Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 283, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Alquitrana luna de Septiembre...

Alquitrana luna.
Tus labios son como cerezos
con sabor a chocolate derretido
tu sonrisa es un milagro
confitado de azúcar y miel.

Tu Amor por la sencillez
me han puesto a soñar en mi terraplén
y en la alquitrana luna de Septiembre.

Me has levantado…

profundos sueños, >>>estoy dentro,
en ese valle silencioso y azul gravito.

Desatas mis miedos, >>>los enfrento
en tu lienzo de purpurina como relieve.

Me liberas, >>>desaparezco
como las aves surcando el vasto cielo.

Solo espero que haya un día más
>>>>>>>>>>en tu calendario

lo deseo en mi Alma
lo quiero en mí ser
lo anhelo en mi corazón.

A mi corazón no le importa
que le hagas una incisión.

Eres tú, soy yo.

Ramón Pérez
@rayperez
20 de septiembre 2018
Cabimas, Venezuela.
leer más   
15
12comentarios 53 lecturas versolibre karma: 139

Corazón de tinta

Vuelvo a escribir con sangre
la tinta que me sale de corazón
y me brotan palabras del alma
como agua de la fuente.

Cada frase va trazando
su propio camino en una
aventura que no tiene final

No siempre queda bien aquel
poema de amor que intenta
ser romántico
Ni la poesía dura y directa
que quiere ser discurso.

Vuelvo en reversa como quien
no termina de escribir
la historia de su vida
y se conforma con una simple
crónica de domingo

Tengo el corazón de tinta y sal
de fuego y tormenta
y la mano me tiembla
cuando intento
escribir sobre tí.

La noche se aferra a mi prosa
y me desnudas entre lienzos
y pincel
porque la poesía tambien se
pinta.

Fui a contarle mis penumbras
al viento
y me devolvio una sonrisa
envuelta en brisa.

Intento escribir en azul
pero siempre sale negro
porque tengo el corazón de tinta y sal
de fuego y tormenta.
leer más   
12
7comentarios 48 lecturas versolibre karma: 135

Quiebros

Con tu voz trazas carencias

sobre este lienzo desangelado

que atiende al nombre

de mi piel sin ti.


Escribo tu ausencia,

existencia de alas cortadas

como todo tiempo congelado

descongelándose

en tu abrazo de sol.


Pájaros en círculo

coronando el mar y el beso

el aliento inmortal,

distintos cuerpos,

siempre tu caricia.


Encuentros eternos

reverberando

entre heridas y quiebros,

mariposas acuden a morir

en mis manos divididas

llenas de sólida credulidad.
11
4comentarios 73 lecturas versolibre karma: 118

Entropía

El sistema preestablecido se desmorona.
Nada vuelva a ser lo que fue.

En el paso del tiempo
se encuentra el desencanto y
el desorden que la quietud
trae consigo: desgaste por dejadez.

Creo un sublime lienzo de caricias pulidas.

Se quedó en el rincón de los olvidos
detrás de la manta y el cajón de fruta.
Hora es ya de recuperarlo…
pero los arañazos temporales
han dejado desgaste en las manos
y fragilidad en los huesos.

La entropía del espacio vive a sus anchas en este mundo que se muere.



Hortensia Márquez



Imagen de la película "2001: Odisea en el espacio"
21
17comentarios 143 lecturas versolibre karma: 148

Así mi pregunta fue contestada

Al despertar como nueva me sentía,
abrí la ventana respiré aire fresco
di gracias a Dios por el nuevo día
por regalarme un día más de vida.

Enseguida me miré en el espejo
y una sonrisa de alegría
vi dibujada en su reflejo,
felicidad que se lleva dentro.

Sin quitar la vista del espejo
peiné mi cabello alborotado
lentamente lo fui trenzando
brillaba entre mis dedos
tal parecía que los rayos del sol
con ellos se habían mezclado.

Que es la vida me pregunté pensando
mientras le ponía una cinta a la trenza,
mirando por la ventana abierta,
al árbol de mango de frutos cargado,
en sus ramas un ave que trinaba se oía
como sonatina el más hermoso canto

Allá en el estante vi saltando unas ranas,
algunos patos silvestres iban nadando
el sol despierto ya estaba saludando
a la fauna a la flora y tan hermosa mañana
regalando su más preciado tesoro

Su luz que ilumina en todas partes
algunos de sus rayos dorados
se filtraban por las ramas del mango
llegaban hasta el perro echado
que tomaba a diario su baño de sol.

Mientras unas ardillas sus hojas despeinaban
corriendo y saltando entre las ramas
esto ya parecía un alegre fandango
de aves, ranas, ardillas, perros y patos

Todo lo enmarca el céfiro y extenso cielo,
con nubes que alborotadas lo atravesaban
que por la fuerza del viento eran empujadas
era como ver un hermoso lienzo
que plasma en sus obras algún famoso pintor
toda la belleza que ve a su rededor
con los más bellos matices de colores
que te atrapan tu mirada seductores
y con lo que vi quedé maravillada.

Así mi pregunta fue contestada.

MMM
Malu Mora
leer más   
16
18comentarios 124 lecturas versolibre karma: 112

Cuando yo te leo

Despiertas emociones que creia muertas,
vibro entre versos que tiras al viento,
me dejo mecer en palabras con fuerza,
sea en romanticismo pasión o en desamor
tus letras causan en mi gran fulgor.

te leo entre rimas y siento un cosquilleo,
entre linea me siento la musa
logro el sentimiento volcar
eres quien mi imaginación hace volar.

A veces siento que en secreto me acaricias,
pues con ritmo y cadencia me penetras
siento tu agonía y felicidad en cada parrafo,
y lloro al ver tu alma desgarrada sin quimeras.

Sabes que admiro la pasión que imprimes
y el secreto que en tu corazón reprimes
como quisiera ser la melodía que usas
cuando plasmas un pecado y te excusas.

La aventura de un corazón lastimado
ser quien te seque las lagrimas versando,
ser a quien tu alma reclama como aliento,
y el lienzo que necesitas cuando escribes
“te quiero”

Seguire tratando de decifrar tu locura,
seguiré devorándote textualmente
seguiré admirando la versatilidad de tu pluma
dejándome recorrer entre letras
saltando las estrellas hasta llegar a la luna.

Las letras de mi alma
12
4comentarios 80 lecturas versolibre karma: 114

Recuerdo su piel de mujer

Recuerdo su piel de mujer como el eucalipto, sus brazos suaves de un apurado verde casi a punto de alcanzar el
asombro del amarillo dulce, viniendo hacia mí desnuda,
en oleadas suaves.

Yo la recuerdo ahora, y mi memoria me asocia a sus
dorados pechos, y los vi deshojandose de puro abrirse
y darse en aquella luz que ardía lentamente el hipoclorito.

Recuerdo
su llegada muy despacio, hermosa, lentamente.
pálidamente dulce, caía, iba cayendo sobre mi cuerpo, a
intervalos se ruborizada; pero ella iba cayendo, como un
pañuelo de blanca gasa, sobre mi cara maravillada, expectante.

Recuerdo que cayó como una tenue rosa, cediendo se entregaba y se plegó dulcísima.

Recuerdo que todo sucedió, como acontece lo maravilloso.
Y luego vi su cuerpo, sus párpados, sus pechos dorados y
comprobé todas sus regiones como un lienzo de aire.

Recuerdo su cuerpo desnudo como el eucalipto concentrado, igual que si probara, por vez primera
su fruto más íntimo; igual que si quisiera recordar su porqué,
y duermo como un vaso en la bandeja de tu vientre,... mi corazón.

Che. (Nápoles)
leer más   
9
sin comentarios 34 lecturas versolibre karma: 123

Sonrisas y lágrimas

La tristeza no durará para siempre,
no te atrevas a mirar hacia dentro
sacaras un montón de nostalgia
en un lienzo imperfecto.

Murieron otros
en el límite
yo sigo aquí vivo
contemplando el pasado.

Ignorando a la muerte,
volviendo en los pasos,
como si fuera el fin del mundo
desgastandome entre libros sin biblioteca.

Soñando con tener cincuenta años,
burlando a la muerte
escribiéndole versos de amor
para ver si en una de esas de mí se conduele.

No es que hubiera vivido una vida sin propósito
o que no sepa la próxima calle
o mirar en un espejo ciego,
simplemente es angustia de que no me alcance el tiempo.

Es tan disoluto
que lo consumo sin ningún miramiento,
el enemigo nunca es generoso
escoge herirte y de paso dejarte sin ningún aliento.

Así que prefiero ser más alegre
como cuando tenía unos siete
a esa edad no me importaba
bailar como un gusano chaneque.

No es que ahora me importe mucho
pero decido no moverme
no quiero distraerme en fandangos
es más fácil escribir poemas aunque a nadie le importe.

Nunca está de más un poco de drama,
sonrisas y lágrimas, monotonía sin insomnio,
la tristeza no durará para siempre,
sonríe que nadie es perfecto.

El mute
31/08/2018.
20
18comentarios 193 lecturas versolibre karma: 114

Lienzo sin ayer *Sedoka*

Viajan las ráfagas
un fuego que compone
el himno de tu lienzo.

Voz de acuarela
vistiendo mis confines
quemando los ayeres.



Dee Dee Acosta
Sep. 2018
leer más   
25
21comentarios 118 lecturas japonesa karma: 118

Te pinto de colores...

Despertamos en la celdilla del huerto
prontuario de aromas pegadas en el cerro.

La luz refractaria del estrellado cielo
cubría tu cuerpo de aromas astrales.
El catre forrado por calendarios no vividos
se oscureció bajo una neblina profusa…
parecida a una seda china;
de esas que teje la mariposa en invierno.

El frenético deseo se coló por la inmensa serranía;
un frío intenso enmudeció mis huesos.

No te levantes, te dije, hoy quiero pintarte,
con cada músculo y hueso que me sostenga
quiero pintarte de mil colores,
y descorrer la sabana de lienzo,
tela negra que envuelve el azafrán
y destierra la luna menguada
anclada en los sueños.

En esta noche estrellada no perdamos el tiempo,
mis manos te conocen no te asombres.
cada movimiento de pelvis en extremo
me transportan a una galaxia donde te esperé inquieto.

Sin inhalar el suave susurro del viento,

extasiado;
tú mirada me arrincona.

Agosto 2014
Venezuela
leer más   
12
7comentarios 80 lecturas versolibre karma: 122

Una silla… desvencijada

Que hermoso fue tu comienzo,
unas manos con mucho cuidado
plasmaron tu contorno sobre un lienzo,
que luego... sobre un madero sería tallado.

Sería tallado por manos expertas,
expertas manos tallando estatuillas,
quienes al ver en el lienzo tu hermosa silueta
decidieron hacer realidad... esa bella silla.

Así, dispusieron su conocimiento
y también toda su maestría
al hacer el escogimiento
del madero... que te pariría.

Ya con el madero entre sus manos
y con ayuda de aquel formón hacedor de piruetas
empezaron a dar forma con esfuerzo no vano
de aquel lienzo... tu bella silueta.

Con formón en mano,
pegante, serrucho y martillo
este escultor de madera no chabacano
terminaba su obra... puliéndote con cepillo.

Ahora, con su obra terminada
y dándole vida a ese madero
eras una silla hermosa y delicada
ante quién había que quitarse... el sombrero.

Maquillada y brillante
estabas lista y engalanada,
con porte, señorío y buen semblante
estabas lista... para ser usada.

Cuando te adoptaron, tenías porte y señorío,
con tu llegada, todo fue risas y alegría,
te esperaban... cuidados y amoríos,
faltaba ver... cuanto duraría.

Pasaba el tiempo y todo iba cambiando,
tú, que despertabas envidia en fiestas y comidillas
por ser una especial y hermosa silla,
poco a poco ibas perdiendo... todo tu encanto.

Con raspones y maltratada
tuviste después una vida amarga,
con malos olores y angustiada
sufrías... con pesada carga.

otrora inspiradora de sonetos,
reuniones y pleitesía,
ahora te volviste tan solo un simple objeto
cargada de estorbo... y polvo de lejía.

Hoy, tirada y olvidada,
atosigada por la lluvia y el sol,
pasa tu vida como si nada,
maloliente... por mal olor.

En otras veces, para fiestas engalanada,
hoy como que no sirves para nada,
decrepita y desahuciada,
tan solo eres una silla... desvencijada.

Rafael Puello
Barranquilla - Colombia
leer más   
14
10comentarios 66 lecturas versolibre karma: 111

Desarraigo

Vigo se desangra, poco a poco, arrastrando ríos de nostalgia por sus calles. Mientras la Gran Vía llora, el Castro se desgrana poco a poco, como los pétalos que dicen "me quiere, no me quiere".

La melancolía se viste de gala y encharca las avenidas grises convirtiendo a la ciudad olívica en un lienzo en blanco y negro.

Es extraño, el sol brilla y hace días que el cielo no estaba tan azul, pero todo me resulta ajeno, como la melodía de un fado lejano cantando a la patria querida. Es como si el espejo se rompiese en mil añicos, rompiendo la ilusión de que nada ha cambiado, cuando lo ha hecho todo; como las memorias de una guerra que deshumaniza el corazón saboreando todas y cada una de las almas rotas.

Y es ahí, cuando hasta la puesta de sol me resulta indiferente e insípida, como el delirio del que Borja hablaba.

Porque algo se ha roto, un salto en el tiempo palpable, aunque los posters y fotos de la habitación digan lo contrario.

Quien sabe, quizás sea verdad eso que decían de que nunca volverás realmente a casa una vez te has ido.

Quizás la mente mutada tenga prohibido el paso, como un espíritu condenado a vagar por siempre.

Quizás recuerdos y mente se rompan y ya nada vuelva a ser igual.

Quizás el tiempo ha vuelto a hacer de las suyas.

Quizás...

Yo solo se que Vigo se desangra, desgajándose en miles de gotas que gritan: "te condenamos a vivir desarraigado a todo lo que considerabas tu hogar".
6
2comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 82

Los besos dulces de Lorenza…

Los besos dulces de Lorenza recipiente de encinas y oleos
Se ha marchado en un navío Florentino marcando
La distancia de los astros, estrellas, ninfas, silbos, arrecifes
Y laconicos pedernales apostados en el mirador de olas.

Iban apurando el atardecer teñido en acuarela marina,
El sol entraba por la ventana y buscaba escondrijo invento,
Del navío; el calido aposento y extendía en lugar extremo
Un corto cielo azul como remo, la luz pálida y castiza
Se apostó justo en el fogón polvoriento.

Se ha ido la joven Lorenza huellas pintadas en las cánulas
Del muelle; burladero de caminos en contra de los desaciertos
Teniendo la noche como tormento y el sigiloso fuego nocturno
Me hizo palidecer de estornudo con vil asombro compasivo
El desaire banal y compulsivo, no le importó mi amor.

La brisa golpea el ventanal lacustre de la nave y corren las baldosas,
Un velo de olas pomposas se encumbran, creando murmullos,
Golondrinos con lienzos amarillos escoltan a la hermosa Lorenza
Se ha ido de esta provincial terraza y yo triste con la frente nublada
Corrí con desvelo y llama hiriente en medio de la ensenada.
leer más   
11
9comentarios 82 lecturas versolibre karma: 115

Pensamientos en el exilio

Era como arrancar la piel,
quizás ya no sentía dolor,
a veces entre lágrimas pedía desvanecer,
ya no existía el sol y mis manos estaban quebradas
la ruleta giraba y por suerte ya no había nada que perder.

Mis pies se han vuelto un icono de inseguridades y
mi cuerpo un escudo débil e inútil,
las mentiras se volvieron el lienzo perfecto para sobrescribir entre las gotas que tocan el infierno.

Mi memoria pierde entre un enorme muro bañado de cenizas
y las canciones un ritmo pasajero que no escapa de los miedos,
mis pensamientos huyen dentro de la condena, una condena en el exilio por decir verdades.
leer más   
14
3comentarios 190 lecturas relato karma: 107

Los hombres sin nombre

Sin memoria ni nombre
andan esos pobres hombres
en el ocaso de su vida
ansiando ya su partida.

Ve pasar los días
varados en los andenes,
se han tirado a las vías
pero ya no pasan trenes.

Ya no sienten odio o amor
han perdido el corazón
en su pecho hay un motor
que funciona sin razón.

Y a diario piensan con calma
romper el vitral de su alma,
cortar ese hilo rojo de su dedo
y anudarlo en su cuello.

Les susurra aquel barranco
a volar lejos del pasado,
sus vidas son lienzos en blanco
que jamás fueron pintados.

Pero no pueden pintar
aún el punto final,
ignoran que lo que mueve montañas
no es la fe, si no la guadaña.
leer más   
8
7comentarios 84 lecturas versoclasico karma: 97

Naim

Recordadlo
cuando vuestro nombre suene a desierto,
a brasas sobre huellas,
porque aunque de las aguas ha nacido
busca la claridad en la canción de los oasis,
el paraíso que existe en las entrañas
de cada latido y cada hálito.

Sabed que Naím se llama,
que ha sido guía de caravanas de silencio,
que en su voz ha reflejado
la lejanía e infinito de las noches estrelladas,
que ha saciado la sed
en la fuente de los antepasados,
que ha renunciado a las copas del licor
escanciado por huríes de belleza estéril,
que su camino es paso alegre entre las dunas.

Recordadlo,
pronunciad las sílabas vibrantes
cuando intuyáis el engaño de los espejismos
y veáis avanzar hacia vosotros
un inmenso lago inexistente.

Observadlo,
guardad la oración del horizonte,
aferraos a la verdad de lo invisible,
real como este cielo desnudo
que admiramos cual beduinos eternos.

Recordad su nombre;
Naím le llaman,
sencillo constructor de jaimas blancas
sin puertas ni rencores,
abiertas para compartir el té,
en ofrenda de acogida,
cuando querráis abrigaros bajo sus lienzos
del calor,
del frío,
del miedo y de la soledad punzante.
leer más   
11
6comentarios 86 lecturas versolibre karma: 108

Las huellas de un inmigrante…

Cada pedazo de tierra pisada por los años se convierte
en un fino lienzo de lágrimas como clavijas que arden
enterradas en las olas antediluvianas del mar.

La pena, el dolor, la tristeza, la angustia y la congoja
vigilan mis pasos…son aves rapaces que miran
desde su trono y gruñen su nostalgia afilando
sus garras para dar el zarpazo.

Actúan miserablemente cuando se nos va el aire
y las olas tétricas de la melancolía nos invaden
cuando perdemos fuerzas en el andar,
cuando extrañamos, y las querencias dejadas atrás
avivan las ganas de regresar.

Pero mis instintos se enervan en la piel de los insomnios
donde guardo mi voluntad, herrumbrosa espada
macerada y fundida en las cavernas de cíclopes montañas,
alzo mi rostro empapado por la portátil lluvia
doy un paso al frente y abrazo e lporvenir.

Sobre esta ensenada de arenas blancas
cantaros de agua riegan mi imperfección humana
el turbulento mar recoge las naves de un lado a otro,
lejos del país de nacimiento, lejos de mi comarca
las montañas de picos nevados se abren
como grandes promontorios de rocas lacustre
que golpean la cutícula coralina de los arrecifes.

Recojo el fruto del exilio forzado.
Una vez un bello colibrí surcó el mar en reversa
y descansó en el mástil del navío solitario.
leer más   
7
3comentarios 84 lecturas prosapoetica karma: 99

Ella es..

Ella es,
el más dulce sabor de la miel
que llevo en mi boca,
Es suya,
la caricia que guarda mi piel,
ese suave roce de sus uñas,
que al inspirar,
me hace estremecer.
Ella es,
la que besos tras beso,
me hace perder,
recorro todo su cuerpo,
y cada pausa,
es sentido impulso,
hasta llegar a sus pies.
Ella siempre me acompaña,
es mi amiga fiel,
confidente de mis penas,
alegrías con ella comparto también.
cuánto placer!
el sentirle entre mis brazos,
su pequeña cintura,
es lienzo para mis manos,
un beso en su espalda,
mientras escucho el tierno susurro,
de su boca... un te amo.
Eres tú,
mi linda flor,
la que llevas los ojos de estrellas.
con la que sueño cada noche,
la que tiene piel de seda.
leer más   
14
2comentarios 60 lecturas versoclasico karma: 111

Tus pigmentos

Tras veinte años marcándonos a pinceladas, llegas con tus acuarelas y tus temples, los óleos y pasteles.

Traes tu azul tranquilo e inquieto, mantengo mi tostado paciente y sereno.

Desgranamos la flor, descomponemos la hoja. Flotamos en su clorofila y morimos enredados.

Tu cuello erguido, mis ojos blandos.

Tu boca fluida, mi sonrisa enroscada.

Dibujo con los dedos, haces bocetos con los recuerdos, collage de papeles brillantes, envoltorios de vida sin puntos ni comas.

Y el reloj de arena no tiene cristales. No presenta embudos. Es un mar naranja estirado en el horizonte. Es un sorbo de té y cardamomo. Unas fresas maceradas en cerveza. Es jengibre al paladar.

Es.

Siempre fue.

Vuelves con tus pinturas.

Volé a mi lienzo. Dibujé mis días. Me diluí sin ti.
leer más   
13
13comentarios 150 lecturas versolibre karma: 102

Blanca Aurora mía..

Tu piel como lienzo
de intersticios abiertos
Blanca Aurora mía
frótame con el rocío
de la alborada
no te quemes en mí,
implórame,
yo sabré como saciar
tú pubis…
de ambrosía sustancia.

Blanca la pasión despierta,
castra la luna menguada
y alcánzame la noche
para dragarte
en lo más profundo
de tus profanos pechos
un rosario
de tiernos besos.

Blanca el alba se ha marchado
por caminos secos
con aromas dulces
lleva en su regazo
tu pasado virgen.
leer más   
11
6comentarios 81 lecturas versolibre karma: 104
« anterior1234515