Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 541, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Tuétano

Como el que incide con un buril, dejaste marcas en mis huesos. De caminar entre tormentas, de quebrar la parte dura de mi cuerpo.

Y al descubierto queda el tuétano. La esencia del compás, el vapuleo de las idas y venidas.

Las palabras blandas permanecen colgando del balcón, entre macetas de infortunios marchitos. Esas ya no las quiero.

Me sobrevuelan sílabas vivas, brillantes.

Con ellas me subo al tranvía y acariciamos el acero y el hierro. Entre paredes rojo Pompeya y con sabor a ciruelas.

Los huesos partidos consiguen reunir todas sus astillas, mikados azules entre muslos y hombros.

Ahora es tiempo de mis pupilas, abiertas veinticuatro horas, las farmacias de guardia para arañazos del pasado.

Es tiempo de mis aurículas, que explotan de ganas cuando viajan entre vagones prendidos al humo.

Sumo.

El limón sabe a vida. Suena a fuentes y es ligero como una pluma. Cierra heridas.

Cura.

Y se empieza de cero, salto al vacío.

No miraré atrás, mi cuerpo es etéreo, no seré estatua de sal.

Duerme.

Quizá nos crucemos en un sueño inesperado o en un garito entre luces. En unas palmas, en un crujido.
leer más   
11
13comentarios 66 lecturas versolibre karma: 137

A través de las dunas doradas

A través de las dunas doradas
empapadas de sol,
más allá de los ojos del mundo.

Caminas hacia el final
todavía con las manos vacías.

Suplicando por el agua
pero no perlas saladas.

Un día tus raíces se alejarán
de esa piedra ciclópea,
un día tu mente será un invernadero,
en medio de huesos de madera en descomposición.

Che-Bazán.España

www.youtube.com/watch?v=egwn_mouu8w
leer más   
7
7comentarios 63 lecturas versolibre karma: 116

Helada dulcedumbre... (Experimental)

HELADA DULCEDUMBRE
(Experimental)

Sería
Al encender la sombra de alegres
Agridulces
Labios sueños derramando música
¡Laboriosa en grande la crueldad!
Se expande al engaño fácil
¡Qué ausenta, del mundo alborotador!
En la conjunción espiral del hundirse
Los rincones que guardan escondidos
Los libros del tembloroso polvo
Los ensueños bajo su almohada
....¡De lo qué fue sin venir mejor!....Sólo
Helada
Dulcedumbre
Helada
Sólo

Un sedativo cenit pasadizo
Un lirio entre palabras
Adyacente llanura yerma
Al clavel entre los huecos
¡Oh, helada dulcedumbre!
Parecíame era grisácea
...Y vistiéronle al negror enrojeciendo...
El negror enrojecido
¡En la misma sangre del alma extinta!
Parecíame era grisácea
Y vistiéronle, vistiéronle de ausencias...

Los ecos ya lejanos, ya cercanos
Anidan entre las puertas y las ventanas
Y en todo caso
¡Caídos pidiendo estrellas más!
Al abrigo de la orilla, al abrigo ya perdido
Por eso............
De agridulce dulcedumbre
Helada
Al otoño de la orquídea
¡Más qué infortunio aniquilador, más, sí qué más!
Queda, en la excesiva belleza
¡Inmóviles los mares anudados!
Helada
Dulcedumbre

Helada... Dulcedumbre, dulcedumbre, dulcedumbre.
A los buques en olas parduscas
Dulcedumbre helada y agridulce
...¡Entre nequicia nequáquam justo!...
Como
Del culto adictos de Nergal
...¡Más neroniano qué Nerón!...
Por
la nostalgia qué la cumbre habita
Por

La inquietud qué la bruma amortigüa
...¡Opalina opacidad opípara!...
Labrando la intimidad con todo el desconsuelo
Por
Todo
Aquéllo qué hubiere sido
¡Sin andar la sonrisa esperando!
Aquéllo
Qué
Habría sido
¡No nostalgia infame injusta!
Helada ducedumbre siendo.............
Cuando agradezcan los gusanos
Todo
Lo
Qué
Hubiese hecho
Más
¡Qué si hicieran lo que hiciesen!
Al encenderse sombras de los ensueños
Con sus nodrizas pesadillas a cada lado
¡Labios al cielo, amados astrolabios!
Ya habrían agradecido la mañana
¡Qué abría, soñando, la ventana!
Al ver abierto
Aquéllo
que habría cerrado.....

Siendo
Hogaño
¡Helada y agridulce... Dulcedumbre y agridulce!
Y
Al
Qué hubiese agradecido
De
Haber

Podido... ¡Sin morirme en tantos qué revivo!
Si, sí, qué revivo, por morirme a diario, en los
miles eliminados, exterminados, por cucarachas
En la basura, escritorios, sillas, edificios, periódicos, oficinas, obstáculos, obras, ventas,
quejas, mandatos, manipulación, ceremonias, cementerio, censura...¡Ebrio raciocinar!....Recordando, recordando.
De
Hogaño
De
Piel
A
Hueso

Recordando helada dulcedumbre recordando........


Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)
Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=10672 © Latino-Poemas
leer más   
14
6comentarios 46 lecturas versolibre karma: 133

Loa a Asclepio

+++ LOA A ASCLEPIO +++

¡Por las tres alfas!
¡Por el alma del amor ancestral!
A tí, de la salud, oh dios....
¡De los remedios padre!
¡Que otorgas bienestar a los enfermos!...

A tí, del dolor enemigo
Y de la curación amigo
¡Ven, dá fin... A esta enfermedad!.

¡Ahuyenta la pena de mi hermano!
De mi hermano el corazón
¡De cada hombre y de toda nación!

Te invoco, magnánimo y venerable
¡Sí, sí...! Al bendito hijo de Apolo.
Al salido del vientre de Coronis.

Del Centauro Quirón...
¡Fiel discípulo y amigo!.

A tí, para mis hermanos...
¡De todos los colores y lenguas!
¡De todas las edades y dineros!
A tí, la salud pido, Oh, dios.

Asclepio-Esculapio-Asclepio
¡Qué moras ahora inmortal!
¡Qué fuiste muerto por Zeus!
Y qué a Hipólito... Resucitaste
¡Cura el corazón enfermo!
¡Cura tanto espíritu malsano!.

Esculapio-Asclepio-Esculapio

¡Te lo pido por Hermes, tu salvador!...
¡Por Apolo, por Coronis, por Quirón!...
¡Por el padre de todos los dioses!...
¡Por la madre de todas las diosas!...
¡Por el infinito múltiple...!
De los mil nombres
De los diez mil seres...
¡Te imploro, te invoco!.

A tí, oh, dios...
¡Elevo mis plegarias!
Por el antes, el hoy y todos los mañanas...

¡Oídme Asclepio, Esculapio inmortal!...
Alivia las penas de los hombres
Aligera los dolores de mis hermanos...
¡Yo te invoco, desde el alma al hueso!
Yo te ruego, con mi voz y mi silencio...

¡Sednos propicio!

¡Oh, bienaventurado...!
Aligera nuestros males
¡Te suplico nos seas propicio!
...Recibe favorable esta plegaria!...

Y... Y... Y...
¡Devuelve la salud a todo enfermo!...
Y cura nuestro pueblo
¡El pueblo que corre por mis venas!...

* Asclepio Esculapio Asclepio *

Te invoca y te suplica
Este insignificante mortal
¡Aunque no tenga paraíso!
¡Aunque no tenga vida eterna!
¡Aunque sólo sea dueño...!
¡De la nada!


Autor del texto y la imagen.

Toutes les droites appartiennent à son auteur Il a été publié sur e-Stories.org par la demande de Joel Fortunato Reyes Pérez.
Publié sur e-Stories.org sur 20.02.2011.
leer más   
10
6comentarios 58 lecturas versolibre karma: 129

¿Cómo se aprende?

Puede que la debilidad de los huesos
y la sudoración de las manos
hagan temblar mis pupilas
y convulsionar mi pulso
no acertando la diana
esa macabra y cruel diana

O tal vez sea mi mente
esa mente que se niega
con la rotundidad de mis latidos
a teñir la luna de negro
a sesgar alientos en flor
y a llenar mi boca de sangre

Porque sin locuras ni embriaguez
me pregunto:
¿cómo se aprende
a disparar a la vida
mirándola a los ojos?

Insisto ¿cómo se aprende?
leer más   
20
12comentarios 89 lecturas versolibre karma: 150

El camino de los años perdidos...

Camino por pedernales rumbos
aletargado y sin los cuadrantes
que un soñador debe disponer,
desprovisto de enseres
ya consumidos
y con una fatiga
que cuece mis huesos.

Paso por un collado y escucho aullidos
me detengo, son ecos.

Ecos que se cimbran en las paredes del olvido.

Y un enjambre de aves que pasan y resuenan
las identifico son aves de mal agüero.
Pero mi ave emplumada de canto cristalino
que ansió no la observo y escucho; el cielo oscurece.
Casi desfallezco
y la belleza de su canto no se asoma.

Y pensar que en mis interminables sueños la escucho.
Tan nítido e increíblemente tan diáfano
que mis auriculares se desvanecen.

Y me veo en ese valle de frondosos cerezos,
cargado de azul, de tenues y amigables sombras.

Ya entro en un desfiladero del norte marroquí
Parecido a un tubular laberinto
con un manto de estrellas sin iluminar
solo los peñones del olvido y la arenisca
de los pesares me acompañan
y mi mente parlanchina y azarosa
no deja de hablarme.

Ah y el escarabajo de Carl Jung
que pasa escarbando la arena
me hace pensar que la vida está cargada
de símbolos y todavía...
Todavía...
puedo encontrar el camino.
bajo los acordes de guitarra

de los años perdidos.

Ramón Pérez
@rayperez
22/09/2018
Cabimas, Venezuela
leer más   
10
8comentarios 87 lecturas versolibre karma: 147

Silencios...

He roto tantos silencios
que me ha sentenciado la vida
silenciando mis pedidos…

y a los silencios los miro
no los llamo, y por no estar loca
yo no les hablo, sólo que a veces
me ganan y rrancándome una lágrima
mi boca callan…

y hoy eres tú mi silencio
y yo callo de nuevo
ni escribo cuentos
ni susurro tus cantos…

no tengo versos nuevos
de este corazón
que lento sigue latiendo
tengo poemas viejos
de amores que voló el viento…

viento amigo que trae besos
que me acaricia sin manos
que me ilusiona con que esa
que trae, es tu aroma, y le creo…

viento que a veces se enoja
penetrando hasta los huesos
por empujarme sus aires
de un Sur de hielo enojado…

viento
que otras veces me abraza
me adormece o me posee
con sus caricias de fuego
cuando me roza y te leo…

y en el viento las hojas
rompiendo contentas el silencio
imitando a veces a las olas
a la lluvia o abandonando tristes
su árbol…

he roto tantos silencios
porque la ausencia da miedo y duele
porque una palabra, una melodía
una llamada, un mirada
son el mismo silencio
cuando tan sólo se expresa
y se alborota su propia alma…

(y le sumo a mis caprichos por molestar el silencio, no empezar con mayúscula cada uno de estos versos)


soundcloud.com/lola-bracco/he-roto-tantos-silencios (Lola)
21
3comentarios 88 lecturas versolibre karma: 140

NADA ES MENTIRA... (Experimental posmoderno)

NADA ES MENTIRA

En tanto las velas se agiten con el vacío
rocío preocupado por el trigo alado y
las agujas se claven en un ropero rosa
en la calle de la vitrina víctima inerme.

Con el humo anaranjado durmiéndose
una hormiga está con su casco de corcho
y dócil el rencor flota de bajo de un árbol
con el ritmo iluminando los lagartos.

¡ No, adelante !... Imaginalos de nieve
con los pies trepando al escritorio sucio,
lleno de soles muertos con gasolina dulces,
en las alfombras despojadas, y eliminados.

Míralos recortar el agua con las tijeras
y lavar los jabones con vino blanco
y correr los caminos con alas grises
en el mar, temeroso de las mismas nubes.
Cuéntales del añejo amor con fiebre
con la voz de las orugas arrepentido
de la esperanza al colgar sus calcetines
en la pared con los coágulos al fondo.

¡ Ven !__ Te mostraré el perfume inaudito
del guardián de las noches un instante
de los últimos años sembrados en tumbas
donde el nácar aplaude y asciende al pantano.

No dejes que asesinen la memoria indefensa
de los cisnes aterrados por las balas ordenadas
que sumergen a las hienas amigas con el dedo
igualmente levantado ante múltiples borregos.

Sigue a las ballenas ahogando el agua cobardes
horribles mariposas goteando sangre ajena
en el cementerio atroz arrodillado y salado
por un llorar seco de escombros inconscientes.

Dicen haber lavado el olor con calentura dulce
en el asombro morado de los tigres profundos
en la tarde que suda satisfecha sus amarillos
acribillados sobre una escoba agitado perfume.

A lo lejos un reloj comía su tiempo en fuga
retratando los motivos de la espuma dura
tan lenta en las sillas de jumento inverosímil
que se arrastra podrido en cada hueso.

¡ Siguen siendo las mismas selvas del pantano
con la ternura dulcificada basura magra hostil
de la enmohecida sonrisa bajo la mano infame
en el rincón violento de la espalda espinosa !.

____ Porque nada es más seguro que morir
si no comulgas, con el sabor, inclinado y agrio
afilado por los roedores en el asfalto sonrientes
al apropiarse del poder de hacer daño a su gusto.

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)
leer más   
13
8comentarios 65 lecturas versolibre karma: 144

¡Oh, Puebla! En conmemoración a la tragedia del 19 de Septiembre de 2017 en Puebla, Méjico

Brama el vientre de la tierra en su locura,
mostrando altiva su poder desde el comienzo de los tiempos,
en estruendos lisonjeros a destajo,
en variantes pulsaciones incandescentes
prepara su rugido de años silentes.

Como acto ritual la tierra mece
su eterno giro de atracción que la conmueve
y entre ires y venires su faz renueva.
Sin querer lastimar, sin ser malévola,
siendo martes en septiembre…
a las 13.14… justo allí, se estremece.

Y comienza a rugir con voz felina
y parte la roca como broca diamantina,
sin saber que al temblar su faz divina,
traerá quimeras a una población que hasta hoy llora la pena.

Almuerza el infante recién llegado de la escuela,
la abuela duerme su siesta tempranera,
en la oficina los ordenadores calculan estadísticas de ventas
y el cartero reparte encomiendas.
Día igual al amanecer de cualquier día
que al llegar pasado el mediodía,
el grito de la tierra en hecatombe,
resonó su furia en todo Puebla.

Como papel cayeron las paredes
y la corteza se abrió en grietas sin finales,
donde los gritos de la gente no se oyeron
ante el bramar ensordecedor de sus entrañas
Fue un tiempo de eternos instantes
y momentos, como cuadros en cámara lenta, días de terror,
hielos de dolor y un sol sin lumbre…
Gente por ahí saliendo a correr, buscando algo firme,
que bajo sus pies no vibre otra vez el dios de las cumbres.
Llantos de terror, pánico, escozor… perpleja la gente…
Las bocas cerradas, los ojos incrédulos,
un frio en la piel que quema los huesos
y el corazón a mil en doble latir de supervivencia.

Los niños perdidos, llorando entre las piedras,
los perro aullando el dolor de una perdida.
Escenas repetidas en cada callejuela…
Tristeza de no saber si aun su amor vive,
desolación de ya no tener casa, ni techo , ni cama,
ni saber dónde estará nuestra querida Ana.

El futuro cierto se sepultó bajo tres metros de escombros
y nuestros corazones no salen de su asombro.
Toda la ciudad quedó reducida a nada
y nuestros hermanos perdieron lo que más preciaban,
el mundo entero los acompaña
y aun así la desolación invade sus almas.

Y en números se cuentan sus réplicas,
nos dicen de trescientas setentas las vidas hoy muertas,
heridos… de a siete se cuentan los miles,
las perdidas en billones
y el dolor de ausencias medidos en infinitos galones.

¡Oh, Puebla,
que hoy llora la pena de una destrucción injusta y certera!
¡Oh, Méjico de tantos embates,
desde las ruinas siempre muestras al mundo tu grandeza!

A.B.A. 2018 ©
Amalia Beatriz Arzac
Buenos Aires Argentina
leer más   
14
6comentarios 114 lecturas versolibre karma: 130

Irresistible tentación

Con el sosiego de mis pasos
circulé
por carreteras sembradas de infinitos
sin el riesgo de la curva
y mientras
el viento portaba misterios
la lluvia acariciaba melancolías
el sol ocultaba mis ansias

De repente estalló
soberbia y sin límites
la tentación de la carne
el delirio de los huesos
el aullido de la locura
entre las humedades de las pieles
y los gemidos de lo prohibido

Y pequé, pequé y pequé
hasta la saciedad de las pupilas
hasta la sequedad de la lengua
hasta la afonía del cuerpo
hasta el desplome de la sombra
engullida, por las fauces de los dioses
leer más   
14
7comentarios 66 lecturas versolibre karma: 140

Rosario Jade ( @marisa_bejar & @Transmisor_d_Sinestesias)

Ofrendo siete crisantemos
uno por pecado
latidos obscuros sellan las retinas
niebla espesa se respira
mientras corren entre los dedos
las cuentas lacrimales
de un rosario jade
las arenas de esta trampa
llegan al cuello
ahogan mil soles
deshojan mil tardes...

He perdido los esponsales del cielo.
Arrastro pasos aciagos y en lodo enmarañados.
Si oyes silabear al búho
es mi alma que brama acuartelada
en yelmo de sarna.
Esa mirada aguada
brocada en mal karma
sestea mi estancia.
¿Cómo zafarse del pictograma?

No hay escape...
El destino, ese pez del abismo
corta su espina el pecho
escama las retinas
vence al anzuelo de la suposición
no existe red
ni certeza...
Uno emerge
y muerde tus pies
rueda contigo
dentro de ese espasmo
ola en tu pecho
quiebra tu dorsal
come tus carnes...

Sí, el destino;
ese cordaje recalcitrante
oteador implacable
donde zancadillea mi paz exangüe.
Trampantojo de sueños
que desmadeja mi Ser
con hálito de hiel.
Estentóreas carcajadas fantasmales
descascarillaron el rosario de jade.
¿Mi llanto llega a algún serafín?

Inexorable...
Miguel y Gabriel aguardan...

Es la penitencia
quién ata a éste destierro temporal
Buscar ese templo interior
las aguas del edén
ese pacto sobre roca
arcoíris
ese santuario
donde los huesos no duelen
ni las astillas rompan capullo a luz de poro
ningún dolor hace llaga
donde uno no soporte
¡Que no tarden sus alas
y sus espadas No sean sordas a la súplica!

Oigo un resuello bajo mi cama
¡estereoscópico en drama!
Es un alma embreada
al infame duelo.

¡Desconexión!
Deambulo en una cueva
con tuétanos de ornamento.
El resuello guía mis pasos...
trastabilleo y caigo.
Lágrimas perlando mi vida,
la ciénaga es mi abadía.
El agua mugrienta me asfixia
y sólo veo calima.
Me destilo en ira,
forcejeo con la desidia
y emerjo.
¿Habito un nuevo reino?

Al salir del crisol
levita la sustancia
se precipitan sedimentos
La epidermis sobre la calma
en los glóbulos la melodía
Conexión interna
respiro la gardenia
halo solar mi pupila
¿El reino habita en mí?

Sí. ¿Ves la balaustrada argentada?
Allí se apoltrona la paz,
el viacrucis quedó atrás.

************************
Rosario Jade
Mesa Compartida
Marisa Béjar© &
Transmisor d Sinestesias©
leer más   
21
51comentarios 294 lecturas colaboracion karma: 112

El olor del amor

Cada vez que huelo una flor
Siento tu aroma, siento tu olor
Cada vez te veo más hermosa
Más bella que una simple rosa

Y cada vez que me dabas de tus besos
Ay se estremecían todos los huesos
Cada vez que tus ojos me miraban
Podría ver el deseo que ellos habitaban

Y cada vez que me decías que me amabas
Sentía que de mi vida desaparecía el dolor
Por eso digo que tú me recordabas
Cada vez que huelo una flor
leer más   
6
1comentarios 42 lecturas prosapoetica karma: 80

Entropía

El sistema preestablecido se desmorona.
Nada vuelva a ser lo que fue.

En el paso del tiempo
se encuentra el desencanto y
el desorden que la quietud
trae consigo: desgaste por dejadez.

Creo un sublime lienzo de caricias pulidas.

Se quedó en el rincón de los olvidos
detrás de la manta y el cajón de fruta.
Hora es ya de recuperarlo…
pero los arañazos temporales
han dejado desgaste en las manos
y fragilidad en los huesos.

La entropía del espacio vive a sus anchas en este mundo que se muere.



Hortensia Márquez



Imagen de la película "2001: Odisea en el espacio"
21
17comentarios 143 lecturas versolibre karma: 148

Arráncame de cuajo

Al final acabas desgarrando y triturando mis huesos, desintegras mis costillas de tanto apretarlas.

Ahogas hasta mis silbidos entre jardines sin pétalos.

Y llegas en la nube de arena y revientas mis retinas con cada impacto de esos granitos, pequeños pero destructores con la fuerza del viento.

Silencias mis tarareos, apagas mi vuelo, estrujas el último flujo de clorofila entre mis venas.

Cercenas.

Me apagas las estelas de los cometas, me enredas los anillos de Saturno.

Y me hundo.

Olvídame de una vez.

Deja caer de tu cabeza cada uno de esos momentos en los que me he instalado en ella sin querer.

Déjame saltando entre los tejados.

Arrullando las noches.

Ronroneando entre los gatos.
leer más   
19
16comentarios 89 lecturas versolibre karma: 111

Las montañas están casi dormidas

Las montañas están casi dormidas;
enterradas en hojas cansadas,
están tarareando un aullido,
la canción de cuna del viento,
el fondo de coníferas es tranquilo;
las brácteas del abeto perforan
los corazones de las nubes gruesas
pero están condenadas al silencio.

A través de los valles dorados empapados de sol;
más allá de los ojos del mundo, caminas hacia el
final todavía con las manos vacías.

Un día tus raíces se alejaran de esa piedra ciclópea,
un día tu mente será un invernadero en medio de
huesos de madera en descomposición, como un sueño:
fugaz y cohibido,
pero para un corazón sin melodías, ni lágrimas, ni perfumes,
donde se han roto y fundido tantas nubes
parece más cercano el crepúsculo que un suave atardecer.

Che-Bazán.España

¡Qué difícil es entender la belleza! Günter Un
leer más   
11
12comentarios 82 lecturas versolibre karma: 117

Claro está (visionario)

Suelto de huesos
huyes
de cielos espejismos

suicidamente
regresas cerrojo el corazón
y esa traición que te contiene

claro está
a cierta distancia de tu sombra
te abandonas

olvidas el amanecer más dulce
debajo de un colchón viejo

y porque atrapas noches y ese miedo
por así decirlo

amaneces sin ti entre dos luces

antes de la seis

te asfixia
nudo
que evoca vidrios rotos del alma
y el óxido de tu carne

¡En el incendio de una multitud despertarás!
leer más   
10
1comentarios 57 lecturas versolibre karma: 108

Permíteme olvidarte

Permíteme olvidarte ...
Otórgame ese consuelo ,
hazme borrar ese cielo
que toque al acariciarte ..
Permíteme ver la luna
sin hacerte poesías,
permite que pase el día sin
tener que recordarte..
Permíteme ver tus ojos
sin que me tiemblen los
huesos ,ya no extrañar más
tus besos ni tu piel sobre la mía .
Permíteme que te olvide para
poder respirar,permíteme ver
el mar sin que necesite
amarte ...
leer más   
17
13comentarios 75 lecturas versolibre karma: 110

La vida que se escapa

La vida se me escapa, me evade, ladea el cascaron que me sustrae del mundo.
Esta capsula me comprime cada vez mas.
El fracaso es así; la frustración es demasiado grande.
El veneno de una desilusion cronica sigue en el torrente de mis venas.
El olvido no se hace presente en la escena, sigue el pasado aterido en las entrañas del alma.
Hay una legion de motivos para abandonar esta carrera cuya meta es el reencuentro con un amor perdido.
Pero su imagen impera entrecierro de ojos, flota codo a codo con las nubes negras de la alcoba.

Habria vendido mi alma a cambio de revivir un momento,
ese instante inmaculado y pleno en que vi sus manos trenzarse con las mias,
ese milagroso transcurso de los segundos cuando ella levanto la mirada y se incrustó la magia en mis huesos.
Volvió a agachar su cabeza y la recostó sobre mi pecho.
“Te quiero” me dijo, con la voz dulce de una niña que pide permiso para salir a jugar,
yo la oí con todos mis sentidos, y el aire se volvio perfume para siempre.
Esas palabras dejaron semillas de un eco que hoy retumba como pasos de dinosaurios en un puente metalico por el que intento atravesar el tiempo. Un puente que vibra y se estremece, me tumba y me sacude.
Hoy cada silencio que me encuentra suena a amenaza, a inrremediable venganza de una historia muerta.

Hoy la tierna belleza autentica de su imagen se ha transfigurado en la oscuridad del aura de una bestia aleatoria y mecanica.
Porque esta el espiritu aun subordinado a un purgatorio de lamentos ajenos; exentos del antidoto infalible de la vida,
del escudo anti-tristeza que son los placeres terrenales, las pasiones humanas, lo que va mas alla del dolor y la amargura de un corazon roto.
Como han cambiado las cosas, como se ha desgastado el milagro y como los gusanos del desencanto devoran el presente y lo vomitan.
Y esos restos vomitados de un pasado glorioso se embarran en las cosas, se impregnan en todo el paisaje, enturbian inevitable la vision de un corazon al que, en el limbo sagrado de la soledad, la vida se le escapa.
leer más   
8
1comentarios 28 lecturas prosapoetica karma: 89

Te devuelvo

Te devuelvo la duda, el desconcierto,
las noches sin luna y sin estrellas,
los días nublados, la tormenta seca,
la tierra sin simiente y sus cosechas.

Te devuelvo la soga del ahorcado,
la trampilla, el verdugo y la vergüenza
por ser la mano que acompaña al condenado
hasta su último aliento, y su conciencia.

Te devuelvo la absolución a mis pecados,
el castigo a rezos, la plegaria impuesta,
sus hostias como cuerpo de cristo
su vino como tu sangre, y sus sentencias.

Te devuelvo la hambruna y sus pesares
con la que tantos llenan su despensa
donde yacen las almas inocentes
de barbaries en tu nombre o tu defensa.

Te devuelvo al terrateniente, y el territorio
que delimitaron con diferentes banderas
cosidas en carne viva
al enfrentar tus fronteras.

Te devuelvo la venda, la mordaza, el bozal
y las palabras que a gritos imponen silencio;
a su cacería y a sus perros tratados con más lealtad
que a tus muertos y a sus huesos.

Te devuelvo la sinrazón de este mundo
que proclaman suyo aunque digan nuestro,
te devuelvo la historia que nos cuentan,
sus fantasmas, y mi miedo.

Susana Pamies Salinas
11
6comentarios 74 lecturas versolibre karma: 127

Te pinto de colores...

Despertamos en la celdilla del huerto
prontuario de aromas pegadas en el cerro.

La luz refractaria del estrellado cielo
cubría tu cuerpo de aromas astrales.
El catre forrado por calendarios no vividos
se oscureció bajo una neblina profusa…
parecida a una seda china;
de esas que teje la mariposa en invierno.

El frenético deseo se coló por la inmensa serranía;
un frío intenso enmudeció mis huesos.

No te levantes, te dije, hoy quiero pintarte,
con cada músculo y hueso que me sostenga
quiero pintarte de mil colores,
y descorrer la sabana de lienzo,
tela negra que envuelve el azafrán
y destierra la luna menguada
anclada en los sueños.

En esta noche estrellada no perdamos el tiempo,
mis manos te conocen no te asombres.
cada movimiento de pelvis en extremo
me transportan a una galaxia donde te esperé inquieto.

Sin inhalar el suave susurro del viento,

extasiado;
tú mirada me arrincona.

Agosto 2014
Venezuela
leer más   
12
7comentarios 80 lecturas versolibre karma: 122
« anterior1234528