Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 386, tiempo total: 0.025 segundos rss2

Los niños de la guerra

El sol ya no pinta filigranas en sus ojos,
se olvidó de posarse en su paisaje
y ahora su horizonte
no es más que una bruma infernal
en blanco y negro.

No entienden de rencores
ni de odios enconados,
no saben quien inventó la guerra,
su inocencia no alcanza a comprender,
quien les niega su infancia.

Ignoran que lejos de las bombas
aún sigue limpio el aire.

Y sueñan,
pues no hay misil que se lo impida,
con escuchar de nuevo el eco de sus risas
sin el miedo ovillado en sus entrañas.

Sueñan con un mañana azul,
con cielos cuajados de luceros
y lunas deslumbrantes.

Aurora Zarco.
leer más   
12
11comentarios 53 lecturas versolibre karma: 105

Mi madurez

No soy hoja en blanco
ni cielo sin nubes
ni carretera sin curvas
soy aire consumido
que reside en mi equipaje
a veces liviano como la brisa
otras pesado cono el plomo

Mis soles han curtido mi piel
mis lunas teñido el pelo
aún mis estrellas
continúan
susurrando canciones

No soy vestido a estrenar
ni hojas sin otoños
ni escrito sin tachones
soy copa medio llena
a veces de agua que calma la sed
otras de vino que embriaga

Mi vientre ha dado sus frutos
mi boca risas y lamentos
aún mi vida
se viste
con ojos de colores
leer más   
11
8comentarios 80 lecturas versolibre karma: 82

Ley de atracción

La ley de la atracción se basa en órbitas,catalizadores, variables y alguna que otra incógnita que nunca han de resolverse, ya que el misterio es el elemento esencial en esta teoría tan subjetiva como poco acreditada.

Nuestros anhelos y voraz curiosidad cogen las riendas en arranque de lucidez o de temeraria ingenuidad. Eso que deseamos con vehemente pasión y alimenta nuestros sentidos (el sexto el que más) nos arrastra hacia encuentros inevitables, nos hace girar en el espacio y el tiempo, como caballos salvajes galopando a través de las estrellas.

Volvemos a creer. Somos invencibles.

Dentro de lo cambiante influyen y fluyen muchos factores, desde el desvarío atmosférico, véase aguas desbordadas, ventoleras o lunas fulgurantes, hasta la música que suene. Aquí hay que procurar que nunca halla exceso de violines.

Se permite la excentricidad en su justa desproporción, desde estampados florales hasta el más escandaloso de los aforismos. Hay licencia poética ilimitada para vivir.

Es esa ley que te empuja a querer saltarte otras, en cualquier estado,en especial el líquido.

Reacciones físicas espontáneas, química fuera de toda tabla periódica, e incluso encima de ella, donde haga falta.

Es un baile, un dejarse llevar, siempre a un lugar bonito. Los pasos también son palabras danzantes, diálogos súbitos a años luz, sintiéndose muy cerca. Incluso sin piel.

También hay dudas de las no razonables, ¿ Será un sueño?.
Con respecto a esto último, es mejor no cuestionarlo y dejar la ventana abierta para que trepe lo irresistible y se cuele en tu habitación.

Otro día escribiré sobre catalizadores.
10
8comentarios 64 lecturas prosapoetica karma: 92

La Fuente

En la orilla del mar,
con talento,
la noche y el día,
decidieron jugar..
con tu pelo rizado y salir de la monotonía.

Un anhelo quizás..
un deseo
de soñar con la vida..
Un extraño compás
de destellos buscando la magia de la poesía.

Así el Sol decidió
que esa noche
jamás se pondría..
Y la Luna asumió
que su broche de plata, por verte, rojizo estaría.

Cuando el viento cruzó
sus esfuerzos
así de repente..
desde el cielo surgió
un reflejo dorado cual ángel que besa tu frente.

Y su lucha cambió
cuando vieron
que tu amor ya latía
por alguien como yo,
que embobado miraba tus muecas mientras sonreías.

La tarde se aplacó,
sin estrellas..
sin soles ni lunas.
Pero alguien se quedó..
fue tu pelo, tu cara, tus ojos color de aceituna.

Y ahora puedo escribir,
porque tengo
del verso, la fuente,
la pura inspiración..
me basta con mirarte durmiendo y me viene a la mente.
leer más   
15
12comentarios 141 lecturas versoclasico karma: 99

Las poetas malditas

Repasando las líneas vacías,
que recorren verticales,
los barrotes de la jaula
de mi peonza lunar,
la siembro en la orilla
de mi playa secreta.
Cuando la hago girar,
respiro el mundo
y entiendo que está,
extinto de realidad.

Se confunde la solución
con hacer callar un ladrido,
mientras quien busca la verdad,
se quema con la luz
que cree que le salvará,
eterna desdicha que me produce,

Mientras vago solitaria
por el sendero prematuro,
penetrando en la corriente azabache,
amamantando como una madre viuda,
un profundo sentimiento de no retorno.

Arrojo la llave de la felicidad al pozo,
la posteridad, no solo sería una excusa,
la virtud enmascarada duerme aterciopelada,
con garras afiladas.

Haciendo eco de la noche,
para seducir la locura,
acaricio tan solo la corteza arrugada y resinosa,
del poder milenario de las dudas,
la única virtud que se extiende mas allá,
victima de la esclavitud del tiempo,
se viste de ilusiones.
leer más   
4
2comentarios 32 lecturas versolibre karma: 53

Lunar

Hay noches que eres toda lunar en rincones por descubrir.
Un tesoro escondido sobre tu piel tersa y desnuda.
Un hogar dactilar donde refugiar mis manos bajo un cielo hostil.
leer más   
6
1comentarios 33 lecturas versolibre karma: 70

Besarte en lunas verdes (Poema surrealista)

Quiero besarte en lunas verdes,

en árboles lozanos renovados,

y pastos verdes, suaves y delicados.


Sentirás mis besos de manzana,

tu cuerpo se prenderá, como una llama.

Volarán las cometas del amor

y los peces saltaran de los ríos;

tu corazón estallará en la pradera

haciendo ritos de gozo.


Quiero besarte, besarte en lunas verdes,

para tenerte en noches rojas,

desangradas en pasión...


Ábreme ya tu corazón,

que mis lunas verdes se acaban.


Mis labios se tornan también verdes,

su huella quedará estampada en tus mejillas,

cual sello de pradera.


De mis cielos caen escarchas,

de mis ojos vitrales verdes

que te miran con amor.


Vamos al monte Vesubio,

y estallaremos en la entrega.

Nuestros follajes entonces,

se abrazarán en fusión de cuerpos,

volarán todas sus hojas,

por los aires incoloros,

y se estacionarán en nuestras pieles.


Abriremos la fontana,

beberemos aguas nuevas.

Nuestro amor, se teñirá de verde,

y nuestro futuro, de esperanza...


Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
11
8comentarios 74 lecturas versolibre karma: 92

Te besaría

Te besaría por todas partes,
te mordería.
Te besaría
centímetro a centímetro
hasta que mis labios
pudieran hacer
una imagen de ti
en el aire.
Así te tendría para siempre,
en este mundo y en el otro.
Me robaría un pedazo de tu alma
para que no pudieras jamás olvidarme.
Después con mis manos
reconocería toda tu piel,
te replicaría en mis sueños
pudiendo decir cada detalle de ti:
este vello va aquí
ese lunar acá.
Luego mi lengua
en alevosa
carrera por tu cuerpo,
reconocería
como sabes en cada poro
en cada gota de sudor,
en cada aliento.
Pondría mi boca en tu nariz
y soplaría tiernamente en ella
todo el aire que le quedan
a mis pulmones
Así , en cada respiración tuya
viviría por siempre en ti
y en el cielo.
14
13comentarios 82 lecturas versolibre karma: 119

Los Amantes del Plenilunio (Jotabeí - Con @rebktd @horten67 @AljndroPoetry & @raulrib2 )

El último gemido de la tarde
se aleja de las nubes con alarde

Un cárdeno reflejo se dibuja
y el índigo villano que lo empuja
observa con su luna de burbuja
al par de enamorados al que embruja

La noche y su secreto de alma clara
oculta un resplandor que se declara

detrás de una cortina que resguarde
el beso en un silencio que no cruja
tentando al vendaval que los separa


Cauce eterno del inmenso horizonte,
que acuna al tenue sol en su desmonte,

divisa a los amantes a lo lejos,
matizando su nimbo de bermejos,
coloridos rubores y reflejos,
que hacen a los ojos brillar perplejos.

El astro ardiente yace en el ocaso,
sueña con las musas en el parnaso,
allá donde residen, en su monte,
y del amor empiezan los cortejos,
desnudo cada amante al cielo raso.


Dulzura en la mirada del amante
dulzura de caricia desbordante.

Ternura en los dos cuerpos enlazados,
pasión en los besos siempre soñados,
furtivos en una noche encontrados,
momento de pasión, seres amados.

Testigo mudo del trance la luna
que con su brillo les arropa y acuna.

Contado el escaso tiempo restante
para seguir con cariños buscados,
gozar de lo que tienen por fortuna.


Es la luna un lunar en las estrellas
y su doncella es la más bella entre ellas

va besándola con sus tiernos besos
contemplándola en dulces embelesos
y le planta dos o tres besos de esos
la recorre con sus dedos traviesos

la abraza y sostiene en sus fuertes brazos
noche clara, se enredan en sus lazos

los luceros alumbrando sus huellas
se acarician los amantes confesos
la hierba es lienzo; sus cuerpos, sus trazos.


En el jardín de ensueño se han amado
De rosales su encuentro perfumado

Enlazando su piel en el latido
Y la luna en hechizo ya cumplido
Se retira del acto que es prohibido
con el sol, la razón ha amanecido

La promesa en la piel es impregnada
Y en jardín ya su miel es derramada

Se despiden en beso apasionado
Suplicando universo compartido
Implorando a su luna enamorada…


La aurora ha transmutado con fulgores
la faz en que conciben sus amores.

Producto de un siniestro encantamiento
su amado es desterrado al firmamento
lo mira en las estrellas con tormento
exilio que sin ella es sufrimiento

Y sólo el plenilunio lo regresa
Se aferra el corazón a la promesa.

-Te ruego, mi adorada, ¡No me llores!-
-¿Y cómo enmudecer al sentimiento?-
Pronuncia en sus sollozos, y lo besa.


Distancia que a sus fuerzas las agota
espacio que a sus deseos derrota.

Amarse con los ojos sin mirarse
soñarse en las estrellas sin tocarse
sentirse con la piel sin abrazarse,
besar en pensamiento sin rozarse.

Buscando sobre las nubes su faz,
sintiendo su presencia tan tenaz.

El dolor en sus rostros se denota,
el sabor en sus labios sin besarse,
no se olvidan del amor contumaz.


Mefistófeles calma a la doncella,
susurrando mentira blanca y bella,

a tu amado te puedo devolver,
a sus brazos, sus besos y querer,
con un pacto sellado con poder,
con tus ojos tan dulces lo has de ver.

La doncella con gusto su alma entrega,
un cometa nocturno se asosiega,

y en la noche, destella aquella estrella,
un cometa la besa por doquier,
y la dicha le llena, le sosiega.


El conjuro es el fin de aquel tormento,
la pasión el principio al sentimiento,

esas lágrimas plenas de pureza,
las de aquellos que anhelan la belleza
de su amante, patrón de sutileza,
el feliz colofón de la tristeza.

Él, gozoso regresa, espera ufana
ella, cual luz solar a la mañana.

Y es la brisa de un suspiro el aliento,
que mantiene el amor con más firmeza,
acercándolo presto hacia el nirvana.


Transparente y volando ya el latido
Penetrante e incesante ya ha vencido

Es su unión plenilunio reflejado
en destino de cielo plateado
El sentir de sus almas ha cruzado
dimensión de un destello inexplorado

Es la paz y la calma del amor
Susurrando gemidos y clamor

Es vibrar en un mundo inadvertido
que en dorado los hilos ha enhebrado
deshaciendo prejuicios y pavor


Y si un día divisas en el cielo
resplandor de deseo y terciopelo

Ya sabrás que avistaste a los amantes
que recorren con besos desbordantes
universos, planetas tan distantes,
sus fulgores palpitan deslumbrantes.

Los luceros amándose en lo eterno
y su luna rebosa por lo tierno

y lo grácil del trazo de su vuelo.
Les regala sus visos tan brillantes,
a su amor, plenilunio sempiterno.





@rebktd
@horten67
@AljndroPoetry
@raulrib2
& @DeeDee

Jotabeí
leer más   
25
65comentarios 310 lecturas versoclasico karma: 116

Tanto he muerto...

He recorrido tantos caminos
con tantas promesa de destino
con tantos trofeos
y tantas preseas prometidas...

he visto soles, tantos soles,
y flores, tantas flores,
y ojos de azul oceánico,
tantos ojos...

he besado bocas, tantas bocas,
tanta miel, tanto ajenjo;
y he dormido arropado
entre tantas pieles ajenas,
bajo tantas lunas;
tanta tibieza, tanto calor,
tanto frío...

he recorrido tus senderos,
tantas veces,
enredado en tus remolinos;
he bebido de tus oasis,
y he saciado la sed
de mil y una vidas...

se me han desgastado,
quizá la mitad
de los tantos granitos de arena
o de las tantas gotitas de clepsidra
de ese reloj con fecha de expiración
que en algún momento,
antes de iniciar esta vida,
me fue obsequiado...

he buscado la felicidad,
tanto la he buscado,
he sido feliz
y desdichado,
he obsequiado alegría
a raudales,
amargura también...

he vivido,
sí, he vivido,
tanto he vivido...

y he muerto,
tanto he muerto,
las mil y una muertes
que cada ser humano
debe morir...

he imaginado universos,
tantos universos...

y he escrito versos...

tantos versos,
tanta vida,
tanta muerte,
tanta dicha,
tanto ajenjo,
tantos ojos,
tanta tibieza,
tanto frío.




~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-jun-4
leer más   
22
20comentarios 131 lecturas versolibre karma: 102

Anocheciendo

Nunca entenderé el ritmo de la vida contigo. Te puedo desvestir la realidad, que a ti siempre te quedará una gota de ensueño. Nunca te faltarán ganas de besar lunas y noches brillantes, mientras a mí me apresan sombras inquietantes.
Los días pasan y pesan ahora que no nos reconocemos y tú hablas como el silencio.


©Alejandro P. Morales.
leer más   
5
4comentarios 47 lecturas prosapoetica karma: 64

Luna

Entre tu crepúsculo y mi oscuridad,
vive Diana con su luz a consignación.
Milenaria celestina de sueños,
penas, miedos y esperanzas.
Enamorada del eterno imposible,
vaso de leche tibia.
Tía confidente.

Su albor arrulló las caricias de las olas en la arena.
¿Tantas dudas?.
¿Tantas incógnitas?.
Guía de tortugas en su amado viaje,
ala perpetuidad, y su fin.
Consuelo de los Navíos sin destino,
que reposan en el fondo del mar.

De sus destellos logré atrapar en las palmas de mis manos,
el recuerdo prisionero de mis silencios,
y con el material remanente de mis sueños fabriqué un prisma,
para advertir el arcoíris lunar,
puente,
entre tu crepúsculo y mi oscuridad.
leer más   
8
4comentarios 67 lecturas versolibre karma: 92

Lamento al Ocaso

Nubes desgajadas
cuando la tarde envejece.
Una postal lunar se revela
sobre un tibio lienzo lila
y destellos plateados
aclaran mi vista y lamento:

Solitario sobre una tundra
pregunto si existo cuando me recuerdas,
mas los astros distantes de mí
no saben siquiera que vives.

Adustos y taciturnos
contemplan esferas que giran
y todo el estruendo que aquí suena a caos
es mudo más allá de la Luna.

Tormentas, perezas y sueños
que en siglos de almas se han gestado,
¿a dónde van cuando sabemos
que el Hombre no es la medida del universo?
leer más   
4
sin comentarios 41 lecturas versolibre karma: 47

Destinos preunidos

Despido el tiempo con creces,
amanece un nuevo día,
impertérrito, duradero,
se jacta de la noche mil veces.
Estalla el esplendor de las nubes,
rayos de fuego, once lunas,
la que falta llueve en mi corazón
las gotas del ser al que te pareces.
Cantos de agua, joven secreto,
traspasa los gramos del ingenio,
pesa los millones de besos
que gesta a lo que me perteneces.
Vidas de ritmo, atestadas de ancianos,
abierto el techo del mundo,
planeta andado por lo titilante,
sangre y amor, ten de mí lo que desees.
Mata el sol, el mítico dios de dioses,
acuna la sal que la arena destella
en los rostros del mundo;
la felicidad, lo que te doy: lo que te mereces.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
10
5comentarios 70 lecturas versolibre karma: 96

Se tensa el arco

Que no me alcanzan
ni los versos ni el tiempo
ni las mil vidas
imaginarias... ¡No!
Ni alcanza o basta
este millón de besos
para plantar
en un lunar o dos...
constelación
y cosmos es tu ser.
Se tensa el arco,
se fractura la flecha.

Es que tú y yo:
¡destino y paradoja!
Es que tú y yo: ¡jamás!



~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-mayo-28
leer más   
18
19comentarios 151 lecturas versoclasico karma: 112

Para el corazón me bastan tus alas

Para el corazòn,me bastan tus alas.
Para mí sonrisa,me basta tu mirada.
Para mis letras,tu fantasía
Para mís labios..tus baladas.
No habrá tristeza,si me aguardas
en la memoria.
No habrá soledad,si del olvido
nunca me haces recuerdo.
No habrá nostalgia,si me escribes versos.
No habrá invierno....si tu me amas.
Para las noches,lunas de cereza.
Para el horizonte, lluvia de cometas.
Para la primavera, metáforas de fresa.
Para mí fantasía...tus estrellas.
No habrá herida,si el mar está en calma.
No habrá tormenta,si tu me abrazas.
No habrá silencio,si me haces lluvia.
No habrá imposibles...si me vuelan tus mariposas...en el alma.
leer más   
6
sin comentarios 56 lecturas versolibre karma: 78

alas de angel

Cuantas lunas nacen,cuantas violetas sufren ,cuantas estrellas se apagan,cuantas sirenas se enamoran,cuantas vidas gastare, sin poder entender la realidad de este mundo ,cuantas veces seras lobo ,cuantas veces seras sierbo ,y para volver a sentir nuestro amor ,devo quitar mis alas .
leer más   
4
1comentarios 46 lecturas prosapoetica karma: 69

Carta a la deriva

Te escribo
para que no me dejes
rodeado
de trozos
de soledad,
para que no me dejes
al borde
del eco
silencioso
que nos atraviesa.

Te escribo
porque estoy atrapado
en la carcoma
de la oscuridad
que nos separa.

¿Leerás mi angustia?

Si vienes,
trae el abrigo
de tus manos,
la espuma
de las noches,
la mirada que reverbera
en tu pecho,
la madrugada
entre tus piernas.

Si te vas,
llévate las calles solitarias,
las lunas apagadas,
el velo amargo
de mis ojos,
el agujero de mi alma.


©Alejandro P. Morales.
leer más   
19
10comentarios 107 lecturas versolibre karma: 114

Mi país

Me gustan
los campos de su cuerpo,
crearé tribus
con mis sentidos
acampando en sus laderas,
beberé el horizonte
sorbo a sorbo
las lunas y lunares
dormire en su gramilla
besaré sus grietas
desmayando mi lengua
sobre sus aguas,
ese será mi país
territorio de deseos
esperando despertarse.
leer más   
12
8comentarios 161 lecturas prosapoetica karma: 85

¿Correspondido?

A millones de pasos, a un milenio su beso
mi secreto distante, mi deseo dormido
si pudiera tocarlo, desprenderlo del nido
y volar a su lado, conquistar su regreso

En el tronco del sauce, con un pálpito impreso
en el cielo talado, con el sol malherido
se refugian sus notas, el celeste sonido
de sus lunas virtuosas, del amor que profeso

¿Hallaré su camino?, ¿Sorberé sus caricias?
Con mis alas de fuego, mi vapor de papel
Emprendiendo mi vuelo, navegando en la bruma

Si volviera su rostro, vendaval de delicias
¿Miraría mi ensueño?, ¿Bebería mi miel?
Me consumen temores, el dilema me ahúma

Voluntad que se esfuma
Con las olas de dudas, sin verdad, sin certezas
Con incógnitas mudas, sin vestigios, sin piezas.




Dee Dee Acosta
leer más   
22
24comentarios 157 lecturas versoclasico karma: 112
« anterior1234520