Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 881, tiempo total: 0.036 segundos rss2

ESPERANZA DE VIDA - Poema a la madre tierra

Esperanza de vida



Mundo en escasez
ciencia en vejez.
Tecnología que avanza
planeta sin esperanza.



Ciudades con riqueza
flora y fauna en pobreza,
donde reside la corrupción
habita gente sin parcela.



Agua cristalino infectada,
aire impuro intoxicando seres,
bosques talados por los hombres.
Montañas que claman
ruinas por tu afán…
Fe de esperanza a la quimera,
esperanza de vida.



El aire da aliento de vida,
la tierra mantiene, alimenta.
El agua da salud, limpieza.
Naturaleza prospera al universo.
¿Y a cambio que le dimos a Dios?



En oriente y occidente
primavera, verano, otoño
migajas del invierno…
Fe de esperanza al ecosistema,
esperanza de vida.



Gotas de agua producen océanos,
solidaridad que enciende luz en los seres humanos.
De una semilla crecerán árboles y bosques,
brotará esperanza de amor en nuestros corazones.



Shane Spielrein
All Rights Reserved
Gracias por sus lecturas.
leer más   
10
1comentarios 38 lecturas versolibre karma: 118

Noche azul atascada de lirios...

La luna en su butaca mora
Noche azul atascada de lirios.

Es invierno
Y camino por calles amplias
Y pienso en el sol caribeño.

En el Chile austral
Nos abrazamos en el mas cálido frió.
leer más   
8
10comentarios 108 lecturas versolibre karma: 103

Amira

Amira es ola que canta,
es galerna de voz clara del invierno,
vuelo en espiral de las gaviotas libres,
claro mágico en el confín de un bosque,
árbol que camina inquieto.

Amira es orbe abierto
del pasado y del presente,
hoguera de las noches del desierto,
silbido de nubes blancas,
pared azul de cielos.

Amira es la esperanza
de su espíritu posado entre los cestos,
es risa entre una multitud de prisas,
rama de verde olivo,
frontera abierta hacia el recuerdo.
12
4comentarios 79 lecturas versolibre karma: 110

Si he sido algún día

Si he sido algún día,
protagonista en tus sueños,
entonces valió la pena
mirarte con el alma,
y recorrer el camino trillado,
solo sintiendo la brisa
despeinándome el silencio,
tú y mis pensamientos
tejiendo juntos las letras,
las que me despiertan los versos
cuando adormilada sueño
mecida por tus palabras
que me provocan anhelos…

…remembranzas del pasado
que iluminan los momentos
que se quedan ya fijados
aquí, aquí muy adentro.

Se que me besarás sin recelos
y adornarás con luciérnagas,
nuestros días en el invierno
y plantarás nuevas rosas
en nuestro jardín aún desierto.
leer más   
13
14comentarios 145 lecturas versolibre karma: 99

Pensándote

Me derrumbo pensándote
Pensado que alguna vez me querrás
Igual que yo a ti
Pensando que alguna vez
Aunque solo sea en sueños
Yo sea tu instrumento
Y tu el músico que toca cada una de mis cuerdas
Naciendo notas de este amor
Quiero que sepas aunque solo sea una vez
Que padezco no tenerte
Que siento rabia, incluso de mi
Por no ser lo suficiente
Que llega el invierno y hace frió
Y el invierno siempre será más frió sin ti
Que escribo para aplacar el dolor que siento
Por no poder imaginarme
Ni siquiera una vez
Sin ti
4
2comentarios 30 lecturas versolibre karma: 53

Cuando escucho tu canción... Autores (@rayperez y @Cleme_Eternamente)

Cuando escucho tu canción
en ese instante como sublime deseo te pienso
y busco el reflejo ondulado del eco
en el radal de los impulsos sonoros
que espiran contra viejos muros,
apostados en tu boca dulce, boca.

¡Manantial fresco de aguas exquisitas!!!
que son reflejo del decantar dulce
de tus ojos que florecen en las tardes
de frío invierno con fulgores de
tibieza soledad.

Esa soledad que nos abrigamos
para enmudecer al silente silencio, de ese
silencio busquemos la bendita inspiración
cierra los ojos por un momento
déjate llevar por la sinfonía de Bach
el aire se enreda en las puntas de los sésamos
sol brillante......... dulce armonía
gravita sobre mi húmedo cuerpo.

La espera ha sido larga y extenuante
te esperé en las hojas del calendario
te esperé en el cielo estrellado de Neruda
y en la bruma espesa de los pensamientos
te esperé en el huerto atestado de flores amarillas
y en el retablo oculto de los deseos incumplidos.

En esta noche de melodiosa armonía
en la almohada que muerdes cuan deseo
reprimido el tesoro de tus respiros…
riégalos con el néctar divino que tengo
guardado para ti como un inmaculado
pensamiento que la infausta luna gris,
 abonó con sus suspiros, que pasaron
inadvertidos en los pórticos de los ancestrales
molinos antiguos.

Mordiéndome tus fecundos labios amatistas
saboreando la raíz de tu dulce néctar;
néctar del deseo prohibido que habita en el aire
tentación oculta e infinita... mujer de tez blanca
y pura, mis átomos negros ya no se notan
ausentes.

Atrás quedan los días sin sombras
atrás quedan la incesante lluvia desprevenida
atrás quedan las estrellas sin lumbre
hoy solo tenemos dos cuerpos sutiles
surcando un cielo azul envuelto en dulces
nubes blancas, embalsamadas de deseos.

@Cleme_Eternamente
@rayperez
leer más   
12
9comentarios 101 lecturas versolibre karma: 105

Quiero dibujarte con mis manos…

Quiero dibujarte con mis manos…
con mis manos de artesano
cargadas de huellas... que
ávidos de deseos, quieren
pintarte antes que despunte el alba.
Soy el único que te espera
y anhela, encontrando
nuestra verdadera identidad
sin fronteras...

En el cajón de invierno
tengo mi carmín de granza
mi pulso perfecto lleno
de gozo pinta una línea
oceánica por tu perfilada
y pecosa nariz.

Embadurno mi dedo índice
con amarillo ávido para
bordear el eje imaginario de
tus profundos ojos y descanso
en tus rosadas pupilas, océano
de lágrimas y algas marinas...

Sutilmente abro los causes a
mis ríos y riveras, empapando
mis manos en la paleta de azul
marino, como lo hace la ninfa
del mar a sus estrellas y corales.

Tus pobladas pestañas
abanicadas, las tengo ubicadas
las he rayado con el negro intenso
y el suave aroma a dulces
…………………sueños,
ahora sutilmente
parpadean y excitan
mis sentidos.

Mientras prosigo en mi insomnio,
repaso el círculo perfecto de tus labios,
que me seducen a estampar
con mi pulgar derecho…
la firma que selle tu canal de
puertos y costas permitiendo
que mi velero trasiegue
……………sin esfuerzo.

¡Oh amada mía!
Deja que mi estuche secreto
de pinturas donde guardo mis
desvelos se escandalicen y
resurjan del realismo mágico todos
los colores y así encontrar…

los olores de fresa orgásmica
que atraviesan universos..,
leer más   
15
10comentarios 102 lecturas versolibre karma: 111

Camino al sur

Las extrañas dudas que me vienen sobre ti
son de mil telarañas...
duelen y duelen de verdad.

Más que el frio
son cicatrices que lloran
sin un final cierto.

Tembloroso es el cuento y
las palabras mal dejadas.

Las cobijas ardientes se marchitarán.
Y el fuego
de lo que fuimos
en la nieve.

Yo lloraré. Espacio y tinta.

El viento se lleva letras
y espacios como tú.
La hojarasca es el suelo blando por el que pisas tú.
Te vas dejando al invierno
Y en el invierno, inevitablemente yo.
leer más   
13
4comentarios 52 lecturas versolibre karma: 108

Amor a primera vista...

Fue un amor
a primera vista
ese día…
el cielo azul
se confundió
con un rojo esmeralda
la tarde parecía
una sombra de invierno
el sol en su sitio
volteó su mirada
al firmamento
fue un amor
a primera vista.
leer más   
9
4comentarios 49 lecturas versolibre karma: 95

No creas que te olvido...

No creas que te olvido
a pesar del silencio,
y cerrar las persianas
por llegar el invierno,
es quizás instintivo
como un dulce reflejo
que detiene las almas
y acrecienta los miedos,
porque sé y soy consciente
de que estamos muy lejos,
que la edad nos separa,
y la vida y el tiempo,
es por eso, si acaso,
que un gran bien te deseo,
y prosigas tu vida
muy feliz, sonriendo...

Aunque nunca confiese,
en el fondo te pienso,
añorando tu risa
y el sabor de tus besos,
y hasta cierro los ojos
y en el fondo te veo
compartiendo un abrazo
de mis brazos traviesos,
y es que van tus pupilas
en las mías, muy dentro,
tus latidos febriles
dan el ritmo a mi pecho,
y no puedo evitarlo
ya que es lo que siento
y aunque no te lo creas
es a ti a quien quiero...

"...No creas que te olvido
por antiguos recuerdos
ya que sigues latente,
cada día, en mis versos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
03/08/18
9
6comentarios 66 lecturas versoclasico karma: 85

Final

Será quizás que nuestros destinos no estaban unidos y nunca lo estuvieron;
empero mi alma se aferraba como curita a la piel, como rocio a las mañanas limeñas de invierno crudo,
invierno que adormece mi alma, que la maltrata que no hace más que someterla a su frío final;
final que veía venir pero no lo sentía mío que sentía que iba a pasar de lado; pero no golpearme a la cara y burlarse de mi, de los dos;
los dos que tuvimos esta historia, que la interpretamos como grandes actores y que la sufrimos porque hay amores que se disfrutan y son pasajeros y hay amores épicos que se sufren y solo han nacido para eso;
eso que aún no se como quitármelo, que aún me domina y me ata; pero me gusta, no hay nada más dulce que los dolores que disfrutamos, que amamos, que lloramos.
leer más   
7
sin comentarios 43 lecturas prosapoetica karma: 82

Desastres Desiertos

Tú,
tan quieto y conmovido
adelantado por el sol del invierno y
de la primavera que viene sin avisar.

Yo,
tan inspirado y sobrio que
me niego a ser el último deseo
del que muera en tus muslos

Nosotros
desastres desiertos
leer más   
11
2comentarios 60 lecturas versolibre karma: 91

Dime silencio parte 2...

Dime silencio...
Háblame de tu soledad
y cuéntame un cuento
de estrellas perdidas
de pájaros hambrientos
de luceros sin lumbre
de sueños puestos
en el mástil de los aguavientos.
Dime silencio…
Qué haces con el viento del sur
que teje la mariposa en pleno invierno
relátame la historia de la oda
cazadora de sueños
que recorre el plano terrestre
con su fusil ávido de truenos
y atraviesa el eje ecuatorial
con su lámpara de acero.
Dime silencio...
Por qué te acuestas con la lluvia...?
titilante
abandonada
desbordada
mirada sórdida
mar andariego
que inunda la fonda de los deseos
sofá de antigüedades
de gigantes galaxias,
pálidas estrellas
amantes solitarios,
caminando sobre la descalza luna.
leer más   
14
9comentarios 78 lecturas versolibre karma: 107

Apatía gris

Voy a ahogar mi mirada
en la inmensidad
de tu cielo,
bajo la pequeñez
de mi marejada,
con sus vibraciones,
a veces chillonas,
otras azarosas,
y otras calladas.

Se visten
los momentos,
de duelo de gritos
llenos de caos,
de cienos embarrados,
de nieves perpetuas.

Carruajes atravesando
llanuras de desesperación,
y me acometen
en rabia visceral
de amargura
perpetua,
se tiñen sutilmente
de rosa y azul,
imitando placeres
de un dulce eclipse
azulado y rosáceo.

Los muebles
acumulan vida
sonambulesca,
y mi espíritu duerme
consuelo de invierno
de fina seda.

Estudio tus estrellas
tristes, negras,
llenas de misterio,
atrapando minutos
en el polvo
que traza
senderos de lluvia.

Te puedo asegurar
que hoy los minutos
están acentuados
y saltan a la comba
cuando les viene
en gana.

Bajo un cielo
de grises
sin traje,
sin sendas,
sin un girasol,
sin una hortiga
que me detenga.

Se me hunden
los pies
en un suelo
solitario,
obsesionado
al brillo
de ojos dormidos,
anclados
en un buque
sin alma.

Puedo asegurar,
que algunas veces
me siento
desbordada
de razones morales,
encarceladas
en un alma perezosa
que renegó
a su energía.

Los caminos grises
se entrecruzan
de palacios
sin lacayos,
portones
con cerrojos
sin llaves de vuelta,
y me dejo zambullir
en un baño de apatía,
con su rabia
contenida
envolviendo
mi cuerpo
en un mal sueño.

Angeles Torres
leer más   
18
20comentarios 120 lecturas versolibre karma: 103

El pequeño espacio en el que vivíamos

Recuerdos que evocan
el pequeño espacio en el que vivíamos,
tú y yo...
en aquel tiempo en que los días
eran insultantemente cortos
y las noches largas travesías por los bosques
en silencio
y con el corazón peligrosamente lleno.

Nos bastábamos tú y yo
y acaso pequeños antojos de alimentos del alma
que nos hacían, si cabe,
todavía más humanos e indefensos
en las poderosas tinieblas del invierno.

Nos amábamos,
en silencio,
sin más abrigo
que el de nuestros propios cuerpos
bañados en polvo...
exultantes de dicha.

Los sonidos de la noche
eran nuestro único nexo con la realidad
y el azar que nos había llevado hasta allí
era el del tiempo deslizándose
suave y lentamente
a través de nuestra propia historia improvisada.

Todavía siento tu respiración en mi rostro
y veo tu cara desdibujada
por millones de hechos acontecidos después,
tu cara desdibujada
a través del espejo
en el que me he proyectado desde entonces,
tu cara ausente,
perdida entre las sombras de mi propia imaginación,
aunque tus manos,
tus manos las recuerdo aún
y me acarician todavía el alma
y tu voz...
que me susurra cada mañana,
hasta el final de mis días
porque en la noche solamente queda
un silencio redondo y opaco.
leer más   
11
10comentarios 69 lecturas versolibre karma: 102

Lecturas

Hay poemas que son sólo una impresión somera,
se te vienen encima como llega el invierno.
Ni sabemos por qué ni de qué estaban hechos.
No recuerdas sus nombres ni sus rimas señeras.

Después había otros algo más atinados
pero vagos, ligeros. Y la insistencia en ellos
su acierto nos probaban en trabajados versos.
También el tiempo a estos los pasaría por alto.

Restaban esos otros que descubrimos velados
por alguna emoción infiltrada en las venas.
Esos fueron creciendo sin darnos cuenta
anclados a nuestro corazón. Enamorados.

Pasa en la vida así con todo cuanto amamos.
Pronto nos engatusan las caricias y los gestos
triunfantes. Más tarde alguien llega, tremendo
amor definitivo, al que nos entregamos.
leer más   
9
1comentarios 57 lecturas versoclasico karma: 96

Cuando Tú

Cuando tus ojos se cruzan con los míos,
las palabras parecen inconclusas,
tu sonrisa dibuja este poema,
el pecho se contrae y sucumba a tus caricias.

Cuando tu mirada se cruza con la mía,
la respiración se dilata y me elevo,
tan alto como cometa de Agosto,
como ave libre entre frailejones.

Mi sed se expande por todo tu llano,
y tú como rocío final del invierno,
me provocas hasta las raíces,
con eróticas esporas de primavera.

Me envuelvo en tu fragancia,
como oruga al final de sus días,
buscando unas alas hermosamente infinitas,
que nos lleven siempre lejos.

Cuando tus labios tocan los míos,
el tiempo tan solo es un adorno en el momento,
donde los poetas versan calaveras y rosas,
que honran a los amores furtivos bajo tierra.

Y cuando mis manos rozan el borde de tus piernas,
las manzanas no son manzanas,
contigo saben a peras.

Niorv Ogrin
14
4comentarios 79 lecturas versolibre karma: 102

Es que era tan sencillo amar...

Es que era tan sencillo amar,
que no lo vimos hasta que fue muy tarde,
hasta que el sol se ocultó
y acabó el día,
hasta que la noche nos abrazó
y nos sumergió en sus negruras,
hasta que los labios sedientos
se quedaron resecos
y hasta que el alma se dio cuenta
de que vivía en un desierto
con un rótulo que ponía:
"amor".

Y es que entonces,
cuando habíamos dejado atrás
esos momentos,
cuando nosotros marchábamos
en direcciones diferentes,
pudimos ver aquello, que de cerca,
no pudimos llevar a las pupilas,
y así los ojos lloraron ante la lluvia
que caía,
ante el sol que daba vida y color
a las personas, a las plantas,
a los campos, a los mares,
a ese inacabable etcétera de cosas
que merecen verse y contemplarse
porque las mismas hacen tilín en el alma
y hasta son capaces de arrancarnos un suspiro
y de hacernos llorar de emoción.

¡Y qué decir del amor por los niños,
por los mayores, por los que nos rodean,
por la familia, por los amigos...!

Es cierto que una vez fuimos niños
y buscamos el amor inútilmente,
porque el amor iba con nosotros
y no lo sabíamos.

Es cierto que lo perseguimos de jóvenes
en el sentimiento a la persona amada,
y también a la vida,
a la que nos íbamos acercando y descubriendo,
y quizás creímos tenerlo
y poseerlo, en algún momento,
pero puede que fuera la ilusión y la utopía,
lo que cegó nuestros ojos
hasta que un día nos encontramos solos,
navegando en un barco a la deriva, por la vida,
sin fijarnos en que unas gaviotas nos seguían
y que la luna lloraba en el cielo
y las estrellas se estremecían,
y las olas se mostraban impacientes
y las resacas aumentaban su sonido
de protesta en bajamar...

Y es que era tan sencillo amar
que tuvo que llegar el otoño
y, casi, cuando estábamos ya en el invierno,
nuestros labios murmuraron esa palabra: "amor",
y todo lo que nos rodeaba cobró vida,
pero una vida que se escapaba,
que se marchaba de entre los dedos,
que estaba ahí, precisamente,
en la cara que devolvía la imagen
en el espejo,
y en las otras caras de esas imágenes
guardadas celosamente
con la etiqueta de recuerdos
y nostalgias...

¡Amar, amor...!, Qué fácil hubiera sido todo,
si ayer, como hoy,
nos hubiéramos dado cuenta de tu existencia,
de que estabas a nuestro lado
en lo que teníamos,
en lo que nos rodeaba,
en las personas que amábamos,
en las que odiábamos,
en el cielo y en la tierra
y hasta en los benditos sueños,
de aquel entonces,
que llamábamos inocencia.

Rafael Sánchez Ortega ©
27/07/18
14
4comentarios 97 lecturas prosapoetica karma: 97

Llora la noche

Escucho el llanto de la noche
llorando el dolor de tu recuerdo,
gime el viento su nostalgia
desgarrando las hojas de tus besos.
Los labios han quedado mudos,
ahogando las palabras
que nunca se dijeron.

Desde mi ventana
veo llorar la noche
reclamando al invierno
el calor de tu sonrisa,
Se deshielan las manos
pues se han vuelto secas,
atrapadas en el pasado
que cruelmente se aleja.

El silencio recorre la desnudez de la noche
queriendo beber su melancolía,
han quedado fundidos los dos,
han quedado atrapados por siempre.

Llora la noche tu risa de encanto,
que como ladrón se entromete
en el sueño del mar adormecido
por la quietud del canto de las olas
que lloran tu partida

Llora la noche tu recuerdo,
como llora una madre en busca de su hijo,
la luna mece a la noche entre sus brazos,
amándola con ternura
para calmar su agitada respiración,
para besarla en los labios que se secaron
por la ausencia de la risa de magia.

Llora la noche tu ausencia
que ha quedado fija en las pupilas de mis ojos,
por esa luz que siempre iluminó
el sendero de las calles vacías,
porque cada rincón del corazón
reclama la soledad de tu partida

Llora la noche su llanto incontenible,
queriendo atrapar la tersa luz de tu mano,
se escapa la esperanza, se vive el olvido,
se espera un mañana incierto,
se quiebra la voz de la sombra de la noche.

Respira la brisa porque llora la noche.
Es inevitable que llore la noche,
porque extraña la luz.
Y yo sigo vivo… porque lloro tu recuerdo.
leer más   
5
sin comentarios 35 lecturas versolibre karma: 76

La vida...

Me diste vida,
con luces y colores,
en primavera.

Luego en verano
seguiste renovando
tanta alegría.

Llegó el otoño
con magia, colorido
y gran nostalgia.

El padre invierno
también llegó y dejó
sus barbas blancas.

Así es la vida,
relevo de estaciones
que no regresan.

En el andén
las vemos como pasan
y nos superan.

Pero la vida
es mucho más que un verso,
es cada instante.

Por eso digo:
"vivamos del presente
cada segundo"

Y si no basta,
soñemos como niños,
sin tener miedo.

Rafael Sánchez Ortega ©
28/07/18
16
4comentarios 107 lecturas versolibre karma: 110
« anterior1234545