Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 214, tiempo total: 0.015 segundos rss2

Tatuaje

He visto que en tu piel
hay dibujos muy extraños
y que aunque pasen los años
no se borra el pincel.

He visto nacer de una estrella
un reluciente lucero
y convertirse en un te quiero
la sombra de una huella.

Es tu cuerpo el mejor lienzo
la más hermosa pintura
con la más fina textura
el mejor final de un comienzo
leer más   
11
4comentarios 35 lecturas versolibre karma: 96

Dejó de ser poesía

Hice de versos rimas,
condené la vida en un escrito perverso,
asesiné al tintero sin conocer la vida,
enterré el cadáver entre el paréntesis de un verso.

Respiré en el cuello de una línea,
besé las letras de una piel como mejor lienzo.
Naufragué en una boca como Joaquin Sabina,
en un retazo de papel le dí la vuelta a un universo.

Desde entonces
ha de condenarme
la mirada de una rima,
la bocanada de un papel,
escrito en un viejo recordatorio
en los recónditos lugares,
donde habitan los retazos de una piel.

El alma de un libreto vaga entre prosas,
las hojas pasaron a ser muchas cosas,
pasó a no ser lo que parecía,
perdió el suspiro del alma y dejo de ser poesía.
leer más   
14
2comentarios 53 lecturas versolibre karma: 98

Postales

9 octubre 2007
Hola mamá,
aprovecho que ha salido el sol para escribíos una postal sentado en una terraza, preveo que será de las últimas veces que podré hacerlo en los próximos meses. Ya estoy instalado en mi nuevo apartamento, a las afueras de Uppsala, a una hora caminando más o menos, pero me gusta el sitio. Es tranquilo, no hay casas a la vista desde las ventanas y el silencio es magnífico. ¡Viviendo en Barcelona me había olvidado de lo que es el silencio! ¡Qué maravilla! Y el paseo hasta el centro otro regalo, bordeando el río, o cruzando por el bosque. A ver si cuando lleguen las primeras nevadas pienso igual. En fin, una postal no da para mucho. En la foto, la catedral. La majestuosa catedral de Uppsala. Para haceos una idea de la ciudad-pueblo, volved a ver "Fanny och Alexader" está toda filmada allí, y las calles y edificios siguen iguales. Si mal no recuerdo, M tiene mi copia de la cinta.
Besos y un abrazo muy fuerte a los dos!! Recuerdos al resto de la familia.

14 octubre 2007
Enric, nano, ¿cómo va la vida por allí abajo? ¿Sigues trabajando para los malos? Por aquí todavía ando un poco despistado, cuesta hacerse a cada nuevo país. Costumbres nuevas, funcionamiento de las cosas distinto, idioma nuevo… en fin que sigo dando vueltas en mi pequeña piscina un poco alieno todavía a la vida que transcurre a mi alrededor. Creo que en parte sigo junto al Mediterráneo, pero confío que el frío creciente ayude a distanciarme de esos recuerdos. Para sorpresa mía, hace unos días me descubrí maravillándome con las rubias. ¿Quién lo hubiese dicho, no? Es un enamoramiento escénico. Una luz oblicua, los árboles dorados, encendidos por el otoño, y ellas deslizándose sobre sus bicicletas levantando un mar de hojas secas. Sus cabelleras son como oro y vuelan junto a sus bufandas. No me he detenido en el rostro de ninguna de ellas, es la imagen del otoño, la bicicleta y la melena la que me cautiva. Aprovecho cuando sale el sol para tumbarme en alguno de los parques de la ciudad a leer y ver pasar chicas en bicicleta. Así pretendo olvidarla… la distancia geográfica ayuda. Saber que no existe la posibilidad del encuentro ayuda a ir despidiéndome de su dolor…
Espero recibir en breve noticias tuyas, y de cómo sigue todo por allí.
¡Cuídate mucho! Un abrazo


22 octubre 2007
Hola Maia,
Muchas gracias por la llamada del otro día, fue una grata sorpresa volver a oír tu voz después de tanto tiempo. Bien pensado, tampoco ha transcurrido tanto tiempo, no llevo un mes aquí todavía, pero tiempo y espacio actúan sinérgicamente incrementando la sensación de ambas. La mente trabaja de una manera curiosa, borra y reinventa recuerdos. El otro día me visitó una imagen de nosotros sentados en una cala de Colliure contemplando el mar, pero luego pensé que nunca estuve contigo en Colliure. Planeamos ir más de una vez, tenía que enseñarte la tumba de Machado y las colinas desde donde Matisse robaba la luz al Mediterráneo para sus lienzos, pero nunca llegamos a ir juntos. Si tienes oportunidad de ir algún día, ves. No te defraudará, es un pueblecito precioso. Todo y así aparecías en el sueño… que traidora que llega a ser la memoria. En fin, se acaba el espacio. Algún día viviré en una granja de madera roja, torcida y destartalada como la de la foto, ya sabes como me encantan estas cosas. Cuanto más viejas mejor, y por aquí en los alrededores hay muchas de éstas. Ya te contaré.
¡Cuida bien de mi pequeño! Ráscale bajo la barbilla, que ronronee, era lo que más le gustaba que le hiciese.
¡Un abrazo muy fuerte!

14 noviembre 2007
¡Primeras nieves! ¿Os lo podéis creer? Mediados de noviembre y ya lleva tres días nevando a nivel de mar. Fue acostarme un día, y a la mañana siguiente levantarme y encontrarme todo el paisaje cubierto por un velo blanco. Se ve todo tan limpio y virgen que por las mañanas hasta me duele ser el primero en pisarla y abrir camino a través de ella. Ensuciarla y sobre todo quebrar el manto que extiende cada noche sobre todo. Esconde todos los defectos de las calles, la suciedad, diría que lo homogeneiza todo, sepultando toda la fealdad urbana. En cuanto pueda os mando unas fotos de la casa y alrededores para que veáis como ha cambiado la cosa desde que llegué hace un par de meses. Espero que por Pirineos todo vaya bien. Supongo que ya habréis encendido la chimenea estos días y gozaréis de vuestro retiro en compañía de la Cara y los nuevos perros de adopción de los vecinos… si los alimentáis y los dejáis tumbarse junto al fuego ¡no me extraña que todos acudan a vosotros! A este paso, pronto os van a echar las bestias de vuestro propio hogar.
Besos. Recuerdos a las abuelas. Que no se preocupen, que me abrigo y me alimento bien… que el clima no es tan malo. Como dicen aquí: no hay mal tiempo sino ropa inapropiada. Sabiduría nórdica.
¡Más besos! que estos ya no me caben…

26 noviembre 2007
Ay Maia, la nieve es preciosa, pero aquí la hay en exceso… es un no parar. Nada malo con la nieve, lo peor es el hielo, los bloques de hielo que se van compactando al paso de la gente y los vehículos, allí los zapatos no se agarran bien y no es difícil patinar. Nunca pensé que a mi edad tendría que volver a aprender a caminar, pero así es. He descubierto que el andar sobre el hielo requiere otro estilo… a base de tortazos pero he caído en la cuenta finalmente, eso sí, después de caer literalmente cuatro veces en tres días al suelo. Cuatro patinazos y mi rabadilla que ya no da más, está bien dolorida. Todo y así este fin de semana me he dejado convencer para que me lleven a patinar al lago. Ya ves, al final patinaré… te negué el privilegio de verme caer varias veces en nuestros viajes a Alemania. Recuerdo que cada vez que en un pueblo había una pista de patinaje para niños en la calle me animabas a probarlo. Me estirabas de la manga de la chaqueta entre risas imaginándome con los patines entre todos aquellos chiquillos acelerados. Entonces no hubo manera, conseguí escapar a la caída sobre el frío hielo, todo y que sabía que me ayudarías a levantarme una y otra vez, y sostendrías mi mano. Esta vez, voy solo, dispuesto a caer y levantarme por mi propio pie, pues no dudo ya que caeré. Ya te contaré la experiencia.
¡Un abrazo!
leer más   
10
11comentarios 116 lecturas prosapoetica karma: 94

Te he soñado...

Formar parte de un sueño
deslenguado,
impropio deseo
de marea creciente.

Sentir como se ciñe
tu pecho a mi quimera
en busca de unos labios
figura-dos
al tiempo que rasga la noche
un ímpetu voraz,
acompasado de caricias poseídas
y cuerpos exhaustos.

Al alba
solo un lienzo húmedo
que me arropa el hechizo,
mientras, surca la estancia
un aroma sutil a cuerpo extenuado.


    Y sé que te he soñado…
13
4comentarios 55 lecturas versolibre karma: 87

Pueblo de cristal (Haití)

Este micro poema es un pequeño homenaje para el pueblo de Haití, que a pesar de haber sufrido tanto, nunca ha perdido su espíritu
----
Pueblo de cristal (Haití)
----
Horizonte naranja que busca el equilibrio
Abrillanta el sol, lo que aqueja la tormenta
Ilumina los cuerpos de cristal que han caído
En las ruinas de su estar que los fragmenta
----

Madre natura, en tus lienzos de la vida y de la muerte
Has pintado un pueblo de cristal en el Caribe
Que ha pecado como un hombre al tenerte
Y ha sufrido en el mundo como un niño
----

Ven; no pases de largo. Para; quédate.
Ya no hay remedio, salvación posible.
¡Hoy el iris de Dios, en lo frágil nos persigue!
----
----
Jorge Alfonso Ruiz Galindo
(Poeta Gotzon)
----

Este Micro poema fue ganador de la mención especial del público del III Concurso internacional de micro poemas José García Nieto (España)
leer más   
10
1comentarios 37 lecturas versolibre karma: 75

Detuvimos las horas...

Detuvimos las horas
y compramos el tiempo,
ese espacio invisible
con pasión y deseos,
y también intentamos
contener los lamentos
de los labios sensibles
por la brisa del viento,
y es que el hombre que espera
la respuesta del eco,
es un niño, en el fondo,
buscador de mil sueños,
es el alma sensible
a captar todo aquello
renovando su vida
a través de los versos...

Detuvimos las horas,
un instante pequeño,
un fragmento en la nada
y vivimos sin miedo,
aún recuerdo la tarde,
aquel cuadro pequeño,
y una linda figura
realzada en el lienzo,
y es que el mar asomaba,
y en el fondo un velero,
con las olas altivas
sin parar sacudiendo,
y venían en ciclos,
estirando su cuerpo,
y elevando la espuma
golpeaban de nuevo...

"...Detuvieron las horas
unos labios traviesos,
los relojes pararon
dando paso a los besos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
15/06/18
10
4comentarios 69 lecturas versoclasico karma: 84

Desde el espacio vacío al amor

Eres el camino de mi ser, hacia mi prosa,
porque mi mejor escrito tiene forma de mujer,
una compañera de vida; más que otra cosa,
es la luz de mis ojos, mi flor de piel.

Te anhelo en mi presente,
entre letras ya existíamos en nuestro ayer,
a tu lado quiero permanecer por siempre,
aprendiendo a volar, que se nos olvide querer correr.

He sido débil,
y en tu ser encontré mi hogar de abrigo,
He sido fuerte,
y en el calor de mi pecho te he dado mil suspiros.

Hoy te quiero,
hoy añoro nuestros amaneceres,
sobrando ropa,
entregados de piel,
al borde de la cama,
con mis besos sobre tu rostro,
cual pintor
pinta sobre su lienzo,
con su mejor pincel.

He aprendido que a tu lado los problemas son chicos,
y que de tu mano nunca habrá un por qué caer,
me has enseñado a olvidar el olvido,
me has enseñado a querer querer.

He caminado de tu mano con tacto de regocijo,
he encontrado el suspiro perdido de mi alma en tu pecho,
he nacido por cada beso de tu boca, sumergido en abrigo,
he muerto feliz en cada abrazo tejido, que a mi piel has hecho.

Cuánto te quiero, querida mía,
cuánto te deseo, amante de mis versos.
cuánto te adoro, amiga mía,
dueña de mí, diosa del universo.
leer más   
3
sin comentarios 39 lecturas versolibre karma: 46

Afrodita de una noche

...y decirle "adiós" a la lluvia y las apuestas,
a jugar sentimientos a cuestas, bajo las cuestas.
A entregar el alma con las pieles sueltas...

a bajarle la falda a la inocencia,

a seducir el abismo de la consciencia,

a decirle a la entrepierna,

que la lengua es el mejor escritor de los lenguajes.

Y decirle adiós a los colores,

condenarse a los temores,

olvidarse de las flores, saborear dolores.

Respirar del cielo,

acampar en corazones fríos sin nombre en sus entradas,

recorrer los arrabales de los senos y el ombligo,

al son de la lujuria escribiendo al impacto de las miradas,

las bocas son mares,
las pieles son lienzo,
los corazones son versos,
los ojos son letras,
y como fuego de este sexo: el universo.

A la joven inocencia,
no he de quedar espacio para sentimientos,
le ha quedo un charco sobre los intestinos,
las bragas por el suelo, las ganas en la cama,
la consciencia en el olvido, la realidad bajo los sueños.
leer más   
14
2comentarios 92 lecturas versolibre karma: 93

Correr o esperar

No sé si correr
detrás de esos faros que vuelan,
luces que titilan en la bruma
con aleteos de colibrí
y destellos fantasmales.

No sé si correr o esperar.

Esperar que vengan a mí
por aquello de la naturalidad
de los mundos que se revelan,
los rayos de luna que han llenar
los espacios vacíos de cada alma.
Un río que fluye, sin detenerse
sin caducar,
y que tarde o temprano
pasa por cada puerta.

Esperar y respirar.

Respirar y sorber el aroma
de cada uno de los colores,
de los fragmentos de vida
que revolotean en el lienzo azul,
para no llevar la mochila vacía
cuando me toque atrapar momentos.

Y entonces aprender

Que hay minutos para correr
y otros para esperar.
leer más   
20
25comentarios 123 lecturas versolibre karma: 93

Eres yo

Ella bailaba entre la gente
en su rincón, lejos de mí..
Me deslumbraba en el ambiente,
y se alteró mi porvenir.

Escuché el tono de su voz,
parecía una mujer normal..
Pero fue cuando sonrió
que desveló su humanidad.

No pude entonces contenerme,
y a mi destino sucumbí..
"Encantado de conocerte",
..y en tus dos besos me rendí..

Y ya no pude escapar
de ese lienzo en tu mirada azul,
así que supe la verdad,
mi corazón ya lo gestionas tú.

Eres mi ángel de la muerte,
eres mis ganas de vivir..
Eres la espada de mi vientre,
eres poesía en mi sentir.

También la luz en mi interior,
eres la ira que se apaga...
Ya formas parte de mi olor,
y es que sin ti ya no soy nadaaaa.
leer más   
20
9comentarios 105 lecturas versoclasico karma: 90

Los Amantes del Plenilunio (Jotabeí - Con @rebktd @horten67 @AljndroPoetry & @raulrib2 )

El último gemido de la tarde
se aleja de las nubes con alarde

Un cárdeno reflejo se dibuja
y el índigo villano que lo empuja
observa con su luna de burbuja
al par de enamorados al que embruja

La noche y su secreto de alma clara
oculta un resplandor que se declara

detrás de una cortina que resguarde
el beso en un silencio que no cruja
tentando al vendaval que los separa


Cauce eterno del inmenso horizonte,
que acuna al tenue sol en su desmonte,

divisa a los amantes a lo lejos,
matizando su nimbo de bermejos,
coloridos rubores y reflejos,
que hacen a los ojos brillar perplejos.

El astro ardiente yace en el ocaso,
sueña con las musas en el parnaso,
allá donde residen, en su monte,
y del amor empiezan los cortejos,
desnudo cada amante al cielo raso.


Dulzura en la mirada del amante
dulzura de caricia desbordante.

Ternura en los dos cuerpos enlazados,
pasión en los besos siempre soñados,
furtivos en una noche encontrados,
momento de pasión, seres amados.

Testigo mudo del trance la luna
que con su brillo les arropa y acuna.

Contado el escaso tiempo restante
para seguir con cariños buscados,
gozar de lo que tienen por fortuna.


Es la luna un lunar en las estrellas
y su doncella es la más bella entre ellas

va besándola con sus tiernos besos
contemplándola en dulces embelesos
y le planta dos o tres besos de esos
la recorre con sus dedos traviesos

la abraza y sostiene en sus fuertes brazos
noche clara, se enredan en sus lazos

los luceros alumbrando sus huellas
se acarician los amantes confesos
la hierba es lienzo; sus cuerpos, sus trazos.


En el jardín de ensueño se han amado
De rosales su encuentro perfumado

Enlazando su piel en el latido
Y la luna en hechizo ya cumplido
Se retira del acto que es prohibido
con el sol, la razón ha amanecido

La promesa en la piel es impregnada
Y en jardín ya su miel es derramada

Se despiden en beso apasionado
Suplicando universo compartido
Implorando a su luna enamorada…


La aurora ha transmutado con fulgores
la faz en que conciben sus amores.

Producto de un siniestro encantamiento
su amado es desterrado al firmamento
lo mira en las estrellas con tormento
exilio que sin ella es sufrimiento

Y sólo el plenilunio lo regresa
Se aferra el corazón a la promesa.

-Te ruego, mi adorada, ¡No me llores!-
-¿Y cómo enmudecer al sentimiento?-
Pronuncia en sus sollozos, y lo besa.


Distancia que a sus fuerzas las agota
espacio que a sus deseos derrota.

Amarse con los ojos sin mirarse
soñarse en las estrellas sin tocarse
sentirse con la piel sin abrazarse,
besar en pensamiento sin rozarse.

Buscando sobre las nubes su faz,
sintiendo su presencia tan tenaz.

El dolor en sus rostros se denota,
el sabor en sus labios sin besarse,
no se olvidan del amor contumaz.


Mefistófeles calma a la doncella,
susurrando mentira blanca y bella,

a tu amado te puedo devolver,
a sus brazos, sus besos y querer,
con un pacto sellado con poder,
con tus ojos tan dulces lo has de ver.

La doncella con gusto su alma entrega,
un cometa nocturno se asosiega,

y en la noche, destella aquella estrella,
un cometa la besa por doquier,
y la dicha le llena, le sosiega.


El conjuro es el fin de aquel tormento,
la pasión el principio al sentimiento,

esas lágrimas plenas de pureza,
las de aquellos que anhelan la belleza
de su amante, patrón de sutileza,
el feliz colofón de la tristeza.

Él, gozoso regresa, espera ufana
ella, cual luz solar a la mañana.

Y es la brisa de un suspiro el aliento,
que mantiene el amor con más firmeza,
acercándolo presto hacia el nirvana.


Transparente y volando ya el latido
Penetrante e incesante ya ha vencido

Es su unión plenilunio reflejado
en destino de cielo plateado
El sentir de sus almas ha cruzado
dimensión de un destello inexplorado

Es la paz y la calma del amor
Susurrando gemidos y clamor

Es vibrar en un mundo inadvertido
que en dorado los hilos ha enhebrado
deshaciendo prejuicios y pavor


Y si un día divisas en el cielo
resplandor de deseo y terciopelo

Ya sabrás que avistaste a los amantes
que recorren con besos desbordantes
universos, planetas tan distantes,
sus fulgores palpitan deslumbrantes.

Los luceros amándose en lo eterno
y su luna rebosa por lo tierno

y lo grácil del trazo de su vuelo.
Les regala sus visos tan brillantes,
a su amor, plenilunio sempiterno.





@rebktd
@horten67
@AljndroPoetry
@raulrib2
& @DeeDee

Jotabeí
leer más   
25
65comentarios 310 lecturas versoclasico karma: 116

Trazos tristes

Entre sueños de ensueños
fatigado hasta el amanecer
con pasión la pintaba,
me llenaba de felicidad
tratando de llegar
a la sutil perfección
de su imagen deseada...

Sobre nubes de algodón
tarareando una canción
copa de vino en mano
dejaba cada trazo
en el lienzo canela
de su cuidada piel
que absorto dejaba
alma enamorada...

Se cumplió el ciclo,
sangre en lágrima
fue el trazo final
de pintura amada,
triste despertar,
sueño desvanecido,
volver a caminar
tropezando el existir,
duelo en vida ido.
leer más   
8
sin comentarios 34 lecturas versolibre karma: 78

Mariposa

Mariposa
delgada y hermosa
estás conmigo
inundas mi cielo
posas en mi hombro
en mi nariz
en mis dedos
posas donde se te da la gana.
Mariposa
tímida y estratégica
te preparas para la guerra
para la lluvia
para el juicio
eres lienzo
eres libros
eres música
tus alas son museo
son biblioteca
son escudo
te cubres debajo de un árbol
encima de una hoja.
Mariposa
nadie baila tu canción
nadie admira tu arte
nadie osa ir a la guerra contigo.
Mariposa
todos quieren conocer tus novedades
pero no saben, mariposa
cuántas cicatrices
cuánta delicadeza
cuántas lecciones
cuántas hazañas
cuánto encanto
cuánto orgullo, mariposa
guardas en tu pecho y en tus alas.
Mariposa
delgada y hermosa
cúbrete bajo mi sombra
posa en mis hojas
déjame sentir
aunque sea, mariposa
que estoy en casa.
leer más   
13
8comentarios 88 lecturas prosapoetica karma: 96

El abrigo

Me hice un abrigo de poesía,
bordado con el hilo de los besos,
que nos dimos gozosos aquel día.

Zurcido con retales y remiendos,
con los restos de la seda de las sábanas
que ocultaban nuestro amor cada mañana,
formando todo junto un bello lienzo.

Le cosí unos abrazos de suave muselina,
algunas, -perdón, muchas-, lágrimas de tul,
doliente hilván del desconsuelo,
y al pecho le incrusté el bello broche
del cielo de tus ojos gris azul.

El frío que sentía cada noche,
quebraba inexorable mi piel fina,
al sentir como envuelto por la escarcha,
por no entender las razones de tu marcha,
dejaba congelado el corazón.

Puede que esa fuera la razón,
para darle cobijo a los recuerdos,
de esos, que un alijo guarda mi memoria,
forrando con las rimas y los versos,
los momentos felices de esta historia.

Y así quedaba protegido del olvido,
entre harapos y jirones afligido,
al calor glacial de un triste abrigo.
12
2comentarios 59 lecturas versoclasico karma: 102

Lamento al Ocaso

Nubes desgajadas
cuando la tarde envejece.
Una postal lunar se revela
sobre un tibio lienzo lila
y destellos plateados
aclaran mi vista y lamento:

Solitario sobre una tundra
pregunto si existo cuando me recuerdas,
mas los astros distantes de mí
no saben siquiera que vives.

Adustos y taciturnos
contemplan esferas que giran
y todo el estruendo que aquí suena a caos
es mudo más allá de la Luna.

Tormentas, perezas y sueños
que en siglos de almas se han gestado,
¿a dónde van cuando sabemos
que el Hombre no es la medida del universo?
leer más   
4
sin comentarios 41 lecturas versolibre karma: 47

Ilusión Perdida

Aquel niño en su inocencia le preguntaba a la gente:
¿Por qué hoy tantos hay que piensan que el amor no es para siempre?
¿Por qué hay tanto caminante sin un rumbo en su presente?
¿Por qué todas las personas ya no sueñan, ya no sienten?
¿Por qué tanto muerto en vida? ¿Por qué no hay libres de mente?
¿Por qué hay guerras y mentiras? ¿Por qué sangran inocentes?

No veo las mariposas de los sueños de la gente
que volaban hasta el cielo y se posaban en su lienzo
alumbrado cada noche, recordando sus deseos.
Hoy luces artificiales nos roban el firmamento.
Ya nadie mira hacia arriba recordando sus anhelos,
todos andan cabizbajos poseídos por sus miedos,
son esclavos del trabajo, del consumo y el desvelo.
Hasta el Sol muere de envidia, no le gusta es astro nuevo
día tras día todo gira al rededor del dinero.

Los gusanos de la seda con la que bordaron sueños
se esfumaron y dejaron en su partida la estela
que les indica el camino para alcanzar las estrellas,
pero ya nadie las mira, todos se volvieron ciegos.
9
4comentarios 47 lecturas versoclasico karma: 98

Hecatombe Al Oleo

Goteaban los problemas, haciendo cada vez más extenso este charco de caos, donde nadie despertó todavía. Ecos de una ciudad que permanece en silencio llegan a algunos oídos, seleccionando el plantel indicado para realizar el trabajo. El vinagre en donde se maceran los planes a tratar ha sido cambiado y en su lugar utilizaron agua, cuestión de llevarlos a cabo antes de que se pudran. Han tenido nuevas visiones, acumulándolas en un cajón que iba desbordando hasta colapsar, cuyas artes fueron envejeciendo de a poco pero rápidamente.

El lienzo ha atravesado todos los estados. Ha tenido alegrías, depresiones, maridajes entre colores y sombras, pero nunca perdió esa especie de magia que lo encierra. Una mística que a pesar de su poca importancia nunca viene en frasco chico. Nunca alguien formuló preguntas o se quiso meter en la piel del artista, porque nunca viven como él, porque nunca sienten como él. Los trazos más violentos y los más suaves tienen una pronunciación marcada que manifiestan lo que pocos denominan pasión, lo que algunos denominan locura.

En raptos de lucidez el resultado puede dar un poco de miedo, dicen las malas lenguas (o algunas, las que desconocen el tema y solo critican), aunque solo es cuestión de leer entre líneas o entre sombras, dado el caso. Tal vez pocas personas caigan en la cuenta de millones de cuestiones, obviando que tal vez las paredes y las musas hayan sido testigos privilegiados de la hecatombe al óleo. Esas musas, conversando entre ellas, riendo del desarrollo y de cada instante de explosión, difuminando y fundiendo las tonalidades y las texturas para luego ser juezas y partes sin ser escuchadas.

Nunca entenderán las mentes ajenas, quien escribe esto tampoco, pero gracias a nuestra intención de cordura (por no decir clausura mental) los que se llenan los bolsillos son ellos, tan solo por abrirnos sus puertas de la percepción, mostrando sus mejores o peores caras, haciendo de su estado de ánimo el motor de su trabajo.
leer más   
3
sin comentarios 35 lecturas relato karma: 51

AúN

Aún muero cada vez
que cierro los ojos y la olvido,
aún muero en palabras
que se quedaron
donde no llegan los sentidos,
corazón deshecho arena,
arena que trocó en cenizas amarillas.

Aún sigo en aquella vidriera,
escaparate del dolor golpeado por el mar,
marea de laceraciones
cuyas espinas aún vierten tinta.

Aún los pies siguen clavados en mi garganta,
en silencios que cuentan cada gota de tañido
que reverbera contra su ausencia.

Aún amo el incendio de sus dedos
cuando la fortuna hizo que se rozaran con los míos,
despedida sin pañuelos a los que aferrarse,
sin lienzo en el que llorar.

Aún no hay suficientes olvidos por pasar
con las yemas humedecidas en sal ajena,
aún no hay suficientes aunes…..

Aún olvido su nombre……
….aún no hay suficiente olvido.


მოéղ
leer más   
25
18comentarios 168 lecturas versolibre karma: 116

Ojitos tristes

Se dejaron la chispa, su luz, en alguna esquina. En la intersección entre el bombeo de la sangre y los equilibrios al soñar. Entre las caricias y las espinas.

Cuántas veces se cerraron con todas sus fuerzas para soñar más alto. Para sentir más fuerte.

Cuántas se cerraron flotando en lágrimas, esferas transparentes, imperfectas por la gravedad, que las deforma y las arrastra por las mejillas hasta que saltan del pómulo al suelo.

Cuántas miradas al centro de la Tierra. Como en un viaje de aventuras, indagando la manera de llegar al tesoro.

Cuántos cruces furtivos en escaleras. Entre la multitud. Conectaban a la perfección. Con miedo, y a pesar de eso, seguían buscándose. Como luna y lobo.

Cuántas miradas a las estrellas. Guardianas de esperanzas. Luces que duermen al alba.

Cuántas conversaciones en silencio. Cuánto pueden hablar unos ojos.

Y mis pestañas abrazaban las tuyas. Mis retinas guardaban tu esencia. Mis párpados eran lienzos de tus locuras. Ventanas de mis colores.

Ojitos tristes.
Ojitos cansados.
Ojitos dulces.


Llenos de magia. Pintados de flores.
leer más   
12
23comentarios 115 lecturas versolibre karma: 96
« anterior1234511