Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 129, tiempo total: 0.009 segundos rss2

Tormentas de arena y fuego

Abrasan cuerpos, destapan los trucos bajo el sombrero.

De la mano te llevo a través de las dunas. Los pies descalzos, las manos desnudas.

Como el que muere de sed, esperamos impacientes las primeras nubes. Cargadas, henchidas. Rosadas, plomizas.

Rompió la tormenta, y por fin empapamos los ojos, los labios, las palmas, los dedos.

Oasis de palmeras abrazan los miedos. Los amansan. Hasta convertirlos en pequeños granitos de arena que caen y se amontonan, se pierden en la inmensidad.

Somos halcones libres. No volvemos a ninguna mano cetrera. Ningún lienzo de cuero curtido nos pesa en las plumas.

Charcos mágicos en mitad del desierto. Los genios de las noches, cargadas de estrellas. Pintadas de ternura.
leer más   
4
4comentarios 29 lecturas versolibre karma: 73

Despojos bajo la luna llena (@DanielOPDD & @Pequenho_Ze)

Un camino plagado de circunstancias
para que al final sea la evasión
la que me lea la cartilla.
Baches fueron mentiras,
cambié las piedras por pastillas
ahora siempre amanece en lunes
Da igual como lo mires,
todo lo que no salió de mi boca
fueron mis orígenes.
Se han marchitado princesas,
he deshojado labios
pero todo lo que retuerza la metáfora lo pagaré con intereses.

Sin apenas comprensión,
ni deseos, ni vida, ni muerte,
recorro los caminos más inaccesibles de mi mente
para huir de las redes
que apresan mis piernas.
¿Es posible volar con siete mil cadenas
haciendo rozaduras en la piel?
El viento me quema
los versos tatuados en tu voz
simulando el incendio de una vida obtusa
atorada en un silencio amarrado al corazón.
Recojo las cenizas de todas las sonrisas
para venderlas al mejor postor.

Voy llorando por las esquinas
¿por qué tiene que inspirarme lo que me lastima?
hace un par de copas que te recuerdo
y ni falta que me hacían. Te reitero.

Y a mi lado camina tu sombra
completando mi espacio, mientras tú,
en tu trono de silencios, anestesias
la triste memoria que viste mis horas.

La muerte desnuda con manecillas cose el lienzo,
odiando a viejos dioses y amando a los nuevos,
todo fluye pero el río no cambia es el mismo agujero.
Puedes recordarme como quien casi te conoció
con una sobredosis de tiempo
en tu cerebro regado con la sangre
de las víctimas que no mataste pero que quisiste.
Tu boca en mi oreja diciéndome: esta herida no la cicatrices
metiendo el dedo en mi llaga como en mi ano
pretendiendo sacar oro
como si fuese un tesoro lo que me diste y ahora me has quitado.

Me falta camino
para ir destilando de mis lágrimas
el dolor que necesito para olvidarte.
Que me falta un nuevo dios a quien rogarle.

Y ahí sigues, con mi paso tras tus pasos,
llevando mi propio corazón en el costado
y encumbrando sus latidos en tu mejor sonrisa
mientras permanezco estático y ciego
bajo una losa de temblor y lluvia.
Me han quedado sólo palabras heridas
pintadas en mis manos.
Me sangran los labios si grito tu nombre.
Fui presa fácil de tu propio delirio...
Que esta muerte silenciosa sea el verdugo
de un tiempo enrarecido y monstruoso
que ahora tras tus ojos se descubre.
leer más   
42
8comentarios 117 lecturas versolibre karma: 110

Babel us (Parte I)

La oscuridad suele ser el miedo más profundo de las almas normales, lo que no saben es que en ella puedes volar, como un lienzo está ahí esperando ser teñida por los matices que inundan tu mente, tu alma, esos sentimientos que se traducen en imaginación y salen en trazos que en una paranoia iluminan tu existencia bajo el sonido de una línea mortal.

La lluvia cae, el frio se siente correr por la piel desnuda que se eriza como un acto de excitación al nivelarse con el interior, es un ritual conocido por la piel, que ahora es pálida, las pupilas están dilatadas y la respiración es cada vez más lenta, la mirada se pierde fija y la postura decae con el sol, la luz del día se lleva consigo la sonrisa y la imponencia de un ser con careta, la cara que el mundo quiere ver y la que él es cuando la oscuridad es su compañía...
leer más   
4
sin comentarios 28 lecturas relato karma: 44

Tributo

Tres lagrimas y un beso
Tres caricias y un abrazo
Tres amaneceres y un ocaso
Tres planetas y un universo
Tres colores para un lienzo
Tres mentiras y un pecado
Tres verdades y un tratado
Tres palabras y una frase
Tres cuentos y un desenlace
Tres finales y un comienzo

para horten67
leer más   
6
2comentarios 39 lecturas prosapoetica karma: 78

Estuve ausente

Estuve ausente
Buscando nuevas formas de hacer arte.
No tienes por que preocuparte.
Si mis letras tarde o temprano
vuelven para inspirarte,
iluminarte y arroparte.
Da igual que estes andando,
sentada o en cualquier parte.
Mi pasión por esto es tan grande que
ya se confunde con la inmensidad
de Marte.
Siéntate si puedes.
Por que vine y lo hice para contarte..

Sentado en la orilla pido deseos
a la luna que brilla
como un espejo
en el horizonte del mar.
Haciendo que estas letras
solo las entiendan y
sientan aquellos
que realmente saben amar.

Las olas rompen con su baile.
la sinfonía de esta brisa que
hoy lleva calma y se moldea sigilosa
en la belleza de esa roca.
Besa la estructura del rompe olas y
mece ese barquito que adormece entre suspiros que yace en el muelle.

Las estrellas se ríen a carcajas
y se miran en este océano.
Que se ofrece como espejo
sin pedir nada a cambio.

Los peces escriben versos
usando como lienzo los abisales;
dejando miles de pulpos sin tinta
con tal de mostrar esa espina artista
a la luz que les regala el cielo.

A tu lado la alegría llega
detrás del consuelo.
Tenga mojado o seco el pelo.
Miles de almas navegan
por tus entrañas por placer y
otras miles viste partir
con un repentino y misterioso
halo de silencio.

Para otras no eres más
que una simple forma de sobrevivir.
Tan parecido o igual a esa redera
que cose en el puerto y da forma
entre sus manos un trozo de red;
Que se llevará trocitos de tu alma
a rastras desde el suelo o
un puente para los que buscan
una vida mejor, dejando atrás
el látigo de la desigualdad
de una tierra árida que sangra y
no cura.

Créelo.
Pero para los que te admiramos como yo.
El firmamento se queda pequeño a tu lado. La poesía hace gala real este sueño y
con la señal de ese faro que
peina tu costa.
Abres camino a solas
al compas de esa guía a miles
de almas de sentimientos
que regresan a casa.
Después de un tiempo
con los pulmones
llenos aire, de vida.
Que crean arte con la humildad
que les dejo tu aliento.
leer más   
10
sin comentarios 94 lecturas prosapoetica karma: 91

~Ella es el lienzo.Y yo,yo soy las ganas de pintar. ~

De poesía viste tu cuerpo
De melancolía tiñen tus ojos negro color azabache.
De poesía, se trata tu cuerpo
La insuficiencia cardiaca que agota mi latido ,a cada compás con o sin sentido,sin motivo.
Sudorosos cuerpos atraídos de un aroma marchitado entre gemidos
Me vuelvo loca
Me evoco
Me toco
A compás del reloj.
Mi corazón late a destiempo,
En un tiempo prolongado
La escasez que bombea mis sentidos
Cuerpos desvanecidos
Avisando que este será el último suspiro
De un latido que cuando bombea pasa desapercibido.

...&...
leer más   
17
1comentarios 108 lecturas versolibre karma: 108

Madera en rama

Ahí va tu corazón;
despellejándose a medida
que la luna escribe
sombras en lienzo helado.

Si tuviera la razón,
desnudaría soles
mientras eclipses crecieran
y detuviesen el tiempo en vano.

Y este daño que sufren los años
detendría a los astros
para comulgar y absolverse
de todos los pecados.

Un nuevo día comenzaría
en este antiguo mundo,
partiendo de ocho:
nueva vida al gato.

El trato se convertiría en rato;
las ratas en caballos blancos,
y los blancos fallecidos
en su corazón.
20
4comentarios 97 lecturas versolibre karma: 102

Versos que Aman

Dulce poesía que envuelve
Cada cuerpo es un lienzo
Cada alma un manuscrito
Cada verso ama
De diferentes matices


A veces locos
A veces cuerdos
Otras tantas inciertos
Pero siempre vistiendo
La poesía en un verbo conjugado
De versos impolutos
Que juegan en la piel


Un verso activo
Que pasea por el cielo
Desnudando a letras
Y sembrando poesía
En cada poro de la piel


Un verso lento
Anidandose en los latidos
Creando ese sublime compás
En esa métrica de montes
Y la afluencia de los ríos letrosos
En la convergencia de dos paréntesis

Un verso infinito
Que desnuda el alma
Desborda las emociones
Y sacude los sentidos
En este arte de versarte...
leer más   
15
5comentarios 109 lecturas versolibre karma: 95

Oscilando

Como péndulo que oscila,
voy y vengo,
en un incesante vaivén
descoordinado y absurdo.

No sé si soy o estoy
y me encuadro
en un oscuro lienzo de
estar sin ser o no estar.

Me repliego en oscuro,
me contraigo en una mueca
abstracta, imposible de definir.
Me abandono al “antitiempo”.

Pero a veces, me abro,
despliego las alas y
respiro vida, tiempo y luz.
Despierto del letargo.

Como péndulo que oscila,
mi cordura y locura
mantienen una partida
de un juego que no tiene
ni ganador ni final.


Hortensia Márquez


Ajuste de (Mi vida a ratos)
16
12comentarios 139 lecturas versolibre karma: 110

Soliloquio

!Rojo¡ ¡más rojo! ¡este lienzo necesita más rojo!.

No hay suficiente sangre metafórica,

que retrate

lo que ha visto ese ojo.

!Negro¡ !más negro! ¡este lienzo necesita más negro¡.

No hay suficiente negro metafórico

que retrate

lo que dejó de ver ese ojo.
11
5comentarios 87 lecturas versolibre karma: 106

Me nutro

Me nutro del silencio de tus besos
y bebo con el son de tus palabras.
Tu corazón y el mío ahora son lienzos.
Desvísteme la piel, toma mi alma.
11
2comentarios 64 lecturas versolibre karma: 99

Es tiempo todavía

Es tiempo todavía
de leerte entre mis sombras y descifrar tu hastío,
de recordar tu rostro borroso
en una palabra que no se resigna.

Es tiempo todavía
de caminar de puntillas
para no despertar por el odio
del quien nunca te mira.

Es tiempo todavía
porque nunca soñaste con la muerte
solo pediste perdón por los brazos negados
y las ofensas continuas.

Es tiempo todavía
de recordarte esa imagen querida,
entre los años que se duermen
en un antiguo invernadero de rosas marchitas.

Es tiempo todavía
de filtrar las miradas, donde todos caminan
en donde nadie se detiene, porque todos avanzan
hasta el final de sus días.

Es tiempo todavía
de recoger las hojas caídas
de un insólito invierno
de caricias curtidas.

Es tiempo todavía
de consolarte con hechos
y no con mentiras
de desvanecer con besos las cicatrices heridas.

Es tiempo todavía
de amortiguar el peso con menos remordimientos,
de continuar con el paso ahora lento
y detenerme a aceptar lo que verdaderamente siento.

Es tiempo todavía
de sujetar tu mano curtida por tanto sufrimiento anegado
en una oscura soledad infinita
por las escasas sonrisas de tu sequía.

Es tiempo todavía
de arrojarte un manojo de risas
de arañar la pesadumbre
de ignorar las apariencias que engañan malignas.

Es tiempo todavía
de ignorar los rencores
y como con las pequeñas heridas
ponerles saliva.

Nunca será demasiado tarde
para ver los colores pasteles
de un lienzo perfecto
de toda una vida.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
06/01/2018.

Con cariño a una amiga
que ha luchado con éxito
un montón de batallas
unas ganadas y otras perdidas,
pero que no se raja.

María Luisa(Malulita)
29
25comentarios 421 lecturas versolibre karma: 129

A veces muere la poesía

Tantos versos
agolpados en la memoria,
tantas runas esperando
un chamán capaz de interpretarlas,
poniendo en orden su rima.

Vomitar un poema
casi se hace indispensable,
no por el hecho de ordenar los sentimientos,
sino por la ausencia de los mismos
y la turbación que ello causa.

Quién no ha escrito un verso
como antesala de un sollozo
que sin saberlo se convierte en poesía,
quién no ha llorado tinta
mientras el corazón le dolía.

Tener tantos versos
agolpados en la memoria,
que el espacio y el tiempo
se funden en uno,
incapaces de ser más que un instante pasajero.

Ese instante donde el puño
aprieta con desdén la pluma
ajusticiando el momento,
y entonces muere un poema entre las manos
desangrado sobre el lienzo de la vida.

Esa vida que se torna caprichosa
haciendo del destino un "ya veremos"
y asfixia el pulso y el alma,
dejando morir los versos sin llegar a ser
ese "quizás" que nos salve la existencia.

A veces,
la poesía muere
ahogada por el puño del destino.
18
5comentarios 125 lecturas versolibre karma: 125

Oda a la Luz

a LH

Eres sin duda tú
En la quimera atávica del mundo
Efímera y eterna,
Nitidez natural,
La frágil flor que en pétalos fractales

Brota multicolor
De infinitos destellos soberana,
Que impone la belleza,
Primera en los arcanos,
En fuegos de artificio a la mirada.

La verdad que avasalla
La opaca sombra en la caverna mítica.
El ovillo de Ariadna,
Que conduce al héroe
A vencer minotauros laberínticos.

Tú, que en la llama nueva
Del eterno retorno del Big Bang
Iluminas el sueño
En donde Brahma crea
Miríadas de copiosos universos,

Que encarnan en amor
Y mueven a danzar en el Samsara
Todas las formas vivas
En sus ropajes nuevos
Y que en las almas muertas resucitan

Olvidos de otros tiempos,
Que inundan los rincones infinitos
De cúmulos de estrellas
Quásares que desgranan
En notas desgarradas la materia


Y la devuelven hecha
Compases atonales en sinfónica
Reverberante fuga,
Inaugurando el tempo
Que despliega tu victoriosa marcha.

¡Ah, solo cree asirte
En su lienzo diáfano azul el cielo¡
Y te reclama suya
La dermis multiforme
De las sustancias que ríen y lloran

En la cadencia vívida
E ilimitada en todos sus matices
Con que pintas el Ser
Y lo ocultas a quienes,
Opaco espejo de su raciocinio

Toman auroras nuevas
En la marea oceánica abismal
Por el ocaso añil
En sendas fluviales
Donde deviene el heraclíteo fuego

Pero tú ríes y bailas
Muy por lo alto de nuestras cabezas,
Diada onda- corpúsculo,
La mascarada cuántica
Que maravilla el intelecto humano

Y delimitas tiempo-
Espacio en astronómico intervalo
Que para nadie es lícito
Salvar excepto en sueños,
Que buscan redimir de su pasado

Todo el futuro ignoto,
Resquicios de recelo ante el vértice
Abierto, inacabado
Del terrenal presente
Que contingente acecha zozobrar

Pero tú no nos dejas
Medrar en la penumbra demasiado,
Sujetos a ti estamos
Y nos guías al origen,
Al cósmico fractal loto brillante

Donde de ti seremos
Uno en la Luz radiante de tu muerte
Y uno en el haz fulgor,
Que nuevamente todo
En infinita procesión relances.
leer más   
5
1comentarios 47 lecturas versoclasico karma: 74

-Invierno en los dedos-


Vuelvo a mis calles
A mi infancia
Al desván
Al caballete de madera
Al paisaje inacabado
Al pincel en tu mano
-A ti -


Al Diciembre en la boca
Y al Invierno en mis manos

A las raíces del árbol
convertidas
En lecho de pétalos
que hoy se adhieren a mis dedos

Vuelvo
a la escarcha
que cubre tu lápida

Y borra tu nombre

Hoy al abrir mis manos
caen gélidas gotas
que cubren el suelo
que un día
fue
nuestro

Hoy
tu voz
se pinta de blanco
de silencio
bajo la tierra
el vacío
el abismo
donde te he perdido

Hoy
-hay un eco húmedo -

Y yo
solo sé
que hoy -pinto -

Pinto
sobre uno de tus lienzos
todo ese infinito
para ver de nuevo
el color de los pétalos
sobre mis dedos

Hoy
igual que ayer
necesito el tiempo
- el nuestro -
y solo pido
que vuelva convertido en recuerdo
Llenando mis manos de fuego

Hoy
Solo pido
Sentir el arcoíris
una vez más
adherido
Sobre mis dedos


- solo eso-



@rebktd
leer más   
18
8comentarios 82 lecturas versolibre karma: 109

No pensaré más

No pensaré más
En esos ojos color marrón
Que tanto me hacen suspirar.

No pensaré más
En esos rizos perfectos
Ondulados cuán olas del mar

No pensaré más
En esa piel blanca
Cuan lienzo dispuesto a dejarse pintar.

No pensaré más
En esos dulces labios
Como cántaros repletos de dulce miel.

No pensaré más
En esa sonrisa perfecta
Que ilumina cada lugar con su llegar.

Y no pensaré más
En el gran amor que le profeso
Mereciendo ella mucho más.

¡Pero como no pensar
En semejante preciosidad!
Si pienso en ella, cuando en ella no quiero pensar.
leer más   
6
sin comentarios 30 lecturas versolibre karma: 64

Deseos

No perder el camino, ni el fuego, ni sus sombras ondulantes.
No olvidar el mar, el río, las montañas o la tierra.
Enamorarnos.
Que siempre nos queden mapas y tinta y libros de papel.
Apagar las luces para contemplar el firmamento.
Seguir aprendiendo. Aprehendiendo.
Barrer la monotonía de las calles.
Que, si me olvido, me enseñes de nuevo a soñar.
Vaciar de enfermos los hospitales.
Y de crímenes las calles.
Abrazarnos en esa hora en que la luz y el tiempo son etéreos.
Construir una góndola y navegar por los canales de los versos
en las noches de poesía.
La ternura en los labios, en tus besos.
Dibujar sonrisas en los paisajes tristes.
Curar de dolor al amor.
Seguir sorprendiéndonos.
La música.
Y, siempre, tu risa.
Pasatiempos en la nubes.
Cruzar de tu mano el umbral de Fantasía.
Pintar cientos de soles para borrar todas las sombras.
Cantarle a la luna llena.
Acariciarnos la piel... y las venas.
El primer llanto de esos amaneceres tímidos.
Que siempre quede un remanso que alivie los desencantos.
Empaparnos de la sabiduría de unos ojos bohemios.
Que te quedes para siempre.
¡Quédate!
Atesorar el tiempo intangible entre las manos.
Un pincel rebosante de colores.
La inocencia.
No más lágrimas en los ojos de los niños.
Atardeceres mágicos.
Salas de espera vacías y corazones llenos.
Que me perdones los errores y los horrores.
El génesis naciendo de cada orgasmo.
Las aulas siempre abiertas y rebosantes de alegría, vino y filosofía.
Dejarnos llevar.
Cerrar los ojos y señalar en un mapa un punto al azar.
Y viajar, con los ojos cerrados, hasta allí.
Baudelaire en todos los discursos e investigaciones.
Maestros y alumnos jugando juntos en los recreos.
El arte de acariciarte.
Esas noches soleadas y esos días bajo la luna...
Y las estrellas.

Que siempre lluevan tardes de verano en la tenue luz de las alcobas.
Arroparnos las entrañas.
Ser culpables de no tener ninguna culpa.
Que los miedos sean fugaces.
Poder volar en pajaritas de papel.
O envolverme en papel de regalo para ti.
La extinción de las guerras y las cárceles y los zoológicos.
Miguel Ángel esculpiendo las formas de tus ilusiones.
La magia de Lothlórien en tu mirada.
Hacer de la razón nuestra locura.
La crucifixión de todos los sistemas, de todas las leyes, de todos los gobiernos.
Dormir siempre con un libro bajo la almohada.
Y con tu cuerpo entre mis brazos.
Tener siempre un alma que acariciar,
un corazón que cuidar
y un amor que alimentar.
La paz en todo y en todos.
Que las canciones y la poesía suenen y resuenen
en cada rincón del universo.
No enfermar nunca, salvo de pasión.
Escribir relatos a la luz de las velas,
desvelando y revelando nuevas letras.
Finales felices en todos los diagnósticos.
Un viaje. Todos los viajes posibles.
Que la suerte sea propicia para los pobres y afligidos.
Miríadas de rayos de luz en los oscuros tejados del mundo.
Abrigar el ánimo y el desamparo.
Un alma. Todas las personas.
Mecernos en los columpios cuando nadie nos vea.
Una pandemia universal de libertad.
Dormir bajo el cielo raso
y contar las constelaciones del firmamento.
Hacer manitas en cualquier sala de cine.
Un escondite mágico en cada lienzo y cada cuadro.
Tejernos un jersey para el invierno con los hilos del arco iris.
O tumbarnos boca arriba imaginando auroras boreales en el techo.
Un sinfín de mundos sin fronteras.
Y que siempre, en cualquier lugar, en todos los lugares,
haya alguien que sueñe, que cuide, que cure, que proteja, que escuche,
que cante, que baile, que enseñe, que construya, que invente,
que acaricie, que acompañe, que ría y, sobre todo, que ame.

Juanma
leer más   
10
8comentarios 124 lecturas versolibre karma: 111

Almas esculpidas y mancilladas

Ayer turbó la piedra su reposo:
fue sometida a bárbara tortura;
y hoy se levanta, cálida escultura,
erigida en espléndido coloso.

Renunció ayer el lienzo temeroso
a toda su pureza y su blancura;
y hoy se impregna, magnífica pintura,
de colores y de arte clamoroso.

Ayer sufrió el poeta torturado,
a golpes esculpido en su declive,
con su candor dolido y mancillado.

Hoy mora en su pesar, solo malvive,
sabiendo que el dolor es su legado,
y que es solo al dolor a quien escribe.
20
13comentarios 104 lecturas versoclasico karma: 103

La paleta gris

El amor se acabó
entre las ruinas
de pinceles despeinados
cuerdas fatigadas
y trapos manchados.

Me sumerjo
en la blanca pureza
de un nuevo lienzo
donde no encuentre
ningún rastro de mí.

Irritados quedan los ojos
tras la agónica búsqueda
de inspiración,
la memoria anterior
ya no es socorrida
al haberse domiciliado
en una cámara acorazada
de recuerdos perdidos.

Mezclo y mezclo colores
con la mirada perdida
en un maltrecho Collage
que aún habita en la quinta pared.

Una cadena de sonidos
advierte que la pasta
sigue de color hormigón
y que la paleta no conoce
distinta tintura desde hace años.

El amor se acabó
al mantener siempre abierta
la caja de dudas,
me arropé sólo con insomnio contemplativo,
guardé mis manos
y dejé inacabado el dibujo
de nuestro futuro.

Al no asumir riesgos
no se está a la altura,
normal es ser repelido
cuando se acumula tanto silencio.

Se acabó el amor
por sólo mirar las heridas
que andan siempre cerca de mi ombligo.

¡Idiota!.
leer más   
9
3comentarios 68 lecturas versolibre karma: 94

Poeta y musa

Fuiste poeta y musa.
Mientras me dabas una razón para escribir,
me rompías el alma con tus versos.

¿Cómo se puede competir
contra el cuadro y el pintor?,
¿Cómo se puede competir
contra la música y el compositor?

Eres un conjunto
de todo lo que signifique belleza
y mi cabeza fue un lienzo vacío
para tus manos aterciopeladas.

Cuanto duele tu dulzura,
cuanto duele lo que expresas,
las personas que no te conocen solo aprecian arte,
pero yo que viví en tu ser,
que bebí de tus besos,
que crecí en tus entrañas,
entiendo la tristeza que se esconde
detrás de tus párpados.
15
sin comentarios 108 lecturas versolibre karma: 80
« anterior123457