Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 856, tiempo total: 0.053 segundos rss2

Por Supuesto Que Se Trata De Ti…

Te fuiste al carajo y ahora no puedo dejar de pensar en ti.
No te culpo, ni te responsabilizo de nada,
yo ando tan atrapado en mi,
que me reluce la empatia
con los temas fuertes como el de tu nombre.

Vas por la ola de anhelos
surfeando en mis desvirtuadas ideas,
sin que haya manera de contrarrestarlo.
Algunos vacíos cabalgan sobre mi
con tan solo el hecho de saber que existen
y que aparte de contemplarlos, no puedo hacer mas.
Lo comprendo con facilidad
pero al enfrentar la situación termino vencido por la nada,
por ese final que aun no asimilo.

Entonces que esperas
para que nos enredemos entre sabanas semis desnudos
con la cama destendida.
Si te lo propones, yo podría ser todo lo que te acobije;
Hay amores tan marcados que de hecho necesitan mas de un regreso()

No lo negare,
sigo flotando mientras me desgasto con el viento.
La verdad es que no quiero tanto de ti,
y eso vendría siendo demasiado
comparado con los inestables momentos por los que hemos surcado.
Sigo desandando al mismo ritmo
de una piedra cayendo por un barranco.
Ordenando las consecuencias que dejo el sismo,
después de concretar la paz con los daños, que extinguieron los retornos,
Pero sigo flotando en un rumbo y eso es todo.
Renuncie a todos los futuros por esto que quería.
no creas que te necesito aunque te quiero.
Se lo que viene después de llevarme a la cima,
tantas veces me has lanzado que ya soy amigo del impacto.
Estaré esperando bajo el árbol de la desilusión
sin poder dormir por las noches.
¡Mierda! Esto enserio duele.

Por supuesto que todo este sistema sutilmente subversivo
en el que resido se trata de ti…
Por supuesto que no te culpo, ni te responsabilizo de nada.
6
sin comentarios 10 lecturas versolibre karma: 83

Despertar en el pasado

Desperté en el pasado
entre la esperanza y el odio
entre el amor y el recelo
entre la primavera y la espesura de un olvido.

Encontré la miseria, no importó, seguí cantando
la muerte es oscura, dulce su abrazo
la ira me tiene guardada una flecha ausente
en su gloriosa morada que a todos nos hiere.

Fui testigo mudo de la huida más infame,
en el funesto descrédito perdí la esperanza
nunca fue una inocencia constante
una pureza vencida y rancia.

Soy humano,
por eso regresé del futuro con un montón de preguntas triste y derrotado, sin ninguna respuesta,
solo con un presente que agobiante asfixia.

Que difícil es querer,
es como una canción que quiere ser oída,
es más fácil odiar,
solo basta con incendiar un poco la envidia.

Es complicado vivir ante tantos humanos tóxicos
no deberían existir,
lo único tóxico debería ser los químicos
que emanan de un volcán en erupción.

Ya no quiero despertar en el pasado.

El Mute
15/08/2018.
12
10comentarios 126 lecturas versolibre karma: 99

De la amistad el ejemplo (a @Letizia) Colaboración con @Lidianny

Cuando sin rumbo fijo íbamos en la vida,
luego de recorrer largas distancias,
te hemos encontrado a ti, excelsa amiga
y colmas mucho más nuestras expectativas
que la mayoría de cientos de personas
que hemos conocido en otras instancias.

Con solo un golpe sobre nuestro teclado,
sin importar si te ha marcado el destino
tu consejo entre todos siempre es el más fino
y presurosa virtualmente estás a nuestro lado.

Encontrarte es la suerte que nos toca
a aquellos que creen en lo incierto
a tu lado la vida es un concierto
donde la música vuela y flota.

Retorna los versos más puros
y tu poesía siempre presente
nos regala un beso en la frente
y un camino hacia el futuro.

Privilegio y honor al mismo tiempo
es encontrarnos en tu lista de amigos
de tu hermosa presencia ser testigos
de cómo la poesía se vuelve sentimiento.
leer más   
15
16comentarios 91 lecturas colaboracion karma: 112

Amira

Amira es ola que canta,
es galerna de voz clara del invierno,
vuelo en espiral de las gaviotas libres,
claro mágico en el confín de un bosque,
árbol que camina inquieto.

Amira es orbe abierto
del pasado y del presente,
hoguera de las noches del desierto,
silbido de nubes blancas,
pared azul de cielos.

Amira es la esperanza
de su espíritu posado entre los cestos,
es risa entre una multitud de prisas,
rama de verde olivo,
frontera abierta hacia el recuerdo.
12
4comentarios 79 lecturas versolibre karma: 110

La respuesta a nuestra futura distancia

Hola.......

Me he pasado todos estos tres ultimos dias
pensando en aquellas palabras
que acompañadas de lagrimas
en mi derramaste:

"De amarnos no hay delito
pero corremos el riesgo de amarnos mas ya sabiendo el destino,
y aunque lo admito,
quiero estar todo el tiempo contigo.
ahun sabiendo que es el tiempo
el que se apresura a llegar a su destino
a grandes velocidades
sin poner frenos
subiendo y arrastrando con las emociones y sentimientos de los pasajeros
y hoy por hoy me invaden esos peros:

¡ pero tu te iras!
¡pero te amo!
¡pero ¿que voy hacer con tanto amor?!

escribirte cartas
llamarte cuando te necesite
llamarte todos los dias _yo un telefono y sin tu compañia
sentada en una silla
pensando en ti extrañando tus vesos y caricias
y segura amigas de dos fugases amigas:
la FE y ESPERANZA
fe de creer que me sigues amando
y esperanza de verte por ese caminito llegando.

Seran dias eternos con noches muy frias
sera un gran dolor y ya me espero la despedida"

Puez amor aqui va mi respuesta preparada en tres dias:

"Se que somos un instante
que vivimos a travez de buenos y malos momentos
en donde la distancia sera el problema
y el tiempo el riesgo.........
..pero...
No dejemos que este instante seha cualquier momento
ni que nos separe el tiempo
que nuestros bellos momentos
se queden tan solo como simples recuerdos
y que la distancia en un futuro no seha el impedimento
para decirte lo cuanto que te .... quiero
para contarte lo cuanto que te .............AMO.."
leer más   
6
sin comentarios 23 lecturas relato karma: 74

Ocaso

Miro absorta las grises canas entre cabellos,
y mi voz sin un cómo, se me bajó en tres tonos.
El colesterol sólo creció de loco modo.
Al caminar escucho crujir todos mis huesos.

Nunca registré cuándo fue que pasó ese tiempo,
La realidad muestra la verdad cruel de espejo,
de aquel futuro nuevo como otoñal reflejo.
Si el ayer sólo es éste, mi precioso momento.

La vejez en la vida no es más que una farsante,
suele importunar siendo justo un feroz tormento.
El joven ser vestido con un impostor cuerpo,
robando a la piel joven lozanía fragante.

En regreso de tiempo, mi camino aun avanza,
prefiero andar buscando de mañanas los sueños
que a mi final tejerlo sin ambición ni anhelos
y en un corcel montada que me trae esperanza.

A.B.A. 2017 ©
Amalia Beatriz Arzac
Buenos Aires Argentina
leer más   
9
8comentarios 88 lecturas versoclasico karma: 107

"Tu Niñez"

Amada sonrisa reflejada en tu niñez
Que me indica cual reloj de arena
Que es tiempo de volver
De volver a soñar de volver a creer
Que un futuro incierto,
También puede ser visto al revés
Y como no verlo al revés, si en la niñez
¡Los ojos puros, son de exclusiva calidez!
Con sonrisas infantiles, de miradas en altura
Que contemplan las nubes,
con ecuánime dulzura
Imaginando al soñar que podemos transformar
Tornasoles de seda por brisas sobre el mar
Brisas que nos embarquen sobre
Tibios rayos de sol, que con su amarilla
Envestidura, formen olas de ternura,
Olas de ternura, que susurran al pasar
Un mensaje de esperanza que no puede esperar
que alberguemos en los niños
sentimientos de calidad
que la niñez es una sola y tiene fecha de caducidad.

Añorada Infancia
leer más   
9
6comentarios 58 lecturas versoclasico karma: 105

Presente y futuro

"Si el presente es lucha, el futuro es nuestro"
leer más   
4
sin comentarios 16 lecturas prosapoetica karma: 52

Despedida

Querido futuro: siento decirte que no estaré ahí.
leer más   
19
4comentarios 98 lecturas relato karma: 89

Cenizas

Veo difuso el horizonte, casi no alcanzo a divisar la lenta huida de aquel sol mortecino.
La mirada imprecisa emborrona el panorama en la búsqueda de una luz con la confrontación
de cenizas que se retienen en la atmósfera, son cenizas de difuntos días,
las cenizas de siempre; esas que ensucian el paisaje y manchan los ojos.

No hay viento presente ni futuro que barra las cenizas que yacen adheridas
a la cortina flameante en el umbral de esta alma fugitiva. Me he cansado de soplarlas
y no conseguir quebrantar su inmutabilidad. Decido, entonces, acostumbrarme a ellas,
dormirme contemplando su danza volátil, anestesiarme en su milagro flotante,
sedar mi angustia con su desmadre narcótico.
Lo que pasa es que, tal vez, detrás del ceniciento vaivén hipnótico no encuentre
nada más que un sol blanquecino en escape, un atardecer vacío, y un horizonte sangrante.

No quisiera que desaparezca el sucio pasado que flota entre las cenizas,
ese pasado mío, de pequeños desencantos, de viejos fracasos, de lecciones reconstruidas.
No puedo arrancar del presente esta adherencia de recuerdos quemados,
tampoco quiero eso, estaría incompleto, diezmado, sin el camino andado,
arrastrado y prendido a mi imagen como una sombra; sin los ecos vivos de antiguos fantasmas.

La historia es esta, la acumulación de concurrencias profanas
sobre alguno que otro presente distinto, mágico, importante, glorioso.
Y estas moléculas de existencias perdidas, quemadas, grises, inquietas,
mortificantes, impúdicas, dolientes, solo vienen a decirme como es la vida,
a recordarme quien soy y en que voy a convertirme; cenizas.
leer más   
5
1comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 72

Si decide aparecer

Si ronda mi cabeza
la dejaré estar, apartándola;
sin fundamento, irrisoria:
como un cebo en nicho de peces muertos.
Si me implora, se desvanece en un susurro
o un grito lejano de niña, largo será el tedio
en que se conjurará hasta romper el plástico,
provocando que la botella se rompa contra el suelo;
o desafiando el orden natural,
liberando las lágrimas muertas de sus tumbas:
cataratas de inmenso dolor azul
como babeantes bocas de lápidas glotonas,
deseosas por saborear el gusto de un futuro miembro.

Si adormece al soldado con su nana infame,
para mí mito paradigmático,
no será este soldado,
de algún modo irresistible en su cobardía,
quien caiga irreversiblemente rendido
a la vigilia de su sueño.
7
sin comentarios 52 lecturas versolibre karma: 103

Hermana

Hermana

A mi hermana por elección Alejandra, Ale, Jani

Sonrisa franca que pinta tu cara
con honestidad y cariño.
Eres hermosa como cosas dulces,
como recordar juegos de niños.

Ojos vivaces llenos de sueños
hablan siempre de tu futuro
en el que pones el mejor empeño
con alegría y sentimiento puro.

Eres viveza, chispa,
pocas veces te he visto triste
a pesar que tienes muchas penas
tu optimismo siempre persiste.

Arbusto salvaje y verde,
hermoso y altivo.
Pájaro imponente
volando y cuidando su nido.

Madre, hija,
mujer en todo sentido.
Amiga del alma,
hermana de corazón y de camino.

Hermana te llamo con honestidad ,
porque ese es mi sentimiento
y es mi elección siempre contigo
por más fuertes que sean los vientos.
leer más   
6
2comentarios 47 lecturas versoclasico karma: 81

No buscaba un amor

No buscaba un amor

Sólo buscaba abrazo, no buscaba un romance;
de aquellos que cobijan,acogedor enlance.
Buscaba una caricia, no buscaba pasión;
esas que calman pena que nos traen sanación.
Buscaba la ternura, no iba buscando amante,
de una suave presencia, par de huellas adelante.
Buscaba algo común nada extraordinario.
Soledad desafiando a un futuro ordinario.
Amante apasionado te vi en la multitud,
es lo extraordinario, amor en plenitud


A.B.A. 2016 ©
Amalia Beatriz Arzac
Buenos Aires Argentina
leer más   
12
2comentarios 134 lecturas versoclasico karma: 90

Para Amarte

He encendido sin temor el sol a plomo,
corrido el nubarrón gris de mis retinas,
despertado al mar de su lenta agonía
y apagado del volcán su negro domo


He sembrado nuevo tiempo en el camino,
y he sonreído al despertar de este día,
con la esperanza en corazón renacida
y en la piel una emoción que no domino.


He cambiando la premonición futura
he caminado entre brasas encendidas
Para amarte en alma desnuda he venido
Retando al fuego, al borde la locura .

A.B.A. 2016 ©
Amalia Beatriz Arzac
Buenos Aires Argentina
leer más   
10
3comentarios 141 lecturas versoclasico karma: 92

"Dolores vivos"

Desnudo ante el carrusel
del sentimiento
con el quetzal del labio
vuélame lento
por el cielo largo
dame piel de futuro
la llave de los años
húndeme aguamiel
de ayer amargo
en tu estanque secreto.

Entre uñas felinas
desgranando canciones
me deshojo poema
ceniza de las pasiones
entre puñales y rimas
la noche agoniza
en el vals de la pena.

Corazones de tiza
esbozos de luna
en la lluvia del tiempo
se desvanecen…
en cada bruma
en cada olvido
en el alma florecen
los dolores muertos
en colores vivos.
leer más   
13
4comentarios 108 lecturas versolibre karma: 97

A ti paso el testigo

A ti paso el testigo ¡hijo mio!
mis pasos se diluyen por el tiempo
hoy es mi pasado
pero tu presente

Sacude tu savia combativa
con dientes y uñas
ante este mundo
donde la corrupción
esparce su imperio
sembrando venenos
de letales serpientes

Persigue tus sueños
aunque el aliento duela
saciará
el hambre de la vida
y la semilla del amor

Protege la naturaleza
de manos despiadadas
y la infancia
de ojos carentes de ternura

Tu camino emprende
con la ilusión por bandera
y la fortaleza de la juventud
edificando un futuro
donde el sol cante por igual
y el coro de estrellas y lunas
acompañen tu canción
leer más   
4
2comentarios 40 lecturas versolibre karma: 66

La Infancia

Infancia tiempos de caminos de algodón
Donde los juegos son eternos deambulares
Por paraísos eternos de felicidades perpetuas
Instancia de sonrisas imperturbables.

Infancia remolino de constantes sueños e ilusiones
semillas de pureza, bondad, esperanza y amor
que se embarcan en un viaje de aventuras infinitas
hacia castillos de realidades posibles

Infancia tesoros envueltos en papel de fragilidad
Ojos con miradas insondables de inocencia
Sonrisas que catapultan la esperanza
Hacia futuros colmados de benevolencia.

Infancia destellos sólidos de caricias infinitas
Manitos ansiosas de entregar abrazos desinteresados
Como un gran presagio de una futura adultez
Que mirará la niñez con ojos atestados de nostalgia.
leer más   
10
sin comentarios 92 lecturas prosapoetica karma: 93

Venezuela

Tu nombre
 De ciudad rodeada de ríos
 Pero los ríos se rodean de tus tierras
 Desde desierta brisa a vientos fríos
 Arena de médanos a nieve de tus sierras

Si tan solo una palabra te pudiera describir
Fuera tan hermosa que no se podría ni decir
No solo describiría una historia, un país
Un sentir

Madre
 Tu de heróicas espadas
 Y de cobardes fusiles
 Dictaduras desesperadas
 Y sangre esperanzada

Nosotros
 Tus hijos, decepcionados
 No solo de nuestros hermanos
 Que todo lo han destruido
 Si no de nosotros
 Que lo hemos permitido

Panorama
 Perdido en la adversidad
Mentes de antaño saliendo sin querer
Jóvenes de futuro queriendo sin poder
Sangre lejana, sin atrás poder ver
Y la verdad, querer empezar otra vez
leer más   
12
sin comentarios 37 lecturas versolibre karma: 92

A mi madre

Mientras dormías madre mía me puse a contemplar
Tu rostro inmaculado, que reflejaba tu pasar
Tu pasar por una vida salpicada de espinas
Que supiste transformar en caricias al azar

En caricias al azar para quien pudiera escuchar
Un consejo sabio de quien tuvo un mal pasar
Que por circunstancias de la vida debió afrontar
Pero con sacrificio supo felizmente sortear

Hoy con ocho pensamientos dulcemente florecidos
Te puedo decir madre mía que todo lo acontecido
No fueron en vano ni mucho menos desconocido
Porque tus ochos hijos agradecemos lo vivido

Y como no agradecer tu tan agónico padecer
Cuando tuviste que decidir qué futuro ofrecer
En tiempos de escasez difícil tuvo que ser
Y sé que en el fondo de tu alma nunca lo quiste hacer
leer más   
14
4comentarios 109 lecturas versoclasico karma: 94

Jazmín

Rosas rojas,
Nunca quise que me dieses una;
Nunca ansié, aquellas cenas lujosas;
No anhelé las pulseras de preciosos metales
Ni los finos colgantes que ataviaban mi cuello.
Jamás miré con codicia
Las copas de vino que palidecen ,
en finas manos enfundadas de tantos engaños.

Platos exquisitos, siempre dejando más que desear;
Nunca dejándome satisfecha,
Jamás estuve satisfecha.

Y aún al caer la noche persistía la careta,
Siempre fuiste todo galante caballero
Incluso en el frío de la intimidad.

Me liberé,
Me libré de las cadenas
que por tanto tiempo me pesaron y me impidieron volar;
Me deshice del espejo que no me reflejaba,
Que no me veía.

Justo a tiempo,
Fue justo a tiempo.

La vida me susurró al oído
Que había llegado la hora de ser feliz cuando lo conocí.
Fue obra del destino, el coincidir ahí,
De esa forma, y, en esas circunstancias de mi vida,
Apareció,justo cuando estaba renaciendo de las cenizas.

Fue su mirada, sus ojos bramaban que los viese,
Fue un grito mudo, cargado de súplicas y esperanza,
Me imploraban que lo viese, de verdad,
Más allá del traje
Y de su sonrisa tan falsamente hermosa;
Y lo hice,
Al instante vi derretida su careta,
Y presencié sus miedos y sus alegrías.

Encontré a un caballero durante el día
Y a un loco poeta por las noches,
Que me tendió su mano
Y me invitó a presenciar la vida pasar frente a mis ojos
A toda velocidad por una desolada carretera a las 3am.

Hallé un demente que le brindó su abrazo a una desconocida,
Sentí como el peso sobre sus hombros se aligeraba,
Sentí como piezas de mi se volvían a unir;
Y lo supe,
Supe que había encontrado un refugio al cual volver por el resto de mis días.

Era él,
Y el destino movió todas las piezas a su favor;
Era él,
Quien se desvelaría conmigo y me escribiría cartas,
Con quien compartiría un spaghetti desnudos en la cama,
Era él,
El que no necesitaba de adornos ni envoltorios,
Él era él, y siendo él
Me hacía inexplicable y absurdamente feliz.

Fue él quien me hizo amar mi cuerpo
Y descubrir lugares que ni siquiera sabía tenía;
Experimentar placeres
Que jamás pensé experimentaría;

Él, loco poeta enamorado,
Que besaba y se aferraba a mi cuerpo cual náufrago a la orilla,
Apartando mi ropa, como si estorbara,
Sintiendo su risa traspasar mis defensas,
Y su respiración entre cortada
Apoderarse de mi cuerpo,
Lo sentía en cada rincón de mi ser
Apoderándose de mis sentidos,
Y no supe más;
Nunca pensé que podría tener tanto
Y a la vez tan poco de alguien;
Y ahí,
En esa arena helada, escuchando las olas prominentes romper contra la orilla;
El fuego nos consumió.

Fue él;
Era él;
Eran sus brazos, su pecho, su abdomen;
Eran sus ojos, su pelo, sus manos;
Eran sus labios, sus exquisitos besos;
Era todo él
Que era todo mío;
Eran sus miedos, sus pecados y su pasado;
Era piezas rotas que yo reconstruiría;
Nos levantaríamos juntos
Más fuertes e imponentes que nunca,
Y juntos alzaríamos el vuelo
Hacia un futuro sin trajes ni caretas
Donde caminar descalzos por las madrugadas
En tus brazos,
Amor mío,
Donde ser feliz.

Yo nunca quise rosas rojas,
Siempre quise un jazmín,

Y al fin te encontré a ti.
13
1comentarios 67 lecturas versolibre karma: 91
« anterior1234543