Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 822, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Tú.

Tú;
piel de otoño.
Manos de primavera.

Tú;
vida que se asoma,
por entre sentires enredadera.

Tú;
pupila de verano.
Que florece y me devora,
al amarme entera.

Tú;
profundidad de invierno.
Sensibilidad de plenilunio en penumbras.

Tú;
al que yo amo,
Y sonrío,
cuando persivo y me alumbra.

Tú;
adulto niño,
Sabio de voces y silencios.
Que te disfrazas de casual,
e irradias infinito.

Tú;
libertad,reveldía,rocío.
Hoy te regalo mis estaciones.
Para tí me desnudo hoja por hoja.

Tú;
árbol de mis sombras.. ....
Pasión alondra.

Tú;
estación de la inmensidad.
Soy tu punto equidistante,
por el que contemplas inconmensurable.

Tú;
mi sol.
Mi luna.
Mi verbo.

Hoy te pinto entre bosques;
en tí descubro mi lado salvaje.

Tú;
mi vida;mi arena mi valle ...
Eres mi mar,mi geometría,mi aire....
leer más   
6
6comentarios 48 lecturas prosapoetica karma: 92

Humo tóxico

Humo gaseoso tóxico,
fueron tus promesas de papel.

Humo que quemaba mi sien,
humo que me abrasaba la piel y los labios.
Humo que destruyó mi corazón.

Ya no quiero tus promesas humo gris,
¡Estoy intoxicada con tus mentiras radioactivas!

Quiero descontaminarme de ti,
limpiar mi piel de tus hollines malsanos;
purificar mis ilusiones de esta experiencia gris.

Hoy quiero respirar aires nuevos de libertad,
¡Volver a creer en un amor de verdad!

Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
12
13comentarios 83 lecturas versolibre karma: 131

Nuestra venda

Te vi vestida de muerte y a mi vestida de luto.

Sé que eras fuerte aunque no te acompañara la suerte.

Eras puro diamante pero te vendiste a la sociedad, tú no necesitabas su aceptación, necesitabas paz, la misma que encontré en ti cuando te conocí, menos mal que apareciste, sin ti me hubiera hundido y al final fuiste tú la que cavaste tu propio hoyo, que ironía.

Doy por hecho que te hartarías de la misma piedra, de tu continua caída y te quedaste atrapada en el suelo.

Solo puedo decir que eras puro hierro, ya oxidado por la incesable tormenta. Dejaste de escuchar el cantar de la libertad, de tener verano, otoño, primavera...
(Se fueron contigo en la interminable lluvia)

No te voy a mentir, me hiciste sufrir, hoy en día me acuerdo y vuelven a revivir los únicos sentimientos que trae consigo tu partida, todavía duelen, no se superan pero tampoco se demuestran, solo se observa una fachada hecha por piedra sin color, pero si sigo aquí no es mera casualidad, es por ti, por tu huella marcada en mí.

No vistes que tenías límite, que si lo traspasabas había una caída de mil metros , intente quitarte la venda, intente que vieras el borde antes de que cayeras al vacío pero el nudo se apretó demasiado, demasiadas manos ajustaron tu venda, solo yo quería que vieras.

Perdóname, no lo conseguí, el problema fue que yo también estaba ciega (de tanta oscuridad).
leer más   
10
sin comentarios 48 lecturas prosapoetica karma: 107

El festejo de las mariposas

A la simplicidad de las sonrisas,
la tuya y la mía,
que se funden
en la misma melodía.

Y a esa gravedad aparente
de cada tormenta que pasa
y no deja atrás destrucción
en el umbral de la cama
sino nuevas esperanzas.

Y a tu reflejo en mis pupilas:
ese que siembra lágrimas a veces
y otras me anima
en las noches de escalofrío y pesadillas.

Y a los cuerpos que anhelan
por siempre tener unidad
y el vuelo de las mariposas.
leer más   
15
7comentarios 76 lecturas versoclasico karma: 128

Eres y serás

Fuiste eres y serás lo
mejor de mis recuerdos,
mi mentira y mi verdad..
Eres la realidad oculta
en la poesía,eres mis
noches ,mis días ,mis
veranos en febrero ,eres
mi rosa y yo el reo que
no quiere libertad...
Eres la casualidad más
hermosa que he tenido,
eres deseo cumplido,lo
que anhelo ,lo que ansío
y lo que siempre he de
amar ......
leer más   
14
12comentarios 92 lecturas versolibre karma: 138

Poeta: Que la trinchera sea nuestros versos

Llamo a esa Generación Rota,
a ese grupo de poetas que buscan dominar las letras,
un hueco en esta España yerma,
un arrebato de sueños entre difuminadas izquierdas.

Llamo a Eleutheria
y a Marta Synés
para que me muestren
la fuerza de todas las mujeres.

Llamo a Bolibic
y a Saudade
porque la resistencia y las libertades
van de la mano de los sentimientos personales.

Llamo a esa Generación Rota
que busca al calor de sus notas
un rincón entre tanta soledad para que les acoja,
un refugio para huir en ciudades que nos abandonan.

Llamo a Kosti y a Escerezan
porque no hay revolución sin ideas sinceras,
no hay belleza sin la soledad que nos apresa,
no hay alegría sin levantar trincheras.

Llamo a Grecia y a Lura,
al amor, a la amistad, al sol y a la lluvia,
a la naturaleza y los barrios, a quien trabaja y a quien estudia,
a quien realiza donde y cuando puede contracultura.

Llamo a esa Generación Rota,
a ese grupo de poetas que logran luchar con todas sus fuerzas,
que construyen poesía a pesar de que no sea de altas ventas,
que todavía tienen esperanzas para aspirar a que la libertad sea nuestra.


Gracias por evadirme tantas veces con vuestra poesía.
12
6comentarios 77 lecturas versolibre karma: 136

México

"¡Independencia!", tú lo gritaste,
cuando humilde fue tu valor,
de pronto la contienda no fue nada
con espada en mano, la batallaste.
Después, de regreso, la fiesta felicitaste
con vino tinto, tequila y chile picón,
por el amor a la libertad,
por el amor a lo que lograste.
Rojo furia, henchido te lanzaste
hacia los enemigos impuros,
pobres de ellos que no sabían de ti,
y por fin, tu tierra conquistaste.
De blanco luego te casaste
con la tan valiosa libertad,
miles de hermanos a la vez,
contigo mismo te encontraste.
Verde esperanza, así reza lo que pensaste,
y tu bandera ya formada,
con el águila de la victoria:
¡viva México!, así lo firmaste.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
12
2comentarios 67 lecturas versolibre karma: 128

Besos amor y olvido

Son las tres de la mañana y no puedo dormir, doy vuelvas en mi cama enciendo la radio, todas las estaciones pasan la misma canciones, observo la ciudad sigue despierta, me sirvo una copa de vino, salvo a recorrer por la noche todavía siguen aviso de amor en las paredes, me detengo en cada esquina y veo que no hay privacidad todo lo que grabas salen por youtuve.

En este siglo 21 si quieres enamorarte tienes que comprar libros, el amor se inventaba era una fórmula silenciosa que nadie nos explicaba, que ni un químico puede explicar, el regalo perfecto es para estar juntos no existe, y las mentiras siempre encontrar su verdad.

Los regalos van y vienen sin parar, siempre los besos, eran primeros nos olvidan de los demás, todavía la humanidad no evoluciona somos cavernícolas en el amor, cada amanecer era como un paraíso, en nuestro lugar amarnos no había religión, ni tampoco nombre, las fronteras se derrumban cuando hacías el amor.

Siempre pensábamos que eras dos, en este mundo empezaban los apodos y nos olvidamos de nuestros nombres, había aroma de amor en nuestra habitación, nunca decíamos te amo, el veneno de la pasión fruía para seguir amándonos.

Pero un día se va perdiendo la libertad de amar, comenzaron las cadenas, cambiamos todo, ocupados para vivir en el presente que nos olvidamos en el futuro.
leer más   
3
1comentarios 25 lecturas versolibre karma: 47

Los sonidos del viento parte 2

Rescatemos el mar azul
levantemos
la proa
y vamos a surcar
otros mares
y alcanzar la libertad.

Alcancé mi destino.???


Los sonidos del viento...

Sueños aletargados
en la
memoria

el viejo barco
resiste...
son retazos
de un cuento
son otros tiempos.

@rayperez
Ramón Pérez
15/09/2018
Cabimas, Venezuela
leer más   
15
8comentarios 76 lecturas versolibre karma: 128

Sabes a Libertad

Surco el mar en tus ojos de esperanza
rozando con los dedos la salitre que se levanta
e impregna mi piel
dotándome del aroma ese
que dices que tanto me caracteriza.

Susurro a la noche las horas para volver a sentir tu ser
y tu voz que me acuna cada mañana,
los atardeceres bañados por girasoles te dan un toque preciosista
como de acuarela recién pintada
con el fondo de la Ría brillando en tu mirada.

Bailo en los días de lluvia
pisando charcos, levantando viento,
sintiendo en mis labios tu aliento
invernal bajo el calor de mi sonrisa sabor verano,
esa que hace que juntos creemos un otoño eterno.

Atrapo los versos al vuelo como quien recita amaneceres
y el horizonte te precede levantando destellos
de besos y abrazos
acunándonos en cualquier banco o en la misma hierba
que llena de verde el cielo y de frescor el amarillo de los rayos.

Buceo jugando con el tiempo
atrapando el momento
sacándole los colores a los sentimientos.

Descanso sobre las rocas de cualquier acantilado
con decenas de cormoranes desfilando
entre los recuerdos de amarnos.

Surco el mar entre tu risa,
frágil caricia,
artística vida,
viaje sin rumbo de ida por las calles de la Poesía
14
6comentarios 62 lecturas versolibre karma: 125

El amor es rojo

El amor es rojo, de carmín mordido
y tiene la falsa pretensión de cambiar la vida
¿A quién entregaste el tiempo?
porque la libertad es carcelera de intenciones,
una línea que si la sobrepasas hay otra línea
con un ejército de felicidad y largo invierno
y hay disparos y una última bala
¿Quién necesita la revolución?
¿El que tiene alas?
porque los que tienen más alas esperan,
vuelan para ver que nadie se acerque donde no están,
porque no preocupa que dos vayan agarrados de la mano,
ni el sabor de sus canciones con velas encendidas;
preocupa que haya quien baile con los árboles,
que su silencio no descubra lo que canta
y es entonces cuando cargan sus armas.
21
5comentarios 122 lecturas versolibre karma: 117

Hacia la mar

Cuando la mar te llame
acógela,
sumerge sus ribetes verdes
en tu regazo blanco de esperanza.

Ella te conoce,
mujer de historias y candelas,
ella te espera,
mujer de cintura encrucijada,
mujer de aire y temporal.

Cuando la mar te llame
contesta a su clamor con tus suspiros,
y resta su agonía
para sumar con tiento
en los resquicios de su costa,
sobre el puerto,
bajo las corrientes que dominas,
mujer de estigmas.

Cuando te acaricie elevarás el vuelo
con el cabello recogido
y la mirada abierta,
con alas de recuerdos
de extremidad de seda,
con la poesía envuelta entre las telas
de tu Mundo cubierto a tiempo lento.

Pintarás con tus dedos huellas
de amante de proverbios,
trazos blancos en tus playas,
rayas que hasta el horizonte alcancen,
pintarás con serenidad tu estela.

Serás tú,
desde tu soledad descalza,
calma entre los nidos de sus grietas,
la que eleve con sus manos
las caídas estrellas,
la ventura de los astros.

Cuando la mar me llame
nadaré con nuevas aletas viejas,
remaré con presentes viejos remos,
ausente en los minutos
fundidos como cera.

Resbalará el agua entre mis manos,
capturaré sus gotas nómadas,
recogeré la brisa tibia
en el horno de mi pecho,
la libertad de temporal alborotando
la oscuridad revuelta
de nuestro vendaval secreto.

Seré yo
longevidad de frases sueltas
entre la sal de marejadas,
con el Sur entre mis cejas,
y tus estrellas
los círculos concéntricos del tiempo.

Seré yo
en la espesura de las algas
enredadas en mis brazos,
cuerda dúctil que me aferra a las ideas
de mil nudos amarrados
a las nuevas experiencias.

Seremos la anciana mar
de pausado nuevo paso,
calmo clamor antiguo renaciendo.
15
4comentarios 58 lecturas versolibre karma: 122

Miradas

Amores que mirando de soslayo
buscan refugio en otros apartados lares
sonríen sin pensar en lo que hacen
destruyendo a solas sus promesas nupciales.

De hierro las que miran sólo a un hombre
débiles las que tienen más miradas
sumisas las que esconden sus patrañas
libertas las que permiten ser amadas.

Charly
leer más   
3
sin comentarios 18 lecturas versoclasico karma: 42

Cuando te vayas, cuando me vaya...

¿Y qué harás cuando me vaya?
¿qué camino tomarás?
cuando falle la memoria,
¿entonces me olvidarás?

¿Y cuál sería mi sendero?,
si la vida nos separa,
si tú te marchas primero,
¿qué el camino me depara?

¿Se extraviará tu memoria,
en tus noches de desvelo?
¿volverás a nuestra historia?
¿preguntarás por mí al cielo?

Huyendo a la soledad,
tratando de refugiarme,
al sentirme en libertad,
¿terminaré por odiarme?

No sé si podré pensarte,
ni sé qué pueda sentir,
¿será que voy a extrañarte?
¿me dolerá tu sufrir?

Acaso en la obscuridad,
mi soledad aún te ocupe,
esa es mi debilidad,
quizás eso te preocupe.

Tal vez no nos quede nada,
o se conserve un momento,
congelado en la mirada,
de nuestro último aliento.

Nuestras almas vagarán,
no volverán a encontrarse,
el pasado enterrarán,
en la intención de olvidarse.
leer más   
8
sin comentarios 46 lecturas versoclasico karma: 95

Inmolación

Una ciudad desmedida sobre una religión de acasos;
el pensamiento, tan fugaz
en la imaginación de una rosa marchita.
Superstición.
El filo de la soledad
corta el mundo entre sombra y sombra.

El beso amortajado en otro beso; antes
cielos en una luz misteriosa.
El cuerpo no tiene hogar dónde supere
sus días de libertad
¿Adónde correr?
¿Dónde ir?

Si de hinojos pactar una reconciliación
y volver a empezar,
echar raíces
sin días,
fechas ni calendarios.

Desde azules espejismos a deshoras;
NO tirar la toalla
en la tierra que nos vio nacer.
–No sumisión-
si no hay olvido en la memoria.
leer más   
15
10comentarios 93 lecturas versolibre karma: 128

Alma Fugitiva

Alma fugitiva que quieres marcharte
Abandonando tus pesares,
Ahondando tus dolores,
Desvaneciendo caras,
Memorias y promesas
No reclames libertad
Pues en prisión habitas;
No busques gloria,
Porque en el abismo vives;
No exijas amor
Pues en el odio existes;
No busques paz
Pues en la guerra te hallas.
Mirad que aunque de dolor te llenes
No borrarás tus penas,
No cambiará el pasado,
Ni enmendarás errores.
leer más   
4
1comentarios 19 lecturas versolibre karma: 76

Vuela conmigo

Cada día acudía al mismo lugar para poder observar el maravilloso espectáculo.

Admiraba su hermosura, la brillante gama de colores de sus plumas, su elegancia al volar, las acrobacias que hacían todos juntos en el aire.. Pero, sobre todo, esperaba para verlo a él.

Era absolutamente increíble.
Aquel papagayo de pico elegantemente curvado, pecho del color del sol y alas azul turquesa, la dejaba sin aliento con solo aparecer en el firmamento.
Diariamente esperaba que llegara el momento en que se recortaba su figura en el sol del mediodía, y se acercara majestuoso hasta la rama dónde ella, y su pequeño y agitado corazón, aguardaban. Entonces pasaba por encima volando, daba un par de vueltas y desaparecía; repitiendo un ritual diario que ella no alcanzaba a comprender.

Soñaba con acompañarlo en su vuelo. Practicaba durante horas para mantenerse en forma: debía ser muy veloz para poder estar a la altura de un pájaro tan fuerte. Pero se sentía muy estupida, creía que él nunca se fijaría en ella…era solo una pequeña golondrina de plumas oscuras y vientre color arena, pero con fuego en el corazón: el mismo que decoraba las plumas de su cabeza y mentón.

Un día se lanzó a volar con él. No lo pensó, simplemente lo hizo. Sabía que la vida de las golondrinas es muy corta y no la pasaría agazapada en esa rama.

Y así pasaron muchos días.
Ella volaba a su lado, feliz y risueña, mientras él la miraba de reojo, cada día más intrigado por saber de aquella pequeña avecilla.

– ¿ Por qué lo haces? – Preguntó él intrigado.
– Disfruto volando a tu lado. ¿Por qué lo haces tú?
– Estoy cautivo en este zoológico. Mi trabajo es participar en este ridículo espectáculo. Me alejaron de mi hogar cuándo sólo era un polluelo. Ya no recuerdo lo que es la libertad.
– Pero tú también puedes ser libre, solo tienes que volar conmigo lejos de aquí, hacia el Sur…
– ¿Y la comida? ¿Un lugar para dormir? ¿Qué haríamos si hace frío?
– Yo te enseñaré a conseguir comida, a beber en las fuentes y charcos, a resguardarte de la lluvia en otoño y del sol ardiente en verano, a buscar tierras cálidas para pasar el invierno…

Él pensó que no estaba tan mal en aquel zoo. Tenía una cómoda existencia, comida en abundancia y nunca pasaba frío.

– Solo tienes que volar conmigo, lejos de aquí, hacia el Sur….- repitió ella a modo de despedida. A partir de ese momento cada día que siguió acompañándolo se despedía con la misma frase.

Una noche él la pasó en vela. ¿Ansiaba la libertad o simplemente estar con aquella pequeña golondrina que cada día le alegraba por unos instantes?

Al día siguiente ella no vino a acompañarlo. Ni al siguiente. Ni al otro.
La vida de las golondrinas es corta. Mucho más que la de los papagayos.

Él no vió su pequeño cuerpecito yaciendo en la rama dónde lo esperaba cada día. Así que se fue a buscarla. Y voló lejos de allí, hacia el Sur...
5
4comentarios 50 lecturas relato karma: 84

Orgánico

Mundo de células y orgánulos
en el que estoy confinado,
mundo sangriento en el que me hayo
glóbulos rojos, guerreros blancos
proteínas, nucleótidos y ácidos.

Si, eso es lo que soy
un espíritu confinado
en un caos ordenado

Ya escucho el réquiem de mi ascensión,
muere Peter el ser social, nace el poeta,
yo, corazón nacido de la flor,
de la Rosa con espinas.
Nazco de tus lágrimas y las mías
nace en mi la revolución, soy nueva vida.

Miran mis ojos hacia dentro,
dónde antes había un lecho
de castigo y tormento
hay ahora pasión, mar y viento.
Era náufrago entre muchos alientos
ahora soy Pirata y puedo soñar despierto.

Vivía prisionero, rodeado de barrotes
de torturas, de dineros y de miedos.
El sistema me aplastó, no podía gritar,
mi vida, silencio nada más.
Coge mi mano, navega en mi barco
que no te asusté la mar,
ahora somos piratas,
gritemos LIBERTAD.
leer más   
15
4comentarios 91 lecturas versolibre karma: 114

Vidrios

Las falanges sangrantes
de mi mano,
como pezuña fusionada
al vidrio traslúcido
de un cobre agua marina,
sienten ya el tacto
escamoso,
pútrido
y baboso
de la serpiente bicéfala;
y en mi cuerpo
las picaduras afiladas
devorándome por dentro,
en un tiempo ya estéril,
estrella fugaz
de mi existencia.

Entonces, pido al escita
que me arranque los ojos
para no ver la ultratumba
en este envenenado vacío,
en esta soledad líquida,
libertadora,
sí, pero opresora
que es mi vida.

No quiero tener
un alma soplada
por el mismo dios
que moldea damajuanas,
de vientres voluptuosos
ahítos del líquido lisonjero,
y que arrastrarán
con sus mareas
a humanos enteros,
hasta el pozo hueco,
en el silencio absoluto,
de mi propio Infierno.





@Inmalitia, Andrés García. © Septiembre, 2018
Ilustración de 'El diablo de la botella' por Pablo Ruiz para Vagamundos, Ediciones Traspiés
leer más   
25
27comentarios 130 lecturas versolibre karma: 124

Zurdo Contrariado

Me gusto así desokupado,
desnudo de mí, despeinado, desclasado
de uñas y sueños pellizcados o a medio morarder
no os molestéis en orgarinar mi vida
soy abzurdo de fe, antiféharto
melanlcohólico y hemosexual,
una mostaza escupida
en galletas maría
mojada en café
una mañana
de botellón
invfernal
borrón
de yo
un
.
leer más   
21
5comentarios 106 lecturas versolibre karma: 132
« anterior1234542