Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 519, tiempo total: 0.005 segundos rss2

A Lorca (Poema dedicado a Federico García Lorca)

A las cinco de la tarde
habló la voz del poeta,
entre forrajes y matorrales.
Buscando árbol de sangre
y en fiebre de arcilla.

Un poeta,
que no se ha muerto para siempre,
porque le visita un brazo de la noche
por su ventana.
Que se levanta para oír aullar al perro asirio.
y ama a Guadalquivir.
Ése que lleva una rosa de sangre,
con el corazón roído de culebras.

Lorca camina en una silla de arena,
se viste con la pluma de vidrio
y mira con ojos de estrellas.

Mira jinetes muertos,
en caballito fríos.
ansía una mano,
para su agonía.

El poeta
de las arriesgadas y creativas metáforas
y los sueños de lunas.
El poeta de las mil caras:
Lorca romántico,
Lorca político,
Lorca niño,
Lorca español,
Lorca del mundo.

Al que por amor,
le duele hasta el aire.
El de los romances canciones y baladas,
al creador de sublimes historias en los poemas.
Aquél, que veía dulzuras infantiles en la naturaleza.

Balas siniestras
pretenden enfriar su corazón de agua,
pero resurge con su pluma de sable,
con su voz que se columpia en las mentes de las gentes,
cual martillazo incesante.
Perdura sus letras en los oídos, en los papeles y homenajes.

Torero que no se dejó vencer en la plaza.
Aunque venía sangrando.
Que fue engañado por una casada,
que le dijo que era mozuela.

Hoy tu perfil en la arena,
es un viejo silencio,
con cara desolada.

Vuelve dulce cantor,
España te llora, en mantillas de puntillas...

Aurora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú
Derechos Reservados/Copyright ©
leer más   
10
14comentarios 109 lecturas versolibre karma: 120

Del invierno y de la infancia

Es hoy,
para el poeta,
un día como de infancia,
de lluvia tolerada sobre su frente
y saetas de memorias
en casi invisible vuelo raso,
día para resguardarse
bajo el techo de pizarra
de su atrio de paredes longevas,
iglesia antigua
escoltada a su diestra por tejo rudo,
a su izquierda por abeto esbelto.

Es tarde engendrada con pan,
mantequilla y nata,
para soñar vocablos nuevos
en la velada
de una habitación cárdena,
abrigo de musgos que en un quejido
enciende una fuente
de hiedra creciente que escala,
ocultando los ojos,
la ventana abierta al saber del deshielo,
es instante de voces
de dignas madreñas brillantes de lodo
entonando canción de meandros,
de piedra oscura
y de puente de hierro.

Es vuelo de copos,
mariposa posada en sus canas,
viento de recuerdo del techo ceniciento
de su hogar de montaña,
juegos infinitos ante el fuego,
y cariño de un quinqué
acercando las caricias
de unas sábanas de lino.

Son las horas
recostadas sobre el calor de la paja
como quien reposa
en abrazo largo de sus nuevas Lunas,
atesorando el calor
ante puertas traseras de invierno,
minutos de la medianoche
temidos por temblor de cristales,
miedos a las sombras de cuentos.

Pervive el poeta en sus huertos
como entre acuarelas
de amarillo y púrpura,
inhala su día en la cima de un árbol,
imita el batir de olas
en las hojas que caen
como copos dorados,
dormita en las aguas,
se escurre en la atmósfera
cortada en carámbanos.
14
4comentarios 78 lecturas versolibre karma: 122

A veces sangran

A veces sangran las rosas
si no cautivan labios inmortales
aunque florezcan sus pétalos
y desprendan aromas de besos

A veces sangran los ojos
con miradas petrificadas del ayer
recuerdos o quizás olvidos
cobijados en gotas de lluvia

A veces sangran los silencios
cuando brotan por las pieles
como esa agua estancada
que no encuentra su cauce

A veces sangran las sonrisas
con esbozos de añoranzas
siendo tan solo un escaparate
de una fría y oscura trastienda

A veces sangra la vida
si indagas en sus duelos
o en esas noches de lunas rotas
o en esos destinos sin fortuna
leer más   
17
12comentarios 99 lecturas versolibre karma: 109

Presiento

Rescoldos que destilan quemaduras
nidos de perenne ampollas
que con las albas alumbraron muecas
pintadas con los labios del ayer

Presiento que regreso a esa noche
a esa noche ausente de aire
de estrellas que entornan sus ojos
y lunas durmiendo sin sueños
la soledad impera en mi piel
perfumada con dosis del olvido
y ajada del frio del desierto
mientras mi boca, esa boca
se enamora del silencio y la besa

Presiento que regreso a esa noche
a esa noche ausente de aire
leer más   
17
10comentarios 79 lecturas versolibre karma: 107

Pasarán mil lunas

Pasarán mil lunas

Siempre tú, en mis pensamientos
abarcando todo mi existir
llenando de nostalgia mis sentidos
enredando mis pensamientos en noches oscuras,
salpicando de olvido aquellas horas
donde tus palabras locas me hacían reír.
Se fue el sonido agradable de aquellas
melodías, tus melodías, ahora solo escucho el viento
que me cuenta historias de amores perdidos
en la neblina donde perdí tu amor, ahí yacen
los besos y las caricias que nunca nos dimos
los abrazos imaginarios y las cartas de amor
que escribimos para luego romper sin que tú y yo
supiéramos que decía en ellas.
¡Cuándo volverá la alegría a mi corazón!
Pasarán mil lunas antes que vuelva a sonreír
pero estoy segura de que no alcanzaré a contarlas,
abre dejado este paraíso perdido inundado de llanto donde
ahogaré mi existencia con tu nombre en mis labios.
leer más   
5
4comentarios 45 lecturas prosapoetica karma: 80

O misantropia

O misantropía que te sientas desnuda en mis piernas, cansadas de caminar por la vida.

Yo podría bailar con usted señora de lunas de otoño; con olor en la piel de una flor misteriosa y abstracta, floral, con notas verdes en el vientre.

Con
usted señora de piernas cansadas por la vida, caminaremos muy lejos por los bosques de pinos y lagos, para hacer estallar los dardos del sol.

Estas humildes notas son un homenaje a las mujeres de piernas cansadas por la vida, con los ojos cansados como pétalos de rosas de mayo, una piel de mujer con solera. Una sensación femenina que evoca el olor de la piel bronceada en el mar, unos pechos construidos, entorno al jazmín de Sambac: con un fondo de Chipre.

Mujer bella,

curtida por los años como naranjas del Brasil. Un cuello a la medida sin lazos, sin cadenas, sin limites, con olor y sabor a fresia blanca.

Un cuello para hundirse. Preámbulo de aguas más profundas empapadas de Albahaca:
pensado solo para mujeres con ganas y ilusiones interminables por vivir.
Che-bazan.España
leer más   
10
6comentarios 69 lecturas versolibre karma: 117

Podemos sonreírle al Amor...

En esta noche de astrales lunas
voy a visitar tu alcoba
y con esta llave de plata
entraré en las arcadas
>>>>>>de tus sueños.

Y sin que te despiertes
ni muevas un músculo
o tus pestañas
te dejo sonar la canción "Me llamas"
de Perales.

Y al día siguiente cuando te llame
a lo mejor me dirás...
que me escuchaste en silencio
y que la canción
que oías cuando niña
se coló durante el sueño
y que te hizo erizar la piel
y los cabellos.

>>>Y yo te preguntaría
caricias de mañana
roció divino de la tarde
perfumas mi alma

crees que podemos
sonreírle al Amor.

@rayperez
Septiembre 2018
Venezuela
leer más   
11
4comentarios 62 lecturas versolibre karma: 117

Milonga triste

Brillan las sombras
sobre tu escote
bajo dos lunas
sabor a noches,
ciegas alondras
sobre las calles
velan tus pasos
turbios y secos
tango de tacos.
Nadie se asombra
si huele a llanto
maquilla el duelo
tal vez cantando,
duro el camino
el sexo andando
infierno triste
de esta milonga
nacida en barro
que nadie nombra.
leer más   
4
5comentarios 67 lecturas prosapoetica karma: 59

Fiel compañero

Cuando nos despojemos de las pieles
de ese disfraz para pasearnos por la vida
cada uno con sus trajes y zapatos
mudándolos con los otoños
como hojas caducas
surgirá la desnudez descarnada
la igualdad más soberbia
la percha de los cuerpos
ese compañero infatigable de albas y lunas
que vivirá en la eternidad
dormitando más allá de nuestros abrigos
mientras nuestra carne se consume
y no será otro que nuestro esqueleto
leer más   
16
12comentarios 89 lecturas versolibre karma: 118

Insomnio

No siento nada, y a la vez me invade un aturdimiento inenarrable.
En el silencio multicolor, luminoso, estridente de la madrugada.
Cuando la serena contemplación de la oscuridad se quiebra.
Se estremecen las paredes, y también el piso, y también el techo.
Es como si la habitación fuera el vagón de un tren que descarrila.
Se conturban los oídos con un silencio musical,
incordia el vago tintineo de duendes que caminan por las teclas
de un piano invisible, una melodía imaginaria y desconocida surge
en las tinieblas de la noche.

El reloj proclama sus tres y cuarto, la ventana todavía está conforme
con la ciudad apagada.
Lo primero que quise al enfrentar la situación fue contar ovejas,
nubes con patas, pelotas de algodón, amores perdidos, lunas de octubre,
latidos del cráneo, repiqueteos de lluvia, hojas podridas, botones, cartas,
monedas, piedras, cualquier cosa.
Pero, un intento inútil. La claridad llegó una eternidad después.
Mientras tanto, el espíritu se me pobló de sensaciones turbias,
y resucité sin haber muerto en este bendito-maldito infierno, digo, insomnio.
leer más   
5
1comentarios 35 lecturas prosapoetica karma: 78

Caja de cristal

Puedo ver, puedo ver
Pero no tocar
Aún puedo oír
Pero no escuchar
Ahora siento calor
El calor de mil bosques en llamas
De dos trazos del sol
Palpitando en mi corazón
Devorando mi alma
Como migajas de pan
¿Estaré viviendo en una caja de cristal?

Las lágrimas acuden
Respondiendo a mi sollozo
Y lloro
Lloro porque te veo allí
Lloro por no poder salir
Porque es inútil gritar
Es inútil intentar escapar
De esta, mi caja de cristal
Que roba toda luz
Y me deja en la oscuridad.
El oxígeno me empieza a faltar
Difícil resulta respirar
E imposible no inhalar
Ese humo que emana de mi corazón
Abrasado por densas llamas
De melancolía azul.

Estoy perdiendo
Mi instinto animal
Soy consciente ahora de los juegos
Ya no hay vuelta atrás
Y delirios de vacío, de huracanes
Y de espeso jarabe en la sangre
Me sacuden sin cesar
Quiero descansar un poco...
Aunque he dormido durante tres lunas
No parezco funcionar
Mañana quizás
Me pueda levantar.

Ha pasado un tiempo
Y he llegado a pensar
Que quizás esta caja de cristal
No es mi celda
Sino mi hogar
Así que voy a esperar
A que la oscuridad y el espeso humo
Me hagan dormir
Por toda la eternidad.
leer más   
9
sin comentarios 62 lecturas versolibre karma: 110

Tiempo a destiempo


Congelo un beso tardío
en una mañana trasnochada.

Pedazos de esencias que se visten de fiesta
y se pintan de gala.

Consternación en el suelo
mientras el cielo se evapora.

Ya van quedando pocos domingos
en esta semana repleta de lunes.

Y te entregué una flor con aroma
cuando la tierra aún olía a rocío.
Por oler su perfume perdí de vista el camino.

Descongelé una sonrisa con comisuras
una noche que amaneció en tu boca.

Ahora se desvanecen los días
y yo sigo buscando una rosa
en un campo baldío.




Hortensia Márquez


Imagen de el libro "EL Principito"
25
21comentarios 145 lecturas versolibre karma: 135

Mi menor

Dejamos cuentas pendientes
y la mesa sin recoger.
Las migas,
una a una,
se han ido marchando.
Los pájaros me preguntan que por qué conservo tu ropa. Dicen que la lave y la tiré al mar.
Tal vez allí alguna botella
sea capaz de entregarte el mensaje.
He vaciado dos copas
a medio beber.
Discuto con los cubiertos
que se niegan a poner en orden tanta idea descabellada,
por eso
hace días que no me peino.
Pinto canas
con acuarelas secas,
mientras mi clave de Sol
hace un guiño al silencio de negra.
Melodía en Mi menor,
así de pequeña me siento
y no me levanto.
Los buitres hace rato que acechan y yo,
deshecha,
les invito a un café con pastas. Por mi que no quede.
Amontono pensamientos
en una cabeza hueca de alfiler.
Es un buen escondite
para cerebros despiertos.
Ya no celebro los lunes
de resaca.
No hay segundos que restar
para verte
así (a)sumo y sigo
esta cuesta de enero
llegada en pleno verano.
Sin salida de embarque
y con exceso de equipaje.
El futuro por las nubes
y yo,
besando techo
a la espera de nuevas coordenadas.
19
19comentarios 94 lecturas versolibre karma: 129

La droga del amor

Que alguien le diga a Cupido que ya estoy ebrio de sus copas, que ha violentado contra mi todas sus flechas con sabor a vodka, y que si... me emborrachó de sueños e ilusiones, de canciones y de horas al teléfono escribiendo su arte:

Que sus ojos eran fuego, y yo nunca había tenido tantas ganas de quemarme, que su voz era de caramelo, y yo nunca había tenido tantas ganas de endulzarme y que de lunes a domingos deshacieramos la cama haciéndole el amor al corazón con abrazos para dormir y con besos de despertador.

Que alguien lo detenga, por favor, porque luego de sus flechas atropelló mi subconciencia con sus drogas de distancia, y me hizo fumar caladas de nostalgia, me hizo inhalar líneas desmedidas de melancolía e inyectó en mis venas sobredosis rebosantes de poesia, ahora soy adicto, lo confieso...

Que alguien le haga saber a cupido que es culpable de este vicio, que le dejo un ultimátum en su puerta:

¡O me rehabilitas o la embriagas también a ella!
leer más   
6
2comentarios 50 lecturas prosapoetica karma: 95

EL regreso del olvido

Regresan los días lluviosos
que no mojan pero dejan sabor
a lluvia.
y se humedece hasta el silencio
y donde habita tu silueta
hay una gota de rocío haciendo un mar
no queda espacio para más fantasmas
ni para más misterios
que no sean aquellos que nacer de tu ser
regresan los dias con tarde de recuerdos
con domingos donde faltas tú
y sobra soledad
sobra sentimiento
ya se forman espirales en tu espera
y se lustran los lunas de la luna
no te hagas espera
no conviertas lo esencial en diminuto
ni dizfraces el perdón con la mezquindad
de la mentira
que el regreso a veces suele ser olvido
y el olvido se vuele eterno.
leer más   
14
9comentarios 74 lecturas versolibre karma: 126

Absorto...

absorto entre los rumbos
y enlunado de sal,
luctámbulo aullante
de la órbita lunar
consiénteme el rocío
de tu abrazo letal
y dame de volar
cuando te pida el pan
dame la luz,bajo los pies,
del astro original...
que más caro es el verso
a la luz del fanal
y el deseo...solo es
esa pua triangular
que te rasguea el alma
y nada más...
15
6comentarios 61 lecturas versolibre karma: 117

s.o.s

Distracción.

Por qué noche
tu noche de pequeño pez jungla;

en tus zapatos el amanecer se despereza,
mientras,
enfermo, desde un Cadillac rojo,
sana tus heridas.

Bajo los escombros
de tus nervios agita una estrella azul;
lúdico estrés
de insomnia:
en tu cama de naufragios.

Lunes de octubre por experiencia

F
O
T
O
G
É
N
I
C
A

arcoíris de la tarde;
rompe tus huesos
esta vez por costumbre.

Agrandado la rutina,
que se ha de seguir sin equivocación.
leer más   
13
4comentarios 41 lecturas versolibre karma: 115

El mismo demonio

Aun veo los días quemarse entre mis dedos
esto es un tren que va directo a un abismo.
Te estuve hablando pero ya no me escuchas,
te busque porque trataba de salvarme.

Yo se que pude tocar tu alma,
pero también se que no quería dejarla maldita.
Era inevitable no pensar en un nuevo encuentro
aunque nuestro cielo ya no fuera el mismo.

Era un suicidio no intentarlo amor…
El presente nos trae con cada segundo una puñalada
y aun me pregunto si acaso alguna vez
has tocado el filo de sus hojas de plata.

El tiempo corre y se vuelve un juego perverso,
cada segundo evoca tu alma sin descanso
desvaída por la oscuridad de nuestras noches
perdidos tras un horizonte inmenso y lejano.

He tratado de abrir las mas pesadas puertas
pero los muros se cierran sobre mi mente.
Tus ojos verdes se ciernen sobre mis sienes
y yo aun trato de escapar de esta silla eléctrica.

Este infierno ahora me devuelve a vos…
Arrastrando los pasos y las luces de mil calles
casi vaticinando el castigo que nos deja el tiempo
solo por haber jugado con el destino.

El viento deshace el brillo de tus lunas.
Mis ojos se asoman reclamando tu mirada…
Y yo ahora regreso para devolverte ese retazo de amor
al que llamaste alguna vez… Utopía.
leer más   
5
1comentarios 27 lecturas prosapoetica karma: 46

Diálogos I (a @Letizia)

Hoy no te hablaré de Moctezuma
tampoco lo haré de Chapultepec,
sí lo haré de mis noches sin luna
cuando hablamos hasta cerca de la una.

Cuando yo te hablo de sirenas
y tú me cuentas también tus penas,
y en eso surgen amargas tus dudas
sobre si estaré esa noche con alguna,
que conozca mi corazón y mi llanto
o disfrute de lo que escribe mi pluma.

Te abrí mi alma y busqué tu consejo
mostrándote fotos de mis claros cielos,
sin rima falsa, con temor a tu rechazo
me brindé a ti a diario y mientras tanto
te conté mi vida despacio, pero sin descanso.

Siento que tu amor fue como un flechazo.
me imagino ya a tu lado, eres mi mejor sueño:
disfrutas de las lecturas y del conocimiento;
compartes mis anhelos, calmas mis temores,
mis angustias, y también, cómo no, mis deseos.

He estudiado durante demasiadas lunas
he compuesto demasiados versos.
Hoy, que estamos juntos aquí,
en esta hermosa Ciudad de México,
solo quiero mirarte a los ojos,
rozar tus labios
y acariciar tu pelo...
leer más   
15
14comentarios 90 lecturas versolibre karma: 119

Pinceladas de tierra y cielo

Estrellas vigías,albergaban al huesped..Firmamento poesía,en trazos perennes. Soñador de escalas y de continentes.Mientras al costado su copa ,se iba añejando dulce vida; dejaba el artista senderos abiertos a lugares inhéditos. De alquimia,lunas blanquecinas y sutiles recuerdos titilantes,en pinceladas aún ausentes.Pincelada del alma, de aquel que jamás envejece.
leer más   
10
8comentarios 101 lecturas prosapoetica karma: 109
« anterior1234526