Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 784, tiempo total: 0.029 segundos rss2

Plexus sangrante

Estalla la granada emocional
y cada una de sus esquirlas
se acuna dentro la piel

Ojos cerrados
sangran imágenes
recuerdos de archivo

Penden del cuello
un par de tragos
gruesos cortantes
y la añoranza
de un fuerte remedio etílico
para sanarles

Manos entreabiertas
no terminan la oración
cuándo se acercan al pecho
para ayudar a las pulsaciones
a coserle nostalgias

Remiendan la piel
mientras cada poro
recita un dolor
por cada felicidad

La herida se ama
cómo regalo de vida…
La esquirla se atesora
cómo un punto de no retorno…

Camino de nuevo
con el plexus sangrante
la vista perdida
y la mente anclada
en un horizonte quebrado
que traga mis soles uno a uno
trayendo cada noche
la gratitud impregnada
en los latidos de un corazón intacto…

***************************
Plexus sangrante
2018
Transmisor d Sinestesias©
leer más   
9
2comentarios 52 lecturas versolibre karma: 94

Ufff...… Que día, Umhh… Que noche!

Es un día de mucho trabajo,
un día de cansancio y de fastidio,
donde el almuerzo… un caldo de ajo,
y el descanso, con el contratiempo un idilio.

Es un día donde no hay respuesta,
un día que no termina,
donde fluye la letra muerta,
y donde la inspiración no germina.

Es un día que transcurre lento,
un día que no agoniza,
donde la impaciencia es el sustento,
y el transcurrir del tiempo martiriza.

Pero llegada “pronto” la invisible noche,
vuelve a nosotros la alegría y la vida,
cuando vemos a nuestro pequeño hijo
que con amor y gran derroche,
corriendo a nosotros un abrazo nos convida!


Rafael Puello
Barranquilla - Colombia
leer más   
9
4comentarios 60 lecturas versolibre karma: 103

La Soledad

La soledad naufraga en su oleaje taciturno
cuando la embarcación ignora la placidez innata
que como cargamento de tono nada iracundo
lleva oronda, como la leche toda su nata.

Ella, siendo nada egoísta,
en cualquier momento sin tono ni voz
como gran patriarca nos regala su visita
y ya es cosa nuestra, si bien la aceptamos… o no.

Yo te digo, aprende a conocerla,
aunque su nombre no lo dice, ella compañía te hace,
y veras que entonces, querrás envolverla
porque si esto es, entonces el bien te nace.

Ella te enseña a meditar,
suceso gran que debes agradecer,
porque con el consigues encontrar
la forma aquella de mirar el reverdecer.

La soledad es aquella compañía
que para algunos incomprensible se torna
ya que de ella, lo que acepta es la melancolía
sin ver las virtudes que a esta adornan.

Gran descubrimiento hacemos de este inmenso favor
que nos hace aquel Infinito
al que nosotros llamamos Creador
cuando alcanzamos a verla como un don bendito.

Soledad, bendita toda ella,
que nos permite en su irónica compañía
develar sentimientos, como la noche descubriendo una estrella
que nos esconde su presencia durante el día.

Soledad, glorioso acontecimiento
que disfrutarlo todos debemos ya,
porque ella descubriendo nuestro tormento
nuestra vida de triste gozo arrollará.

En la turbulencia de tus apacibles aguas,
yo te digo: “Soledad inmensa, inmensa Soledad
que ante tu lluviosa presencia, me alejo de aquel paraguas,
porque tu orden es: Vuestros corazones arrebolad!

Rafa Puello
Barranquilla-Colombia.
leer más   
6
4comentarios 37 lecturas versoclasico karma: 82

En el Salón Poémame

Estoy en el estrado del gran Salón de Poémame.
Las puertas están abiertas, quien desee puede pasar y será un gran honor recibirte.
Toma un lugar, el que desees. No hay jerarquía alguna.
Todos somos educados y tenemos buenos modales.
No hay desorden, todo es cordialidad y el ambiente es amistoso
y lleno de sincera hermandad.
No hablaré mucho, solo tengo un secreto qué revelarles:
Me siento sumamente halagada, pues he sido privilegiada por compartir
con todos ustedes momentos importantes de mi sentir.
Le pedí al Todopoderoso un deseo, me lo concedió sin merecerlo.
Le pedí una señal y su respuesta llegó inmediatamente.

Mi deseo fue un poema escrito por el gran Poeta Soñador
y su verso superó mis expectativas, sus palabras, consideradas por el mismo autor,
un ensayo, ha logrado su propósito. Un regalo que jamás nadie nunca
me había hecho. Sus palabras son hermosas gotitas del rocío que
caen del cerezo, que me ha enviado desde el viejo continente.
Esta tarde lo recibí y con alegría las leí mientras mi corazón latía
al compás de mis lágrimas de felicidad…
Mi cofre está en espera de guardar tan maravilloso recuerdo.
Pero no lo haré porque lo quiero mil veces más leer e imaginarme
la propia voz del galante Soñador hablarme, como si estuviéramos
sentados en el banco del jardín de la gran ciudad.
Allí riéndonos de alegría por la bella historia del ángel triste y la solitaria niña.
Me ha invitado una tarta de hojaldre,,, vengan todos:
Alejandro, DeeDee, Jana, Lidianny, Mary, Ángeles, Hortensia, Malu, Maw,
Santiago, José Luis, Rebeka, Rafael, R. Puello, José Lara, Carmen, Pat,
Pequeho Ze, Transmisor de sinestesias,,, podrías hacernos el honor de acompañarnos?
Floro
también,,, la lista es larga, para todos un trozo de esta tarta de
felicidad quiero compartir.
En este cofre hay un lugar especial donde habita también su nombre de él: Eduardo.
“ Guardián de la Riqueza” Gracias, mil gracias Eddy...
No te consideras seductor? quién te crees? Esa opinión la damos nosotras las mujeres,,,
eres además encantador!

También una señal pedí, subir o esperar…
Un ángel con nombre terrenal, Rafael, me sacudió con mesura.
Con cualidad de tacto y ternura me habló al oído y me tomó de su mano
y me llevó al umbral de una gran montaña y en el camino sus palabras
bien precisas y escogidas me hizo recordar sabiduría divina y sus preguntas
socráticas y retóricas me invitaron a la autorreflexión.
Tus palabras mi querido Rafael, son como la miel que producen las abejitas.
Dulces en breves dosis. Son como un bálsamo para el alma.
Quién no querría estar a un lado tuyo cuando te sientas y empiezas a escribir poesía,,,
el mismo borrador que tiras en el sesto, es el mismo que desearía yo comer para
aclarar mi garganta. No tuve mucho tiempo que esperar, para poner en práctica tu sabio consejo
y el alma en proceso de limpieza está...
Eres un ángel pero solo los que tenemos ojos tristes, somos capaces de ver tus alas expandir,,,
y sentir como Daniel en la fosa con los leones, la presencia del ángel lo protegía...
No hablo de religión, hablo de los que milenios de años han estado acompañándonos
y a veces no queremos verlos... Hoy uno de ellos se personificó en Rafael...

Gracias mil a todos mis queridos amigos, por dejarme pertenecer a este lugar, en donde he encontrado una nueva identidad y un lugar donde el alma se puede desnudar a través de las letras... Todos en la noche están invitados a la gran fiesta,,, donde los que merecen mención honorífica, son justamente todos y cada uno de ustedes...

Letizia Salceda,,,
leer más   
21
19comentarios 167 lecturas versolibre karma: 104

A todos los poetas

Las cosas bellas que el escultor talló,
el poeta las esculpió con su puño en el papel.
Mientras los edificios más majestuosos de la historia
se alzaban dirección al cielo,
el poeta puso pilares y andamios a la literatura.
No sirvieron tampoco los lienzos del gran pintor,
el poeta dejó su marca en tinta
sobre el tiempo, la materia y el espacio.

Las artes casi olvidaron al poeta.
Y ese casi nos sirve hoy
para hacernos hueco a los que por ellos escribimos.

Y, tal y como hizo Virginia Woolf
en cada una de sus sílabas,
el poeta no será capaz de pintar,
ni construir ni esculpir
la imagen física de la belleza,
pero sí es capaz de poner,
sublimemente,
la vida por escrito.
leer más   
8
1comentarios 43 lecturas versolibre karma: 80

Bohemio de Bohemios

BOHEMIO DE BOHEMIOS

A fountain’s pulsing sobs—like this my blood
Measures its flowing, so it sometimes seems.
Charles Baudelaire

Un bohemio de bohemios

considerado por muchos

el Dante de una época decadente

el padre del simbolismo francés

el poeta maldito

el hombre, la leyenda

el creador de las flores del mal

Charles Baudelaire

bohemio de bohemios

la vida para ti fue una locura total

nada te importaba

tu vivías la vida loca

como un bohemio sin freno

que escribió los versos más oscuros

amargos, tristes y dolorosos

pocos saben que dejaste una novela

algunos esbozos de obras teatrales

admirador de Poe

seguidor de la locura

bebedor inaudito

maestro de los versos

traductor y bohemio

poeta maldito

sabes poeta

un día soñé

que comías junto a un cadaver

como si nada estuviera pasando

a un lado tuyo estaba sentado el gran Roberto Bolaño

y al otro extremo de la mesa el gran Edgar Allan Poe

los tres conversaban y tomaban como locos

botella tras otra

cigarro tras cigarro

conversando tres maestros

sentados en la misma mesa

todos allá en el infierno

bebiendo la sangre de todos

en medio de la oscuridad absoluta

mientras florecen las flores del mal

tres locos conversando

tres escritores y poetas

a quienes este servidor

admira con gallardía

bohemio de bohemios

a ti te dejo estos versos

Hagamos todos juntos

un viaje al infierno

donde la música ligera

donde el humo vuele por todos lados

donde el licor vaya de esquina en esquina

como si nada

como si todos

estuvieran celebrando

al estilo de bohemios

de poetas y locos.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Junio 2016.
leer más   
14
7comentarios 94 lecturas versolibre karma: 93

Mi sentido Animal

Leona: para proteger de la amenaza a mis críos.

Oveja: humilde y obediente a la voz de mi señor.

Cabra montesa: para huir lejos a un recoveco de la gran montaña cuando
me rompan el corazón.


Camaleón: para pasar por desapercibida ante el peligro.

Osa: para darte un rico abrazo en el crudo invierno.

Petirojo: para cantarte una melodía en tu siesta del mediodía.

Gacela: para correr con agilidad cuando te vea cruzar el portal y con simpatía darte la bienvenida.

Delfín:para hacerte una fiesta de encanto cuando triste estés.

Murciélago: Mi radar en operación, para detectar a tiempo la calamidad. (ese me está fallando últimamente)

Hormiguita: pequeñita pero trabajadora para construir un hogar.

Colibrí: con ágil aleteo para llevarte buenas noticias.

Minino: para ronronearte cuando no puedas conciliar el sueño. (aunque este no le guste a Alejandro)

Caballito de Mar: Leal hasta siempre cuando mi amor verdadero llegue en un barquito por altamar.

Letizia Salceda,,,
leer más   
11
8comentarios 71 lecturas versolibre karma: 89

Lloviendo

Está lloviendo.

Está lloviendo, bajo la gran bóveda de la fantasía y
nosotros, nos mojamos, de momento.
La ilusión de una noche de invierno,
hace que el tiempo se detenga y caminar más despacio
cara a la realidad de siempre.
Enfrentarnos a las limitaciones milenarias;
acostumbrarnos a la ilusión de cada minuto, es toda una vida
necesaria para morir.
Empecemos de nuevo -con la vida- porque la realidad
es como el suspiro de un beso:
Locos enamorados sentados en un parque perdidos en la gran ciudad.
La ciudad de hormigón y de hierro,
donde se alberga a todos los seres abandonados,
sin morada alguna donde habitar, soñar y amar;
lugar que destruye las ilusiones del hoy y del mañana,
que es capaz de ahogarnos en su llanto individual, a diario.
Dejarnos sin aire, entre cristales; transparentarnos sin vernos.
Expongamos los sentimientos con la única salida:
Visualizar el amor humano capaz de mover
esa montaña de ilusiones y proyectos.
¿Una fantástica realidad?. Está lloviendo y
los campos secos empapan la lluvia de primavera.
leer más   
4
sin comentarios 18 lecturas versolibre karma: 40

La boca llena de grano

Yo armado con una pala,
tú con otra,
enterramos nuestro amor,
no pusimos cruz,
pero tierra,
semillas y piedras,
y suspiramos: ¡al fin!
Allí reposa su cuerpo,
su boca llena de grano,
como sus manos,
tan ásperas los últimos días.
Nos miramos,
abrazamos y con otro:
¡al fin!
nos despedimos.

Creció la hierba,
el corazón se hizo pasto,
tímido,
de la alegría del silencio,
del incendio de las amapolas,
pero al final brotó,
brotó
entre la oxidada hierba
un jazmín
y de su flor el amor,
ese mismo amor enterrado,
¿qué hacer? No soy de mar,
no he nacido con sangre de pez,
sino con ese milagro terrestre
que florece una y otra vez,
no importa cuantas veces
lo entierre, aquí está,
una vez más naciendo
con la ternura de las flores.


.
leer más   
14
18comentarios 117 lecturas versolibre karma: 98

Bailemos al son

Acariciar el aire
al ritmo y voy
oyendo sueños
con otra voz.

Paso lento , giro
y mano a dos.
escucha el sonido
en tu interior.

Baila el motivo,
desborda ilusión
de ser energía,
danza, diversión.

El baile es la cura
de un gran dolor.
O la mejor muestra
de hermoso amor.

Es sincronía al son
sintiendo conexsión
es delicada estela,
sincera pasión.

En este mundo
bailamos amor.
El baile es simple
rítmica emoción.
leer más   
8
2comentarios 70 lecturas versoclasico karma: 98

Amores soñados

Si yo plañir pudiera, con llanto que me lave,
que limpie mi condena, poder guardar con llave.

Romper cadenas duras, que oprimen con dolor,
soltar deseos liados, donantes de calor,
abrir las puertas ciegas, guardianes del rencor,
secar temor que moja, que empapa sin pudor.

Hallar consuelo busco, buscar en tu rincón,
limar las asperezas, que raspan corazón.

Lograr al ser amado, para tener la clave,
sentir calor soñado, para tener candor,
gozar del gran cariño, nos dicta la razón.


Hortensia Márquez


Imagen: de la película "La novia"
19
21comentarios 126 lecturas versoclasico karma: 108

Hoy no te tendré

Un suspiro en la noche,
alguien llora más que yo…
No te gires, ni me pidas perdón..
porque hoy no te tendré.

Pronto viste que tu roce
me acelera el corazón…
que tus labios son mi gran perdición..
Pero hoy no te tendré…no te tendré.

Hace frío en el coche,
y la lluvia ya paró,
se han borrado tus huellas de pasión,
y es que hoy no te tendré.
leer más   
11
sin comentarios 57 lecturas versolibre karma: 99

Suspira un poquito...

Suspira un poquito, las olas ya llegan,
tendrás que decirles, la eterna verdad,
que no eres marino, tampoco labriego
y solo tú quieres un poco de pan,
mas no las migajas que escapan de mesas
ni aquellas mezcladas con risas y sal,
tú buscas la fuente, precisa y variada
y el agua sublime que llega del mar,
por eso las olas pronuncian tu nombre
y quieren que vayas al muelle tal cual,
verás a los barcos, también los marinos,
verás las gaviotas que quieren volar,
y tú, como el niño, serás un cometa,
que vive y que juega con gran ansiedad,
darás unos pasos, sin prisa y sin norte
viviendo tu vida, queriendo soñar.

Suspira un poquito, mi buen Rocinante,
cruzamos la Mancha, la venta está atrás,
me apura la fiebre que asola mi alma,
estoy muy cansado, me siento muy mal,
quizás necesite pararme un momento,
contar las estrellas y ver su disfraz,
veré como anuncian las luces lejanas
señales diversas al joven rosal,
aquel que se afana mostrando las rosas,
las flores tan lindas que invitan a amar,
por eso me digo que apures el paso,
las sombras avanzan y no hay claridad,
ya se oyen las voces, se ven las resacas,
la playa preserva su gran castidad,
las olas fustigan sus rizos dorados
y luego se duermen callándose el mar...

"...Suspira un poquito lector impaciente,
termino el poema llegando al final,
no soy don Quijote, tampoco lo intento,
soy solo un poeta que intenta soñar..."

Rafael Sánchez Ortega ©
11/05/18
11
8comentarios 70 lecturas versoclasico karma: 100

Una isla y un amor

Cuando ya no me quieras,
tus pasos serán el preludio
de la muerte en vida.

Te apretará el pecho
la Playa de Las Canteras,
te dolerá la noche
en Vegueta,
y nunca habrás besado
en Maspalomas.

Si te marchas,
nuestros nombres
en la arena
de Playa del Inglés
serán mentira.

Evitarás el atardecer
en el Puerto,
y Triana siempre sonará
a un perfume de nostalgia.

Te olvidará Tejeda,
y en Agüimes una lágrima
se adueñará de ti
como quien se va
pero se queda para siempre.

Si dejas de quererme,
las plazas de Santo Domingo
y Santa Ana te arrugarán
la voz,
y en Mogán
una lluvia de tristeza
te enredará la garganta.

Yo partiré de mí
a la nada
de los días sin memoria
y las noches impares,
me arrepentiré
de haber nacido
y echaré de menos
mi futuro (contigo).



©Alejandro P. Morales.

Imagen: Playa de Las Canteras (Gran Canaria; Islas Canarias, España)
leer más   
11
2comentarios 75 lecturas versolibre karma: 97

Quejas

No, no me queda. De nada debo quejarme.
Pero tal parece que el mundo de la demanda
y publicidad quieren hacer de mí un títere
para comprar y comprar, sin hacer consciencia
de que la tarjeta plástica, un límite de crédito tiene,
pero presa soy de la vanidad...
Hoy no pude comer por falta de tiempo, y yo quejándome,
ya no hallo quién me la debe, sino quién me la pague.
Hoy mi carro no quiso encender, tuve que caminar y por
el enojo, no percibí que dos fuertes piernas me llevaron
a mi destino.
Hoy vi a mi co-worker presumiendo su IPhone, y yo
quejándome; a penas tengo el 7.
Hoy el calentador de la ducha no funcionó y yo quejándome,
con agua fría tuve que ducharme, sin importarme que es
bueno de vez en cuando un contraste de agua.
Hoy quise vestirme con camisa blanca y corbata zafiro
y de las 28 camisas blancas que poseo, la que yo quise
estaba sin planchar.
Hoy quise vestir los zapatos de la gran vía, que solo me
costaron 1000 euros, y yo quejándome, porque con mi
bléiser no hacían combinación.
Hoy me quejé: "Santo Cielo. No tengo qué ponerme." mi
cuarto de vestir, está en desorden. Los vestidos de noche,
de verano, invierno, la ropa de algodón, de seda, de lino,,,
no hallo por dónde empezar. Y de los 225 pares de calzado
que tengo, ya ninguno me complace...
Y yo, quejándome...

Letizia Salceda,,,
leer más   
11
20comentarios 112 lecturas relato karma: 90

Verano vivido

VERANO VIVIDO PLATEADO AZUL Y BLANCO. 2010-08-29

I Parte.

Aquella tarde caracolas de mar volaban por el espacio, horas tempranas nos avisan
Al día siguiente el aire sopla de levante, moviendo velas múltiples en el horizonte del agua.
Alto como una torre va Miguelillo por la playa, observa con ojos vidriaos la esperanza
Altanero como una espada y fibroso, camina con pisadas firme sin voz ni palabra
Alguien le dijo al otro lado del océano hay una muralla, llena de enormes piedras
Altas como una torre fuerte y gruesa sin ventana.
Aleteaba con sus manos el loco de madrugada, sus manos giraban alrededor de su cuerpo como un paraguas.
Alas de un pensador lleno de vida sin vida sin esperanza, como el loco de Picasso
Desnudo y orinado mojado hasta los pies descalzo.
Al Dios de los vencidos, un desafío honrado.
Moviendo el Universo plateado.

El viento se cruzaba en mil direcciones limpiando y como un relámpago se iluminaba la calle,
Rostros sin expresiones paseaban sin ruidos
Pisadas huellas indelebles dejaban por el camino
Siempre el aroma de Tánger, en su mente loca de sabiduría pasadas y vivencias comidas
De día volaba el machuelo con sus ojos vidrios, y su plumaje nuevo
Olores a especies de colores tostados y ocres, rostros de bronce iluminados por el Sol

Cuerpos doblados en plata y blanco, y el negro como un regalo desafiando al espacio dorado.
Paredes de tonos azules, nos recuerda a cielos y mares.
Gestos de vida, brillante alegrías cogidos de las manos, energía positiva andando.
Lluvias de verano.

Luz seca abriendo veredas para caminar despacio, dentro del cántaro aguas y aires del pasado, lagrimas desterradas a los océanos.
En la plaza aves y reptiles, el calendario, el reloj, la sombra, se ha parado, Tánger camina lento y despacio.

El profeta andaba y buscaba, su pelo rapta blanco trenzado, cabeza y barba iluminada por el rayo
Sabiduría andando, silueta difuminada, soporte transparente y técnica mixta del pasado y presente
Dejaba una huella de dolor
En el espacio ausente
Entre la palabra la sonrisa y el llanto.

Silencio está cantado el gallo, solo en la alborada, me recuerda a Granada su Albahicin y sus gitanos .

Tornasoles giraban alrededor de su figura y el aire modelaba los árboles quietos
El mendigo lleno de todo y vacío de alimentos, caminaba lento, muy lento
Fuente de saber, universidad callejera con sangre, dolor, y miseria.

La sombra le acompaña y la tristeza es su compañera, truenos apocalípticos destruyen sus sueños, y su libertad se revela, profetas de los desiertos y los mares.
Poner orden en su cabeza, la dejadez, el miedo, golpea sus pies desnudos en las aceras
Es el testigo del milagro de los panes y los peces, y no tiene que comerse, solo sudor y barro a diario le acompaña.
Mañanas sin sombras, acarician sus miserias diarias, vientos de sabores tristes y húmedos en su cabeza,
Profeta de Chaouen
Sol con tormentas
Ser humano abandonado
De dolor y soledades desiertas.

Silencios rotos en estas calles estrechas, la montaña que se toca con las manos y brota de ella el agua, blanca, azul, serena.

La llamada a la oración descalza la conciencia, aunque libres, atados aún tronco florecido con mágicas recetas, creando con el viento caricias en sus manos.

Levitando la tarde ha perfumado sus existencias
Una mano poderosa, les lleva a crear y extasiar, la verdad de una fe llena de esperanzas
Primavera del profeta.

No son candados, ni si quiera son besos ni caricias que nos llegan, son ramas secas vidas enteras, sin fronteras
Tánger dormida y despierta
Media luna iluminada, el verdadero loco de Picasso, viviendo la mañana resucitada
Volveré despacio me sentaré en las puertas y ventanas de Chaouen, en sus silencios me dormiré.
leer más   
4
sin comentarios 25 lecturas relato karma: 48

Retornos

Es mi silencio una canción
olvidada

y este poema

tan solo el escape
de todos

mis retornos
6
2comentarios 60 lecturas versolibre karma: 82

Algunas veces...

Algunas veces sentí tu mano
que me rozaba con gran pasión,
y eran los rayos de la ventana
que se estiraban con gran candor,
eran los meses de aquel verano
que, muy deprisa, se nos pasó,
porque nosotros, sin darnos cuenta,
desconectamos nuestro reloj,
y entonces claro, pasaba el tiempo,
también las horas de dos en dos,
hasta que un día vimos el alba
con sus colores y un gran amor
en ese instante se rompió el sueño
y un gran espejo se nos quebró,
los mil reflejos de aquella luna
querían vida, también al sol...

Hubo una nota muy pequeñita
con mucha tinta y papel de arroz
en ella estaban solo dos nombres
el uno el tuyo y el otro yo,
y en otra nota, casi invisible,
alguién con lápiz, color carbón,
puso te quiero mi luna blanca
sigue en el cielo, toma mi flor,
siente los versos que aquí te escribo
no te preocupen su confesión,
ya que nacieron sin darse cuenta
como la llama prende un farol,
así pretendo que te ilumine
y que se encienda tu corazón,
para que sientas cuánto te quiero,
desde esta tierra y de sol a sol...

"...Algunas veces, pensé de niño,
qué grande el mundo, qué lelo soy,
y mientras tanto seguí viviendo,
poquito a poco, sin ton ni son..."

Rafael Sánchez Ortega ©
08/05/18
9
sin comentarios 76 lecturas versoclasico karma: 89

Mi soledad

Aquí en mi soledad anida un gran silencio,
que aumenta mi tortura y me asfixia,
me ahoga de recuerdos, recuerdos imborrables
que vuelven y atenazan de dolor inmenso el pecho.

Mi soledad está presa atada a mis recuerdos
son memorias viejas, historias de otros tiempos,
dolores ya ajenos que rompen el silencio
de aquellos mis ancestros y regresan murmurando
de acerbos sufrimientos.

Mi soledad está presa en cada sentimiento,
no puede ya soltarse, no puede ya aliviarse,
está como grabada en mi alma a puro hierro,
se extiende por mi vida cual suave riachuelo,
creciendo lentamente, aumentando mi tormento.

Mi soledad envuelve mi mundo de silencios,
ahoga mis suspiros, los encierra sin remedio,
sofoca la esperanza que brota de mi pecho
dejándome un amargo sabor a desconsuelo,
que lastra el sentimiento nacido de algo bueno.

Mi soledad sombría no puede ya sanarse,
no puede sin dañarme, está como plagada
de muy malos recuerdos y siento que avasallan
mi alma desde adentro, mordiendo mis entrañas
hundiéndome en el tiempo, viniendo desde lejos,
allá de mis ancestros.

Mary 11/05/2018
leer más   
19
16comentarios 196 lecturas versolibre karma: 109

Soneto al viento

Viento sagrado que acaricias mi alma,
que triste y melancólica se encuentra,
pues el dolor por amor se concentra,
en un gran vacío que nada calma.

Dame suave caricia con tu palma,
socorre al penoso ser que se adentra,
a la noche sin luna que se encuentra,
en lo más profundo de mi rota alma.

Alegre viento de sedosa brisa,
ayuda a mi ser a salir avante,
y dejar de olvidar lo que es la risa.

Con tu ayuda sé que saldré triunfante,
mas te necesito ¡oh viento! deprisa,
para curar mi corazón penante.
13
4comentarios 46 lecturas versoclasico karma: 92
« anterior1234540