pathos, sonrisa en su cara.

¡Qué importaban las prisas! Cipreses y viñedos se mecían con calma al compás del viento, dulce.

Flores al aire. Luz de vida. Tez morena.

Roma y sus calles. Sabor a lima. Color canela.
leer más   
11
23comentarios 117 lecturas versolibre karma: 97

Existo, luego pienso

Pienso, luego existo

Existo, luego pienso.

Olvidemos las viejas filosofías,
Porque pertenecemos al ahora
Porque pensar demasiado se ha vuelto aburrido
Y una pérdida de tiempo.
Dejemos de lado el razonamiento
Y demos espacio a las corazonadas,
A la intuición y a las revelaciones.
Ya no le quiero dar cabida a la imaginación,
No quiero mal gastar la energía creadora,
Porque cuando reflexionas sobre el futuro,
En realidad lo creas.
9
3comentarios 56 lecturas versolibre karma: 99

El Ultimo Poeta Maldito...

La oscuridad llegara a tu vida en forma de chiste decadente y vulgar;
cubrirá el cielo de un mar negro y pintara las nubes de truenos,
no existirá angulo al que puedas observar sin que la distorsión del sin sentido se exprese a vista y respiro de tu posición.
El suelo sera una eterna arena movediza con granos de aburrimiento tragándote.
Las personas no serán mas que maniquíes industriales
caminando en un rumbo preconcebido por la maquinaria de intereses terrenales que nos venden los medios codiciosos del ego,
los días se verán reducidos en un repeat de actos funestos
sin mayor trascendencia a la equivalencia de un ahora sin disfrute,
los segundos pasaran trotando a merced de la nada,
y las horas desapercibidas moldearan los días en ladrillos
que construirán muros de años disminuyendo la vida en martirios,
reconocerás la belleza estética como acto siniestro de la estupidez,
y todos los viejos que leíste se quemaran en la hoguera del aprendizaje desperdiciado.
La sabiduría corresponderá a la locura
que con vehemencia imprimirás
a tu filosofía nacidas de vísceras y alma.
y esa misma es la única que permitirás abrazarte.

El desgano se convertirá en un grillete pesado sobre tus canillas imponiéndote el avance,
los arcángeles de la muerte te rodearan y clavaran sus sables de fuego azul sobre tu pecho con dirección al corazón,
solo de ti y tus maniobras dependerá el daño que estos puedan causar.
Escucharas el eco de las lenguas en fuegos augurando tragedias
sobre tu dirección,
las flores de plata se marchitaran
buscando la herencia de tu rendición
y las pesadillas le ganaran la pelea a los sueños.
En este apocalipsis personal
Trent Reznor, John Frusciante, y Omar Rodríguez-López
tocaran el réquiem eterno como banda sonora;
procura tomarlos como ejemplo para salir de este vació:
todos perdidos en la desolacion y los extremos,
para luego reencontrarse en el arte y la vida haciendo lo que mejor saben. Cualquier duende oportunista
llegara con la ilusión de la salvación
aprovechándose de tu aflicción para ganarte en razón.
La depresión lloverá en forma de agujas hirviendo,
cavaras tu tumba y si eres ingenioso;
al mismo tiempo la salida de escape.
Si nada es suficiente el mismo Ares vendrá por ti practicando su demagogia para apoderarse de tu alma
te ofrecerá Aztlan con todo y el trono
aunque solo tenga Oceanía con todo y sus ministerios,
de ti dependerá resplandecer mas allá de la muerte
y pasar por sobre cada uno de los obstáculos,
sabrás que sin heridas nunca se sale de una lucha a muerte,
sabrás que si peleas con el corazón nada sera mas que tu.
En cuanto al amor seguirá siendo lo que siempre: La fuerza mas poderosa existente; tanto para crear, como para destruir...

A mi la luz no me alcanzo,
me convertí en la noche,
mis colores trasmutaron a blanco y negro
y ahora yo soy la maldita sombra de todo esto,
me rendí desde antes de comenzar
pero a mi no me hicieron esclavo, ni los deje salir en victoria.
Todos los días peleo con Ares y escojo la melodía que tocaran los músicos aquí.
Ya nunca volví a dormir
pero por lo menos mi insomnio titiritea las pesadillas,
absorbí las agujas hirviendo para usarlas de mondadientes,
y la arena movediza del aburrimiento
la convertí en una espesa alberca de porquería de mi propiedad.
Aquí no se ve la luz, quizás esa sera mi maldición; nunca pisar Aztlan.
Ahora mis manos solo conducen al infierno y tengo las letras de testigo resguardando mi verdad...
7
sin comentarios 69 lecturas prosapoetica karma: 61

Esencia

Soy naturaleza, cultura, arte y poesía,
las inquietudes de los hombres en forma de filosofía,
en las críticas de Clarín soy un jarro de agua fría,
en el Libro de los gorriones irradio melancolía.
En este poema soy libertad sin métrica,
no se me puede amaestrar por una cuestión estética.
Transmito miedo y terror en el Guernica de Picasso,
pasión y desolación en los sonetos de Garcilaso,
soy Voltaire arrojando luz a los ignorantes,
marco la literatura como el Quijote de Cervantes.
Soy los primeros versos de amor de un joven,
todas las estaciones desde que las escuchó Beethoven.
En un libro todas las páginas, en la ópera todos los actos,
cotizada si soy clásica e incomprendido si soy abstracto.
leer más   
14
6comentarios 118 lecturas versolibre karma: 92

Me quedo con mi verdad y tu recuerdo a medias

Me quedo con las ventanillas abajo y nuestra noche rutilante. El viento acariciando mi euforia y la carretera a 90 por hora. La misma estación de radio y el destino por siempre sellado. El alma fugaz y la tristeza ardiendo.

Me quedo con la resaca de la mañana siguiente y el pecado que precede. El cabello recogido y el alcohol suelto. Los pies descalzos sobre las mentiras y la tormenta bailoteando grunge sobre el sillón.

Me quedo con los acordes de esa balada de banqueta que le canturreabas a mi angustia. Me quedo con la cuerda rota de tu guitarra que guardé y no sé porqué.

Me quedo con lo mucho que te apetece el labial rojo en mi boca y las sábanas que nunca tuvimos. Me quedo con que me sabías desde el secreto peor guardado hasta la filosofía más absurda.

Me quedo con mi verdad y tu recuerdo a medias. Con que me entendiste todo pero nunca me escuchaste nada. Me voy con la promesa de que siempre te querré y la certeza de que regresarás cuando ya no te quiera.

Se me olvidaron los calendarios de ausencia, la sinceridad entre persianas y las peleas disparatadas.

Me quedo con que te extraño más que a nadie; pero sobre todo, me quedo con que desde que te fuiste, yo sólo me quedo con lo bueno.
5
2comentarios 58 lecturas prosapoetica karma: 57

Blues...

Nena hoy soy el blues
con lírica sutil de sentimientos rasgados
al song de melodías confeccionadas en poder y riesgo.
Nena hoy soy el blues:
con tono de roca y sensibilidad de rosas.
Paranoico en calma
mientras el cigarrillo se consume entre labios…

Soy el arte de los desprotegido,
el vicio de los menos cuerdos
y compañero del mas solo ser sobre la tierra.
Una filosofía desolada
que te cambia consuelo por garras.
Poesía con pinta sonora
escrita por fantasmas rancios del ayer que duelen hoy,
La llave de un corazón baúl
que al abrirse libera herencias de nostalgias resguardadas

Nena hoy soy el blues
Pensamientos prófugos de la soledad
batallón de sentimientos
puestos al sacrificio
la única cicatriz que sangra para después.

Soy el tiempo sin fechas
de los hechos que marcan.
vagabundo con la luna de brújula.
El vaso de whisky que Dios se bebe de un trago
cuando las cosas no le salen como quiere
y el lado de la almohada donde caen las lagrimas del diablo

Nena hoy soy el blues.
Soy el delirio que salva a los inadaptados,
el camino de los solitarios.
Espíritu desandando por las memorias melancólicas
de experiencias con resultado de pena y gloria
el rincón del que escribe con tinta de lagrimas
y abismo madriguera construidos con restos del corazón…
3
sin comentarios 26 lecturas versolibre karma: 42

La ciencia del caos

La creación tuvo eso
a lo que llamamos suerte.
Se mezcló con el destino,
cachitos del astro rey glacial
y estupidez atemporal.

Creó una bomba gaseosa
especulándose a si mismo
su implosión.
Esperó y esperó.
Lo hizo lo suficiente
como para que el nacimiento
fuese milagro y le pusieran
uno y mil nombres
que nunca llegó a entender.

Especificaron leyes
del comportamiento universal,
generalizando lo que nunca
pudo ser matemático.
Generaciones definidas a puñetazos,
amores animales
y venganzas de los mismos.
Vaivenes de la artística razón
con alas de cartón metalizadas
para un halcón de cabeza arenosa.

Y entre estos seres de la existencia
anómala del universo
creamos la ciencia del caos.

Esa que dice,
bueno, que interpreto yo,
que el azar se debe estudiar
desde la distancia.

Así que,
si la distancia se la queda el azar,
sera mejor que nosotros
nos peguemos lo suficiente
como para afianzar
que nuestro amor no es coincidencia.

Nosotros no estamos atados a la ciencia del caos.
Nosotros somos el caos de la ciencia del amor.
leer más   
19
5comentarios 106 lecturas versolibre karma: 112

El lirismo de PI

A Stephen Hawking

Su mente era un enigma para el universo,
una adivinanza de lógica arrebatadora
ordenando el caos del infinito.

Hizo un pacto con el diablo del cosmos
para que la tierra y la luna y sus circunstancias
le hablasen en el mismo idioma imperecedero.

Irradiaba lucidez en las sombras de lo desconocido
con el tesón de esos cerebros generosos
que hacen del tiempo finito la eternidad
y de cualquier reflexión banal, una filosofía.

Evitando el nunca, el jamás y lo imposible
rodeaba de energía cualquier desafío
y de materia la más nimia cotidianidad.

Se vistió de ciencia para desnudarnos las entrañas,
para dotar a los números de música y lirismo
y llenar de galaxias los ruidos y silencios de la noche.

Su sabiduría la inteligencia de saber enseñar
sin dejar de aprender, de admirarse y de soñar
las maravillas y misterios de la existencia.

Un ejemplo de superación, una lección de vida.
Pi lo devolvió al espacio, a fundirse con las estrellas,
regalándonos una silla infinita de conocimiento.

Gracias a él lo desconocido parece fantasía,
los agujeros ya no son tan negros
y la física cuántica rebosa poesía.

Juanma

“El universo no es más que un poema complejo”.
Stephen Hawking
leer más   
21
20comentarios 234 lecturas versolibre karma: 111

Una Carta Sin Palabras

Decidí escribirte algo. Pero no soy lo suficientemente valiente como Jaime Sabunes. Quiero escribirte algo tan hermoso como Pablo Neruda o a lo mejor algo dulce como Isabel Allende, pero no tengo las metáforas de Frida Kahlo para poderte describirte perfectamente como lo hace Eduardo Galeano y tengo miedo de que no te guste estas letras y tenga que suicidarme con mis propias fraces como Medardo Silvia y a lo mejor sumergirme como García Márquez en 100 años de soledad. Creo optaré por un poema y robar los versos de Marie Black, sin embargo tengo junto a mi algo de filosofía barata de Aristóteles la que me hace pensar que provienes de las estrellas. Y es que no puedo dejar de pensar en ti, porque no entiendo como amar en tiempos de cólera, ni como abandonar mi sueño como Blaster. Quisiera viajar al centro de la tierra como Julio Verne y poder encontrar las liricas perfectas para estar en tu corazón tal como lo hizo Mario Bennedit..
No entiendo hasta donde puede llegar el amor, no comprendo,así lo declaró Rubén Darío ,si a tu alma, tu corazón, a tu sonrisa, o simplemente a tus manos.
Has dejado mi mente en blanco así lo declara Violeta Parra. Dime si puedo adquirir un poco de suerte con estas sinfonías de Mozart, porque a la vez de escribirte como Octavio Paz dibujo una canción de amor con los pocos pedazos de este corazón tal como Van Goth y trataré de pensar en otras cosas para no ver llorar a esta alma cuando lea la respuesta de tus labios.
DaNnY J Abdel
leer más   
4
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 41

El algarrobo y el pájaro carpintero

Destellos de luz
que se proyectan entre las ramas del algarrobo.
Un pájaro carpintero
que avisa con pequeños picotazos en el tronco
un plaga venidera.

El ocaso entristecedor
estremece el pecho del hombre,
ese hombre,
que un dia fue niño y ahora es mayor.

Se oyen sueños
en lo mas alto del monte
y gritan tiernas doncellas
pidiendo ser consentidas en la noche.

El sol se martiriza
hoy, una vez más.
Se esconde tras el cielo
e ignora toda clama.

Se espera una vil melancolía
que llegue al fondo del alma,
chocando secretos callados
y deseos no saciados por la duda.

Solo una reflexión
puede con el ruido del silencio ambiental.
Como la soledad le puede
a la perseverancia del erudito.

Los vientos llaman,
invitan al Ser volverse filosofía.
Con brisas inspiradoras
y luces a oscuras.

Y, un pájaro carpintero,
aun siendo de noche,
picotea el algarrobo
avisando la muerte.
El hombre oye, pero no entiende,
no reflexiona, y, por tanto, no siente.


Tallado el algarrobo,
por el pico del carpintero,
y su sabia esparcida en la tierra,
el hombre observó un rato
y entendió el sufrimiento de lo sagrado.

El árbol petrificó,
su propio cuerpo y el del hombre.
Ambos partieron del mundo,
cumplida la anticipación de aquel pájaro.
Se fueron como llegaron,
tan unidos, y a su vez, tan separados.




J.D.D








Muchas gracias por leer.
leer más   
5
2comentarios 33 lecturas versolibre karma: 71

En el bosque de las cenizas (con @MiguelAdame)

Adorna su cabellera de orquídeas
mentiras coloridas,
hablan las aves, interrogan,
hacen su nido en mi boca,
la jungla está en los ojos del cielo,
la serpiente fluye
por aguas marrones,
la vida se encuentra
se intentará de nuevo sin hombres.

El bosque está destrozado
ilusión de palabras que ruegan
selva umbría, sed doliente
por la moribunda laguna
que muere sin los céfiros suaves
de la paz y el canto de las aves.

Camino acariciando plumas,
croando a la mística planta,
única e inmensa en su flor
que abraza todos los giros del sol
desde que el astro brotó en la noche del espacio,
levanta verde, tiende lianas, exhala vida
sin sentido, sin pensarse,
son cientos los pájaros grandes
que me deslizan por sus sueños
de salvaje e inocente alegría.

Selva de mis ojos y mi vida
pétalos rojos que nacen con ilusión
de un verde bosque de mi amor,
aves con su canto celestial
que respiran la tierra mojada
sobre esos caudales de un río en el que voy.

En las manchas del jaguar,
sigilosas, entre claros y oscuros
de helechos y nenúfares
salto, huelo y percibo un mundo,
uno que renace continuamente,
sin filosofía, en ti sólo soy sentidos,
por eso te amo, porque no sabes,
ni piensas, sientes sin saber,
igual que te amo
sin siquiera saber lo que es amar,
me vale la inocencia
me sobra el saber.

La selva es sabia
en sus contemplaciones ineditas,
en su néctar húmedo de memorias pasadas
que saben vivir sobreviviendo
la marca del hombre y su desobediencia,
en el bosque de las cenizas
nacerá un brote nuevo de alegría
ahí viviremos con él de nuevo
entre flores silvestres y aves en vuelo
el bosque vivirá sin nuestro amor
que destruye todo a su paso
como un tifón en celo.

><>-<>< ><>-<>< >-<>-<>-< ><>-<>< ><>-
Composición de
Miguel Adame & Alex Richter-Boix
leer más   
23
32comentarios 234 lecturas colaboracion karma: 107

Soneto. Marcelino, 100 años imprescindible

En el recorrido vital y humano
no todos vimos su filosofía
ni sabemos luchar día tras día
con el puño encerrado en una mano.

Las cien luces que hoy lucen, nunca en vano,
son pura sabiduría y empatía
de una voz que desgranó su porfía
en los clasistas que se dan la mano.

Un sindicato no es algo invisible
ni ha de mecer la cuna en su batalla
porque El Capital no es irreversible.

... Y, si alguien lo tachó de imprescindible,
Marcelino se alzó con la medalla
de hacer sindicalismo más creíble.
leer más   
6
3comentarios 130 lecturas versoclasico karma: 71

En pie de guerra

Voy a cerrar los ojos
y cuando los abra se acabará la pesadilla,
desaparecerán los fantasmas,
no existirá el fracaso...

Despertaré en un mundo sin barrotes
a la entrada del colegio,
sin trabajos absurdos,
sin pobres en las escaleras...

Empezará a tener sentido todo lo que leo,
no cargaré cuadernos vacíos a la espalda
y llenaré de cuentos mis estanterías
para terminar mi proyecto de astronauta.

Llegaré tan alto como las estrellas
y aprenderé de ellas los misterios de la ciencia.
O la filosofía de los sueños, las biología de los recuerdos
y el por qué de las cosas más pequeñas...

Seré lo que yo quiera
sin que otros pinten su meta en mi camino.
Y reiré como nunca,
jugando a ser poeta.

Voy a cerrar los ojos
y cuando los abra
todos los niños del mundo
recuperaremos la fuerza;

que se preparen las escuelas,
estoy cansado de estudiar a ciegas.
2
sin comentarios 55 lecturas versolibre karma: 26

Química

He excavado en la profundidad
de las sórdidas grutas ,
buscando los veneros
donde habita el amor.

He buscado el elixir de la vida,
he amado, soñado,
poseído y envejecido,
he buscado esa pócima,
que reafirme mi carne,
que me devuelva mi pasado.

He soñado, tantas veces
en la física
de ese amor sin razón,
hecho de cálculos químicos,
de suspiros imperfectos,
donde se fusiona la pasión,
vestida de fricciones de caricias,
de corrientes de esencias de besos,
generando el desvarío
de una reacción inevitable,
de deseos salvajes en inconfesables.

Ay amor!! Con tu filosofía de pasión
rocosa y escarpada,
esculpida de besos,
arrebatando abrazos
de momentos solapados e incompletos.
Esquizofrenia desvirtualizada,
eres mi verso en movimiento,
eres la energía que venera su materia,
eres el vestido del vientre de mi esencia.

Angeles Torres
leer más   
15
6comentarios 122 lecturas versolibre karma: 108

Magia sin truco

Llegas y arrasas,
huracán de una eternidad
que llevaba esperándote.

Primer verso escrito
y aún no me lo creo.

¿Me dejarás en tu boca
o frente al altar vestida de blanco?
Mejor no pensarlo, herido diario,
que no te desangre
ni aún soplando a milímetros,
pues conoces al viento
y a tu corazón embustero,
tan falto de amores verdaderos,
incompatible con los que aparecen por noches
y al alba se marchan
sin mirar hacia atrás
aunque se dejen en tus labios
conjugaciones inexactas
de predicciones inciertas
que nunca erran tus pasos.

Así que esta vez camina despacio
y si encuentras magia sin truco
con la que pretenda hipnotizarte,
deshazte del miedo y recuerda quién eres.

Bésala,
cierra los ojos
y abrázala
hasta que al mirarla te sienta
como la quieras amar.

- ¿Qué dices, poeta? ¡Se marchará!
- Olvida estos impulsos que se saltan el compás.

Mas no te detengas
a pensar en su risa
hasta ahora indiferente
para tu melancólico hastío.

Quizás, todas ellas
hayan sido presentes,
pretéritos simples de verbos
que nunca se hallaron reciamente consolidados,
ni por redobles de cánticos
ni por poemas de Bécquer
que desataban consonantes
tu afán por pintar golondrinas rigurosamente.

Y a lo mejor, cansada de poesías,
que rechinan insólitas
en la métrica quejica,
lo que la vida te ofrece
sean sus ojos haciendo juego sin rima
en satírica que despierta en ti cada día
el hecho de necesitarla sin motivo aparente.

Es didáctica,
nomenclatura científica,
prosopoética ausente,
discordante imaginativa
con la clásica melodía
que deniegas a tu corazón ilegítimo.
Y, sin embargo, feliz por hallarle la cura
al que eligió ser artista
sometido a su propia tortura.

Historia sin prólogo
que te hace sentir extraterrestre,
y ella incompatible
con la infelicidad del absurdo poeta
que te lleva al fracaso.
Filosofía tampoco.

¿Qué será?

Quizás, tan solo sea
la asignatura pendiente
que nunca has aprobado
en eso del amor
por deshacerse de ti a tiempo
en el baile de graduación.
Entretanto por la falta
de corazón incompatible
para el sinsentido con el que bañabas
antaño tu razón.

Y, ¿si ha llegado?...

Sin roles adquiridos
ni congénitos propios
de quien haya nacido
para ser musa de un artista.
Simplemente, ella,
con nombre y apellidos,
sin cuento que la encasille
para incitar tus sentidos artísticos.

“Ojalá sea ella mi mejor regalo”
sueñas a su lado toda la semana
y cómo decírselo
si nunca es el momento
aunque siempre se halle bailando en tus brazos.

Tal vez esta vez se aleje primero
por dejar que tu mente interponga vuestro vuelo
y llegarás a deshora aunque la tengas al lado
porque tú, corazón cobarde,
siempre has faltado
donde empieza el miedo.

Así que ahora corre
y lucha por ella.
Pregúntale
si tiene truco para mirarte
como tú la miras.
Deja que vuele,
que se quede en blanco
y enséñale que la magia
se revela con labios
que aunque aún no se conozcan,
se llevan toda la vida buscando.
4
sin comentarios 460 lecturas prosapoetica karma: 33
« anterior12345