Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 14712, tiempo total: 0.012 segundos rss2

Suspira mi corazón lágrimas del alma y sonrisas de los sueños

Entre los recovecos del alma me siento a observar el mundo, a dejar mi vista volar mientras las nubes pasan de largo lentamente por la gran bóveda celeste. Quisiera averiguar el por qué de la existencia, pero creo que solo atino a levantar castillos de naipes de un futuro que se sostiene tambaleante ante la necesidad perenne de no dejar de soñar nunca, aunque puede que nunca lleguen a cumplirse dichos sueños.

Sorprendido y desorientado, saco una nueva mano de cartas, a ver si así, de algún modo, logro vislumbrar el porvenir como una baraja de tarot que señale ilusiones entre las brújulas que marcan el norte que me hiciste perder.

La helada cae en la madrugada; al tiempo que la noche oscura e impertérrita dibuja siluetas difuminadas de vanos intentos de atrapar lo que ya no tenemos. El cigarro reposa sobre una botella vacía de plástico, sumergiendo sus cenizas en cúmulos de fracasos que adornan la habitación. Las paredes supuran rastros de melancolías y aún de este modo, descifro crítpicos laberintos que tienen por centro a mí mismo.

¿Dónde está lo que todos buscamos?

Las metas.

La felicidad.

Las fuerzas para seguir luchando cada día.

¿Dónde está todo eso?

Que alguien me lo explique, porque yo hay días en que no soy capaz de percibir entre la neblina del horizonte todos esos pequeños detalles que dan color a la cotidianidad.

Y la rutina se ha apoderado de mi triste paleta de grises,
y el lienzo solo arrastra simples tanteos de sonrisas,
pero hay alguna luz entre las sombras
y las tinieblas ya no cubren tantos túneles de ida y vuelta como el recuerdo que vive entre los sincorazón y sus negros ojos sin alma.

La tormenta ha dejado la calma tras la tempestad, y el temporal ha traído cientos de piedrecitas cristalinas a la orilla,
pero ni la suerte
ni el azar
se han subido a las olas
y la arena ya no perdura las huellas de todos los pasos que dimos hasta encontrarnos
entre sus palabras y sus caricias.

No sé muy bien a dónde quiero llegar, quizás ahí resida el principal problema. Quien no sabe qué quiere no va a ser capaz de alcanzar nada. O puede que lo sepa, y no me atreva. En ambos casos hay poco que hacer más que suspirar mirando a través de esa ventana que nos muestra todo un mundo que no somos lo suficientemente valientes de explorar entre los equilibrios funambulistas de las aspiraciones y los sueños.

No he atrapado a la felicidad eterna todavía entre las manos,
pero no me he cansado de intentarlo,
al menos no todavía
hasta haber triunfado por y para conmigo mismo,
y con la vida
celebrarlo.

Mientras tanto, camino
con las manos en los bolsillos
y el cuerpo tatuado,
al tiempo que de mi cuello se balancea
el recuerdo constante que me obliga a no darme jamás por derrotado.
8
2comentarios 45 lecturas versolibre karma: 125

Por una cabeza

Diciendo adiós a unos,

despedida de imposibles.

y ahora, a decir hola

a los nuevos

y flamantes retos.

Mezclando a Hitchcock

con sus creaciones,

y añadiendo mis proyecciones,

veo que siento

predilección por el misterio.

Y así, este es el principio

de un querido proyecto,

donde habrá, como siempre,

un tiempo de aire,

mil vuelos vacíos,

y una posible caída

por el precipicio.

Y ya, si acompaña el tango,

el resto está hecho.

etiquetas: verso libre, realmente es charlotte, realmenteescharlotte, actriz
9
sin comentarios 32 lecturas versolibre karma: 121

La sombra de los días

La sombra de los días
es por tu sol,

cuando en ella estoy
no es porque haya guardado la lluvia
en el primer cajón,
donde siempre meto otoños y refugios,
ni es porque haya guardado la esperanza
en el segundo,
donde las cartas de amor que nunca escribo,

cuando en ella estoy;
es porque nunca guardé ninguna luz,
ninguna noche.
9
1comentarios 41 lecturas versolibre karma: 126

Te quiero

Te quiero...
Te quiero muy cerca de mi.
Muy cerca de mis ojos,
de mis manos,
te quiero.
Así te quiero...
Muy cerca de mi boca,
si es posible,
pegada,
unida a mi boca, te quiero.

Amo tus labios,
tú boca,
esa flor de carne tibia y húmeda.
Esa suave ternura
que es capaz de unirme a ti en un beso.
Como amo ese momento
en que te aferras a mi y yo me aferro a ti.

De era cercanía te hablo,
de cuando el latir del corazón
no lo sentimos en el pecho,
sino en los labios.
Amor del fondo de mis ojos,
mujer de labios dulces y pequeños,
te amo, te quiero, te siento.
leer más   
9
2comentarios 36 lecturas versolibre karma: 127

Estrella

Soy un grano de tierra
En un monte baldío.
Soy h2o2 en un gran iceberg.
Soy un viejo en el cuerpo de un niño.
La música clásica
Esta en mi sangre.
Desearía que los demás vieran el mundo
Cómo yo lo veo
Pero eso los haría suicidas.
El reloj marca las 3 de la tarde
Buena hora para ser crucificado.
No te preocupes, no me iré lejos
Solo hasta el final de la calle.
La gloria lo veo como una opción
Las personas tienen fe en mí.
Aunque me encuentro en un calabozo
Todo demacrado, todo moribundo.
Esta es una buena historia
Para contarles a los más jóvenes.
Ya no importa el dolor
Mientras tenga un buen amor.
Yo lo llamó, el mejor ron.
Los grillos hacen ese sonido otra vez
¿Esperan a alguien mas esta noche?
Pero siempre es bueno decirles a todos...
¡Los amo!
leer más   
10
2comentarios 31 lecturas versolibre karma: 129

Manos caidas

Con las manos caidas
y ya en desuso
solo escribo con mi lengua
los vaivenes de un corazón
que va en pijama.
Siempre desaliñado
no espera a nadie por casa.

Siempre con la misma cantinela
Hablando solo refunfuña con calma,
de ese beso que en tus labios
todas las historias besara.

De ese beso que ponía en pie
y todo el pasado y futuro anulara
porque tu eras todo el presente
y cuando no estás siempre naufraga,
en esa islita de recuerdos
de este mar alborotado
que se llena con sus lágrimas
leer más   
11
4comentarios 67 lecturas versolibre karma: 145

Poema X V I I I

Me acusas sin verguenza de retenerte con pócimas
desviando la atención de tu embrujo sobre mí.
Descarado embustero que revuelves mi mente
con la magia hechicera que sale de ti.

En tus sueños preparas misteriosos brebajes
y cuando hablamos todos me los das a beber
me provocan delirios y pasiones salvajes
y sentimientos sublimes en todo mi ser.

Mientes, siempre mientes al decir que te atrapo
siendo de verdad tú quien me envuelve en su red
me haces creer que te tengo cautivo
mientras sellas mis grilletes contra la pared.

Mis ojos ven una celda fantasiosa
una litera, un lavabo y manta allí
creyendo que soy yo quien te preparó la estancia
vas cerrando las rejas detrás de mi.

Cuando me doy cuenta de que estoy atrapada
ya es demasiado tarde para huir,
lo peor de todo es que yo lo anhelaba ,
deseaba que tú y solo tú me atraparas así.
leer más   
10
4comentarios 46 lecturas versoclasico karma: 126

Dios del trueno

ALFONSINA DEL DIOS DEL TRUENO

Cuéntame historias jamás vividas,
cuéntame un cuento, pirata bueno,
¿juegas a un juego de miras druidas?

Nunca supiste ponerle freno
desde la pista regalas flores,
súplica triste del dios del trueno

pídele a Thor que en los mares mores,
más que los peces que en aguas viven,
comen voraces al son..., tambores.

Yermos los sueños de amores cuidas,
más que por loco me tomas trueno
Thor invocado jamás adores,
más por infiel que por él le aviven.


Alfonso J. Paredes
Todos los derechos reservados S.C./Copyright
Imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
13
6comentarios 64 lecturas versoclasico karma: 130

Oda a la noche

Bajo las estrellas,
hago un soliloquio,
en el que recito
mis versos más hondos.

Le canto a la luna,
al cielo le elogio,
exalto a las sombras
con júbilo y gozo.

Hago un panegírico
a modo de encomio,
lleno de lisonjas
en alegre tono.

Al tardo crepúsculo,
al silencio sordo,
al ocaso pleno,
y al velo borroso.

Quizá algunas veces,
cegado está el ojo,
pero ni una crítica,
ni siquiera oprobios.

Si el brillo es de plata,
yo digo que es oro,
si tu no ves nada,
yo percibo todo.

Entre la penumbra,
mil besos hermosos,
la tiniebla oculta
el rubor del rostro.

Ensalzo a la noche,
tiempo de reposo,
retiro sereno,
sentirse bien, solo.

Se apagan las luces,
soñar otro poco,
hechizos y magia,
vivimos los locos.
12
8comentarios 75 lecturas versoclasico karma: 128

Y dejé pasar tres primaveras

Y dejé pasar tres primaveras,
y se intercalaron
tinieblas acostadas
sobre hierba fresca,
esperaron,
los retornos
de nimbos oníricos
bajo luces de estrellas.

Y...

quebró el sonido,

y ...

se dilató el latido,
gimió la noche
como un ladrido
interminable
esperando
el olvido.

Y...

se entrelazaron
los sueños,
y se hicieron desválidos
con sus vendas ajadas
de mugre del camino.

Y...

el corazón quedó
en un do sostenido
sin tregua de batalla.

Y ...

dejé pasar tres primaveras,
y aposté por los nudos
que un día anudé.

Y ...

pinté mis labios
para borrar
todo vestigio
de tu paso.

Y ...

alumbré mis ojos
con farolillos nuevos.

Y....


Angeles Torres
leer más   
6
4comentarios 12 lecturas versolibre karma: 82

Loa a Asclepio

+++ LOA A ASCLEPIO +++

¡Por las tres alfas!
¡Por el alma del amor ancestral!
A tí, de la salud, oh dios....
¡De los remedios padre!
¡Que otorgas bienestar a los enfermos!...

A tí, del dolor enemigo
Y de la curación amigo
¡Ven, dá fin... A esta enfermedad!.

¡Ahuyenta la pena de mi hermano!
De mi hermano el corazón
¡De cada hombre y de toda nación!

Te invoco, magnánimo y venerable
¡Sí, sí...! Al bendito hijo de Apolo.
Al salido del vientre de Coronis.

Del Centauro Quirón...
¡Fiel discípulo y amigo!.

A tí, para mis hermanos...
¡De todos los colores y lenguas!
¡De todas las edades y dineros!
A tí, la salud pido, Oh, dios.

Asclepio-Esculapio-Asclepio
¡Qué moras ahora inmortal!
¡Qué fuiste muerto por Zeus!
Y qué a Hipólito... Resucitaste
¡Cura el corazón enfermo!
¡Cura tanto espíritu malsano!.

Esculapio-Asclepio-Esculapio

¡Te lo pido por Hermes, tu salvador!...
¡Por Apolo, por Coronis, por Quirón!...
¡Por el padre de todos los dioses!...
¡Por la madre de todas las diosas!...
¡Por el infinito múltiple...!
De los mil nombres
De los diez mil seres...
¡Te imploro, te invoco!.

A tí, oh, dios...
¡Elevo mis plegarias!
Por el antes, el hoy y todos los mañanas...

¡Oídme Asclepio, Esculapio inmortal!...
Alivia las penas de los hombres
Aligera los dolores de mis hermanos...
¡Yo te invoco, desde el alma al hueso!
Yo te ruego, con mi voz y mi silencio...

¡Sednos propicio!

¡Oh, bienaventurado...!
Aligera nuestros males
¡Te suplico nos seas propicio!
...Recibe favorable esta plegaria!...

Y... Y... Y...
¡Devuelve la salud a todo enfermo!...
Y cura nuestro pueblo
¡El pueblo que corre por mis venas!...

* Asclepio Esculapio Asclepio *

Te invoca y te suplica
Este insignificante mortal
¡Aunque no tenga paraíso!
¡Aunque no tenga vida eterna!
¡Aunque sólo sea dueño...!
¡De la nada!


Autor del texto y la imagen.

Toutes les droites appartiennent à son auteur Il a été publié sur e-Stories.org par la demande de Joel Fortunato Reyes Pérez.
Publié sur e-Stories.org sur 20.02.2011.
leer más   
9
6comentarios 53 lecturas versolibre karma: 129

No estás

No estás
cuando necesito
no, no estás
y el silencio de tu voz
que quiero escuchar
me aturde, sin poder escapar…

me acorrala el silencio
entre otros cuerpos
que no me interesan
los nombres, y que ocupan
tu lugar…

y extorsionan
en palabras que no escucho
mi deseo, dejándome tener
pensándote, que podrías ser…

y no estás, no estoy
y se escapa mi mente
y deja mi cuerpo para querer
cuando no quiero, vivir…

y vivir sin vivir en tu cuerpo
es respirar sin sentir
es igual a la nada
a embriagarse
para en falso reír…

y me entrego, o a mi cuerpo
y me dejo, simulando placer
me abandono a pensarte
como inevitable
por tratar de hacer latir
a un corazón desolado
para acabar llorando
cuando acabo de fingir
amar…

porque no he amado
porque sólo he dejado
liberados mis sentidos
al vacío de mi alma
llamándote
en cada ahogado gemido
por no poderte nombrar…



soundcloud.com/lola-bracco/no-estas-cuando-necesito-no (Lola)
16
14comentarios 74 lecturas versolibre karma: 145

Reino de los desposeídos

El mundo es un cascote
que el poder no lo hace girar
alrededor del sol sino de la codicia.
Incontable como el universo
Es la injusticia.

Oximoron se llama mi herida :
Las penas son tan largas en esta corta vida.

Los poderosos son peces grandes
porque hacen del mundo un charquito.
La desigualdad es el anzuelo
Que solo pesca peces chiquitos.
En el oceano se ve su pequeñez
No importa el tamaño que mida el pez.

El hambre no se maquilla,
Crisis es un sinónimo de estafa.
Si quieres ver la cruda pesadilla,
No uses a los medios de comunicación
Como si fuesen gafas.


Posdata: "privilegiadas sean aquellas personas a las que le duelen las injusticias"
leer más   
14
11comentarios 57 lecturas versolibre karma: 146

Congelado nadaba... (Polipoesía)

CONGELADO NADABA
(Polipoesía)

Anoche soñé que nada soñaba. Nada-nada.
Y corría y corría y corría. Nada-nada.
Como como la comida en la nada.
Y en el océano/la playa/la alberca/nada.

Y dada de dada los dedos de dáda.
Endedados muy endedados danzaban
Pod nada pod doñar danoche. Danada.

Nada/nada/el pez/la foca/el pato.
Ná/dá/ y Na/quita y Na/niega.
Nalgueada naranja naval.
Adormecida acorazada.
Deferente delicada.
Abundante.

Con tó
Con té
Con tú
Con tá
Con tí

Del cero inexistente… ¡Sin tí!.
Excesiva nulidad…Sinosotros.
Ni un ápice. Ni un hueco.
Ni el naufragio del eco.
Explosión…¡Eclosión!.
Eclosi-iii-ón-ó-nnn.
Eclo-eclo-eclo.
Ec-eee-ccc.
¡E!.

Y más/por nada.
De nada.
De lado.
Alado.
Helado.
Fresco.
Gélido impávido inmutable,
frialdad desapasionada alejada,
insípida incontenible imponente.
¡Nulidad inútil ineficaz vacío!.
Na/daba/na/tomaba/delsueño.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)
leer más   

etiquetas: polipoesía, comida, alberca, delicada, gélido, imponente
3
1comentarios 18 lecturas versolibre karma: 46

Libertad…

Navegaste en el subterráneo lúdico de efímeros atardeceres
sin sentir la brisa suave del céfiro silbido resoplar.

En tu encofrado palpitar, madera fina, de roble antiguo
latía el vencido tiempo y la aurora vespertina.

Poco a poco fuiste remando, creciendo y consumiendo
la borrasca que desató el diluvio o el invierno de cierzos.
Y recorriste todo el entramado etéreo de la época más oscura
en un océano socio-cultural de raíces infranqueables;
periodo tan antiguo como la hoguera y la sepultura de almas
en pena

y que el viento apostilló en el atril de la insipiente comuna.

Libertad…
Le diste sosiego al jornalero y sediento labriego
y al desterrado iluminaste su herrumbroso camino.
Son tus ojos tan profundos como la luna estacionada en el tiempo
convenciste al letrado, al guerrero y al siervo

que la silla del monarca estaba tallada con clavos de destierro
de agonía y sufrimiento.

En aquella tarde del Paris melancólico el verdugo hizo de cabezas girar
y la sangre derramada puso fin a la servidumbre.
Ahí estabas con tu entramado rostro en pleno festín
de castillos y mazmorras
de reyes y reinas
de príncipes y princesas
con el vulgo de testigo
con la noche atrevida y corriente
gozosa por el placer que te da ser una heroína ejemplar
Diosa encarnada
de luz y sombra.

Son tus pendones brotados del ancho mar
del vértigo y la pluma del pintor que calló postrado
y te hizo pintar en la acuarela parisina.

Luchadora y poetisa
llegaste en un carrusel de sonrisas
para sembrar fe en los oprimidos

contra el miedo, la tiranía
y la falsa democracia.

Ramón Pérez
@rayperez
01/08/2016
Cabimas, Venezuela
leer más   
3
1comentarios 21 lecturas versolibre karma: 60

Dulcinea

Cónyuge obligada al desamparo
y a la miel amarga de la alianza
que en tu dedo es una esposa,
cicatriz de tres soledades aceptadas
en la pasión reprimida de tus lágrimas
cuando inquieres la devolución
de una sonrisa.

Quejido eres
desde el trueno en tus fronteras,
alma en búsqueda
de las traviesas de tus fugas,
cándida en la entrega de peldaños,
obsesión con que golpeas
cada noche las estrellas.

Rasgas tus sedas soñando entregas
sobre campos llanos
para tus inventarios de lunas,
bajo los astros
arrimas rimas a tus ascuas,
viéndote señora de triste baja cama,
temerosa de los tejidos.
que tu verdad reiteran.

Con manos agitadas recreas el deseo.

Desde tu Nirvana de complejos
clamas por el olvido de la angustia,
parapetada entre tus musas
como puntal que debilite
los baluartes donde crujen
tus tablas doloridas.

En tu voz quiebran las rosas,
laureles secan por siempre
en tu frente de niña eterna,
pides renacer gritando
en las revueltas de la tristeza
de un rumor amoratado.

En tus vigilias suplicas ocultar
sombras en alforjas que rellenas
con piedra ajena,
remueves la incomprensión
que te recorre,
al leer entre tus noches de helado lecho,
las reseñas que los demás emiten,
resucitas lo sentido por tu tintero triste,
Dulcinea abandonada
de un Quijote imaginado..
leer más   
15
15comentarios 65 lecturas versolibre karma: 142

No lo hagas

No solloces sobre mi rosa que ella comenzará a sollozar contigo.
No te mofes de mi afecto que yo no me mofo de tu petulancia.
No me des un abrazo ineludible, porque no lo deseo.
No me beses tratando de aliviar tu culpa.
Pero sí, escucha a tu corazón palpitar,
ya que será el único que te dirá tus verdades por más asperezas que resulten.
Has dejado pasar los años buscando llenar ese vacío que ella te dejó,
déjame decirte que no volverá, ha fenecido.
Y quizá escuchando a tu corazón,
el será quién te saque de esa concavidad que tú has profundizado por años.
Todos han sollozado por amores pérfidos,
pero no necesitas abandonarte en el vacío,
mejor perderse en el amor propio, ese que muchos buscan y pocos conocen.
leer más   
8
2comentarios 24 lecturas prosapoetica karma: 109

Precipitada muerte

Ausencia de ti

Desde ayer, como un juego de naipes en incendios
como en funerales, o en las estaciones llenas de humo;
desde ayer siento correr mis días a la precipitada muerte
y veo detrás de ello, la desmedida atención mía.

Desde ayer.
Desde ayer, siento que instintivamente
te me vas golpeando el suelo, y me miras...
ya somos polvo, pero no hemos llegado a la estación final

Desde ayer,
contengo, contengo tus pupilas.
Dentro de mis adentros mi existencia
fue arrebatada por lo que no fue.

Me cansé de recoger ramas en vano, marrones

Siempre surges desde ayer, recogiendo lo que he botado.
Joven febril y amante de las luces.
El tiempo perdido en las estaciones
y los meses de bajada.

Tus ojos siempre saliendo del mar.
16
6comentarios 72 lecturas versolibre karma: 143

Soy tormenta

Subo el volúmen
de los pensamientos
para subir a los cielos
y se apiaden de mi.

Retruena el acero
abriendo sus nubes.
Perfecta tormenta
que me ruge en gris.


"Tanto ensordecen los pensamientos
que me atormentan"
leer más   
22
26comentarios 102 lecturas versolibre karma: 156

Una tarde cualquiera

Tarde de frío en los ojos.
De miseria en el bolsillo del recuerdo.
De estantes vacíos y
cajones repletos.

Trastornos opacos en las manos
que ya sólo acarician ausencias.

Quisiera dar color de madrugada
a este hora tardía y negruzca.

Algunas veces el alma se te queda encogida,
buscando en su ombligo una salida que no está.
leer más   
21
14comentarios 49 lecturas versolibre karma: 144
« anterior1234550