Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 821, tiempo total: 0.022 segundos rss2

Yo me pregunto...

Yo me pregunto si estás dormida,
si acaso sueñas y vas a pie,
porque esa gracia que en ti palpita
hace que sueñe de día y bien,
que te acompañe por los paseos,
cuando descansas y en el café,
así te veo y así te miro
tomando un zumo con ron y miel;
ya sé que es algo que suena amargo
y que parece ser de revés,
pero no importa si estoy contigo,
si te acompaño y no sé que hacer,
porque estas cosas, cual chifladuras,
son importantes por un aquel
y si aprovecho que al ver tus ojos
me veo en ellos ya somos tres...

Entonces niña seamos pobres,
sigamos niños en el ayer,
en ese tiempo, quizás lejano,
que hemos vidido de forma fiel,
ahora rompamos viejos tabúes,
pequemos pronto de diez en diez,
y disfrutemos de nuestras fuerzas
con nuestros cuerpos sin tener juez,
y así seremos lo que queramos,
lo que nos dicten razón y ser,
nuestras lujurias y las pasiones
tendrán el agua para la sed;
y un día acaso, no muy lejano,
veremos juntos atardecer,
y nuestra noche será otra noche
donde la luna nos de su hotel...

"...Yo te pregunto si tú me quieres,
pues yo te quiero y no sé que hacer,
y entonces veo que tu sonrisa
es la respuesta que da tu piel..."

Rafael Sánchez Ortega ©
16/05/18
5
2comentarios 35 lecturas versoclasico karma: 89

No tengo voz

No tengo voz…
Mi canto es un poema, escrito en noche plena
silente es mi tonada que hace llorar la arena.
Mis trazos como acordes nacidos en cadena
resuenan en la aurora con voces de sirena.

No tengo voz…
Y en dulce serenata se van mis voces llenas
de ronda por las tardes en plácidas verbenas.
El ritmo de mis notas está en verbos caídos
que muda es la cadencia de versos sin sonidos.

No tengo voz…
Escapan de mis manos las notas apagadas
que juegan al ocaso traviesas y calladas.
Mi música es adentro de líneas encerrada
que en complice silencio se inscriben en tonada.

No tengo voz…
No se por que milagro me nace en poesía
un coro de palabras en sorda algarabía.
Pero estas mismas notas jugándose dormidas,
resuenan en el alma en claves encendidas.

No tengo voz…
Mi verso es melodía discreta y transparente
que grava en armonia mi verbo trascendente.
Los pasos de mis lettras se elevan como encanto
y arrastran las esencias de amores y de llanto.

No tengo voz…
Escrito en sentimiento mi hechizo asono invoca
la fuerza de lo eterno que hace soñar la roca.
Mi frase va insonora, y adentro va y resuena
que voz no tengo y canto: mi canto …¡Es un poema!
leer más   
10
10comentarios 58 lecturas versoclasico karma: 107

Ars Poetica

He vuelto a escribir,
como un antiguo vicio que contraje de joven,
y soy un verso mojado,
caído de unos labios,
cayéndose en fragmentos de agua.

La primera vez que escribí fue por amor,
las mariposas en mi estómago migraron a mi frente,
en su lugar quedaron peces de colores,
algunas se posaron en mis manos.

Escribo desde que tengo uso de pasión,
en presente progresivo,
en futuro imperfecto,
en participio.

Escribo por impulso,
por convicción y por vicio,
a veces también por inercia.

Escribo sin mesura y sin miedo,
dejo que el cauce de mis dedos se derrame,
que el agua de entre mis manos
se desborde,
que todo me inunde,
que todo se ahogue.

He estado escribiendo de día y de noche,
antes de dormir y al levantarme;
no está bien,
ya lo había controlado.

Me he descubierto a las tres de la mañana
en busca de un verso,
nunca me he cuestionado por qué escribo,
pero sí me he preguntado de qué sirve.

Pensé que podía escribir cuando quisiera
y que cuando quisiera también
podría dejarlo.

Escribir es sencillo, pero no es fácil.
Escribir me dispersa y me esparce.

Lo que escribes no sólo te define,
te retrata,
te identifica.

El que escribe poesía
no lo hace por gusto,
tampoco es que lo haga a la fuerza,
pero lo hace por influjo,
bajo influencia.

Quería dejar de escribir,
pero ha estado lloviendo.

Supongo que algunas personas escriben por placer,
deciden cuándo escribir,
sin importarles si llueve,
si se hizo de noche
o si se tiene algo atorado
en alguna parte.

El poeta no tiene un lugar favorito,
una hora determinada,
el poeta no decide cuándo escribir,
escribe porque tiene que hacerlo,
a menudo se descubre escribiendo,
se encuentra.

Los poetas son locos,
esos que escriben,
que no saben hablar.

Los poetas se caen y se hacen pedazos,
se quiebran a cada rato,
se mueren a cada rato,
y a cada rato,
qué bueno,
renacen.

La poesía te toma por la espalda,
te tapa los ojos
y quiere que adivines
de quién se trata.

La poesía juega sucio,
te acorrala,
puedes decir que no,
pero no importa;
cuando la poesía te ha elegido
no puedes hacer nada.

La poesía hace conmigo lo que quiere,
sabe mis secretos,
me amenaza con decírselo a la gente,
me tiene en sus manos.

Tomé a la poesía trémula entre mis brazos,
me miró fijamente,
como si quisiera decirme algo.

No sé si sea poesía,
pero me toma de las manos
con la propiedad de quien toma
lo que es suyo.

Tal vez no he comprendido el Ars Poetica de Horacio.
Quizá he entendido mal todo esto de la poesía.
14
13comentarios 70 lecturas versolibre karma: 110

ni una mas

¡¡ni una mas !!
se prometio y no cumplio.

lagrimas resbalavan
ante su desdicha,
cruel realidad
la vida pasaba
sin hacer parada cada dia.

la luna de dia, de noche esl sol
su rostro sin brillo y
sin fuerza su corazon.

a quien tanto amo
su ultimo aliento
desgarrador
¡¡muerete!!
frente al espejo desfallecio.
leer más   
7
4comentarios 50 lecturas prosapoetica karma: 86

Traición

Jeremías 17: 5 dice:

"Maldito el varón que confía en el hombre..."
Y yo, confíe en ella.
Y me sobrevino maldición,
por la desobediencia
de mi terco corazón.

Aquel mensaje decía :
"confío en tí, y siempre confiaré,
aunque se caiga el mundo"
Y, he aquí,
el mundo cayó a mis pies.

Entregué todo mi corazón
a quien no debía,
mi amor y cariño
era para mi mejor amiga.
De ella eran mis sonrisas,
ella,
me hacía olvidar entre platicas,
hasta de mi familia.
Mi tiempo, mis abrazos,
mi alegría, mi todo.
Tendidas hacia ella,
mis manos.
Sin darme cuenta,
al pasar del tiempo,
de su corazón negro,
fui probando su veneno,
quiso mis ojos, y mi camino,
se llenó de envidia y quiso mi destino.
De mis fuerzas tomó posesión,
y así me dejó,
postrada en la nada,
sin aliento, y con dolor,
quizá desahuciada,
hasta arrancarme el corazón.
Quiso quitarme la vida,
y usurpar mi lugar,
con su imposición.

Luego de escalar de sufrir en sufrir,

Entonces entendí, que solo a Dios,
se le debe adorar con devoción,
solo Él pudo reparar,
cada Partícula
de mi quebrado corazón.

De mi amiga conocí,
la miseria humana,
que jamás imaginé,
aun así,
después de levantarme,
un abrazo le di,
y un te quiero le dejé.
leer más   
7
4comentarios 60 lecturas relato karma: 81

La librería mágica

LA LIBRERÍA MÁGICA


No sabía dónde estaba, pues aquel lugar parecía un almacén lleno de
libros. Todos hablaban -entre sí- un idioma parecido, aunque no lograba
entender nada. De pronto saltó uno y me dijo:
-¿Tú eres nuevo por aquí? -Le contesté que sí; y que si ocurría algo:
-¡No, no!, -me dijo-: -Solamente, te advierto de que tengas cuidado, ya que
estos libros son mágicos y no puedes despertarlos; como lo hagas, te darán
la lata y luego te volverán loco.

De pronto, veo volar a Don Quijote de la Mancha, en su bicicleta
cósmica, cabalgando entre el escaso espacio de pared en pared.
En las estanterías se oían voces lejanas; pertenecían a los personajes
de viejas y nuevas historias, como queriendo salir todos a la vez y contarme
sus batallitas, o sus cuentos.
Un caballero con barbas me chistó, diciendo:
-¡¿Qué haces por aquí?! ¿No sabes que esta prohibido merodear por
ciertos lugares de luces y sombras?
-No se nada -le dije-; tan sólo estaba mirando los libros...,
-Estos no son libros: son pensamientos enlatados en papel y prisioneros,
nos cortaron las alas; -además, me dijo-:
-Soy Séneca, el andaluz de Córdoba; enjaulado en mi libro de oro. Un
murmullo debajo de las estanterías me avisa del peligro que corro en ese
lugar, pero sigo rastreando, entre ellas, porque mi tiempo se detuvo, y quiero
saber el porqué de todo ésto; si, tan solamente, son libros escritos con letras
en un abecedario ordenado y libre.
Los pensamientos creados de muchas mentes prodigiosas, llenas de
sabiduría y talento:
Aquel de los molinos de vientos, Miguel, su nombre eterno, el
creador de D. Quijote señor, el de los sueños surrealistas y caballero,
merodeaba por este jardín, entre marañas de polvo, un ordenado
desorden de pensamientos.
En un recodo, en el ángulo metálico de las mágicas estanterías, vi al
mismísimo Federico, leyendo su cuaderno original, del “Romancero Gitano”,
como se limpiaba las lágrimas de bronce, revoloteando golondrinas alrededor
de su cuerpo, ahuyentaba, en su cabeza, a los pájaros.

Su vecina Carolina, las de los bellos ojos; la de pómulos sonrosados,
coronados de poemas, de versos de amor; toda su sonrisa iluminaba el
espacio: poeta de Almendralejos, luz de Extremadura (Espronceda, sufría en
silencio por su amor).

Todos son voces: del ocaso al abismo y del abismo al ocaso. Muchos
libros hablando y yo sólo escuchando sus letras: El punto, la coma, el
paréntesis, la interrogación y la exclamación, riéndose del punto y coma, sin
poder estar separados...

Las flexibles historias del mundo, danzando al unísono; sobre un
camino de aire y de polvo, en este desorden de paz; en un silencioso pasado
de ausencias, con palabras que gritan.

En el suelo, un libro se queja: ha sido pisado y le hicieron daño en sus
cubiertas: El maravilloso(tan antiguo, como moderno) Kybalión, llora de dolor
y soledad; quiere la libertad que anuncia en sus páginas; ser rescatado de
su estantería para poder descansar en los pensamientos más espirituales y
profundos.

Un aroma aterciopelado, desde un rincón, nos comunica olores de
siempre: Almizclen, Hierba buena, Tomillo y Romero...

Miguel Hernández me habla de sus horas en la cárcel, poeta del
hambre, del sacrificio,de la pena y el dolor; durmiendo en una jaula sin
libertad (pero con alas para volar).

Remolinos de aires nos envuelve en la lectura, Schespeare y
Lord Byron, Borges, Salinas, Cernudas, Pacheco, Valhondo, Lencero, León
Felipe, Kavafis, Pasolini, Bod Dylan. Merodean entre las páginas, ordenándo
las palabras, jugando con las sílabas, los espacios, Gala, pasea su bastón.

Dentro de este templo, de la palabra escrita, nos encontramos a
Rosalía de Castro, Carmen Pardo Bazán, Dulce Chacón, Almudena Grande,
Mª José Fernández... Todas, expresándose, con versos encadenados:
caminos creativos, en el Universo escrito.

Se mezclan las ideas, los pensamientos, alrededor de un oasis lleno de
estrellas. Una fuerza invisible de sentimientos merodea a las estanterías, en
un mágico pensar. Los hilos del saber florecen en el techo del olvido; y las
palabras piden libertad, como queriendo escapar de un laberinto de
intolerancia y despecho.


II

Los libros almacenados, desean ser adoptados por manos limpias,
sedosas, delicadas, sin mancha. Manos purificadas con el único elemento
posible: la Cultura (El poderoso Saber del Hombre y nunca la ignorancia de
la bestia o la oscuridad).

Desde el abismo más luminoso donde todo ciego ve, hay hadas con
sonrisas fotográficas, con luces de plata. Aquí, Piter-pan, juega con
Campanilla; juntos navegan en mares imaginarios con radiantes sonrisas.

En la bóveda, rosada, de pájaros es donde -el hombre- anida en sus
ilusiones. El tiempo está detenido en este templo de cultura solitaria.

Láminas, fotos del pasado... y un futuro lineal rodeado de mesas de
tertulias; donde se contemplan y se aman, con miradas furtivas:La novela, el
ensayo, el teatro, la poesía, la narración, la biografía, se casan con la luz y
las sombras, iniciando un camino con un futuro de resplandor, sin límite.
Los ecos, lejanos, me avisan de posibles tormentas literarias: Un
intruso dando voces, sorprende a la mágica librería. Es un libro nuevo que
viene empujando, como un torbellino, con aires caracoleados, entre los
entrantes y salientes de cada libro; éste molestando a los otros. Sus hojas se
les encresparon; hasta se cristalizaron las letras: Quiere un hueco social,
entre las mágicas estanterías (la oportunidad de ser seleccionado y leído, en
su “Horizontalidad Sentida”, permanente.

En la Librería Mágica, es donde está representada la historia y el
pensamiento de cada escritor(y es un mundo que simboliza la Cultura): ¡Ah,
mi querida Librería!¡No despiertes nunca!, porque en tus sueños está la vida.
leer más   
7
2comentarios 79 lecturas relato karma: 80

cansancios

Viajero inconcluso trotamundos
rendidos llegan los caballos
pidiéndole a sus dioses
que les llegue ya el recambio.

Pero para el viajero
¿solo tumbos?
¿no habrá para él
algún relevo?

A todos los dioses va clamando
pero su augur se lo deniega
asi que con fuerza saca el pecho
y se echa al hombro sus cansancios.
leer más   
10
4comentarios 49 lecturas versolibre karma: 105

El Efecto Perfecto

El efecto perfecto
entre el éxito y el fracaso
se llama esfuerzo.
Apunta alto,
toma fuerza,
¡Dispara!
Que se oiga bien alto,
que retumbe el tambor,
que suene la danza,
que nos llevan las ganas,
que comience el baile,
que repartan las cartas.
7
2comentarios 35 lecturas versolibre karma: 79

Poema IV et Jardinier

Poe IV

Podrán mis versos elevarse al cielo
Y hacer llorar los ángeles a mares
Conmovidos del ultimo al primero
¡Ser cantados por coros celestiales!

Del concierto de rimas y pasiones
Tanto habrá de sublime y admirable
Que podrán otros versos similares
Expresarse con fuerza comparable

Y entre cantos divinos y canoros
Mucho existe de bello y adorable
Mas tus ojos inmensos ¡Esos ojos!
¡Son un dulce poema inimitable!

Jardinier

Je veux la paix! Que votre amour réagisse!
Simple passion de jardinier: Savoir attendre!
Que sous l’arrosage et le soleil s'épanouissent
D’abord la graine et puis la fleur d’automne.

C’est mon amour: celui qui sème et donne
Patiente et calme sur le rivage: c’est l’orme
Le jardinier, que à sa passion s’adonne
Et jour à jour d’un rêve: Sa rose, il Façonne!

Mais celle-ci: Ma rose de la lumière et l’ombre
¡Je vous l'offre! Je ne veux rien en échange
Et reste ouverte à la chaleur: par contre…
Elle se referme au froid que la dérange!
leer más   
14
10comentarios 84 lecturas versoclasico karma: 106

Golpes en alma a las tres de la madrugada

Golpes en el alma a las tres de la madrugada
como espadas
como lanzas afiladas.

Sacudidas que cortan el aire
con grandes espacios abiertos,
llantos contenidos
y esperanzas carbonizadas...

Una falta de todo para mirar al frente
y un derroche de fuerza
para andar sin perder el equilibrio.

Noches rotas
desgarradas por una realidad pérfida
que no se oculta
que lastima cuerpos y preguntas
que desoye ruegos,
que me inunda.

Grandes dosis de tragedia
que no conocen filtros
que no quieren dar tregua,
que revientan historias y vidas
y esconden reproches sin lengua.

Realidad pura,
soberbia,
ancha,
culposa
que me agarra con sus tentáculos fríos
y me aplasta contra las baldosas frías
de lo que creo mi lugar.

Pesar fino,
casi delicado...
a las tres de la madrugada
en el bloque gris del barrio obrero
en el hielo sucio
que corta sonrisas infantiles
en la espesa bruma de una mentira colectiva
que no pide permiso
para instalarse
en el pequeño espacio en el que habito.
leer más   
15
20comentarios 242 lecturas versolibre karma: 100

Madres

Observa, fíjate en ellas,
allí en el parque sentadas,
jugando con sus retoños,
cuidando de su camada.

En sus rostros la dulzura,
la ternura en sus miradas,
en sus manos protectoras
la fuerza de sus entrañas.

Cómo velan por sus hijos,
los miran embelesadas,
su vínculo es indeleble,
viene de dentro del alma.

Todas rebosando amor,
luchadoras y esforzadas,
educando con paciencia,
cariñosas, delicadas…

Ellas les dieron la vida,
haciendo trucos de magas,
y transformando sus vientres
en maravillosas lámparas.

Al tomarlos en sus brazos,
resbala por sus pestañas,
como el agua de un torrente,
orgullo en forma de lágrimas.

Preguntarás quiénes son,
viéndolas tan abnegadas,
son mujeres increíbles,
son madres... enamoradas.

Dale a la vida mi niño,
por tener madre, las gracias,
yo se las daré también,
porque, aunque lejos, me guarda.
11
8comentarios 55 lecturas versoclasico karma: 90

El viento (rima jotabé)

El viento juguetea con mi pelo
llevándose mis rizos en su vuelo.

Me enredo entre sus alas misteriosas,
invisibles, sutiles y furiosas
que me rozan la piel, cual mariposas,
mientras rompen mi calma, silenciosas.

Si me dejo arrastrar en su espesura
surcará mi alma, inquieta, su locura.

Solo siendo testigo del revuelo
que provoca en la esencia de las cosas
entiendo de su fuerza y su ternura.
leer más   
21
24comentarios 165 lecturas versoclasico karma: 106

Vacuidad

Mi soledad de amor me hiela y canta
Su triste letanía de pobrezas
Sin consuelo ni abrazos desencanta
La pálida figura de mis fuerzas.

Que muero en lucidez de mi condena
Enfermo terminal de amor sin prisa
Sabiéndome en el tránsito que extrema
La angustia de mi mundo que agoniza.

No puedo retener el llanto amargo
De amarte desde el centro de mi herida,
Perderme en pedazos a lo largo
De esta senda de sórdida caída.

A la sombra de tristeza languidezco
Sentado en mi pasado hecho ceniza,
Pueda ser el destino que merezco
La fría vacuidad … que se eterniza.
leer más   
11
10comentarios 88 lecturas versoclasico karma: 102

El cuento de la vida

Apenas tienen cinco años cuando se conocen. Es el primer día de colegio y sus madres los dejan en una clase llena de otros niños llamativos, pero menos. Menos niños no, menos llamativos los unos para los otros que como se atraían ellos entre sí.

Su historia empieza en una mesa verde llena de bolas de arcilla que, a diferencia de la plastilina, al quedarse seca se endurece, como la vida. Él moldea un unicornio, ella no sabe qué es. Él le explica que es un caballo mágico y ambos ríen ante aquella ocurrencia. Después da forma a un barco y le asegura que, cuando esté acabado, navegarán a bordo de él por el patio de recreo en los días de lluvia, y vivirán aventuras increíbles surcando lagos malditos, mares lejanos, el mundo entero. Ella sonríe con los ojos brillantes de ilusión.

Pasan los recreos siempre juntos, contándose historias imaginadas, cuentos recién inventados, fábulas en primera persona. Los demás niños los miran con recelo, observándolos a una distancia prudente, como si fuesen bichos raros que no conocieran. Aprenden a escribir juntos, a leer de la mano, a sumar y restar cantando... y cogen la costumbre de contarse el argumento de los libros en primera persona. Se disfrazan de los héroes de sus sueños, crecen dentro de sus mentiras, se abrazan de mentira, y se besan de mentira, como los novios de mentira.

Llega el último verano de colegio y ya no les quedan más septiembres. Se mienten, esta vez sin saberlo. Poco a poco, como planetas en distintas órbitas, se van distanciando irremediablemente. Siguen viéndose de manera casual por el barrio, pero cada vez conversan menos, se miran menos, se sonríen menos... hasta que el saludo se convierte casi en obligación.

Pasan los años de mentira y van conociendo a otros ellos. Llenan sus nuevas vidas de otras mentiras, aunque mucho menos cómplices, más mundanas, menos divertidas. Un día ella entra en una discoteca, ya decepcionada de esa nueva vida, y se lo encuentra. Entre tragos de alcohol recapacita: “de todos los que me han mentido, nadie me ha mentido como él”. Se acerca y le saluda. Al oído le confiesa que está en la discoteca porque el descapotable se le ha averiado, iba de camino a una cena con músicos, actores y gente del mundo de la moda. Él se ríe, se separa con los ojos brillantes, hace una pausa para mirarla. Se acerca a su oído y le miente. Así que ambos, mentidos de arriba abajo, salen a buscar al unicornio de arcilla, que con el tiempo ya está amaestrado, para que los lleve a la fiesta. Se besan y hacen el amor en un portal.

Siguen viéndose de vez en cuando para mentirse. Se mienten incluso sobre sus actuales parejas. Se van contando sus bodas programadas, los hijos que tendrán, sus viajes, sus mascotas... Poco a poco van dejándolo todo para mentirse con más frecuencia, hasta que ya casi se mienten en exclusiva. Y un día deciden irse a vivir juntos, para mentirse ya del todo. Es entonces cuando cada uno descubre todas las verdades del otro.

Salen por la mañana a trabajar a la ciudad, y vuelven corriendo por la tarde a mentirse en su reino recién conquistado, a lomos de su caballo mágico. Pero una noche ella se pone enferma, y acuden a un hospital muy falto de fantasía. Un doctor le diagnostica una enfermedad incurable, y le cuenta que apenas le quedan unas semanas de vida. Ella llora y maldice todas las verdades del mundo.

Él se quita los zapatos y se acurruca en la cama junto a ella, abrazándola con fuerza. Le aparta el pelo de la oreja para alimentarla de una última mentira. Le explica que ellos no existen, que son parte de un cuento, un relato nacido de la fantasía de un pensamiento. Le cuenta que son tan reales como los unicornios, y que al final del cuento no se muere, porque los cuentos no tienen final. Y le promete, sin más mentiras, esta vez ya de verdad, que puede estar segura de que vivirá para siempre en su recuerdo y su corazón.

Juanma
leer más   
11
10comentarios 198 lecturas relato karma: 90

¿Atrapado?

Pavadas en besos de hotel
un hombre que no mereció su parte
amores que no terminas de entender
lugares donde circula la sangre.

Mezcla de señales y volantazos
ahogados que no suelen manotear
aprenden a fuerza del desengaño
ganando y perdiendo la crueldad.

Peroratas del mundo carmesí
mirando con el ojo del diamante
astillas que dañan el cielo gris
ciudad de otros novatos amantes.
leer más   
7
sin comentarios 17 lecturas versoclasico karma: 84

Un Corazón que canta

Soy un corazón que canta…
Con la voz de un joven olvidado
Desde el caliz amargo que decanta
De puro amor a un ritmo compasado.

Una sombra distante en agonía
Tras un beso de adiós enajenado,
Nuestra historia, he sentido, trascendía
Del absurdo presente hacia el pasado.

Soy un corazón que canta…
Sin orgullo, ni lazos, ni valía
Y que cuenta el ayer y desencanta
Del recuerdo grabado en elegía.

Una vez en la locura me he negado
Y otra vez, sin dudar, me negaría
Que al marcharte, de pobre y desdichado
Pareciome que el sol se apagaría.

Soy un corazón que canta…
Al amor invencible en que gravita
Y a la fuerza de fé que se levanta
De la triste nostalgia que me habita.

Que tenté de aferrarme en la distancia
Contra toda razón… en rebeldía
Y en la casi inocencia de la infancia
Esperé … ¡Lo que nunca llegaría!
leer más   
12
6comentarios 78 lecturas versoclasico karma: 106

8 estrellas en peligro de extinción (2da Parte)

Lo importante en este pais es que los profesionales, técnicos y obreros lo logren;
es decir que, puedan lograr desarrollarse cada quién a su manera.
No haciendo rico al más rico, ni pobre al más pobre,
pero tampoco quitando oportunidades al que obtuvo una carrera.

Lo ideal entonces, es que cada quien tenga la misma oportunidad,
¡pero no como en el 2017!,
donde se había consolidado una imperdonable igualdad.
Y vez de obtener riquezas, las veíamos en forma decreciente.

Claro, ese es el objetivo del populismo;
hacernos todos iguales en pobreza,
y de paso, a obligarnos agradecer a un clientelismo
por darnos migajas para poner en nuestras mesas.

Y es que, una sociedad para ser desarrollada,
debe aprender a no dar las gracias cuando un gobierno la ayuda.
Pues ese, es su trabajo con políticas planificadas
para traer estabilidad a una nación sin emitir alguna duda.

¡Ojalá hayan entendido este mensaje!,
nosotros como sociedad debemos ser críticos y exigir más.
Pues el éxito ocurrirá al añadir complejidad a las demandas sociales,
y no conformarnos con techo y comida, eso lo debemos superar.

Verán, los países desarrollados no lo son por tener mucho dinero
o porqué tienen suficientes recursos naturales para la producción.
Estos lo son, por sus capacidades de exportar desde enero
hasta finales de año sus productos en buena dirección.

Es decir, se abren con lo que poseen al mercado internacional,
para que sus empresas compitan en el interior y exterior.
Logrando una producción óptima para el consumo nacional,
y generando altos ingresos constantes, como un país domador.

Por tal motivo, no sólo es el petróleo lo que debemos exportar,
es más, me atrevo a decir que ese recurso es nuestra maldición.
Pues generó una dependencia que no hemos podido solucionar
además que, es el culpable por el cual se acuda a la corrupción.

Enfoquémonos entonces en este siglo XXI;
existen otros recursos que tenemos en nuestro territorio físico.
Los cuales, nos darían altas ganancias en el cercano futuro
solo sí, empezamos a venderlos por el Océano Pacífico.

Tenemos corvina,
además de coltan,
uranio en un gran número de minas,
y los mejores productos agrícolas que se puedan encontrar.

Pero dirán: ¡no tenemos salida por el Pacífico!, y es la verdad;
por eso, Dios bendiga la diplomacia.
Debido a que cerquita de nosotros existe un canal
él cuál, podemos utilizar para venderle ahora a la gente de Asia.

El auge económico de los tigres asiáticos,
es una realidad en este siglo.
Vendámosle nuestros productos a esos nuevos actores mediáticos,
para quitarnos la dependencia de la venta del petróleo a los gringos.

Pero este plan requiere de inteligencia, astucia y dedicación
pues eso, mejoraría la situación económica de nuestro país.
¡Ah se me olvida, que para efectuarlo no debe existir corrupción!.
¡Qué lástima olviden todo, por eso este plan no será viable aquí!.

Por otro lado, ¿saben cuándo empezamos a amar la República?,
cuando hubo el éxodo masivo de habitantes de esta nación
hacia el país de al lado, buscando con desespero ayuda pública
además, de buscar a nuestras vidas una mejor solución.

Pero sólo en ese momento de angustia y dolor,
valoramos lo que una vez tuvimos y dañamos,
actuando con tanto libertinaje, y no teniendo amor
a un país que, nos dio todo y lo perdimos por actos crudos y amargos.

Tuvimos que esperar que otras naciones
nos trataran con xenofobia,
por no entender que con erróneas nociones
un país se destruye, y no se desarrolla.

Nociones de la vida y de la política que tuvimos, es que me refiero
pues decían: ¡actuemos sin ley!, a esto es que yo difiero.
Pues eso, trajo que esta nación fuera asesinada a balazos,
apoyando un clientelismo hasta que llegamos al fracaso.

¡Ojalá hayamos aprendido la lección!.
A no seguir con esa actitud que fue la que nos llevó a prisión.
Con prisión, me refiero a lo que se vive en el país con la crisis;
porque qué crisis tan horrible, sólo nos hace falta un ataque de ISIS.

Por ende, estos poemas se escribieron para que este país los leyera
y entre todos, pudiéramos reflexionar.
Saber que, como hemos venido actuando no es la mejor manera
pues al final, sólo hemos logrado decepcionar y hacer llorar.

¿Ó ustedes creen que nuestras madres no sufren
cuando ve partir a su cría
ya sea que, fuera asesinada por la inseguridad impune,
o cruzando la frontera buscando mejor vida?.

De verdad, es injusto que los jóvenes luchen por esta nación
pues cada acción, tiene una consecuencia y responsabilidad.
Y es qué, los que metieron la pata fueron de otra generación,
que trajeron y defendieron el populismo a cabalidad.

Pues no vamos a caernos a mentira,
hace dos décadas ustedes tomaron una decisión.
Los electores a finales de los 90', creyeron que por obra divina,
esas votaciones realizadas un diciembre nos traería solución.

Respeto la opinión de cada quien y la diversidad,
pero si en ese momento apoyaste, y ahora no estás de acuerdo
eres tu quien debe pagar,
luchando por tu error cometido, y no un joven fértil y cuerdo.

Saben muy bien a lo que me refiero,
pero ese es el problema de la población en este país.
Cometemos errores más grandes que el cielo,
y luego esperamos que otros me los resuelvan por mí.

Pero bueno... ¿ya que más se le va a hacer?,
Seremos nosotros los jóvenes quienes buscaremos una solución.
Te hablo a ti, joven dentro o fuera, y que aún no se deja someter
y él que para la década del 2020 debe cumplir con su misión.

La misión de mejorar esta nación;
de sacarla del atraso.
Por eso, estudia y fórmate en cualquier área que satisfaga tu razón,
porque tu deber es estar aquí, y solucionar nuestro futuro nefasto.

Pero no mediante guarimbas o violentos golpes de Estado.
Estamos en el siglo XXI
así que, utilicemos eso que tenemos al lado,
y hagamos uso de la tecnología, para no tener miedo alguno.

Vengamos con un proyecto de país bien pensado,
y con una ideología clara que lo acompañe;
pero nada retrógrado, como ciertas ideologías del siglo pasado,
sino llevando de la mano un desarrollo ilimitable.

Aprendamos de los errores, antes que la poca razón se pierda;
como creer que algunas coaliciones representan el mesianismo.
Razón tenía Hale: "La América Latina de derecha o izquierda,
termina creyendo en la corrupción, nepotismo y centralismo".

Por ejemplo, otro error cotidiano de mi sociedad,
es calarse una gran cola para ir a votar
y luego esperar que, el candidato que eligió
resuelva sus problemas por 4 o 6 años, para seguir con el vacilón.

¡Oh nación mía, sé que estas decepcionada,
por tener unos hijos tan mala conducta!;
pero tranquila, sé que algún día serás curada,
pues no pierdes la esperanza de que cambien de manera abrupta.

Sé que eso parece una misión imposible.
Pero quien quita que, después de esta crisis hayamos madurado;
que convirtamos ese conformismo en un acto invisible,
y empecemos a tener la conciencia ciudadana de nuestro lado.

Porque cuando yo imagino un país perfecto,
me refiero a que, en las cárceles no manden los pranes.
Sé que no puedo pedir que todos seamos honestos
pero tampoco es ver que, después de las colas se revendan los panes.

Y es que, eso es lo que tiene dañada esta sociedad,
creo que acabo de descubrir quién nos está llevando al abismo;
me refiero a los intermediarios que a todo le quieren ganar
un 1000% a los productos que obtuvieron debido al facilismo.

Lo malo es que, esos intermediarios comerciales
son así, porque alguien les dio el ejemplo.
Pues los primeros en realizar estas atrocidades
son los funcionarios políticos, ellos son los maestros.

Y quien no crea, investigue las "triangulaciones económicas".
Estas son acciones realizadas con una curiosa isla del caribe
en la cual, se cambiaban divisas por médicos de forma periódica,
y con ese dinero, la isla compraba productos de alto calibre.

Luego los productos se revendían nuevamente a nuestro Estado.
Así es estimados lectores, este país pagaba dos veces
por insumos que, pudimos adquirir más económicos y al contado;
pero no eran los planes de la corrupción, ni los que la obedecen.

Espero hayan entendido esa triste realidad,
por eso, no creamos lo que nos dicen los políticos generalmente.
Más bien, antes de apoyarlos pónganse a investigar;
bien dijo Humberto Eco: "En política no hay discurso inocente".

¿Quieren saber el mejor concepto del Poder en la ciencia?.
Aquél, que expresaría Thomas Hobbes a lo largo de su vida,
y es: "cautividad de entendimiento para lograr obediencia
allí, donde la obediencia es debida".

Y ese concepto del poder es el que nos han impregnado;
pues nos dominan desde nuestro subconsciente.
Ya sea con discursos, o dándonos algo cuando estamos necesitados,
es decir, a partir de ese momento dominan nuestras mentes.

Por eso, a veces nos comportamos como serpientes encantadas,
y nos arrastramos a un juego diabólico donde somos la carnada.
Tampoco quiere decir que, somos santos y nos dejamos alienar,
pues algo se busca obtener, ósea no tenemos fuerza de voluntad.

Eso se acabará el día que nuestra razón social
supere a nuestros intereses individuales.
¿Y eso cómo se podrá lograr?;
cuando seamos autosuficientes, y no creamos en falsedades.

Por eso antes de morir, yo debo ver como mi nación se despliega
hacia una democracia que no esté rota,
con una justicia que sea ciega,
y donde la motivación ciudadana por el desarrollo no se agota.

Si ya lo sé, hablo y hablo de desarrollo.
¿Pero a quién no la va a gustar,
vivir en este país sin depender tanto del petróleo,
y andar por las calles con cero inseguridad?.

Continuara...
leer más   
3
sin comentarios 26 lecturas versolibre karma: 38

Vínculos

Estos vínculos no se rompen
ni se disuelven limpios sin sangre,
aún llorar y gritar la distancia es una agonía permisible
una aguda sensación de inquietud que cae en lo absurdo
porque aveces tu sabor permanece
más que el frío despertar sin ti
sin el abrazo curioso sin forma
que derriba toda fuerza o intento de escape
y llegan tus reclamos que se convierten en mi paz
porque en ti soy libre
y aun así me uno por siempre
en el vínculo sagrado que va más allá de la imaginación
la agonía del eros,
la resurrección de un amor divino
en la casualidad linda
de conocernos sin querer
en un vínculo que fue hecho desde otra vida.

-César Flota-
leer más   
6
7comentarios 79 lecturas versolibre karma: 83

Desde la distancia

Con las manos en los bolsillos de su gabardina y el sombrero calado hasta las cejas, caminaba lentamente por la calle.
Llovía con fuerza pero no le importaba. En el suelo se formaban grandes charcos, que buscaba intencionadamente pisando fuerte sobre ellos.
Paró frente a un escaparate, donde una pantalla gigante, emitía un vídeo musical que no podía oír.
En la imagen reconocía a la cantante bailando una coreografía muy sexy.
Dos bailarines le acompañaban y sujetándola por debajo de los brazos, la levantaban una y otra vez.
Sonreía recordando lo poco que pesaba; prácticamente una pluma para aquellos dos fornidos y musculados muchachos.
Cuando estuvieron casados, él podía llevarla en brazos por toda la casa, hasta acabar en la piscina los dos, entre arrumacos, pasión y deseo.
¡Qué lejos quedaba ya lo que fue su vida...!
Lo había perdido todo, su trabajo como actor, su familia, sus amigos; a sí mismo y sobre todo a ella.
Ese último viaje le alejó para siempre.
Ajustado el cinturón de seguridad, el avión emprendió su vuelo a ninguna parte. Una explosión, una luz muy fuerte cegó sus ojos, y se acabó.
Ahora vagaba bajo una lluvia que no le mojaba y entre unos charcos que no salpicaban sus pantalones.
Y mientras, ella, bailaba tras un cristal.
10
10comentarios 79 lecturas relato karma: 101

Te extingues, me extingo (con @Angeles_Torres_Torres )

Desperté esta mañana
sentado a la orilla
de la galaxia;
recorriendo con mis dedos
cada hilo de luz
que me lleva
hasta el interruptor
de cada estrella brillante,
de cada lumbrera,
de cada lucero
que iluminó
nuestra última noche juntos.

Un viento cósmico
sopla helado,
se me mete por las venas,
me carga de este plasma denso
que dificulta hasta la respiración;
y mientras apago cada lucero,
siento que me asfixia
este estallido lunar
que sabe a negro abismo,
que sabe al adiós.

La noche arde en el azul cielo
descascarillando polvo cósmico,
que solo llora lentejuelas
de corazones divergentes.
El viento susurra asteroides
que no dejan de llorar estrellas,
y el universo
se ha llenado de rocas
que se volatizan
en olas de tiza.

Desperté esta mañana
abrigada de bálsamo de tinta
en arroyos argenteos,
y no quise despertarte,
sólo dibuje un beso opalino,
y entrelacé mis manos
con las tuyas
en etérea composición,
dejando escapar besos fugaces,
entrelazando dos soles siderales,
que sólo intentan
unir nuestras huellas
de suelas despegadas.


Queman tus soles
en el vacío absoluto,
en los laberintos espiral
del recuerdo olvidado
de las memorias de cristal;
remembranzas
de una nebulosa de estrellas
que nos brillaron con el resplandor
de un millón de luceros de diamante.

Llega la aurora y despierto
navegando en los ríos opalescentes
de tu pelo,
anegado por las lágrimas
que aún no hemos llorado,
sofocado por la tibieza
de tu aliento
en mi cuello,
y la idea contumaz,
de perderte, de perderme,
de perdernos;
para siempre.

Desperté esta mañana,
y mis venas
se habían cargado
con una maleta de plasma
que no entendía nada.
Cierro mis puños
intentando reunir todas mis fuerzas
para atrapar el viento de estrellas
y capturar mi deseo
en un atrapamariposas.

Nuestros besos desesperados,
buscando tragaluces
de sonrisas perpetuas,
lívidas, suaves, nítidas, ingrávidas,
y sólo sueñan patios
pulsando el interruptor
de luces de luna
al ritmo de levaduras
en mares de ébano.


Te extingues y me extingo,
no como se extinguen imperios,
sino
como se extinguiría el infinito
de un universo.




~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
@Angeles_Torres_Torres &
@AljndroPoetry
2018-may-9
leer más   
17
31comentarios 144 lecturas versolibre karma: 94
« anterior1234542