Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1926, tiempo total: 0.009 segundos rss2

Te quiero

Te quiero...
Te quiero muy cerca de mi.
Muy cerca de mis ojos,
de mis manos,
te quiero.
Así te quiero...
Muy cerca de mi boca,
si es posible,
pegada,
unida a mi boca, te quiero.

Amo tus labios,
tú boca,
esa flor de carne tibia y húmeda.
Esa suave ternura
que es capaz de unirme a ti en un beso.
Como amo ese momento
en que te aferras a mi y yo me aferro a ti.

De era cercanía te hablo,
de cuando el latir del corazón
no lo sentimos en el pecho,
sino en los labios.
Amor del fondo de mis ojos,
mujer de labios dulces y pequeños,
te amo, te quiero, te siento.
leer más   
9
2comentarios 36 lecturas versolibre karma: 127

Dios del trueno

ALFONSINA DEL DIOS DEL TRUENO

Cuéntame historias jamás vividas,
cuéntame un cuento, pirata bueno,
¿juegas a un juego de miras druidas?

Nunca supiste ponerle freno
desde la pista regalas flores,
súplica triste del dios del trueno

pídele a Thor que en los mares mores,
más que los peces que en aguas viven,
comen voraces al son..., tambores.

Yermos los sueños de amores cuidas,
más que por loco me tomas trueno
Thor invocado jamás adores,
más por infiel que por él le aviven.


Alfonso J. Paredes
Todos los derechos reservados S.C./Copyright
Imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
14
6comentarios 65 lecturas versoclasico karma: 130

Sin morir en el intento

[...] Matar un dragón es cosa de un instante.
Resolver un acertijo es un relámpago
de inspiración. Son actos determinantes
pero escindidos del acontecer. Sin embargo,
los peligros de la realidad no los resuelve
un lance. Desentrañar la vida no significa
vencerla. Sortear un escollo no libra del
siguiente...

Érase una vez - Ana Rossetti


Del vientre del tiempo nacieron tantas
púas más que flores,
guerreras de mandil y descosidos,
las sombras de las sombras que obtuvieron
el triunfo, que no era para ellos.

De olvidos se llenan los libros
que hablan del miedo al instinto, a lo frágil.
Yace la capacidad en los brazos
de la ignorancia
—¿o será de la conveniencia?—.

Soy emoción, ingenio, deseo, razón;
debajo de mi pecho,
en mi cabeza,
entre mis caderas, dentro.

Desde siempre, me he asomado a la imagen
que quería de mí, completa,
sin mitades que encontrar para ser yo.
Y sé que la muerte me espera
para dejarme caer en la misma oquedad
que al resto.

¿Tanto pido?
Solo quiero ser paisaje de ambiciones
para mí, hombro, oído, mano, risa.
Ser la pieza que me falte.
Serme toda...
sin morir en el intento.
20
12comentarios 89 lecturas versolibre karma: 132

Tesoros de verano (relato)

Sentada frente a la ventana pensó lo mucho que había cambiado todo. No quedaba nada de lo que recordaba haber vivido en su infancia. No era sólo su edad, era el mundo.
Recordó, saboreando con placer, aquellos maravillosos veranos de su niñez. El mes de julio al pueblo con los abuelos. Los baños en el río, las barbacoas en el patio lleno de plantas. ¡Cómo se enfadaba la abuela si rozabas las flores! Jugar en la calle hasta las tantas, sin importar horarios. Y luego en agosto a la playa. Solo 15 días, papa decía que salía demasiado caro pasar el mes entero. La arena de la playa, los chapuzones en el mar, jugando con Marcos en la tabla. Las paellas del chiringuito. Casi podía oler todos aquellos aromas.
Ahora, a sus 65 años, sola en el mundo. En un mundo que no reconocía. Donde ya apenas había estaciones. El cambio climático había hecho estragos en los últimos 300 años. Habría preferido morir que vivir todo aquello.

- Señora María – dijo el médico - siento comunicarle que hemos detectado una enfermedad de reciente descubrimiento, muy grave y de la que aún se desconoce la cura. Ya sé que la noticia es terrible, pero hay esperanzas. Como sabrá, el gobierno acaba de aprobar la hibernación para enfermos con enfermedades como la suya. Se espera despertar a los pacientes cuando se halle la cura. Su enfermedad está entre las aprobadas para ser costeada por el estado.

Aquello fue como un mazazo en el alma. Quedarse con los suyos y morir en breve o dormir hasta…..¿quién sabia hasta cuándo?
Sus hijos se empeñaron en que aprovechara la oportunidad, hibernar estaba al alcance de muy pocos, aún era muy caro, y ella podía.

- No seas tonta mama – decía su hija Ana – quien sabe, igual tenemos un golpe de suerte y podemos hibernar alguno. ¿Te imaginas encontrarnos después de 100 años? Te queremos mucho, y aunque sabemos que quizá no podamos volver a verte, si te mueres ya sí que no te veremos nunca más.

Ahora estaba allí 300 años después, sola, con unos parientes a los que no conocía y en un mundo donde ya no había veranos en el pueblo ni en la playa. El sol era tan peligroso que salir fuera durante las horas de más calor estaba prohibido.
Si cerraba los ojos, casi podía sentir el roce de la mano de su madre cuando acariciaba su cara. Podía percibir el aroma de la piel de sus hijos el día en que nacieron. La imagen de su compañero junto a ella. Le perdió pronto, desapareció un día de abril. Un infarto dijeron.
Solo quedaba soñar, soñar con aquellos veranos donde un simple chapuzón en el río o en la playa constituía todo un tesoro.



Hortensia Márquez


(envié este relato para participar en el I Concurso de relato corto “Sueños de verano”, patrocinado por la Escuela Cursiva y organizado por Libros y Literatura., no ha ganado, ni es finalista, pero si ha sido seleccionado para formar parte de la antología que se editará)
16
12comentarios 89 lecturas relato karma: 148

¿Cómo se aprende?

Puede que la debilidad de los huesos
y la sudoración de las manos
hagan temblar mis pupilas
y convulsionar mi pulso
no acertando la diana
esa macabra y cruel diana

O tal vez sea mi mente
esa mente que se niega
con la rotundidad de mis latidos
a teñir la luna de negro
a sesgar alientos en flor
y a llenar mi boca de sangre

Porque sin locuras ni embriaguez
me pregunto:
¿cómo se aprende
a disparar a la vida
mirándola a los ojos?

Insisto ¿cómo se aprende?
leer más   
20
11comentarios 79 lecturas versolibre karma: 150

El poeta triste

No quiero escribir una palabra amarga
que evoque el miedo y el frío
de no saber aún qué pasa en una desolación marchita
al derretir mis versos como si nada.

No quiero angustiar con mi silencio
a la última Estrella que nos ama,
con una luz en el infinito
todo un cielo nos ampara.

No quiero que las lágrimas
causen una lástima feliz
en el ego de un enemigo
que en su ignorancia llevan su martirio.

No quiero ser un poeta triste
que en la flácida noche se consuela,
quisiera alzarme vagabundo
y en una sonrisa sincera darte todo lo que sueña.

No quiero recordarte el montón de cadáveres
que en el mundo ahogan mis ruegos
prefiero ser como un niño inocente
y levantar flores silvestres en un campo verde.

No quiero ser un verso
que no sabe otra cosa que escribir
abrazos imperfectos
en un estéril delito que abandona.

Prefiero ser un poeta alegre
que sueña con la esperanza
de componer canciones que abrazan
con la frescura de amar en un mundo extraño.

El mute
23/09/2018.
21
21comentarios 162 lecturas versolibre karma: 125

En las praderas del alma (Sextillas)

En las praderas del alma,

suenan sonatas de calma

en ternura,

con sus flores remozadas

y sonrisas despertadas

en dulzura.


Resuena los violonchelos

en voz clara de riachuelos

cadenciosos,

y bullen los sentimientos

narrando dulces momentos,

deliciosos.


Henchida en gozos exulta

con su tez, serena, oculta,

y sin máscaras;

ya no desea mas nada,

su alegría nada orada,

en sus cáscaras.



Porque brilla su entereza,

en su pulpa de grandeza

elevada;

descansando en su laurel,

con flores de su vergel

tan variada.



Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados/copyright ©


Sextilla de rima:

8a,8a,4b, 8c, 8c,4b

también existe


8a, 8b, 4c, 8a, 8b, 4c
Nota: Todos los poema publicados aquí son de mi autoría, refrendados por su registro y publicados en muchos portales de poesía en donde publico. Gracias. tengo varios blog y páginas de poesía pero prefiero darlos a conocer de a pocos aquí (Saludos para todos)Búsquenme en google por mi nombre y sale.
leer más   
5
2comentarios 25 lecturas versoclasico karma: 73

Miedos

El retroceso por el tiempo me ha mostrado que mis miedos evolucionaron;
se encontraron con que lo paranormal lo dejé a un lado.
Saben, que mis miedos están en el corazón
y no en las películas de terror.

Ya por las noches no me hacen correr donde mi mamá,
ahora, no me dejan dormir mas.

¿Pero qué clase de miedos produce insomnio?
Simple, los de un joven enamorado y obsesionado
por una amor que ya lo ha dejado.

Por qué la naturaleza de un hombre
le dictamina siempre enamorarse
de alguien quien no le corresponde.

Ya no me da miedo que me halen las piernas de noche,
ni que los fantasmas me descobigen
por goce.

Ahora mi miedo es que ella con otro ande.

Que su flor blanca y trémula de sangre
ya la haya entregado.

Que sea feliz con alguien,
como nunca lo haya sido con nadie.
Que no me recuerde,
y haya olvidado
mi corazón que durante mucho tiempo
la ha extrañado.
leer más   
4
sin comentarios 24 lecturas relato karma: 39

Eres...

Eres como un imán
Que atrae mis miradas
Eres el olor a flores
Que respiro cada mañana
Te entrego mi tiempo
Para que lo gastes conmigo
Te entrego la luna
Como un testigo más
De este amor
Inmenso como el mar
Eh infinito como el espacio
Besarte despacio es lo que deseo
Me empiezan a sudar las manos
Y es cuando te veo
¡Te amo y eso nadie lo va a cambiar!
leer más   
8
2comentarios 52 lecturas prosapoetica karma: 98

Mujeres que narran historias sin cuerpo

Ellas cubren sus pálidos rostros
con el néctar de las flores nacidas del sueño de una lágrima.
La sangre, que cae de sus vientres
como un rosario de perlas moradas.

Cubren los yermos resecos,
bendiciéndolos como la húmeda savia bendice al bosque...

Con su segote de plata, extirpan las penas de los que bailan
sin su propia danza y así espiran secretamente el sordo ritmo ondulante
de la vida detrás de la vida.

Ellas son las viejas y las doncellas,
que bajo el sereno abrazo de la luna llena
narran antiguas historias sin cuerpo.

En las tierras de abajo, y de más abajo, cubiertas por un dulce éxtasis,
entonan y cantan sus plegarias al agua.
Emergen desnudas y silenciosas para dirigirse hacia lo alto de la montaña,
y dejarse envolver por el rocío fresco de la mañana.

Ellas tejen alegremente los perfumes de las hierbas,
untan los crepúsculos con brillantes colores
y juegan con las criaturas salvajes de la tierra.

También son las que engendran las oscuras raíces de la noche,
donde las bestias y las sombras gritan desde la herida,
escupiendo su fétido dolor, clamando por el perdón...

En la danza de sal, con túnicas hechas de la espuma del mar,
zambullen sus cuerpos hasta tocar el corazón del agua
y por los ojos de las olas dejarse llevar.


ɐ u ǝ ɹ o L
ǝ l ɐ ɔ o ı C
leer más   
7
2comentarios 29 lecturas versolibre karma: 101

Musa

Si pudiera abrir
la puerta de tu interior,
solo para entrar y saber
si tus ojos me ven con amor.

Sueño con verte llegar con tu luz radiante,
que fulgures en la noche
más oscura de mi corazón,
Como si tu piel fuese un diamante.

Muero por ver
la flor de tu berretin,
salir reluciente y espléndida
En esa ruina que se sueña jardín.

Cruza hasta mi.
El amor es un puente,
que une el camino de las almas,
En un eterno presente.

Y quiero que me abraces
hasta encenderme,
igual que lo hace el viento con el fuego,
que en mis ojos brota el diluvio
Y me apaga con sus aguas el desasosiego.
leer más   
18
7comentarios 58 lecturas versolibre karma: 135

Alfonsina de la flor

Una alfonsina de diez compuse
una estrofita dejé desierta
más sorprendido quedé, supuse.

Llama a la puerta que así despierta
esta es la guinda jamás soñada
solo se está con placer subvierta.

Pétalos, flor que será nimbada,
ramos, coronas adornan vidas
tímida cháchara. Torna en nada.

Diste la impronta, mirar te acuse
pérfida firma dejaste abierta,
suple la excusa quedar sembrada
todas las plantas florecen fluidas.


Alfonso J Paredes
Todos los derechos reservados S.C./Copyrigt
Imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
23
17comentarios 183 lecturas versoclasico karma: 135

Candidez Catilinaria... (Experimental)

CANDIDEZ CATILINARIA
(Experimental)

Sigue y sigue, sigue pues, asesinando,
al pino, al roble, al aire mismo,
ya mañana tus retoños serán polvo,
y en la caja sus cenizas.
Ya en la piedra el vino, se embriagará,
con la geometría en calcetines,
y un lápiz llorará, tierno acero,
en florido balcón y juventud,
sangrando los últimos refugios.

Ven, almacenista.
¡Vamos al almario dulce y frío!.
Con la grisura del aliento.
Aunque grisáceo vea todo blancura.
¡Vaya dulceza de dulcería barata!.

Porque persuadió al pañizuelo picudeado.
Paupérrimo patituerto perdulario.
Donde preciosura presuponía.
¡A los arácnidos persuasivos!.

Balidos, granadas, leones,
rojedad, tambores, estrellas.
Hierbamala sobre la tierra,
y cicuta sobre las pieles.
Espadas en la nuca,
plomo entre las cejas.
¡Asombro herido!.

Nulidad hecha zapatos y bicicleta,
en moribundos hospitales,
del cañón carne y orgullo,
del caracol del estiércol.
¡En la niebla del sudor y sangre!.
¡Caminos de lenguas mudas!.
Las hojas invisibles,
caen como la lluvia,
en gotas, chorros y cataratas.

Oscilando en la vida del péndulo impúdico.
Que deja una luz clavada en carne seca.
En la encina bajo el lago de inocentes,
del vino embriagador del embeleso.
¡Como amor adinerado rapaz avieso!.

En el destino lleno de secos labios.
Ecos largos que hierven en la eternidad.
Cuando la profundidad sagrada duerme,
con el desierto pétalo estelar pendiente.
¡Y el crepúsculo soñoliento enferme lábil!.

Cuando endeble enternece
Cuando
El olmo
Solo
Dé ciruelas
Y el higo mandarinas.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)
.
leer más   
6
4comentarios 21 lecturas versolibre karma: 109

Buenos días!

Arrogante el sol por levante ha levantando
su clara luz se filtra entre los árboles
he visto que el viento juega con las aves
y las flores están bañadas con gotas de rocío
la magia de un nuevo día ha comenzado.

MMM
Malu Mora

Imagen tomada de internet
leer más   
19
15comentarios 85 lecturas versolibre karma: 148

A una monja

Hueles a sol de miel
A espliego fresco
Trillo de ocaso
Y vino dulce en la flor.
Sabes a canela oscura
Como el color de tu piel...
Desnuda.
Sexo joven,
Pechos firmes
Nalgas fuertes
Y besos macerados de pasión.
El sol te presta su fuego
La luna te da su amor
A mí me entregas el cuerpo
Y el alma dices que a Dios.
Apartaré de tu celda
Entrégate a mi dulce amor,
Te haré vivir en el cielo
Salvarás tu corazón,
Lo fundirás con el mío...
Libres de culpa,
Y sin más dios
Sabremos ser más felices
Que en tu convento con Dios.
leer más   
3
2comentarios 35 lecturas versolibre karma: 37

Pescados frente al estanque

Los muertos, como los pescados,
son enterrados en periódicos,
página doce cuarta columna,

así nos son ajenos,
aunque los vomiten los mares,

paseamos sensibles entre flores
hasta el banco en el parque,

allí, observamos el vuelo,
la delicadeza de las mariposas,

el periódico al lado,
sobre el banco de madera,

¡qué bellos se ven los patos en el estanque!

/
leer más   
21
23comentarios 98 lecturas versolibre karma: 127

Senryu

Mi corazón
Retozas entre flores
Colibrí bello
leer más   
20
15comentarios 102 lecturas japonesa karma: 133

¿Quién es?

Una lágrima que cae,
una flor que se deshoja
un corazón que se rompe.
No te conozco y sin embargo te observo
¿quién eres tú y por qué me has robado el alma?,
¿Por qué te has llevado lo que más quiero?
Una flor que se deshoja,
Mi corazón que se rompe, ¿hasta cuándo?,
quizá mañana no puedas contestarme,
quizá mañana no sepas como consolarme.
Un corazón que se deshoja,
una lágrima que cae.
No sé quién es, pero sin embargo te quiero,
quizá mañana te preguntes por tu padre.

Alfonso J Paredes
Poema dedicado a su hija Laura
Todos los derechos reservados
S.C./Copyright
imagen tomada de internet
24
14comentarios 114 lecturas versolibre karma: 135

Suaves cuerpos desnudos

Suaves cuerpos desnudos de jóvenes mujeres fluyen entre la hierba y las flores que flotan,
jóvenes mujeres, están
fluyendo a través de decenas de miles de kilómetros, donde fluyen miles de siglos.

Estoy buscando el mar.

Estoy buscando un pirata que hace una linterna.
Buscando una criatura llamada hippocampus.
Buscando un besó de agua hexagonal.

Estoy buscando la cresta del caballo en el océano.
El verde encanto de los árboles.
El sol a través de mi pecho.
La arena sobre las raíces.
Busco oro en la arena.

Estoy buscando una promesa.
El caballo en la piedra que cantará más.
Tu canción está en las calles vacías del mar.

Escucha el poder del mar azul en medio de la noche.
Si soy rocosa
¿Qué es el agua en mi corazón?
Y qué clase de persona será la piedra del mar en el abrigo oscuro.

Lo que la voz del milenio nos cuenta.

Como la tormenta en el mar de miles de años.

Según el camino accidentado.
Rutas robustas.
Estoy buscando un océano de coral.
Es azul en la mente.
Un pescador le mostró la oscuridad de mi padre.

En mis ojos melancólicos más adecuados será como una alondra para vivir en el viento.
Como un cinturón en mi pequeño jardín al final de la cintura.

Cuando camino, me llevas al fondo de la sombra,
en sueños pequeños, eres mi sueño del
sueño de la vejez del frío.

Bloqueando el
sueño de la chica aferrada al cordero, la pradera tenía nieve a la deriva y, entonces, yo era un sueño de primavera.

Cuando camino de vuelta a la navegación de las veintidós estrellas
que me pediste, me reí del cielo ...

Como de la niebla,
golpeando los aretes en el pelo denso, para encontrar el camino,
con el más fino siseo, soplando las pestañas abiertas, alineadas a la luz del sol.

Cuando camino por el ecuador; es un rastro de la línea roja, usted ríe cuando no ve el
meridiano, es una cadena de perlas azules oscuras
cuando usted falta, cuando el tiempo se separa y gotea.

Cuando cincuenta y cuatro campanas en las nueve iglesias estaban repiqueteando en la ciudad, celebrando la nueva flor
en el corazón de la ballena, lo medite, lo pensé.

Voy a dedicar el tiempo de mi vida, para pedir perdón
a los dioses o al diablo.

Voy a declarar la paz a mi alma.

Che-Bazan.España

pidiendo perdón por sus pecados.

É tão frágil a vida,
tão efémero, tudo!
(Não é verdade, amiga,
olhinhos cor-de-musgo ?)

www.youtube.com/watch?v=ftyPAFt5RVs
leer más   
7
sin comentarios 43 lecturas versolibre karma: 111

La verdat pura... (En Castellano Medieval)

LA VERDAT PURA
(Experimental en Castellano Medieval)


Con deseos muy flacos e viles
la verdant pura se ronpe, desquica.
Por la grant cisma e debate muy vano
con los argumentos que fizo cuestion
non pudieron a otro esleer
e fincaria en sinple unitat.

Fizieron grant daño, et la grant cobdicia
dapños e sañas con toda avaricia.

Despues del parto donzella
e venga a punto de gentil amor
mansa mente sin bollicio
non dando a sus carnes vicio
de los cielos puerta e llave.

Sepan que es arbol de grand maravilla
e torna fortuna en calma
linda rosa muy suave
su alma sea gosozza.

Sienpre bive sin pavor
de tantos bienes conplida
abondada e guarnecida
una cossa que non es,
si en vos fuesse, sería.

Mandad-me que dance, non entiendo el son.
Todo cuanto tengo quiero perder
en lugar de tanto veo que llorando.
Andan todos esos, no fallan abrigo
mucho es superfluo el vuestro alegrar.

Fia de mi, amigo, como de otros fias
dejad las rasones, venid, venid.

Si bien vos quiere, quite vos agora.
¡Ya non tenes tienpo de saltar paredes!.

Entre los muy buenos bueno,
es viva e clara fontana
de frutas, rosas e flores
e de suaves olores.

Abstener e aver tenpranca
de los vicios e deleites.
Ofensor de la maldad
quien sin freno allí se lanza.

Con subjección e humildad.
Como oro de entre la escoria.
Por obra muy singular
tan notoria es esta cosa.

¡Que ella fabla si yo callo!.
Solamente ruego yo
¡Non lo dejase olvidado!.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
leer más   
19
11comentarios 69 lecturas versolibre karma: 125
« anterior1234550