Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 18829, tiempo total: 0.019 segundos rss2

Los versos

Todo verso es protegido
por ilusiones de ensueño,
y que carentes de dueño
hacen del alma su nido.
Es el lenguaje prohibido
para razones banales,
es manantial de ideales
ya épicos ,ya amorosos ,
que en aluviones hermosos
asemeja a varios griales.


Y en sagrados juramentos
que herejía es quebrantar,
va el poeta a perpetuar
sus diáfanos sentimientos.
Incólume a los tormentos
de la insana sin razón,
en desborde de pasión
le esperará la ventura,
y verterá la hermosura
en versos del corazón.
28
19comentarios 180 lecturas versoclasico karma: 99

Tres versos perdidos

.Tres versos perdidos en un viento entre dos destinos…

Fuimos a la deriva de un viento triste y perdido
de tantas almas en su vuelo sin destino,
y aún así, tomaste mi mano y nunca nos perdimos
de este amor…

Porque hay amores destinados
aunque todo parezca perdido
y quiera el mundo convencernos
imposibles, sin poder confundirnos
el camino que siguen paso a paso a los latidos
queriendo llegar…

Seguiré, tú sabes que no me rendiré jamás
porque desterramos al partir esa palabra “nunca”
cuando juramos amarnos por siempre en esta vida
o en la siguiente y encontraremos una más…

Tres versos perdidos en un viento, entre dos destinos, el tuyo y el mío, para amar...

soundcloud.com/lola-bracco/tres-versos-perdidos (Escúchame) Lola
16
8comentarios 54 lecturas versolibre karma: 145

Los valores perdidos

Sentado y meditabundo
en el quicio de un portal,
Me pregunto ¿que está mal
con las cosas de este mundo?.
Parecido a Segismundo
yo pienso que estoy soñando,
pues no puede estar pasando
lo que a diario todos vemos,
solo animales seremos
si nos seguimos matando.

Perece la humanidad
sumida en todos los vicios,
todos buscan beneficios,
carentes de identidad.
Abunda la liviandad
en todos los estamentos,
no existen entendimientos
entre los seres humanos,
y actuamos como profanos
ante nobles sentimientos.

Cuál la caja de pandora
que encierra todos los males,
con acciones inmorales
la maldad domina ahora.
Ya no tenemos aurora
en las tinieblas del alma,
nos abandona la calma
en medio de esta tormenta,
que la indiferencia aumenta
y a las personas desalma.

Es tiempo de comprobar
lo que en verdad deseamos,
¿nos rendimos o luchamos
para las cosas cambiar?.
Todo puede mejorar
en las lides de la vida,
mantener la frente erguida
es la actitud primordial,
para poder ser leal
a la batalla emprendida.

LOS VALORES PERDIDOS - CC by-nc-nd 4.0 - ESPECTRO
11
6comentarios 96 lecturas versoclasico karma: 100

Los lirios

Los lirios han cambiado la túnica,
su delicioso aroma es solo un recordatorio,
ya no son aburridos y vigorosos en el canal,
pero son frágiles y elegantes en la brumosa mañana.
Sin reconciliación, la melancolía crece en cada una de nuestras vidas, sin remisión, como una enfermedad.

Che-Bazan.Es
leer más   
13
3comentarios 97 lecturas versolibre karma: 99

Los siete pecados capitales

LUJURIA

Miré la calleja de tus pechos
y quise tenerlos cerca,
te miré a los ojos con un mensaje claro
y quise tenerte cerca.

Me miraste con la cabeza gacha
con cómplices ojos de gata que acecha,
me dijiste ven, sin hablar ni una sola palabra
solo con la mirada ancha y la boca estrecha.

Le hice caso a tu idea macabra
y nos entregamos a la imaginación,
que nuestra piel erizaba
y en nuestro cuerpo recorría una sensación,
de escalofrío que nuestra alma acecha
y quise tenerte cerca.

Aún recuerdo esos ojos lascivos,
que con mi mirar tenían respuesta,
aún recuerdo esos sinuosos gestos
que hacían desearte tenerte cerca.

PEREZA

Cansado de tanto pensar
que quería tenerte cerca,
supe la hora de trabajar
pero no supe darle respuesta.

Y es que tumbado en camastro
mejor se está, aunque no lo parezca,
intento de levantarme se me hizo lastro
y pensé: quédate aquí no sea que fallezca.

Pasó por delante de mi la hora de la siesta
y yo tumbado allí con temor a que fenezca,
pensé: tumbado voy a seguir con la ropa puesta
hasta que la hora de dormir, quieto lo merezca.

Y es que ¿para qué voy a trabajar con este cuerpo
que de bello se hizo hermoso y de hermoso grueso?
Ya no valgo sino para descansar hasta que caiga muerto
o me arrastren del lugar para meterme preso.

GULA

Y sí, preso me iban a meter,
pues de repente sentí la necesidad
de como un descosido comer,
como un loco con animosidad.

Vi comida por todos lados
estantes llenos de ricos bollos,
congeladores llenos de helados,
bandejas de asados pollos.

Me decidí a comer como un descosido
Bollos, helados, pollos, algún que otro pavo
y aún no había llegado la hora de quedar dormido,
cuando pensé: vomito y me lo vuelvo a comer vomitado.

Como pez que se muerde la cola
comía toda vianda embrutecido,
aún cuando la garganta se me hacía una bola
comía y comía para un estómago desagradecido.

IRA

Maldita sea la hora en que decidí comer
a cocinero yo me cargo
pues sin decirle que yo quería querer
comer, me quedó sabor amargo.

Por mi vida que yo lo asesino,
rastrero cocinero de abolengo postín
mala ira y mala muerte te propino
aunque sea balín por balín.

¿Tú que me lees malandrín?
te crees que soy poeta y poema escribo
te crujo digo, lector de poeta gañín,
que a lector de mi lectura maldigo.

ENVIDIA

Míralos a esos que se autoproclaman poetas
si es que además publican libros,
¿qué se habrán creído subidos en goletas?
cualquiera publica un libro eso yo calibro.

Para mí quisiera la suerte que tienen,
pienso yo que por vaga inmerecida
pues creen que arte y cultura confieren,
a mis letras que leen hacen desagradecida.

Veo que mucha gente te sigue,
pero no veo la razón de que a ti te sigan
y que luego de mi ni siquiera digan,
ni una sola palabra que, aunque mal me abrigue.

Para mí quiero el éxito que tú tienes
Y que sin duda creo que no mereces,
porque te leo y no veo ¿por qué creces?
si mejor escribo que tú que me entretienes.

AVARICIA

Pero no suelto un duro por leerte
aunque barato el artículo me pusieras,
que dinero no suelto, aunque me cueste la muerte,
para mí, todo lo que te llevas quisiera.

No me pidas limosna, que te digo que no llevo
dinero en el bolsillo y aunque dinero llevara
no te daría lo que en monedero por vacío y nuevo,
aunque te arrastres por el suelo y tu vida costara.

Quiero todos esos olivos de olivas vetas
para tener muchos más sacos y tupidos,
hasta que sus costuras estén prietas
y de apretados que estén por sus poros supuren fluidos.

Quiero tener y tener y acaparar
más que nadie en este mundo,
mis arcas con tesoros y dinero albergar
y no dar, ni siquiera, a poeta vagabundo.

SOBERBIA

¡Me come por dentro todo lo que sucede!
Grito hasta que se me salen las entrañas,
lloro de rabia por dentro por que me quema el alma,
tráeme ese verso que es mío y ¡vete!

Si versar es un esfuerzo que tú no entiendes
salte de la estrofa que, si no te maldigo,
la furia de todos los males elucubras y enciendes,
¡fuera de mi vista poeta mendigo!

Tórnate a otros distintos lares
que no quiero ni verte,
pues ni a mi me aguanto en barra de bares
ni bebido por mala suerte.

Se me acaban las fuerzas para echarte
se me endurecen las venas de mi cuello,
se me tiñe de gris mi cabello,
de la rabia que me da no poder matarte.

Por no poder, ni siquiera puedo
ponerle fin a esta vida,
pues de rabia tampoco muero,
ni mueren mis letras..., ni mi verso druida.


Alfonso J Paredes
todos los derechos reservados
S.C./Copyright
imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=imgres&a
25
13comentarios 162 lecturas versolibre karma: 122

Versos de luna y viento con @Aljndropoetry & @Un_Fool ~~<<<<

De lunático soplo perfumado
se posó silencioso de dorado

El destello que mira con cautela
de razón titilante sobrevuela
y vistiendo de rojo se desvela
el poema al vaivén del duermevela

se revelan las ninfas de la noche
en los versos escritos con derroche

y el papel ya se siente agasajado
con la prosa brillante de la vela
que le alumbra su lírico trasnoche.

Mirando al cielo oscuro
y estrellado
creyó haber encontrado
la poesía.
pero no hallaba su cabida
melodía
y creyendo su inspiración
destruida
decretó a la cordura
prohibida.

Prosa y murmullo...
sus versos, luces, llanto;
canta la noche...

El pasado olvida
mira al horizonte——>>>>

y canta a la luna ...

versa en sus ojos
y susurra al viento ...

Ella es mi amor
Es ella mi fiel misterio;
—Ella es... mi verso<~~~~~


~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Mesa compartida
@Aljndropoetry @Un_Fool
@rebktd

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
leer más   
20
36comentarios 213 lecturas colaboracion karma: 97

Cae el Sol y los Celtas hablan

Cae el sol y el rumor de la noche asoma,
los duendes pululan por la maleza,
hay clamor de fiesta.

Luna llena corona el bosque de las Hadas,
llamadas y aclamadas por la boda Celta
ríos de hidromiel a la vera del Eisteddfod
los Bards iniciados y sentados en reunión.

La lumbre anaranjada chisporrotea
y todos reunidos al calor claman a sus dioses
pueblo de guerreros y aguerridos
pueblo de dulces romances y líricas fiestas.

Invocan a Samahin poder de la fertilidad
pues en nuestro pueblo los enamorados,
han encontrado el momento del ocaso
para celebrar en boda su unión.

En ritos ancestrales piden el consentimiento
a Beltayne para que sus almas sean puras
y los duendes y las hadas limpian de amarguras
el bosque al paso de la procesión.

Piden permiso al mundo invisible de los muertos,
arraigo imprescindible para la unión
y allí está el Dios Lug para eliminar los entuertos
venerado y aclamado por el Celta en reunión.

Cae el Sol y el rumor de los pájaros
se silencia, los gnomos y hadas andan
nerviosos y contentos pues les mandan
que allanen el camino del Celta.

Pueblo druida que se guía por las fases de la luna,
cuarto creciente, luna llena hechizos de magia blanca,
cuarto menguante, luna nueva hechizos de magia negra
mientras cae el sol y el rumor de la noche se acerca.

Y en la noche de Boda se inicia entre los Irish Gaél,
un mes de libertad sexual el mes de Cyann,
una gran cornamenta se une a la Madre Suprema, la Tierra,
y eran los niños protegidos de los dioses los que nacían.

Cae el sol y el rumor de las hojas
que caen silenciosas cubriendo el bosque
acalla los sonidos festivos pues ya llega el alba,
todo termina al amparo del celta hasta que el sol caiga.


Alfonso J Paredes`
Todos los derechos reservados
S.C./Copyright
Imagen tomada de internet, cuya fuente es: arquehistoria.com/historiaslos-celtas-ritos-y-fiestas-494/comment-page
11
sin comentarios 35 lecturas versolibre karma: 83

Mis gritos al horizonte, 76 versos octosílabos

Tumbado sobre los pinchos
se han torcido en esa hierba
rompo los muebles antiguos
y enarbolo inútil daga
clavada en el corazón
de cadáveres ambiguos.

Mis gritos al horizonte
se oyen en otros lugares
impulsos de mi garganta
atraviesan fácil el monte.

Pues ahora ven y escúchame
tú, tierra que me alimentas
bosque que con tu maleza
por esclavo me retienes
aquí permanezco atado
por amarte, por quererte,
luchar contra tu enemigo
con mi sangre, con mi frente
como una daga silente.

De tus entrañas nací
pariste desde tu vientre
desgraciado y desolado,
fue la excusa para hacerme
cantante de mi desgracia.
Espantapájaros, suerte
desdichada, aquí me tienes,
para volver a mi cantar,
si es que escucharme no quieres
por desgracia, soledad,
también por mi mala suerte.

Ayer desperté al albor
con hambre, con sed, sin agua,
ni pan, sin parar camino,
aunque llueva, porque truene
aunque sangren mis heridas.
Y las espadas blandieron
en dragones convertidos,
para matarse entre sí
y no volver a mi tierra.

Sin defensas ya te ves
sin cadenas, ni sin redes,
que no descansen tus fuerzas
echa fuera al que te hiriere
mientras que fuerzas te queden.
Usa las armas que puedas,
muerde, araña, con los palos,
con las piedras, con el pelo
arranca con las entrañas
asuntos de hombres valientes.
Héroes son fuertes héroes
que defienden con su vida,
la vida de aquellos seres,
los que son amamantados,
por los que por ellos mueren,
defiéndelos con la fuerza
de tu corazón ardiente,
no tengas miedo la muerte.

Mis gritos al horizonte
se oyen en otros lugares
impulsos de mi garganta
atraviesan fácil el monte.
El llanto que lo atraviesa
y grita por sus dolores,
son las penas de su sangre,
son los lloros de su suerte,
son las cuitas que almacenan
y el honor de defenderte.

Aquí vivo, aquí yo moro,
aquí me defiendo solo.
Aquí crecí en este monte
y aquí yo sigo esperando,
hasta que la hora me llegue
muy lejos el horizonte
que de vida está lleno
y en las faldas de mi monte,
solo me espera la muerte.

Alfonso J. Paredes
Todos los derechos reservados
S.C./Copyright
18
17comentarios 122 lecturas versoclasico karma: 93

Algunos Versos quiebran Albores

Algunos versos quiebran amores
y matan a veces al espíritu paupérrimo,
del que no sabe expresarse, que no enamora
a quien busca caricias y anhelos imposibles.

Algunos versos quiebran albores
nacientes y cargados de añoranzas,
de esas que te culminan el alma que despierta,
de esas que amanecen y quieren que añores.

Algunos versos quiebran sabores
de esos agridulces de la repentina luz de la mañana,
conjugada con el almizcle de la larga noche
que de dulces besos y caricias dejaron olores.

Algunos versos quiebran dolores
que dejaron los suspiros de las despedidas,
para pasar largo tiempo en la distancia
lejos, muy lejos de los que alguna vez te quisieron.

Algunos versos quiebran olores
que olvidaron en tu cama repentinamente,
sin despidos dolorosos ni suspiros
de esos que al corazón le propinan dolores.

Algunos versos quiebran clamores
de los que te nombran a voces y repiten
la misma frase, el mismo sentido y el mismo verso:
“algunos versos quiebran albores”.


Alfonso J Paredes
Todos los derechos reservados
SafeCreative/Copyright
imagen tomada de internet cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
15
10comentarios 122 lecturas versolibre karma: 103

Oda a los olivos

Esos campos del sur
bañados en olivos
alma de sus ojos
y de raíces milenarias

Como un ejército desfilan
por sus valles y montes
sus armas son su fruto
su victoria saciar hambres

Olivares andaluces
testigos de su historia
de alientos explotados
durante tantas albas y lunas

Si sus bocas hablaran
los dioses callarían
pues corren por sus venas
sudores, lamentos y lloros

Te levantas en estas tierras
pintando sus cielos de savia
donde el sol tiene su imperio
y claman sedientos sus labios

Sus hojas, lágrimas perennes
sus troncos, retorcidos de dolor
aun en sus ramas brotan
gotas cubiertas de oro

Eres símbolo de paz y sabiduría
pero se tiñen coronas de espinas
soñando
en vestirse en coronas de olivos
leer más   
16
8comentarios 109 lecturas versolibre karma: 109

Olas de versos (Con @Mary_Peña)

Hay olas
de tierra mojada,
que pintan madrugadas
verdes
violáceas
y azules… sobre todo azules…

Entre versos y lanzas,
olas de arenas movedizas
que apresan cada trazo,
mezclándolo con la savia
que arde en el pecho,
y se funden los colores
que soplan las burbujas,
las flores, las hadas
y cruzan océanos y bosques
trenzando en las pestañas
nubes de lana y polvo estelar.

Olas que son como el rio
y muerden las riberas
y suspiran mariposas
que vuelan lejos
detrás de una gota
de miel que destilan
esos versos que cuelgan
de las estrellas...

…cantando rubores
y luz celeste
en cada letra viva
que titila en el mar.



@Mary_Peña
&
@DeeDee
leer más   
18
24comentarios 132 lecturas versolibre karma: 103

Dios de los misericordiosos

Esa casa donde lloré en los bolsillos del invierno
caída la hojarasca de las horas
un martillo en las sienes refusila
recuerdos en los corceles de las sombras.
Bordando el hambre entre los dientes
mamaba el amanecer que tiritaba
en la falda de la sangre siempre ausente
regalando un rayo entre ventanas.
Allí crecía la felicidad mortecina
entre los huesos sufridos de los días
arrastrados en el barro doloroso
bajo el Dios de los misericordiosos.
leer más   
5
sin comentarios 88 lecturas prosapoetica karma: 66

Que no bailen los fantasmas

Que no bailen los fantasmas
con tu mente y si lo hacen
que sea a tu ritmo.

Maricel 18/06/2018

www.youtube.com/watch?v=ZoEwR9_Sy_M
20
20comentarios 197 lecturas versolibre karma: 118

Cabalgan los versos

Cabalgan los versos
por paisajes envueltos en luz...
tocando con sus letras
los suaves destellos de vida.
leer más   
13
12comentarios 81 lecturas versolibre karma: 97

Efímera verdad (el drama de los versos perdidos)

Cuando las palabras brotan súbitamente del éter del tiempo y quedan flotando en las vaporosas nubes de la inspiración, generan gran ansiedad en quien ha logrado apropiarse de ellas, ante su posible desaparición, por ello es que el autor necesita perennizar esas palabras, porque de no hacerlo, su existencia puede ser tan efímera como una gota de lluvia que no llega al suelo y no dota de vida a la semilla.

Y todos los días, desde todas las nubes invisibles que cubren a los espíritus curiosos, caen gotas intensas que se diluyen y extinguen en las voces inciertas de los inelegidos… para esos versos… o para la poesía.

Hay un largo recorrido del poema, que se plasma en la voz repetida, en el canto o en la palabra escrita, y culmina en la aprehensión que hace de cada verso el oyente o el lector, y a pesar continúa a través de él.

Pero la poesía vive también dispersa en el limbo, al que la condena la falta de previsión del poeta para guardar los versos que surgen en los momentos de inspiración. Una dimensión imperfecta, pero preñada de gran luminosidad. Aquella que da vida al universo humano.

No obstante, el aire que rodea a la poesía es aparente, insuflado de pompa y enrarecido de humildad. Pero, más allá de lo iluso que puede ser, está cargado de la energía vital que mueve a los sueños, impregnado de las sensaciones que lanzan al ser humano a la aventura universal. Un viento que también empuja las velas de los aventureros que nunca alcanzarán el Parnaso, porque carecen de vida y de los dones de la palabra.

De ese aire brota una luz sempiterna, un haz de belleza inmortal, un destello de eternidad, que guardamos como un tesoro en nuestras bibliotecas. La voz del poeta que se hace verdad. Esa poesía que nutre el silencio, que reúne a todas las voces y le da sentido a la oración.

Pero, siempre nos quedará la angustia y el desasosiego por aquellos versos perdidos. Por aquel poema que un día empezó y nunca terminó, por aquel esfuerzo inútil que se quiso llamar poesía; por quien hunde su talento en el fango de la inconstancia; por quien se abandona en el conformismo, en el falso halago, en el triunfo efímero, en el alumbramiento y deceso de la propia voz. Por quien mata la poesía haciendo de ella un objeto de consumo, una mercancía editorial, una moneda de cambio, un poema de concurso... un montón de versos para encantar a unos lectores que jamás sentirán aquello que diferencia al poeta del resto de la humanidad.
leer más   
18
2comentarios 86 lecturas prosapoetica karma: 98

Arrastrar los pies del mañana (Colaboración @Mary Peña & @sarrd8r)

Ya se agota el sentimiento,
que habitaba en las palabras,
y sintiéndose vacías, no tienen ya la magia
de la imaginación que duerme
muy dentro de las almas.

Arrastrar los pies del mañana
en camino terco para la alegría,
en arrabal donde los sueños amarillos
reescriben latidos, regando mi garganta
de ahogos y cuchillos.

y los suspiros serenan la escarcha, la presencia
del hechizo que se adueña del silencio…
y el corazón se vuelve cauto centinela
de los latidos de íntima melodía,
que se escapan atravesando la distancia,
sin tiempo ni escalas para anidar
en la memoria de tu alma aún tibia.

Extenderé este reloj de cera
que da las horas en cajones, en tinteros,
donde verter las emociones desleídas,
conformando una constelación
de palabras lacradas en muros,
donde las enredaderas de tu alma
visten de esperanza la distancia y el tiempo.
leer más   
21
28comentarios 236 lecturas colaboracion karma: 112

Versos cósmicos ( con @JanaRivera)

Entre polvo cósmico
y lluvia de estrellas
los pensamientos vuelan
y surcan los siete mares de nebulosas.

(Búscame en las orillas
jugueteando con las conchas de los cometas
y los castillos de luces).


La marea celeste tinta mis párpados. Sigo soñando con manos tibias, pulseras de besos enredadas a mis muñecas.

(Búscame en los acantilados, donde rompen las nubes y salpican los sueños, donde cierro los ojos cada vez que lo intento).

A lomos de una estrella fugaz,
surco cielos repletos de cometas
y mariposas meteóricas.
Volar para vivir, para sentir y para crecer…¡el viaje enriquece tanto!

(Búscame entre nubes y rayos, entre burbujas de neón y melancolía lunática)

Arranco telones solares y dejo cuadros sin colgar. Entre bambalinas giro y danzo, escarcha en julio salpica los folios de abril.

(Búscame en la Vía Láctea, donde se cruzan caminos perdidos, la noche abraza antorchas y nos mece al caer dormidos)


@JanaRivera
@horten67
o lo que es lo mismo "pimienta y sal"


Imagen: foto sacada por Jana del cielo toledano.
leer más   
15
35comentarios 236 lecturas colaboracion karma: 99

Otros versos

Escribo versos en tus carnes
cuando arde mi piel
esa fiebre que enloquece
con sus pupilas dilatadas
y los colmillos sedientos de tu boca
solo de tu boca

Versos embriagados de tu aliento
que penetran por las venas
avivando la quietud de mi sangre
y la danza de mis huesos
hasta desfallecer en tu cintura
solo en tu cintura

Recito versos en tu alma
en noches con aullidos de lobos
en días pintados de truenos
es cuando lloro tu ausencia
solo tu ausencia

Versos que me llevan a ti
que me recuerdan a ti
que me hablan de ti
solo de ti
leer más   
10
2comentarios 63 lecturas versolibre karma: 98

Voy a volarme la tapa de los versos

Voy a volarme
la tapa de los versos,

voy a meterme en la nuca,
letras como disparos,

voy a cortarme las venas
con mis versos afilados,

voy a saltar al vacío,
desde mi verbo elevado,

voy a inyectarme en la sangre,
un cronopio adulterado,

voy a dejar que me chingue,
un infarto a la razón,

voy a quitarme la rima,
para llamar tu atención.

__
Naimed Sayarba
Aeropuerto Internacional del Bajío.
León, Guanajuato.
Julio de 2012
11
5comentarios 97 lecturas versolibre karma: 60

"De tinta, en verso "

Te pienso
en versos,
para que
no me quedes
así, triste.

Estás tan azul,
como la tinta
que ahora,
te escribe. .
leer más   
18
19comentarios 131 lecturas versolibre karma: 119

un único verso...

para toda el hambre...
un único verso
una sola lluvia
sin cauce ni espejo
resbalando blanda
lastrando sin peso...

para tanta sed...
este afluente de magma
que acuna candente
en paredes de hierro
y me hace ocupante
habitada de fuego...

pero no es coraje
este pasar sin miedo
ni es devaneo...
sino la medida
de cuanta ternura
abarca el deseo...
12
6comentarios 84 lecturas versolibre karma: 84

La ciudad de los malditos

El sonido martilleante y repetetitivo de las teclas golpeadas por los dedos se filtra por la rendija que deja la ventana entreabierta y se confunden con la sangrante lluvia que hace languidecer la ciudad maldita en cortinas de supurantes lamentos.

Es noche cerrada y la densa negrura teje un tupido velo que oculta el bosque de luces que caracteriza a la solemne nocturnidad diaria del parapeto infundado sobre el que se sostiene la llamada sociedad.

Mientras el viento se arremolina en abruptos giros inconscientes, el cielo escarlata secreta su dolor en forma de fulgurantes truenos y atronadores relámpagos que tiñen de fantasmales siluetas las sombras que se yerguen orgullosas en el camposanto que es la vida en las urbes.

Escuece, escuece la noche en las gargantas degolladas por litros y litros de sangre bombeada a diario al ritmo intermitente que marcan los incongruentes horarios que limitan la jornada a meros trámites burocráticos con los que obtener un pedazo de pan al son de títeres manejados por manos invisibles nunca vistas por las miserables almas que sostienen el mundo.

Las televisiones escupen toneladas y toneladas de ligeros paquetes de masticable información con una amplia gama de sabores a gusto del consumidor, y los periódicos martillean las moldeadas mentes con titulares segregadores con los que aderezar los descansos de media mañana que se filtran por las rendijas de ese presente que disfrutamos describiéndola como vida.

Los libros ya no son portadores de almas, sino meros repartidores a domicilio de ideas precocinadas para mantener una hegemonía dominante sostenida sobre monumentales recuerdos al pasado y rebosantes fosas consagradas al olvido.

Y entre lágrima en el campo y lágrima en el mar, el pueblo se olvida de quien era y solo tiene en mente que ahora todos ellos se llaman ciudad; el progreso dicen, aunque los estómagos vacíos y las hipotecas sin pagar siguen señalando como culpables a meros elementos en los que un día se vieron reflejados como un igual.

Dejando de lado que quienes martillean las teclas y marcan los calendarios no son otros que los que siempre han mandado y reordenado el mundo a su antojo.


* * *


Es noche cerrada y la densa negrura teje un tupido velo sobre el bosque de sombras nocturnas conocida como sociedad.

Aunque a veces, si prestas mucha atención, se escucha el martilleante y repetitivo sonido de las teclas al ser golpeadas por supurantes dedos (ya sean del narrador o del patrón), mientras la desesperante lluvia se descompone en afiladas cuchillas de sangre que hacen languidecer las miserables almas que habitan en esta sucia vida.
5
4comentarios 103 lecturas prosapoetica karma: 72
« anterior1234550