Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1352, tiempo total: 0.049 segundos rss2

Vivir vidas

Tan solo tengo una vida
que se consume en la hoguera
encasillada en un mundo
con un corazón y un destino

Quisiera vivir en otros ojos
y vestirme de sus secretos
embriagarme de otras pieles
y caminar con sus pies

Bucear por el cauce de otras venas
en barcos que pesquen historias
atracando en cada puerto
envuelta con sus mareas y calmas

Quisiera vivir tantas vidas
como gotas tiene el mar
como estrellas la gloria
y tan solo después
que me busquen los sueños
leer más   
7
9comentarios 52 lecturas versolibre karma: 100

Al final, en el final a alguien rendiremos cuentas

Llagas, heridas, sangre y cicatrices,
la vida, la sabiduría y las historias nuestras meretrices,
a palos, a besos a las buenas y a las malas,
al final, siempre nos quedarán las perdices,
cuentos. leyendas, verdades, mentiras caminan con bengalas,
aun así, la vida cabalga al alba llenas de espectadores en salas,
unos son actores, otros guionistas, inventándose finales felices,
siclo vicioso alimentándose solo, para que el final no sea a las malas,
nos equivocamos cuando erramos, asumiendo nuestras cicatrices,
aprendemos de los engaños, creando heridas sin sanarlas,
vivimos sabiendo, que viviremos un otro engaño, llagas con alas,
se vive y se crean viles mentiras, dándoles vida con nuestra sangre alimentándolas.
leer más   
13
7comentarios 82 lecturas versoclasico karma: 94

Mis primeras lecturas

Mis dos primeras lecturas “La TíaTula” y “Cumbres Borrascosas”,
qué diferencia tan grande entre el Unamuno de la pasión y muerte
y Los brumosos y sombríos páramos de Yorkshire de Émily Brontë,
entre la trágica maternidad y la venganza y odio de pasiones ansiosas.

El Unamuno “Ángel de la nada”, muerte, final inapelable
Los amores desesperados de Émily, más allá de la muerte,
Unamuno lee a Santa Teresa con afán implacable
y en “La Granja de los toros” una cara larga y con suerte.

Miradas que sobrecogen y se le meten a Unamuno en el corazón,
una tormenta de nieve que te obliga a dormir en “Cumbres Borrascosas”
y el alumbramiento y cuidado de una nueva vida por la que pierdes la razón,
aparece un espíritu llamado “Catalina Litón” para meterse entre las cosas.

Qué lecturas, qué recuerdos aquellos dos libros
que de la estantería de un tío mío tomé prestado,
sin su consentimiento y devolví, aun en mi recuerdo vibro.

Son los comienzos de una pasión desmedida,
una pasión por las letras, una por una y así miles
de palabras en tantos libros leídas.
entre historia de fantasmas, héroes, villanos y correveidiles.

Son los principios de mis lecturas,
las letras primeras de mi vida de letras sinuosas,
Unamuno y su “Tía Tula”
Y Émily Brontë con sus “Cumbres Borrascosas”

Alfonso J Paredes
Todos los derechos reservados
S.C/Copyright
Imagen recopilada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
8
2comentarios 70 lecturas versolibre karma: 94

A mi Residencia Nido

En cada rincón de mi corazón
Se teje una historia de amor y dedicación
Que ilumina cada instante de mi paso
Por esta noble institución

Cuando los rayos del sol alumbran
Nuestros pasos infantiles se encumbran
Hacia un horizonte llano
Siempre tomados de tu mano

De tu mano tierna, de tu mano sincera
Aquella mano que nada espera
Que todo lo tiene y todo lo puede
Y que todo el cariño lo concede

Es mi Residencia Nido
En el que me siento protegido
Donde la imaginación y las fantasías
Forman parte de mis días
leer más   
12
9comentarios 93 lecturas versoclasico karma: 97

Quién

Dime si sabes
Quien robó la Poesía?
esa que teníamos en cada gesto
en cada palabra y tu boca en la mía
tan secretamente escondida…

Fue el tiempo, los otros, la distancia
o finalmente fuimos nosotros?
mientras los cuervos volaban
y nos susurraban los fantasmas…

Quien ensanchó tanto los mares?
que volvieron a ser océanos
océanos iguales y distintos
fríos y profundos, donde caer
y caer es ahogarse…

Quien? dime quien? mato mis versos
que hacían de cada uno de tus suspiros
caricias de tus dedos sobre mis manos
aferrándose a mi mente y manipulando mi cuerpo…

Quien? quién se llevó de mi boca
tantos besos que aún quedaban guardados
para besar con mis ojos tus sonrisas por la mañana…

Dime si sabes
porque entre nosotros
nos hemos robado esa historia
donde amamos…

Y aquellos instantes
que fuimos más que letras palabras
más que palabras, versos
y como el verso no alcanzaba
escribimos con las bocas, bellos poemas
y cuentos…

Ahora, dime con tu silencio
que yo entiendo
quien te hará eterno verso?
quien será tu reflejo?
porque ese amor
que me ha quedado
nunca será pasado
sino presente en siempre
pero tú, ya hueles a recuerdo
buscando otros pasados
y a mi, a libro en biblioteca
guardado... Lola)
4
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 63

Baile de máscaras

La chica sin rostro o la chica invisible, esa que leemos muchas veces en la literatura. Ese cliché tan usado en las historias juveniles que tanto les gusta a los adolescentes, porque de momento le colocan un amor de película, una “mala o varias” que le hacen la vida imposible… lo dicho, tan cliché.
Aunque en ese momento de mi vida me hubiera gustado ser una chica invisible, no por el romance y esas tonterías, sino por haber estado tranquila y nadie me hubiera molestado, demasiado. Eso habría sido bastante divertido, no habría perdido mi sonrisa, ni me habría tenido que esconder de la gente.
No de forma literal, no soy un ermitaño en su cueva, sino metafóricamente hablando.
Ocultarme tras una máscara veneciana par que nadie viera realmente como soy. ¿Qué tan malo puede ser vivir en un baile de máscaras?
Bailando entre la gente que te conoce y gente que aún no. Con tu máscara que eternamente porta una sonrisa, te vuelves una sonrisa a la que nadie reconoce. Mientras que la luz de la luna contamina la noche, creando feas sombras de la gente que baila a tu alrededor. Implantando una pesadilla que rompe el sueño en miles de cristales que se clavan en los pies, creando arañazos bajo ellos.
Quiero puertas abiertas por donde bailar con mi dolor, quiero sombras y oscuridad donde refugiarme hasta que acabe la tormenta que ruge en mi interior y quiere liberarse. Quiero caminar por una ciudad de papel, donde perderme entre las mil y una historias que cuentan las letras plasmadas en sus edificios.
Quiero bailar en la plaza en un día de lluvia mientras el agua se lleva los edificios llenos de vidas e historias pasadas. Quiero bailar cuando tras la tormenta llega la calma. Quiero perderme en ese baile de máscaras.
leer más   
4
sin comentarios 56 lecturas relato karma: 43

Pongamos que hablo de.....

Abres Las puertas de tu historia
sin preguntar señas de identidad
mezcla de multitud de sabores
se cocinan por tus venas castizas

De carnaval se pintan tus uñas
tu boca vergonzosa, reside viajera
vistiendo discreta por el día
aún con la luna desnudas tu piel

Nunca duermes en el lecho
divertida, bailas hasta el amanecer
absorbiendo la vida con ansías
envuelta en las turbulencias de la noche

Luces con señorío tus andares
con tu tez blanca cubierta de tierra
pues tus manos no alcanzan el mar
ni tu cuerpo se broncea bajo las olas

Tus ojos acaparan las estrellas
entre el bullicio de los sueños
y las sonrisas de tus amantes
que te cantan, eso que dicen:
“pongamos que hablo de Madrid”
leer más   
11
16comentarios 85 lecturas versolibre karma: 115

Quiero decirte muchas cosas

Quiero,llegar a la infinidad de tus labios
Quiero,ser parte de tu historia aunque suene raro
Quiero,saber más de ti pero mi tiempo se está acabando
Quiero, trazar una línea en las tres lunas de tu rostro
Quiero, seguir estando con Tigo pero al tiempo no le gano
Quiero, que me ayudes a ir en contra de la corriente pero no puedo
Quiero,ser el sol que ilumine tu ventana,para poder expresar mi sentimiento sin que sepas nada
Quiero, ir contigo al final del camino pero es difícil luchar contra el destino
Quiero, suprimir los recuerdos que me quedaran pero no lo puedo lograr
Quiero,que guardes algo de mí en ti para que cuando nos volvamos a ver podamos unir las partes y así no poder olvidar nada
leer más   
2
sin comentarios 28 lecturas versoclasico karma: 13

Final

Será quizás que nuestros destinos no estaban unidos y nunca lo estuvieron;
empero mi alma se aferraba como curita a la piel, como rocio a las mañanas limeñas de invierno crudo,
invierno que adormece mi alma, que la maltrata que no hace más que someterla a su frío final;
final que veía venir pero no lo sentía mío que sentía que iba a pasar de lado; pero no golpearme a la cara y burlarse de mi, de los dos;
los dos que tuvimos esta historia, que la interpretamos como grandes actores y que la sufrimos porque hay amores que se disfrutan y son pasajeros y hay amores épicos que se sufren y solo han nacido para eso;
eso que aún no se como quitármelo, que aún me domina y me ata; pero me gusta, no hay nada más dulce que los dolores que disfrutamos, que amamos, que lloramos.
leer más   
7
sin comentarios 42 lecturas prosapoetica karma: 82

Se para el tiempo

Se para el tiempo
si no te tengo
si ya no puedo...
sentir tu aroma.

(En fondo negro con rabia honda).

Con mil instantes que vuelan lejos
que ya no vuelven...
que son historia.
leer más   
10
6comentarios 88 lecturas versolibre karma: 103

Escribanos sin Tiempo

Escribanos sin Tiempo

Para muchos la poesía no sirve para nada
para otros es capaz de transformar el mundo entero
los poetas somos mensajeros y escribanos sin tiempo
que por medio de la poesía ayudamos a hacer un mejor mundo
escribimos la historia desde otro punto de vista
transmitimos un mensaje para una mejor sociedad
somos mensajeros que por medio de la rima y el verso
llevamos un mensaje alto y claro para una mejor sociedad para todos
por eso para los que dicen que la poesía no sirve
mejor callar sus bocas porqué los poetas somos todo
y la poesía forma parte de la existencia de todo.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Agosto 2018
leer más   
6
2comentarios 56 lecturas versolibre karma: 83

Cenizas

Veo difuso el horizonte, casi no alcanzo a divisar la lenta huida de aquel sol mortecino.
La mirada imprecisa emborrona el panorama en la búsqueda de una luz con la confrontación
de cenizas que se retienen en la atmósfera, son cenizas de difuntos días,
las cenizas de siempre; esas que ensucian el paisaje y manchan los ojos.

No hay viento presente ni futuro que barra las cenizas que yacen adheridas
a la cortina flameante en el umbral de esta alma fugitiva. Me he cansado de soplarlas
y no conseguir quebrantar su inmutabilidad. Decido, entonces, acostumbrarme a ellas,
dormirme contemplando su danza volátil, anestesiarme en su milagro flotante,
sedar mi angustia con su desmadre narcótico.
Lo que pasa es que, tal vez, detrás del ceniciento vaivén hipnótico no encuentre
nada más que un sol blanquecino en escape, un atardecer vacío, y un horizonte sangrante.

No quisiera que desaparezca el sucio pasado que flota entre las cenizas,
ese pasado mío, de pequeños desencantos, de viejos fracasos, de lecciones reconstruidas.
No puedo arrancar del presente esta adherencia de recuerdos quemados,
tampoco quiero eso, estaría incompleto, diezmado, sin el camino andado,
arrastrado y prendido a mi imagen como una sombra; sin los ecos vivos de antiguos fantasmas.

La historia es esta, la acumulación de concurrencias profanas
sobre alguno que otro presente distinto, mágico, importante, glorioso.
Y estas moléculas de existencias perdidas, quemadas, grises, inquietas,
mortificantes, impúdicas, dolientes, solo vienen a decirme como es la vida,
a recordarme quien soy y en que voy a convertirme; cenizas.
leer más   
5
1comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 72

Soneto Alejandrino "Mi lápiz tiene vida"

Mi lápiz de repente se agarra por las riendas
y solo por su cuenta, relata tres heridas
profundas, tan amargas, historias tan vividas,
del tiempo transcurrido, en vivencias sin enmiendas.

Escribe sin permiso, más cuenta sin prebendas,
opongo resistencias, de nada desleídas
porque almas son palabras. astutas concebidas
con tinta ensangrentada, con suerte te encomiendas,

Los Ángeles y Santos, demonios como diablos.
que el lápiz donde duele su punta ha desgastado
palabras agridulces, cincelan los retablos,

esculpen con cinceles, el mueble rescatado
y escriben sobre aquellos, utópicos vocablos,
moldean con martillos, valioso artesonado


Alfonso J Paredes
S.C./Copyright
imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
11
2comentarios 55 lecturas versolibre karma: 104

Dime silencio parte 2...

Dime silencio...
Háblame de tu soledad
y cuéntame un cuento
de estrellas perdidas
de pájaros hambrientos
de luceros sin lumbre
de sueños puestos
en el mástil de los aguavientos.
Dime silencio…
Qué haces con el viento del sur
que teje la mariposa en pleno invierno
relátame la historia de la oda
cazadora de sueños
que recorre el plano terrestre
con su fusil ávido de truenos
y atraviesa el eje ecuatorial
con su lámpara de acero.
Dime silencio...
Por qué te acuestas con la lluvia...?
titilante
abandonada
desbordada
mirada sórdida
mar andariego
que inunda la fonda de los deseos
sofá de antigüedades
de gigantes galaxias,
pálidas estrellas
amantes solitarios,
caminando sobre la descalza luna.
leer más   
14
9comentarios 78 lecturas versolibre karma: 107

Por quién vivo (a @Letizia)

Ya todos saben aquí en Poémame
quién me causa este insano delirio,
por eso no creí que fuera necesario
que dijera a quién se lo dedico.

Sin embargo guardo un sentimiento
que es cierto y tan profundo
que necesito que sepa todo mundo
aunque alguno se estará riendo.

Lo mío ha sido un calvario,
y componer más que un desafío,
sabes que lisonjear no es lo mío,
sí susurrar que te extraño,
que te quiero, que te amo,
como el viento, en tus oídos.

Recorrer Ciudad de México juntos
disfrutando del día y el paisaje,
con toda su historia y mi bagaje,
pese a que tengo el tiempo justo.

El encanto del Zoológico,
-y sobre todo, los tuyos-
las idas y venidas, México,
y en Poémame, el murmullo.

El Museo Frida Kahlo,
Papalote Museo del Niño,
acariciar tus labios y tu tez
mientras descansa tu hombro,
en el metrobus, junto al mío.

¡Volveré a tus brazos, Letei!
-el apócope consabido-
en cuanto acabe el frío,
a descansar en tu seno
y a quedarme dormido...
leer más   
14
20comentarios 129 lecturas versolibre karma: 105

Despedida

No miré atrás,
no traje a la memoria
crueles historias.
No me dejé llevar por
la rabia ni por el lamento.
Sólo dejé pasar el tiempo.
Sin dar vuelta atrás
y sin chillidos, cerré la puerta .
No encendí fogatas
con fotos viejas.
Ni recordé una a una
las noches sin estrellas.
No pronuncié palabra,
no di ni un beso.
En momento gris de
nuestro entierro,
Tomé el pedazo azul
de mi diáfano cielo.
No dije nada....
y remonté vuelo.

A.B.A 2017 ©
Amalia Beatriz Arzac
Buenos Aires Argentina
leer más   
10
10comentarios 103 lecturas versolibre karma: 101

El pequeño espacio en el que vivíamos

Recuerdos que evocan
el pequeño espacio en el que vivíamos,
tú y yo...
en aquel tiempo en que los días
eran insultantemente cortos
y las noches largas travesías por los bosques
en silencio
y con el corazón peligrosamente lleno.

Nos bastábamos tú y yo
y acaso pequeños antojos de alimentos del alma
que nos hacían, si cabe,
todavía más humanos e indefensos
en las poderosas tinieblas del invierno.

Nos amábamos,
en silencio,
sin más abrigo
que el de nuestros propios cuerpos
bañados en polvo...
exultantes de dicha.

Los sonidos de la noche
eran nuestro único nexo con la realidad
y el azar que nos había llevado hasta allí
era el del tiempo deslizándose
suave y lentamente
a través de nuestra propia historia improvisada.

Todavía siento tu respiración en mi rostro
y veo tu cara desdibujada
por millones de hechos acontecidos después,
tu cara desdibujada
a través del espejo
en el que me he proyectado desde entonces,
tu cara ausente,
perdida entre las sombras de mi propia imaginación,
aunque tus manos,
tus manos las recuerdo aún
y me acarician todavía el alma
y tu voz...
que me susurra cada mañana,
hasta el final de mis días
porque en la noche solamente queda
un silencio redondo y opaco.
leer más   
11
10comentarios 69 lecturas versolibre karma: 102

Otra realidad

Cuando no tenga mas fuerzas y encuentre la mia donde no la vea,te daré el nombre que yo quiera y creare creyendo y haciendo creer,algo entre historias para poder leer,historias que se estudien y sean complejas pero con un mensaje de esperanza que pueda entender cualquiera.
Todo esto lo mezclare con educación,devoción, poder,pobreza,interés, riqueza,tradición,fiestas,miedo y curación eterna.
Así de esta manera y con el paso del tiempo entre injusticias y pocas alegrías,manteniendo mi argumento como real,milagroso y cierto daré por hecho que nuestro yo interior no vale nada si no se mira en este espejo.
leer más   
9
sin comentarios 47 lecturas versolibre karma: 99

Historias

Todos queremos contar una gran historia de amor,
una historia de esas que parecen imposibles;

son las que hemos dejado escapar.
25
5comentarios 122 lecturas versolibre karma: 114

Escalera al Cielo

Dicen que hay una escalera larga y blanca,
de nubes algodonadas de sueños de plata,
con murallas de oro puro,
adornada con piedras preciosas:
zafiros, esmeraldas, topacios, amatistas...

Que allí, no hay sinsabores, enfermedad, ni pobreza,
ni fatigas, ni llanto.
¡No la he visto todavía más buscarla yo quisiera!

Dicen que termina en un sol muy brillante,
con fuentes cristalinas que no se acaban nunca.

Un lugar donde abundan leche y miel,
donde todo es armonía plena,
¡Qué hermoso será habitar ese lugar!
Debe ser como vivir en el más hermoso planeta,
sin prisas, sin estrés,
donde los hombres se amen de una vez.

Me han dicho también que su puerta es muy chiquita,
para que los soberbios de gran tamaño no puedan entrar.

¡Cuánto misterio esconde la morada celeste!
¡Cuánta historia escondida!
¡Cuánta belleza fecunda!,
y mientras llego,
he de hacer mi propio cielo
aquí en la tierra...

Autora: Edith Elvira Colqui Rojas - Perú - Derechos reservados
leer más   
12
5comentarios 61 lecturas versolibre karma: 90
« anterior1234550