Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1458, tiempo total: 0.030 segundos rss2

Triste y abatido(a)

Cuando en tu vida no existen
momentos especiales,
cuando en tu vida solo persisten
eternos momentos marginales.

Cuando aún en medio de las bellas flores
el suelo que pisas es un desierto de espinas,
donde quizás rodeado de ajenos y bellos amores
tu corazón en pedazos palpita solo ruinas.

Cuando ni de tu sombra te sientes dueño,
quisieras dejarla en cualquier calle oscura,
darle la libertad que en ti es solo un sueño,
porque apresado estas en medio de barrotes de amargura.

Amargura que no amarga tu vida,
porque como silente y complaciente lecho
se brinda a ti toda como aquella musa prohibida
que con voluptuoso amor, suya, te da como un hecho.

Y en ese eterno caminar
donde tu horizonte es el suelo,
no dejarán de germinar
negras flores y suspiros de triste duelo.

Rafael Puello
Barranquilla - Colombia
leer más   
8
8comentarios 67 lecturas versolibre karma: 83

Lunas insomnes

Anochece distinto,
en las lunas insomnes.

Yo busqué tu huella,
entre las vides
que llevan tu signo,
de sus licores
bebí lentamente,
con el paladar despierto
y el pecho sediento.

Me entretuve en tu mapa
de naipes en la niebla,
bordeando tus sueños
sin alertar a tus musas,
inhalando de tu tierra
el sabor agridulce
de tu aliento.

Ascendí a los cielos
donde guardas la mirada,
guareciéndome de pesadillas
en tus besos de miel y arena.

Me dormí serena,
escoltada por tus fronteras,
perennes macizos de flores
que motean tus tormentos.

Soñar no es privilegio de dioses;
es el néctar de tu boca
que resbala en mis anhelos,
y me incitas sin saberlo
a desnudar mis reposos.

LOUE
leer más   
13
8comentarios 86 lecturas versolibre karma: 104

Vidas sesgadas a la memoria de otras

¿Por qué han de morir flores
para honrar a los muertos?

Honradlos con la memoria,
o con ramos de tela,
pero que no agonicen
tallos y corolas
sobre el frío mármol
o en macetas sin tierra.

No lo permitáis,
que una vida menos
no arranque mil vidas.
16
8comentarios 69 lecturas versolibre karma: 99

Kilauea

La nocturna flor insomne sorprende a mis pupilas
sus petalos se cierran a mi alrededor, como lenguas de magma ardiente
deshojan mi piel, capa a capa
y crean un nuevo mundo de lava.

el grito, que sale de mi boca
seca los mares, marea la tierra.

El silencio, que oigo sollozante
me hace llorar ceniza,
huir hacia otra parte.

Yo quería difuminarme con el sol pero las nubes lo esconden de mi
yo quería ser uno con los mares pero evaporo cada gota que rodea mi aire.

Ya estaba señalado por la mano de Pele desde el día que nací,
pero ahora mi ojo despertó y atrajo el calor a mi dermis.
Una pirámide crece en mi espalda y debo sobrellevar este templo,
como un Atlas que soporta un mundo de cuentos creados para aliviar
los miedos que nunca venceremos
leer más   
14
10comentarios 104 lecturas versolibre karma: 95

Äṁäṗöḷä ṿïṛġëṅ (Colaboración con @Loue)

Su fresco aire se filtró de mañana,
suspirando entre
las flores de mi primavera.

Meciendo los cabellos de mis latidos,
exhalando el ansío
por vivir entre sus manos.

Arrebolado despeinó mis ensueños
en la brevedad de su caricia,
cincelando en mi cuello un secreto deseo.

Tatuar ósculo rozado, furtivo,
como amapola vírgen
en campo de trigo.

Con la timidez de la brisa,
desnuda tras mi incauta sonrisa,
esbocé un dulce beso a escondidas.

Esperando hallarme, desperezarme,
como crisálida de luciérnaga,
abrir mis alas para que descubra el cielo.

En el aleteo de su ternura,
cerré los ojos en su silente pecho,
me inundo en la eternidad de su abrazo.

Abanico mi mirada
en la marea de sus pestañas,
pellizco del alma regado en un cruce,
recorriendo ese instante que transita
de mis ojos al álito del deseo.

Amapola virgen que siembro en la comisura de su boca
leer más   
16
11comentarios 101 lecturas colaboracion karma: 96

Tanka

Noche de agosto,
en el aire canciones
y alegres risas.
El calendario marca
día mayor de fiesta.

**********

Lindos tus labios,
lindos tus ojos negros,
linda tu estampa,
lindo estar rodeado,
de todas tus lindezas.

*********

Bella la rosa
de las flores la reina
Humilde el trigo
su bendita existencia
al niño lo hizo hombre
leer más   
5
2comentarios 47 lecturas japonesa karma: 84

Paraguas

Escucho en su radio
que el pronóstico del clima seria agradable,
igualmente ella, tomo su abrigo y su viejo paraguas,
Por la calle todos la miraban, algunos hasta se burlaban.
Camino por la ciudad, llego al antiguo bar,
descanso un poco tomándose un té, las miradas no cesaban,
era una tarde realmente encantadora,
el cielo estaba limpio y el sol cálidamente alumbraba.
Se dirigió luego al parque, contemplaba las flores y las aves,
su mirada se perdía en los coloridos pétalos mientras sus pulmones
se llenaban de tan exquisito olor.
Ya cayendo la noche, emprendió su regreso a casa,
mientras las nubes formaban una gran tormenta.
Antes de su llegada debió abrir su viejo paraguas,
fue entonces que ella miro a la gente que la rodeaba
correr por refugio mientras ella,
muy tranquila bajo la lluvia caminaba.
5
6comentarios 40 lecturas relato karma: 70

Duelos

La vida defiende a la vida
aunque la persigua la muerte
paciente, como fiera al acecho
para ensartar sus colmillos

Orgullosa de tantos triunfos
alardea con poderío de sus gestas
imponiendo su bandera y nombre
a los intrusos del universo

Duelos de almas pintados
derraman lágrimas y sangre
pero como flores de primavera
renacen burlando la muerte

La vida defiende a la vida
aunque la persiga la muerte
la muerte solo vecen batallas
la vida gana la guerra
leer más   
13
12comentarios 103 lecturas versolibre karma: 94

A una mujer del norte

Llevas la aflicción en la carne,
en tu cabeza en llamas,
en las formas rotundas de tu carácter
que bajo capas de amianto y mar salada
sepultaron a los cobardes.

Leo golpes entre el lenguaje complejo
que versa esa boca que a veces maldice la vida,
Un norte añorando el estío libre.

Se merece tu mirada toda la justicia,
un sol valiente,
que se lance a tu elipse de azules y flores,
que arda a lo bonzo por tus gatos y tus letras,
que entienda tu sangre,
que todo lo transforme en dulce.

Eres cuadro de turquesa doloroso,
de llamas espléndidas,
de pigmentos escondidos,
corazón sellado con pan de oro.

Manantial excéntrico,
amenazante volcán,
si alguien se asomara entero y sin juicio a tu alma,
te habitaría para siempre.
12
10comentarios 101 lecturas versolibre karma: 95

Miguitas de magdalenas

Tenía un abrigo naranja para los días que pesaban. Hacía livianas las penas.

Los labios vestidos en color frambuesa. Dejaban su marca en las tazas de café, como el que lanza miguitas en el camino para no perderse. Cada sorbo, una huella en el mapa.

Sentada en la mesa con flores naturales. Madera suave, pulida por el paso de vidas y manos llenas, corazones rotos y sangre en las venas.

Ella observaba el bullicio de la gente pasar por el ventanal de la cafetería. Era coqueto, el escenario ideal para practicar, con las comisuras rizadas, la magia de la mirada.

Miraba los gorriones llevándose restos de magdalenas en el suelo. Miraba repartidores de vida agitada. Miraba jardines que aguardan la lluvia.

Despacito se fijaba en los besos en las esquinas. Los bolsos llenos de rosas sin espinas.

Miraba caminando vidas desoladas. Preocupaciones a cuestas del que muere en el trabajo. De los que viven en treinta metros cuadrados.

Miraba cejas sinceras. Extraños que se cruzan y se saludan con la chispa del "buenos días" de verdad.

Miraba bufandas suaves. Pañuelos al viento. Corazones blanditos y almas que rugen con puro estruendo.

Miraba el amor del calcetín desemparejado con el que aparece en el otro pie de repente.

Miraba fuentes incesantes. Gotas de vida. Periódicos altivos y gafas tímidas.

Y miraba.

Porque ver no es mirar. Cuando uno mira, le pone el alma. Toca la puerta del pecho. A veces se entra de puntillas. Otras, suenan campanas y se alborota el cabello.

Déjame que mire, decía. Déjame que me beba el tiempo.
leer más   
10
10comentarios 93 lecturas versolibre karma: 98

Mi pueblo

Dicen que es el agua
de sus manantiales,
dicen que es la calma
en sus días primaverales..

Dicen de su playa
que en abril desmaya,
que de un rojo eterno
el sol tiñe sus rocallas.

Dicen que es un pueblo
con más de mil batallas,
dicen que el recuerdo
permanece en sus murallas.

Quizás lo primero
que me viene al alma,
es un mundo entero
de ilusiones en la infancia.

Dicen que en invierno
las estrellas bajan
y alumbran el cielo
de esa aldea renacuaja.

Dicen que exagero
porque esta es mi casa,
dicen que si muero
me pondrán aquí una estatua.

Y yo solo quiero
ver su puerto al alba,
sentado en su ladera
de moqueta en flores malva.

O con mi velero
recorrer sus calas,
casi que prefiero
no perder de vista nada.
leer más   
12
11comentarios 99 lecturas versoclasico karma: 93

La Virgen De Mis Sueños

En el abismo sutil
de lo deseado
y encarnado
Comencé a escribir
pequeños trazos
Líneas de fuego
que arden
duelen
y laceran
El frío glaciar
de tu aliento.

Junte tus labios
como círculos perfectos
y bese tu delgada sonrisa.
Camine sobre tus anchas piernas
pobladas de nubes ardientes.

Te respiré
y espiré
tu olor
como la abeja lo hace
con su flor
¿Temblabas de miedo?
Pálida tu sonrisa
eres la virgen de mis sueños.
leer más   
10
3comentarios 57 lecturas versolibre karma: 98

Para no volver

atravieso oscuridades
que son años lluviosos
aunque sean días fugaces

no puedo cargar
una montaña de soles a mi espalda
viviendo prendada de las nubes

lluvia seca sobre el alma débil
quizás una flor,
quizás una jaula de acero
cerrada por dentro

no hay aire en el pozo del sentimiento

no quiero ver
la rotura de cristales que dejó
para nosotros el destino

guardo mis huellas mientras camino
para no volver

recojo tu historia de mis letras;
el sueño fue carne,
muerte en la tormenta

y luego tierra
leer más   
19
25comentarios 115 lecturas versolibre karma: 105

El tiempo y los sueños

El sueño lucha
estira los brazos desnudos
amaneciendo con la piel de fuego
rompiendo las penumbras que se deshielan.

Ya no tiembla agonizante el horizonte
en un tembloroso espacio vacío,
el cuerpo es amor sin sufrimiento
una mirada nueva entre mil memorias que observan.

El tiempo disipó la letanía
esa que repite a la funesta sepultura,
el suelo es agua en un desierto olvidado
una noche nueva entre violetas que brillan.

Los sueños murmuran con la mirada entristecida
es un aroma con las flores vencidas
aún así navegan heridos
con una caricia temblorosa y furtiva.

Hemos derrotado a la tristeza
entre lágrimas de una madrugada melancólica
me aferro del aguerrido presentimiento
así se ignoran los siglos de un olvido.

El mute
18/06/2018.
17
17comentarios 153 lecturas versolibre karma: 115

Copérnico se equivocaba

La Tierra gira alrededor de su ombligo. Además es ciega y sorda. Es un ego desmedido. Tanto que, como Saturno devoró a sus hijos, se come sus propias entrañas.

El mundo rota alrededor del dinero. Manchado de ansias incombustibles. De mentiras y miedos. De corrupción y guerras.

La manta bélica deja dormir al raso muchos corazones. Endurecidos por las balas como si hubiesen echado hormigón a sus latidos. Sobresaltos nocturnos para tristezas en vela.

Somos la carcoma de la galaxia. Buscamos vida en Marte para hacer caja con viajes marcianos, todo un lujo al alcance de pocas manos. Y mientras, reventamos el planeta azul.

¿Azul? El aire se mastica, las aguas se eutrofizan.

Y las focas huérfanas de piel. Los conejos infectados en laboratorios. Los elefantes sin marfil, sin mes de abril. Un tigre de Bengala en la alfombra de un majara. Una garza disecada en las aguas estancadas. Un pez que se asfixia y un polluelo que no vuela.

Quiero pensar que algún día abriremos los ojos. Que agitaremos las ganas con viento y magma, que la corriente eléctrica surgirá al rozar unos labios, al besar unas manos.

Que la hierba tejerá sábanas frescas. Que las flores pintarán mi pelo. Que la lluvia silbará mañanas. Que la tierra germinará en tu suelo.

Quiero un mundo libre. Corazones justos. Quiero soñar despierta, surcar las nubes entre mil pájaros al vuelo.
leer más   
11
25comentarios 127 lecturas versolibre karma: 100

El odio de un poeta se traga todas sus palabras vacías

Seremos libertad bajo palabra
una sombra clara en el horizonte que se alía con el instante,
un plural espejo sin cenizas que se ahogan
en los gritos de una garganta profunda y que nunca calla.

Verdadero júbilo enamorado de un torrente petrificado
por el sol y la bruma de una esperanza enamorada
de un tiempo que nunca aguarda
en el aire vacío de la nada.

Jardín de flores en el éxtasis
sin nubes extraviadas y a la deriva,
ahí voy brincando y de rodillas
en el follaje verde de los escombros que abonaron a la vida.

No hay profetas que no aprisionan
entre espinas ciegas
que no disuelva la presión de la espesura
de un pensamiento que duerme para amanecer sin rostro algún día.

Como una retórica que se derrama en el torbellino
de una espiral que nunca descansa
así voy huyendo de un espiral de mentiras,
fuimos esperanzas que sonríen en una canción que olvida.

El odio de un poeta se traga todas sus palabras vacías.

El Mute
18/06/2018.
21
21comentarios 209 lecturas versolibre karma: 112

Es suyo su silencio

Su silencio representa ese verso
en sol menor reluciente desde el sur.
Su silencio gravita sobre la esfera de un particular.
Recurrente, vigente en toda madrugada fría.
Su silencio, un fruto podrido,
sobre un suelo contiguo, equivocado y erróneo;
una radio que sonaba con las pilas sulfuradas.
un incendio desarrollando llamaradas y negando llamadas.
Su silencio escondido, abismal y hermoso.
Silencio acreedor de unos ojos
(búho)craticos que al parpadear
las hojarascas espantan.
Su silencio, atado con el bozal del viento;
porque cuando llueve vive por allí maldiciendo.
Su silencio, sembrador de tréboles de mala suerte.
Su silencio, piñas difíciles de pelar.

Silencio alrededor de los muelles entablados,
desentablando diálogos.
Mutismo de mutuo desacuerdo.
Una ausencia que llegan a los tobillos.
Un silencio marcando la hora dentro de un reloj de arena digital.
Una llovizna que se seca antes de tocar el techo.
No escucha usted, la conferencia majestuosa que expone el viento.
El invierno, está a punto de suspiro y el otoño, de caramelo.
Los pinos protestan, porque la nieve de noviembre pesa.
Las palmeras se sostienen con muletas
y su silencio con mondadientes.
Las trompetas usan sordina en septiembre
y gríngolas su silencio.

Ese silencio, oxidando estrellas platinadas.
Un silencio, desordenando las filas de las oportunidades.
Su silencio, plano, obtuso, llano y folclórico y tóxico.
Un silencio que se perfila inquieto, distraído y rabioso.
Su silencio, intercambio de voces entre las almas gemelas.
Las nubes como locas van dibujando cuerdas vocales;
pero su silencio adolece del veneno de eunucos escorpiones.
Su silencio, alude a la música que nunca suena en el bar.
Su silencio, carece de bosques y flores.
Su silencio no respira, no expira y jamás muere.
Se oye cuando sopla los dientes de leones.
Su silencio se pronuncia y se escribe en tonalidades tornasoles
y de ello, conocen los girasoles.
Cierto, lo que expresó, no era más bello que el silencio,
mejor hubiera permanecido callado.
leer más   
3
sin comentarios 15 lecturas versolibre karma: 41

Cuarenta veces invierno

Olvídate de las flores bajo la aurora de tu mirada,

olvídate del calor del café de la mañana,

deja atrás al fantasma del pasado,

ponle el cerrojo al corazón cuando salgas por la puerta.

Porque olvidas besos y te quedas con los versos, que se ahogaron en tu boca

y lloraron en tu mirada.

Porque floreces cuando amaneces pero relampagueas de lluvia bajo el insomnio.

Porque siendo fuerte te haces frágil,
porque siendo frágil aprendes a ser fuerte,
pero para ese rancio corazón ya no es fácil,
olvidar querer, sin querer la vida ni la muerte.

Has bailado sola,

las manos del tiempo han dado arrugas de brisa a tu piel,

la mirada de las nubes han dicho,

que no has aprendido a caminar,

por primero querer correr.

Y desde entonces caminas en arrabales de sentimientos marchitos,

donde los corazones vacíos se ahogan en mares de ron,

donde la cura es el dolor y la sed de aliento es insasiable,

donde mueres sin ser tu, sin ser nada, sin ser nadie.
leer más   
13
1comentarios 82 lecturas versolibre karma: 85

Es solamente porque quiero

Yo puedo y tengo toda la intención
de regalarte el cielo si quieres
el mar entero si prefieres
y el universo en una canción.

Yo puedo y me sobra valentía
para pintarte una primavera
sembrar flores en tu acera
llenarte de sol los días.

Yo puedo, sobre todo porque quiero
hacer un mundo en tu ojos
y que nuesto color sea el rojo
y nuestro mes sea febrero
leer más   
12
12comentarios 84 lecturas versolibre karma: 88

Soñemos

Es necesario crear un jardín a nuestro interior soñador,
Donde esté ajeno e inocuo a sentimientos
Que nos hacen perder el fervor
De crear lo bonito;
lo inspirador y profundo.
La frase que nos sale y nos hace pensar a nosotros,
De como nos inspira un simple detalle,
que al iniciar el verso ya estamos soñando.
Entramos en ese pequeño jardín,
Disfrutando de los olores, apreciando el rocío
En esas flores que solo existen en nuestro jardín.
Que cobran vida, brillan hipnotizándonos
Haciendo con que ultrapasemos esa barrera
A la creación que nos deja frustrados.
Lo bueno que tiene el intentar,
Intentar retener el agua en nuestra mano y se nos escapa,
Pues inspirémonos de como formidable es el agua
De cómo es única, que no deja retenerse y busca salir por las fisuras
De nuestras manos, para así volver a ser libre.
Y no pensemos que somos nosotros que no somos capazas de
Retener el agua y así frustrase por eso y si humildemente
Maravillarse con la capacidad de ese líquido que pide libertad
Escapándose suavemente de entre nuestros dedos
Para volver al jardín soñador de nuestro interior.
leer más   
13
2comentarios 55 lecturas prosapoetica karma: 99
« anterior1234550