Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 575, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Poema del día tonto

A veces despierto
y es trece de octubre
y el cielo es de plomo
y oigo un piano,
tumbado en la noche precoz
del agua que araña las rejas
metálicas de mi balcón. Oigo.

Pues lo que escucho es algo distinto,
es alguien distante, lejano, imposible;
su voz disuelta en eternos silencios
que a casi todo prestaron cobijo...

Me duele octubre
y sus tormentas,
sus melodías
y esta imprevista penumbra
que a quimeras tritura mis sienes.
No, no, no quiero,
pero sí, sí, sí quiero ceder al deseo,
rendirme a la pena
que fuerte me agarra y
sumerge orejas y nariz
y manos y boca y ojos al fondo,
adentro, a las raíces
de la memoria

Sucede que entonces
un veinte de junio,
el anillo de plata, también aquel banco,
tu humilde sonrisa
y la dulce impresión
de no ser capaz de echar nada
nada, en falta.

Entonces, y no más que entonces,
tremenda, prevista, chalada idiotez:
buscar en la agenda las letras
que siempre formaron tu nombre.

Jugar a creer.

Colmado de octubre
creí fascinado;
oscura su tarde,
a tierra mojada su olor,
cruel su piano francés...

creí y jugué,
jugué a creer que podrías aún desearme
igual que a ti te deseo yo;
ya ves que son tres
años, tres,
que a casi todo prestaron cobijo...

Hoy, sin embargo seré un niño bueno
y al pie de estas letras
tu ruego cumpliré:

ya nunca más

volveré a

llamarte.

No obstante,
comprende que veces despierto
y es trece de octubre
y el cielo es de plomo
y oigo un piano,
tumbado en la noche precoz
del agua que araña las rejas
metálicas de mi balcón. Oigo.

Pues lo que escucho es algo distinto,
es alguien distante, lejano, imposible;
su voz disuelta en eternos silencios
que a casi todo prestaron cobijo...
a casi todo, menos al olvido.
leer más   
20
12comentarios 87 lecturas versolibre karma: 128

Estando yo en otras lides

Estando yo en otras lides
en casa embuchado y prieto,
me di cuenta de que en otra no me vides
pues un olor noté y quedame inquieto.

Y una voz que me dijo:
¡non fullades malandrín! que te he oído
y.., sí..., es cierto, pues fue un ruidoso torrijo
de tamaño escándalo y estruendoso ruido.

Y no face falta acudir a universidad
Para darse cuenta de aquel estropicio,
pues aquella fue una sonora ventosidad
que a cualquiera que oyera saca de quicio.

Te aseguro que no fue por vicio
pues traté de disimularlo con ruido perruno
pero uno me dijo en su sano juicio:
¡Sí, sí, disimula, que como el primero ninguno!

Escondeme pues avergonzado y con rubor,
aunque poco sitio había para el escondido
Y aunque dicho lo hubiera habido,
Imposible deshacerse de tamaño olor.

Pero no quedó solo ahí la cosa
pues, mirele y el mirome
y como un picor que por dentro come,
nos salió del alma una risa contagiosa.

Y todo eso por estar yo en otras lides,
en casa embuchado y prieto,
me di cuenta de que en otra no me vides
pues un olor noté y quedame inquieto.



Alfonso J Paredes
S.C./Copyright
Imagen tomada de internet, cuya fuente es : www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
13
7comentarios 59 lecturas versolibre karma: 123

Había una vez… “ 6” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Había una vez… “ 6” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Él es el mal de todos los males, por eso la cura porque no hay remedio bueno que tenga el veneno de su boca…

Y Siempre se piden sonrisas, y de tanto pedirse se besan, y de tanto besarse acaban en el suelo, y muriéndose de risa…


Por las noches juegan a pillarse durmiendo, se turnan, entran por la ventana que se dejan abiertos a los sueños, y si alguno se despierta el otro se pilla de nervios, y el uno de risa… y se despierta entero el edificio…

Y les encanta romperse los corazones, haciendo piruetas con las lenguas en los aires para secarles las palabras obscenas, y entonces pegarse hasta dolerse de no poder separarse, aunque le duelan los pies, y las piernas y mueran por sentarse…


Y cada noche, Ellos sueñan con ellos, aunque algunos espíen y quieran saberlo, no pueden dice él, riéndose, agrega: “No los dejo… ”

También, había días de esos tan feos que no quieren ni mirarse por la ventana, y hasta el avatar les sacaba la lengua, sobre todo si era un día de miércoles, y si se veían en línea, se escondían, pero siempre volvían bien peinados los días jueves, a buscarse, otra vez, la punta de la lengua…

Todo fue culpa del calor, de esas noches de verano, cuando saltan los fusibles y las velas encendidas quieren que las soplen una vez más, y las sombras, y las bocas soplando y encendiendo la mecha de las velas…

Cuando escribe, se cuelga las rimas imposibles en la boca, y las exprime, y las escribe raspando con su barba cada coma, por eso no las usa, Y cuando ve que gozan las palabras, las mira y las mira hasta volverlas locas…


Se quieren, se olvidan, se celan y provocan, se odian en silencio hasta quemarse enteros, y cuando el fuego está que arde quieren reconciliarse, porque se quieren, pero se celan y se provocan…

Una noche muy tarde le dijo: “No te distraeré con cuentos, iré directo a los besos, deja la ventana de tu boca abierta, que así me acuesto, en el colchón de tu lengua y de almohada préstame los labios…” y quien sabe como termino…

Le encanta abrazarlo tan fuerte que más que bronceado quede azulado, para darle respiración boca a boca, mordiéndose los labios, mientras los recuerdos se enroscan y se enroscan hacia adentro, y vuelven a latir sin dejarse salir, de entre las piernas, que se abrazan fuerte tan fuerte, que otra vez nos respiran… y quedan atrapados hasta el próximo cuento, que no sabe el camino, pero promete venir…


soundcloud.com/lola-bracco/habia-una-vez-6-cuentos-para #TusCuentitosDeHoy Lola
12
2comentarios 85 lecturas relato karma: 122

Había una vez… “5” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Había una vez… “5” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Hay historias o cuentos que nunca se detienen, que viajan montadas en el viento tan lejos como pueden, hasta que cruzan otro más fuerte, que les desvía el camino, y alguna tormenta que piensa que volar le ha dado sed, y empapa las hojas, y tiene que volver, por más hojas, para volver a empezar y volver, y volver, y llover y llover…

Cuando rien rien, cuando lloran lloran, pero cuando se aman todo cambia y los dos gozan y goooozan…

Tiene la lengua tan larga, que cuando se ríe se escapa, y espanta a sus sueños más tiernos, y despierta demonios que desvelan el morbo de medirle la lengua y conocer su idioma, pero el verdadero problema es cuando llora y se congestiona, y respira casi obsceno todo el tiempo por la boca, y que boca… y otra vez la lengua…

Unos dicen que se aman y otros no, ni, imaginan, pero si_no siquiera se conocen, para algunos, pero los cuentos mienten siempre y le ponen el final que les conviene, según el hambre, y si hay postre después de perdonar a las perdices…

Él le pide quiéreme y ella sin mirar le grita ámame, pero con menos ropa y más malas palabras, con muchas miradas guiando la lengua, con dedos que quieren imposibles y otras partes que se esconden haciéndose invisibles, él pide, ella gana y ninguno se queda con las ganas…

Tiene sueños que marean, hasta a el pirata más bravo, una noche cuenta cuentos de asesinas de ovejas, la siguiente hace castillos en la arena mientras baja por ascensores, y las peores historias, son esas de terror cuando sube y baja a oscuras por las escaleras, en pijama, con los residuos con pañales que apestan de los fideos, en pantuflas y alumbrándose con linterna, mientras va elucubrando otro cuenta sueño para insomnios, pero se enternece a veces e invita a participar a los minions…

Se saben mentira, de esas verdaderas que ni hablan por darse cuenta, de esas que miran y hacen la vista gorda sin ponerla a dieta hasta que rueda y rueda, y de verdades los aplasta con las lenguas afuera…

Cuando empieza a soñarlo mientras se está bañando él la espera con la toalla y ella lo encrema hasta blanquearlo, para deslizarse con los cuerpos y que no se arrugue de miedo…

El transita sin registro las esquinas de sus sueños, no repara en semáforos, porque les guiña cualquier ojo, porque coquetea con descaro y la luz roja le cede el paso…

Así son los cuentos malos, mal escritos y contados, cortos por pasar el rato, sin buen humor ni sentido, pero con un poco de descaro, así son y me despido…

soundcloud.com/lola-bracco/habia-una-vez-5-cuentitos (Lola)
16
9comentarios 101 lecturas relato karma: 119

Acordes de Luciérnagas (@RebkTD & @Transmisor_d_Sinestesias)

Abro los ojos y toco el pecho
siento de nuevo la cicatriz
ese flechazo que atraviesa palmo a palmo
Ha roto por dentro
el jarrón de margaritas
que guardaba para alguna esperanza perdida
el agua se ha derramado
en la sangre alfombra
de esa sala que aún yace vacía
esperando a no sé quién...

Bajo mis párpados
hay un gemido enjaulado
tengo un grito que canta
frente a la oscuridad de la ventana
entre los barrotes el leve trazo
de un pentagrama salpicado de silencios

resbalan mis yemas en sus notas infinitas ;
noche callada en un vals a solas ...
murmullo de estrellas
que emociona a la luna ...
Y el alma me llora

—Y yo , yo sigo esperándote ...—

Sigo al borde del desfiladero
empujando minutos a punta de pistola
tirando por la borda
instantes no vividos...
buscando al horizonte
un pretexto...
dejaste selladas las pupilas
ansiando ese retorno
llave de mis párpados...

candado en mi boca ...

cerradura en mi pecho girando el latido

Volcando su pálpito

arrastrándole a un duelo
solitario y perdido ;
Espejismo en un charco
donde agarro tu mano,
y buceo el reflejo
de un verbo imperfecto que no conjugamos.

Una lágrima rompe el reflejo
cruel ondula
alejando el barco de papel
al horizonte de una mirada vacía
un aletazo me regresa
mariposa trayéndome un suspiro
que va escapándose
mientras posa cerca del lado izquierdo
ojalá vuele hasta ti...

Ojalá que esta voz insonora...
que se vierte
y se derrama en esta hoja

-se rompa -

Que se rompa amor que se rompa...
Y qué vuelen los pedazos de mi boca
encendiendo los acordes de luciérnagas;
coordenadas
de esta alma que es océano
qué aun surcando en el recuerdo de tu puerto
busca ser ...

Ser la esencia en el término del verbo
conjugar el imposible
del destino

Darle nombre con mi pecho a tus latidos .


********************************
Acordes de Luciérnagas
Mesa Compartida
Rebktd© &
Transmisor d Sinestesias©
leer más   
21
30comentarios 196 lecturas colaboracion karma: 125

Mi mejor amiga, madame Calabaza y sus cosas

1.
Nadie oye los terribles lamentos
del submundo invisible.

Solo Madame Calabaza
los escucha.

Madame Calabaza corretea
insana y anerviosada
de un lado para otro
tapándose sus oídos de calabaza
para no escuchar
los ecos rasgados
de estertores patéticos.

Los llantos secretos
que estrangulan a veces
el corazón
y el sentido común.

Los que nadie osa oír.


La reja que rodea el espíritu
es fuerte de narices
y Madame Calabaza
no puede arrancarla.

La reja que rodea mi mundo...

La reja que me rodea...


Hechizos en la noche del lobo.

Bailotea alcohólica la luna
mas llena o menos vacía
en húmedas soledades,
en su larga estela marina.

Embrujo en los ojos de la sirena.

Siniestros saltimbanquis sin rostro
me amenazan
cada vez que te pienso.



Me gustaría poder llorar...

De como se perdieron tus huellas
en la seca tierra de aquel campo verde,
tapadas sin pudor ni esmero
por el polvo viejo de eriales nuevos.

Y de como te sueño en luz,
por mas que intento
recordarte en blanco,
o en azul
o en rojo
o en arco iris.

Arco iris de todos los caminos
que nos llevaron al río.
Arco iris de todas las miradas
del deseo.

Arcos sin iris de rastros perdidos
que hoy llevan a ninguna parte.

"Bonito" lugar: Ninguna parte.


A estas alturas no quiero conocerme.
No me merezco. No me siento.
Ni tan siquiera quisiera descubrirme.
Y estoy convencido de que me traicioné
al atreverme a nacer.

Simplemente, así son las cosas.


2.
¿Mas tranquila, Madame Calabaza?

Todo pasa...

(Se pierde tu rastro
en la seca tierra de aquel campo verde...)

¿Que piensa, Madame Calabaza?

"A pesar de tanto tiempo
puedo ver unos ojos profundos
a través de los tuyos".

¿Solo eso, Madame Calabaza?

"Lo sé, es imposible olvidar,
y el recuerdo se hace fango,
y el fango se vuelve dolor."

Si, pero...

dígame la verdad, Madame Calabaza.

"¿La verdad? cual de ellas"

Bueno...a ser posible, la única verdad
Madame Calabaza.

"¡Cuantas únicas verdades!"

"Un consejo quizá...
No despiertes nunca.

No pierdas el tren de los sueños.

No te queda mucho más.

Sigue
como niño descubriendo tu propia sombra".

Si, tiene razón Madame Calabaza,
puede que sea lo mejor.

No podría dejar de recordar,
de soñar...

de intentar desnudar el tiempo.

Solo...mi querida Madame Calabaza

que creo que es la sombra...

la que intenta descubrir al niño.




J. Robles
leer más   
14
8comentarios 69 lecturas versolibre karma: 128

Me cuesta tan poco...

Me cuesta tan poco amarte
que ni me doy cuenta y ya lo he hecho,
aún sabiendo que me equivoco
siento el ardor en mi pecho.
Es curioso enamorarte,
me cuesta tan poco.....

Amarte es mi sino de propio derecho,
derecho inconsciente, un acto reflejo,
sensato es no hacerlo y en cambio me dejo,
me cuesta tan poco....

Amarte es la nota tocada en el arpa,
que suena muy flojo y se queda clavada,
me cuesta tan poco soñar tu mirada
que cierro los ojos...

Te veo dormida o recién levantada,
amarte es pensarte, no me cuesta nada...
Es como rodar en la arena mojada,
reboza con gusto y me desenfada.

Adoro el regusto que deja en mi almohada
amarte de noche y por la mañana,
te amo en el coche, te amo en la playa,
aunque tú no estés, mi mente se explaya...

Me resigno a apostar por los futuribles,
tu vida y mi amor aún no son compatibles,
opto por amarte, que eso sí es factible,
me cuesta muy poco y no es imposible.
Me siento tan solo....
leer más   
13
8comentarios 74 lecturas versolibre karma: 117

"Caritas Partida"

Entre mañanas frías de pastoreos incesantes
visualizo dos caritas de dulce timidez
Que me observan con miradas curiosas
Como si algo yo tuviera en mi tez

Y es que el inclemente frio precordillerano
Dejó rastros en su piel, son caritas partidas
Que nos permiten entrever
Una cultura milenaria, que es necesario conocer

Es la cultura Aymara, grandiosa y ancestral
Con costumbres y tradiciones difíciles de olvidar
Porque nos envuelven en un pasado subliminal
Que sería imposible no contemplar

Cultura milenaria que se niega a desfallecer
Porque con el Machaq Mara nuevos bríos han de venir
Para que tus ancestros puedan engrandecer
El futuro de un glorioso porvenir

Caritas partidas orgullosas de pertenecer
A su cultura que resurge con el frio amanecer
Para dar cuenta que siempre debe prevalecer
En las futuras generaciones el amor dentro de su ser

El amor dentro de su ser por llevar sangre Aymara
Por las rutas altiplánicas para poder fortalecer
Uno de los caminos que los lleven a concientizar
Que esta cultura se debe eternizar
leer más   
17
12comentarios 77 lecturas versolibre karma: 113

En donde estás amor?

En donde estás amor?
Te busco y no te encuentro,
he viajado mucho en sueños
y no logro hallarte.

En donde estás amor?
Mis ojos no pueden mirarte,
mis manos sin poder tocarte
mis oídos sin poder escucharte
y mis labios sin poder besarte.

En donde estás amor?
A través del mar a lo lejos
creo tu silueta dibujar
entre la cercanía y profundidad
de ese inmenso mar,
que me dice
aquí no está.

En donde estás amor?
Que con el aire te pretendo abrazar
aunque de momento
no lo puedo realizar,
pero tampoco imposible
lo será.

En donde estás amor?
Que en el sonido de las hojas de los árboles
te imagino cantar.

En donde estás amor?
Al momento de llegar la noche
la luna ilumina de manera tenue
el momento de pensarte
y prepararme para soñarte,
logrando encontrarte,
no importando el lugar
en donde estás amor.
leer más   
20
11comentarios 90 lecturas versolibre karma: 112

Caja de cristal

Puedo ver, puedo ver
Pero no tocar
Aún puedo oír
Pero no escuchar
Ahora siento calor
El calor de mil bosques en llamas
De dos trazos del sol
Palpitando en mi corazón
Devorando mi alma
Como migajas de pan
¿Estaré viviendo en una caja de cristal?

Las lágrimas acuden
Respondiendo a mi sollozo
Y lloro
Lloro porque te veo allí
Lloro por no poder salir
Porque es inútil gritar
Es inútil intentar escapar
De esta, mi caja de cristal
Que roba toda luz
Y me deja en la oscuridad.
El oxígeno me empieza a faltar
Difícil resulta respirar
E imposible no inhalar
Ese humo que emana de mi corazón
Abrasado por densas llamas
De melancolía azul.

Estoy perdiendo
Mi instinto animal
Soy consciente ahora de los juegos
Ya no hay vuelta atrás
Y delirios de vacío, de huracanes
Y de espeso jarabe en la sangre
Me sacuden sin cesar
Quiero descansar un poco...
Aunque he dormido durante tres lunas
No parezco funcionar
Mañana quizás
Me pueda levantar.

Ha pasado un tiempo
Y he llegado a pensar
Que quizás esta caja de cristal
No es mi celda
Sino mi hogar
Así que voy a esperar
A que la oscuridad y el espeso humo
Me hagan dormir
Por toda la eternidad.
leer más   
9
sin comentarios 62 lecturas versolibre karma: 110

El desencuentro

Cuando era niña, creí en mi absoluta ignorancia que si luchaba y amaba una causa obtendría el resultado deseado.

Supongo que el ser humano necesita aferrarse a esta atávica farsa para poder sobrevivir.

Con el paso del tiempo se va diluyendo esa supremacía que creía congénita: sólo conseguimos aquello que está en nuestro camino. En la mayoría de ocasiones requiere lidiar contra los elementos, pero existen supuestos en los que simplemente aparece de repente. Sin esfuerzo: es como cuando a un chico adolescente le cambia el timbre de voz. Una noche se acuesta dando las “buenas noches” a su mamá en tono aflautado y a la mañana siguiente su voz resuena con un matiz más grave. Y ese devenir continua, hasta que se consolida la voz que le representará toda la vida… Es un proceso distendido, no hay conflicto, sólo el mero fluir del tiempo. Aunque siempre subyace una lucha: la madurez sobre la niñez, pero es una lucha consensuada.

El problema es que yo sé lo que se halla en mi corazón pero no dispongo de un oráculo que me muestre el destino. Y guerreo amando cada causa en la que creo. Pero mi espíritu reclama su ubicación en el mundo tangible.

Voy con una inmensa venda en los ojos, avanzando sin ver el horizonte, palpando la perniciosa y recalcitrante oscuridad.

No me propuse cotas faraónicas de imposible cumplimiento. Perdí mucho tiempo cultivando campos yermos… Ahora siento lástima porque asisto al peor de los desencuentros: mi propio desencuentro.





Marisa Béjar, 08/01/2018.
leer más   
15
8comentarios 90 lecturas relato karma: 132

Amor imposible

Te amo.
Se que no lo entiendes, que resulta raro amar a alguien que no conozco, sobre todo si ese alguien eres tú.
Se que te sorprenderá leer esto, que tal vez no me respondas, o peor, dejes de hablarme o de mirarme.
Pero sabiendo esto solo quería decírtelo.
Decir lo que siento cuando te miro, cuando estoy contigo.
Cuando vamos a jugar al fútbol con amigos.
Cuando a veces, en sueños, siento que estas conmigo.
Cuando rozas mi mejilla, me saludas o incluso me abrazas.
Te juro que a veces siento que mi corazón estalla.
Que imagine besándote más veces de lo que podría contarte.
Que mirarte se a convertido en mi enfermedad crónica favorita.
Que escucharte genera mi mejor sonrisa.
Que soñarte, en esos sueños donde te saco la camisa.
Donde te beso en la espalda, toco cada uno de tus lunares.
Donde tú me tocas, sin ninguno de tus modales.
Y donde despierto, solo, en mis recovecos.
Y sin ninguno de tus recuerdos
6
4comentarios 52 lecturas versolibre karma: 84

amor no correspondido

Cartas inútiles con un sentido absurdo.
Y sentimientos que lo muestran todo.
Cada día te veo andar por los pasillos.
Y con solo verte me siento libre.
Tu brillas en mis pensamientos.
Eres la que camina por el pasillo.
Una llama que ilumina todo mi camino.
Pero solo logro quemarme cuando me acerco mucho.
¿Tanto me afecta estar contigo?
Pero no lo puedo evitar al pensar.
Que contigo obtengo la felicidad.
Vivo en un mundo insensible.
Y tu eres la razón por la que sufro.
Yo se que tú por mí no sientes nada.
Pero él alejarme y no pensar en ti es imposible.
Mi corazón sufre, pero él no dice nada.
Yo sé que este poema es incomprensible.
Y solo escribo los momentos contigo.
Busco razones para poder desconocerte.
Que se vuelve un dolor que me despedaza.
Pero no puedo dejar de ser tu amigo.
Porque tu amor siempre me alcanza.
Quizás dejarte, es lo que quisiera.
Pero la verdad es que la verdad no pueda.
Esto acaba con la única palabra que te puedo dar.
Ya que es la más simple para decirlo.
Te amo.
Tan simple como eso.
Tan simple como escribirlo.
Hooo... Eso diría ?

Vuelvo a pensar he imaginar que en un poeta me pueda convertir para así enamorarte con mis palabras, pero solo es una ilusión en la cual me quedo atrapado, me quedo pensando en que algún día te podría conquistar con mi poesía.
Tu mi amada, mi amor de minuto o de milenio.
leer más   
3
1comentarios 34 lecturas versolibre karma: 37

Pero te amo...

Si en mis ratos de nostalgia, cedo a mi impulso y te llamo,
sé que es tarde para hacerlo, lo siento, pero te amo.

Si estas palabras sinceras, te hacen perder la razón,
me es imposible ocultar lo que ansía mi corazón,

Tal vez dirás que es producto de la amarga soledad,
es mi aislamiento más grande ocultar esta verdad.

Si acaso crees que mi tiempo en añoranzas perdí,
piensa mejor que esas horas las pasé pensando en ti.

Acaso abrume tu vida este genuino interés,
quizá podrías entenderme si fuera el mundo al revés.

Si mis múltiples intentos son en tu mente tormenta,
cuando el amor es genuino, hasta el cansancio lo intenta.

Entre versos revelar lo que hay en mi alma te inquieta,
quién al sentir el amor, no se convierte en poeta.

¿Me perdonas si a la vida tu presencia le reclamo?
sé que he llegado a destiempo, lo siento, pero te amo.
leer más   
15
11comentarios 92 lecturas versoclasico karma: 111

Hasta el acabamiento

Quisiera reflejar en tus límpidos ojos
mi anhelado ocaso, en la esperanza
de tu regreso imposible.

Mientras,
con los recuerdos opresivos,
con la tristeza en tu mirada,
con la tibieza en tu pecho,
pervivo en mi amor nulo.

Y el tiempo indiferente pasará,
y las caricias no regresarán;
y en la memoria,
el leve paso de tu existencia;
y en mi cuerpo decadente
ya rendido,
la penitencia mortal.

Tú, amor,
bendita filigrana de oro y plata
que hila mi corazón desgarrado,
brillarás entonces entre la sustancia inerte y dura.
Al fin, sigiloso huido
quedaré para siempre en Ella.
Y tú, alma mía,
eterna e infinita,
morirás para siembre en ella.

Luego, la fatalidad del silencio.




@Inmalitia, Andrés García. ©
leer más   
18
9comentarios 132 lecturas versolibre karma: 102

Cincuenta Sombrillas para Grey

Andaba yo en mi pueblu tan traquilu
cuando a las mujeris les vino las calorinas,
vide yo que salían algunas de la tienda la Macu
con un libru como un ladrillu , asina de gordu.

Que sofocus en veranu con la calima
pos qué dicil el libru me pregunté con picoris
de la menti que me trajinaba algu rarina,
¡tengo que enteralmi! Pues estu no se quea asina.

Resulta que un tal Grey tuvo cincuenta sombras
Pa que las mujeris gozaran solinas,
fue aquí dondi yo viede el negociu
pues a los marius vendile sombrillas.

Que la mujel compraba el libru,
yo le dicía al mariu, ¡tú comprarmi una sombrilla!
que si el Grey tieni cincuenta sombras
yo le jagu cincuenta sombrillas.

Asina gozais los dos,
de las sombras y las sombrillas,
que, si la mujel goza sola,
al hombri solu le quea la espera
pa abril la sombrilla.

Este poema está escrito en un dialecto denominado “Cactúo”, que se practicaba en el Norte y parte del Sur de Extremadura. Donde más se practicaba era en el Norte de la provincia de Cáceres, aunque en algunos pueblos del Sur de Badajoz, también utilizaban el Cactúo. Es un dialecto que hoy por hoy se ha perdido, es raro encontrar a alguien que lo practique, aunque no imposible. Sobre el Cactúo decir que el gran poeta español Gabriel y Galán, escribió varias obras en este dialecto cuando residió en Extremadura. Muy conocido es su poema titulado “Varón”:
“¡Me jiedin los hombris
que son medio jembras!
Cien vecis te ije
que no se lo dieras,
que al chinquín lo jacían marica
las gentis aquellas.
Ahora ya lo vide, y a mí no me mandis
más vecis que güelva...”
Esta es una estrofa de dicho poema de Gabriel y Galán.


Alfonso J Paredes
Todos los derechos reservados S.C./Copyright
imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
leer más   
19
4comentarios 98 lecturas versolibre karma: 108

Luna de sangre

Aquel verano la luna se colaba por la ventana,

para ver a los amantes bailar sobre la sábana.

Testigo mudo de furtivos encuentros,

observaba como apuraban sus momentos:

como ella lamía su espalda

y gemía mientras cabalgaba,

como él la deseaba, mordía y saboreaba,

gruñiendo con un placer que lo descontrolaba...



Y la sabia luna se divertía,

apostando que ese amor no duraría.



1,2,3...veces...el tiempo se acababa,

un despertador y su tediosa melodía

llamaba al sol soberbio que aparecía

y la luna, remolona, les abandonaba.

Mientras se iba, atisbaba la premura

de ojos húmedos y desesperada tenura

y ese fuego incombustible en la mirada de los amantes

que se despedían desayunandose a besos antes.



Y la luna de imposibles sabía,

aunque ese amor se resistía.



La luna sabía de amores imposibles

pero también reconocía los intentos poco creíbles.

Otras mujeres vio a través de la misma ventana,

que se esforzaban por salir de la sombra que la otra proyectaba.



Y la luna no se lo creía

pero ese amor, sobrevivía.



Presenció el momento en que la decepción mató al amor:

Ella le dijo que lo amaba

y que un hijo esperaba

Él asustado la negó,

que el niño fuera suyo dudó.



Presenció el llanto de ella, que quería morir

y cómo de camino a casa sola no paraba de maldecir.

La luna frustrada enfureció:

de todos es conocido lo que siempre deseó

una maternidad imposible como sus amores

así que convirtió a la mujer en sangre y dolores.



Y la luna, de sangre teñida,

se llevó al niño que nadie quería.



Ella se sintió vacía,

pero.. ¡Si no lo quería!

otros hijos llegarían

aunque de él no serían

pero...sí lo quería, ¡sí!

quería un niño con su nariz

con sus bonitos hombros y sus labios de seda

y toda la fuerza que a ella ya no la queda.



Y la luna, de sangre teñida,

se llevó al niño que ella quería.



Él se sintió aliviado

no quedaría delatado

nada rompería su vida,

su pareja y su monotonía

pero...sí lo quería ¡sí!

tener una familia feliz

un niño con los ojos de ella

esos ojazos con los que aún sueña...



Y la luna, de sangre teñida,

se llevó al niño que los amantes querían.



María Serrano
11
6comentarios 89 lecturas versolibre karma: 121

Una casita frente al mar

Haz las maletas y camina hasta mi casa.

Mi casita está en la playa frente al mar.
Es pequeña y humilde, la pinté con el azul celeste y el marino del mar.
Ya verás, la reconocerás enseguida, no temas.
Notarás la fachada deslucida con el paso del tiempo y de las tormentas, pero todavía altiva.
A la puerta, en constante deriva una chalana que solo navego cuando te escribo.
¿Sabes?, a veces, sonrío al pensar que en realidad solo poseo una pequeña puerta de madera repintada de blanco, entre dos mundos.
Que las paredes son de un adobe amalgamado con la bruma de las aguas y la arenisca de las dunas.
Que las ventanas son enormes y cautivadores ojos de buey….

(Te confieso que me da por reírme tontamente como un chiquillo cuando pienso en los desorbitados ojos del animal)

… desde donde cuento cada una de las olas espumosas batidas contra las inocentes rocas del acantilado.
Es muy entretenido te lo aseguro, el tiempo parece detenerse a cada espasmo cínico de mi mirada y, cuando quieres darte cuenta, ya es prima noche.

Haz las maletas o coge cualquier cosa y vente a mi casa.

Seremos felices, lo intentaré con todas las fuerzas de mi corazón, de nuevo.
Aunque debo decirte que no tengo jardín; pero si tengo tiestos, pocos, la verdad, con flores multicolores que cada otoño mueren absortas mirando al mar, impasibles.
¡Oh, pero no me entristece por que apenas es perceptible!

Pero te hablaba de las noches, ¡Dios se me va la cabeza!, de la oscuridad de mis soledades, de mis tristezas…

Haz tu equipaje y vente.

Olvidaba decirte ¡No traigas libros!, aquí hay palabras y versos siempre en el aire.
Es un engorro porque a ellas tengo que atraparlas y a ellos escribirlos y son muy traviesas y esquivos,
es imposible tener la casa limpia con ellas, ¿tu me ayudarías a limpiarla?.
Mientras tú atraparas las revoltosas palabras escapando huidizas al olvido de mi memoria,
yo atraparía a los versos más dóciles.
Luego, al ocaso navegaríamos la chalana sembrando lo recogido en el mar purificador
que nos devolverá en cada ola contada desde mi ventana,
en reflujo jugoso de una lengua limpia de morfemas y lexemas tu ya sabes amor, de barreras.

Haz tu equipaje solo con la piel de tu alma y acompáñame.

Lo peor son las tormentas…
…se filtran por dentro y me recorren fluviales con su líquido cienoso y salado de sirenas embriagadoras….
Pero, amor, tu nos les temas porque serán para ti arcoíris dibujados al capricho del sol y del aire.
A los vecinos les gusta, supongo, yo nuca salgo pero si estás tu, cogeré tu mano enamorada y nos sentaremos en la arena
y nada nos secará ni marchitará.
Y cuando el viento amaine y la fuerza del mar se congele
cogeremos juntos la chalana y ya, sin miedo, pediré besarte.
¡Oh dios que vergüenza después de tanto tiempo!

¡Haz tu maleta y ven enseguida!

Creo que la flores están marchitándose,
que el ojo de buey, ¡maldita la risa!, se están ciñendo a mis ojos
y ya apenas distingo el reflejo del agua salada.
Que la bruma de las paredes se está disipando,
y la arena cae lánguida en el fondo acristalado de mi existencia.
Ahora, las tormentas son terribles y devastadoras,
y tengo miedo al trenzado de su cuerdas abrasadora de toda esperanza.

Coge tu mochila y vuelve con ella de felicidad repleta.

Y si por los caminos pierdes el rumbo y decides asustada no volver,
¡Ardamos entonces la playa, la casa y el mar,
y que el cielo contemple mi cuerpo abrazado
al dulce veneno de las sirenas de sal!.

Ven desnuda a contemplar mi cuerpo enjuto,
ahora parco en palabras,
y entiérralo bajo una lápida pesada,
y como epitafio estos versos,
con flores a María, no junto al mar,
si no en sombrío terreno de huerto castellano.




@Inmalitia, Andrés García. © Septiembre, 2018
Imagen: Aspecto de una caseta de la costa de Jesús en Ibiza. D.I. Diario de Ibiza.
leer más   
14
7comentarios 92 lecturas versolibre karma: 113

Dolce

He venido a desafiar las leyes de tu física

a tenderte escaleras imposibles,

eres lluvia siempre esperada

y mis pies están descalzos.

Vengo a despeinarte

a que me beses

en templos giratorios

acogidos en la ensoñación

de húmedos palíndromos.

Si lanzo la moneda

la fuente es el mar,

me transformo voluptuosa

ante tu traje impecable,

como mitos en blanco y negro

sólo pido tus místicos deseos.

Nos asomamos a la víscera

contenida en palabras

elegantes y críticas,

ceñidas a mis caderas

y a tus manos atadas,

las que más existen.

Agitando el alma,

calmando el cuerpo

si te sueño, sucedes.
18
10comentarios 100 lecturas versolibre karma: 114

Luces de bohemia

Luces de bohemia.
Ocasos de menta.
Cometas de canela.
La luna ya no quiere ser poeta.
Quiere ser bailarina.
Quiere ser princesa.
Quiere ser sirena...
Fantasias de coràl.
Ilusiones de café.
Recuerdos de miel.
Silencios turquesa
Anhelos.
Con sabor a caramelo.
Sueños de cereza....
Buscando unas alas.
Encontró cinco estrellas.
Un otoño y una primavera.
Encontró un arcoiris
Un castillo de arena.
Un imposible,una quimera.
Y una guitarra de seda....
Luces de bohemia.
Lluvia de colores.
Nostalgia ...de almendra.
leer más   
13
11comentarios 58 lecturas versolibre karma: 114
« anterior1234529