Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 749, tiempo total: 0.021 segundos rss2

Mi pueblo

Dicen que es el agua
de sus manantiales,
dicen que es la calma
en sus días primaverales..

Dicen de su playa
que en abril desmaya,
que de un rojo eterno
el sol tiñe sus rocallas.

Dicen que es un pueblo
con más de mil batallas,
dicen que el recuerdo
permanece en sus murallas.

Quizás lo primero
que me viene al alma,
es un mundo entero
de ilusiones en la infancia.

Dicen que en invierno
las estrellas bajan
y alumbran el cielo
de esa aldea renacuaja.

Dicen que exagero
porque esta es mi casa,
dicen que si muero
me pondrán aquí una estatua.

Y yo solo quiero
ver su puerto al alba,
sentado en su ladera
de moqueta en flores malva.

O con mi velero
recorrer sus calas,
casi que prefiero
no perder de vista nada.
leer más   

etiquetas: pueblos, aldeas
7
3comentarios 31 lecturas versoclasico karma: 95

Nuestro Fuego

Con el frío,
los barrios altos
huelen a leña
quemada

los bajos,
al fuego
más carnal.

Cada uno se abriga
como quiere
o puede,

en Invierno.
16
12comentarios 57 lecturas versolibre karma: 96

Ͼἇ₱ἇ₰ Ðἕ ϾłἕŁØ (Colaboración con @Constanza_Everdeen, @rebkTD, @delaotapia)

Llevaba varias capas de inviernos,
pero se sentía desnuda
cuando la dejaba sin palabras.

Rascando la escarcha de la espera,
cada fonema que ella latía
él la recogía con mimo para guardarla
cual perla en el cofre de su pecho.

Sus labios no murmuraban tanto
cómo lo hacía su piel,
cuando cada poro recitaba una sílaba
en la poesía de su entrega.

Sus manos balbuceaban torpes caricias,
sus ojos tintineaban miradas saltarinas,
el reloj de su miedo incendiaba el tiempo.

Ah! El tiempo...
que hoy me grita su ausencia
mientras mis sábanas se baten en sollozos
y se desmoronan tristes cómo su último recuerdo.

Y vuelvo ...
vuelvo a vestirme de invierno,
a deshojar cada pétalo
que protegía tu lecho...
Y Vuelvo,
vuelvo a ti, a tu recuerdo,
a mi suspiro hecho hielo
que hoy se deshace en tu olvido.

Pero hubo un tramo de cielo, donde yacíamos cercanos al mar,
enredados en lumínica concupiscencia,
corriendo a través de bosques salados, rimando los cuerpos,
el hambre, engendramos la eternidad, vivimos el poema.
leer más   
19
22comentarios 143 lecturas colaboracion karma: 99

Aquí

He acogido todas las balas que me destinaste,


Les he dado cobijo en mí corazón,


Les he ensañado lo que es el amor y que es incalculable su poder.


He recogido tus soplos con las manos de mi alma,


Les protegí de todo el mal y daño que estaban sufriendo.


He despejado el cielo en su oscuridad,


en plena tormenta para guiarte, con la luz de la luna.


He cambiado el verano por el invierno.


He recogido todas las pétalas


y he creado un abrigo para proteger la vela que encendí por ti


yo sigo aquí al lado de tu vela, para encenderla cada ves que se apague.
leer más   
13
1comentarios 55 lecturas versolibre karma: 106

Cuarenta veces invierno

Olvídate de las flores bajo la aurora de tu mirada,

olvídate del calor del café de la mañana,

deja atrás al fantasma del pasado,

ponle el cerrojo al corazón cuando salgas por la puerta.

Porque olvidas besos y te quedas con los versos, que se ahogaron en tu boca

y lloraron en tu mirada.

Porque floreces cuando amaneces pero relampagueas de lluvia bajo el insomnio.

Porque siendo fuerte te haces frágil,
porque siendo frágil aprendes a ser fuerte,
pero para ese rancio corazón ya no es fácil,
olvidar querer, sin querer la vida ni la muerte.

Has bailado sola,

las manos del tiempo han dado arrugas de brisa a tu piel,

la mirada de las nubes han dicho,

que no has aprendido a caminar,

por primero querer correr.

Y desde entonces caminas en arrabales de sentimientos marchitos,

donde los corazones vacíos se ahogan en mares de ron,

donde la cura es el dolor y la sed de aliento es insasiable,

donde mueres sin ser tu, sin ser nada, sin ser nadie.
leer más   
13
1comentarios 80 lecturas versolibre karma: 85

Haiku

Copos de nieve

descienden lentamente

luces de invierno
leer más   
20
16comentarios 91 lecturas japonesa karma: 101

Poetas...

Nos quedamos suspendidos
suspendidos en las ramas del árbol de la vida
de la vida que nos encuentra y cruza
y en el cruce del camino sin sabernos, amor…

amor del aire, del aire que bebe las letra
que el viento vuela cuando las borras
y las borras a medias, porque aún quedan
en tu memoria
y bendita la memoria
que acapara sensaciones
y desnuda corazones callados
corazones armados de poemas
poemas para ser besados
y besados por las bocas
que sedientas de pasiones
se abrazan y lloran
hasta llegar a las manos
y las manos tiemblan
y tiemblan por esas letras
que se sienten, que acarician
que regalan deseos
de humedades
y encarnan cicatrices
para dejarse sentir…

sentir mientras amor tus letras vuelan
las mías aprenden, y el aire de la primavera
calienta la brisa que fuera invierno con letras nuevas
con voces, que rozan la piel, que anudan gargantas
para que otras al leerlas, o escucharlas puedan revivir su alma
y su alma tan etérea nos llame poetas… (Lola) #poémame #poesianomada
5
2comentarios 33 lecturas versolibre karma: 48

Nuestro símbolo

Más sagrada que lo sin nombre,
inmaculada siempre te debo,
como hoja que mira a quien le encuaderna.
Cuando decides que tu cuerpo
me bese antes que tu alma,
nuestro amor forma una simbiosis interna.
Tus dedos desgarran mi corazón
como arañas mi piel,
dejando la huella de quien me gobierna.
Aprietas los labios,
masticas todos mis poemas
cuando te los susurro de pierna a pierna.
De un mundo a otro
ya no existe el espacio-tiempo:
te entrego a Dios en una sonrisa tierna.
Día a día hay batalla en mi origen,
¿cómo desposarte conmigo cada mañana?,
ni aunque me muera en lo que invierna.
Gritas para blasfemar al cielo
lo que un hombre te hace por dentro:
entregarte mi luz eterna.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
8
8comentarios 70 lecturas versolibre karma: 82

El dolor del silencio

Él siempre se va
talando el árbol caído,
arrancando la raíz,
hiriendo la tierra,
que pretende curar
con lágrimas secas
y palabras yermas.

Y tú te quedas
con la soledad ahogándote
y él con su vida en estéreo,
condenándote a guardar silencio,
a buscar un refugio,
e iniciar un encierro,
donde la noche no acaba
y siempre es invierno,
donde los gritos son afónicos
y el corazón, seco.

"Pero el amor duele",
eso nos dijeron,
masoquismo barato,
sumisión y descontento,
disfrazados de romanticismo
y falsos "te quiero".
10
5comentarios 73 lecturas versolibre karma: 95

-Sigo de pie -

Te he disparado cada bala
con la intención de dar muerte súbita
a cada uno de tus anhelos

Te he soplado con el pecho abierto
aún sabiendo que rompería la vela

Te he besado los ojos
en cada impulso que latía entre mis costillas y mi boca

He sido crucero en mar muerto
y luna sin cielo

He vestido al verano
y he desnudado al invierno

He crujido en otoño
y he deshojado cada pétalo de primavera

Y sigo aquí de pie frente a ti

y con las mismas ganas ...

¿Y tú?
¿En qué punto estás tú..,?


@rebktd
leer más   
28
35comentarios 188 lecturas versolibre karma: 96

Amé ese momento

No me place seguir
vivo el silencio muy a gusto
saboreo su lujo en cada de uno de mis segundos,
es cómo un instante que se detiene
que voltea el rostro hacia atrás
sin las cadenas de una mirada complaciente.

¿A quién le sirve una lección de culto
que ignora los pensamientos más sublimes?
las letras no se juntaron con el calor
de las neuronas más sabias
nadie lo extrañó
ninguna palabra que no leyeran
en un mundo que ignora todo y a todos.

Guarde silencio y el mundo giró
quede como un grano de arena abandonado
entre los matorrales que crecen por la lluvia
que no se detiene en un cielo que se vacía a cántaros
como un caudal de voces que llenan tus oídos
de estupideces sin ningún sentido.

Como amé ese momento
fué único en el firmamento
fué como ir decidiendo muy despacio
lo que no quería pensar antes
que las arrugas del tiempo me delataran
y tuviera que regresar de prisa
a una realidad que devora en un instante.

Me detuve como se detiene el aliento
respire lo que quise respirar
sin pedirle permiso a nadie
apile mis libros como en una pequeña montaña
con el capricho de no dejar salir sus voces
que tanto me hablan cada vez que los leo
impaciente y sereno.

Hermosa es la palabra que se guarda
en el último recuerdo de una memoria que ama
es como el último pedazo de azúcar
en un gélido invierno en la desolación de las mentiras
esas que tan acostumbrados estamos
de tener que comer todos los días.

Suspiro vacíos alegres
sonrisas sin ningún compromiso de vuelta,
me iré a la cama con la misma sabiduría
que aquilato todos los días,
es mi mejor regalo
mi tesoro mejor guardado
en el saco de las lamentaciones
que no se atrevieron a huir de mis voces internas
con eso me iré por ahora
sin la agitación salvaje de tener que hacerte feliz
en un realismo que amé en cada momento.

El mute
13/06/2018.
15
9comentarios 172 lecturas versolibre karma: 99

Yo la quería (Oda a Alida)

No sé por dónde empezar…
En realidad, no quería
Hoy cumple mi hermano,
cuarenta y nueve años de vida.

Ayer murió Alida,
yo la quería...
dolor en el alma,
el cuerpo,
ya lo sentía.
Nerea, no lo sabía
aunque algo,
presentía…

Veinticuatro horas sin verla,
luego de una corta vida
seis meses tenía…
ambas corrían
debajo del pitanguero,
en la lejanía,
mientras yo las veía.
Debajo del árbol
donde hoy yace,
junto a Nerea, corría.
Yo la quería..

Hay penas grandes
en esta vida,
amores, gatos,
queridas...
perros, conejos...
y Alida.

Seis meses tenía,
cuatro a mi lado,
llena de algarabía,
sin embargo
fue corta su letanía.
Vivió un otoño,
el invierno,
ya se cernía

Yo la quería...
5
sin comentarios 27 lecturas versoclasico karma: 75

La mejor estación

En Invierno,

el vino
abriga
y
el
amor
embriaga.
13
7comentarios 42 lecturas japonesa karma: 87

Sabor ya conocido

Me creí fuerte, me profesé firme y decidido al intentar dejarte en el valioso baúl que resguarda mi pasado, hasta sentí tener el placebo de libertad que da el olvido entre mis manos.

Te imaginé ahí, guardada y custodiada por miedos e ilusiones que como cancerberos evitaran tu escapatoria, tu libertad, tu regreso a mi mente, corazón e ilusiones.

Toda esa fortaleza concebida tras la ilusión de haberte extirpado del cotidiano, cimentando esa mentira verosímil de un olvido que en realidad no se daba.

Pero son frágiles y quebrantables la mente y el alma cuando de designios del corazón se trata, la noche y la soledad arremeten contra quien ya ha gozado de la vida en tierno abrazo; y el recuerdo... aunque se esconda en los anales y confines, simplemente brota como flor que desprevenida entre la nieve del invierno proclama primavera.

La vida y su azaroso ir y venir, de a pocos te da enseñanza, y cuando el espíritu se hace famélico, un recuerdo se dispone como manjar, como vino, como ángel al desfallecido.

Y ahí estabas tú, mi prisionera más vigilada, logrando salir lentamente día por día, con cada saludo, con cada mirada, con un simple gesto; logrando burlar a mi razón.

Un shot de vida, a este loco paradójico que necesita sentir el dolor para así creer estar vivo, que no concibe ni el vino dulce, ni el amor sin llanto.

Y ahí estabas, libre otra vez aleteando y dejando tu estela de encanto, ese sabor ya conocido.

David Felipe Morales
1º de Noviembre de 2015
3
sin comentarios 37 lecturas versolibre karma: 38

ҬЄГСіѺթЄLѺ ԌГіՏ

Ella cinceló el dolor
en versos de puño cerrado,
palabras clavadas
en la cruz de su corazón,
exudando la traición
en gotas de tinta saladas.

Caminando con la piel
de la soledad
en terciopelo ceniza,
con el corazón a la pata coja
alquimió sus latidos
en haces de luna.

Amontonó los porqués
hasta hacerse una cabaña,
encerrando el pasado,
dejando el futuro fuera,
invierno de cristales.

Campana muda
de tañidos reseteados
entre salitre y lava.


Se enseñó a caminar
poniéndole candado al cielo,
a llover en sus pies,
a tatuar sus cicatrices,
a alejarse de sus manos,
dejando escapar noviembre
a través del sumidero del miedo.

[Terciopelo ceniza en algún lugar mirando al norte…..]

αméη
leer más   
12
10comentarios 71 lecturas versolibre karma: 105

Así te amo, con este amor

Como en esta noche te sufro
como en esta noche te extraño
pido al cielo por tu sonrisa
y verte muy pronto a mi lado.

Eres el árbol que da sombra
al cansado andante
que bajo el sol ha caminado.

Eres agua bendita que se derrama
sobre lo querido y amado.

Eres tierra que dice “aquí estoy”
y sostiene las pisadas.

Eres señal que guía los pasos
del indeciso o perturbado.

Así como árbol, agua, tierra y señal eres,
así como esas cosas, simple yo te quiero,
dándole olor e impregnándote en mi vida.

Que seas parte mía,
quiero ese destino para nosotros.

Que nos vean otros,
simples, sencillos, amándonos:
como ama la luz a los ojos
y las palabras a la boca,
como ama el invierno a sus fríos y lluvias,
y el otoño a sus hojas caídas.

Como ama la primavera a sus flores
y sus aromas,
como ama el sueño al dormido
y la tristeza al abatido.

Con amor de rico, con amor de pobre,
con toda clase de amores,
humilde, egoísta,
amor solo tuyo, amor solo mío:
amor nuestro.

Con el amor oscuro de callejones
sin nombre,
con el amor de la gente,
con el amor de los hombres.

Con amor angelical, de cielo infinito,
con amor terrenal, escrito y transcrito,
con amor callado y amor a gritos.

Con amor original o cotidiano,
con amor conocido o extraño,
con amor sutil y suave
o con amor escandaloso o impulsivo,
con amor activo o pasivo,
con amor que espera esperanzado…
por ti.
12
8comentarios 93 lecturas versolibre karma: 96

*El invierno con sus manos frías* (poema y haykú)

El invierno

trae en sus manos frías

notas de melancolía.

Tus besos se hacen agua

pero su fuego perdura.


Duele más tu ausencia

en invierno.

El corazón se sienta congelado

en su banca solitaria,

sus fríos y escarchas

penetran el alma desolada

y llueve...

llueve en nostalgia de nieve.


Haykú


En el invierno,

cae escarcha en las ramas.

Congela sueños...



Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
10
5comentarios 93 lecturas versolibre karma: 81

Tu presencia

Cómo nace una primavera
que nunca fuere soñada
por los fríos del invierno
ni los rescoldos otoñales.

Que poco sabe la oruga
de las alas dibujadas
ni en su comer de bocetos
ni en engordar de pañales.

Como en primavera las brisas
y sus luces de temporada
tu presencia es mi señuelo
de que tu calor me añades,

para que las mariposas nazcan
y nos broten todas las flores.
leer más   
10
2comentarios 26 lecturas versolibre karma: 90

Verano

El azul del verano
hacía juego
con la claridad
de sus ojos
y la calidez
de sus manos.

En su sonrisa
guardaba un secreto,
y en su pecho
el deseo mojado
de besar el fuego
de una noche
de verano.

Pero aquí,
donde la fisura
del invierno,
en la penumbra
que me alumbra,
nunca es verano.



©Alejandro P. Morales.
leer más   
11
4comentarios 72 lecturas versolibre karma: 106

Payaso triste

Rogaría valentía y talento
que entendiera tus puntos suspensivos.
Aquellos que congelan el momento,
la risa y la caricia; tan esquivos,
muriéndose en un abúlico y lento
padecer de finales corrosivos.
Puntos suspensivos que son ocaso
de este amor con semblante de payaso.

Payaso de torcido y triste gesto...
¿qué queda tras tu mueca de indolencia?
Si la espalda es el rostro superpuesto,
y el tiempo desnudó la convivencia
vistiéndose de invierno descompuesto...
¿qué queda…? si hasta muere la paciencia
¡¿Qué queda cuando ya no queda nada?!
Sólo frío, sobre mi piel helada.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/06/10/escribe-tu-relato-de-junio-i-con-las-pala
11
10comentarios 76 lecturas versoclasico karma: 97
« anterior1234538